Lo importante es lo que no se ve

Espiritualidad

MICHIO KAKU: “EL AZAR NO TIENE SENTIDO, EXISTE UNA FUERZA INTELIGENTE QUE LO GOBIERNA TODO”

El reputado físico teórico norteamericano Michio Kaku, famoso por formular la revolucionaria teoría de las cuerdas (modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “estados vibracionales”), causó recientemente un pequeño remezón en la comunidad científica luego que afirmara haber encontrado pruebas de la existencia de una fuerza inteligente y desconocida por el hombre que gobierna la naturaleza, es decir, algo bastante parecido al concepto que muchos tienen de Dios como ente creador y rector del universo.

 

Para llegar a esta conclusión Michio Kaku utilizó una inédita tecnología creada el año 2005 que le permitió analizar el comportamiento de la materia a escala subatómica, valiéndose para ello de un “semi-radio primitivo de taquiones”. Los taquiones, por cierto, son todas aquellas partículas hipotéticas capaz de moverse a velocidades superlumínicas, es decir, son partículas teóricas capaces de “despegar” la materia del universo o el contacto de vacío con ella, dejando así a esta materia en estado puro, totalmente libre de las influencias del universo que las rodea.

 
Según el físico, al observar el comportamiento de estos taquiones en varios experimentos, llegó a la conclusión que los seres humanos vivíamos en una especie de “Matrix”, vale decir, un mundo regido por leyes y principios concebidos por una especie de gran arquitecto inteligente. “He llegado a la conclusión de que estamos en un mundo hecho por reglas creadas por una inteligencia, no muy diferente de un juego de ordenador favorito, pero, por supuesto, más complejo e impensable”, aseguró el científico.

 

LEA TAMBIÉN: La Espiral de Fibonacci: ¿De verdad todo esto te parece casualidad? (FOTOS)

Michio Kaku agregó que “analizando el comportamiento de la materia a escala subatómica, afectada por el semi radio primitivo de taquiones, por primera vez en la historia, un diminuto punto en el espacio, totalmente libre de cualquier influencia del universo, materia, fuerza o ley, se percibe de una forma inédita el caos absoluto. Así, todo lo que llamamos azar ya no tiene más sentido, porque estamos en un plano regido por reglas creadas y no determinado por azares universales. Esto quiere decir que, con toda probabilidad, existe  una fuerza desconocida que lo gobierna todo”, dijo el científico.

 

Michio Kaku agregó que “alguien le hizo una vez a Einstein la gran pregunta: ¿Hay un Dios? A lo que contestó que creía en un Dios representado por el orden, la armonía, la belleza, la simplicidad y la elegancia, el Dios de Spinoza. El universo podía ser caótico y feo, pero en cambio es bello, simple y regido por reglas matemáticas sencillas”.

La teoría de las cuerdas y la música de Dios

 

Con respecto a la formulación de la famosa “String Field Theory”, o teoría de las cuerdas, modelo fundamental de la física que asume que las partículas materiales aparentemente puntuales son, en realidad, “estados vibracionales” de un objeto extendido más básico llamado “cuerda” o “filamento”, lo que convertiría a un electrón, por ejemplo, no en un “punto” sin estructura interna y de dimensión cero, sino que un amasijo de cuerdas minúsculas que vibran en un espacio-tiempo de más de cuatro dimensiones, Kaku afirmó que “desde hace mucho tiempo trabajo en esta teoría, que se basa en la música o pequeñas cuerdas vibrantes que nos dan las partículas que vemos en la naturaleza. Las leyes de la química con las que hemos tenido problemas en la escuela secundaria serían las melodías que se pueden ejecutar en estas cuerdas vibrantes. El Universo, así, sería una sinfonía de estas cuerdas vibrantes y la mente de Dios, sobre la que Einstein escribió ampliamente, sería música cósmica resonando a través de este nirvana a través de las 11 dimensiones hiper espaciales”.

El físico norteamericano de origen japonés concluyó que “los físicos son los únicos científicos que puede decir la palabra “Dios” y no sonrojarse. El hecho esencial es que se trata de preguntas cósmicas de existencia y significado. Thomas Huxley, el gran biólogo del siglo pasado, dijo que la cuestión de todas las preguntas de la ciencia y la religión es determinar nuestro lugar y nuestro verdadero rol en el Universo. Por tanto, la ciencia y la religión se tratan de la misma pregunta. Sin embargo, ha habido esencialmente undivorcio en el último siglo, más o menos, entre la ciencia y el humanismo, y creo que es muy triste que no hablemos ya el mismo idioma”.

 

 

Fuente: https://larevolucionpacifica2011.wordpress.com/2015/07/18/michio-kaku-el-azar-no-tiene-sentido-existe-una-fuerza-inteligente-que-lo-gobierna-todo/#more-1527

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Alcanza Todas tus Metas 2 – Mantén Silencio

Screenshot_11

La magia y la capacidad de alcanzar todas tus metas, son intrínsecas en el ser humano, somos poderosos seres que controlan su propio destino, en esta pequeña saga, os explicamos cómo alcanzar el éxito.

En esta ocasión, vamos a hablar de uno de los mayores errores que comenten aquellas personas que deciden aplicar este poder secreto, ese error es el de compartir tus objetivos con la gente, eso hace que la magia se diluya y que los demás influyan sobre tus metas, destruyendo o alterando tus meta.

Esperamos que estos consejos os gusten.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/alcanza-todas-tus-metas-2-manten-silencio.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Transgresión numérica.

Muchos de vosotros empezáis a sincronizaros con vuestra creación, espacio/tiempo y esto se reproduce en la sistemática visión de series numéricas, algunas capicúas, casi siempre repetitivas y constantes. Son sincronías, es importante saber que solo se trata de eso, los números siempre estuvieron ahí, pero nuestra conciencia estaba adoctrinada y reducida, tan encorsetada en los clichés del sistema que nos insertaron de niños, que al irlos quitando, es como si nos descorcháramos, y  fuéramos como el genio que sale de su lámpara. Ahora estas ampliando tu conciencia, estas más conectado, hay energías que no entiendes, ni conoces, que te bañan a diario. Constantemente, estas atrayendo otras cosas a tu vida, estas creando otras formas de pensamiento, poco a poco te vas liberando de tus programas y con ello más conciencia recabas, con lo cual eres más tú, de lo que nunca fuiste.

De pronto, todo parece encajar, pero a la vez, es todo más confuso, cuanto más sabes, menos entiendes, cuanto más comprendes, más quieres, pero solo tienes que echar un vistazo atrás, para darte cuenta que la persona que eras hace unos años, ni se parece a ti, ya no eres un estándar, ya no eres “normal” ahora eres capaz de aportar y refrescar la conciencia colectiva. Podrías decir, que aquel que eras desapareció o murió, y ahora eres otro aún mejor, por de pronto, percibes como las “casualidades” se suceden, como los caminos se cruzan, como unos desaparecen de tu vida y otros aparecen de pronto, aportándote cosas y aportándoles tu a ellos, como unos te ven como una amenaza, o un loco, y otros como una bendición. Percibes además, como aún siguen ahí esos números, como parecen hablarte y como acabas interpretando el cómo, el cuándo y el porqué, de todo esto a tu manera. Buscas significados y lógicas razones, pero como no podía ser de otro modo, lo que encuentras no se adapta del todo a lo que te sucede y terminas por creer lo que sea para calmar ese ansia de saber.

Todo lo creado está sujeto a leyes físicas y ciclos, estos ciclos a su vez se componen de periodos estacionarios, si lo miramos desde la ciencia, al final vemos en todos estos patrones, un lenguaje, ese lenguaje forma parte de un programa natural, con la cual todo acaba formado un orden en la naturaleza, y eso se puede medir. Todo al final son números, números y más números que no vemos, no son evidentes en un principio, pero qué se sincronizan de un modo, que todo acontecimiento, acaba encajando milimétricamente en el siguiente, formando cadenas, que forman vidas, destinos si lo prefieres. Esos destinos, el tuyo y el de todos, encajan como una rueda dentada y al final esos engranajes son los que acaban formando el tejido de la realidad que experimentas, pero como puedes imaginar los números, forman parte de el. Patrones que sin querer o saber cómo, empiezas a presenciar, los ves desarrollarse y desenlazarse, unos tras otros formando a su vez esos periodos que identificas con el tiempo.

Al ser un poco más consciente ves sucederse esas series, las ves y te ofrecen la posibilidad de intentar interpretarlas, eso es lo que son las sincronías. No deberíamos aplicar una consecuencia a la visión de esos números, no te avisan de tu fecha de muerte, si vas a caer enfermo o vas a tener un accidente. Pase lo que pase, siempre habrá números a tu alrededor, el que veas más unos que otros, no es ni mejor ni peor, ni debería significar nada concreto, solo has ampliado tu conciencia y ahora percibes cosas que antes no eras capaz, ese es el único dato relevante. No te fustigues pensando que hay una inteligencia pendiente de mostrarte esos marcadores, porque no es así, no hay ángeles que muestren números y tu Yo superior, tiene otras cosas más importantes en las que estar ocupado que andar mostrándote el 11 cada dos por tres.

No hay un Ser pendiente de mostrarte esos números…

Caso aparte es que siendo consciente, de que en tus sincronías existe un patrón numérico constante, que seas tú el que lo potencies y lo aproveches, (si sabes hacerlo) para crear una corriente a tu favor. A menos, que quieras amoldarte en esa fijación numérica y encajar tu vida en esos números, dedicando tus eventos, citas o compromisos, a determinadas fechas u horas, para crear una oportunidad de beneficio a través del servicio a esos números, con lo que estarás siendo esclavo del ritual, cosa que no recomiendo a nadie, ya que no solo no vas a beneficiarte, sino que perderás la libertad de elección. Los patrones cabalísticos creados con números son inútiles, y adaptar tu existencia a la creación de un patrón ritualizado, te esclavizara y acabaras dejando demasiada energía en la elaboración de un plan constante en tu vida bajo esos patrones de ritual, perdiendo toda sincronización, reduciendo tu percepción y reduciendo tu conciencia.

Es esencial que una vez has logrado detectar y percibir esas pequeñas sincronías, trasciendas esos patrones para no quedar congelado en la búsqueda de números que no llevan a ninguna parte, ni significan nada, ya que no muestran más que un estado consciente, una ampliación de percepción ligada a esa pequeña amplitud de conciencia. Para continuar en nuestro proceso consciente, deberíamos dejar de entretenernos con los números y comenzar a omitirlos (trascenderlos) para continuar hacia un siguiente nivel, en el que somos nosotros los que influimos y participamos de la sincronización, siendo capaces de predecir eventos futuros.

No es que nos volvamos clarividentes de repente, es que una vez asimilas como se van sucediendo los eventos que van solapándose en tu vida, con la suficiente capacidad para parar y observar, podremos predecir. De entrada serán cosas breves, sin relevancia y sin peso, pero lo suficientemente relevantes para ti, para que te des cuenta como funcionas y formas parte de ese engranaje que forma el patrón de la realidad. Esto no es sencillo, si bien al poco de comenzar a ampliar nuestra percepción, no debíamos realizar esfuerzo alguno para detectar los códigos numéricos, ya que prácticamente los veíamos sin querer, al trascenderlos y ampliar más nuestra conciencia, deberemos bajar el ritmo de nervio y estrés, y dedicar tiempo a la reflexión y el silencio, para poder ampliar la comprensión, y por consiguiente la percepción de todo.

Lo importante y con lo que deberíais quedaros, es lograr traspasar esa barrera del bombardeo de números, restarles relevancia, no tratar de sacar conclusiones, ni decodificarlos. No debemos caer en absurdas cábalas, interpretaciones, cálculos, significados e irrelevantes conclusiones, trascenderlos y evitar fijaciones que solo nos distraen de lo importante. Has logrado un avance, no te quedes en ese primer paso, continua ampliando tu conciencia, continua tu proceso de comprensión y lleva un poco más allá tú percepción. Evita esas preguntas que no tienen una respuesta importante (o esencial para ti y todos) ¿qué significa ver tal número? Nada, finalmente no significa nada, porque no es un significado lo que tienes que buscar, sino sensaciones, se trata de tu conciencia ampliada, no de que ningún ser cósmico te lance mensajes a través de tu reloj digital.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/07/transgresion-numerica.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las 32 grandes frases de Confucio, un sabio de hace 2.500 años

scr

Corren tiempos difíciles, el humano moderno ha sido esclavizado por la Matrix, sus valores espirituales se han aletargado y los viejos axiomas de los grandes sabios, se han olvidado, como recuerdo de un gran sabio chino, os traigo 32 consejos espirituales que el gran filósofo Chino Confucio enseño a sus discípulos, frases que merecen ser tomadas como un regalo y escuchadas para la reflexión interior.

Esperamos que este pequeño homenaje a Kung Fu Tse (Confucio) le guste.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/las-32-grandes-frases-de-confucio-un-sabio-de-hace-2-500-anos.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Sopor Eterno.

Existe un despertar de conciencia individual que poco a poco se va apoderando de mas gente y a su vez contagiando la conciencia global del planeta, pero muchos se quedan atrapados en ese primer paso, un básico inicio de acceso a un conocimiento, unos datos que fueron velados y que ahora se van filtrando a la población. Los motivos de este despertar pueden ser argumentados de mil formas, ya sea por conjunción astrológica, contaminación cósmica, interacción quántica o paso evolutivo lógico, el caso es que quien más o quien menos, ha ido despertando de algún modo, unos persiguiendo conspiraciones políticas, otros médicas, otros históricas y otros más sutiles, entraron por el aro espiritual. El caso es que si somos un poco avispados, nos daremos cuenta que todo esto no es algo aislado, que no son cuatro chalaos los que despiertan y no es menos evidente que el sistema se ha percatado de ello.

Es por eso que en toda tendencia surgen distintas corrientes que hacen que la pureza de ese despertar se diluya y corra por cauces poco naturales, convirtiéndose algunas veces en verdaderas cloacas. Hay un dato ineludible, existe un cierto despertar, pero el 99% de esos despiertos se olvidan, que  fue lo que despertó en ellos y en qué forma, se centran en la epopeya de la gran mentira, en la manipulación histórica, en la perogrullada holística, o se pierden entre angelitos y guías. El caso es que, entre unos y otros, se apropiaron del título nobiliario “despierto” y se olvidaron de la conciencia, porque quien despierta sin conciencia ni es despierto, ni es nada. La mayoría cayo en la cuenta de toda la pantomima que estuvieron viviendo y quedaron inertes en ese shock centrando todos sus esfuerzos en localizar un culpable y se olvidaron de la conciencia, que es el eje central y el motivo que justifica ese despertar.

La sensación con algunos despiertos es que hablan desde el verdadero amor,
otros en cambio solo quieren tener razón y poseer la verdad.

Quizá obvio el hecho, de que muchos despiertos solo siguen una corriente, son presa de la tendencia, son engullidos o empujados a este abismo por alguien con todo su afán de liberar a sus afines de los engranajes de la Matrix, y lo único que consiguen es que a ese autómata le sustituyan un programa por otro. Quizás, es que dentro de este despertar de conciencia haya muchos despiertos que ni siquiera tienen conciencia y solo crean discordia, se creen poseedores absolutistas de la verdad, porque ese es el papel que el sistema le impone para evitar, que lo que comenzó siendo una corriente acabe siendo un tsunami.

Puede que surjan suspicacias, pero cuanto más te metes en el rollo “despierto” más te das cuenta que la conciencia quedo aparcada junto con el sentido común y el sentido crítico. Salvando las distancias y tomando en cuenta las evidentes excepciones, queda la sensación de que la mayoría solo van y vienen sin rumbo, entrando y saliendo en confusas corrientes de pensamiento y espiritualidad, que en la mayoría de las veces no tienen que ver con esos términos que defienden, también me percato de la radicalización de algunos y la tendencia a copiar los anacronismos de los que se supone hablan a través dela conciencia, quedando una especie de despertar surrealista y esperpéntico donde todo vale si me das la razón. Donde camarillas de seguidores de idolatrados iluminados, crean una progenie de auténticos integristas, capaces de todo con hacer prevalecer su razón a costa de pisar el derecho de cualquiera a opinar distinto.

Lo peor de todo esto no es que el sistema se salga con la suya, sino que encima el despierto es por derecho propio un nicho de mercado, con lo cual, existe toda una mercadotecnia diseñada especialmente para ellos. Este sector del público es más refinado y requiere de un lenguaje concreto y una simbología para que consuma un producto que en principio no va destinado a ellos, pero es tan sencillo como incluir unos símbolos y unos ganchos en el lenguaje para que piquen y la campaña de marketing sea como pescar en un cubo. Solo hay que fijarse como en películas, música, publicidad e incluso el ocio electrónico, se ha rendido al bolsillo del despierto, que desea gastar su dinero, decodificando mensajitos a diestro y siniestro. Si agudizamos el oído podremos escuchar las carcajadas de estos ingenieros sociales, riéndose a mandíbula batiente de tu despertar y con razón.

Es lógico y licito pensar que todo esto era de prever, quizás ya estaba previsto y solo han tenido que lazar el grano, para que los polluelos piquen. No es menos hiriente que el ambiente de muchos de esos despiertos crea, sea peor que lo que teníamos antes de saber que teníamos conciencia, ya que de la noche a la mañana, salen expertos en cualquier cosa después de haberse leído dos libros o haberse visto tres horas de hipótesis y teorías en Youtube, por eso es lógico que adquieran ese argot de investigador que pide fuentes y alza el estandarte de la duda, y compra alegremente el clásico mensaje salvador de un canal.

Lo más triste de todo es que después de haber tomado conciencia y haber despertado (dudo que nadie haya logrado esto) aún muchos se rasquen la cabeza tratando de ubicarse el alma, ya creo sinceramente que muchos no se hacen un idea de lo que es, ni saben realmente si la tienen o no, yo creo que la duda ya te debería dar una pista, ya que muchos de ellos buscan desesperadamente un método, un camino, una vía, para algo que sencillamente  no tiene una vara de medir. Lo más sorprendente es que ese despertar espiritual, para muchos es sencillamente un programa mental, ya que muchos operan desde la mente tratando de descifrar rudimentariamente con su medio cerebro operativo, algo que no surge debajo del cuero cabelludo.

Si no lo sientes, si no sabes siquiera desde donde parte todo esto, si no se te mueve todo por dentro, es que estas hueco y lo que despertó en ti fue la compulsión instintiva de seguir a la manada. Antes de que os veáis reflejados y ataquéis a discreción, decir que si bien nunca me llegue a considerar un despierto, porque básicamente para mí, ser un ser despierto, requiere de algo más que perseguir illuminatis, no llorare si me despojáis de ese título nobiliario, que nadie otorga y que nadie lo merece, para mí un despierto real debe haber logrado responder sus preguntas existenciales y haber recuperado sus capacidades, y dudo mucho que nadie lo haya logrado, ni en el pasado, ni en el presente. Creo que se ha usado el término despierto tan a la ligera que hoy carece de significado, su sentido se ha desvirtuado y la esencia del inicio del despertar de la conciencia se ha transformado en unos corrales sectarios, donde el derecho de admisión es lo que prevalece.

¿Se ha mercantilizado al despierto o son un producto de ingeniería social?

Deseo desmarcarme de esa tendencia discriminatoria del despierto subido a un pedestal exiliando al borreguismo a todos aquellos que no piensan como él, fuman, beben o coman carne. Una especie de grado de pureza del despertar que no se quien mide, pero que parece evidente, ya que enseguida parece que saben si eres despierto o no y lo que es peor, si tienes derecho a mostrar el titulillo.

Todos queremos estar despiertos y encima queremos que todos los demás lo estén, y vamos por ahí dando pildoritas rojas como un Morfeo cualquiera, salvando almas de aquellos que ni pidieron ser salvados ni quieren despertar a nada, es curioso pero en vuestro despertar de la conciencia ¿Dónde coño os habéis dejado la conciencia?

Tengo la gran fortuna de encontrarme en una plataforma que me permite opinar y escuchar opiniones, y no solo me doy cuenta, como gente anónima, sin ninguna pretensión, guarda una sabiduría en su haber que ni siquiera conocen, gente a los cuales es innegable que su conciencia cambio y transformo su mundo. También me hacen ver y distinguir, quien realmente se encuentra en ese extraño camino en el que la conciencia tiene todo protagonismo, y quien parece estar colocado ahí solo para generar discordia, es algo que en las redes sociales parecen más una plaga bíblica, que un grupo de búsqueda y auto ayuda.

Solo decir como apunte final, que no debemos dejarnos llevar por ningún experto, por mucha experiencia que tenga en  el astral, por muy sensitivo que sea, por muchas experiencias de contacto que albergue, por muy chaman que sea, por mucho que canalice, sane, practique akashicos, vea energías o sepa de cualquier cosa, al final, lo único que importa es tu memoria de alma, rescatarla debe ser tu único objetivo y emplear la conciencia en tus pequeños actos cotidianos, porque esos actos de aparente intrascendencia son lo que hacen que se genere el cambio en tu conciencia. Una vida en conciencia, genera un mundo con conciencia, ese es el verdadero camino del despertar, lo demás es programación mental, es entrar en el sopor inconsciente y eterno.

Es solo mi opinión, ahora actúa en conciencia.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/07/sopor-eterno.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Siembra, Crianza y Cosecha.

Muchos estáis empezando a integrar términos relacionados con la nueva jerga del despertar uno de los que va a ir cobrando protagonismo es la cosecha espiritual, término que para alguno ya es como algo asumido, esta aparece como algo normal dentro del plan evolutivo del Ser, y parece qué hasta Hollywood se ha hecho eco de este proceso, pero esto no es lo relevante, lo curioso e interesante dentro de este fenómeno, es que se asuma como un hecho más, dentro de los pasos hacia los que una posible civilización pueda encaminarse. Si echamos la vista atrás, hace solo un par de décadas, todos aspirábamos a una sociedad futura, donde la tecnología nos hacia la vida más fácil y el trabajo era poco más que un hobby, una sociedad del bienestar donde no existe la enfermedad, nadie muere y hay riqueza y abundancia para todos, quizás es que éramos demasiado ingenuos, o quizás es que las utopías requieren de demasiado esfuerzo y somos demasiado pasivos.

Da lo mismo, porque la cuestión es que ya no pensamos en un futuro con coches voladores o cabinas de teletransporte, ahora miramos al futuro pensando en cuerpos de luz, viviendo en dimensiones no físicas. Esto nos está preparando para que aceptemos ir al matadero con la mejor de las sonrisas, porque parece que se nos olvida que en toda cosecha hay que cortar y recolectar. Soy consciente de que se está empezando a popularizar la cosecha, pero solo se cuenta lo bonito que va a ser vivir en la cuarta densidad (otros dicen quinta depende del cuento que compres) felices, sin maldad, ni enfermedad, ni hambre… Puedes pensar, que es igual de utópico, pero hay un pequeño e importante matiz, antes el futuro utópico de coches que vuelan y cabinas de teletransporte, lo construíamos nosotros a base de ir logrando un avance lógico dentro de nuestra propia tecnología, pero la cosecha no depende de nosotros, sino que serán otros, con su propio criterio y sus propios intereses lo que decidan quién y quien no, adonde y como.

Todos tenemos un plan, el planeta tiene su plan, el sol el suyo, la galaxia el suyo propio y el universo también tiene su agenda. Todo estos planes se han ido forjando desde el inicio de la creación, nosotros como almas, partimos de un inicio con una intención, esa intención sigue inalterada, guardada en lo más profundo de nosotros, pero todos estos planes se solapan y se complementan por lo que ninguno contraviene el interés o el plan de otros. Esto es en esencia el comienzo de todo, que perfectamente puede ser vivir la experiencia física, algo que es muy breve y no precisa mucho más, por eso se le añade el vivir el amplio catálogo de experiencias emocionales, pero claro, esto con una docena de vidas recolectas todas las emociones, alegrías, miedos y desengaños posibles ¿qué más puede motivar a un alma, para seguir experimentando? Esta pregunta no tiene respuesta, al menos aún, ya que aunque tenemos conciencia de sí, no tenemos memoria para saber si es bastante o no, con lo que llevamos a cuestas.

Como todos traemos un plan de origen (en realidad es una intención) una vez aquí, cada uno lidia con la suya, pero al tener todos una intención parecida, el juego se acaba pronto y es bastante aburrido, por eso añadimos todos este catálogo de sufrimientos y caos, adoptar esto a partir de este punto es bastante infantil y es solo valido para una mente mediocre y conformista, porque puede que todo partiera de una intención basada en la experiencia, pero ahí se acaba el cuento, ese es quizás el origen de todo, pero ya está, no podemos seguir estirando este chicle. Ahora existen distintos planes unos con más relevancia que otros, unos con más peso que otros… Si revisamos los que nos dicen distintos autores o contactados, no damos cuenta que dentro de nuestra historia llena de lagunas, hay un instante en el que alguien interviene, por lo general, un pretendido dios (o dioses), que nos manipula, dentro de esta manipulación, él se encarga de hacernos saber que es una creación, pero en realidad nadie crea nada, ya que nosotros ya estábamos creados, acuérdate de tu plan, ese plan existía cuando alguien decidió modificar el suyo y manipular el nuestro, o sea, que metió mano, para sacar un provecho para sí, y mientras hacernos creer, que nuestro plan sigue inalterado y encima, hacernos creer que él es nuestro creador, lo que nos hace inmediatamente de su propiedad.

Claro, como somos creación de otro, esto automáticamente nos deja sin voluntad, esta voluntad era lo único que podíamos poner como defensa de nuestro plan original, pero ahora esa voluntad es débil y maniquea. Hasta aquí,  hay cierta unanimidad, pero según a quien escuches o investigues, empiezas a notar que en este pastel, no ha metido la mano solo uno y todos sin excepción se proclaman autores (padres nuestros) de la intervención, pasamos de ser la mezcla de un homínido y una supuesta raza reptil, a encontrar hasta 40 grupos distintos que dicen haber insertado su genética en nuestro ADN, con lo cual explicaríamos la cantidad de taras que ha reportado este mejunje, pero esto es lo de menos, la chapuza ya está hecha.

Entonces, tenemos unos seres con un plan de existencia sencillo, y a otros seres que intervienen y desvían este plan, convirtiendo nuestra intención en su intención, nuestro plan en su plan, pero ¿cuál es su plan?

Pues estos pueblos que se autodenominan, creadores, padres, hermanos, maestros o guías, nos dan varias versiones, pero si las ponemos todas en conjunto y tomamos cierta perspectiva, detrás de todo ese pesado lenguaje, llenos de términos confusos y empalagosos, llenos de hermandad y luz, se entrevé una intención que en nada corresponde a una raza evolucionada y elevada, como nos pretenden hacer creer.

Ellos se auto denominan sembradores de vida, creadores de razas, pero claro no te dicen nunca para que tanta molestia, en realidad todo se debe a un proceso de manufacturación, si si, no hay nada espiritual o elevado detrás de todas esas razas de ETs “benévolos” a mi modo de ver, ninguno lo son, pero no nos adelantemos. Estos supuestos sembradores de vida o creadores, lo que hacen es tomar planetas, crear una raza que se adapte a ese entorno, para ello tiene un amplio abanico de códigos genéticos con los que crear una plantilla tipo, y empezar a sembrar “vida”. Estos sembradores tienen varios propósitos a la hora de realizar la siembra de un planeta, el primero proviene de una ley natural, la cual un universo despoblado no tiene una finalidad existencial, pero ahí se acaba el altruismo, ya que después se aplican intereses propios relacionados con la cría, cosecha y posterior recolecta.

Si bien es cierto que una vez el universo físico parte de la mente universal y se crea, esta creación debe albergar distintas formas de expresión física (vida) para que eso creado por una mente, sea soportado por las mentes de los seres vivos que habiten esa creación, lo que conocemos como crear realidad, todo lo creado carece de sentido si la mente colectiva no lo habita y sostiene, esto genera un equilibrio y propicia la expansión de la creación, ese sería el fin y la energía, que activaría la intención (o necesidad) primordial de experimentar “lo físico”. Tras esto, algunas razas se han apoderado de ese soporte natural haciendo una siembra artificial, provocando una aceleración en el proceso natural de siembra y como consecuencia una aceleración en el proceso de creación de esa mente, también conocida como arquitecto, fuente o Dios, de la que parte toda esta ilusión, que llamamos realidad.

La siembra tiene un código estricto, sea cual sea la raza que deseen sembrar sobre un planeta, debe esta llevar al menos una hebra de código genético original. Esto quiere decir, que tiene que tener en sus genes parte de una raza madre, original creada por Dios, para que la conciencia del planeta que va a ser sembrado reconozca esta vida, como parte de la creación original o lo que es lo mismo, parte del plan original de la mente universal. Esta es una condición que debe quedar inalterable, ya que aunque esos genes se manipulen y se mezclen, aún debe quedar intacta la esencia del plan original, la hebra genética que garantice la viabilidad de la empresa.

Una vez hecha la siembra, el planeta se abandona y se le permite su evolución natural, a partir de una raza creada artificialmente con la mezcla de varias existentes o a partir de una de origen local. Los primeros pasos de estos seres son regularmente iguales a todos, pero en algunos casos el proceso se va contaminando con intereses de terceros. Los sembradores hacen su trabajo y se marchan, llega el proceso de crianza, en muy pocas ocasiones un planeta sembrado es dejado a su voluntad y acaba por desarrollarse solo, no sé si existe algún caso, pero no creo.

La crianza, está estructurada y rara vez se modifica dicho patrón, a la civilización que recién arranca, se le va proporcionando herramientas con las cuales ir acelerando su proceso evolutivo. El punto de partida en el que la raza sembrada comienza a organizarse, se crean los primeros clanes tribales, se les va proporcionando dichas herramientas y se espera. Una vez que ese pueblo se organiza y se va haciendo más compleja su estructura social, se le van añadiendo elementos como son la religión, por las cuales se les va guiando a través de una fe, hacia el camino deseado. Posteriormente esos primeros conatos religiosos, son guiados a través de formas de gestión feudal, en los cuales estos pueblos son guiados a través de un rey o líder, que aunara en un principio el ámbito político y el ámbito religioso a través suyo.

No pensemos que desde el periodo de crianza al periodo de cosecha pasan muchos miles de años, en realidad el proceso es mucho más corto de lo que pensamos. Lo difícil es crear un ambiente sostenible donde la raza recién sembrada pueda dar sus primeros pasos por sí mismo, una vez superada esta etapa, se analiza si es correcto continuar con su proceso evolutivo o no. Los criterios no se basan en su inteligencia, actitud, espiritualidad o respuesta emocional, ya que el fin de este punto crítico dependerá en mayor parte del producto que se desee cosechar.

Una vez es definida la raza que va a ser procesada, se le van induciendo distintos tipos de cultos, se les marca con unos dioses y se les va encaminado hacia el avance tecnológico, hasta que o bien la raza supera todos los obstáculos y conquista su soberanía por méritos propios, con lo cual se le permite la expansión y la filiación a la estructura en la cual se participa de la cosecha (o sea, potenciales consumidores del producto) si la civilización en ciernes no supera la prueba y se aproxima al colapso, este pueblo es cosechado y se reinicia el proceso de crianza, esta vez omitiendo los primeros pasos de civilización tribal, introduciendo desde el inicio el culto y el régimen de tipo feudal o regio. Según sea la crianza del producto, despertara más o menos interés, esto quiere decir, que habrá planetas en los que la raza que se esté criando para lograr un futuro producto, solo interese a un grupo concreto y otros como el nuestro, que tenga a toda la galaxia pendiente.

No nos engañemos pensando en que hay unos malos y unos buenos, como he dicho en alguna ocasión, esto no es cosa de buenos o malos, y caer en esa programación hará que nunca lleguemos al fondo de la cuestión, para ellos es interesante que tu creas que hay unos malos de la raza X y unos buenos de la raza Y, ya que esta forma de pensar hará que huyamos de unos para caer en los brazos “amorosos” de otros y el resultado para ellos sea igualmente el esperado. No seamos ingenuos, el resultado final es más relevante e importante que tu proceso evolutivo, a ellos les importa poco si evolucionas o no, si elevas tu conciencia o no, la única diferencia de producirse esto será el producto final.

Para participar o sacar producto de la cosecha, la especie a cosechar ha de portar en su ADN una mínima parte de la genética de la especie, raza o civilización que pretende cosechar (condición indispensable para participar en la cosecha) si la raza o la especie a cosechar admite esta hibridación, esta podrá adquirir el producto resultante por derecho natural de raza, esta es una de las razones por las cuales se ha hibridado tantas veces al humano de la Tierra. Olvida esos cuentos de especies con genética deprimida por constantes clonaciones, o eso de que vienen del futuro y allí hubo un cataclismo y deben recuperar la estructura genética original, estos argumentos y otros más ridículos, son habituales tras la justificación de las constantes abducciones, escusas baratas, hacia unos seres a los que deben considerar estúpidos. Todo gira en torno a la cosecha, tanto “buenos” como “malos” solo piensan y ansían recolectar.

Las nociones que tenemos de otras cosechas son escasas, pero las lagunas de nuestra historia cobran sentido si añadimos el proceso de cosecha a la ecuación. Babilonia aparece de la nada y resurge como una civilización con amplios conocimientos, un lenguaje, una escritura y una comprensión de los ciclos astrológicos así como un buen panteón de dioses, posteriormente desaparecen sin dejar rastro, dejando tras de sí, unas pocas ruinas, piedras y un legado escrito, a buen recaudo. Tras ellos los egipcios, los mayas, los griegos, etc… Puedes añadir el pueblo que quieras de los cuales tenemos conocimiento de su existencia por las evidencias ya sean ruinas, piedras, monumentos o escritas de algún modo, siempre que tengamos fe, en que lo que nos cuentan sobre estos restos sea lo cierto. Estarás pensando donde me dejo a los atlantes o los lemurianos, todos ellos y otros pueblos anteriores a ellos, fueron igualmente cosechados, con el tiempo los encargados de la crianza, estiman que deben eliminar los rastros de ciertas cosechas, para que no ates cabos o te sea imposible realizar un ejercicio de lógica, parecido a este.

Se acerca el momento de cosecha y no creo que lo pospongan mucho más, un sector que está constantemente induciendo miedo al pueblo, desea nuestro colapso para justificar nuestra cosecha, otros desean un cambio y que alberguemos esperanzas, solo son matices que añaden bouquet al producto. Al final, pasaremos por un breve proceso donde se nos aliviara de la pesada carga de la ignorancia, dándonos esperanzas, caídas de velos, futuros maravillosos, una caída estrepitosa del lado oscuro y se nos presionara para que emitamos un perdón universal que alivien las cargas karmicas de los actores que ejecutan el plan de crianza y cosecha, algo así como una causa sin efecto. Una vez todo esto se haya desarrollado y estemos en un éxtasis existencial generalizado, un éxtasis global que emane una energía poderosísima, ese será el momento de la cosecha.

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas. Los hombres quedarán sin aliento por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra, porque las potencias de los cielos serán conmovidas.” (Lucas 21:25-26)

Esta vendrá de múltiples formas, lo habitual es usar el recurso de la tormenta solar, una radiación cósmica o cualquier otro truco que se saquen de la manga, para entonces las ratas ya habrán  abandonado el barco y la cosecha estará lista para ser iniciada. Esta es realmente especial, en esta cosecha de más de siete mil millones de personas que estarán llenas de júbilo, en un éxtasis de felicidad inaudito, algo que el ser humano de la tierra no recuerda, un momento en el que todo parecerá perfecto, se nos dará esa ilusión de un futuro prometedor y esperanzador, una especie tranquilizante para que lo que venga a continuación nos pille tan desprevenidos que no haya escapatoria posible. Seguramente pensabas que se alimentan de miedo, esto solo es un grupo de ellos, podríamos etiquetarlos como los curritos, son los que mantienen al pueblo en un estado constante de represión, ellos se alimentan y nosotros evitamos ver la realidad de lo que somos.

Seguramente ha llegado a vosotros esa versión light de este proceso en la que dicen que nuestro ADN se activara y pasaremos de una densidad a otra como si tal cosa, o que hay dos tierras una en 3D para los que aun están en proceso evolutivo y otra 5D para los ascendidos, da mucha pena todo esto porque juegan con las creencias y las esperanzas de buenas personas, creer en algo así es casi infantil. No hay ascensión y menos para nosotros, todos los argumentos que apoyan esto son una falacia, así como la Ley del Uno (no confundir con el Ser Uno, que es peor aún) que dictamina que la cosecha forma parte de la evolución, cosa falsa de todas, todas. Existe un sector que deposita en este material (Ley del Uno / Material de Ra) todo su argumento y refutan insistentemente que es la única canalización realmente positiva y divulgativa que existe. Ni que decir tiene que todo lo que allí se expone apoya la versión de los criadores, con lo cual te predispone y te hace esperar este hecho (la cosecha) con fervor casi religioso.

Parece que omiten que en la cosecha vamos a morir todos sin excepción, ya que esto es requerido para recoger todo el sustrato energético que necesitan, no es cuestión de que necesiten una gran ola de miedo denso, si no que ni siquiera creo que nos dé tiempo a sentir esto, nos pillara desprevenidos en plena fiesta, en plena algarabía por haber eliminado el mal del planeta, justo cuando arranquen todos nuestros planes de futuro, justo cuando nos creamos libres, ese será el momento.

Debéis empezar a pensar que todo lo que sabéis es mentira, y que estáis persiguiendo una zanahoria, todas las conspiraciones y planes Illuminati son una opereta barata y sin fundamento, la tercera guerra mundial, las pandemias zombis, todo en realidad son un entretenimiento, preocupación gratis, temor a la nada, porque nada de esto ocurrirá. Lo que ahora se está cociendo es el remate final, todo ha comenzado a cocinarse y estamos tan confundidos que muchos no lo van a ver venir.

Todos los argumentos del pasado fueron dejados ahí a propósito, solo heredamos los restos inexplicables de unos pueblos que fueron exterminados de un plumazo. Sabemos lo que debemos saber, todo forma parte de un patrón definido y tantas veces repetido, que es ya una rutina para ellos, planes que abarcan millones de años. Los dioses que conocemos solo son gestores, operarios, ejecutivos, directivos quizás, en su nombre hemos hipotecado nuestra existencia, toda esa experiencia que mantuvo entretenido a tu espíritu y su plan original, hace que tu desmemoria y tu pereza hagan que aceptes el cadalso como un cristo salvador, sacrificado por nada y para nada, ese es el estado crístico que esperan de ti, él y tu criador, por que dejemos lo claro, el Ser humano de la Tierra nunca adoro al creador, sino al Criador.

Unos pocos de vosotros intuís que vivís en una granja, quizá una prisión, pero no, de las prisiones con el tiempo te escapas, pero de las granja no, porque vives feliz dentro de la ilusión hasta que llega tu San Martín.

Puede que me equivoque, puede que todo esto no sean más que chifladuras y en unos años la cosecha sea una anécdota, ojala, pero me da que no y todo lo que veo apunta a esto, pensad que al condenado a muerte siempre se le ofrece un festín la última noche, pues ve haciéndote a la idea, nuestro festín está en el cocinándose, pero nosotros seremos la cena.

Antes de emitir un  juicio prematuro hazte estas poca preguntas ¿Por qué de repente toda la galaxia quiere que evolucionemos? ¿Por qué tanto interés, que beneficio sacan ellos de nuestra evolución? ¿Si es verdad que ellos somos nosotros en el futuro, que prisas tienen por qué evolucionemos si se supone que al final lo logramos? Está claro que mienten porque no dan argumentos que eludan estas preguntas, por otra parte llenas de toda lógica y sentido común. Después de miles de años esclavizados, ahora se acuerdan de que hemos de liberarnos, evolucionar, ascender, cambiar de densidad, de dimensión, cambiar líneas de tiempo… ¿Qué es lo que no cuentan? ¿Por qué tanto interés y tanta prisa?

Solo eludiríamos este proceso si lográramos liberarnos de todas esas cosas que nos enfrentan, si solucionáramos nuestras diferencias, lograríamos conquistar nuestra soberanía y estaríamos tomando el rumbo en el que estos  criadores deberían abrirnos las puertas de la granja por derecho.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/06/siembra-crianza-y-cosecha.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El Principio de NO Intervención.

La mayoría de los casos de confusión y desinformación, se sustentan  básicamente en el desconocimiento de este principio, el cual es vital para entender dentro de este sistema dual, quien tiene una intención positiva y quien la tiene una negativa. No nos podemos fiar (y menos a estas alturas) de las apariencias, de los códigos que nos aporte el individuo, quien sea su fuente, lo amoroso de su mensaje o lo concienciado que parezca, menos aun de lo que resueno o no finalmente este aporte. Son tantas las formas de llevarse a alguien al huerto, que lo raro seria encontrar una intención pura tras un informador, un contactado o un trabajador de la Luz.

La mayoría de las personas tienen buena intención, y creen que todos juegan con las mismas reglas y esto no es así. El pueblo, cada uno de nosotros, los que engrasamos la máquina del sistema, somos básicamente seres de gran corazón y buen proceder, caemos en los prejuicios y las falsas apariencias, arrastrados por una educación incorrecta, pero en el fondo ayudamos cuándo tenemos oportunidad, somos básicamente amorosos y compasivos, pero el sistema nos está recordando constantemente que el amor es otra cosa y que la empatía es inútil, que el egoísmo es lo normal y que la sensibilidad es debilidad.

Como somos almas, espíritus de luz y amor, somos la expresión real de la energía con la que se crean los ladrillos que sostiene todo lo creado, nos auto engañamos fruto  quizá, de vivir insertados en una mentira, como decía, nos engañamos pensando que todos son iguales a nosotros, que todos guardan dentro de si esa luz y que todos tienen los mismos códigos morales impresos en su ser, pero es evidente que no, esto es un juego de apariencias, unos van disfrazados de ciudadano modelo, otros de respetable vecino y otros de amantísimo amigo, pero solo es lo que parece, la realidad por lo general es otra y llegar al fondo de la intención real que alberga cada uno, es algo que difícilmente llegaremos a ver a la luz del día.

La mayoría de la gente vive en una constante dependencia
de otros, para avanzar en sus propios procesos..

Desde aquí, se entiende porque caemos una y otra vez en la misma trampa, fiarnos de los códigos de conducta que ellos nos programaron, nos impide ver, la real versión de esa persona que tenemos enfrente. Tras el primer contacto nos creamos un juicio de esa persona por simple apariencia, tras el primer dialogo, tiramos de memoria, buscado patrones en los que encajar a ese ser, dentro de los módulos que el sistema rige para las conductas, normal, singular, extravagante, raro, friki, loco… Una vez lo hayamos encajado todo, abrimos o cerramos nuestra capacidad de entablar relación y cuan profunda puede ser esta. Aquí es donde tendríamos que empezar a poner en práctica el principio de no intervención, ya que por lo general, nos esforzamos por modular al otro para que todo su Ser encaje en el patrón que diseñaste para él, sin que quede arista alguna que distorsione tu ideal.

Modificar su pensamiento, sus costumbres, modos y cultura, para que finalmente solo quede un mero replicante, de lo que tú estimas adecuado para ti, y asi, sea lo deseado finalmente en alguien que se digne conservar tu compañía. Sus creencias se deben ajustar milimetricamente a las tuyas, su ideario político, social y moral, deben encajar de igual modo. Es prácticamente inevitable que tratemos de cambiar la opinión del otro, la lucha por la razón, es la batalla inútil con la que diariamente hacemos chocar nuestra cornamenta, en una perpetua época de celo que nos empuja a ser el jefe de la manada a toda costa, lo único que nos separa de un animal, es que no marcamos con orina nuestro territorio, pero en algunos casos hasta lo dudo.

El principio de no intervención, dicta que el respeto al otro prima sobre cualquier otra razón o principio, el respeto a sus decisiones, a sus errores, a sus creencias, a su capacidad y a su intención. Si cualquier ser interfiere sobre otro modificando alguna de sus estructuras, se estará impidiendo que la expresión de si mismo se manifieste, que su libre albedrío se ejerza y que su capacidad natural aflore y se desarrolle. La mejor forma de aprender es mediante la duda, la búsqueda, la investigación y la práctica, lo que al final se imprime tras este proceso, es una forma natural de evolución y crecimiento, en la que el individuo descubre y se descubre, mediante la interacción con su entorno. Intervenir o influenciar en el proceso de cada uno, es un error irreparable, ya que ese ser será desviado de su camino y transitara caminos que no fueron creados por él, ni para él. Quizá en nuestro fervor por ayudar, queramos despertar al prójimo a toda costa, pero la mayoría de las veces tras esa intención de ayudar, existe el egoísmo, quizá por no pasar a solas este complicado transito lleno de mentiras, o porque creemos que así los salvamos de algo, es evidente que esto no funciona, ya que muchos que despertaron de forma forzada, engrosaron las filas de aquellos que les quisieron vender cualquier panacea, con lo que la sensación de estafa al final será aún mayor.

No intervenir, no significar pasar del otro u obviar su estado, sino respetar sus decisiones por encima de tus modelos (dogmas) morales. El bien o el mal, lo correcto o lo incorrecto no sirven para medir las intenciones de otros, para con nosotros o con su entorno. Si alguien, sea quien sea, te dice que tal o cual cosa, es como él dice, estará interviniendo y moderando tu capacidad de aprender por ti mismo a construir una imagen pura de ti, te estará quitando la oportunidad de pulirte y crecer por ti mismo. Si esto lo extrapolamos a cualquier ente o ser, que proceda de otro estado distinto al nuestro, densidad, dimensión, plano, o planeta, deberá, aplicar el principio de no intervención si o si, porque si no tenemos esto en cuenta, por ambas partes, cualquier gesto o palabra, es una clara intervención en la libertad del otro.

Para que nos hagamos una idea clara vamos a tomar el ejemplo de las canalizaciones (si otra vez). Un ser de otra realidad utiliza a un humano como canal (instrumento) para dar una información, a un grupo (por lo general) en este caso, el grupo toma la información de un ser, que al no pertenecer al mismo estrato que ese grupo de humanos, este toma automáticamente el cariz de ser superior, elevado, etc… y los humanos, por contra, son seres sometidos a la voluntad y las creencias de ese ser, presuntamente más evolucionado y superior, por tanto se le aplica un valor moral a su información más elevado, que a cualquier otro ser humano que dijera exactamente lo mismo y llegara a esas conclusiones por sus propios medios.

Por lo tanto, al no aplicar el principio de no intervención, ese ser no estará aportando una opinión, una visión subjetiva o un consejo, si no que al estar todo teñido de un tinte jerárquico, la información dada, genera creencias, formando en el grupo de humanos que acceden a ella, la categoría de creyentes y por tanto modificando su paradigma para adaptarlo al paradigma de ese ser, que sin autoridad moral y sin respeto por la capacidad evolutiva, en el que se encuentran esos seres humanos, interviene deliberadamente para así, crear una interferencia, en la conciencia de esos creyentes, que ahora pasan a ser discípulos.

Si tomamos este principio, como referencia, nos daremos perfectamente cuenta, que todos los textos sagrados que han sido entregados al ser humano por otros seres, han sido una clara intervención y han causado un lastre en su proceso evolutivo. Si de nuevo seguimos aplicando este principio, nos daremos cuenta que todos los textos canalizados tampoco se salvan y son una clara intervención con unas intenciones poco enriquecedoras o evolutivas. Si lo extrapolamos al fenómeno ufolológico o del contactismo, todo en él es una evidente y constante violación del principio de no intervención, siendo una clara y flagrante falta de respeto a nuestro proceso soberano de crecer, errar y rectificar. Por no evidenciar esas prisas de todos estos seres porque evolucionemos y tomemos ese salto quántico cuanto antes y a toda costa, algo que debería hacernos sospechar ¿Qué ganan ellos con nuestra evolución? Esa cuestión jamás la responden y es evidente que algo deben sacar cuando llevan varias décadas vigilando este proceso.

Toda la historia humana en este planeta, esta lastrada por la constante vulneración de este principio, que asegura que cualquier ser con conciencia (o no) pueda descubrir por sí mismo, la realidad que le rodea, e iniciar su propio proceso, descubriendo por sí mismo, como se expresa la creación, cómo funcionan las leyes naturales y como vive conectado con todo lo que es creado y su influencia. Se nos ha coartado, se nos ha eliminado la capacidad de aprender por nosotros mismos, habiendo una constante y sibilina intervención de terceros en todos y cada uno de los pasos que hemos ido recorriendo como civilización. 

Muchos podrían ver en este principio un toque egoísta o pasota, ya que si lo respetas hasta sus últimas consecuencias, podrías permitir que un pueblo destruyera a otro o causara daño a terceros, pero no es así en realidad. Como todo principio tiene unas reglas y estas son que no hay intervención siempre que tus errores no supongan una merma en el proceso de otros. ¿Por qué se permite que haya guerras, enfermedad y conflicto? ¿Por qué se ha de sufrir y padecer? ¿Qué sentido tiene? Ciertamente ninguno, pero cuándo la intervención provoca que unos creyentes se enfrenten a otros, al final es un igual contra otro igual, ambos intervenidos, ambos de la misma raza y dentro del mismo proceso evolutivo, ambos engañados sí, pero ambos deben darse cuenta del engaño y rectificar dentro de su error, en eso está su proceso, nadie puede intervenir y decirles que están engañados y que esos que les intervienen son los malos, porque con este gesto, das por sentado que eres el bueno, por lo tanto, estas inclinando la balanza hacia ti insidiosamente. No se puede rectificar un error cometiendo otro error.

Todo lo que ahora tenemos por tanto, es el fruto de una intervención, ya sea en el pasado o en el presente, se ha metido mano deliberadamente y con una intención que nunca se nos ha permitido vislumbrar. El trasfondo de toda esta intervención pasa necesariamente por conocer nuestro origen, por restablecer nuestra memoria y por identificar por nosotros mismos aquellos que nos engañan y manipulan con su intervención, usando multitud de roles y de categorías jerárquicas para usurpar nuestra libre elección.

Otros de los procesos que incluyen el principio de no intervención es que en caso de llegar a un avance en nuestro proceso evolutivo, y llegar a traspasar nuestras propias fronteras físicas, se nos tiene que ofrecer la capacidad de tomar o rechazar libremente la opción del contacto. De enfrentar la posibilidad de elegir de forma libre, con quien entablar amistad o enemistad, ya que aun habiendo avanzado hasta ese punto, aun seguiremos cometiendo errores y quizá, prejuzgando.

Quizá te quede la sensación de vacío o desamparo, ya que si todo es fruto de una incorrecta interacción con nosotros, que nos queda. Pues básicamente nos queda aprender por nosotros mismos, eso es lo que tiene ser libres y soberanos, que deberemos responsabilizarnos y tener la conciencia despierta de verdad para discernir constantemente, desde el fondo critico de cada uno, hacia donde hay que ir, y donde queremos terminar. Esto es costoso, porque sencillamente dejas de ser un niño, con unos malos tutores, a un adulto maduro y en plenas facultades. Para esto es para lo que sirve la conciencia y estar conscientes, para tener en cuenta el papel que jugamos y lo responsables que somos, lo cómodo es que otros te digan que debes hacer, en tu presente o tu futuro, pero la libertad no se canaliza, ni se gana por contacto divino, tampoco llega tras una ascensión o una iluminación, la libertad se conquista día a día, trabajando, errando, y rectificando, aprendiendo a ser libres.

La libertad que tanto ansias no te da la opción de hacer lo que te dé la gana, sino todo lo contrario, te da la opción de medir y calcular, las consecuencias de tus decisiones y como afectan estas a terceros, esa es la verdadera evolución y el verdadero crecimiento, es la verdadera soberanía que se nos debería de otorgar o quizás deberíamos conquistar, tú eliges.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/06/el-principio-de-no-intervencion.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.605 seguidores