Lo importante es lo que no se ve

Espiritualidad

Funambulistas de la luz.

Si hay algo que tuve claro hace tiempo, cuando empezó a llover información de todo tipo a través de las webs, es que podía ver un patrón claro, un argumento común en todas las canalizaciones, y en muchas experiencias de contacto, todas venían o bien de otra dimensión/densidad o de una constelación a cual más genérica. Siempre vi estos orígenes como una máscara por la cual no dejar claro su verdadero origen, y no evidenciar sus verdaderas intenciones, lo cual para mí era digno de sospecha, en cambio a la mayoría le era algo aceptable y lógico.

Tras la globalización y los movimientos migratorios, todos nos hemos ido acostumbrando a tratar con personas que llegan de los puntos más remotos del planeta, unos rechazan o temen esta integración y otros como en mi caso, saciamos nuestra curiosidad por saber más y conocer un punto de vista distinto. Esas personas de lo primero que te hablan es de su pueblo, de su tierra y de sus costumbres, para finalmente comprobar que no hay tanta diferencia en la mayoría de los casos y que estés donde estés, te acaban pasando las mismas cosas y acabas viviendo las mismas experiencias.

Pero en el caso de estas informaciones canalizadas o compartidas a través de relatos de contacto, siempre hay un aire de superioridad que lo rige todo, relatos condescendientes llenos de argumentos confusos, relatos de un futuro idealizado y tamizado con los mismos mecanismos por los cuales mordimos los anzuelos de la religión. Poco a poco se fue fraguando en mí la absurda idea de que quizás no estaban tan lejos como suponiamos o que quizás no venían de donde decían.

Si tomamos la ciencia como referencia, la cual nos dice que nuestro sentido de la vista solo capta el 4% de la luz y que todo lo que escape a esa frecuencia es literalmente invisible. Solo con este dato, nos podemos hacer una idea de lo sencillo que es engañar a cualquier humano medio, que por sus propios medios es incapaz de atisbar nada más allá de ese ridículo 4% de luz.

Lo que me da que pensar que todas las logias y religiones que adoran al portador de la luz, no lo hacen porque ese ente porte algún tipo de conocimiento esencial o un significado iluminador. Sino que esa luz que porta es ese rango de frecuencia ridículo de luz por el cual nos movemos como funambulistas en la cuerda floja. Hechos a imagen y semejanza de un dios, pero incapaces de ver más allá de sus narices.

Vivimos a tientas, creyendo lo que nos dicen unos y otros, porque no podemos comprobar por nosotros mismos nada, al estar castrados sensitivamente. Físicamente no vemos más allá de lo que se ideo que deberíamos ver, por lo tanto podemos estar rodeados y literalmente invadidos a nuestro alrededor y no percatarnos de nada durante miles de años. Después te pueden decir que vienen de otra dimensión, de la constelación X, que aunque en realidad estén junto a ti, no podrás desmentirlo por que tus sentidos no te lo permiten y ellos lo saben.

No es casual que no tengamos acceso a herramientas que puedan captar esos rangos de luz que escapan a nuestros ojos, no es casual que los medios que existen para ello sean prohibitivos o directamente inaccesibles, no es casual que aquellos que tienen este conocimiento lo atesoran y lo usan en beneficio propio, y por supuesto no es casual que ese estúpido portador de la luz no sea más que un símbolo para decirte lo que puedes o no puedes ver.

Muchos deberían a replantearse seriamente los argumentos que les llegan por ciertos medios, en los cuales no se respeta el protocolo mínimo, que debería existir entre dos seres de distinto origen que se comunican. Decir quién eres y de dónde vienes es algo que todo ser vivo en este planeta tiene por costumbre, independientemente de las diferencias culturales que existan, es lo mínimo que ambas partes comparten antes de entablar una relación amistosa. ¿Por qué deberíamos tener en cuenta, o siquiera creer en alguien que ni siquiera se identifica o te dice que en su lugar de origen no existen los nombres? Si quieres engañarme diciéndome que no tiene relevancia tu origen, tu identidad, pero sin embargo tengo que creer todo lo que me digas ciegamente, vete a otro perro con ese hueso.

Está claro y queda evidente que sus intenciones no son de lo más puro, cuando desvían la atención hacia nuestras esperanzas y nuestros anhelos, para ganarse nuestra confianza y ceder nuestra voluntad de forma sosegada y tranquila. Se parece mucho a lo que hace el sistema con sus ciudadanos, te lubrica y te da por… 

Identificamos la luz como algo positivo, pero cuando se nos merma y se nos impide percibirla en su totalidad, estamos abiertos al engaño, la creencia ciega, la estupidez y la ignorancia. Nos abrimos a la interpretación y al enfrentamiento por esa misma interpretación de los medios por los cuales no legan la “palabra” y se nos impone una jerarquía en el que mires por donde lo mires, al final no somos más que cucarachas culpables de todo para ellos.

Está en la condición de cada uno el soltar esa necesidad de aferrarse a la esperanza, al salvamento y a un futuro de cuento que nunca llega, o madurar y dar forma por tus medios y acciones a esa utopía que todo ser vivo en este planeta debería tener en mente, para crear en serio y no en serie.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/05/funambulistas-de-la-luz.html


El reflejo inexistente.

Al borde de la locura, es como queda tu mente si aceptas ciertas creencias, dogmas que una vez procesados y comprendidos por tu mente forman un programa que automatiza de forma inconsciente los procesos para los que fue inoculado en ti. Disociado de ti, ese es el estado en el que conviene que estés, es el modo en el que es más sencillo controlarte y aceptes como tuyas, cosas que no lo son. Uno de los programas más severos fue aquel que programo nuestra mente a aceptar toda la culpa. La culpa es un medio eficaz por el cual pueden mantenerte inerte, esperanzado e involucionado. Gracias a ese sentimiento de culpa abres la puerta a todo lo que deseen inocular en ti, hasta tal punto, que podrás aceptar incluso la muerte como algo lógico y natural.

El dolor y el sufrimiento como forma pasional desde la cual iniciar la prospección espiritual, es la peor de las falacias que alegremente se aceptan y se asumen como un camino desde el cual ser ascendido. Vine, sufrí y ascendí, es la incoherente forma en el que se nos dio la posibilidad de lograr esa pasión cristiana en el que el martirio de la carne es el medio en el cual quedar santificado. Hasta tal punto se cree en esto, que se llega a considerar un éxtasis llagar tu cuerpo y sangrar por doquier, fustigarse y colocarse cilicios. Esto prueba que si controlas la mente del individuo, este podrá someter a su propia esencia hasta lograr expulsarla de sí mismo a través de ese trauma lacerante, con lo cual es lógico pensar que deja gran parte del habitáculo libre para ser habitado…

Estos podrían ser considerados casos extremos, pero el común de la masa lleva asumida la culpa y el sufrimiento como algo innato a su Ser, lo que propicia un condicionamiento desde el cual, queda la veda abierta para inocular cualquier programa por absurdo y estúpido que parezca. Desde hace unas décadas se inoculo la creencia de que tenemos ocultas formas condicionadas que inconscientemente proyectamos al exterior, y que cuando estas proyecciones quedan reflejadas en otras personas, nos enfrentamos violentamente a ellas en lugar de reconocerlos como propios, para poder abrazarlos, sanarlos y perdonarlos. Es el distorsionado argumento del ego, el cual sirve de comodín para culparlo de todo, y culpando al tu ego te culpan a ti, ya que tu ego forma parte de tu propia individualidad. Tu enemigo no es tu ego, sino aquellos que tratan de seguir ordeñando la vaca de la culpa.

Deja de buscar partes inexistentes de ti en otros, el mal existe tiene rostro.

Esto es más peligroso de lo que parece, y esto ha causado innumerables daños en el Ser, de entrada nos disocia y nos aleja aún mas de nuestro propio Ser, buscamos fuera en otras personas reflejos no reconocidos y no sanados, lo que implica una búsqueda absurda y desnortada, de algo que no vas a encontrar jamás, ya que de lo contrario supondría un desconocimiento de ti mismo atroz, con lo cual acabas aplicando la duda. Dudas de ti mismo, dudas de los demás al verles como algo tuyo disociado de ti, dudas de las intenciones ajenas, ya que no sabes si son tuyas o de quien, dudas de tus intenciones, ya que no sabes si nace de ti o de una parte no reconocida y oculta en esa sombra introspectiva. Al final tu individualidad, tu Ser, esta tan disociado de ti y queda tan traumado y fragmentado que acabas luchando contra ti mismo y el final de esa guerra, solo vencen esos que predican cosas que no practican. Toda mente que no está integrada y opera en armonía con su propia esencia, es digna de ser manipulada y controlada, reintegrar tu personalidad, tu individualidad, tu Ser en ti, es obligado para tu propio progreso, para tu propia orientación, de lo contrario iras dando bandazos buscando a alguien que te haga creer, y por lo tanto te haga ser más y más ignorante de ti mismo.

Ten por seguro que todos los que predican estos absurdos argumentos, esos que te piden que les creas y te hablan desde una autoridad y una sabiduría solo aparente, no son precisamente un modelo a seguir y son los menos indicados para ver la paja en el ojo ajeno.

Al aceptar una sombra que no existe y ver fuera, reflejos de ti que tampoco lo son, acabas regalando tu mente y rechazando tu esencia, apagas tu intuición y con ella la comunicación con tu propio Ser. Mente disociada, fragmentada y a la deriva, de este modo ofreces el timón de tu vida, tus pensamientos, tu voluntad, prácticamente regalada.

Tras esto, no podrás reconocer ni el bien, ni el mal, y lo más probable, es que pienses que el mal que te azota y te trauma es algo que no has logrado aún reconocer, es una sombra oculta, y no te faltara razón, es una sombra oculta, pero no tu sombra, sino la de aquellos a los cuales les abriste de par en par tu mente y tu cuerpo. El mal campara a sus anchas dentro y fuera de ti, el caos y el desastre llegara en tromba a tu vida, seguirás culpándote a ti mismo pensado que todo forma parte de tu reflejo, trataras inútilmente cambiar, y el cambio no solo no llega, sino que todo empeora. Estas ciego e incapacitado para reconocer a aquellos que te martirizan, te manipulan y te azotan.

El reflejo forma parte de un método usado en los proyectos de control mental (MK Ultra), en el cual al sujeto se le traumaba de innumerables formas y se le encerraba en una habitación llena de espejos, así una y otra vez, con lo cual el sujeto sometido acababa culpándose así mismo, viendo su propio reflejo en aquellos que le causaban el trauma. Exactamente igual funciona esta programación, se nos inculca que el mal puro, forma parte de nosotros, que somos nosotros el mal en esencia, y que forma parte de algo oculto en nuestro inconsciente (sombra) que proyectamos fuera y reflejamos en los demás, por lo tanto, no son los demás los que nos hacen el mal, sino nosotros mismos.

Siempre el mismo patrón en todas las distintas formas de creer que existen, el pecado y la culpa siempre son nuestras, no hay que ser muy listo para ver algo más que una intención en todo esto. No solo es una eficaz forma de control el cual ha conseguido someternos durante milenios, sino que es una forma igual de eficaz para cosechar y desempoderar*. Al final queda una masa de seres inertes a merced de la voluntad de cualquiera, que le diga cómo vivir, que hacer, en que creer y como no, cuando morir. Este método es propicio para derramar hasta la última gota de tu sangre, por una religión, por una nación, por una ideología, o lo que es más ridículo, por tu equipo de fútbol.

Mientras aceptemos como propias, causas y efectos que no nos pertenecen estaremos dando permiso para que la corrupción y la iniquidad quede impune, ya que estaremos aceptando que todo el mal es culpa nuestra y que la mejor penitencia es sufrir hasta enfermar y morir. Es imperantemente necesario quitarnos este lastre, dejarnos de seguir echándonos las culpas a nosotros y dejar que nuestro dedo señale aquellos que hacen el Mal. Hasta que no haya justicia no nos podremos perdonar nuestra propia pasividad, nuestra propia inacción, no podremos ver nuestro condicionamiento, todo aquello que nos limita.

No tenemos sombra, no proyectamos reflejo alguno, nuestro inconsciente no opera en nuestra contra, nuestro ego no es nuestro enemigo, no somos malos en esencia, no somos la causa ni el efecto de ningún mal, por lo tanto, aquellos que predican toda esta basura, solo son víctimas de control mental, se vendieron barato, o forman parte del grupo de entes sin esencia que nos quieren pastorear.

Nosotros no somos el reflejo de vosotros, nosotros somos luz, vosotros solo una sombra, de una mala imitación.

Como último comentario solo decir a todos estos que continúan fomentando la sombra, el reflejo no reconocido, el ego como enemigo y recurso recurrente, el Egregor y todos esos recursos revirados con los que seguir echándonos la culpa. Se os acabo el chollo.

(*) Perdida de soberanía, individualidad, personalidad.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/04/el-reflejo-inexistente.html


La Canción de los Condenados.

Dicen que la primera vez que se tiene constancia, de alguien que escuchara por primera vez la canción de los condenados, fue en un barco de esclavos que partía rumbo al nuevo mundo. Esos mismos esclavos sorprendían a sus amos al oír esa canción mientras trabajaban en los campos, mientras eran castigados a latigazos, mientras sus mujeres e hijas eran violadas. El rumor de la canción cubrió todo el territorio y el diablo blanco vio allí el negocio.

Tras la guerra civil en las tabernas se podía escuchar esa canción mientras se ahogaban penas en alcohol y se liberaban de la opresión del amo. El whisky casero quemaba las gargantas y propiciaba ese particular llanto, que musitaba esas noches, ese tono cautivo al diablo blanco, lo obnubilo de tal modo que no pudo más que querer aprovecharse de él, no comprendía ese tono, esa frecuencia musical, de donde nacía, pero sabía que podría transformarla en oro.

Pronto encontró al Sr. Johnson, firmó un contrato con él a cambio de su alma en un cruce de caminos, y en poco tiempo lo convirtió en leyenda. 29 canciones publico el diablo blanco con el Sr. Johnson, de la noche a la mañana su guitarra y su garganta sonaban en las tabernas y clubs de todo el delta del Mississippi. Este experimento del diablo blanco duro poco, el Sr. Johnson moría envenenado poco tiempo después, inaugurando el selecto club de los 27. El negocio estaba servido, el diablo blanco se llevó consigo su alma y una leyenda nacía. Años más tarde la canción de los condenados salió del Delta y recorrió el país, competía con el folk mediocre del interior, y barrió en el norte. Las estaciones de radio comenzaron a propagar ese tono, lleno de melancolía y rabia. Lamentos desacompasados que te cicatrizaban de inmediato, dejando una huella imborrable.

El diablo blanco fue comprando almas y propagando esa canción maldita. Etiqueto el producto y lo propago, acompaño a los soldados en la segunda guerra mundial y para cuando la guerra termino, el show ya estaba preparado. Según pasaban los años, las guitarras se fueron electrificando y el sonido fue cobrando distintos matices, distintos tonos. La canción de los condenados se había diversificado tanto que tenía público de todos los colores. El diablo blanco hizo su mayor apuesta, dándole la canción de los condenados a los blancos, así podría controlarlos a todos, y empezó a adquirir almas blancas.

No se limitó a algo local, desde su sede inglesa conquisto Europa, esparciendo la canción de los condenados a través de jóvenes bandas que tomaron a Muddy Waters y a T. Bone Walker, y los fusilaban sin compasión. En el nuevo mundo tomo al joven Preisley para que tamizara y le diera un nuevo tono a esa canción, la misma canción, la misma cadencia, mismo tono, distinto tamiz, mismo veneno para los blancos.

El viejo y el nuevo mundo bailaban al mismo ritmo, distintas formas de escuchar e interpretar la misma canción, distintos géneros, pero siempre era lo mismo. El dinero empezó a llover y a llenar bolsillos, tanto era así que el diablo blanco se permitió el lujo de prescindir de todo aquel que brillara con luz propia, que no acatara sus normas, o no respetara el contrato. Drogas y alcohol fueron la excusa para borrar esos brillos, sacrificios que a la vez provocaban que sus bolsillos se llenaran de oro. La exclusividad acabo centrándose en él, todo músico que quisiera publicar, debía pasar por su filtro, vender su alma y hacer un sacrificio. Esta fue una de las clausulas fijas desde entonces, a partir de la década de los 60 todas las bandas o artistas que se quisieran subir al olimpo, debían sacrificar a un miembro fundador, o en su defecto, el sacrificio se extendía a un familiar o un hijo.

Desde entonces es difícil encontrar una banda o músico, artista, que no haya sacrificado algo más que su propia alma para lograr el estrellato. El diablo blanco es persuasivo y tentador, el resplandor del oro es hipnotizante, así que no era difícil pervertir el genio creativo, y prostituir a estos músicos. El dolor y la aflicción se callaba con drogas y alcohol, sustancias que el diablo blanco proporcionaba a estos artistas, para paliar la mala conciencia y el remordimiento. Era curioso ver como lo tenían todo, todo lo que habían deseado y aun así, era más que evidente su desgracia. Sus conductas autodestructivas provocaban que la mayoría de las veces, el diablo blanco tomara medidas drásticas y sacrificara de forma temprana al cordero. 27 años era la edad ideal para sacrificar a todos aquellos que se vieran sobrepasados por sus propios remordimientos, por su mala conciencia, por ese veneno llamado fama, un pacto con el diablo tiene consecuencias y la música pago el precio más alto.

Al diablo blanco le molestaba tratar con artistas, no comprendía el poder creativo, el arte, solo veía negocio, a largo plazo no le compensaban. Se dio cuenta que muchos de ellos no aguantaban, pronto quedaban totalmente exprimidos, y se veía obligado a alargar la vida pública de esas primeras bandas que de forma ridícula y esperpéntica, esas viejas glorias del rock and roll seguían propagando la canción de los condenados, que un día décadas atrás, vio conquistar el mundo, sin importar la lengua o la cultura.

Fue la tecnología la que ayudo al diablo blanco, este pronto se deshizo de los músicos, tampoco necesitaba cantantes, tenía el producto, era suya la canción de los condenados y la continuaría propagando sin necesidad del genio creativo. Nadie pareció notar la diferencia, a pesar del contraste y la falta evidente de calidad. El diablo blanco sabía que la repetición provocaría la aceptación, así que inyecto su producto de forma constante y mediática, la gente ya no escuchaba música, consumía un tipo de frecuencias que los hipnotizaba y los transformaba en zombis sin criterio ni gusto.

La tecnología sin querer lo hizo tropezar, la popularización de música comprimida, eliminaba las frecuencias que eran insertadas para la hipnosis colectiva, así que el diablo blanco desplego a su ejército de abogados y pleiteo contra ese formato que fomentaba la piratería, esa piratería que al diablo blanco le sirvió para industrializar el mundo, hoy era la excusa para luchar contra el público que quería música, cultura, arte, sin tener que tratar con el diablo blanco en persona. Su huida hacia delante fue propagar más música electrónica, vacía e insustancial, y menos música orgánica.

Hoy por hoy, la música ha muerto para la gran masa de gente, clones que cantan y maniquíes que sujetan instrumentos, es lo que a día de hoy sale en los medios, gente hueca haciendo que cantan y tocan, todo suena igual, pero nadie sabría decir que es lo que escuchan, porque ni siquiera podría escribirse en una partitura. Sonidos, solo eso sonidos nacidos de una computadora. Es la era de los productores, que al servicio del diablo blanco fabrican estos sonidos que al ser replicados de forma constante por los distintos medios, provocan el atontamiento general, donde dejo de valorarse la calidad y solo se presta atención a los millones de descargas, eso es el barómetro del éxito, de la aceptación de la masa. El día en que el músico decidió competir en listas de ventas, fue el día en que mato a la música.

Ahora el diablo blanco no compra almas a músicos o artistas, el diablo blanco tiene las almas de aquellos que consumen sus sonidos. La canción de los condenados perdió su esencia, solo quedo la resonancia en las bodegas de esos mohosos y viejos barcos de esclavos, quedo el eco en los campos, quedo perdido en el aire. Ya no es el lamento del esclavo que trabaja bajo el látigo del amo, ahora es el esclavo el que baila al ritmo de ese mismo látigo.

Todos bailamos la canción de los condenados, porque nosotros somos esos condenados, nosotros somos los esclavos que empapados con el sudor de nuestro trabajo, latíamos al compás, sentíamos a la misma frecuencia, compartíamos el mismo sentimiento. Derramamos la misma sangre, teñimos de rojo la historia, pisamos el barro al mismo ritmo, y movimos nuestras sienes al mismo compás. La métrica del látigo golpeando nuestras costillas, fue la que dio origen a la canción de los condenados, es el lamento apagado que sirvió de desahogo a toda la injusticia y la humillación que sufrió el hombre.

La canción de los condenados sigue sonando en nuestros corazones, acompasados por un mismo latido, confundidos por las etiquetas, el marketing, y el brillo de los focos. Nos quitaron la música, pero seguimos bailando la misma canción, la canción de los condenados.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/04/la-cancion-de-los-condenados.html


Relaciones Orquestadas.

Siempre hubo un elemento que no logramos comprender, algo que se nos escapa, algo menos evidente y oculto. No podemos concebir como propios ciertos actos, ciertos impulsos, ciertas situaciones, que muchas veces, sin querer, nos arrastran al caos. Ciertamente somos inocentes, y no somos conscientes de cuan profundas son las raíces que nos apegan a este suelo, cuan profundas son las causas que nos desvían a ese perpetuo y cíclico error. Es complicado ver y comprender ciertas causas, el azar, el infortunio o la casualidad nefasta ya no son excusa, esos procedimientos ya sabes que no operan en la realidad, que esas creencias, son solo para aquellos que prefieren no saber o viven acomodados en su propia ignorancia, pero para todo hay una explicación, y cuando buscas quieras o no, encuentras, e incluso para eso, para encontrar tienes que estar preparado, porque puede ser que lo que tanto ansias encontrar, no sea del todo agradable.

Siempre se han orquestado relaciones, padres que casan a sus hijas con el mejor partido. Padres que casan a sus hijos con aquella con la mejor dote. Matrimonios para conservar una línea de sangre, para preservar una herencia, unos títulos, un poder. Relaciones sustentadas en lo económico, en el estatus, en la apariencia, relaciones artificiales en las que los sentimientos, el amor, es solo algo secundario o inútil a los intereses familiares. El honor, la integridad, y otras múltiples excusas servían para amañar matrimonios, pero no solo la alta alcurnia alcahueteaba y orquestaba las relaciones de sus vástagos, el pueblo también creaba alianzas basadas en sus propios intereses. Tierras y ganado, solían ser el ansiado fruto de esas relaciones, hoy se ha reducido bastante el criterio, una nómina asegurada y un techo, es suficiente para que llegue el amor.

No nos engañemos, desde que empezamos a fijarnos en las personas del sexo contrario, como algo más que amigos, es muy sencillo ver como el éxito a la hora de ligar, no se basa tanto en el atractivo, como en los recursos disponibles. Todos hemos tenido el típico amigo con moto, que ligaba más que tú, a pesar de no ser precisamente más guapo o simpático que tú, pero este no es el tema que nos interesa. Si bien tenemos asumido y aceptado que hay distintos intereses no sentimentales que influyen en el éxito de una relación, si bien tenemos asumido que el amor no lo es todo, y si bien tenemos asumido que “no solo de pan vive el hombre” ¿Cómo nos podíamos imaginar que aquellos que operan en el reverso de nuestros sentidos, no influían también en nuestras relaciones?

Desde aquí he analizado ampliamente la toxicidad emocional dentro del seno de la familia, como seres queridos de nuestra propia sangre incluso, nos pueden llegar hacer la vida imposible. Toca ahora subir un nivel, toca ir al origen de todo esto, como el amor incondicional, que es el principio que genera la fundación de una familia, puede ser orquestado desde las sombras para que sea un maremágnum de emociones toxicas, someter a ciertas personas y encerrarlas durante toda su vida en una tortuosa condena.

Debo avisar que si aun pensáis que no existen las familias toxicas, que creéis que todo es un reflejo vuestro, que todo se trata de algo que no tenéis admitido o integrado, que es vuestra propia sombra no reconocida. Si aun vivís en este engaño que sustituyo la culpa judeo-cristiana, por el reflejo o la sombra nueva erista, os va a suponer un sobreesfuerzo comprender lo que voy a exponer a continuación, así que espero que leas con la atención debida para que no acabes matando al mensajero.

Como siempre el principio de toda causa, y más concretamente en esta, es la ignorancia de lo que somos. No sabes realmente quien eres ni el bagaje que arrastras, por lo tanto empiezas de cero y para ti todo el mundo es bueno. Gente por conocer, relaciones nuevas que iniciar, sueños que proyectar y finalmente una familia que fundar. Todos tenemos unas primeras relaciones, con las que se podría decir que aplicamos el método ensayo-error. Relaciones para las cuales somos o muy inmaduros, o demasiado pragmáticos, pero llega el día en que conoces a alguien que rompe tus esquemas y salen emociones de ti, que tu ni sabias que tenías, y ahí comienzan esa sucesión de relaciones estables, con las que se ira fraguando lo que finalmente será tu proyecto de familia.

Esas personas con las que inicias relaciones de pareja, “en teoría” son desconocidas, no tienen ningún vínculo contigo y prácticamente tenéis que adaptaros para tratar de sorprender, comprender y acomodar, vuestras vidas a las suyas. Al principio todo es bonito, pero ni siquiera sois capaces de entender como aquello que empezó tan bien, un buen día acabo como el rosario de la aurora, o ni siquiera acaba, y vuestra relación se perpetúa y se enquista en el victimismo o el constante y recurrente chantaje emocional. Es evidente que nada es fortuito, no es por vosotros, ni siquiera se podría decir que se acabó el amor, simplemente todo es así de caótico porque ese clima es requerido y potenciado para que así sea.

Sabemos, y poco a poco se va asumiendo que existen entidades que se benefician de estos climas emocionales, de ellos extraen energía, nuestra energía vital. La transforman en sustrato, pero también lo aplican para otras cosas, como mantener la mascarada en la que vives, o proyectar un imaginario manipulador, pero esto ya lo hemos tocado. Es una grandísima cantidad de energía y es útil, y aplicable a todo lo que sea requerido, no basta con fomentar un clima de desigualdad social, injusticia política, libertad sesgada o un sistema laboral esclavista. No basta con estar sometidos a un sistema injusto en el que se nos programe el miedo y la escasez, ellos saben que se nos puede exprimir más, sobre todo a muchos de nosotros que somos riesgos potenciales, riesgos para su sistema, pero que ni siquiera somos conscientes de ello.

Como no sabemos que somos, no sabemos cómo combatir, que herramientas tenemos para luchar, como podemos tumbar a nuestros opresores, y como liberarnos de nuestra amnesia. Somos un potencial, pero con una ignorancia ciega de lo que somos y lo que albergamos, tanto es así, que nos rebelamos contra aquellos que señalan nuestras cadenas, porque nos es más fácil vivir engañados que admitir lo que internamente siempre hemos sospechado.

Tenemos que tener claro que existen distintos tipos de humano, nuestra diferencia no se encuentra en nuestro color de piel, no se encuentra en nuestra religión, ideología o cultura, se encuentra en nuestra capacidad. Así es como ellos nos tienen etiquetados, la capacidad de rebeldía y la capacidad de sumisión. Todos los humanos con alma, somos rebeldes en potencia, todos nos rebelamos ante este sistema en algún momento en el pasado, y en el presente, según sea nuestro potencial así será nuestro sometimiento y el clima dramático con el cual se vayan tintando nuestras vidas. Solo aquellos que claudican y se someten acaban engrosando distintos tipos de papeles, y los que no solo se sometieron sino que se vendieron, son los que durante sus vida repiten constantemente este patrón, venderse por dinero, por fama, por comodidad, por estabilidad. Ya que son las cosas que no van a tener aquellos que se niegan y se rebelan, vida tras vida.

Luego están los recién llegados, o aquellos que tienen poca o nula experiencia aquí, así que están en observación/evaluación. Y por último están aquellos que solo son humanos en apariencia, pero dentro no albergan nada. Estos últimos suelen ser además, vehículos para albergar cualquier tipo de entidad, lo que también se conoce como Walk-In. Con estos ingredientes esos entes que se auto proclaman “guías” o que también se les conoce como señores del Karma. Orquestan junto con sus superiores jerárquicos, no solo tu reencarnación, sino que acuerdan contigo de forma coaccionada, aquellas cuestiones que implican el que tu tengas que sufrir, enfermar y volver a morir.

Dentro de esos “acuerdos” están integrados quienes van a entrar y salir de tu vida, algunos son viejos conocidos, otros solo son personajes secundarios puestos ahí, no hay nada al azar. Después agitan la coctelera y se van desarrollando los acontecimientos, o sea vives. La familia que tienes, los amigos que conoces, las parejas que te vas encontrando, tus hijos y posteriormente tus nietos. Todos forman parte de algo, todos tienen sus contratos y todos tienen sus propias características, algunos son rebeldes como tú, y pasan por vidas llenas de drama y sufrimiento, vidas donde todo lo que emprenden fracasa, vidas llenas de carestía y enfermedad. Otros se sometieron y juegan distintos papeles, intoxican de forma moderada, o simplemente son aquellos que tratan de moderarte, te aconsejan para que abandones tus sueños o censuran tu actitud.

Luego están los que llevan poco aquí y suelen ser colocados en grupos dentro de los cuales estén alejados de seres igual a ellos, son en esencia rebeldes inconscientes, que provocaran por su propia actitud inadaptada constantes conflictos. Tendrán por familia a seres sometidos o vendidos, rebeldes expuestos a mucha toxicidad y finalmente gente hueca que su única razón de existir es fastidiarle la vida al prójimo sea cual sea su condición, algunos solo cumplen esta función dentro de la familia, y fuera son personas moderadamente “normales” teniendo en cuenta la sociedad psicopática en la que viven, lo normal es ciertamente terrorífico. 

Es esencial que entiendas que esto que llamas despertar no es algo que haya surgido ahora de repente, por que lleguen energías cósmicas, o porque llegue el fin del Kali Yuga, porque los Hopi o los Mayas predijeran tal o cual cosa. Llevas cientos de años, quizás miles aquí haciéndote las mismas preguntas, tratando de rebelarte, tratando de escapar, unas veces rozando el éxito la mayoría la nada. Existen pruebas de que en la antigüedad ya nos hacíamos estas mismas preguntas y buscábamos liberarnos de estos mismos arcontes. Vida tras vida hemos sido atrapados o nos hemos sentido conmovidos por los que quedaron atrás. Los siglos de oscurantismo medieval, sirvieron para  mantenernos opacados, pero su propia codicia industrial sirvió para encontrar el recoveco para salir del letargo. Sea cual fuere la razón por la cual aún seguimos aquí no es porque no encontráramos las respuestas, sino porque no quisimos dejar nadie atrás.

Todas y cada una de nuestras vidas anteriores han sido un perpetuo sin sabor, vidas enteras sufriendo y mal viviendo. No te engañes, nunca has sido rico, nunca fuiste princesa, ni escribiste un solo renglón en la historia, jamás se esculpió tu nombre en piedra, y de tus antiguos restos no queda ya ni el polvo. Si fuiste honesto contigo mismo y no renunciaste a tu Ser, eso es lo que fueron tus vidas pasadas, en algunas de ellas encontraste respuestas, en otras te fuiste en blanco, pero nunca dejaste de Ser tú. Otros muchos sucumbieron al dolor, y permitieron seguirles el juego, solo para no perder contacto con los suyos, otros más débiles se vendieron y cambiaron de bando. Estos tras varias vidas a su servicio, fueron siendo recompensados con vidas cómodas, unas veces ricos, otras con cierto poder, pero nunca pertenecieron a la élite, solo disfrutaron de cierta comodidad y un puesto en la escala intermedia, tontos útiles.

Una vez que tienes este dato en tu poder, te das cuenta que tu vida actual es solo una réplica, un patrón repetitivo y absurdo. Quienes organizan esta mascarada, solo te quiere exprimir y someter, tenerte como un recurso que no cause molestias y se deje llevar. Es por eso que todo Ser con conciencia es implantado y controlado de forma etérica, es distraído, confundido y manipulado durante la noche. Es en esos periodos de sueños raros y confusos, donde se van reprogramando lo patrones, se añaden nuevas clausulas a tus contratos o se te aplican nuevos implantes. Si quieres puedes pensar que todo forma parte de un juego evolutivo en el que tú ordenaste todo esto para hacer la simulación más realista, este planteamiento es estúpido desde la raíz, y gracias a argumentos como estos, estamos tan perdidos como estamos. No viniste a evolucionar desengáñate, no podrás avanzar mientras tengas estos gatillos instalados en tu mente.

Las relaciones que te orquestan, la familia, amigos, compañeros, novios/as… ese flechazo de amor, no fue más que el fruto de un amaño, toda relación basada en una motivación irracional es orquestada, si no hay más que impulso compulsivo, pasional y visceral, no es por amor sino por inducción. Es evidente que muchos añoran sentir ese subidón, esa química que les impulsa a buscarse el uno al otro de forma instintiva y genital, esa mal llamada pasión es solo la embriaguez surgida tras el amaño, que al Ser lo deja en letargo y a la deriva de la ingesta de un coctel inducido. Tras esto llega la resaca, esta etapa pasional no dura mucho tiempo, simplemente porque no es natural, por eso nunca se recupera esa “pasión” porque nunca la hubo, solo reaccionaste a estímulos poco naturales. Cuando el Ser retoma su posición tiene la “opción” de rechazar esta manipulación, pero si no se es muy consciente, el plan sigue su curso. Una vez creado el lazo, entras en la vorágine y solo puedes intervenir, y sanar aquellos que reconozcas entre los tuyos, para salvar la conciencia de aquellos que solo son manejados, empujados al lado toxico, exprimidos, sometidos.

Aun no tenemos las herramientas para distinguir el trigo de la cizaña, distinguir al Ser sometido, del ente ocupando un cuerpo. Hay que tener en cuenta que estas personas huecas, sin alma, viven entre nosotros, trabajan, son nuestros padres, hermanos o hijos, y ya solo por eso, por esa etiqueta, estamos impedidos a profundizar, y ver lo que alberga ese humano en su interior, si alberga algún tipo de sentimiento o todo en ellos es una simulación, una mala imitación, lo que comúnmente llamamos “lágrimas de cocodrilo”. Que esto exista y sea posible es difícil de aceptar, y supongo que cualquiera lo negaría de plano, solo por cordura, pero con el tiempo las cosas encajan y solo es cuestión de hacerse las preguntas adecuadas para que por sí solas vayan llegando las respuestas correctas, unas veces a través de otros y otras por desgracia, viviéndolas en tus carnes.

Si unimos todos los ingredientes, tenemos seres sometidos por su gran potencial, conviviendo con seres rebeldes a los que tratan de someter, y una y otra vez se resisten a creer, se resisten a convertirse en algo que no son, a perder su esencia. Luego añadimos esos seres inocentes y sin experiencia, los cuales están en el punto de mira, observados, empujados a la constante confusión. El siguiente paso es meter gente hueca, y walk-in, estos necesariamente necesitan estar inyectando mala baba, o estar sometiendo a alguien, estas personas al no ser generadores de energía, necesariamente tienen que consumir la energía de otros, por eso se puede hacer el paralelismo con los vampiros energéticos, ellos necesitan consumir constantemente de alguien, son simuladamente sociales, pero solo están programados para el hostigamiento y el consumo energético de otros. Un planeta predador crea sistemas consumistas, es por ello que todo está orquestado para que el consumo sea visto como lo correcto.

Todos los seres según su potencial son fragmentados, su esencia es dividida y separada, para servir de generadores en diversos contenedores artificiales en dispersas ubicaciones, esto implica que el Ser encarnado este imposibilitado de recuperar sus memorias, y al ser reducido, impedir su capacidad para ampliar consciencia y someterlo más fácilmente, a través de creencias y conflictos emocionales, ignorante y confundido. Un Ser que no recuerda su origen y que apenas pende de un hilo, lo tiene difícil para reconectar no solo consigo mismo, sino que está imposibilitado para encontrar en sí mismo la conexión con el origen, algo tan innato y absoluto como el amor, acaba siendo transformado en un concepto relativo, materialista y posesivo. Lo que le induce a abrazar cualquier cosa que inconscientemente le recuerde a ese origen, a ese amor incondicional, aunque la persona ni siquiera sepa de qué se trata o de dónde le viene ese impulso. Es por eso que todas las creencias que existen, apelan a esa melancolía, a ese recuerdo de lo que fuimos, en forma de figuras angelicales, seres de luz, mezclando mentiras con medias verdades, imitando burdamente e invirtiendo falsamente todo lo que somos nosotros.

Una vez todos los ingredientes están dispuestos, todos los lazos contraídos, los papeles repartidos, los padres, los hijos y los hijos de los hijos van llegando, unos seres controlan a otros y unos personajes huecos y sin alma, o habitados por entes, se dedican a crear el clima emocional necesario para drenar esa energía. Luego el sistema hace el resto, culpa, miedo, deuda, un dios traidor y una eterna espera a un salvador que nunca llegara. ¿De verdad pensabas que estos arcontes solo se limitaban a obligarte a reencarnar? No, eres demasiado valioso, su existencia depende de su habilidad de mantenerte inerte, obtuso y amnésico, no creerías que solo se iban a limitar a esperar a que mueras.

Todo granjero conoce su ganado, y sabe cuándo y con quien cruzar a sus animales, en tu caso es igual, tus relaciones, las importantes, o al menos las que más huella te han dejado, han sido todas orquestadas, puestas ahí, para que tu cumplieras devotamente con lo esperado. Esto no quiere decir que no puedas revertir tus opciones, o incluso desbaratar por completo sus planes, de eso puedo dar fe. A veces, sin querer, aquellos seres sometidos ya sean padres, hermanos, pareja o hijos, que tenían en su contrato hostigarte, acaban aliándose a ti, una vez los has sanado (esto depende de ti y de lo consciente que seas). Esto no trata tanto de quitar implantes, o contarles toda una historia conspirativa, sino de hacerles tomar conciencia, hacerles ver el error, las consecuencias de su conducta, apelar al Ser no a la persona, su mente está controlada, pero su esencia puede revelarse y tomar protagonismo, es a ella a la que nos debemos dirigir, lo complicado es que no hay un método, si eres lo suficientemente intuitivo no lo necesitaras, pero si eres puramente racional, te queda mucho trabajo por delante.

Sanar a estas personas y al Ser que albergan, es la única forma de desintoxicar tu familia, es la única forma de des-orquestar todo lo orquestado, es lo único que necesitas para liberar a tus hermanos, y que ellos puedan iniciar su propia búsqueda, replantearse su situación y reescribir su sistema de valores. Es seguro que donde antes había toxicidad, mentiras y apariencias, ahora empezaran a aflorar sentimientos y emociones reales. En el caso de familias sanadas, los personajes huecos se alejan, crean un conflicto para justificar su marcha, e inyectaros una última dosis letal de culpa. Es complicado que la familia quede completamente sanada, por lo general el walk-in o el personaje hueco, al marcharse siempre se llevan consigo algún integrante al que engaña, para poder continuar parasitandolo. Su existencia se basa solo en esto, al tener menos energía que chupar, desplegara el catalogo victimista y chantajeante, a veces incluso aparentara indiferencia, todo lo que sea para que bajen la guardia aquellos que sanaron y recuperar el control.

Cuesta asumir que no tienes el total control sobre tu vida, cuesta asumir que no existe eso llamado destino, sino que todo forma  parte de un plan en el que tú, eres solo una efímera hoja arrastrada por unas circunstancias que te son ajenas. Mirar a los ojos a las personas es la forma de tratar entablar conexión con su alma, con lo que son en realidad. Da  igual quienes sean, da igual el papel que jueguen en tu vida, ellos están aquí por ti, y tu estas aquí por ellos, ninguno de vosotros lo sabe aún, pero pertenecéis a una familia donde si hay amor incondicional, una familia libre de influencias, libre de tóxicos, de contratos y de falso karma.

Para cambiar algo, lo que sea, hace falta querer cambiarlo, solo aplicando esta pequeña intención, el cambio se va a dar, porque ya operas por un bien común, y para eso solo hace falta amor.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/04/relaciones-orquestadas.html


La Ascensión del Mediocre.

No hay que ser muy observador para darse cuenta como los mediocres conquistan el éxito y logran los puestos más codiciados que este injusto sistema ofrece. Solo hay que salir a la calle, encender la TV o sintonizar cualquier emisora de radio, para darnos cuenta que los que copan esos puestos son simples mediocres, gente que está lejos de lograr un mínimo de brillo en su trabajo, y solo se limitan a ser loros de repetición bien amaestrados. El sistema educativo es el primer mecanismo en donde se calificara con mejor nota al más mediocre. Matrícula de honor a aquel que mejor memorizo la doctrina ignorante que le pusieron bajo la napia, posteriormente en la universidad se doctorara “cum laude” al mediocre más laureado de todos, ese que las empresas se rifaran, por ser un adoctrinado perfecto, una cacatúa que repita hasta la náusea, los preceptos que el sistema académico le obligo explícitamente a asumir como la verdad absoluta.

Al sistema no le sirve para nada alguien creativo, alguien con pensamiento propio y visión vanguardista, estos polluelos son expurgados en cuanto son reconocidos por el sistema. Una pastillita y ese pollito vuelve mansamente a servir para engrasar la máquina. Algunos pasan desapercibidos, se adaptan y pasan por todas las etapas académicas, superándolas y depositando su fe en que podrán cambiar el mundo, hasta que se topan con la burocracia impuesta para acomodo del mediocre.

Un mediocre que administra, cataloga, etiqueta, clasifica, legisla y gestiona, todo un amplio catálogo de anexos, cláusulas y normas, de lo más inútil, para complicar la vida al ser humano pensante e inteligente. Si aún pensáis que estoy en un error, solo debéis intentar presentaros a una oposición a la administración pública, donde solo accederá finalmente (tras el enchufado) el más mediocre de todos, aquel que su único mérito fue, memorizar tres o cuatro tomos de leyes y burrocracia de todo tipo, una prueba diseñada para que el ser inteligente, creativo y capaz, jamás tenga acceso a un puesto en la función pública, debido a que para ejercer esos puestos es necesario que un mediocre con la capacidad de memorizar y ejercer la doctrina cuadriculada del sistema, sin que albergue pretensión alguna de una atención digna al ciudadano, y por supuesto jamás se cuestione el procedimiento. Como en todo hay excepciones, pero se pueden contar con los dedos.

Gestores, abogados, ejecutivos, banqueros, burócratas, políticos… mediocres todos ellos, ya sea con leyes, códigos, doctrinas empresariales o normas internas, solo se persigue el alzamiento del mediocre, sin un mínimo de deontología. Aquel que solo es capaz de memorizar, aquel que tiene su capacidad creativa apagada, aquel que usa su mente como un simple banco de datos, que no aporta y no influye, es el que cumple con el canon del prototipo de mediocre que aspira a tener el sistema a su servicio. Una maquina insensible, que se le distingue por sus ínfulas por encima de una media, y un salario cada vez más bajo, gracias a los mediocres que trabajan sin criterio y sin amor propio. Ellos se saben inútiles, por eso pujan a la baja. Cuando se trata de orgullo, son conformistas y en sus venas corre una sangre disipada, sin fuerza ni color.

En los medios solo tienen éxito los mediocres, orgullosos ignorantes que fomentan la incultura,  la banalidad, y la inmoralidad. Fenómenos que primero hacen reír por lo bizarro, pero que a base de repetición acaba convirtiéndose en modelo a seguir. Por desgracia el esperpento se apodero de la razón, y hoy nadie quiere ser el listo de la clase, sino el tonto del pueblo. Es la sociedad que crea estos modelos y nosotros los consumimos, y como los consumimos los fomentan, o quizás, esta ingeniería social crea tontos que ascienden rápido y ganan dinero, para fomentar la ignorancia como medio para escalar a lo más alto.

Está demostrado que la titulación universitaria programada para la profesionalización y titulación del mediocre, ya no es el modo estándar de trepar en el escalafón. Hoy día llaman tonto al licenciado porque acaba trabajando en una cadena de comida rápida, después de entregar su voluntad y su mente durante cinco largos años de “estudio”. Cuando cualquier tonto gana en seis meses lo que tú en toda tu vida laboral, sin haber abierto un libro.

Este es un síntoma preocupante, nadie lee, y lo poco que leen, no lo entienden o lo malinterpretan. Nadie se toma la molestia profundizar en un texto y analizarlo mínimamente, para al menos sacar una mínima conclusión. La inmediatez imperante, y el leer solo el titular para estar completamente informado, es otro síntoma del mediocre. El mediocre sabe de todo, de todo entiende, todo lo conoce y de todo opina, pero jamás leyó nada.

Como siempre el negocio está en fomentar creencias, programar creyentes y esparcir ignorantes. Una progenie desvalida, vacía y zombi, que deambula ridiculizando a discreción a todo aquel que sabe, lee o se preocupa en informarse. Heces de dorado lustre las cuales al ser creídas proporcionan al mediocre, la posibilidad de erigirse a sí mismo como elegido, modelo a seguir o “#trendingtopic” de lo garrulo y lo esperpéntico, que encarnan en sí mismos, sintiéndose orgullosos de ser uno más.

Es esencial identificar a aquellos que trabajan para el sistema, programando mentes, defendiendo y justificando el Mal. Aquellos que nos señalan a nosotros como responsables de este sin-Dios, que nos dibujan una sombría culpa, e inventan recursos mediocres para disfrazarla.

Es difícil controlar la náusea, es complicado no rechazar, es imposible no alejarse, pero no podemos ser como ellos, no podemos etiquetar, señalar y ridiculizar. No creo que comportándonos como nos programó el sistema, ayude a los que aún no supieron siquiera identificar lo que nace del sistema. No podemos seguir definiéndonos como “despiertos” si nos subimos a un pedestal y señalamos al resto como “borregos” ¿Quién te dijo que estabas despierto y te otorgo este título? ¿Quién te dio autoridad para juzgar y sentenciar? ¿Qué te hace mejor o superior al resto?

Las personas que tropiezan y caen en distintos programas y son víctimas de ingenierías sociales, o burdos ejercicios de control mental a través de PNL para enriquecer al iluminado de moda, no son culpables, sus comportamientos llenos de fanatismo no son voluntarios, solo son un instrumento en manos de unos desaprensivos sin conciencia y bolsillos llenos.

Comportamientos mediocres son los que hacen a la gente mediocre, sin valores, sin humanidad y sin alma. Seguirás programado mientras no saques de tu Ser todas esas formas de etiquetar, juzgar y dirigirte tus propios hermanos como si de un enemigo se tratase. Esto no es una competición, no te van a dar un premio por entrar en el redil de los “despiertos”. Si no eres capaz de ver más allá de lo que te dicta tu programación y tus únicos recursos en PRO del Ser humano, sea solo etiquetar, es lógico que aún no palpemos cambio alguno.

No soy más que tú, no se mas que tú, ni lo pretendo. Debemos dejar de enfrentarnos entre nosotros y empezar a unir conciencia, pero no lo lograremos si le seguimos el juego a los mismos, creyendo a los mismos y alabando a los mismos. Creyéndonos los listos, los mejores, poseedores de la verdad absoluta, con razón o sin  ella, mientras señalemos con el dedo al otro, seguiremos nuestra propia ascensión a ser un mediocre más.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/03/la-ascension-del-mediocre.html


Concepto deuda en la reencarnación.

Si estas familiarizado con el concepto deuda y lo que esto ha implicado en nuestro proceso de esclavización, entenderás rápidamente como ese mismo concepto ha sido usado por las religiones usando suplicas en sus rezos (perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores) y como no, también ha sido empleado por la metafísica, las teosofías, y los movimientos nueva era, en donde retorcían la ley natural de causa y efecto (toda acción tiene una reacción o Karma como también se le conoce) para crear toda una creencia en torno a la administración de esa deuda karmatica la cual debía ser pagada mediante la reencarnación.

La ley natural no contempla la acumulación de reacciones por acciones cometidas. El proceso natural suele ser casi instantáneo cuando son causas físicas, y en el caso de situaciones en el que hay implicaciones emocionales o traumas, la reacción va condicionada con el estado de conciencia de ambos, por lo tanto, está contemplado el arrepentimiento y el perdón, pero jamás se acumula, o se permite ir pagando “a plazos” como si de una entidad a crédito se tratara.

Esto da que pensar que los mismos que regulan y administran nuestro transito entrevidas, también regulan nuestra economía, nuestra salud y nuestra vida laboral. Somos claramente su inversión, y es evidente que pagamos un alto precio por vivir aquí. Encarnar en su “reino” genera unos compromisos regulados por contrato en el que las clausulas, son hipotecarias y las deudas por usufructo de su patrimonio, nos sobreviven a nosotros mismos. En realidad no somos ni siquiera propietarios del cuerpo que usamos, es por ello, que de forma velada nos instruyen en la necesidad de pagar desde que nacemos.

Si unimos el concepto deuda que nos lleva asfixiando desde hace milenios, y el concepto karma, nos damos cuenta que no solo vivimos debiendo hasta que morimos, sino que tras la muerte nos quieren hacer seguir pagando más deuda. No es menos curioso que muchos de nosotros tras llevar decenas, quizás cientos de reencarnaciones, aun admitamos esa deuda como algo lógico y necesario para nuestra propia evolución. Para que nos entendamos, es como si tu banco te hiciese firmar una hipoteca por tu casa a 50 o 100 vidas, que durante ese periodo ellos pudiesen (con tu consentimiento) explotarte y hacerte producir de distintas formas para saldar esa deuda, y que encima el banco eligiera por ti la casa, los muebles y además te cobrase impuestos por uso y disfrute, por consumo y por los residuos que generes.

Seguro que te suena a cachondeo, pues es casi tal cual lo que has acabado teniendo aquí, piensa que por ejemplo hay grupos religiosos que esperan un mesías que les entregue 2.500 esclavos a cada uno de sus fieles. Crees que el mesías vendrá a salvarte, o a saldar esa deuda con sus fieles, los cuales llevan miles de años de fiel adoración esperando un paraíso terrenal donde millones viven esclavos a su servicio ¿Verdad que se parece a lo que vives ahora? pareciera que les entro las prisas, y no quisieron esperar a su mesías para recoger su premio.

Religiones que generan deuda, para que unos fieles paguen con su culpa, su gran culpa y un buen pellizquito del diezmo. No es posible escapar, sino tomamos conciencia del engaño, si no somos capaces de liberarnos de una hipoteca y un trato abusivo con un banco por una casa que jamás será tuya, y solo está en usufructo. Imagínate lo que son capaces por capturar retener tu alma. Acaso crees que las clausulas son menos abusivas o que no serían capaces de hacer todo lo posible por que aceptaras cualquier cosa mientras tengas que seguir pagando eternamente, durante miles de años incluso.

Deuda que pagar, deuda que saldar, karma que acumulas, karma que pagas, deuda y más deuda, mismos barrotes de la misma prisión, en esta vida y en las que vengan. Si empiezas atar cabos veras que todo se reduce a unas simples formas de patrón, si aun creías en esos cuentos de paraísos tras la muerte, es que no sabes lo ingeniosos que pueden llegar a ser nuestros avaros gestores.

Puedes esperar que la avaricia les rompa el saco o rajarles tú el saco directamente y escapar de sus garras. Estos avaros que anotan tus deudas y te  pasan la factura cuando aún tu cuerpo está caliente, solo dependen de que tu sigas creyendo que les debes algo a ellos, o a alguien, en cuanto tomes conciencia de que no debes nada a nadie y que lo que te reclaman es solo el resultado de su manipulación y su engaño, nada debería impedir que se acatara tu voluntad sea cual fuere, y nada debería impedirte ir donde quieras cuando quieras, sea vivo o muerto.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/03/concepto-deuda-en-la-reencarnacion.html


El Ser-Afín.

Hay muchas personas buscando su alma gemela, muchos malgastan sus recursos realizando esta búsqueda y otros apelan a lo no tangible buscando una señal en cada relación que emprenden, pero esto como poco es inútil, y sería un engaño seguir alimentando algo así que realmente no sirve para nada. No existen las almas gemelas, no hay dos conciencias iguales, no hay dos individualidades que se asemejen tanto, que estas puedan asumir una etiqueta como esa. Solo hay grados de afinidad y esos grados de afinidad pueden ser muy altos, si nos topamos con seres que encarnaron junto a nosotros en repetidas ocasiones, coincidieron con nosotros en repetidas ocasiones, o creamos lazos de hermandad o amor, en repetidas ocasiones, poco más. Nos encontraremos con ellos de distintas formas, detrás de distintos roles, detrás de distintas circunstancias.

Darnos cuenta de la proximidad o la coincidencia con alguno de ellos dependerá de nuestro condicionamiento, de nuestra sensibilidad y nuestra capacidad intuitiva, jamás tendremos pruebas físicas de que esa persona que tenemos delante y a la cual sentimos conocer desde siempre, es realmente eso que sentimos, pero es ineludible de que esto es así, a pesar de que no hay método fiable que lo demuestre, quizá tampoco lo necesites y lo que sientes es suficiente prueba, si es así, vas por buen camino. Pero si buscas pruebas, certezas o verdades, es probable que sigas buscando algo que no vas a encontrar nunca.

Que existan gemelos físicos es de por si una anomalía. A pesar de lo común que parece encontrar partos gemelares, no es algo que pueda ser considerado “normal”, ni responda a algo matemático dentro de una estadística en régimen de población. Nuestro ADN es aún un enigma y la manipulación a la que hemos sido sometidos en el pasado, abre la puerta a especular con esto también. Al margen de esto, que existan gemelos parecidos físicamente, casi como de fotocopias se tratara, es solo una anécdota, ya que sus conciencias son distintas, y solo tienen reflejos celulares tras los cuales uno percibe lo que percibe el otro y viceversa (incluso esto no es una regla que se cumpla en todos los casos, doy fe de ello), el cual es más potente que con cualquier otro individuo debido a que compartieron matriz, esto es algo que la ciencia ya explico, y cualquiera puede investigar por su cuenta.

La relación carnal no tiene nada que ver con el amor, esto no es mas
que una función física dentro del programa del ciclo vital.

Es notable que haya más mujeres buscando su alma gemela que hombres, es también notable como muchas de esas mujeres caen atrapadas en engaños tales como el invento de la Llama Gemela, la cual no tiene ningún fundamento, pero que es fácil de creer ya que les permite acceder mediante engaños a un falso ideal de pareja. Por lo tanto, quien busca un alma gemela solo trata de aplacar unos sentimientos llenos de melancolía, soledad, frustración e insatisfacción personal, lo que comúnmente conocemos como vacío. La sociedad y la familia presiona de forma severa a la mujer para que encuentre pareja y forme una familia, un rango estricto dentro del paradigma sociocultural, en el que la hija ha de pasar a ser madre y posteriormente a abuela, para morir dejando una descendencia y cumplir con el programa y la tradición. Esto no es baladí, hay y hubo generaciones enteras de mujeres traumadas por haberse quedado solteras o que no pudieron tener hijos, esta programación es de las más potentes para ellas sin duda.

Cumplir con las expectativas que se crean en nuestro entorno, empujan a muchas a creer cosas tan bonitas y especiales como la búsqueda de la alma gemela. Si esto existiera y fuese real (que no lo es) querría decir que como sucede con los partos gemelares, serian una rareza y la gran mayoría no tendría un alma gemela, sino que solo unos pocos serían los “afortunados” cosa poco factible en realidad, porque las leyes naturales que rigen el universo no contemplan ningún factor en el que el azar, sea una variable. El azar no existe, como no existen las casualidades, por lo tanto que existan almas gemelas seria en sí mismo un error que la naturaleza no contempla. Si bien hay especies que tienen varios miembros en una misma camada, en ningún caso se ha conocido partos gemelares en el reino animal (sin intervención humana de por medio), lo cual es de por si algo a tener en cuenta, a la hora de fijarnos en los patrones de creación naturales.

Si bien es algo que pudiera parecer obvio, aun son muchos, sobre todo mujeres, las que malgastan su tiempo y recursos en encontrar algo que no existe y no van a encontrar. Ahora bien, encontrar almas afines las cuales han compartido, y sufrido experiencias en otras existencias con nosotros, es posible y más que probable, de hecho, algunas de ellas están ahora junto a ti, otras (la mayoría) son simplemente parte de un primer encuentro, una primera experiencia, una primera oportunidad de crear ese vínculo que sobreviva a la muerte, aun así tu amnesia te impide tener pruebas, así que no te comas la cabeza y trata de disfrutar del proceso de descubrir a esa persona. Está en nosotros la capacidad de percibir relaciones pasadas, y crear lazos nuevos que pervivan y resistan, no solo el paso del tiempo, sino incluso algo tan drástico como la muerte.

Es probable que acabes tus días con la duda de si sentiste amor o no, es curioso cómo podemos llegar a dudar de ello, cuando nuestra esencia es básicamente amor, por amor estamos permitiendo vivir como vivimos y estar como estamos, y aun así, dudamos por amor. Si te apoyas en la ciencia acabaras pensando que todo es fruto de una reacción, hormonas y endorfinas, jugándote esta mala pasada, haciéndote perder el juicio, tirando abajo todos tus razonamientos, solo para cumplir con el celo. Pero cuando el celo, desaparece, ¿qué es lo que hace que dos personas sigan unidas? un contrato, unas facturas y una hipoteca, es triste pensar así, si no hay amor no hay relación, sino un patrón social, y continuar en ese patrón solo te frustra y te vuelve toxico.

Es una lástima que por cumplir un programa, en el que dentro se exigen unos patrones a seguir, la integridad física, moral y espiritual se vea coartada, solo por encontrar esa pareja ideal con la que ser felices para siempre. Es inevitable pensar que la mal llamada cultura, haya hecho un flaco favor a la mujer, estereotipando un tipo de hombre que no existe y un tipo de mujer inalcanzable, pero claro, está en cada uno saber que trata con personas y no con personajes. No es fácil tener los pies en el suelo, si buscamos un príncipe azul en el  caso de las mujeres y una actriz porno en el caso de los hombres.

Todos deberíamos adaptarnos al entorno que nos rodea, encontrar en el otro algo que nos atraiga y nos complemente, pero por lo general esto suele ir ligado más a condicionantes estéticos o materialistas, expectativas sociales ligados a unos cánones, que a veces ni siquiera son nuestros, sino de la familia o amigos, esto al final, no son más que zancadillas al amor, trabas a la hora de detectar y encontrar eso que está dentro de cada uno, y que va más allá de lo puramente físico. Aquellos que se libran de estas barreras encuentran un alma afín a su propia esencia, y retoman este viaje con él o ella, esta vez compartiendo algo que los unirá para siempre y que hará que se encuentren todos los Ser-afines, en algún punto, momento o lugar.

No es cuestión de buscar compatibilidades, igualdad de gustos o aficiones, sino  en la capacidad que tienen ambos en dar y no esperar recibir, en la capacidad de aprender sin imponer, en la capacidad de aceptar, comprender y apoyar. Ser y mostrarte sin careta, sin engaños, sin coacciones, permitiéndote Ser como sientes, y como haces sentir, lo que alimenta y mantiene la relación, mantener esa “química” en equilibrio, es lo que mantiene esa “magia” que hace que la relación no sea de cuento, pero sí que cree unos lazos irrompibles, que sobreviven una vida tras otra, y hace que ese rencuentro sea como encontrar una parte de ti que no sabías que te faltaba. Esto es lo más parecido que existe a ese estereotipo llamado alma gemela, pero no me hagáis mucho caso, quizás solo sea un romántico que cree en el amor como algo intrínseco a todo Ser.

P.D. – Ser-Afín es solo un juego de palabras, nada que ver con ninguna jerarquía angelical.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/03/el-ser-afin.html


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.700 seguidores