Lo importante es lo que no se ve

En los Límites de la Realidad

La Tierra Esconde un Gran Secreto

Nuestro Mundo, dispone de un poder desconocido por la ciencia, en el siguiente video, os desvelamos ese secreto que afecta a todos los seres vivos que pueblan este espacio de vida que llamamos Planeta Tierra.
Anuncios

CRONOLOGÍA CELESTE – historia del sistema solar – Corey Goode

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=A5_nlcsGQlk


¿SÓLO LAS MATEMÁTICAS SON REALES EN EL UNIVERSO?

¿Somos meras proyecciones o simulacros transitorios de formas eternas trascendentes? ¿Estamos hechos de números y formas geométricas inmutables? ¿El hecho de que podamos conocer la realidad matemática significa que participamos en la mente divina?
Una de las más viejas discusiones filosóficas opone dos concepciones básicas de la realidad: aquella que ve el universo como cambio perenne (movimiento y flujo) y aquella que que piensa el universo como permanencia e inmutabilidad (el Ser que es siempre y nunca dejará de ser). Algunos filósofos, siguiendo la escuela de Parménides y en cierta medida de Platón, consideran que lo real puede inferirse de manera negativa: es sólo real aquello que no cambia, aquello que es siempre y permanece más allá de toda la procesión (el espejismo) del devenir.
 
Por eso se puede decir, con Platón, que el tiempo es sólo una imagen en movimiento o una proyección de la eternidad; lo real es la eternidad, que está más allá de las vicisitudes temporales y de la corrupción de la materia, por siempre íntegra. Y quizás lo que más se acerca, que podemos concebir, a esa eternidad, a eso inmutable, inmóvil y trascendente, por siempre ello mismo, de lo cual mundo temporal emerge, son las matemáticas.
Algunos científicos sugieren que las matemáticas constituyen una realidad más fundamental que la carne y los huesos o incluso los átomos y los procesos cognitivos que corren en el “hardware” de la materia. Max Tegmark, por ejemplo, sugiere que sólo las matemáticas son verdaderamente reales (o primordiales). Toda la aparatosidad –el tiempo mismo y nuestros cuerpos en su devenir– que resulta a partir de este principio matemático puede considerarse una ilusión o al menos un aspecto menor, sombra o simulacro que se desvanece ante la luz abstracta de lo real trascendente.
Tegmark explica que Einstein nos enseñó que la realidad pude pensarse como un “espacio de cuatro dimensiones llamado tiempo-espacio que simplemente existe, sin cambiar, nunca creado, nunca destruido”.  Esta es una de las interpretaciones de la cosmología de Einstein, donde las  fuerzas que conocemos, como la gravedad, emergen o son propiedades de la geometría del tiempo-espacio que es la realidad esencial del universo.
 
Tegmark se sirve, como tantos otros, de la famosa frase de Einstein: “La distinción entre el pasado, el presente y el futuro es sólo una ilusión persistente”. Frase que puede ser interpretada para significar que el tiempo es una ilusión o que solamente todo el tiempo, la totalidad en su conjunto es real. En este momento están, inexorablemente todos los momentos: la relatividad del tiempo es una relación o una interdependencia entre el presente y todos los instantes pasados y futuros. “En el espacio-tiempo, el futuro es tan real como el pasado –partes del tiempo-espacio que están presentes en tu futuro, más adelante, estarán en tu pasado. Ya que el tiempo-espacio es estático e inmutable, ninguna parte puede cambiar su estado de realidad, y todas las partes deben de ser igualmente reales”.

SEPA MÁS: Michio Kaku: “El Azar no tiene sentido, existe una fuerza inteligente que lo gobierna Todo”

¿Cómo concebir este tiempo-espacio? Tegmark nos dice que la forma más acertada es como una estructura matemática. “El tiempo-espacio es puramente una estructura matemática en el sentido en el que no tiene propiedades que no sean propiedades matemáticas, por ejemplo el número 4, su número de dimensiones. En mi libro Our Mathematical Universe, argumento que no sólo el tiempo-espacio sino toda nuestra realidad externa física es una estructura matemática, lo que por definición es una entidad abstracta inmutable existiendo fuera del tiempo-espacio”.

LEA TAMBIÉN: ¿Y si Dios es un “Matemático”?

Puede parecernos poco poético pensarnos sólo como representaciones o desdoblamientos transitorios de números y formas geométricas eternas. Según Tegmark: “Podemos decir lo siguiente: Eres solamente un patrón de tiempo-espacio. Un patrón matemático. Específicamente, eres una herbra en el tiempo-espacio –de hecho una de las hebras más elaboradas jamás conocidas”. Platón en el Timeo otorga un valor ontológico a este mundo y sus objetos de un simulacro: “Y las figuras que entran y salen son copias de aquellas que siempre existen, siendo estampadas por éstas de una forma maravillosa y difícil de describir”.
 
Pero hay también aquí algo grandioso, al contemplar en nosotros –si es que suscribimos a esta visión pitagórica-platónica de la realidad– un orden eterno, una insondable armonía preestablecida que se concretiza en la formación de estrellas, en la simetría del cuerpo humano o de un copo de nieve y que, ya sea en forma de una copia menos nítida, lleva una firma divina.

 

Como escribe Platón en el Timeo, más que átomos estamos hechos de formas geométricas e incluso el alma es una fórmula matemática. O como entendió Kepler, quien desarrolló su teoría de las órbitas elípticas de los planetas bajo la firme creencia de que existía una armonía celeste preestablecida: “La geometría es un coeterno reflejo de la mente de Dios”, una frase a la que puede sumarse la famosa cita platónica: “Dios geometriza”.
Esta tesis se apoya en la enorme capacidad predictiva de las matemáticas, la cual sugiere que éstas no son solamente construcciones o categorías mentales que el hombre proyecta al mundo, sino que son leyes que existen en el tejido del universo o que, en todo caso, la mente que concibe las matemáticas contiene en sí misma las leyes del universo y por lo tanto su pensamiento es un descubrimiento de la realidad. Vivimos en un universo que puede ser descrito“elegantemente por las matemáticas… El último triunfo en este sentido es el descubrimiento del bosón de Higgs, que como el planeta Neptuno y la onda de radio, primero fue predicho con un lápiz, usando ecuaciones matemáticas“. Este es el misterio que también manifestó Einstein: “lo incomprensible del universo es que sea comprensible”. El universo refleja una disposición a ser conocido, a revelarse ante el espejo transparente de la inteligencia.

 

 
El hecho de que podamos conocer esta sinfonía numérica, estas ecuaciones eternas, estas Formas primordiales, que son según cierta rama de la ciencia moderna la esencia de la realidad, sugiere que participamos esencialmente en la totalidad del cosmos: no sólo las podemos conocer, las contenemos, puesto que existe una identidad entre lo que podemos conocer y lo que somos.
 
Las mentes solamente científicas seguramente se contrariarán, pero me parece que podemos encontrar una relevante relación entre la visión moderna de la ciencia que concibe la realidad como una serie de patrones matemáticos –a la manera de un código fuente que programa una aplicación o un sitio web– de los cuales emerge el mundo de los fenómenos, similar a las olas en la superficie del océano que son impulsadas por corrientes profundas, y la antigua visión religiosa del mundo como una manifestación de la Ley, el Logos, el dharma, o el Talmud. Tradiciones místicas incluso señalan que más allá de los dioses en jerarquía está la ley misma del universo, la constante eterna, el arquetipo emanacionista.

 

Dios, así, tal vez puede comprenderse como una personificación o una representación de la voluntad y el orden que rigen absolutamente la existencia, que son la existencia misma en su sentido más puro y abstracto, la supraesencia de la cual se despliega el mundo que experimentamos.

 

Pijama Surf

Fuente: https://larevolucionpacifica.com/2016/06/19/solo-las-matematicas-son-reales-en-el-universo/#more-7579


Los Arcontes

 

Los arcontes, son entidades no orgánicas interdimensionales que aparecen mencionadas por primera vez en los llamados textos de Nag Hammadi escritos en el siglo IV y posiblemente, referenciados en documentos mas antiguos situados en el siglo I.

Esas entidades de las que hablan los textos, son dueñas del ser humano y mas antiguas que el propio sistema solar, en el siguiente vídeo hablamos de ellas, entregando muchos de los datos existentes sobre estos DEPREDADORES de HUMANOS.
Esperamos que os guste.

 

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=VwjYwALe960


“LA GRAN MANIPULACIÓN CÓSMICA” DE JUAN GARCÍA ATIENZA

60

La Gran Manipulación Cósmica de Juan García Atienza. El autor publicó en 1981, esta obra en la que nos muestra una hipótesis por la cual el mundo que conocemos y nuestras vidas forman parte de un oscuro plan de unas “entidades” que nos utilizan como un rebaño.

En sus casi 300 páginas, el autor desarrolla teorías que han barajado autores como Icke, Freixedo, Zecharias, Charroux o Granger entre otros, pero con la particularidad de que Atienza se antepone a muchas tesis actuales y añade importantes detalles adicionales que nos permiten ampliar la idea que la “Hermandad” mantiene un control social, político, económico, legislativo… sobre nosotros para utilizarnos como “una forma de alimento”.

En la solapa del libro, podemos leer: ¿Somos marionetas cósmicas? ¿Es la humanidad entera un rebaño conducido por entidades que controlan cada acto que realizamos y dirigen cada paso que intentamos dar?

Juan G. Atienza da un paso más en la línea de su pensamiento fundamentalmente heterodoxo. Ya no se trata únicamente de descubrir los lugares mágicos ni de la búsqueda insaciable de los ocultistas a lo largo de la historia, sino de escarbar con lucidez, en las razones que provocaron esa búsqueda y en las causas profundas del comportamiento humano, desde que la humanidad comenzó a serlo.

El hombre, que se cree libre, es en realidad una marioneta que se mueve siguiendo el deseo y el capricho de entidades “extrahumanas” que han pretendido fijar los limites de nuestra evolución. Para esas potencias, la humanidad ha sido solo algo útil y aprovechable, del mismo modo que al ser humano le son útiles los animales de una granja.

LEA TAMBIÉN: Documentos desclasificados FBI: La Tierra ha sido visitada por entidades extradimensionales

Es el único animal que obedece a aquello que desconoce radicalmente y el único que teme enfrentarse a lo desconocido. Parece como si, a todos los niveles vitales, el ser humano hubiera perdido definitivamente el sentido de su propia libertad, plegándose a todas las fuerzas que le arrastran irremisiblemente a la dependencia.

¿Puede el hombre aspirar realmente a su libertad? ¿Podrán permitírsela algún día esas fuerzas que le manipulan en su propio y exclusivo beneficio? ¿O tendrá que rebelarse definitiva­mente contra los dioses y hacer uso de su ineludible derecho a elegir libremente su destino?

Al final del Libro, Atienza, nos desvela lo que el denomina “la liberación” o el método de liberarse de estas entidades y ser libre y nos muestra ejemplos de ciertos individuos que consiguieron la ansiada meta.

Fuente: http://larevolucionpacifica.com/2015/10/03/la-gran-manipulacion-cosmica-de-juan-garcia-atienza/#more-2052


MICHIO KAKU: “EL AZAR NO TIENE SENTIDO, EXISTE UNA FUERZA INTELIGENTE QUE LO GOBIERNA TODO”

El reputado físico teórico norteamericano Michio Kaku, famoso por formular la revolucionaria teoría de las cuerdas (modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “estados vibracionales”), causó recientemente un pequeño remezón en la comunidad científica luego que afirmara haber encontrado pruebas de la existencia de una fuerza inteligente y desconocida por el hombre que gobierna la naturaleza, es decir, algo bastante parecido al concepto que muchos tienen de Dios como ente creador y rector del universo.

 

Para llegar a esta conclusión Michio Kaku utilizó una inédita tecnología creada el año 2005 que le permitió analizar el comportamiento de la materia a escala subatómica, valiéndose para ello de un “semi-radio primitivo de taquiones”. Los taquiones, por cierto, son todas aquellas partículas hipotéticas capaz de moverse a velocidades superlumínicas, es decir, son partículas teóricas capaces de “despegar” la materia del universo o el contacto de vacío con ella, dejando así a esta materia en estado puro, totalmente libre de las influencias del universo que las rodea.

 
Según el físico, al observar el comportamiento de estos taquiones en varios experimentos, llegó a la conclusión que los seres humanos vivíamos en una especie de “Matrix”, vale decir, un mundo regido por leyes y principios concebidos por una especie de gran arquitecto inteligente. “He llegado a la conclusión de que estamos en un mundo hecho por reglas creadas por una inteligencia, no muy diferente de un juego de ordenador favorito, pero, por supuesto, más complejo e impensable”, aseguró el científico.

 

LEA TAMBIÉN: La Espiral de Fibonacci: ¿De verdad todo esto te parece casualidad? (FOTOS)

Michio Kaku agregó que “analizando el comportamiento de la materia a escala subatómica, afectada por el semi radio primitivo de taquiones, por primera vez en la historia, un diminuto punto en el espacio, totalmente libre de cualquier influencia del universo, materia, fuerza o ley, se percibe de una forma inédita el caos absoluto. Así, todo lo que llamamos azar ya no tiene más sentido, porque estamos en un plano regido por reglas creadas y no determinado por azares universales. Esto quiere decir que, con toda probabilidad, existe  una fuerza desconocida que lo gobierna todo”, dijo el científico.

 

Michio Kaku agregó que “alguien le hizo una vez a Einstein la gran pregunta: ¿Hay un Dios? A lo que contestó que creía en un Dios representado por el orden, la armonía, la belleza, la simplicidad y la elegancia, el Dios de Spinoza. El universo podía ser caótico y feo, pero en cambio es bello, simple y regido por reglas matemáticas sencillas”.

La teoría de las cuerdas y la música de Dios

 

Con respecto a la formulación de la famosa “String Field Theory”, o teoría de las cuerdas, modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “estados vibracionales” de un objeto extendido más básico llamado “cuerda” o “filamento”, lo que convertiría a un electrón, por ejemplo, no en un “punto” sin estructura interna y de dimensión cero, sino que un amasijo de cuerdas minúsculas que vibran en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones, Kaku afirmó que “desde hace mucho tiempo trabajo en esta teoría, que se basa en la música o pequeñas cuerdas vibrantes que nos dan las partículas que vemos en la naturaleza. Las leyes de la química con las que hemos tenido problemas en la escuela secundaria serían las melodías que se pueden ejecutar en estas cuerdas vibrantes. El Universo, así, sería una sinfonía de estas cuerdas vibrantes y la mente de Dios, sobre la que Einstein escribió ampliamente, sería música cósmica resonando a través de este nirvana a través de las 11 dimensiones hiper espaciales”.

El físico norteamericano de origen japonés concluyó que “los físicos son los únicos científicos que puede decir la palabra “Dios” y no sonrojarse. El hecho esencial es que se trata de preguntas cósmicas de existencia y significado. Thomas Huxley, el gran biólogo del siglo pasado, dijo que la cuestión de todas las preguntas de la ciencia y la religión es determinar nuestro lugar y nuestro verdadero rol en el Universo. Por tanto, la ciencia y la religión se tratan de la misma pregunta. Sin embargo, ha habido esencialmente undivorcio en el último siglo, más o menos, entre la ciencia y el humanismo, y creo que es muy triste que no hablemos ya el mismo idioma”.

 

 

Fuente: https://larevolucionpacifica2011.wordpress.com/2015/07/18/michio-kaku-el-azar-no-tiene-sentido-existe-una-fuerza-inteligente-que-lo-gobierna-todo/#more-1527

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Nada Existe si no lo Observas

Sin título-1

Un interesante experimento de física cuántica efectuado por la Universidad Nacional de Australia, parece demostrar que las partículas atómicas responden a la observación y cuando esta se produce, se comportan de manera distinta a cuando no son observadas.

Con ello parecen demostrar que en el universo, todo existe cuando la observación se efectúa sobre ello, la ciencia parece cada día acercarse a las tesis del Zen y del Tao que afirmaban la existencia de las cosas solo en la observación de las mismas.

Os dejo con la historia de dicho experimento y sus consecuencias en nuestra vida diaria.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/nada-existe-si-no-lo-observas.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario