Lo importante es lo que no se ve

El poder de la Mente

EL DESAFÍO DE LOGRAR ESTADOS ELEVADOS DE CONCIENCIA SIN DROGAS PSICODÉLICAS: ¿CREES PODER HACERLO?

PSICONÁUTICA

POR: ALEJANDRO MARTINEZ GALLARDO – 10/04/2016

UNA INVITACIÓN AL VIAJE SIN LA NECESIDAD DE RECURRIR A AGENTES EXTERNOS PARA PROBAR EL NÉCTAR DE LAS MÁS ALTAS FRECUENCIAS DE LA CONCIENCIA

Hace un par de años el doctor Thomas Roberts planteaba que alterar la propia conciencia es un derecho humano inalienable, incluyendo así el uso de psicodélicos como un proyecto de legislación humanista. De la misma forma que utilizamos aplicaciones, tecnología, medios y todo tipo de aparatos y alteramos los ambientes en los que nos movemos y que podemos hacerlo libremente, es parte esencial de nuestra libertad subir en nuestra "biocomputadora" aplicaciones mentales, programas, ideas, códigos, sustancias, etc. Después de todo, esto pasa de cualquier forma, por ejemplo, un programa de TV, naturalmente, en mayor o menor medida, programa nuestra mente. La comida, el aire que respiramos, los libros que leemos, de alguna manera también alteran nuestra mente. Así que, ¿por qué no tomar cartas en el asunto y actuar proactiva y discriminatoriamente, controlando y decidiendo lo que consumimos en todos los aspectos, sutiles y burdos?

Si bien estoy de acuerdo a grandes rasgos con la propuesta de Roberts, especialmente en cuanto a su argumento de tomar conciencia de que las drogas psicoactivas son "psicotecnologías" pero que también la información en sí misma es una droga, me parece que mucho hemos glorificado los estados alterados de las drogas (me incluyo en esta tendencia) y que si bien tienen un importante potencial de autoconfigurar la mente y liberarnos de ciertas estructuras programativas de la cultura colectiva –el sistema operativo consensual– tienen mayores riesgos y existen herramientas más seguras, quizás menos deslumbrantes y que requieren más de nuestro esfuerzo, pero que por eso mismo también brindan mayores recompensas. 

Como apunta Terence McKenna en su libro Food of the Gods, el hombre tiene una especie de instinto de exploración natural ligado a su deseo de conocer, de conocerse a sí mismo y de conocer el mundo –de la misma manera que parecería aberrante prohibir la exploración de nuevos continentes y nuevos planetas, prohibir la exploración de nuevas dimensiones y reinos mentales va en contra de nuestra naturaleza. El barco, la nave, el cohete a la luna de la psique, a veces es un hongo. Nuestra relación con las plantas psicoactivas es entrañable y duradera y no tiene por qué concluir, puesto que como toda relación biológica entre la inteligencia humana y los diferentes seres vivos tiene una cualidad de simbiosis que se desdobla como unidad evolutiva (la conciencia de ser una sola conciencia que encarna y se mueve hacia adelante: un destino futuro que se parece al origen, a la fuente). Dicho eso, y sin negar la puerta verde de la inteligencia vegetal, la cual según William Blake estaba conectada a la inteligencia divina, a manera de cultivar también el propio jardín de la mente de forma autosustentable y poner a prueba nuestra naturaleza psiconáutica, quiero abrir aquí un abanico, a manera de invitación (la seducción de una Alicia de la Mente, hacia el Otro Lado) en el que se muestren las diferentes técnicas que pueden llevar sin asistencia externa, sin el consumo de agentes que socialmente hemos llamado drogas –aun cuando sean mejor entendidos como aliados, plantas de poder, enteógenos, etc.– y que contienen un estigma y una serie de predicamentos asociados.

Después de haber experimentado con sustancias psicodélicas y probar las mieles que hicieron que los sabios de los Vedas consideraran a una planta –el soma– como una divinidad y aquello mismo que diviniza (porque conduce  a través de una ebriedad a conocer los estados de conciencia, los cuales son equivalentes al estado de divinidad) es casi seguro que uno buscará repetir o regresar ardientemente a ese estado que aquí hemos llamado de elevación de la conciencia. Muchas veces con las drogas estos estados son evanescentes y no podemos recordar bien lo que vivimos o vimos, aunque tengamos la sensación de que por momentos nuestra percepción fue más clara y honda y nuestra sensación fue una de conexión, integración y armonía con las leyes y patrones de la naturaleza. Sin embargo, cuando llegamos a estos estados utilizando otras técnicas nos es más fácil constatar los cambios, las mejoras, los resultados: tenemos más tranquilidad para autoobservarnos y ponernos a prueba en situaciones ordinarias, las cuales debemos resolver con mayor soltura. Es más fácil regresar a esa tierra mágica cuando hemos llegado sin magia. Esto también nos otorga un benchmark, una tierra firma para seguir creciendo y cultivando con mayor constancia y seguridad; a fin de cuentas no se trata de una carrera o de la búsqueda de una única visión redentora, de un relámpago, de un genial hack que nos otorgue la iluminación –esto, aprendemos poco a poco, es cuestión de toda la vida, un viaje enorme (toda la vida un único viaje, un contínuum mente-tiempo-espacio). De otra forma uno puede convertirse en un experto psiconauta de DMT o ayahuasca y seguir atravesando umbrales en dimensiones sutiles, e ir accediendo a planos más altos, pero, siendo sinceros, ¿cuánta continuidad, cuánta confiabilidad tenemos de que estamos trabajando siempre sobre la misma base, y plantando semillas que darán frutos que podemos utilizar, o que el viaje nos otorgará las mismas condiciones de trabajo siempre? Y, ¿cómo comprobar, en esa maravillosa cascada visionaria, que estamos ante lo que Terence McKenna llamaba "alucinaciones verdaderas"?

Me gusta la siguiente imagen para comparar las técnicas internas de observación y expansión de la conciencia a diferencia de las tecnologías del éxtasis que requieren el consumo de un agente que realiza una operación en nosotros. Los dos nos llevan a la cima de una hermosa montaña, un majestuoso pico diamantino en un cielo puro y resplandeciente desde el cual podemos ver el mundo con una visión privilegiada, lo que se llamaba el ojo arquímideo, por un momento, más allá de las nubes de la mente, en ese salto de la conciencia hay una suerte de omnividencia y omnisciencia, las propiedades sublimes de la mente purificada. Esta visión puede pasar su luz sobre nuestra vida, sobre nuestros recuerdos, nuestros traumas y complejos, posar una clara y comprensiva mirada que cura, al tener esta perspectiva de inmensidad ante la cual nuestros problemas se reducen a su dimensión real (generalmente insignificante ante la enormidad cósmica que nos recibe), son opacados por la belleza del gran proceso universal en marcha perpetua: somos gota en el mar (y no hay mucho de que preocuparnos: nos abraza la mar, la madre infinita). La diferencia estriba en que los psicodélicos generalmente –más allá de que tengamos que pasar una tribulación condensada, toda una muerte simbólica, un descenso al inframundo de nuestra mente subconsciente– nos llevan a esta cima con una especie de elevador o helicóptero o un artefacto veloz y que por momentos parece mágico, el cual nos deposita en esta cumbre. Arriba quizás sea lo mismo, la misma posibilidad de conocer esta realidad que brilla con mayor intensidad, como si fuera más real. Pero con una técnica como la meditación, por ejemplo, uno tiene que aprende a escalar y a subir cada parte de esta montaña, con sus diferentes obstáculos; a perseverar, a seguramente no subir de golpe, a caerse, a detenerse cuando es mejor, a ir poco a poco, a cultivar la virtud y obtener el mérito sin el cual la cumbre no permite ser conquistada, etc. El resultado al final es que uno aprende a subir por sus propios medios y descubre que la montaña está dentro, siempre ahí, un pico flamante. Subir la montaña entonces se convierte en un ensayo de liberación.

El lector puede consultar la segunda parte en la que se enlistan diez técnicas o temas que creo pueden detonar un estado de conciencia similar a aquellos producidos por los psicodélicos –es decir, que manifiestan el alma o la mente y de alguna manera liberan un torrente de percepciones que, si somos lo suficientemente atentos, podrán ampliar nuestro autoconocimiento y proveernos de herramientas para transformar nuestra conciencia e incluso reflejar esta transformación en nuestros actos, en la vida cotidiana, bajar del viaje con las joyas de la cima de la montaña. Podemos tomar esta serie de artículos como un desafío para psiconautas que se precian de llamarse así, que tienen el sincero amor del surf interno, esa marca del sabio, el santo, el vidente y el mago del caos, el deseo puro (tal vez el único puro de los deseos) de conocerse a sí mismo, como fue escrito en Delfos y que repetimos aquí al ver nacer una ola de pensamiento en la mente que nos llama a deslizarnos.

LEE 10 FORMAS DE ELEVAR LA CONCIENCIA SIN TENER QUE UTILIZAR DROGAS PSICODÉLICAS

Twitter del autor: @alepholo

Fuente: http://pijamasurf.com/2016/04/el-desafio-de-lograr-estados-elevados-de-conciencia-sin-drogas-psicodelicas-crees-poder-hacerlo/#.Vw57_Nyotso.wordpress

Anuncios

Alcanza Todas tus Metas 2 – Mantén Silencio

Screenshot_11

La magia y la capacidad de alcanzar todas tus metas, son intrínsecas en el ser humano, somos poderosos seres que controlan su propio destino, en esta pequeña saga, os explicamos cómo alcanzar el éxito.

En esta ocasión, vamos a hablar de uno de los mayores errores que comenten aquellas personas que deciden aplicar este poder secreto, ese error es el de compartir tus objetivos con la gente, eso hace que la magia se diluya y que los demás influyan sobre tus metas, destruyendo o alterando tus meta.

Esperamos que estos consejos os gusten.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/alcanza-todas-tus-metas-2-manten-silencio.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¿Tiene Usted Pensamiento Arborescente?

Screenshot_9

Quizás usted nunca se haya parado a pensar en cómo “piensa”, le confirmamos que existen varias formas de pensar, la más impresionante de todas es el llamado Pensamiento Arborescente, este modelo de pensamiento es una rareza, vivimos en un hostil planeta que  nos obliga constantemente a pensar de manera lineal, de forma poco original, la competitividad social y los modelos educativos no solo no fomentan el pensamiento arborescente si no que casi lo segregan.

Las personas que piensan con mentes arborescentes, suelen ser genios, grandes figuras que han cambiado este mundo para mejor, son artistas, originales, abstractos y dinámicos frente a los problemas.

En el siguiente vídeo, le mostramos las maravillas del pensamiento Arborescente y le invitamos a un pequeño experimento con el cual usted averiguará si tiene mente arborescente o lineal.

Esperamos que os guste.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/tiene-usted-pensamiento-arborescente.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


De la posibilidad a la probabilidad.

La creación es una mar infinito de posibilidades, todo lo que pasa por nuestra mente es factible de llevarse a cabo, solo la insistencia y la fe en nuestra capacidad creadora, transforma esa posibilidad, en probabilidad. Todo lo posible es potencialmente probable, tan solo depende de nuestra intención en provocar ese cambio, para acabar materializándolo en algo tangible.

Esto en inicio es bastante abstracto, esa abstracción, y nuestra capacidad de naufragar en ella, es lo más limitante, pero solo con poner un poco de interés e intención, podemos empezar a enfocar nuestros posibles de tal forma que a base de encontrar el punto de apoyo, poder hacer palanca y alzar nuestra idea en una probable meta.

Una vez que existe la probabilidad, es sencillo propiciar la causalidad que produzca la concatenación de eventos que den como resultado la materialización de nuestro objetivo.

El sistema mas sencillo es el que usaban los antiguos profetas, a base de repetir sus consignas lograban inducir un posible, para crear un probable, el ejercicio practico con el que nosotros podemos llenar de probabilidades afines nuestra vida, es fabricar un pequeño clima de inducción positiva en el que de forma pasiva, podamos autoinducirnos por efecto de repetición a la creación de posibilidad.

Podemos colocar textos breves y explícitos en nuestro entorno de trabajo o allí donde mas horas estemos, para que de forma pasiva, esas consignas bombardeen nuestro subconsciente y lo ponga a trabajar en segundo plano de forma que esa posibilidad que fue gestada y escrita en papel, pueda ser formulada y creada para que quede incluida en el código fuente de nuestra realidad. Una vez llenemos de posibles nuestro entorno, estaremos creando probables por defecto y de forma instantánea. Es importante apoyar todo esto en la fe, esa fe en la que nos apoyamos es esencial e importantísima, ya que es la que obra el milagro, una fe real, ya que si no te lo crees, no creas, es así de sencillo, esta actitud hace que comience a funcionar nuestra maquina creadora.

Esos códigos que fabriquemos acabaran insertados en la matriz de nuestra realidad y se irán materializando, según nuestra fe creativa, vaya formando aquello que mandaste crear. Según sea el tamaño de aquello que desees materializar, ya sea una situación concreta, una emoción o algo físico y tangible, para esto ultimo, debes dedicar mas esfuerzo en generar la energía psíquica necesaria para llamar aquello que deseas a la Tierra.

Una vez te percates de cómo puedes autoinducirte el éxito, no necesitaras llenar las paredes de tu cuarto de consignas y sabrás como trabajar tu propia capacidad creadora. Es probable que todo esto te suene fantasioso, pero piensa que la realidad que vives y sufres es la consecuencia de una inducción en la mente social, a través de diversos medios audiovisuales. Que palabras como guerra, crisis, recesión, terrorismo o corrupción, hayan logrado que todo eso acabe tomando forma, y percibas esa situación o clima físico, para que te acabe golpeando al salir a la calle. Sustituye esa inducción negativa, por palabras que creas tú que no solo puedan ayudarte a ti en tu día a día, sino que también propicie que la nueva posibilidad que creas, sea una probabilidad de éxito colectivo.

Llena tu vida de palabra que jamás serán reproducidas por los medios, como amor, felicidad, compasión, abundancia, equilibrio… elige tu mismo, haz un texto si lo deseas, breve y conciso, lo suficientemente explicito para que ni si quiera tu dudes de su eficacia. Indúcete el cambio, crea el cambio, haz probable lo posible, materializa un nuevo mundo, que empezara en tu esfera personal y se extenderá poco a poco a la esfera planetaria. No es el único modo, pero si es el modo en el que dejaras de usar tu capacidad para otros con intenciones más perversas y comenzaras a trabajar para ti y por defecto para los demás, ya que el éxito humano depende de personas anónimas que desinteresadamente comiencen a crear el mundo que desean encontrar cuando salen de sus casas.

Si quieres considerarte realmente un disidente, debes empezar a formar parte de ese ejercito silencioso e incontrolable del que formas parte, un ejercito pasivo y pacifico que crea la realidad que su enemigo no es capaz de controlar, una realidad no agendada por ellos, un mundo inmanipulable para esas élites que adoran dioses parásitos, que solo son capaces de crear ilusiones como el dinero, pero incapaces de crear materia holográfica como nosotros.

Tú eres el creador, el verdadero gestor holográfico de la realidad, toma tu papel activo y crea en conciencia un mundo con conciencia. Deja de permitir que las posibilidades de otros, las conviertas en probables a través de los mecanismos hipnóticos de inducción que poseen. Sus pelis, sus series, sus informativos y sus programas, que adoctrinan tu inconsciente para trabajar gratis en crear su paraíso del terror.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/04/de-la-posibilidad-la-probabilidad.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Sencilla Técnica para Salir fuera del Cuerpo

vlcsnap-00039

Muchos me habéis preguntado, ¿existe una técnica sencilla para abandonar el cuerpo?, ¿Cómo podemos viajar al plano astral?; abandonar la Matrix y adentrarse en Brahman o el llamado mundo real, es un proceso que en ocasiones se produce involuntariamente, pero también es cierto que se puede inducir a la visión del plano astral, existen para ellos numerosas técnicas que requieren más o menos entrenamiento.

La técnica que os proponemos en el siguiente vídeo es sencilla y se obtienen resultados a los pocos días de entrenamiento.

Esperamos que os guste y que nos contéis vuestras experiencias.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/sencilla-tecnica-para-salir-fuera-del-cuerpo.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Tu sagrada voluntad.

Dentro del proceso personal, del despertar de la conciencia, buscamos incansablemente, no solo la exposición de la verdad, sino también la solución al drama que acaba saliendo a la luz, tras esta revelación. Por mucho que persigamos el ideal de la verdad universal, esta se acaba transformando en leves destellos de múltiples hipótesis. No es tanto, dar con la verdad, como tomar nuestra conciencia recién despierta y hacerla participe y responsable, esto quiere decir, que nuestra conciencia toma la soberanía que le corresponde y hace de su voluntad un acto sagrado, un acto que ningún ente es capaz de doblegar, un acto consciente y responsable, divino. Se ha perseguido el concepto de la matrix y se ha buscado las causas de su mantenimiento, así como el método ideal para crear un plan de fuga, pero ninguno lo ha logrado, ya que si usamos toda la metodología que se ha ido filtrando a través de revelaciones, no conseguiremos más que mudarnos de celda, pero salir, nunca saldremos.

Tenemos que partir de la base, que esta pretendida matriz que nos mantiene presos a esta realidad, la construimos nosotros a través de distintos tipos de control mental, no se trata de desmontar el holograma, ya que ese holograma forma parte del universo, se trata de reducir los efectos hipnóticos que ejercen sobre nuestra mente estos elementos de control. Evitarlo pasa necesariamente por alejar la exposición. Alguien que tenga unos mínimos conocimientos de cómo funciona la hipnosis, sabrá reconocer como son las programaciones repetitivas a las que estamos expuestos, desde los distintos tipos de bajas frecuencias que recibimos y los medios audiovisuales, hasta las ondas de radio frecuencia y emisiones electro magnéticas. Un conjunto de tecnologías aplicadas a las ondas mentales que provocan que inconscientemente operemos según se espera de nosotros, indignados, coléricos, temerosos, expectantes, acomplejados y lo que es peor, esperanzados. Mientras hay esperanza, hay inacción, y nuestra voluntad se encuentra esperando el milagro, nos autoreprimimos y esperamos que mañana se produzca el cambio, pero evidentemente el cambio nunca llega. Es inútil poner fechas, por que significaría que seguiríamos inactivos, expectantes, esperando a la consecución de ese evento. Un claro ejemplo es la decepción acaecida en 2012, todos esperaban un cambio, pero esa esperanza no hace que se produzca ninguna acción que provoque ese cambio, es la voluntad de cambiar la que lo propicia, por tanto, para salir de la matriz de control mental y espiritual debemos apelar a nuestra voluntad, sin ella no hay acción, ni intención, por lo tanto seguiremos presos por propia convicción. 

Quizás veas tu voluntad como algo abstracto e inconcreto, algo que no puedes manipular y que no sabes como accionar adecuadamente para orientarla allí donde deseas. La voluntad trabaja junto con la intención, según sea manipulada tu intencionalidad, conseguirá que sea dirigida tu voluntad. La voluntad es la decisión que tomas de forma comprometida y concienciada, es como comúnmente se conoce como “dar la palabra”. Cuando das la palabra, te comprometes a realizar una acción por propia voluntad, y llevarla a cabo exponiendo nuestro honor en ello, ese compromiso nos da fe y fiabilidad, es un contrato contigo mismo. La voluntad opera de forma parecida ya que es un compromiso de llevar a cabo una acción y asumirla con todas las consecuencias, de forma responsable. Si adquieres el compromiso de salir de este sistema, deberás responsabilizarte, comprometerte contigo mismo y llevar esta acción por propia voluntad hasta su consecución. Si llegado el momento se te ofrecen distintas alternativas para retrasar ese compromiso, ya sea por apegos, por engaños, por manipulaciones, o por propia cobardía. Al final estas aquí por alguna de esas razones, adquiriste compromisos, aceptaste condiciones, asumiste culpas y volviste a purgar una falsa condena. Ahora sabes que eres preso, sabes que puedes escapar, pero no sabes como. Lo único que debes saber es, que si tomaste conciencia de tu estado, es difícil que repitas los mismos errores, es difícil que vuelvas a firmar por otra vida hipotecada en el sufrimiento, tu voluntad brillara y estará ahí para recordarte el compromiso que has asumido contigo mismo. Ahora ya sabes que para salir, solo hay que querer salir, negarte a cualquier tentación, a cualquier compromiso y no escuchar a ningún ente, que te trate de convencer de lo contrario, tenga la apariencia que tenga.

No hay reencarnación, no hay karma, no hay culpa, no hay purga y no hay necesidad de volver a repetir ningún ciclo, no tiene sentido y es contra natura. Se encarna por voluntad, con un fin y una intención. La intención necesariamente (yo diría, obligatoriamente) debe ser a través de un gesto de amor desinteresado (así llegaste aquí), no se encarna empujado por la culpa, o la necesidad de resarcir o purgar un acto “incorrecto” ya que al no ser dueños de nuestra propia voluntad, nuestro libre albedrío no esta operativo. El libre albedrío no seria mas que la acción (voluntad) consciente (con intención) y elección pre-meditada (responsable). Hasta ahora actuamos de forma hipnótica, autómata y sincrónica con la intención y la voluntad de terceros, por lo tanto tu libre albedrío se encuentra en un estado perpetuo de simulación (engaño) en el que tu voluntad y tu intención son guiadas a través de un recorrido prefijado y convenientemente canalizado (revelado), por lo tanto, eres un ser inconsciente e inocente, no tienes culpa, ni arrastras karma, ni hay necesidad de purgar nada, ya que fuiste inducido y no fuiste nunca consciente de esa inducción.

No viviste ni operaste bajo tu propia voluntad y cualquier explicación espiritual basada en la experiencia a través del sufrimiento no es mas que la justificación de la tortura innecesaria, un genocidio cíclico inútil, un holocausto gratuito. Este no es un juego avanzado en el que el alma se expresa a través del desconocimiento de si misma, esto es otra treta arcontica para continuar doblegando tu voluntad. Una voluntad que es capaz de fulminar (literalmente) a cualquier ente que ose burlarla o desviarla, por eso siempre somos “convencidos” y arrastrados a la necesidad. Esa necesidad que solo conoce lo material y que opera en lo mas primario de nuestra mente, es la necesidad la que es invocada para que nosotros veamos como algo lucido y lógico, el volver a caer en el ciclo reencarnatorio.

Ya no es cuestión, si se puede o no salir, la cuestión es si se quiere o no salir, porque el que quiere puede y no hay nadie que se lo impida, así de fácil, no hay mas método ni mas cuestión que querer realizar ese acto consciente, premeditado, con intención y con voluntad, obviar lo que te dicte la razón, y tomar lo que dicte tu interior, lo que sientes que es verdad, que es cierto, que es puro y real. No hay más código que ese, sin ritual, sin ceremonias, sin comeduras de coco, ni lenguaje críptico y complejo. La naturaleza es sencilla, la creación forma patrones armónicos, se muestra tal cual es, lo más sencillo y lo más natural, siempre es lo más adecuado. Somos libres, esa es nuestra naturaleza, somos como la lluvia, no importa si caemos en un pozo o en un prado, lo hacemos por amor, da igual el entorno, ni como sea este de corrupto, al final seguiremos siendo lo que somos y al igual que nadie juzga al agua cuando se evapora, tampoco debemos juzgarnos cuando tropezamos y caemos. Nadie te debe obligar a repetir, nadie por muy superior que se crea puede hacer que vuelvas, si no lo deseas, así que ahora estas ante el umbral que te muestra la salida de este entorno de control, ahora te toca a ti decidir si lo cruzas o no.

Lo positivo de todo esto es que es un simple ejercicio en el que podemos apelar a nuestra propia autoridad para abandonar una situación que ya no nos compromete, no nos identifica y no nos relaciona. Lo negativo (para alguno) es que desde ese preciso instante eres soberano y responsable de tus actos, por lo tanto tienes un libre albedrío real y deberás asumir las consecuencias de tus decisiones, esto a priori puede dar miedo, ya que hasta ahora hemos estado viviendo una simulación, siempre había alguien que nos decía que hacer, siempre nos guiaron y nos dieron a elegir, por lo tanto las consecuencias eran inducidas, después de retomar tu papel en esta historia, las decisiones y las consecuencias serán reales, aunque claro después de lo que has vivido y sufrido aquí, se me antoja complicado ir a peor.

Una vez que ejerzas tu voluntad, se respete tu soberanía y recobres tu memoria, entonces es cuando podrás decir que estas despierto, mientras, continuaras buscando dentro de un entorno de control, una pecera mental repleta de pirañas hambrientas. No es esencial conocer según que datos, según que informes, según que tretas, lo que si es esencial es tomar conciencia del estado en el que te encuentras, para llegado el momento, tener el poder de decidir sobre tu propio designio, tener el control de tu sagrada voluntad y poder elegir conscientemente tu próxima parada.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/03/tu-sagrada-voluntad.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La Matrix es una Mente

Screenshot_4

El mundo real que nos rodea, es solo una mera ilusión, la realidad que sentimos, tocamos, vemos y olemos es una percepción de nuestra mente, formamos parte de la creación de una mente superior y nosotros también creamos con nuestra mente.

Asimismo, nosotros, podemos programar nuestro destino con ideas como códigos o “Scripts” que son leídos y creados por la Matrix para nuestra satisfacción o nuestra destrucción, la elección es nuestra.

En el siguiente videoprograma, hablamos de todo esto y lo explicamos gráficamente.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/la-matrix-es-una-mente.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario