Lo importante es lo que no se ve

Maitreya – El Instructor del Mundo

Disposición para el nuevo mundo – una recopilación

Un extracto

Presentamos una selección de citas sobre el tema de ‘Disposición para el nuevo mundo’. Las citas provienen de Maitreya (Mensajes de Maitreya el Cristo y Las Enseñanzas de Maitreya – Las Leyes de la Vida), el Maestro de Benjamin Creme (Un Maestro Habla yShare International) y de los escritos de Benjamin Creme.

Desde el punto de vista de los Maestros la humanidad nunca ha estado tan preparada para el nuevo mundo que el futuro traerá. Nunca ha estado tan cerca un tiempo de inspiración y disposición para trabajar para el bien común. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La espada de la división’)

Mis queridos amigos, es con alegría que os hablo una vez más de esta manera y os revelo algunos hechos nuevos de Mi Emerger. El progreso de Mi Emerger continúa bien. Mis planes están siendo cumplidos. Cada vez más de vuestros hermanos y hermanas Me escuchan y responden bien a Mi Llamada. Sabiéndolo o no, ellos, también, esperan Mi Presencia y a ese hecho responden. Ellos están preparados hoy para recibir los medios del cambio, los esquemas de la Nueva Dispensación para este mundo. Ellos están preparados para dar la bienvenida al nacimiento de esta Nueva Era que llama a todos hacia la divinidad. (Maitreya, del Mensaje Nº 118)

Los hombres esperan una señal de una fuente superior. Conscientemente o no, ellos saben que estos no son tiempos corrientes sino tiempos de mayor importancia, de máxima tensión y de posibilidades ilimitadas. Ellos vuelven a las antiguas Verdades, las escrituras deterioradas por el tiempo y los ritos del pasado, pero, algo insatisfechos, sienten, y esperan la revelación de lo Nuevo.
Ese Nueva Revelación, también, espera al corazón buscador del hombre; la realización simple de la fraternidad llenará el Cáliz extendido. Los hombres, en millones, están preparados para esta consumación bendita y vuelven sus cabezas hacia arriba con expectación y esperanza renovadas.
No en vano esperan los hombres. No sin propósito es su esperanza. Maitreya ha venido a cumplir las promesas, a reconciliar hombre con hombre y hombres con Dios. Él ha venido “para hacer todas las cosas nuevas”, para llenar el Cáliz del hombre con el néctar del Amor, y conducir con seguridad a los hombres hacia el Nuevo y Bendito Tiempo. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘El Nuevo y Bendito Tiempo’)

[Maitreya] observa el estado del mundo, lo que estamos haciendo por nosotros mismos: ¿estamos dispuestos a oír este mensaje extraordinario que es un reto para nuestra humanidad? Es un reto para cada individuo que lo oye: ¿estamos dispuestos a ser verdaderos seres huma­nos?, a compartir, a crear las condiciones en las que cada uno, sin excepción, tenga el derecho de desarrollar su potencial, un potencial espiritual en el sentido más profundo de la palabra: hacer su vida mejor en el plano físico, el plano emocional, mental y espiritual. Vivir y manifestar eso por lo cual se encarnaron en primer lugar. Es en gran medida nuestras estructuras políticas, económicas y sociales corruptas que nos impiden hacer esto. Requiere un cambio de corazón – y esto, creo, está teniendo lugar, sino Él no podría estar aquí – que será estimulado por Maitreya cuando hable abiertamente. (Benjamin Creme, La Misión de Maitreya, Tomo III)

En breve, nuevas energías entrarán en nuestras vidas e inspirarán a los hombres a la acción creativa. Se dará un nuevo estímulo armonioso al arte y al arte de vivir. Una belleza jamás vista anteriormente transformará los caminos de los hombres e iluminará para siempre la naturaleza de Dios. El hombre está ahora preparado para la Revelación. Su corazón y mente preparados y orientados hacia el futuro, espera la gloria que, por disponibilidad, él ha invocado. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘El arte de vivir’)

En cada siglo, emergen unos pocos hombres que destacan de sus contemporáneos. Sus dones son manifiestos, su genialidad brilla para que todos la vean y aclamen. Les conocemos como los grandes descubridores, pintores, escritores, músicos y científicos cuyo trabajo ha conducido a la humanidad hacia adelante en una creciente conciencia despierta de sí misma y su potencial.
En los tiempos recientes, su énfasis ha estado en la ciencia y la expansión del conocimiento humano. Esto ha preparado el camino para un extraordinario despertar de la mente de los hombres a un nivel más allá de lo que se esperaba alcanzar hasta ahora. El hombre permanece hoy en el umbral de una nueva iluminación, de descubrimientos que ensombrecerán todos los logros previos.
Esta época venidera será conocida como la Era de la Luz, y la Luz en todos sus significados y manifestaciones se convertirá en el origen del hombre. Ya, las señales están ahí para que los que disciernen que el hombre está llamando a la puerta que conduce a la Cámara de la Luz. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La Era de la Luz’)

Cuando el mundo esté preparado para recibirme, hablaré a los hombres en todas partes como Aquel que es esperado, Aquel a quien han llamado, Aquel que viene para guiarlos en la Nueva Era. Mi Misión acaba de comenzar, pero, ya, existen las señales de respuesta, de reconocimiento de que Mi Advenimiento está próximo. Hay muchos ahora, por todo el mundo, que sienten Mi Presencia, que están abiertos y preparados para Mi Enseñanza. (Maitreya, del Mensaje Nº 8)

Nosotros que miramos a la vida más allá de las formas y sucesos externos sabemos con certeza que este periodo difícil se ha casi acabado, que la estabilidad y la calma anhelados por tantos están casi al alcance de la mano, y que la humanidad se está despertando, refrescada y renovada, de su larga y oscura noche.
Así el mundo está ahora preparado para la reaparición del Cristo. Así los hombres están ahora preparados para lo que Él tenga que dar. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘El Fin del Caos’)

Hoy, por fin, una nueva luz está conduciendo a los hombres a la realización de su futura gloria como colaboradores y cocreadores con Dios. Muchas son las pruebas que esperan a los hombres en el sendero hacia semejante destino, pero nunca antes han estado tan listos y preparados para hacer frente a este reto. Contra todas las expectativas, y a pesar de todas las apariencias en contra, la humanidad está a punto de emerger de su crisálida de oscuridad, su impotencia y temor. Con creciente audacia y resolución, se están tendiendo los pasos de los hombres en dirección a la unidad y la justicia, la cooperación y el compartir, la simplicidad y la confianza. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La necesidad de confianza’)

Ahora se está acercando el tiempo de la regeneración. Ahora comienza la Era de la Verdad. Primero, Maitreya. Luego se nos verá a Nosotros.
El presente es un tiempo de crisis y de promesa. Lo Nuevo se esfuerza por encontrar forma. Lo Viejo lucha por sobrevivir en medio del destinado cambio. La humanidad está preparada para el próximo paso; el largo sueño se acaba; los durmientes se despiertan. La llamada a la libertad y alegría resuena en los corazones de los pueblos y los impulsa a la acción.
Poco tiempo hay ahora para prepararse. Pronto se verá el rostro de Maitreya. Sólo Él puede tender un puente sobre las divisiones entre las naciones y llevarlas, confiando, a ayudarse entre sí. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Colaboradores con Dios’)

Mis queridos amigos, estoy con vosotros una vez más, y con alegría veo la luz de la Aspiración alrededor de vosotros. Esto Me confirma Mi conocimiento de vuestra disposición de trabajar por Mí. Mi corazón se regocija a la vista de esta verdad interior que brilla desde el cáliz de vuestro corazón. Haced sitio, amigos Míos, a esta Verdad en vuestras vidas y abrid ante vosotros la puerta del futuro. Mi labor es iluminar el sendero hacia ese glorioso futuro para la humanidad; despertar en vosotros el principio del Amor; conduciros adelante hacia la manifestación de ese Amor, de unos hacia otros, y así atraer a todos los hombres hacia Dios…
Yo vengo a tiempo. Yo compenso el equilibrio del mundo. Yo Me comprometo a la labor. Yo adoro la Libertad. Yo percibo la disposición de los hombres. Yo dejo nada al azar. Yo invoco lo Nuevo. Yo remedio los males pasados. Yo transformo lo Viejo. Yo toco vuestra frente. Yo comando una hueste de ángeles. Yo sirvo al Plan de Dios. Yo abrazo a Mis hermanos. (Maitreya, del Mensaje Nº 120)

El mundo está preparado para el cambio, y existen millones de personas en el mundo que lo saben, aunque podrían no tener voz de momento. Maitreya se convertirá en la voz de las personas que ven la necesidad de cambiar. Él galvanizará la opinión pública mundial, y una opinión pública mundial galvanizada y educada es una fuerza contra la cual ninguna nación en la tierra puede resistirse. (Benjamin Creme, El Gran Acercamiento)

El mundo está preparado para más luz. Los pueblos en todas partes están sedientos de conocimientos nuevos sobre sí mismos y de Dios. Debido a esta disposición, los Maestros se han preparado a Sí mismos para inau­gurar una nueva era de Luz. Se ofrecerá a la humanidad ilimitadas oportunidades para el progreso: el hombre se maravillará con los descubrimientos que abrirán la puerta al dominio de las fuerzas naturales; permanecerá atónito ante los prodigios y la belleza así revelados; conocerá con certeza absoluta el hecho de Dios y su relación con esa divinidad, y accederá de buen grado a cooperar con el Plan Divino. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Que haya luz’)

La humanidad tiene ahora la posibilidad de entrar en una nueva edad espiritual y de construir una civilización mayor que cualquiera que se haya conocido antes – mayor que la atlante o cualquiera otra civilización posterior. Tenemos la oportunidad. Inevitablemente, nosotros tenemos que construirla. Pero estamos listos para ello. Tenemos la capacidad para ello. Bajo la guía de los Maestros, construiremos una civilización basada en la fraternidad, el amor, el justo compartir, la correcta relación con los demás y con Dios. (Benjamin Creme, La Reaparición del Cristo y los Maestros de Sabiduría)

Durante cinco largos siglos, los Maestros han esperado este momento, preparados para añadir Sus dones y sabiduría a los esfuerzos de los hombres. Sabiéndolo o no, los hombres se han aventajado a sí mismos y, en contra de todas las expectativas, los hombres se han preparado para una nueva revelación, para recibir nueva luz y conocimiento, para ver un nuevo significado y propósito en sus vidas y para demostrar esta creciente conciencia despierta en tecnologías, ciencias y relaciones enteramente nuevas.
No por nada se ha dicho: “Cuando el alumno está preparado el Maestro aparece.” Esto es tan cierto a escala de masas como individual. Hoy, la humanidad como alumna, como discípula mundial, probada y comprobada, está preparada para entrar en una nueva vida, la vida de servicio a la raza.
El cambio en la conciencia que está teniendo lugar ahora revelará a los hombres que su sentido de separación es ilusión, que nada existe en toda la creación que esté desconectado de la Totalidad. Esta naciente conciencia despierta y disposición para el cambio de los hombres ha invocado al Instructor y los Instructores, porque eso somos. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Nueva luz, nueva comprensión’)

No tengáis miedo, amigos Míos, porque todo irá bien. La Nueva Luz brilla, la Tierra Nueva os llama, y en esa Tierra os mostraré las maravillas de Dios. Estad preparados para seguirme allí y poder manifestar vuestra grandeza dada por Dios. (Maitreya, del Mensaje Nº 36)

Cada paso evolutivo realizado por el hombre necesita unos largos períodos de preparación, y lo que está sucediendo actualmente, y aquello que estamos a punto de presenciar, es el resultado de siglos de actividad planeada por parte de la Jerarquía. De Nuestro trabajo en todas las áreas y direcciones está creciendo una nueva síntesis. Visto desde Nuestro punto de vista, la humanidad está mejor preparada que nunca antes para heredar su derecho de nacimiento y para realizar desde ella misma su pleno potencial divino. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Un futuro mejor para todos’)

Cuando el hombre despierte al conocimiento de su verdadera naturaleza una profunda transformación tendrá lugar en la Tierra. Ese suceso no está demasiado lejano, como muchos podrían asumir. Incluso ahora, están apareciendo las señales que nos muestran a Nosotros, vuestros Hermanos Mayores, que muchos están despertando a esta bendita verdad. El Imán de la Evolución, el motor espiritual de Dios, impulsa hacia adelante y arriba a muchos ahora preparados para esta revelación. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La elección esencial del hombre’)

Los Maestros ven a la humanidad que ha llegado a un punto donde tienen la disposición de aprender. Esa es la razón de que los Maestros estén aquí. Les hemos invocado al estar más preparados que nunca para seguir los preceptos de los Maestros y crear armonía y justicia. (Benjamin Creme, El Arte de Vivir)

Mis preparativos están bien realizados. Mis servidores están listos. Mi Verdad enciende una nueva Luz en los hombres. Mi Objetivo es infalible. Mi Espíritu está feliz. Mis Maestros trabajan con Alegría. Mi Orientación es vuestra para solicitarla. Tomad Mi mano, amigos Míos, y dejadme conduciros a cruzar el río. Dejadme guiaros a cruzar el angosto puente. Dejadme mostraros la belleza que reposa en el otro lado. Esa belleza, amigos Míos, es vuestro verdadero Ser. Ayudadme, amigos Míos, a ayudaros, y juntos transformemos este mundo. (Maitreya, del Mensaje Nº 130)

Hoy en día, el mundo está preparado para recibir en su seno al Instructor, al Avatar, al Precursor de la Nueva Era. En todos lados, se manifiesta una gran expectativa; por todas partes, la gente llega a tener conciencia, por muy vaga que sea, de que la hora destinada ha llegado. Las divisiones abundan, pero, cada vez más, las naciones se dan cuenta de su interdependencia y de la necesidad de una acción concertada para resolver sus problemas. La conciencia global crece, lenta pero segura, y la humanidad hoy en día se encuentra con una preparación para el regreso del Cristo mejor que en cualquier otro momento anterior de su historia. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘El regreso del Cristo’)

A pesar de las evidencias en contra, los hombres están listos –en realidad, ansiosos– para el cambio, para la reafirmación de la realidad de la Fraternidad y la Justicia, para la necesidad de Armonía y Paz. Así los hombres responderán a la llamada de Maitreya para estos símbolos antiguos, llevados ahora a la práctica. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Fin de Siglo’)

La tendencia más poderosa en el mundo actualmente es el progreso realizado bajo el estímulo de los Maestros. Es cierto, el Maestro hace esto. Él escribe un artículo que trata en su totalidad sobre el calamitoso estado del planeta, los problemas, pero Él siempre acaba con una nota positiva. Él siempre trae esperanza al final del mismo. “A pesar de las exigencias del momento, a pesar del terror, del hambre, de todas estas desigualdades que abundan en el mundo, no obstante, el mundo está más preparado para el Cristo como nunca lo ha estado.” No estaban preparados para el Cristo hace 2.000 años, así que Él sólo pudo estar tres años. Esta vez Él va a permanecer 2.500 años y va a estimular la transformación del mundo. Será realmente un tiempo muy interesante. (Benjamin Creme, El Instructor del Mundo para toda la Humidad)

Amigos Míos, estoy cerca de vosotros realmente. Veo a vuestro alrededor vuestra aspiración y amor, vuestra esperanza y deseo por un mundo mejor. Creedme, amigos Míos, todo esto se cumplirá. Ese Nuevo Mundo está ahora creándose, se está formando con el pensamiento y el deseo, y desciende lentamente. (Maitreya, del Mensaje Nº 100)

Las personas de las naciones están maduras y listas para el cambio. Ellas piden el cambio y una vida más significativa. Maitreya recordará a los hombres de lo fundamental sin lo cual no hay futuro para el hombre: Justicia y Paz. Y el único camino hacia ambas es a través del compartir. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Primera entrevista de Maitreya’)

Cuando Maitreya hable, Él mostrará que esto es así, que el mundo está preparado para la adopción de nuevas y mejores formas, basadas en las verdaderas necesidades de los pueblos de todas partes. Suya es la labor de centrar y fortalecer esta creciente realización de la unión y la unidad de los hombres, de su mutua dependencia y divinidad que despierta. Así Maitreya y la humanidad trabajarán juntos para la restauración de este mundo. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La restauración del mundo’)

Esperad Mi Enseñanza con expectación y confianza. Sabed que Yo estoy aquí y que trabajo por vosotros. Decid esto a vuestros hermanos. Decidles que Maitreya, el Señor del Amor, está entre ellos; que el Instructor de la Era ha venido; que el Nuevo Mundo desciende; que la Nueva Luz llama; que los corazones de los hombres están abiertos y preparados para la Verdad. Decidles esto, amigos Míos, y preparad Mi camino. (Maitreya, del Mensaje Nº 126)

Los hombres de todas partes están al fin preparados para una nueva interpretación del significado y propósito de la vida, para el compartir, la justicia y la paz; para las correctas relaciones, la fraternidad y una mayor felicidad. Ellos están preparados, al fin, para la llamada de Maitreya. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La maldición de la comercialización’)

Revista Share Internacional – Diciembre 2014

Fuente: http://www.share-es.org/current.htm#recopilacion

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Anuncios

Señales del Momento – Revista Share Internacional – Octubre 2014

Ilustración de la revista Share Internacional

Milagro Premananda

Milagro en el ashram de Swami Premananda
El 4 de julio de 2014 empezó a fluir vibhuti, o ceniza sagrada, de una estatua de Swami Premananda, el Avatar espiritual, que falleció el 21 de febrero de 2011. La estatua está en el Templo Premeshvarar, Ashram de Swami Premananda, Tamil Nadu, Sur de la India. Foto enviada por S. L.

(El Maestro de Benjamin Creme confirma que se trata de un milagro auténtico manifestado por Premananda.)

 

Ovni, Montecarlo

 

Una de una serie de fotos hechas desde diferentes ángulos, mostrando todas este fenómeno. Hechas en Montecarlo en agosto de 2013. Enviada por I., Holanda.
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que muestra un vehículo espacial de Marte.)

Otra berenjena que cuando se cortó reveló la palabra ‘GOD’ (Dios en inglés) fue descubierta por A. d. B., Munich, en agosto de 2014. (Ver foto de la berenjena de Louisiana en el ejemplar de Septiembre de Share International).
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que se trata de otro milagro manifestado por el Maestro Jesús, y otras más están siendo planificados.)

Patrones de luz, Alemania

 

Patrones de luz fotografiados por S. L. en Worms, Alemania, 27 de diciembre de 2013.

 

NASA, Deva, Sol

NASA – Imagen del sol del Observatorio Solar y Heliosférico (SOHO) de la NASA hecha el 22 de agosto de 2014 que captura la figura de un ‘ángel’ (Fuente: NASA, ufosightingstoday.com, YouTube: myunhauzen74)
(El Maestro de Benjamin Creme confirma que la figura es un Gigantesco Deva, como se les conoce en Oriente.)

(Ver también Share International Abril 2013 para imágenes anteriores de la NASA mostrando un ‘ángel’ cerca del sol.)

Formaciones de las cosechas 2014

Cuatro de las muchas formaciones de las cosechas que aparecieron en Inglaterra en el verano de 2014, en el trigo, todas confirmadas por el Maestro de Benjamin Creme de haber sido creadas por naves espaciales de Marte.

© Steve Alexander. Para más Información: www.temporarytemples.co.uk

Círculo de la Cosecha, UK

 

 

Wilmington Longman, cerca de Wilmington, East Sussex, 3 de Julio de 2014.

 

 

Círculo de la Cosecha, UK

 

Gussage St Andrews, Dorset, 13 de Agosto de 2014.

 

 

Círculo de la Cosecha, UK

 

 

Nettle Hill, cerca de Ansty, Warwickshire, 16 de Agosto de 2014.

 

Círculo de la Cosecha, UK

 

 

Green Street, cerca de Averbury, Wiltshire, 8 de Agosto de 2014.

 

 

Fuente: http://www.share-es.org/2014/con-102014.htm#signs

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Mensaje de Maitreya – Noviembre 2014

Cuando los hombres Me vean por primera vez y Me conozcan por lo que soy, ellos se encontrarán cambiando interiormente.

Muchos por primera vez regresarán a la alegría de la infancia y encontrarán el mundo un mejor hogar por ello. Muchos se sentirán fortalecidos en su deseo de servir y colocarse en la vanguardia del cambio. Estos son aquellos a los cuales Yo llamaré para la labor de la reposición del espíritu y alegría del hombre.

Creed si podéis que Yo estoy con vosotros, listo para utilizar Mi fuerza en vuestro nombre.

Creed, si podéis, Mis amigos, que yo aguardo ávidamente el día de Mi regreso abierto.

Los lectores notarán que este mensaje es de Maitreya, el Instructor del Mundo, en lugar del Maestro de Benjamin Creme. Fue dado, por un proceso de telepatía mental a través de Benjamin Creme, el 7 de octubre de 2014.

Fuente: http://www.share-es.org/current.htm#master

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La Agrupación de las Fuerzas de la Luz: Ovnis y Su Misión Espiritual, de Benjamin Creme

Recensión de Dick Larson

AFL

La Agrupación de las Fuerzas de la Luz: Ovnis y Su Misión Espiritual (AFL) de Benjamin Creme es un documento inestimable para aquellos que buscan información sobre el ‘cómo’ y el ‘por qué’ de la actividad ovni, que se ha vuelto tan aparente últimamente. ¿Son algunos de ellos reales? Si es así, ¿cuáles? ¿Por qué están aquí? ¿Por qué no les vemos todo el tiempo? ¿Qué apariencia tienen las personas del espacio? Este libro fascinante contiene las respuestas a estas y muchas otras preguntas sobre las personas del espacio y sus naves espaciales, proporcionando información específica no disponible en ningún otro sitio. AFL es también el libro definitivo para aquellos que buscan información convincente sobre enfoques más efectivos a la educación, incluyendo educar a los hijos.

Abre con una introducción de Benjamin Creme en la cual explica el contenido básico del libro: la Primera Parte sobre los Hermanos del Espacio y sus ovnis, y la Segunda Parte sobre ‘Educación en la Nueva Era’. Luego presenta un artículo, ‘El Momento de la Revelación’, escrito para la revista Share International a través de Benjamin Creme por su Maestro, uno de los 62 Maestros de Sabiduría que conforman la Jerarquía Espiritual de la Tierra. Benjamin Creme está en constante contacto con este Maestro. Es este vínculo de comunicación con su Maestro junto a la amplia gama de experiencias personales de Creme lo que nutre de información a este libro. Este libro no es mera conjetura y teoría sobre ovnis y vida en otros planetas, rebosa datos, certezas y detalles mientras el autor teje su historia de nuestros visitantes del espacio y su misión de socorro –una misión espiritual.

Un tópico importante

Existen cuevas en las que habitó la humanidad prehistórica que tienen pinturas de ovnis y personas del espacio en las paredes. Benjamin Creme explica que las personas del espacio han estado visitando la humanidad en la Tierra durante 300.000 años. Él no pierde el tiempo en explicar la importancia de esta información: "Existe una enorme cantidad de información de un tipo u otro sobre los ovnis, parte de ella es verdadera, completamente auténtica, y una gran cantidad de ella es completamente irreal y falsa. Este es un tema enorme y muy importante". (p.7) No obstante durante más de 60 años los gobiernos de las naciones desarrolladas han denigrado y demonizado a estas personas del espacio amorosas y amables como "alienígenas" que matan ganado, experimentan con nosotros, y, por razones desconocidas, supuestamente buscan causarnos daños. Unos medios de comunicación cínicos e incluso muchas películas que muestran a terrícolas luchando contra monstruos del espacio alimenta aún más el temor y la confusión.

Benjamin Creme explica la causa de estas distorsiones por parte de nuestros gobiernos. Si las personas supieran que existen visitantes sabios que desean ayudarnos, dejarían de escuchar a los líderes mundiales y pedirían escuchar de los Hermanos del Espacio sobre cómo experimentar el propósito y la alegría de la vida más plenamente. Así que reconocer la existencia de tales seres humanos maravillosos y avanzados sería un suicidio político. Otra razón de que los gobiernos denieguen la existencia de los ovnis es debido a que están preocupados por el pánico entre las personas a las que han enseñado a temer a los ovnis. Así que los gobiernos declaran que los ovnis son (o no son) dañiños mientras que, al mismo tiempo, deniegan su existencia. El Maestro de Benjamin Creme afirma: "No obstante todos los gobiernos tiene pruebas irrefutables de la existencia, creatividad y tecnología superior de estos valientes e inofensivos visitantes de los planetas hermanos de nuestro sistema." (p.6)

La humanidad existe en todo el cosmos. Sin embargo, estos visitantes del espacio no vienen de las Pléyades ni de Sirio, como muchos piensan: "No existe contacto abierto entre nuestra civilización y la de las Pléyades." (p.46) Unos pocos son de Saturno, y Júpiter, pero la mayoría de las naves ovnis y sus tripulaciones, que están aquí en miles, provienen de nuestros planetas vecinos Venus y Marte.
Creme describe al menos dos grandes crisis mundiales en las cuales recibimos ayuda desde detrás de la escena de nuestros Hermanos del Espacio para prevenir el desastre. La primera fue al comienzo de la guerra fría cuando Rusia bloqueó su zona y separó Berlín Este de Berlín Oeste. La segunda instancia fue la Crisis Cubana de los Misiles. En ambas situaciones, los presidentes de EEUU en esos momentos recibieron consejo de un hermano del espacio sobre cómo evitar el desastre y, con la ayuda de las personas del espacio retirando la energía negativa, una muy posible Tercera Guerra Mundial nuclear fue evitada dos veces.

La misión

Al igual que nuestro cuerpo físico es un sistema y cuando parte del mismo se colapsa, el resto del sistema se apresura para ayudar a curarlo, igualmente, nuestro sistema solar es un ente –una confederación de planetas– que tiene un Plan y una Gran Conciencia que supervisa ese Plan allí donde una curación similar puede ocurrir. "Las Jerarquías [Maestros] de todos los planetas trabajan juntas en un tipo de parlamento interplanetario." (p.27) El Planeta Tierra está retrasando la evolución del sistema solar debido a que no hemos puesto fin a la guerra y la contaminación. Hemos hecho giros erróneos y necesitamos ayuda para regresar al sendero del Plan. Así que otras partes del sistema solar –prójimos humanos de otros planetas– se han apresurado a ayudar. Están aquí en una misión de rescate –una misión espiritual.

Contaminación

Su misión actual tiene lugar en al menos cinco áreas primarias que se describen con detalle en este libro extraordinario. La primera parte de su misión es ayudar a mantener vivo nuestro planeta limpiando nuestra contaminación. Con enormes naves, las personas del espacio están neutralizando gran parte de nuestra contaminación, sobre todo nuclear, en aire, tierra y agua, y lo han estado haciendo 24 horas al día durante años. Sin su ayuda, nuestro planeta se estaría muriendo. "La naturaleza de los Hermanos del Espacio es servir. Realizan grandes sacrificios para ayudar a nuestro planeta." (p.15) Ellos no pueden limpiarlo todo porque no es su estropicio. Así que están limitados por el karma, pero hacen lo que pueden hasta que despertemos y lo limpiemos nosotros. El mayor peligro es de la contaminación nuclear que se vierte desde todas nuestras centrales nucleares y pruebas nucleares.

Benjamin Creme nos explica que una fuente de mucha confusión y desinformación proviene de las limitaciones de nuestra ciencia. Solo somos conscientes de tres niveles de materia física: sólida, líquida y gaseosa. Pero existen 4 niveles por encima del nivel gaseoso denominada materia etérica. Es también materia física, pero no física sólida. Así que uno no puede ver la materia física etérica a menos que uno tenga visión etérica. Muy pocos de nosotros la tienen. Los ovnis están hechos de esta materia física etérica, como también las tripulaciones que las manejan. Ellos se ven unos a otros como lo hacemos entre nosotros, sin embargo no podemos verles, a menos que disminuyan la vibración de sus cuerpos y/o sus naves espaciales así que temporalmente se convierten en sólidas físicas. Entonces podemos verles, pero solo cuando ellos quieran que lo hagamos. Ellos no desean atemorizar a las personas, así que son cautos a la hora de mostrarse. Si alguien siente temor de ellos, simplemente desaparecen, se marchan.

Materia etérica nuclear se filtra de nuestras centrales nucleares y pruebas nucleares, pero nuestros instrumentos son demasiado toscos para detectarla. Los Maestros indican que esta poderosa contaminación nuclear es la causa de la enfermedad de Alzheimer temprana e incrementa dramáticamente los nacimientos de niños autistas. Destruye nuestros sistemas inmunes y nos hace vulnerables a enfermedades –gripes, cánceres, etc.– a las que normalmente seríamos inmunes.

Círculos de las cosechas

La segunda parte de la misión de los ovnis es crear los hermosos círculos de las cosechas que aparecen en todo el mundo. Estos círculos de las cosechas, que doblan pero (casi milagrosamente) nunca rompen o matan el cultivo, son una maravillosa "tarjeta de visita" que nos indica que realmente están aquí. Benjamin Creme lo expresa de forma espléndida: "Si tienes ojos para ver, esta señal te indica que alguien de tremenda inteligencia, habilidad, tacto y cautela ha tocado los bordes de nuestras prendas, y ha dicho: ‘Estamos aquí’." (p.15) Otra razón de los círculos de las cosechas, creados por el pensamiento y hechos por los ovnis en meros segundos, es marcar el entramado magnético energético de nuestro planeta. Esto, combinado con la energía del sol, es para un futuro uso como parte de la Ciencia de la Luz –un regalo para nosotros de los Hermanos del Espacio una vez que hayamos puesto fin a las guerras– y que proporcionará energía no contaminante, gratuita y casi inagotable para nuestro planeta.

La ‘estrella’

La tercera parte de la misión de los Hermanos del Espacio es proporcionar una hermosa e inequívoca señal sobre un evento magnificente y sin precedentes que tendrá lugar pronto. Hace dos mil años, el gran instructor, Jesús, vino para inaugurar la Era de Piscis y trajo sus enseñanzas del Amor de Dios. Los reyes magos siguieron a una ‘estrella’ mientras se desplazaba por el cielo y se detuvo sobre Belén, donde brilló sobre el lugar de nacimiento de Jesús, para que los reyes magos pudieran honrarle. Esa no era un estrella. Era una nave espacial del tamaño de dos campos y medio de fútbol hecha especialmente para este propósito. Hoy hay otra ‘estrella’ en el cielo anunciando la inminente llegada del instructor para la Era de Acuario, Maitreya, el Instructor del Mundo, que viene a enseñar el propósito detrás de la Voluntad de Dios. Pero no es realmente una estrella.

Nuevamente, los Hermanos del Espacio han creado cuatro gigantescos ovnis especiales del tamaño de cinco campos de fútbol juntos –uno Norte, uno al Sur, uno al Este y uno al Oeste en todo el mundo– para que una estrella puede ser vista por todos. Ellas brillan y centellean como estrellas, pero por otra parte no actúan como estrellas. Se mueven, cambian de color y también se ha visto que responden al pensamiento humano. YouTube está atestado de grabaciones y vídeos de la ‘estrella’ de Maitreya, como también el sitio web de Share Internacional (castellano: www.share-es.org). Las ‘estrellas’ permanecerán allí, visibles en noches claras y durante el día, hasta que el Instructor del Mundo se presente y hable a la humanidad en el Día de la Declaración.

Fuerzas de la Luz

La cuarta parte de la misión de los ovnis aquí es formar parte de las "Fuerzas de la Luz" para ayudar a la humanidad de la Tierra a avanzar en nuestra evolución. Las personas del espacio "trabajan con Maitreya a diario, cada hora, momento a momento." (p.20) "Pensamos en las Fuerzas de la Luz como la Jerarquía Esotérica: el Cristo y Su grupo de Maestros, que conforman, con Sus discípulos, las Fuerzas de la Luz de nuestro planeta… Ellos están reuniendo a una multitud de personas de todo el mundo para trabajar con Ellos en este tiempo venidero." (p.24) El Nuevo Grupo de Servidores del Mundo, creado por Maitreya en 1922, está incluido. Todos conforman las "Fuerzas de la Luz" que preparan el camino para que Maitreya se presente, cuando sea el momento adecuado, para trabajar abiertamente con la humanidad en la creación de una brillante civilización en la Tierra.

Correctas Relaciones

La quinta parte de la misión de las personas del espacio es como modelos a seguir para el establecimiento de correctas relaciones. "Vivir juntos en paz es la llamada de Maitreya. Es así cómo viven los Hermanos del Espacio, inofensiva, discreta, respetuosamente", escribe Benjamin Creme. "Somos un sistema solar. Todos nosotros estamos inmersos en un viaje hacia la perfección juntos. Estamos en diferentes niveles, algunos más cerca del final del camino, algunos de nosotros luchando por encontrar el sendero hacia el camino correcto incluso después de millones de años. Los Hermanos del Espacio están aquí para ayudar. Con su ayuda, las fuerzas del mal serán destruidas, las fuerzas que impiden a las personas de todas partes vivir juntas en paz con justicia y correctas relaciones. Las correctas relaciones son el siguiente paso destinado hacia delante para la humanidad, y con la ayuda de los Hermanos del Espacio y el emerger de nuestra propia Jerarquía de Maestros, eso tendrá lugar rápidamente." (p.22)

En AFL, Benjamin Creme explica con detalle este y otros aspectos de la misión de rescate de nuestros Hermanos y Hermanas del Espacio para la Tierra a través de la reimpresión de su conferencia sobre el tema y las posteriores preguntas y respuestas. Un tema central del mensaje de Creme todo el tiempo es que nadie más puede hacer el trabajo por nosotros. Podemos recibir consejo y enseñanzas, pero nosotros debemos hacer el trabajo de reconstrucción de nuestra sociedad y de nuestro planeta. Como dice Maitreya: "El hombre debe actuar e implementar su voluntad. Nada sucede por si solo." (p.100)

La Primera Parte concluye con unas fotos a todo color de la ‘estrella’ de Maitreya, una enorme nave espacial de Júpiter, y ejemplos de formaciones de las cosechas que aparecieron en el sur de Inglaterra, mostrando su complejidad y belleza.

Nueva educación

La Segunda Parte de AFL trata de los cambios en la educación que se requerirán en el tiempo venidero, un tiempo de nueva ciencia y de una creciente conciencia despierta de quién realmente somos y de las fuerzas trabajando alrededor nuestro.

Aquí Benjamin Creme presenta ‘La Nueva Educación’, un artículo de su Maestro que aborda nuestra existencia como almas, nuestra evolución a través de la Ley del Renacimiento, y la necesidad de que la vida aborde la vida, no solo el trabajo.

El Maestro revela: "En el sentido actual, la educación es algo verdaderamente débil, asegurando únicamente los requisitos mínimos para una comprensión y control del entorno del hombre." (p.101) "La educación se debería entender como el medio por el cual se contacta, se conoce y se da expresión al Dios que mora en el interior… La realidad del alma, el Intermediario Divino, debe lograr una aceptación general y las técnicas de contacto con este principio superior lograr ser de uso común." (p.102)

Un gran problema en la educación es que no sabemos quiénes somos: "Cada uno de nosotros es un alma en encarnación… El problema radica en que, en su mayoría, los psicólogos del desarrollo rechazan la noción del alma. La psicología no realizará ningún progreso adicional hasta que reconozca el hecho del alma." (p.130) "El propósito del alma es servir el Plan de evolución… Los Maestros están aquí para servir al Plan, y para inspirar a la humanidad a llevar a cabo el propósito de sus almas." (p.123) Cuanto más vivimos como un alma, menos puede nuestro pasado afectarnos, influenciarnos y retenernos. Así que la nueva educación nos enseñará y revelará nuestra estructura de personalidad, nuestra estructura energética, y nuestro punto personal de evolución en el sendero evolutivo. Equipados con este conocimiento proporcionado a través de las enseñanzas de los Maestros y sus discípulos, la humanidad se encontrará a sí misma experimentando crecimiento a un ritmo hasta ahora desconocido para la mayoría.

Luego en AFL, Creme reproduce el artículo del Maestro sobre ‘La Familia’. Este se centra en la unidad familiar como la base de toda vida social y la necesidad de nutrir apropiadamente a las almas jóvenes que traemos a encarnación para unirse a nuestra familia de almas como nuestros hijos. La nueva educación debe "establecer la capacitación y requerimientos para la vida familiar… Se permite a millones de jóvenes entrar en este campo de servicio [crianza] –el más difícil del mundo– desprovistos, en su mayoría, de cualquier tipo de capacitación." (p.103)

La Segunda Parte también incluye la educación de niños pequeños, la educación de jóvenes, los cambios previstos en educadores y sus programas, y la relación de la familia y el karma, como también recomendaciones de lectura adicional sobre estos temas. AFL concluye con una presentación resumida de la Meditación de Transmisión, una meditación grupal gratuita y una de las meditaciones más poderosas del mundo, introducida a petición de su Maestro por Benjamin Creme en 1974. Es practicada por grupos en todo el mundo y esto continuará en los próximos 2.000 años y más allá.

‘El Momento de la Revelación’ ciertamente incluye este libro fascinante, alentador y muy revelador.

Benjamin Creme, La Agrupación de las Fuerzas de la Luz, Share Ediciones, Barcelona, 2010.

Fuente: http://www.share-es.org/current.htm#articulo

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La Gran Invocación

La Gran Invocación

La Gran Invocación es una plegaria, una técnica de alineamiento, una fórmula de meditación y una invocación mántrica por Luz y Amor que evoca una respuesta. Es también una llamada a la *esencia del “Instructor del Mundo”, conocido y esperado por distintos nombres: Cristo, Maytreya. el Bhodhitshatva, Iman Mahdi, el Mesías… Es una invitación para que sus cualidades se anclen en la Tierra y en todos los seres de forma colectiva.

La Gran Invocación es una serie de invocaciones codificadas.
Es una herramienta de muchos niveles para alinear al alma individual con la presencia del Yo Soy.
Sus tres niveles operan en el ámbito de la Luz, del Amor y de la Voluntad. He aquí una explicación de cada invocación:

Desde el punto de Luz en la mente de Dios,
Que afluya luz a las mentes de los hombres;
Que la luz descienda a la Tierra.

La Luz de la Verdad abre la mente hacia el propio yo-Dios. La búsqueda de la verdadera naturaleza del hombre generalmente comienza con el cuestionamiento mental y este verso invoca a la Verdad Divina para que inunde la mente, permitiéndonos comprender que somos parte de la Fuente (p. ej. iluminación). El descenso de la Luz da como resultado que cada persona quede alineada con su alma.

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,
Que afluya amor a los corazones de los hombres;
Que Cristo retorne a la Tierra.

Este verso invoca la apertura del corazón hacia la compasión y el entendimiento. El Amor derramado en tu corazón da por resultado tu alineación con nuestro Yo Crístico. Y el retorno de Cristo a la Tierra invoca la apertura de cada uno de nosotros hacia la banda de la Unicidad o Consciencia Crística.

Desde el centro en donde la Voluntad de Dios es conocida,
Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres;
El propósito que los Maestros conocen y sirven.

Este verso te abre a ser el Divino Siervo. Cuando tu voluntad está alineada con la Voluntad Divina, te conviertes en un Instrumento Divino. Convertirte en un Instrumento Divino es “el propósito que los Maestros conocen y sirven”. Los “Maestros” no están limitados a los Maestros Ascendidos sino que se aplica a cada persona en la medida en que logra su maestría. Lograr tu maestría te alinea con tu Presencia Yo Soy.

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,
Que se realice el Plan de Amor y de Luz
Y que selle la puerta donde se halla el mal.

El plan de Amor y de Luz se refiere a la ascensión. El sellar la puerta en donde mora la maldad se refiere a la disolución del velo de la separación. Sólo mediante un sentimiento de separación puede ser experimentada la ilusión de la maldad. Cuando cada uno de nosotros haya disuelto el velo de la separación, la ilusión quedará desterrada y el Plan funcionará.

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan el Plan Divino en la Tierra.

Es una invocación final a la Verdad, al Amor y al Poder en el proceso de ascensión.

La Gran Invocación es un mantram, una palabra de poder.

En realidad, el acto de entonar la invocación es un acto de extensión de la alineación hacia los centros de la luz, del amor y del poder.

Los esoteristas dan por sentado que hay tres grandes Señores, Quienes representan estos tres grandes centros de energía, y Ellos forman un Triángulo en cuyo centro está Cristo. Estos Señores son:

• El Avatar de la Síntesis, un Ser Cósmico Que representa el centro del Poder.

• El Espíritu de la Paz, Que representa el Centro del Amor.

• El Señor Buda, Que representa el Centro de la Luz.

Al tiempo que resuena este mantram sagrado, invocamos a estos tres grandes Señores, de los que mana luz, amor y poder. Aquí podemos usar nuestra visualización para ahondar nuestra alineación con estos tres grandes centros, y evocar las energías necesarias para “restaurar el Plan sobre la Tierra”.

Cuando hablamos de Mántrams o de Invocaciones, nos referimos a una nueva técnica de servicio en el área extensa de necesidades dentro de la humanidad. Podríamos definir científicamente esta técnica como “el poder creativo de la mente removiendo los éteres planetarios por un impulso de buena voluntad”. Esta frase define el alcance del proceso que, como observarán, engloba simultáneamente el poder de pensar y la capacidad de amar.

Tengan ustedes presente que ajustándonos a los requisitos previos de buena voluntad y practicando la técnica de la Invocación, este poder de dirigir mentalmente las grandes corrientes de energía abiertas a la sagrada distribución planetaria, estamos cooperando estrechamente con nuestro Logos planetario, con Aquel que es nuestra Luz, nuestro Amor y nuestra Vida. La técnica de la invocación en nuestro mundo y en el momento presente se ha convertido en una técnica de servicio y por medio de ella nos capacitamos para recibir dignamente al Señor dentro del Cual “vivimos, nos movemos y tenemos el Ser”.

Procedencia

La Gran Invocación es un Mántram Solar proyectado para reorientar las energías actuantes en nuestro mundo y preparar las mentes y los corazones de los hombres para el advenimiento de la Nueva Era. En un Concilio planetario celebrado el año 1943, después de una gran crisis, dentro de la Jerarquía y cuando todo parecía que Alemania iba a ganar la guerra, lo cual hubiese significado en aquellos momentos de tensión planetaria el triunfo del mal sobre el bien, estuvieron presentes “unos enviados celestes”, representativos del Poder Cósmico del Gran Señor de nuestro Universo, Quienes llevaban el Mensaje de aliento y de renovada fe en el Bien supremo y la garantía del triunfo de la bondad y de la justicia sobre la maldad y el desorden. La intercesión solar afirmó el poder de Shamballa y de la jerarquía y aquel mismo año “… cuando el sol progresaba hacia el Norte”, se tuvo la seguridad de que el mal había sido ya vencido pese a los espectaculares triunfos de Alemania y de sus aliados de Italia y del Japón y que ya nada podía detener la victoria de las “huestes del bien”.

Uno de estos grandes discípulos, la señora Alice A. Bailey, tuvo el honor de recibir telepáticamente el texto de La Gran Invocación a través de uno de los Grandes Seres allegados a Cristo y a Su obra, el Maestro Djwal Khul, más conocido en nuestros estudios esotéricos bajo el sobrenombre de “El Tibetano”.

Significado

La Gran Invocación contiene un poder de tipo cósmico por sus directas relaciones con la Nueva Era de Acuario, de la cual se ha convertido en eficaz y positiva introductora. Utilizarla es poner en vibración ciertas energías “dormidas” todavía en los éteres planetarios de los distintos niveles y poner en estado de suprema expectación otras fuerzas de origen solar que agitándose en niveles etéricos cósmicos, están prestas a intervenir cada vez que el principio del Bien, de la Paz y de la Armonía cósmica sea invocado.

Cada Era de la humanidad a tenido sus propios Mántrams e invocaciones solares que caracterizaron precisamente las exigencias y oportunidades de dicha Era en relación con el Plan o Propósito de la Deidad creadora. En la Era pasada en trance de desaparecer, o Era de Piscis, se dio a la raza de los hombres y a través de Cristo, el Mántram o Invocación conocida como el Padrenuestro. Las cualidades principales de este Mántram, debido a la oportunidad de los tiempos y a las Constelaciones dominantes, así como al estado evolutivo de la humanidad, debían desarrollar la conciencia individual y despertar en los seres humanos el sentido creativo del amor. La Gran Invocación a la que nos referimos en este estudio, recoge aquel sagrado legado histórico y le añade la conciencia de grupo y la cualidad de Síntesis, que es el poder ígneo de la voluntad espiritual más elevada, ejercitada con amor y aplicada con inteligencia. Con estas últimas palabras podemos introducirnos ya en el aspecto final de nuestro pequeño estudio acerca de La Gran Invocación.

Finalidad

La finalidad de La Gran Invocación es “Restablecer el Plan de Dios en la Tierra”. Esta frase tiene un absoluto significado y no hay que esperar una rápida comprensión del mismo, a menos que se posea una intuición muy desarrollada. El término “restablecer” introduce la idea de una humanidad anterior a la nuestra (la infancia etérica de nuestra propia humanidad) en la que la Ley y el Orden divino, simbolizados en la confraternidad humano-dévica, estaban plenamente integrados. Al descender una oleada de Vida cósmica tendiente a la involución o materialización de los principios espirituales, aquella humanidad ideal fue desapareciendo lentamente absorbida por las exigencias del Plan y el Espíritu, paulatinamente despojado de sus sutilísimas envolturas etéricas, fue adquiriendo ropajes de “carne”, o de materia cada vez más densa hasta llegar a lo más hondo y converger a través de los larguísimos ciclos del tiempo en aquel punto en que se define la primera de las grandes Razas humanas, de la cual tan poco sabemos. No vamos a hablar definidamente de esta Raza a la cual hemos prestado una atención particular en el capítulo “Razas y Yogas” y cuya forma estructural no tenía nada de humana si la relacionamos o comparamos con los cuerpos que poseemos actualmente. Bastará decir que dicha Raza, y aún algunas otras que aparecerán, más adelante, sólo tenían “conciencia de forma”.

El restablecimiento del Plan de Dios, que debe fusionar dentro de la conciencia humana la aspiración monádica (la tendencia innata del ser humano de mirar hacia arriba, hacia la cúspide de la cabeza cuando espiritualmente invoca energías superiores) con el recuerdo, humano (el del Arquetipo esencial para la Raza humana), tendrá en la Era de Acuario un acabado cumplimiento dentro del corazón de muchos hombres y mujeres de buena voluntad y decidido propósito espiritual que, consciente o inconscientemente, están hollando ya el Sendero de la vida interna y son prácticamente “discípulos” en entrenamiento espiritual.

http://www.trabajadoresdelaluz.com/nota_seleccionada.php?ndx=103

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Nuestros Hermanos del Espacio, su misión y nuestra elección – una recopilación

Un extracto

Presentamos una selección de citas sobre el tema de "Nuestros Hermanos del Espacio". Las citas provienen de Maitreya (Mensajes de Maitreya el Cristo), el Maestro de Benjamin Creme (Un Maestro Habla) y de los escritos de Benjamin Creme.
(Ver también la recopilación, ‘Nuestros Hermanos del espacio’, en Share International, Octubre 2008)

La naturaleza de los Hermanos del Espacio es servir. Realizan grandes sacrificios para ayudar a nuestro planeta. Han venido a miles, e invierten su tiempo y energía ayudándonos en todo lo posible. Crean vórtices que son visibles como círculos de las cosechas ciertamente, pero también invisibles en todo el mundo en general. Los círculos de las cosechas sólo son una señal exterior tangencial de su presencia. Si tienes ojos para ver, esta señal te indica que alguien de tremenda inteligencia, habilidad, tacto y cautela ha tocado los bordes de nuestras prendas, y ha dicho: "Estamos aquí". (Benjamin Creme, La Agrupación de las Fuerzas de la Luz)

Los gobiernos y los medios de comunicación de la mayoría de países han fracasado en su deber de educar e iluminar a las masas. Mucho saben muchos organismos gubernamentales y se oculta al público. Sobre todo, la inofensividad de los ovnis, incluso cuando se sabe, nunca se afirma. Por el contrario, todo lo relacionado con ellos, mientras se envuelve en un vago misterio, se presenta como una amenaza.

Mi Enseñanza os mostrará que detrás de todas las apariencias se encuentra Aquello que llamamos Vida. No hay nada más en todo el Cosmos. Guardad siempre en vuestro interior este concepto, y realizad vuestra conexión con esa Vida. (Maitreya, del Mensaje Nº 133)

El momento para que los hombres realicen su histórica elección ha llegado. Pronto, los hombres llegarán a comprender que deben tomar una decisión trascendental, una que determinará el futuro de cada hombre, mujer y niño, en realidad el futuro de cada criatura viviente en la Tierra: una elección entre la continua y siempre creciente creatividad en el planeta Tierra, o un final devastador de toda vida, humana e infrahumana, en nuestro hogar planetario.

El hombre, desafortunadamente, ha descubierto el secreto del atroz poder que yace escondido en el núcleo del átomo y lo ha utilizado para la guerra. Mientras la humanidad esté tan separada por la competencia, la codicia y el ansia de poder, el peligro de extinción, por accidente o intencionalidad, está siempre presente. Los hombres deben por tanto encontrar una forma más segura de vivir. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘La histórica elección de la humanidad’)

Actualmente, Me veréis bajo una nueva apariencia, presentando a los hombres las opciones que se encuentran ante ellos, delineando para vosotros las posibilidades del futuro, y desvelando las Leyes de Dios. Estas Leyes, amigos Míos, envuelven vuestras vidas. Sin el Plan de Dios, el hombre no es nada. Recordad esto siempre y restableced el equilibrio. Llevad siempre dentro de vosotros el significado de la grandeza del hombre, de la unidad del hombre con todas las cosas, y del alcance divino del hombre. A pesar de todo, por sí mismo el hombre puede hacer poco. Comprended esto y abrazad el Verdadero Sendero. (Maitreya, del Mensaje Nº 119)

Desconocido para los hombres pero evidente para Nosotros, el mayor daño soportado por los hombres y el planeta en esta triste historia está causado por la radiación nuclear. Los hombres se han extraviado mucho en el desarrollo de esta fuente de energía tan peligrosa. Corrompidos por la codicia, y la falsa esperanza de grandes beneficios, ellos han concentrado sus experimentos en ‘subyugar’ a la fuente de energía más peligrosa jamás descubierta por el hombre, desatendiendo, mientras tanto, un uso alternativo totalmente seguro de la energía del átomo. La fusión atómica, fría e inofensiva, podría ser suya a partir de un simple isótopo del agua, disponible en doquier en los océanos, mares y ríos, y en cada lluvia.

El hombre debe cesar su ‘juego con la muerte’. La fisión atómica es el resultado de las bombas atómicas que destruyeron Hiroshima y Nagasaki; que estalló en Chernobyl y causa, sutilmente, muerte y enfermedad actualmente. Es "aquello que está donde no debiera" y a lo que debería renunciar el hombre si desea progresar más.

Los científicos terrestres están confiados de que ellos han subyugado, realmente, al monstruo, y que pueden mantenerlo bajo control. Ellos no comprenden que sus instrumentos son realmente rudimentarios, que sólo miden los aspectos inferiores de la radiación nuclear, que extendiéndose sobre estos niveles físicos-densos existen niveles más sutiles y más peligrosos para la salud y bienestar de todos. Si no fuese por los esfuerzos incansables de nuestros Hermanos Extraplanetarios en aliviar este peligro invisible hasta donde la ley kármica lo permite, nuestra grave situación sería realmente peligrosa. ¡Despierta, humanidad! (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Peligro invisible’)

Si una cosa queda clara de las enseñanzas de Adamski provenientes del Maestro venusiano, de mi Maestro, y, descubriréis, de Maitreya, es que los Hermanos del Espacio son totalmente inofensivos para las personas de la Tierra. De hecho, su presencia aquí es una misión espiritual. Ellos vienen a salvar a la humanidad de un dolor y sufrimiento incluso mayor del que de otro modo hubiésemos conocido en los años desde el descubrimiento de la fisión nuclear.

Desde ese momento hemos arrojado energía nuclear a nuestra atmósfera, que nuestros científicos ni siquiera pueden medir. No poseen la tecnología para medir niveles de materia por encima del gas, los niveles etéricos, donde tiene lugar esta liberación de energía nuclear, la liberación más mortífera de energía que ha tenido lugar hasta ahora en la Tierra.

Esta energía nuclear tiene una potencia enorme y está destruyendo el bienestar de la humanidad y de los reinos inferiores. Funciona mermando el sistema inmune de nuestro cuerpo, y por tanto nos deja expuestos a todo tipo de enfermedades que de otro modo no nos afectarían. Como resultado, tenemos ola tras ola de gripes y otras enfermedades de las que tenemos cada vez menos capacidad de afrontarlas. La creciente incidencia de la enfermedad de Alzheimer a edades cada vez más tempranas en todo el mundo es un resultado directo de las elevadas concentraciones de energía nuclear en los niveles etéricos más elevados, no detectadas por los instrumentos de nuestros científicos actuales. Esta energía incide en el cerebro humano, causando cada vez más Alzheimer, pérdida de memoria, desorientación y el colapso gradual del sistema de defensa de nuestro cuerpo.

Los Hermanos del Espacio, principalmente de Marte y Venus, están involucrados en una misión espiritual para neutralizar esta radiación nuclear. No tienen permiso para neutralizar completamente toda la radiación nuclear existente, pero dentro de la ley kármica…

Nuestros científicos nucleares creen que poseen un control total de la energía nuclear, que, claramente, no lo tienen. No tienen conocimiento de los cuatro niveles etéricos por encima de los niveles sólido, líquido y gaseoso, y por tanto poseen un conocimiento limitado de lo que saben de la energía nuclear. Es en realidad la materia etérica física la que no deberíamos utilizar. La energía nuclear es, como dice la Biblia, "aquello que está donde no debiera". La fisión nuclear no debería utilizarse. Es mortífera y está dañando cada vez más la salud de las personas de este planeta. Las personas de otros planetas invierten incontables horas limpiando esta energía.

Al mismo tiempo están creando en el plano físico denso una réplica del campo magnético de nuestro planeta. Cada planeta está rodeado por un campo magnético. Está formado de líneas de fuerza que se entrecruzan, y allí donde se entrecruzan forman un vórtice.

Estos vórtices han sido replicados en el plano físico denso por nuestros Hermanos del Espacio como parte de un nuevo entramado energético que Maitreya denomina la Ciencia de la Luz. Este entramado energético en relación con la energía eléctrica traída directamente desde el sol nos proporcionará la nueva Ciencia de la Luz predicha por Maitreya. Proporcionará a este planeta, como en otros planetas, energía ilimitada y segura para todos los propósitos, de forma que no pueda ser comprada o acaparada por ningún grupo de hombres. (Benjamin Creme, La Agrupación de las Fuerzas de la Luz)

La ‘estrella’ de Maitreya

La ‘estrella’ de Maitreya no es una estrella por supuesto. Es lo que mi Maestro denominó "una luminaria semejante a una estrella de brillante poder". Es una de las cuatro naves espaciales, dos de Marte, una de Venus y una de Júpiter. Están en las cuatro esquinas de la Tierra –norte, sur, este y oeste– y se hacen visibles durante el día y la noche. Son vistas durante un tiempo y luego tienen que recargar sus baterías, lo que hacen directamente desde el sol. Palpitan y se mueven arriba y abajo, y a los costados, giran y dan vueltas, comportándose de forma muy diferente a cualquier planeta o estrella. Tienen una luz brillante y cambian de colores todo el tiempo, de azul a rojo a verde a amarillo a violeta a blanco una y otra vez. De esta manera están actuando como el heraldo del emerger público de Maitreya. (Benjamin Creme, La Agrupación de las Fuerzas de la Luz)

Los Hermanos del Espacio están proporcionando Su conocimiento de la Ciencia de la Luz, la nueva Ciencia que nos proporcionará energía ilimitada para todas las necesidades.

Ellos tienen esa ciencia, y la pondrán a nuestra disposición, tan pronto como renunciemos a la guerra para siempre, demostrando que somos capaces de vivir juntos en paz con justicia, compartir y correctas relaciones. Entonces sabremos que realmente son nuestros hermanos. (Benjamin Creme, La Agrupación de las Fuerzas de la Luz)

La paz que todos desean

No hace falta mucha perspicacia para ver que sin un cambio de rumbo la humanidad se enfrenta a terribles peligros. No hay necesidad de entrar en detalles; la amenaza nuclear es evidente para todos.

Un primer paso inmediato es la comprensión de que la humanidad es Una, sus necesidades son las mismas, en todas partes, por muy variadas y aparentemente conflictivas que sean las formas externas. Las enormes discrepancias en los niveles de vida entre los países pobres y ricos se burlan de esta esencial Unidad, y tienen en sí las semillas de la guerra.

La respuesta por tanto es simple: la puesta en práctica del principio de compartir proporciona la solución a las divisiones en nuestra vida planetaria. Nada menos será suficiente. Compartir es divino, parte del Plan de Dios para Sus hijos, y debe un día hacerse manifiesto. (Maestro de Benjamin Creme, de ‘Las formas políticas en la Nueva Era’)

P. ¿Por qué no fue dada la Tecnología de la Luz a las Naciones Unidas en vez de a gobiernos individuales que podrían usarla erróneamente? (SI Septiembre 1989)
R. Porque la tecnología puede ser comprendida por los científicos, y las Naciones Unidas no tienen un grupo de científicos bajo su jurisdicción. Los científicos trabajan sobre una base nacional, y sólo a las dos superpotencias, Estados Unidos y Unión Soviética, les ha sido dada esta tecnología, porque ellos tienen el mayor arsenal de armamento nuclear (que la nueva tecnología vuelve obsoleto), y porque allá donde ellos van los demás no tienen más remedio que seguirles. Si ellos dicen "nuestro arsenal nuclear es obsoleto", ¿qué valor tienen entonces las bombas británicas, francesas, chinas, (o indias, paquistaníes, o israelíes)? Con el tiempo, esta nueva Tecnología de la Luz estará, ciertamente, bajo la jurisdicción de las Naciones Unidas.

P. (1) ¿Podrá la nueva Ciencia de la Luz neutralizar los residuos nucleares que, por ejemplo, se han vertido en los océanos? (2) ¿Será utilizada la Tecnología de la Luz para neutralizar los residuos tóxicos? (SI Abril 1990, Marzo 1991)
R. (1) Sí. No sólo los residuos nucleares sino el arsenal de armas nucleares, pueden ser neutralizados y reconvertidos en algo seguro. (2) Sí.

Fuente: 

Revista Share Internacional – Mayo 2013

http://www.share-es.org/current.htm#recopilacion

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Maitreya: El Que Viene

Caminaba por las calles de mi ciudad sin un rumbo fijo, abstraído en mis pensamientos. Los escaparates no conseguían distraerme, ni siquiera los miraba como ayer. La gente parecía ir a un ritmo muy diferente, me sentía parado y todo a mí alrededor giraba como en una noria. No, no era otro día más, éste era particularmente inolvidable.

Un momento antes, quizás una hora o dos, la verdad no sabría decirlo, se me acercó una persona cuyo aspecto me sorprendió. Vestía un traje azul marino, impecable; sombrero de ala ancha del mismo color; alto, sus ojos eran penetrantes, negros; sus facciones marcadas y a la vez dejando translucir una dulzura indescriptible. En un principio se me quedó mirando fijamente sin articular palabra alguna. Seguí en mi pequeño mundo, comencé a andar y él siguió mis pasos en silencio. Ciertamente no me incomodaba, al contrario, resultaba extrañamente agradable. Llegué a una plaza en cuyo centro había un pequeño jardín, me atrajo la atención la placa clavada en una pared con el nombre de ésta: ”Plaza del Encuentro”.
Me distraje con el transitar de los vehículos. Unos niños jugaban junto a un columpio, gritando y saltando, les veía felices. Los árboles estaban repletos de gorriones, oteando la plaza en busca de un poco de alimento.
Mi “acompañante” se sentó a mi lado. Me fijé en sus manos, largas; sus dedos reflejaban años de trabajo, una cicatriz en el dedo índice de su mano izquierda me resultaba familiar, aunque no recordaba porqué.
Un sonido, al principio imperceptible, surgió de él. Silbaba, enseguida lo reconocí, era una melodía que solía escuchar cuando era niño, allá en la pequeña aldea donde nací, en la montaña. La canción describía un mundo perdido más allá del horizonte rodeado de montañas inaccesibles, donde habitaban seres angelicales, éstos se mezclaban entre las gentes de este mundo un día particular del año. En la luna llena de géminis “volaban”, apareciéndose a los humanos y comunicándoles la realidad de su mundo. De cómo cada uno buscaba a un humano en particular año tras año; durante siglos, milenios, volvía hasta que por fin le encontraba. La señal era una pequeña luz que cada humano emitía, una vibración en particular, con un color y una tonalidad concreta, diferente para cada uno, ninguna igual a otra. No había posibilidad de equivocarse y al mismo tiempo, una melodía única aseguraba y confirmaba el encuentro entre el ser angelical y el humano. El encuentro se producía en cada caso de una manera muy particular, según la idiosincrasia de ambos.

Contaba la canción cómo un ángel se apareció a un náufrago. Después de una tormenta, llevaba tres días perdido en una pequeña balsa en la inmensidad del mar, el ángel le encontró arropándole con su cuerpo. Dándole calor el náufrago se durmió.

Despertó en una playa cercana a su hogar, transfigurado en un nuevo ser. Cualidades que desconocía de sí mismo surgían en él, salían a la luz. Los restantes días de su vida los dedicó a la sanación de sus congéneres.
Acabando de recordar, miré a mi alrededor buscando a mi acompañante. Me quedé sorprendido, éste no estaba junto a mí en el banco. Miré por todas partes, me levanté con preocupación buscándole por toda la plaza.