Lo importante es lo que no se ve

Nuevo Ocultismo

EXO y ENDO HIDRÓGENOS

Podemos definir a los hidrógenos como el resultado final de una alquimia energética, donde ciertos componentes son refinados hasta conseguir un “combustible” adecuado para un determinado uso, sea mental, etérico, emocional, intelectual, espiritual o físico. George Gurdjieff hablaba de energías, Pier Ouspenski desarrolló más profundamente el tema de los hidrógenos y su creación por parte de la alquimia de los carbonos, oxígenos y nitrógenos, pero estaba acotado sólo a los 12 hidrógenos principales que Gurdjieff definía por densidad, siendo estos el H6, H12, H24, H48, H96, H192, H384, H768, H1.536, H3.072, H6.144 y H12.288, donde a mayor base, mayor densidad y menor calidad. Como dije alguna vez, tengo grandes acuerdos y desacuerdos con Gurdjieff y Ouspenski, pues estos toman como referencia un sistema acotado y no expandido, desestimando el H3 (el ladrillo), reduciendo de esta manera la base de los hidrógenos a 12 tipos, y dejando fuera el resto. Esto si bien es beneficioso, pues se debe acotar a un sistema para comprender el funcionamiento del mismo, también es contraproducente al limitar la expansión de la esfera a la interpretación sólo desde dentro de la caja.

Los hidrógenos no son alimentos, son el producto energético de ellos. La producción de hidrógenos depende de cómo esa triada de alimentos, carbono, oxígeno y nitrógeno son procesados por el sistema, sea el que sea. Si bien el consumo de los mismos lo acotamos a las UdC, estos también son consumidos por sistemas mayores o menores. Tomemos como ejemplo el reino vegetal. Un árbol consume carbonos y oxígenos que toman del aire, y también del oxígeno del agua del suelo junto con otros nutrientes y sales. Los nitrógenos los toman del entorno con sus impresiones, produciendo hidrógenos como resultado final del proceso que le dan la energía que necesitan para existir. La ciencia ya ha comprobado la influencia que tienen las impresiones en las plantas y como estas influyen en su crecimiento, calidad y producción de granos y frutos. Los vegetales tienen un grado jerárquico cinco (G5) y el hidrógeno utilizado como energía es de quinto nivel. Los niveles de hidrógenos están definidos por el proceso alquímico utilizado, pero eso es tema para otro momento. De la misma manera nosotros como humanos somos de grado jerárquico G4, y utilizamos hidrógenos de nivel cuatro.

El proceso de elaboración de los hidrógenos es complejo, un sistema genera hidrógenos para funcionar llamados endohidrógenos, y también genera sobrantes de la destilación que los expulsa como exohidrógenos, estos hidrógenos son utilizados por otros sistemas para cubrir los faltantes o estabilizar ecuaciones de hidrógenos de reacción (Hr). Por ejemplo, los árboles producen hidrógenos de quinto nivel para su propio consumo (endohidrógenos), y el desecho o sobrante de la destilación (exohidrógenos) son del cuarto y tercer nivel, siendo los primeros apropiados para nosotros que somos de grado jerárquico G4 y los segundos por los animales que son de grado jerárquico G3. Igualmente pasa con las demás líneas evolutivas y sus diferentes grados jerárquicos cuyos desechos de producción son utilizados por otros sistemas. Así la tierra comienza a producir mediante su biosfera los hidrógenos adecuados para mantener un nivel estándar de producción del hidrógeno promedio de consumo (Hpc) o hidrógeno standard (Hs).

Hasta ahora el (Hpc) de Gea era de H48. Este irá cambiando hasta ser un H24 a medida que el sistema se estabilice. Mientras eso sucede, Rawak se ocupará de cubrir el faltante para que el sistema pueda funcionar. Como la base indica densidad (Relación entre la masa y el volumen) de hidrógeno por unidad, tenemos que los de base más alta son de mayor masa que los de base más baja, siendo un combustible más pesado, pero con un rendimiento menor que uno de menor masa. Es como que un H24 fuera un gas como el metano y un H12.288 un trozo de carbón de piedra. Los dos sirven para calentar una caldera, pero el primero es más eficiente y con menos contaminantes que el segundo. Con el primero unos pocos metros cúbicos son suficientes, con el otro se necesitan toneladas para calentar el mismo volumen de agua. Así como no se puede hacer funcionar un avión con carbón o un motor eléctrico con metano, de la misma manera cada sistema requiere de un tipo específico de hidrógenos para generar la energía necesaria para que este sistema funcione adecuadamente.

Hasta aquí llegamos hoy. Analicen, estudien y procesen esta información, pues así tendrán una mejor idea de cómo funcionan las cosas y podremos seguir adelante con los hidrógenos y su función.  

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2017/01/exo-y-endo-hidrogenos.html


HIDRÓGENOS DE REACCIÓN

Esto es complicado, pues tendrían que leer o releer un par artículos antes de este, pero sé que solo algunos lo harán, mientras el resto seguirá de largo y entonces mal interpretaran todo. Me arriesgaré a continuar por los pocos que sigan la recomendación y hagan el trabajo como deben hacerlo. Lecturas recomendadas:

 

1.  MASA CRITICA
2. FUSIÓN
3. OCTAVAS PROYECTIVAS

Comencemos. Un hidrógeno de reacción es aquel hidrógeno que no entra en la progresión estándar de una octava proyectiva. Estos hidrógenos tienen la particularidad de ser altamente inestable y sumamente propensos a perder o ganar parte de su composición. Un hidrógeno sea de la base que sea, está compuesto por unidades más pequeñas cuya base es la raíz mínima que el sistema acotado puede contener, en nuestro sistema Rawak es H3, una triada indivisible de tres energías, la negativa (-), la positiva (+) y la equilibrante (+-), energías conocidas en las religiones también como el padre, el hijo y el espíritu santo.

La octava proyectiva de los hidrógenos es acumulativa, siendo la sumatoria de hidrógenos proyectados la base de la siguiente octava proyectiva. H3*2=H6=>H6*2=H12…Hx*2, donde (x) es la sumatoria de hidrógenos base 3, desde su inicio de proyección. Entre una octava y otra hay (x) cantidad de hidrógenos según en qué punto de la proyección se encuentre. Estos hidrógenos pueden asociarse a las notas de la octava con sus tonos, semitonos, acorde sonantes y disonantes. Como ejemplo tenemos el H48 al H92, donde tenemos una octava compuesta por hidrógenos inestables o de reacción, pues son notas aisladas que conforman esos tonos, semitonos y acordes, que según sean sonantes o disonantes, ganan o pierden hidrógenos H3 en un proceso de equilibrio de energías.

El punto de inflexión de esos Hr para que pierda o sume H3, es la mitad de la octava proyectiva sobre la base de la octava que proyecta. Veamos un ejemplo entre la proyección de H48 a H96.

H48 = (H24+H24) => H48+H24 = Hr72 que tiende a perder 1H24 para estabilizar en H48, ahora, si pasamos de la mitad de H48, a un porcentaje mayor sumándole la mitad de la mitad, o H24+H12=Hr36, tendríamos un H84, H48+Hr36=Hr84 que tendería a H96 por mayor peso específico (vacuidad), de esta manera el Hr84 sumaría 1H12 para igualar la ecuación.

H96 ≠ Hr84

H96 = 2H48

2H48 = 2(H24+H24)

H24 = (H12+H12) => H24+H12 = Hr36

Hr36+H48 = H84

H84 (ẽ↓) H12 = H96

Ahora bien, para que esta igualación suceda, debe haber H12 disponible, pues está tomando y no soltando hidrógenos, así que depende de esto para que la ecuación se equilibre o no, quedando esta en faltante si no sucede, pues no puede igualar para arriba, sino solo para abajo. De esta forma quedaría en un Hr84 no cubriendo la necesidad alimenticia del consumo de H96.

Hay infinidad de hidrógenos de reacción continuamente pululando por aquí y por allá, producto de combinaciones de hidrógenos sonantes y disonantes, que pueden o no equilibrar hacia el mejor hidrógeno. La sumatoria de hidrógenos de reacción, da como resultado otro hidrógeno de reacción con tendencia positiva o negativa según el porcentaje del hidrógeno en la octava proyectiva del mismo. Ejemplo:

  • Hr36+Hr9=Hr45 con tendencia negativa (ẽ↓). Toma hidrógenos bajando el octanaje para igualar a H48.
  • Hr36+Hr36=H72 con tendencia positiva (ẽ↑). Expulsa hidrógenos subiendo el octanaje para igualar a H48.

Hasta aquí el desarrollo de hoy. Ahora queda estudiar y asimilar esta información para convertirla en conocimiento que luego pueda aplicarse para transformarse finalmente en sabiduría aplicable.

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2017/01/hidrogenos-de-reaccion.html


HIDRÓGENOS

Dejando de lado los ejercicios anteriores para que sigan trabajando en ellos, hoy vamos a hablar un poco de hidrógenos, esa energía tan necesaria para el funcionamiento del Humano, para expandir la esfera de consciencia, activar los centros superiores de control, aumentar las sinapsis neuronales, la claridad de pensamiento y las instrucciones en los códigos del ADN entre muchas otras cosas más. Para este artículo recomiendo tener una tabla periódica de elementos a mano para su mayor comprensión.

Los principales elementos químicos según su porcentaje de presencia en el cuerpo humano son los siguientes:

• Oxígeno (65 %)

• Carbono (18 %)

• Hidrógeno (10 %)

• Nitrógeno (3 %)

• Calcio (1.5 %)

• Fósforo (1 %)

Hay más elementos que lo componen, pero todos con un porcentaje menor al 1% que no tomaremos en cuenta en esta oportunidad.

De estos seis elementos los cuatro primeros están implicados directamente en procesos energéticos, y los dos restantes junto con el Cloro, Potasio y Sodio, en procesos de grabado de runas de los patrones básicos. Como ya saben los hidrógenos son el resultado final de una alquimia de destilación de procesos energéticos, sean internos o externos, y representan la energía que los sistemas, sean particulares o generales, necesitan para funcionar.

El hidrógeno más alto en energía que puede contener el sistema Rawak es H3, de ahí va decreciendo en octavas según este se proyecta a la totalidad del sistema. Así tenemos la siguiente progresión que va del H3 hasta el H(5,47140… ͤ +32) cubriendo toda la gama completa de la formagénesis del planeta. Una energía para cada proceso de instrucciones necesario en la destilación alquímica de toda la biosfera de Gea, incluidos nosotros.

H3, H6, H12, H24, H48, H96, H192, H384, H768, H1536,……….H(5,47140… ͤ +32)

Como ven cada hidrógeno es el doble del anterior, o sea, una octava progresiva y acumulativa. Tomemos como ejemplo del H24 al H48, apreciarán perfectamente que el H48 es el doble del H24 y este puede descomponerse perfectamente de las siguientes formas:

H48 = (H24+H24) = H24*2 = 2H24

H48 = (H12+H12+H12+H12) = H12*4 = 4H12

H48 = (H6+H6+H6+H6+H6+H6+H6+H6) = H6*8 = 8H6

H48 = (H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3+H3) H3*16 = 16H3

Apreciando ahora esta composición pueden evaluar que cada hidrógeno resultante en la proyección de la octava termina siendo la sumatoria de H3, atestiguando que en las energías también se cumple que la sumatoria de las partes hacen al todo. Estos hidrógenos que forman la progresión son hidrógenos estables, pero entre ellos puede haber hidrógenos inestables o de reacción (Hr), producto de combinaciones incompletas entre hidrógenos estables como se puede observar en el Hr36 = (H24+H12), el Hr18 = (H12+H6) o el Hr72 = (H48+H24) por nombrar algunos, donde la progresión está incompleta y estos terminan tendiendo al hidrógeno directamente superior por ser éste de mayor peso específico (vacuidad) en el proceso, arrancándole al hidrógeno inestable los hidrógenos necesarios para equilibrar la ecuación. Por ejemplo, el Hr36 tiende al H24, el Hr18 al H12 y el Hr72 al H48. Veamos ahora como se equilibra naturalmente una ecuación de hidrógenos cuando el hidrógeno de reacción está presente.

Si tendríamos que equilibrar la siguiente ecuación de energía (H24 ≠ H36) para igualarla, el proceso natural sería el siguiente:

H24 ≠ Hr36

H24 = 2H12

2H12 = (Hr36-H12)

H24 = H24 (ẽ↑) 4H3

En el proceso el Hr36 pierde, libera o expulsa (ẽ↑) 4H3 o 2H6 o 1H12 como exoenergías consumibles, transformándose así en un H24 estable también de consumo. Así sucede con todos los hidrógenos de reacción inestables, acomodándose a las necesidades de cada faltante de energía requerida en un proceso determinado dentro de un sistema acotado. Llevado esto a un caso práctico y representativo, tenemos al Humano y su consumo y producción de H24, en contraparte del humano con su H48. El Humano lleva a cabo en su alquimia interior ese proceso de equilibrio de energías al igualar una ecuación con Hr36, porque por ahora la obtención de ese hidrógeno H24 no es directa, sino indirecta, pues el planeta aún no tiene producción de H24 como energía estándar. A partir de esa producción indirecta, el Humano comienza a alimentar los centros superiores de control para que comiencen a producir mediante el Carbono, Oxígeno y Nitrógeno, su propio H24de forma directa y también hay otros hidrógenos formados por combinación de hidrógenos inestables, pero esos procesos los veremos en otra oportunidad.

Un Hr36 para un Humano es altamente beneficioso, pues tiende a H24, pero para un humano es altamente nocivo, pues como tiende a H24, le faltan 4H3 para llegar a H48, y al no poder equilibrar correctamente el Hr36 con el H48, termina siendo insuficiente para el requerimiento del sistema. El único hidrógeno de reacción que le serviría al H48, sería un Hr72, pero no hay suficiente H24 para su fabricación, porque el sistema humano, está descontinuado y su alimento energético también. Creo que esto es suficiente como material de estudio por ahora. En próximos artículos iremos adentrándonos cada vez más en el universo de lo hidrógenos, pues estos son la energía que la maquinaria del sistema necesita y utiliza para funcionar.

Nota ilustrativa final:

Una molécula de agua H2O es un hidrógeno estable (Hx), y una de agua oxigenada (peróxido de hidrógeno) H2O2 es un hidrógeno de reacción inestable (Hrx), pues pierde un oxígeno y tiende a convertirse en agua H2O en su proceso de oxidación. 

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2017/01/hidrogenos.html


EL ULTIMO AVATAR

Si bien en DDLA se usa la palabra Avatar para una generalidad como sinónimo de contenedor del Ser, si la tratamos como una particularidad, etimológicamente hablando el término Avatar proviene del francés “avatar”, que deriva de la palabra sánscrita “avatâra”, que significa que un dios ha encarnado o se ha manifestado en el hombre.  En el marco del hinduismo, un avatar es la encarnación terrestre de un dios, en particular Visnú. La palabra también se utiliza para referirse a encarnaciones de dioses o de maestros muy influyentes de otras religiones aparte del hinduismo, especialmente a los adherentes a tradiciones dhármicas cuando tratan de explicar a personajes como Cristo. Esta información está a disposición de cualquiera en la red como podrán apreciar, pero otra, la más esotérica y mística, sólo es entregada de forma oral, como siempre ha sido. Hoy trataremos parte de esa información relacionada a los Avatares y sus propósitos.

Como ya sabrán por haber leído el artículo “El Ser” en su momento, el entramado de la vida consciente es como una progresión aritmética, donde ésta se va multiplicando exponencialmente de 49 en 49, según avanza la octava de creación desde la fuente hasta nuestros días. Así como nuestro Ser está conectado a 49 Avatares, el SER también lo está, con la diferencia que es el AVATAR cero (0) que da inicio a la progresión, por consiguiente, finalmente está conectado a toda la vida consciente de la creación. Un Demiurgo o un Logos también está conectado a 49 Avatares, y de estos, 42 tienen o han tenido su reflejo en la materia como dioses encarnados. Tomaremos en este desarrollo unos pocos de esos 42, para ejemplificar su proyección.

• Zoroastro (siglo VII a. C.): creador del zoroastrismo.

• Buda (460-380 a. C. aprox.) creador del budismo.

• Jesucristo: fundador del cristianismo.

Como verán tomé a tres representantes de las principales religiones, las iranias, dhármicas y abrahámicas. Aunque para el neófito parecieran religiones completamente antagónicas, realmente sus principios son los mismo para todas, pero cada una adaptada al paradigma reinante de su época. Sus representantes, Zoroastro, Buda y Cristo, son Avatares del mismo Ser, del Logos regente del sistema Rawak. Así pasa también con los Avatares del Demiurgo proyectados en cada trialidad como Zaratustra, Gautama y Jesús. Estos Avatares son puntos de inflexión en la octava de la humanidad, son iniciadores de paradigmas históricos y arquetipos religiosos, son choques conscientes para toda la humanidad. De igual manera, también los Avatares pueden manifestarse para un choque distinto, dirigido a la consciencia y cuya raíz no es espiritual o religiosa, sino Humana en el sentido social, donde los Seres son los protagonistas igualitarios, sin dioses o representantes de por medio. Casi siempre estos Avatares son personajes históricos que marcaron una época, o dejaron un legado como herencia para la Humanidad. ¿Qué quiero decir con esto? Que no todos los Avatares de un Logos o Demiurgo tienen que ser Avatares como Zoroastro, Buda o Cristo, sino que también pueden ser cualquier otro personaje histórico no relacionado a lo espiritual donde el propósito no sea el perdón o el Amor, sino que sea la Humanidad o cualquier otro valor moral.

Ahora les pido que observen de fuera de la caja, no cubran el faltante de información con la fantasía de su mente, sólo vean los hechos expuestos y sientan las energías comparando a unos y otros. Los Avatares tienen la capacidad de trascender existencias, y muchas veces hablan a los habitantes de otro tiempo, de otra de sus conexiones. En Mateo 10:34-39 Jesús dijo:

• 34 No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada.

• 35 Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra;

• 36 y los enemigos del hombre serán los de su casa.

• 37 El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;

• 38 y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí.

• 39 El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará.

¿Cómo se entiende esto, si Jesús pregonó el perdón y el Amor? Pues muy simple, Jesús no le estaba hablando a su generación, sino a la generación de la segunda guerra mundial, porque uno sino el último de sus Avatares, era Adolf Hitler, el último Avatar del Demiurgo, el Avatar 42 de Luzbel. 卐Nmcncndlqdiycaum卐  vv

Fuente:      http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/11/el-ultimo-avatar.html


PARÁBOLAS

Parábola de la fiesta de bodas

1. Respondiendo Jesús, les volvió a hablar en parábolas, diciendo:

2. El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo fiesta de bodas a su hijo;

3. y envió a sus siervos a llamar a los convidados a las bodas; mas éstos no quisieron venir.

4. Volvió a enviar otros siervos, diciendo: Decid a los convidados: He aquí, he preparado mi comida; mis toros y animales engordados han sido muertos, y todo está dispuesto; venid a las bodas.

5. Mas ellos, sin hacer caso, se fueron, uno a su labranza, y otro a sus negocios;

6. y otros, tomando a los siervos, los afrentaron y los mataron.

7. Al oírlo el rey, se enojó; y enviando sus ejércitos, destruyó a aquellos homicidas, y quemó su ciudad.

8. Entonces dijo a sus siervos: Las bodas a la verdad están preparadas; mas los que fueron convidados no eran dignos.

9. Id, pues, a las salidas de los caminos, y llamad a las bodas a cuantos halléis.

10. Y saliendo los siervos por los caminos, juntaron a todos los que hallaron, juntamente malos y buenos; y las bodas fueron llenas de convidados.

11. Y entró el rey para ver a los convidados, y vio allí a un hombre que no estaba vestido de boda.

12. Y le dijo: Amigo, ¿cómo entraste aquí, sin estar vestido de boda? Mas él enmudeció.

13. Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes.

14. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.

Parábola del sembrador

1  Aquel día salió Jesús de la casa y se sentó junto al mar.

2 Y se le juntó mucha gente; y entrando él en la barca, se sentó, y toda la gente estaba en la playa.

3 Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar.

4 Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.

5 Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;

6 pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó.

7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.

8 Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.

9 El que tiene oídos para oír, oiga.

Parábola del trigo y la cizaña

24 Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo;

25 pero mientras dormían los hombres, vino su enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.

26 Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

27 Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

28 El les dijo: Un enemigo ha hecho esto. Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?

29 El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

30 Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

Parábola de la semilla de mostaza

31 Otra parábola les refirió, diciendo: El reino de los cielos es semejante al grano de mostaza, que un hombre tomó y sembró en su campo;

32 el cual a la verdad es la más pequeña de todas las semillas; pero cuando ha crecido, es la mayor de las hortalizas, y se hace árbol, de tal manera que vienen las aves del cielo y hacen nidos en sus ramas.

Parábola de la levadura

33 Otra parábola les dijo: El reino de los cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer, y escondió en tres medidas de harina, hasta que todo fue leudado.

El tesoro escondido

44 Además, el reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, el cual un hombre halla, y lo esconde de nuevo; y gozoso por ello va y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo.

La perla de gran precio

45 También el reino de los cielos es semejante a un mercader que busca buenas perlas,

46 que habiendo hallado una perla preciosa, fue y vendió todo lo que tenía, y la compró.

La red

47 Asimismo el reino de los cielos es semejante a una red, que echada en el mar, recoge de toda clase de peces;

48 y una vez llena, la sacan a la orilla; y sentados, recogen lo bueno en cestas, y lo malo echan fuera.

49 Así será al fin del siglo: saldrán los ángeles, y apartarán a los malos de entre los justos,

50 y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes.

Tesoros nuevos y viejos

51 Jesús les dijo: ¿Habéis entendido todas estas cosas? Ellos respondieron: Sí, Señor.

52 El les dijo: Por eso todo escriba docto en el reino de los cielos es semejante a un padre de familia, que saca de su tesoro cosas nuevas y cosas viejas.

Nota del Administrador

Creo que no es necesario explicar estas parábolas del mayor Amasterdamo, a la vista está que reflejan fielmente muchas situaciones actuales que hemos vivido y seguiremos viviendo mientras el propósito y la misión de este colectivo de DDLA siga vigente. 卐✞卐

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/10/parabolas.html


MERCADO Y CABALA

Hoy quiero desmontar una de las mayores mentiras de la cábala, la del mercado y su imposibilidad de ser justo para todos. Este artículo será sumamente corto, pues es solo para demostrar que poder se puede y es muy sencillo llevarlo a cabo, lo que sucede es que no se quiere, porque los que nos gobiernan son demonios y su intención y propósito es que nunca suceda.  Para que un mercado de consumo funcione, debe haber consumidores con poder de consumo y un mercado con capacidad de cubrir las necesidades del consumidor como también los costos de lo producido. Si alguno de estos términos no cumple su función, el mercado consumista se transforma en un mercado elitista con una ecuación sumamente desbalanceada, donde el mercado (sistema) gana mucho sin producir, y el consumista gasta mucho sin consumir.

Me explico, hay una ley muy simple que nadie desconoce, tanto en bienes como en energía, no se puede gastar más de lo que se produce. Hablando en términos cabalistas, si usted gana $100 mensuales (producción), no puede gastar más que esa producción, pues estaría por un lado adquiriendo deuda de producción (dinero), y por otro desbalanceando la ecuación entrada/salida a favor del mercado. Por consiguiente, el que ganaría seria este, pues no solo gastaría toda su producción (dinero), sino que compraría deuda (más dinero) para cubrir el consumo mínimo que necesita. Ahora bien, si todos ganaran lo suficiente para cubrir necesidades y gastos, y además les quedara un extra para cualquier eventualidad, el mercado estaría balanceado pero su ganancia sería mínima.

Para que esto suceda, equilibrar la ecuación del consumo, el sueldo mínimo (producción) debe subir para equilibrar el mercado, o el mercado debe bajar para equilibrar el sueldo mínimo. La sumatoria de necesidades, gastos y reserva da como resultado el valor mínimo necesario para que el consumo se mantenga balanceado. De esta manera los precios del mercado deben regirse por la entrada (producción) del consumidor y no por el mercado consumista. La sumatoria de las partes hacen al todo, nunca es al revés. Si usted tiene para gastar $100, el mercado debe adaptarse a esa suma como mínimo.

Las necesidades Humanas no son un término que se pueda cuantificar o cualificar, no son negociables, son un derecho de existencia, y que estas necesidades estén cubiertas es una obligación del Humano como sociedad, o sea del sistema. Si la entrada económica no alcanza para cubrir esos derechos, pues hay que modificar el mercado, bajando las ganancias del sistema y subiendo la Humanidad del mismo. Nadie puede existir en equilibrio mientras otro no pueda cubrir sus necesidades mínimas, pues usted puede ser él mañana. La comida es un derecho, los servicios son un derecho, la salud es un derecho, la verdadera educación es un derecho, la vivienda es un derecho, todo es un derecho mientras no sea en demasía, pues somos Humanos, no números y estadísticas de demonios, demonios que, sentados en sus escritorios desde el poder, hablan de nosotros como si fuéramos una producción de granos, un valor de mercado, un bono al portador, o una bolsa de abono para su cultivo de billetes, poder y deshumanización.

Mientras el valor esté puesto en el dinero y no en la Humanidad, el mercado no se equilibrará jamás, y a la vista está, que si los que lo rigen no son Humanos, entonces tienen por propia decisión la ecuación continuamente desequilibrada a su favor. No soy político, tampoco economista ni nada relacionado al estudio de las finanzas y el mercado, pero les aseguro que, si tuviera el poder, en 49 días el mundo sería otro, pues bastaría ver al prójimo como lo que verdaderamente es, un Humano verdadero, libre y justo con el mismo y los demás, para que esta realidad cambie, sacándoles a los demonios el control y el poder para siempre. ¿Cómo lo haría? Muy simple, reemplazando el dinero por Humanidad. ¿Cuánto compra su Humanidad? pues mucho si la tiene y nada si no la tiene, en este nuevo mercado los demonios serían indigentes y los Humanos vivirían en abundancia, cosa que ahora es exactamente al revés, y el que le diga que esto es inviable o imposible, le miente, pues debe ser un demonio que no le conviene que así sea.

En el artículo Resurrección dije: “…¡Denme doce valientes guerreros, y tomaré Constantinopla, denme al pueblo de Constantinopla, y liberaré a la humanidad!!!…” Esto no es una utopía ni una frase más, es una realidad, pues el Humano unido, jamás será vencido. DDLA en RCA.

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/10/mercado-y-cabala.html


COHERENCIA

Siempre en DDLA, y sobre todo en estos últimos tiempos, se ha hablado y pedido coherencia entre pensamiento, palabra y obra como algo fundamental en el trabajo del quinto camino de la cinta de Moebius. No se puede lograr nada sin coherencia, no se puede avanzar sin coherencia, no hay forma de hacer verdaderamente un trabajo alquímico interno y externo sin coherencia, en definitiva, la coherencia es una condición fundamental para lograr la impecabilidad necesaria para expandir la consciencia de forma correcta. Hoy veremos en detalle para qué y por qué la coherencia es tan necesaria en este proceso alquímico.

Antes de proseguir les recomiendo la lectura del artículo “la energía oculta”, donde expliqué un proceso donde la voluntad era un término indispensable para que la octava avanzara venciendo las fuerzas en contra que esta genera por el desequilibrio de la ecuación, pasando de un estado de reposo a uno en movimiento o viceversa. La mayor resistencia siempre está al comienzo del movimiento, en el intervalo (si-do) y a mitad de este, en el intervalo (fa-mi). Recordemos:

…La mayor resistencia en cualquier movimiento la encontraremos al principio del mismo, esto se debe a la fuerza de fricción o rozamiento entre superficies, pues ambas están compartiendo electrones de sus átomos, y hay un “agarre” o “enganche” energético entre ambas superficies que tienen que superar. Igualmente, al inicio de cada acción, más precisamente entre las notas (si-do), que es el momento de mayor resistencia a la acción, se produce una reacción de resistencia, pues también hay un “enganche” emocional que se tiene que superar para iniciar el movimiento. Cuanto más identificado con los sujetos u objetos se está, más fuerte será la resistencia al movimiento, pues compartimos emociones mediante la identificación, como electrones entre átomos.  De aquí la importancia de perdonarse y soltar amarres emocionales, pues estos dificultan el movimiento de cualquier octava. Luego encontraremos otro punto en (fa-mi) donde la resistencia nuevamente es mayor, este punto es donde se tiene que volver a equilibrar el centro de gravedad que se mueve con la intención, mediante un choque consciente que lo vuelva a ubicar en su lugar. La energía de este choque no es la voluntad, sino que se utiliza la energía de la coherencia, pero este es otro tema para otro momento pues este asunto merece un artículo aparte…

A no ser que seamos los diseñadores conscientes de una octava, podemos saber cuándo comienza la misma y por consiguiente cuál es su intervalo (si-do), pero desconocemos donde se encuentra el intervalo (fa-mi) y donde termina la octava, o donde se encuentra el (si) que da final a la misma.  En este caso nos encontramos desarmados ante las energías que se ocultan y que en cualquier momento saltarán sobre nosotros intentando frenar o desviar esa octava iniciada. La única forma de prever esa acción, es cubrirse de ante mano esperando que esa coraza no sea penetrada por la octava que se mueve en contrasentido a la nuestra.  

Como ya vimos en más de una oportunidad, toda octava proyectiva comienza en el mental como una dodecava, y a medida que avanza pasando por el etérico y finalizando en el físico va perdiendo semitonos y algún que otro tono hasta terminar casi siempre como una pentava. Lo ideal sería que dé comienzo a fin se mantuviera como una dodecava, o a su defecto, por lo menos como una octava perdiendo solo los semitonos y manteniendo todas sus notas. El motivo del porqué una dodecava pierde semitonos al pasar entre espacios matriciales, es la falta de coherencia entre estos. Me explico, una dodecava del EMmental se proyecta al EMeterico en un punto de inflexión determinado o “punto de salto” que no es otro que el intervalo (fa-mi) de la dodecava. Igual pasa cuando la octava se proyecta del EMeterico al EMfisico, el punto de salto es el intervalo (fa-mi) de la octava. Como ven tenemos dos puntos de salto entre el mental y el físico donde la falta de coherencia produce en el primero la pérdida de los semitonos y en el segundo la pérdida de dos notas.

En ese intervalo es cuando la octava de resistencia ejerce nuevamente su mayor fuerza, logrando “arrancarle” los semitonos o notas a la octava que avanza, desviando o frenando su proyección. Ahí aparece el primer fallo de incoherencia, no se dice lo que se piensa, y luego el segundo fallo, no se hace lo que se dice, logrando finalmente que se haga lo contrario a lo que se piensa. Sin que nos demos cuenta hemos perdido el rumbo y la impecabilidad, convirtiéndonos es inconscientes creídos despiertos, vamos que la peor de las pesadillas, la pesadilla del hombre muerto que sueña que está vivo sin moverse de su tumba.

Como pueden apreciar el intervalo es (fa-mi) y no supuestamente el que se esperaba (mi-fa) como debería ser, pues esto es porque el “punto de salto” justamente es el de la octava de resistencia y no el de la octava de avance, pues es cuando la coherencia hace la diferencia entre una y otra. Como no podemos saber cuándo es el intervalo citado, se debe mantener la coherencia en todo momento, asegurándonos así el avance y la proyección correcta de la octava, y del mismo modo también poder observar si estamos o no llevándola a buen puerto, pues en cuanto veamos que hemos perdido la coherencia en algún punto, sabremos que hemos perdido el rumbo y la impecabilidad, por consiguiente, ya no seremos lo que creíamos ser, pues habremos perdido los semitonos, frenado o desviado la octava y no podremos mantener el rumbo aunque tengamos intención, propósito y voluntad.

Cuando se pierde el rumbo se pierden las dos últimas notas de la octava por una mala proyección de intención, quedando una pentava de la forma (nota1-nota2-nota3-nota4-nota5) siendo imposible concluirla satisfactoriamente al faltarle dos notas que cierran o concluyen la octava. Por ultimo termino este articulo recordando algunos párrafos de las octavas proyectivas que aclaran este proceso energético expuesto en este post

“…Este tipo de octavas son las que se generan habitualmente en una cadena de espacios matriciales, desde su inicio en el espacio matricial mental, pasando por el espacio matricial etérico, hasta su final en el espacio matricial físico de la materia (EMmental→EMeterico→EMfisico). Cuando hablo de ser coherentes en pensamientos, palabras y actos, me estoy refiriendo a mantener esta octava proyectiva que comienza con un pensamiento, continua en palabras y termina en un acto, con la misma intención inicial de principio a fin, pese a los procesos energéticos que se lleven a cabo en cada proyección sobre el espacio matricial que transite dicha octava, evitando que se hable diferente a lo que se piensa y se actúe contrario a lo que se dice…”

“…Ahora veamos un ejemplo práctico de este nuevo concepto de octava proyectiva. Usted tiene una idea, un pensamiento al que le da forma, crece y se desarrolla en el EMmental con una intención inicial (x), su Frecuencia (secuencia) dodecaédrica es de 1,7142857…con una Amplitud de (x)Hz (nodo) correspondiente al sustrato “e” del EMm 3×5 y su Longitud es alta (+x) (puntos de inflexión muy separados). Mientras elabora como proceder cuando se encuentre ante la situación, sujeto u objeto, la triada energética (intención, propósito, fin) de la dodecava recorre uno o más ciclos dentro del túnel esférico vorticial, transformándose en voluntad de manifestarse. En el momento que usted manifiesta y pone en palabras los pensamientos, la octava se proyecta al EMe 3×6 y pierde los semitonos pertenecientes al EMm como exo y endo energías, convirtiéndose en una octava tradicional de siete notas bajando su Frecuencia a 0,142857… y acomodando su Amplitud a (+x)Hz (cresta), y su Longitud baja a (-x) (puntos de inflexión muy juntos). En este momento la triada es modificada por las energías visibles y ocultas de las palabras de los portadores y receptores de las octavas encontradas, y la intención inicial sufre un choque que cambia la intención (determinación de la voluntad en orden a un fin) por intensión (obrar de forma irreflexiva, dejándose llevar por los impulsos) modificando el propósito y cambiando el fin. Cuando la octava proyectiva alcanza la acción, y se desplaza por el EMf 4×4 de esta realidad subjetiva, la octava pierde dos notas más como exo y endo energías, convirtiéndose en una pentava y su Frecuencia se ubica en 0,714285…, su Amplitud baja (-x)Hz (valle) y su Longitud se ubica en (x) (puntos de inflexión coincidentes) usted termina reaccionando y no accionando porque la intención inicial no es la misma que cuando comenzó la octava y sus componentes (alimentos) cambiaron el octanaje de todo el proceso terminando más bajo que cuando comenzó. (H12→H48→H96)…”

Muchos han caído y muchos mas caerán por esta falta de coherencia, no permita que esto le suceda, y cumpla los 12 trabajos de Heracles con coherencia de principio a fin, solo así logrará perdurar en el propósito y concluir la misión de forma correcta.

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/10/coherencia.html