Lo importante es lo que no se ve

SUPERCUERDAS – La Geometría que unifica el Multiverso

SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 19

image

LA GENERATRIZ DEL HIPERBOLOIDE HIPERBÓLICO

image

La generatriz, coincidiendo con las aristas laterales del icosaedro tetradimensional, al girar en un determinado sentido va originando la superficie toroidal de la partícula básica.

image

Proyección en planta y alzado de las cinco unidades tetradimensionales situadas en la zona de los polos de la unidad tridimensional central.

Las aristas de la unidad icosaédrica tetradimensional que hace de núcleo coinciden, una vez prolongadas, con las aristas de la unidades tetradimensionales situadas en la zona de los polos. Las aristas de la unidad icosaédrica central de la cuarta dimensión, al girar, originan la superficie reglada del hiperboloide hiperbólico.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 18

image

 

 

 

 

CINCO DE LOS DIEZ ICOSAEDROS

 

01a52_supercuerdas_a4

Proyección ortogonal en planta de cinco de las diez posiciones que puede adoptar el icosaedro tridimensional en su giro cíclico circular.

La estrella pentagonal, aparentemente bidimensional, que aparece en el centro,  es el resultado de la proyección de cinco de las diez aristas laterales del icosaedro tetradimensional que actúa de supernúcleo. Estas aristas han de ser prolongadas hasta llegar a los vértices superior e inferior de los icosaedros tridimensionales.

Estos segmentos que conforman proyectados el pentágono estrellado, van del vértice superior de un determinado icosaedro tridimensional hasta el vértice inferior de otra posición icosaédrica tridimensional desplazada en planta un giro de 144º; es decir que saliendo de un determinado icosaedro van a otro que se halla desplazado cuatro unidades icosaédricas.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 17

image

 

 

LAS DIEZ POSICIONES EN LA UNIDAD ESPACIO-TIEMPO

En la Naturaleza, los diez filamentos que exhibe la partícula básica, se desarrollan dentro de un movimiento conjunto de  rotación y traslación. En este último movimiento la partícula va ocupando sucesivamente las diez posiciones geométricas que integran la estructura unidad del espacio-tiempo.

 

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

Junto con los diez icosaedros tridimensionales, ocupando sus diez posiciones cíclicas circulares, aparece en el centro un icosaedro tridimensional.

Alrededor del icosaedro tetradimensional situado en el centro del icosaedro tridimensional central, van girando los diez icosaedros tetradimensionales que  son los centros de los diez icosaedros tridimensionales.

La totalidad de la estructura geométrica de la unidad espacio-tiempo, viene dada por la interrelación entre el icosaedro tridimensional central y los diez icosaedros tridimensionales periféricos, que se interseccionan formando el icosaedro tetradimensional central o supernúcleo. Este icosaedro tetradimensional es común o pertenece a los diez icosaedros tridimensionales.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 

 

 

 

 

 

 

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 16

image

 

 

 

 

 

 

 

 

 

ESTRUCTURA GEOMÉTRICA DE LA UNIDAD ESPACIO-TIEMPO

01a52_supercuerdas_a4

Proyección en alzado de dos de las diez posiciones del icosaedro tridimensional.

 

El segundo movimiento de la partícula básica, el movimiento cíclico de traslación circular, viene dado por la ocupación sucesiva de las diez posiciones en que se puede situar el icosaedro tridimensional cuando gira alrededor de uno de sus icosaedros tetradimensionales laterales que actúa como centro de la estructura geométrica unidad del espacio-tiempo.

 

01a52_supercuerdas_a4

Vista en alzado de la figura correspondiente a la unidad espacio-tiempo, observándose tanto su interior como su exterior. De las unidades icosaédricas de la cuarta dimensión que aparecen en la imagen, una es la central supernúcleo, otras son losnúcleos de las diez unidades tridimensionales periféricas, y las restantes son unidades que pertenecen al lateral exterior de dichas unidades tridimensionales.

01a52_supercuerdas_a4

En la proyección en planta, perteneciendo a la zona de su perímetro ecuatorial, aparecen representadas veinte unidades icosaédricas tetradimensionales.

En alzado se observa la unidad icosaédrica tetradimensional que actúa de supernúcleo alrededor de la cual van girando los diez icosaedros tridimensionales, de los cuales aparece uno representado.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 15

image

 

 

 

 

 

 

 

LA QUINTA DIMENSIÓN

01a52_supercuerdas_a4

Proyección ortogonal, en alzado y planta, del icosaedro en la quinta dimensión,
con sus 2.401 unidades propias de tal dimensión.

01a52_supercuerdas_a4

Estructura geométrica de la unidad icosaédrica tridimensional en la quinta dimensión. Las esferas en contacto que se observan en la imagen son esferas inscritas en los icosaedros, siendo tangentes en el punto medio de la arista, de forma que mantienen la propiedad de contacto y coincidencia de las aristas comunes entre dos unidades contiguas existentes en la malla.

En la quinta dimensión el número de unidades integrantes es ya de 49 al cuadrado; así, 2401 unidades de la quinta dimensión conforman la estructura de la unidad tridimensional.

En la Naturaleza la partícula unidad o básica está compuesta por 49 unidades de la cuarta dimensión o de 2401 de la quinta. O sea que la cantidad de energía que dinamiza a la partícula unidad lo hace, a la vez, a 49 unidades de la cuarta dimensión y a 2401 unidades de la quinta.

El descenso de la realidad de la Naturaleza desde dimensiones superiores implica que la observación de la tercera dimensión incluye la de las dimensiones superiores a ella.

La forma de la partícula unidad realiza la función de transformar la energía en masa, al descender de una dimensión, a otra contigua.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 14

image

 

 

 

 

EL DODECAEDRO

 

01a52_supercuerdas_a4

Proyección ortogonal del dodecaedro en sus dimensiones 3ª, 4ª, y 5ª.

Una vez vista la característica del icosaedro consistente en el ajuste de tres icosaedros tetradimensionales sobre la arista del icosaedro tridimensional, se puede observar que en el caso del dodecaedro tridimensional son dos los dodecaedros tetradimensionales que se ajustan espacialmente sobre su arista tridimensional. Dichos dodecaedros tetradimensionales se encuentran en contacto  mediante un dodecaedro de la quinta dimensión, el cual no descansa sobre la arista del dodecaedro tridimensional.

Sin embargo, y al igual que sucede en el icosaedro, las tres aristas pertenecientes a los dos dodecaedros tetradimensionales anteriormente mencionados más la del dodecaedro tetradimensional que se corresponde con el dodecaedro de la quinta dimensión que, recordemos, ponía en contacto a aquellos dos, dichas tres aristas, quedan ajustadas áureamente sobre la arista del dodecaedro tridimensional.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 13

image

LA FRACTALIDAD ESPECIAL DEL ICOSAEDRO

La geometría que nos presenta las nueve dimensiones del espacio es una  geometría fractal: Inicialmente parte de las tres primeras dimensiones del espacio para después continuar, siguiendo un desarrollo fractal, pasando de una dimensión a otra, hasta seis veces, de la misma manera cuantificada. Así, cuánticamente cada unidad icosaédrica contiene 49 unidades de la dimensión inmediata superior. Otra característica que refleja la fractalidad es que sobre la arista de una unidad de una dimensión cualquiera se acoplan tres unidades de la dimensión contigua superior.

La medida de la arista de la unidad de una dimensión cualquiera es igual al producto de la medida de la arista de la dimensión contigua superior por el número áureo elevado a la tercera potencia:

Arista(n) = Arista(n+1) · Φ

01a52_supercuerdas_a4

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 12

image

 

 

LOS TRES EJES PERPENDICULARES

 

 

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

 

En el espacio tetradimensional la unidad icosaédrica central queda separada de las treinta del contorno por una distancia igual a la magnitud de su arista. Ello posibilita que se forme una estructura geométrica cuyos interior y exterior quedan conectados por medio de las unidades interrelacionantes que se sitúan sobre los tres ejes perpendiculares entre sí que salen del centro de la unidad central.

 

 

 

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 11

01a52_supercuerdas_a4

CENTRO Y PERIFERIA

La unidad icosaédrica central queda alineada con dos unidades externas de forma simétrica, dejando dos espacios libres intermedios donde encajan dos unidades interrelacionantes. Cada eje formado por estas cinco unidades presenta dos aspas. Así los tres ejes perpendiculares dan lugar a seis aspas. Estos ejes, con sus correspondientes aspas, relacionan el interior con el exterior, siguiendo un determinado sentido de giro.

01a52_supercuerdas_a4

Proyección del icosaedro central tetradimensional, así como la de los diez icosaedros tetradimensionales situados en la zona externa ecuatorial. También aparecen unidades icosaédricas pertenecientes a la quinta dimensión.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 10

image

LAS DIFERENTES DIMENSIONES EN EL ESPACIO
LA CUARTA DIMENSIÓN

 

 

Existen espacios confinados dentro de otros espacios.

 

 

 

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

 

El icosaedro interior, al proyectarse hacia el exterior por medio de un proceso de deslizamiento sobre los tres ejes perpendiculares del espacio, que se realiza cinco veces en tanto que cinco son los tetraedros que conforman el icosaedro, origina treinta icosaedros que se sitúan en el centro de las treinta aristas del icosaedro mayor. Estos treinta icosaedros, junto a los doce, también proyectados, de los ejes que pasan por los vértices del icosaedro mayor, dan un total de 42 figuras icosaédricas que quedan en contacto por sus aristas y forman un cuerpo cerrado.

Este conjunto de 42 unidades exteriores, más la unidad central y las seis interrelacionantes situadas sobre los tres ejes perpendiculares, forman un total de 49 unidades. Así, a la unidad icosaédrica de la tercera dimensión se le corresponden 49 unidades pertenecientes a la cuarta dimensión.

Al continuar el proceso de proyecciones llegamos a la quinta dimensión, que presenta 49 al cuadrador unidades respecto a la tercera dimensión.

Una vez alcanzada la novena dimensión, después de repetir el mismo proceso seis veces, el número de unidades contenidas en el icosaedro tridimensional ya asciende a 49 a la sexta.

01a52_supercuerdas_a4

Vista exterior de las unidades tetradimensionales contenidas en la unidad icosaédrica tridimensional. Sobre cada arista del icosaedro mayor, que está en la tercera dimensión, se sitúan tres icosaedros menores que pertenecen a la cuarta dimensión.

01a52_supercuerdas_a4

Vista del interior. Se observa la unidad tetradimensional central.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 9

imageESTRUCTURA GEOMÉTRICA DE LA UNIDAD DEL ESPACIO

 

En la malla, la unidad del espacio aparece formada por una estructura geométrica toroidal, en la que el límite interior lo forman las aristas del icosaedro interior y el exterior está formado por las aristas del icosaedro exterior.

 

Las aristas de un icosaedro respecto del otro mantienen la relación Φ3.

01a52_supercuerdas_a4

La malla existente entre el icosaedro interior y el exterior.

Entre el icosaedro interior y el exterior, se sitúan los correspondientes octaedro, hexaedro, tetraedro, y dodecaedro.

Sobre las aristas del icosaedro mayor exterior quedan matemáticamente situados tres icosaedros menores, iguales al icosaedro central interior.

01a52_supercuerdas_a4Proyección ortogonal según un eje de simetría perpendicular a los pentágonos representados pertenecientes a la malla.

De los cuatro pentágonos que aparecen a diferentes profundidades de la imagen, el primero tiene como lado la arista del icosaedro interior; el lado del segundo pentágono corresponde a la arista del dodecaedro; el lado del tercer pentágono coincide con la arista del hexaedro; y el lado del pentágono mayor se corresponde con la arista del icosaedro mayor exterior.

Unos respecto de los siguientes mantienen la relación áurea.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 8

image

 

LOS CINCO SISTEMAS DE CUERDAS
INTERRELACIÓN ENTRE LOS CINCO TIPOS DE ARISTAS

 

En la red del espacio aparecen cinco tipos de cuerdas, correspondientes a la vibración de las cinco variedades de aristas existentes, conformadoras de la estructura de los cinco poliedros.

 

 

01a52_supercuerdas_a4

En un tetraedro se puede observar, en su interior y coincidiendo con sus caras, cuatro de las veinte que pertenecen al icosaedro.

Cada arista del icosaedro está situada sobre la recta que une un vértice cualquiera de las caras del tetraedro con el punto sobre su arista opuesta que coincide con el número áureo.

En la página contigua aparece representado un particular plano situado en el interior de la malla espacial, con las cinco variedades de aristas en verdadera magnitud.

La arista remarcada interior es la del icosaedro; el producto de tal arista por el número áureo da lugar a la arista del dodecaedro; multiplicando esta última también por el número de oro da la arista del hexaedro. La magnitud del tetraedro es √2 de la del hexaedro, y la del octaedro es la mitad de la del tetraedro.

Si bien la relación áurea se cumple para las aristas de sólo tres de los cinco poliedros (icosaedro, dodecaedro y hexaedro), sí que se observa para todos ellos en lo que respecta a sus vértices.

Así, los vértices del icosaedro quedan situados en el punto áureo de las aristas del octaedro; o lo que es lo mismo, los vértices del octaedro equidistan, entre ellos, la relación áurea respecto  del vértice del icosaedro.

En la página contigua aparece representado un particular plano situado en el interior de la malla espacial, con las cinco variedades de aristas en verdadera magnitud.

La arista remarcada interior es la del icosaedro; el producto de tal arista por el número áureo da lugar a la arista del dodecaedro; multiplicando esta última también por el número de oro da la arista del hexaedro. La magnitud del tetraedro es √2 de la del hexaedro, y la del octaedro es la mitad de la del tetraedro.

Si bien la relación áurea se cumple para las aristas de sólo tres de los cinco poliedros (icosaedro, dodecaedro y hexaedro), sí que se observa para todos ellos en lo que respecta a sus vértices.

Así, los vértices del icosaedro quedan situados en el punto áureo de las aristas del octaedro; o lo que es lo mismo, los vértices del octaedro equidistan, entre ellos, la relación áurea respecto  del vértice del icosaedro.

Así pues, en la malla se establece la siguiente interrelación entre sus aristas:

aaaa.jpg

01a52_supercuerdas_a4

Los cinco tipos de aristas, situadas en verdadera magnitud, en un plano existente en el interior de la malla tridimensional.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 7.

imageINTERSECCIONES DE POLIEDROS

 

LOS CINCO TETRAEDROS

En el análisis de la malla existente en el espacio se observa esta figura especial que es el resultado de la intersección de cinco tetraedros. Sus vértices dan lugar al dodecaedro en el exterior; la parte común a los cinco tetraedros origina el  icosaedro interior.

 

La relación entre las aristas del dodecaedro y el icosaedro es el número áureo.

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

Giro progresivo del tetraedro en el interior del dodecaedro, dando lugar a sus cinco diferentes posiciones.

LOS CINCO HEXAEDROS

01a52_supercuerdas_a4

01a52_supercuerdas_a4

En las dos imágenes superiores se puede observar tanto la intersección de los cinco hexaedros, cuyos vértices dan lugar a los vértices del dodecaedro, como las aristas de los hexaedros dando origen a los doce pentágonos estrellados contenidos en las doce caras pentagonales del dodecaedro.

LOS DOS TETRAEDROS

01a52_supercuerdas_a4

 

Por lo que respecta al hexaedro, las diagonales de sus caras dan lugar a dos tetraedros que se interseccionan en un ángulo de 90º. En su intersección aparece el
octaedro con sus vértices situados en el centro de las caras del hexaedro.

Uniendo los puntos situados en el número áureo de las aristas del octaedro aparece el icosaedro interno.

 

 

 

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 6.

imageLA GEOMETRÍA QUE DA ORIGEN A LA PARTÍCULA UNIDAD
LA MALLA TRIDIMENSIONAL

 

Los cinco poliedros regulares están interrelacionados entre sí en el espacio, formando una red o matriz dentro de la cual se puede pasar de un poliedro a otro.

 

 

 

01a52_supercuerdas_a4Partiendo del icosaedro en el centro, las prolongaciones de sus aristas dan lugar a los vértices del dodecaedro; en las prolongaciones de tales aristas se cumple que desde el vértice del icosaedro hasta el vértice del dodecaedro la distancia es igual al producto de la arista del icosaedro por el número áureo.

Los veinte vértices del dodecaedro conforman en su interior la intersección de cinco hexaedros, que al contener estos últimos dos tetraedros en su interior, dan lugar a diez tetraedros en el interior del dodecaedro, girando cinco en un sentido y los otros cinco en el otro sentido. El diferente sentido de giro repercute después en la doble posibilidad de giro del icosaedro en el interior del tetraedro.

Finalmente esta doble posibilidad de giro del icosaedro que también se ve reflejada en su doble presentación de sus aristas laterales que giran en dos sentidos diferentes, es lo 01a52_supercuerdas_a44.jpgque hace que la partícula básica se presente en la Naturaleza, de dos maneras iguales entre sí formalmente, girando, sin embargo, en dos sentidos diferentes.

Estas dos partículas unidad, serán las que posteriormente se enlazarán alternadamente en un continuo,  conformando así la onda.

 

 

 

01a52_supercuerdas_a4

Hermosa y especial figura compuesta por cinco tetraedros entrelazados.

Aunque el conocimiento pitagórico siempre la ha conocido, esta bella figura permaneció olvidada largo tiempo hasta ser meritoriamente redescubierta por el español Arturo Soria y Mata a principios del siglo XX cuando colaboraba en el estudio geométrico del sistema periódico de los elementos con el ya citado equipo de investigadores de “ la partícula unidad “.

Al observar de una manera directa, en la Naturaleza, la composición de los átomos por las correspondientes unidades básicas, esta estructura geométrica aparece situada en el centro del núcleo atómico de algunos elementos. Así la encontramos en los gases nobles a partir del neón y también en otros elementos, como en el estaño, el titanio y el zirconio.
Esta figura contiene en los extremos de sus vértices seis partículas básicas, con lo que se presenta con un total de 120 partículas unidad.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 5.

imageLA PARTÍCULA UNIDAD Y LA MATERIA OSCURA
MATERIA OSCURA Y ORDINARIA

La partícula unidad es el componente básico de la totalidad de la materia presente en la naturaleza.

El hidrógeno-1, formado por 18 partículas unidad, inicia el sistema periódico. A partir de aquí y de forma sucesiva, por ampliaciones cuánticas de 18 unidades, van apareciendo la totalidad de los elementos del sistema periódico.

En su descenso desde las dimensiones geométricas superiores, y después de entrar en la 3ª dimensión a través de la estructura geométrica de la partícula unidad, la materia va conformando los átomos de los elementos que se van formando gracias al incremento de las partículas básicas.

Cada dimensión tiene siete estados. En el primer estado las partículas unidad están individualizadas; en el segundo se unen en grupos de dos, tres, etc, hasta llegar a un máximo de siete. En el descenso energético, dos estados más se presentan antes de llegar a los estados gaseoso, líquido y sólido.

Así, en la dimensión tridimensional o física, se ha dado en llamar materia ordinaria a los tres estados inferiores; y materia oscura a los cuatro superiores, aunque estaría más acertado llamarla materia luminosa.

En la página contigua se detalla la disociación de un átomo de hidrógeno-1 desde su estado gaseoso hasta su estado 1º en el que las partículas básicas ya quedan libres.

DISOCIACIÓN DE UN ÁTOMO DE HIDRÓGENO
Inicialmente, el hidrógeno-1 en estado gaseoso se presenta constituído por seis corpúsculos, de tres partículas cada uno, que se sitúan en los vértices de un octaedro, formando un conjunto de dos triángulos que giran sobre su eje vertical. En los corpúsculos situados en los polos del eje las partículas unidad están colocadas de forma lineal en su interior; en cambio, en los cuatro corpúsculos restantes, situados sobre el plano ecuatorial, dichas partículas están dispuestas formando triángulos.

Cuando el hidrógeno pasa al estado 4º que es la modalidad más densa de materia oscura que existe, la cápsula que en estado gaseoso encerraba los corpúsculos se desintegra, quedando éstos libres para reordenarse en dos cuerpos donde los corpúsculos se disponen triangularmente y se hallan encerrados dentro de una envoltura esférica. Un cuerpo es positivo y el otro negativo.

Una vez se pasa al estado 3º, los dos cuerpos pierden sus envolturas por desintegración, de forma que el positivo se divide, a la vez, en otros dos cuerpos: el primero constituído por dos corpúsculos cuyas partículas unidad se disponen de forma lineal dentro de sus límites; el segundo , que ya estaba presente en el estado 4º, pasa ahora a estar libre. Paralelamente, el cuerpo negativo también se descompone en otros dos cuerpos: uno constituído por dos partículas negativas y otro positivo que queda libre.

01a52_supercuerdas_a4

 

Estado 1º

 

 

 

Estado 2º

 

 

Estado 3º

 

 

Estado 4º

 

 

Estado
gaseoso

 

Estado
líquido

 

Estado
sólido

 

Los dos corpúsculos que quedan libres en el estado 3º pasan enseguida al estado 2º, al tiempo que los dos cuerpos restantes pierden sus envolturas quedando libres los corpúsculos de su interior, de los que son positivos los que contienen las partículas en línea y negativos los que las tienen dispuestas en triángulo.

Finalmente, al pasar al estado 1º las envolturas de los cuerpos vuelven a desintegrarse, liberándose así sus partículas interiores. De esta manera quedan en libertad 18 partículas unidad, 9 de ellas positivas y otras 9 negativas.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 4.

imageHISTORIA DE LA PARTÍCULA UNIDAD
Aunque tanto esta partícula como sus características son citadas por varios autores a lo largo de la historia, no es hasta el trabajo sobre la luz y el color que el médico neoyorquino Edwin Babbitt realizó en 1877 que esta partícula se estudió de una manera concreta.

Este autor presenta en su estudio un dibujo preciso y precioso de su forma, al tiempo que describe algunas de sus características relativas a la luz y al color.

01a52_supercuerdas_a4

Babbitt llega incluso a concretar la manera en que las diferentes partículas se entrelazan, que no es sino haciendo coincidir sus respectivos filamentos. También describe detalladamente los diferentes grados de espiras que envuelven los filamentos.

Unos años después de que lo hiciera Babbitt, en 1895, un equipo formado por A. Besant, C.W. Leadbeater, y C. Jinarajadasa presentó otro estudio sobre la partícula unidad dentro de un exhaustivo trabajo sobre los elementos del sistema periódico.

01a52_supercuerdas_a4

Este equipo, al comentar la partícula, lo hace teniendo en cuenta su doble presentación formal, girando hacia la derecha y hacia la izquierda. Así, por un lado la partícula puede considerarse positiva al ser fuente de donde la energía surge y por otro lado negativa en tanto dicha energía desaparece por ella.

Al igual que Babbitt, estos autores presentan la partícula observada del natural, con la típica forma de “corazón”, algo achatada en su parte superior y puntiaguda en su parte inferior, resultante de la interacción entre la plasticidad de la materia y la circulación de la energía.

En comparación a su presentación formal en la Naturaleza, matemáticamente la partícula unidad en su expresión geométrica presenta la misma conformación topológica; mostrando, a la vez, una clara y bien definida simetría entre sus polos superior e inferior. Una doble simetría aparece en cuanto se observan sus filamentos; si se analizan los puntos de inflexión de un filamento en sus polos, se observa que en su proyección en planta aquellos se hallan 180º desplazados el uno del otro.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/

 


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 3.

image

 

FILAMENTOS Y ESPIRAS

Los diez filamentos tienen la misma forma. Cada uno está separado del otro por un giro de 36º, sobre el eje vertical de giro.

Cada filamento da exactamente cinco vueltas, dos y media en el interior y las otras dos y media en el exterior.

El filamento está rodeado por un grupo de espiras; alrededor de cada grupo de espiras aparece otro grupo de espiras de menor tamaño y así sucesivamente, hasta completar un número de seis grupos de espiras. Los diferentes grupos de espiras son consecuencia de la pertenencia a diferentes y sucesivas dimensiones en la estructura geométrica del espacio.

image

Proyección en planta de los diez filamentos.

image

Proyección en alzado de un filamento que ya muestra
el primer conjunto de espiras.

 

image

 

 

 

Al observar el primer conjunto de espiras de un filamento, se han contabilizado 1680 espiras alrededor de él.

 

El primero y segundo de los seis conjuntos de 
espiras alrededor de un filamento.

 

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 2.

2017-06-03_15h58_09LA PARTÍCULA UNIDAD DEL UNIVERSO

LA PARTÍCULA UNIDAD

Existe una partícula mínima en el espacio tridimensional y que no puede dividirse en partes más pequeñas; si se hiciera, se obtendrían partículas espaciales de la cuarta dimensión. Esta partícula es la que da masa a la materia; es el inicio de la materia.

FORMA DE LA PARTÍCULA UNIDAD

Su forma responde a diez filamentos helicoidales conformados sobre un toroide. Se presentan en dos grupos; un grupo tiene siete filamentos y el otro tres; el grupo de tres es más luminoso que el de siete. La superficie del toroide es la de un hiperboloide hiperbólico que presenta una curvatura ligeramente negativa.

MOVIMIENTO DE LA PARTÍCULA

La partícula se mueve con tres tipos de movimientos. Tiene un movimiento de rotación sobre su eje vertical; otro movimiento, reducido, cíclico circular; finalmente otro de pulsación. El movimiento de pulsación se realiza desde unos mínimos, en el interior, coincidentes con la medida de la unidad geométrica icosaédrica de la cuarta dimensión, a unos máximos, en el exterior, que se corresponden con la unidad geométrica icosaédrica de la tercera dimensión. Así, la partícula cumple la función de enlazar la cuarta dimensión con la tercera.

LA PARTÍCULA Y EL SISTEMA PERIÓDICO DE LOS ELEMENTOS

La partícula unidad es el componente de todos los elementos de la Naturaleza. 18 partículas unidad, en una determinada estructura geométrica, dan lugar al átomo de hidrógeno-1. El hidrógeno-2 está compuesto por 36, y el hidrógeno-3 contiene 54. El helio-3, al igual que el hidrógeno-3, contiene 54 partículas aunque con una geometría diferenciada. El helio-4 ya reúne 72. Se observa así que los elementos físico-químicos van añadiendo 18 unidades básicas de crecimiento cuántico en sus isótopos correlativos. Siguiendo con otros ejemplos, el cobre, en sus dos isótopos estables, se presenta con 1134 y 1170 partículas respectivamente, aunque ambos mantienen la misma forma geométrica; el átomo de oro ya contiene 3546 partículas unidad, exhibiendo su característica forma, dinámica y hermosa.

image

Proyección ortogonal, en alzado, de la partícula unidad.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/


SUPERCUERDAS.- La partícula Unidad y la materia oscura. Parte 1.

image

 

SUPERCUERDAS

LAS CUERDAS VIBRANTES DEL ESPACIO

LA MATRIZ DEL ESPACIO

El espacio sigue un orden. En el espacio existen toda una serie de líneas rectas que forman un entramado ordenado. Esta red se corresponde con las aristas de los poliedros de Platón.

En un principio, esta malla permanece en el espacio sin dar señales de su existencia. Cuando se produce un determinado sonido desde dimensiones superiores Las aristas entran en un movimiento vibratorio. Así, aparecen las rectas o aristas vibrantes, transformándose, ahora ya, en cuerdas vibrantes que están definidas por segmentos con una determinada longitud.

CINCO TIPOS DE CUERDAS

Cinco son los poliedros regulares existentes, presentando cinco tipos o longitudes de aristas diferenciadas. La estructura espacial de estos cinco sistemas de cuerdas se presentan unificados en una sola matriz, pudiéndose pasar de un sistema a otro en el espacio. Aunque todos ellos cumplen su función en el espacio, el icosaedro es especial: la situación de sus aristas laterales posibilita toda una serie de propiedades, relacionadas con la construcción de la Naturaleza, cuando aquellas actúan como cuerdas vibrantes.

DIMENSIONES DIFERENTES

En cada uno de los cinco tipos de aristas o longitudes de cuerdas, aparece además la característica de un diferente orden de magnitud, que viene dado por las diferentes dimensiones, en tanto que unos espacios están confinados dentro de otros espacios. De esta manera se abarca en la Naturaleza tanto el Microcosmos como el Macrocosmos.

ORIGEN DE LA PARTÍCULA UNIDAD Y LA MATERIA OSCURA

De esta matriz geométrica surge la partícula unidad y después, por grados, la materia oscura. Finalmente hace su aparición la materia ordinaria del Universo.

image

Proyección ortogonal de una zona de la malla poliédrica.

Escrito y publicado por Rafael Poza Mus

Fuente: http://www.supercuerdasparticulabasica.com/