Lo importante es lo que no se ve

Espiritualidad

Es tiempo de división.

Es tiempo de división, es tiempo de fragmentación, es tiempo de medievalización, es tiempo de oscuridad o eso quieren hacernos creer…
Cuando el rebaño se revoluciona, lo acotamos con un redil que no es fácil saltar, el nacionalismo. Tras el fracaso del ebola, la nueva falsa bandera se llama nacionalismo, enfrentar hermano contra hermano por un ínfimo trozo de tierra y una bandera manchada de sangre. Da lo mismo Cataluña, País Vasco, Escocia…
Ellos no buscan que nos identifiquemos, que busquemos en nuestras raíces o que potenciemos nuestra cultura, solo quieren el enfrentamiento.
Divide y vencerás…
Y aparentemente lo están consiguiendo, mientras nos digan que esa tierra y ese trapo somos nosotros, nos seguiremos engañando y nos seguirán venciendo los mismos. Aun seguimos sin ser capaces de ver quien
orquesta estas campañas separatistas,cuando digo separatista no me refiero al
territorio, si no al humano, por que lo separan de su hermano, de su esencia, de su libertad.
Si el rebaño da problemas, pongamosle un cercado mas pequeño, da lo mismo si la granja se llama España o Reino Unido, da lo mismo, por que seguiremos siendo un rebaño, si somos incapaces de ver lo que nos une y solo vemos la diferencia, no como una riqueza, si no como una excusa para continuar alimentando mas el odio, seguirán ganando los mismos.
No somos ciudadanos de una comarca, no somos ciudadanos de una nación, somos ciudadanos de un PLANETA.
Y mientras sigamos la zanahoria de banderita y la identidad nacional, no podremos salir del redil. Mientras sigamos creyendo que somos insignificantes, unos tristes monos venidos a más, seguiremos pensando como monos, esperando una recompensa por hacer lo que el amo ordena, pero sintiéndonos cobardes, cobardes por no atrevernos a tomar el lugar que nos corresponde, cobardes por conformarnos con la opinión mediática, cobardes por no atrevernos a llamar hermano a nuestro hermano, cobardes por no atrevernos a señalar a aquellos que intentan separarnos.
No hay mas nación que el Planeta y no hay mas bandera que la humana, ese debe ser nuestra premisa de ahora en adelante y olvidarnos de los pequeños cotos que nos ofrece el sistema, cotos de caza donde la inteligencia es perseguida y la identidad mal entendida.
¿De verdad quieres seguir viviendo en una granja?
Cuando un planeta entero espera ser conquistado por el corazón humano.
Publicado por Rubén Torres 

Las Almas Gemelas no existen.




Muchos son los que tratan de encontrar a su alma gemela, buscan técnicas para encontrar o realizan cursos. Las almas gemelas no existen, el concepto gemelo y alma no pueden ir juntos por que no existen dos almas exactamente iguales, eso solo se da en cuerpos físicos y aun así el concepto gemelo seria incorrecto.
Existen almas afines, almas que han compartido múltiples experiencias juntas y forman un grupo que encarna tomando distintos roles, dentro de ese grupo, se forman afinidades entre las almas, formando vínculos que sobreviven mas allá de las vidas que elijan, y cuando encarnan, esas almas se acaban atrayendo y encontrando, creando lazos fuertes de amistad o amor. Esas afinidades que se forjan en el ser (Ser-afines) perduran y se despiertan en cuanto esas almas entran en contacto, la sensación de conocerse desde siempre, la comunicación no verbal o la necesidad imperiosa de estar junto a ese Ser a pesar de no tener ningún vinculo sanguíneo o relación previa, es lo que muchos han llamado como alma gemela, quizás porque ese Ser lo notas tan igual, tan afín a ti que casi es un reflejo tuyo, eso es lo que se llama alma gemela, pero que no es mas que un alma afín.
Todos tenemos almas afines, pero no todos tenemos la oportunidad de encarnar en el mismo instante, así que es probable que el ser mas afín que encuentres no sea tu pareja o que finalmente encarne, en un hijo o un nieto o incluso no coincidas en esta vida con ella. Por eso es inútil buscarla, por que si tu alma mas afín encarnó contigo seguramente la hallas encontrado ya, porque es algo que se atrae inconscientemente y es imposible de evitar.
Aquí nadie se pierde, tu alma afín no esta perdida, el instante que estas viviendo es demasiado breve y pronto os volveréis a encontrar, todos pertenecemos a un grupo, pero estos grupos eventualmente se separan para encarnar de distintas formas.
Según se evolucione estos grupos crecen y las almas afines aumentan en número, ya no hay un alma afín sino un alma grupal, la suma de almas afines formando una sola alma, así es como se van sumando y se llega a la Fuente para acabar formando un todo y volver a empezar.

Despierta, Trabaja…




Muchos despiertan y muchos mas despertaran, pero esto es solo el principio, ahora os queda el trabajo duro.
No se trata de buscar la verdad universal, eludir la mentira e identificar a los que la propagan, es no volver a caer en creencias disfrazadas, desprendernos de todas las que aún portemos y desprogramarnos totalmente.
Hay que pasar por una serie de fases para lograr evolucionar correctamente, buscar en nosotros, reconocernos, saber quienes somos realmente, identificar nuestra luz y nuestra sombra, recordar y recordar…
Acabar con creencias es empezar a saber. Sabemos que hay Dios, sabemos que tenemos alma, sabemos que somos inmortales, sabemos que somos eternos, sabemos que somos infinitos, sabemos que reencarnamos, sabemos que esta no es la primera vez que estamos aquí, sabemos que habrá otras mas, sabemos que el tiempo es solo una ilusión propia en el diseño de este mundo, sabemos que cuando falle nuestro cuerpo no será el fin…
Entonces sabemos que no hay que tener miedo y debemos tomar el control de nuestra existencia, debemos asumir la responsabilidad de quienes saben que son luz, de quienes saben que hay consecuencias en sus decisiones, de quienes saben que hay hermanos que están perdidos, pero ellos deben pasar el mismo proceso que nosotros. Nadie se pierde, todos llegamos, unos antes, otros mas tarde, eso no importa, lo que importa es empezar a darnos cuenta que si estamos despiertos es para dedicarnos a ello y empezar a pasar todos los procesos de cambio, para que la transformación sea completa.
La evolución espiritual ha de ser un camino personal, no podemos tutelarnos mas, cada uno, ha de asumir su papel y trabajarse a si mismo, buscarse y recordarse, la información esta en nosotros, la verdad esta impresa en nuestro interior, debemos averiguar como leerla, debemos recordar donde la pusimos y como encontrarla.
No hay salvación porque no hay culpa, no hay guía por que nosotros ya tenemos todos los datos, no hay maestro por que ya sabemos todo lo que hay que saber, no hay mas ser de luz que tu mismo.
Empieza a creer en ti y en tus posibilidades, tienes las respuestas, están ahí esperando.
Tus hermanos, tus amigos, tu familia, seres de luz como tu, viviendo la misma experiencia en un cuerpo de carne y hueso, te ayudaran a que busques dentro de ti, no importa que estén despiertos o no, ellos con una simple palabra, pueden desencadenar todos tus recuerdos, una frase, un texto…
No solo te ha de “resonar” todo tu Ser te dirá que eso es así, que ya lo sabias, pero no te percataste hasta entonces, pídete a ti mismo, concédete el conocimiento propio, no te creas inferior, no pienses que por ser un simple “mortal” no eres un ser maravilloso lleno de cualidades excepcionales, capacidades asombrosas esperando a que las explores, esperando a que tu mismo te concedas permiso.
Debes entender que existen muchos entes tratando de confundirte, entes que tomaran distintas formas, que se harán pasar por aquello que buscas, que ansían contactar contigo, entes que te tentaran y harán que tropieces una y otra vez, pero esa es su tarea, tu solo tienes que centrar tu atención en ti y marcarte una meta, no esperes que ningún canal, te enseñe lo que ya sabes, nada externo es mas importante y esencial que el tesoro que guardas en tu interior. Que el velo no te impida ver lo que hay en ti, has pasado por esto muchas veces, es hora de conocer quien eres, de recordar y no volver a repetir.
Superación, crecimiento, evolución y ascensión, son los pasos para que tu proceso se complete de forma correcta, no podrás eludir ninguno de ellos y no podrás encontrarte contigo mismo sin no comienzas a quemar estas etapas.

El proceso evolutivo del alma.

Para comprender de forma sencilla, como es el proceso evolutivo del alma, en el cual, el alma crece y evoluciona en su experiencia, a través de las distintas densidades, tomando distintos cuerpos físicos, en múltiples y distintas formas dentro de esos entornos de densidad distinta.

Debemos entender por densidad, la capacidad de concentración de energía en un mismo cuerpo. Dentro de los distintos cuerpos en diferentes densidades, desde un mineral que tiene el 100% de densidad, a nosotros que tenemos aproximadamente un 80% o en cuerpos más sutiles, que este porcentaje baja considerablemente, hasta desaparecer para nuestros cinco sentidos.

La forma mas didáctica de comprender esto, es tomando el ciclo del agua. El agua, cuando toma la forma del hielo, estaría haciendo su encarnación mas densa, mas o menos lo que somos nosotros ahora, posteriormente y gracias a la radiación solar, el agua se transforma y pierde su cuerpo físico mas denso y toma un cuerpo mas sutil, como es su forma liquida, con la que puede fluir y vivir de distintas formas, en distintos entornos de experiencia, posteriormente y gracias nuevamente a la radiación solar, el agua se transforma nuevamente y toma un cuerpo aun mas sutil, en forma de vapor, este cuerpo puede ser tomado como una de sus formas físicas mas sutiles, aunque el agua puede tomar aun formas mas sutiles, como la humedad.

El agua gracias a la acción solar, va transformándose y evolucionando de un cuerpo muy denso cuando es hielo, hasta uno muy sutil, cuando es vapor, o humedad en el ambiente. Nosotros no somos muy distintos y aunque el proceso se nos antoje más lento, al igual que el agua, debemos pasar por un proceso para que se lleve a cabo nuestra transformación. Somos agua en un porcentaje muy alto y en nosotros la radiación solar juega un papel decisivo en este proceso, ya que nos alimentamos de su luz y la necesitamos para alimentar nuestra propia luz.

El agua como nosotros, puede llegar a pasarse miles de años congelada en un iceberg, puede pasarse el mismo tiempo, fluyendo a través de ríos y canales, ser bebida o estancarse en un charco, pero sabe que tarde o temprano volverá a su cuerpo mas sutil y subirá al cielo a fundirse con su grupo (nube), el cual volverá a descargar y encarnar de distintas formas cuando mas falta haga y donde mas falta haga.

Nosotros como en el agua, somos inmortales y eternos, da igual si vivimos congelados, si nos toca pasar por cloacas y ensuciarnos con lo peor, tarde o temprano, como le sucede al agua, nos transformamos, tomamos nuestra forma física mas sutil y nos desprendemos de toda suciedad que pudiera hacernos permanecer estancados, finalmente nos elevamos y esperamos en el cielo, para descargar nuevamente nuestro amor, allí donde mas falta haga.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2017/02/el-proceso-evolutivo-del-alma.html


Espiritualidad manufacturada, consumida y reciclada.

 

Una de las formas en las que la nueva espiritualidad ha redefinido ciertos conceptos, es a la hora de expresar la comunión entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Si bien con la mente y con el espíritu cada cual o cada quien, han ido arrimando el ascua a su sardina y han retorcido estos conceptos para manipular creencias, bien para lucrarse o bien para afianzar y forjar férreamente formas de pensamiento que nada tienen que ver con la esencia del Ser humano, y su concepción completa, y más con una compulsión por controlar la voluntad de aquellos incautos que caigan a sus redes, o incluso ambas, porque no olvidemos que la corrupción del Ser comienza con la aceptación de la necesidad económica.

El espíritu se corrompió en el momento que se convirtió en credo, se llenó de conceptos, se relativizaron los sentimientos y se aglutino todo en un batiburrillo de etiquetas, subjetividades, e interpretaciones comúnmente conocido como Metafísica.

La mente se corrompió en el momento que le crearon un enemigo y se le coloco un espejo y se le inculco que el mal, esa sombra oscura y tenebrosa, vivía allí. El ego fue el enemigo a batir, una lucha fratricida a muerte que desde la espiritualidad nos enseñaron a ensañarnos con nosotros mismos, retorciendo una vez más el pezón de la culpa, de donde maman todos estos mediocres.

El cuerpo no sufrido mejor destino, ya que la programación y la agenda espiritual tenían pensado para él algo mucho menos elevado y sutil.

La espiritualidad trata tu cuerpo como una materia mas que reciclar.

La mentalidad del reciclaje de todo lo fabricado y manufacturado se extrapola a lo eterico y estas entidades superiores, elevadas y evolucionadas, no instan a considerarnos parte de la cadena de producción, obligándonos a aceptar un proceso de reciclaje como es la reencarnación, como un proceso lógico y normal.

¿No será que solo somos parte de una manufactura y nuestra existencia solo forma parte de un fondo de catalogo? Es lo que se desprende si a toda esta pantomima espiritual le quitas ese halo sacrosanto y dogmático que nos vendieron, una manufactura biológica piramidal en el que absolutamente todo es energía, y todo por supuesto, se recicla.

No son pocas las veces que se nos ha quedado impregnado como algo estipulado y lógico, que en la espiritualidad se refieran al cuerpo, como un Vehículo o un simple Contenedor. Prácticamente nadie ya se refiere al cuerpo físico como lo que es, una parte más de ti, que va unido a tu Ser y forma parte (mientras vives) de él y él de ti.

Se ha propagado el desprecio total hacia esa parte física de ti mismo, denominándola genéricamente como 3D, formando una idea impersonal y genérica del cuerpo, algo sin importancia, como de “marca blanca”. Así pues, tenemos a un montón de gurús, metafísicos, canalizadores, terapeutas o médiums, etiquetando tu cuerpo, algo que es tuyo, y que quieras o no, te pertenece y va íntimamente ligado a tu Yo (ese Yo que insistentemente atacan estos mismos) como algo accesorio, un simple complemento, materia prescindible, una carcasa.

Podríamos entrar en diatribas sobre el papel que juega el cuerpo físico, según la interpretación gnóstica, bíblica o religiosa (según la iglesia católica, tu cuerpo y tu alma les pertenecen tras el diluvio, publicado tal cual en bula papal, es por ello que el rito del bautismo con agua como símbolo, no es más que la aceptación de este arrendamiento), pero no es sobre formas conceptuales sobre las que quiero apoyarme, sino como se ha etiquetado insistentemente e intencionadamente a una parte de ti mismo con términos despectivos.

Tenemos asumido que un vehículo es algo que tomamos como una herramienta, para cumplir una función específica y después ser desechado cuando se avería o deja de funcionar, un utilitario. Si asociamos y permitimos asociar estos conceptos, nuestro cuerpo no será más que algo que se toma y se deja, es una posesión material más y carece de relevancia. Algo que aquellos que aún creen en la reencarnación como forma natural de evolucionar, agarran como clavo ardiendo para justificar lo injustificable.

Por otra parte tenemos a los que prefieren definir al cuerpo como un simple contenedor, esto es más común oírlo y leerlo en canalizaciones. El cuerpo es un simple contenedor, algo desechable. Tenemos asociado el concepto contenedor como el lugar donde solemos echar desperdicios, escombros o desechos de toda índole. Si aceptamos esta etiqueta, estamos aceptando que nuestro cuerpo es solo un lugar donde habita la inmundicia y la bazofia. Una forma amable y espiritualmente evolucionada y ascendida, de llamarte basura a la cara y continuar con una sonrisa iluminadora y forzada en el rictus.

Tanto si aceptamos y asumimos vehículo o contenedor, como términos útiles y lógicos para definir a tu cuerpo, has de saber que inconscientemente te estas infravalorando, estas pisando tu autoestima y estas abriendo un nuevo frente de lucha contra el Yo, que no es otro que tú mismo.

En el supuesto de que aceptes estas doctrinas espirituales y luches en tu mente contra tu Ego, y definas tu cuerpo como un simple contenedor, estarás no solo perdiendo esta batalla, sino que acabaras completamente disociado de tu Ser, abriendo de par en par la puerta, a que tome tu cuerpo, y el control de tu mente cualquier entidad.

Evidentemente todo esto no es casualidad, y forma parte de algo muy bien orquestado, esta lucha interna contra tu ego y tu cuerpo, alejándolo totalmente de su espíritu, alejándote totalmente de lo natural, de lo ordenado y sano. No es ilógico encontrar tras la aceptación de estas creencias, personas deprimidas y en distintos procesos de disociación, no es ilógico ver una sociedad en la que nadie esta conforme con su cuerpo, nadie se acepta tal cual son, y nadie parece comprender que todo esto tiene un sentido y una intención, muy alejada de lo ético y lo moral.

Ya no se trata de dividir a una masa, para enfrentarla y controlarla, se trata de dividir y fragmentar tu Ser a través de la programación del auto-trauma, que a ellos les hace la vida mucho más fácil y que asegura un control de prácticamente el 100% de la población.

Conectar con tu Ser, pasa obligatoriamente por desprogramar todo esto, por unir todos esos fragmentos rotos que dejo la falsa espiritualidad en ti, entender que todos esos que contactaron con lo “sutil” solo trabajaban para una agenda que solo quería destruir todo indicio de un despertar real y una toma de conciencia totalmente empática e intuitiva.

Es curioso que todas estas entidades que etiquetan como contenedor a ese mal llamado cuerpo 3D, estén ansiosos por tomar tu cuerpo a toda costa y tú por creer y confiar, les permitas la entrada de par en par a tu palacio interior, hasta tal punto, que te echen a patadas de él.

Es la razón de la sinrazón manifestada, y puesta en práctica a tu servicio, ahora decide que haces al respecto.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/12/espiritualidad-manufacturada-consumida.html


El Plan Toxico Cósmico.

Siempre que he visto desorden y caos entre personas de un mismo núcleo familiar, me he preguntado… ¿A quien beneficia esto? Me niego a creer que el mal es inherente al Ser humano, y es sin duda algo mas que una simple provocación de un hermano hacia otro. Hay varias sumas de factores las cuales nos llevan a este resultado tan infructuoso, pero todos esos factores hoy, no son mas que la prueba, de un largo periodo de incubación, en fases de prueba y error.

Para demostrar esto habría que remontarse a nuestra historia, pero los renglones que la reflejan solo son fruto del egoísmo de aquellos que quisieron inculcar sus ideas o sus razones sobre el resto, una sarta de mentiras y dobles intenciones. Nuestra memoria tampoco es un referente, apenas calan en nosotros las experiencias de nuestros mas recientes antecesores, como para tratar de buscar ahí referencias, por lo tanto, parecemos condenados a tropezar una y otra vez con la misma piedra, aquella que alguien coloco, y nos hizo recorrer un camino circular, para tropezar siempre en el mismo lugar.

La Biblia dice que dios expulsó a Adán y Eva por comer del árbol del conocimiento, pero yo lo que veo e interpreto hoy, es que ese "dios" puso una última prueba a sus portales orgánicos, y al haberla superado, ese mago negro con infulas de deidad, se percató que sus creaciones podrían no solo pasar desapercibidas, mezclados entre seres humanos sin ser detectados, sino que cumplirían al dedillo su misión.

Distorsionar, Confundir, Dividir e Intoxicar.

Una vez sueltos e intercalados, siguieron en observación, siendo sus descendientes puestos a prueba, la cual fue superada con creces cuando Caín saco su vena psicópata y mató a su hermano.

El resto es la historia de la humanidad, guerras y más guerras fratricidas, la mayoría en nombre de ese dios.

Familias Tóxicas en el que los descendientes de ese bíblico Caín, como exponente de psicópata de andar por casa, que pasa desapercibido y que hace la vida imposible a quienes más cerca tiene. Personas huecas sin el más mínimo sentimiento, simulando emociones y una vida de apariencia.

Hijos, amigos, parejas, padres y abuelos, van cumpliendo estos ciclos, y a su paso no crece la hierba. Dejando un reguero de traumas allá por donde interfieren.

Aún así nuestra natural inocencia nos empuja a seguir amándolos, preocupándonos por su bienestar, por su seguridad y estabilidad.

El dolor que imprimen en nuestro Ser, que trauma y rompe nuestra esencia, no está tipificado como delito, estos comportamientos en el que se inflige dolor por sistema incluso a pesar de haber sido criados en el respeto y el cariño, se podría decir que son ley de dios. Un dios psicópata y egoísta al cual se le adora y se le llama "padre".

Desde luego, y sobra decir, que no lo considero un dios y mucho menos un padre. En todo caso es el dios y el padre de toda una progenie diseñada y creada para la guerra. Una guerra silenciosa, de la cual no habla nadie y sus heridos y muertos no son honrados, ni recordados, no hay salvas, ni banderas en su honor, no hay película y no hay hemeroteca que los haga justicia.

Se acabó de seguir tratando como familia a alguien que solo desea nuestro mal, que no tiene el más mínimo sentimiento, que no alberga nada en su interior.

¿Por qué seguir sufriendo por alguien que ni entiende, ni tiene la capacidad de entender el dolor?

Sólo hay que asumir que esas "personas" no necesitan nada de nosotros, cuando es nada lo que recibimos de ellos. Así que llegado el momento es mejor no luchar por ellos, soltar y dejarlos ir.

Vinieron de la nada, vivieron en la nada y tras su paso, nada dejan.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/11/el-plan-toxico-cosmico.html


Tu Mente no fabrica Monstruos, vives con ellos.

 

¿Aun crees que todo es fruto de tu Mente?

¿El mal que te acosa y te hace sufrir es solo el reflejo de ti o el encontronazo con tu sombra?

Es evidente que aquellos que quieren vivir a tu costa, van hacerte creer que la culpa es tuya. Si todo es fruto de tu mente, no buscas culpables, no buscas la verdad, y sigues engañado tratando de solucionar tus problemas con pastillas.

Malas pasadas de la mente dicen, lo que encuentras es el reflejo de ti, dicen, debes reconocer tu propia sombra, dicen…

Ya esta bien de tratarnos como a estúpidos, ya esta bien de culparnos a nosotros. La mayoría de nosotros no somos unos malnacidos que buscan el dolor y el sufrimiento ajeno, no lo disfrutamos y no vivimos de ello, por lo tanto, si no soy un psicópata ante el reflejo de lo que soy y mi sombra es solo el efecto de una "Falsa Luz".

Para encontrarnos a nosotros, lo que realmente somos, si queremos verdad y verdadera luz, debemos buscar dentro, pero si queremos encontrar culpables, siempre hay que buscar fuera.

Que no te engañen si tienes conciencia solo eres culpable de creer a esos que te engañaron, haciéndote culpable de algo que ellos mismos hicieron, con sus religiones, con sus sistemas, con sus leyes.

Un atentado "Falsa Bandera" a tu conciencia, en el que esta vez, los culpables no operan desde dentro, sino que manipulan desde fuera.

Todo es fruto de una Mente, una Mente enferma, psicópata sin alma, sin conciencia, sin sentimientos. Todo eso es Mente, pero no tu mente, sino la mente perversa de unos que se hacen llamar "Creadores" y solo crean caos, ruina y desesperación. En mi mente no se conciben esos conceptos, así que el mal no es un reflejo de mi, ni es mi sombra, ni soy co-creador de esta basura.

Tu elijes si aun decides creerte culpable, creer que tienes una sombra caótica y perversa, y que tu mente es tan retorcida que solo crea monstruos.

Es responsabilidad de todos el que empecemos a buscar culpables, que empecemos a identificar el Mal, señalarlo y expulsarlo de nuestras vidas. No necesitamos esas “experiencias” no necesitamos seguir repitiendo este bucle infinito de deshumanización.

De lo único que puedes ser señalado, es de no haber hecho nada, cambia tu mente, no creas, busca la verdad, busca a los culpables, deja de alimentar esos demonios, que no creaste tu.

Igual que no hay peor ciego, que el que no quiere ver, no hay peor conciencia que la que no quiere ser consciente.

Los inconscientes son aquellos que se permiten el lujo de seguir viviendo en el engaño, pensando que todo son juegos mentales, inocentes pareidolias de un mal que es ilusorio.

Vivir creyendo es haber dejado una vida en blanco, buscar la verdad es empezar a escribir los renglones con los que tu conciencia leerá tu propia historia, la historia de todos, de esa memoria que perdimos, de esa ausencia de ti mismo con la que vives.

El Todo es Conciencia, la falta de ella es solo la ilusión en la que los monstruos viven de tu inconsciencia.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/11/tu-mente-no-fabrica-monstruos-vives-con.html