Lo importante es lo que no se ve

SUPERCUERDAS – La Geometría que unifica el Multiverso

SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 15

image

 

 

 

 

 

 

 

LA QUINTA DIMENSIÓN

01a52_supercuerdas_a4

Proyección ortogonal, en alzado y planta, del icosaedro en la quinta dimensión,
con sus 2.401 unidades propias de tal dimensión.

01a52_supercuerdas_a4

Estructura geométrica de la unidad icosaédrica tridimensional en la quinta dimensión. Las esferas en contacto que se observan en la imagen son esferas inscritas en los icosaedros, siendo tangentes en el punto medio de la arista, de forma que mantienen la propiedad de contacto y coincidencia de las aristas comunes entre dos unidades contiguas existentes en la malla.

En la quinta dimensión el número de unidades integrantes es ya de 49 al cuadrado; así, 2401 unidades de la quinta dimensión conforman la estructura de la unidad tridimensional.

En la Naturaleza la partícula unidad o básica está compuesta por 49 unidades de la cuarta dimensión o de 2401 de la quinta. O sea que la cantidad de energía que dinamiza a la partícula unidad lo hace, a la vez, a 49 unidades de la cuarta dimensión y a 2401 unidades de la quinta.

El descenso de la realidad de la Naturaleza desde dimensiones superiores implica que la observación de la tercera dimensión incluye la de las dimensiones superiores a ella.

La forma de la partícula unidad realiza la función de transformar la energía en masa, al descender de una dimensión, a otra contigua.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 14

image

 

 

 

 

EL DODECAEDRO

 

01a52_supercuerdas_a4

Proyección ortogonal del dodecaedro en sus dimensiones 3ª, 4ª, y 5ª.

Una vez vista la característica del icosaedro consistente en el ajuste de tres icosaedros tetradimensionales sobre la arista del icosaedro tridimensional, se puede observar que en el caso del dodecaedro tridimensional son dos los dodecaedros tetradimensionales que se ajustan espacialmente sobre su arista tridimensional. Dichos dodecaedros tetradimensionales se encuentran en contacto  mediante un dodecaedro de la quinta dimensión, el cual no descansa sobre la arista del dodecaedro tridimensional.

Sin embargo, y al igual que sucede en el icosaedro, las tres aristas pertenecientes a los dos dodecaedros tetradimensionales anteriormente mencionados más la del dodecaedro tetradimensional que se corresponde con el dodecaedro de la quinta dimensión que, recordemos, ponía en contacto a aquellos dos, dichas tres aristas, quedan ajustadas áureamente sobre la arista del dodecaedro tridimensional.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 13

image

LA FRACTALIDAD ESPECIAL DEL ICOSAEDRO

La geometría que nos presenta las nueve dimensiones del espacio es una  geometría fractal: Inicialmente parte de las tres primeras dimensiones del espacio para después continuar, siguiendo un desarrollo fractal, pasando de una dimensión a otra, hasta seis veces, de la misma manera cuantificada. Así, cuánticamente cada unidad icosaédrica contiene 49 unidades de la dimensión inmediata superior. Otra característica que refleja la fractalidad es que sobre la arista de una unidad de una dimensión cualquiera se acoplan tres unidades de la dimensión contigua superior.

La medida de la arista de la unidad de una dimensión cualquiera es igual al producto de la medida de la arista de la dimensión contigua superior por el número áureo elevado a la tercera potencia:

Arista(n) = Arista(n+1) · Φ

01a52_supercuerdas_a4

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 12

image

 

 

LOS TRES EJES PERPENDICULARES

 

 

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

 

En el espacio tetradimensional la unidad icosaédrica central queda separada de las treinta del contorno por una distancia igual a la magnitud de su arista. Ello posibilita que se forme una estructura geométrica cuyos interior y exterior quedan conectados por medio de las unidades interrelacionantes que se sitúan sobre los tres ejes perpendiculares entre sí que salen del centro de la unidad central.

 

 

 

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 11

01a52_supercuerdas_a4

CENTRO Y PERIFERIA

La unidad icosaédrica central queda alineada con dos unidades externas de forma simétrica, dejando dos espacios libres intermedios donde encajan dos unidades interrelacionantes. Cada eje formado por estas cinco unidades presenta dos aspas. Así los tres ejes perpendiculares dan lugar a seis aspas. Estos ejes, con sus correspondientes aspas, relacionan el interior con el exterior, siguiendo un determinado sentido de giro.

01a52_supercuerdas_a4

Proyección del icosaedro central tetradimensional, así como la de los diez icosaedros tetradimensionales situados en la zona externa ecuatorial. También aparecen unidades icosaédricas pertenecientes a la quinta dimensión.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 10

image

LAS DIFERENTES DIMENSIONES EN EL ESPACIO
LA CUARTA DIMENSIÓN

 

 

Existen espacios confinados dentro de otros espacios.

 

 

 

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

 

El icosaedro interior, al proyectarse hacia el exterior por medio de un proceso de deslizamiento sobre los tres ejes perpendiculares del espacio, que se realiza cinco veces en tanto que cinco son los tetraedros que conforman el icosaedro, origina treinta icosaedros que se sitúan en el centro de las treinta aristas del icosaedro mayor. Estos treinta icosaedros, junto a los doce, también proyectados, de los ejes que pasan por los vértices del icosaedro mayor, dan un total de 42 figuras icosaédricas que quedan en contacto por sus aristas y forman un cuerpo cerrado.

Este conjunto de 42 unidades exteriores, más la unidad central y las seis interrelacionantes situadas sobre los tres ejes perpendiculares, forman un total de 49 unidades. Así, a la unidad icosaédrica de la tercera dimensión se le corresponden 49 unidades pertenecientes a la cuarta dimensión.

Al continuar el proceso de proyecciones llegamos a la quinta dimensión, que presenta 49 al cuadrador unidades respecto a la tercera dimensión.

Una vez alcanzada la novena dimensión, después de repetir el mismo proceso seis veces, el número de unidades contenidas en el icosaedro tridimensional ya asciende a 49 a la sexta.

01a52_supercuerdas_a4

Vista exterior de las unidades tetradimensionales contenidas en la unidad icosaédrica tridimensional. Sobre cada arista del icosaedro mayor, que está en la tercera dimensión, se sitúan tres icosaedros menores que pertenecen a la cuarta dimensión.

01a52_supercuerdas_a4

Vista del interior. Se observa la unidad tetradimensional central.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 9

imageESTRUCTURA GEOMÉTRICA DE LA UNIDAD DEL ESPACIO

 

En la malla, la unidad del espacio aparece formada por una estructura geométrica toroidal, en la que el límite interior lo forman las aristas del icosaedro interior y el exterior está formado por las aristas del icosaedro exterior.

 

Las aristas de un icosaedro respecto del otro mantienen la relación Φ3.

01a52_supercuerdas_a4

La malla existente entre el icosaedro interior y el exterior.

Entre el icosaedro interior y el exterior, se sitúan los correspondientes octaedro, hexaedro, tetraedro, y dodecaedro.

Sobre las aristas del icosaedro mayor exterior quedan matemáticamente situados tres icosaedros menores, iguales al icosaedro central interior.

01a52_supercuerdas_a4Proyección ortogonal según un eje de simetría perpendicular a los pentágonos representados pertenecientes a la malla.

De los cuatro pentágonos que aparecen a diferentes profundidades de la imagen, el primero tiene como lado la arista del icosaedro interior; el lado del segundo pentágono corresponde a la arista del dodecaedro; el lado del tercer pentágono coincide con la arista del hexaedro; y el lado del pentágono mayor se corresponde con la arista del icosaedro mayor exterior.

Unos respecto de los siguientes mantienen la relación áurea.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/