Lo importante es lo que no se ve

Superacion personal

Es tiempo de división.

Es tiempo de división, es tiempo de fragmentación, es tiempo de medievalización, es tiempo de oscuridad o eso quieren hacernos creer…
Cuando el rebaño se revoluciona, lo acotamos con un redil que no es fácil saltar, el nacionalismo. Tras el fracaso del ebola, la nueva falsa bandera se llama nacionalismo, enfrentar hermano contra hermano por un ínfimo trozo de tierra y una bandera manchada de sangre. Da lo mismo Cataluña, País Vasco, Escocia…
Ellos no buscan que nos identifiquemos, que busquemos en nuestras raíces o que potenciemos nuestra cultura, solo quieren el enfrentamiento.
Divide y vencerás…
Y aparentemente lo están consiguiendo, mientras nos digan que esa tierra y ese trapo somos nosotros, nos seguiremos engañando y nos seguirán venciendo los mismos. Aun seguimos sin ser capaces de ver quien
orquesta estas campañas separatistas,cuando digo separatista no me refiero al
territorio, si no al humano, por que lo separan de su hermano, de su esencia, de su libertad.
Si el rebaño da problemas, pongamosle un cercado mas pequeño, da lo mismo si la granja se llama España o Reino Unido, da lo mismo, por que seguiremos siendo un rebaño, si somos incapaces de ver lo que nos une y solo vemos la diferencia, no como una riqueza, si no como una excusa para continuar alimentando mas el odio, seguirán ganando los mismos.
No somos ciudadanos de una comarca, no somos ciudadanos de una nación, somos ciudadanos de un PLANETA.
Y mientras sigamos la zanahoria de banderita y la identidad nacional, no podremos salir del redil. Mientras sigamos creyendo que somos insignificantes, unos tristes monos venidos a más, seguiremos pensando como monos, esperando una recompensa por hacer lo que el amo ordena, pero sintiéndonos cobardes, cobardes por no atrevernos a tomar el lugar que nos corresponde, cobardes por conformarnos con la opinión mediática, cobardes por no atrevernos a llamar hermano a nuestro hermano, cobardes por no atrevernos a señalar a aquellos que intentan separarnos.
No hay mas nación que el Planeta y no hay mas bandera que la humana, ese debe ser nuestra premisa de ahora en adelante y olvidarnos de los pequeños cotos que nos ofrece el sistema, cotos de caza donde la inteligencia es perseguida y la identidad mal entendida.
¿De verdad quieres seguir viviendo en una granja?
Cuando un planeta entero espera ser conquistado por el corazón humano.
Publicado por Rubén Torres 

Despierta, Trabaja…




Muchos despiertan y muchos mas despertaran, pero esto es solo el principio, ahora os queda el trabajo duro.
No se trata de buscar la verdad universal, eludir la mentira e identificar a los que la propagan, es no volver a caer en creencias disfrazadas, desprendernos de todas las que aún portemos y desprogramarnos totalmente.
Hay que pasar por una serie de fases para lograr evolucionar correctamente, buscar en nosotros, reconocernos, saber quienes somos realmente, identificar nuestra luz y nuestra sombra, recordar y recordar…
Acabar con creencias es empezar a saber. Sabemos que hay Dios, sabemos que tenemos alma, sabemos que somos inmortales, sabemos que somos eternos, sabemos que somos infinitos, sabemos que reencarnamos, sabemos que esta no es la primera vez que estamos aquí, sabemos que habrá otras mas, sabemos que el tiempo es solo una ilusión propia en el diseño de este mundo, sabemos que cuando falle nuestro cuerpo no será el fin…
Entonces sabemos que no hay que tener miedo y debemos tomar el control de nuestra existencia, debemos asumir la responsabilidad de quienes saben que son luz, de quienes saben que hay consecuencias en sus decisiones, de quienes saben que hay hermanos que están perdidos, pero ellos deben pasar el mismo proceso que nosotros. Nadie se pierde, todos llegamos, unos antes, otros mas tarde, eso no importa, lo que importa es empezar a darnos cuenta que si estamos despiertos es para dedicarnos a ello y empezar a pasar todos los procesos de cambio, para que la transformación sea completa.
La evolución espiritual ha de ser un camino personal, no podemos tutelarnos mas, cada uno, ha de asumir su papel y trabajarse a si mismo, buscarse y recordarse, la información esta en nosotros, la verdad esta impresa en nuestro interior, debemos averiguar como leerla, debemos recordar donde la pusimos y como encontrarla.
No hay salvación porque no hay culpa, no hay guía por que nosotros ya tenemos todos los datos, no hay maestro por que ya sabemos todo lo que hay que saber, no hay mas ser de luz que tu mismo.
Empieza a creer en ti y en tus posibilidades, tienes las respuestas, están ahí esperando.
Tus hermanos, tus amigos, tu familia, seres de luz como tu, viviendo la misma experiencia en un cuerpo de carne y hueso, te ayudaran a que busques dentro de ti, no importa que estén despiertos o no, ellos con una simple palabra, pueden desencadenar todos tus recuerdos, una frase, un texto…
No solo te ha de “resonar” todo tu Ser te dirá que eso es así, que ya lo sabias, pero no te percataste hasta entonces, pídete a ti mismo, concédete el conocimiento propio, no te creas inferior, no pienses que por ser un simple “mortal” no eres un ser maravilloso lleno de cualidades excepcionales, capacidades asombrosas esperando a que las explores, esperando a que tu mismo te concedas permiso.
Debes entender que existen muchos entes tratando de confundirte, entes que tomaran distintas formas, que se harán pasar por aquello que buscas, que ansían contactar contigo, entes que te tentaran y harán que tropieces una y otra vez, pero esa es su tarea, tu solo tienes que centrar tu atención en ti y marcarte una meta, no esperes que ningún canal, te enseñe lo que ya sabes, nada externo es mas importante y esencial que el tesoro que guardas en tu interior. Que el velo no te impida ver lo que hay en ti, has pasado por esto muchas veces, es hora de conocer quien eres, de recordar y no volver a repetir.
Superación, crecimiento, evolución y ascensión, son los pasos para que tu proceso se complete de forma correcta, no podrás eludir ninguno de ellos y no podrás encontrarte contigo mismo sin no comienzas a quemar estas etapas.

El proceso evolutivo del alma.

Para comprender de forma sencilla, como es el proceso evolutivo del alma, en el cual, el alma crece y evoluciona en su experiencia, a través de las distintas densidades, tomando distintos cuerpos físicos, en múltiples y distintas formas dentro de esos entornos de densidad distinta.

Debemos entender por densidad, la capacidad de concentración de energía en un mismo cuerpo. Dentro de los distintos cuerpos en diferentes densidades, desde un mineral que tiene el 100% de densidad, a nosotros que tenemos aproximadamente un 80% o en cuerpos más sutiles, que este porcentaje baja considerablemente, hasta desaparecer para nuestros cinco sentidos.

La forma mas didáctica de comprender esto, es tomando el ciclo del agua. El agua, cuando toma la forma del hielo, estaría haciendo su encarnación mas densa, mas o menos lo que somos nosotros ahora, posteriormente y gracias a la radiación solar, el agua se transforma y pierde su cuerpo físico mas denso y toma un cuerpo mas sutil, como es su forma liquida, con la que puede fluir y vivir de distintas formas, en distintos entornos de experiencia, posteriormente y gracias nuevamente a la radiación solar, el agua se transforma nuevamente y toma un cuerpo aun mas sutil, en forma de vapor, este cuerpo puede ser tomado como una de sus formas físicas mas sutiles, aunque el agua puede tomar aun formas mas sutiles, como la humedad.

El agua gracias a la acción solar, va transformándose y evolucionando de un cuerpo muy denso cuando es hielo, hasta uno muy sutil, cuando es vapor, o humedad en el ambiente. Nosotros no somos muy distintos y aunque el proceso se nos antoje más lento, al igual que el agua, debemos pasar por un proceso para que se lleve a cabo nuestra transformación. Somos agua en un porcentaje muy alto y en nosotros la radiación solar juega un papel decisivo en este proceso, ya que nos alimentamos de su luz y la necesitamos para alimentar nuestra propia luz.

El agua como nosotros, puede llegar a pasarse miles de años congelada en un iceberg, puede pasarse el mismo tiempo, fluyendo a través de ríos y canales, ser bebida o estancarse en un charco, pero sabe que tarde o temprano volverá a su cuerpo mas sutil y subirá al cielo a fundirse con su grupo (nube), el cual volverá a descargar y encarnar de distintas formas cuando mas falta haga y donde mas falta haga.

Nosotros como en el agua, somos inmortales y eternos, da igual si vivimos congelados, si nos toca pasar por cloacas y ensuciarnos con lo peor, tarde o temprano, como le sucede al agua, nos transformamos, tomamos nuestra forma física mas sutil y nos desprendemos de toda suciedad que pudiera hacernos permanecer estancados, finalmente nos elevamos y esperamos en el cielo, para descargar nuevamente nuestro amor, allí donde mas falta haga.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2017/02/el-proceso-evolutivo-del-alma.html


Espiritualidad manufacturada, consumida y reciclada.

 

Una de las formas en las que la nueva espiritualidad ha redefinido ciertos conceptos, es a la hora de expresar la comunión entre el cuerpo, la mente y el espíritu. Si bien con la mente y con el espíritu cada cual o cada quien, han ido arrimando el ascua a su sardina y han retorcido estos conceptos para manipular creencias, bien para lucrarse o bien para afianzar y forjar férreamente formas de pensamiento que nada tienen que ver con la esencia del Ser humano, y su concepción completa, y más con una compulsión por controlar la voluntad de aquellos incautos que caigan a sus redes, o incluso ambas, porque no olvidemos que la corrupción del Ser comienza con la aceptación de la necesidad económica.

El espíritu se corrompió en el momento que se convirtió en credo, se llenó de conceptos, se relativizaron los sentimientos y se aglutino todo en un batiburrillo de etiquetas, subjetividades, e interpretaciones comúnmente conocido como Metafísica.

La mente se corrompió en el momento que le crearon un enemigo y se le coloco un espejo y se le inculco que el mal, esa sombra oscura y tenebrosa, vivía allí. El ego fue el enemigo a batir, una lucha fratricida a muerte que desde la espiritualidad nos enseñaron a ensañarnos con nosotros mismos, retorciendo una vez más el pezón de la culpa, de donde maman todos estos mediocres.

El cuerpo no sufrido mejor destino, ya que la programación y la agenda espiritual tenían pensado para él algo mucho menos elevado y sutil.

La espiritualidad trata tu cuerpo como una materia mas que reciclar.

La mentalidad del reciclaje de todo lo fabricado y manufacturado se extrapola a lo eterico y estas entidades superiores, elevadas y evolucionadas, no instan a considerarnos parte de la cadena de producción, obligándonos a aceptar un proceso de reciclaje como es la reencarnación, como un proceso lógico y normal.

¿No será que solo somos parte de una manufactura y nuestra existencia solo forma parte de un fondo de catalogo? Es lo que se desprende si a toda esta pantomima espiritual le quitas ese halo sacrosanto y dogmático que nos vendieron, una manufactura biológica piramidal en el que absolutamente todo es energía, y todo por supuesto, se recicla.

No son pocas las veces que se nos ha quedado impregnado como algo estipulado y lógico, que en la espiritualidad se refieran al cuerpo, como un Vehículo o un simple Contenedor. Prácticamente nadie ya se refiere al cuerpo físico como lo que es, una parte más de ti, que va unido a tu Ser y forma parte (mientras vives) de él y él de ti.

Se ha propagado el desprecio total hacia esa parte física de ti mismo, denominándola genéricamente como 3D, formando una idea impersonal y genérica del cuerpo, algo sin importancia, como de “marca blanca”. Así pues, tenemos a un montón de gurús, metafísicos, canalizadores, terapeutas o médiums, etiquetando tu cuerpo, algo que es tuyo, y que quieras o no, te pertenece y va íntimamente ligado a tu Yo (ese Yo que insistentemente atacan estos mismos) como algo accesorio, un simple complemento, materia prescindible, una carcasa.

Podríamos entrar en diatribas sobre el papel que juega el cuerpo físico, según la interpretación gnóstica, bíblica o religiosa (según la iglesia católica, tu cuerpo y tu alma les pertenecen tras el diluvio, publicado tal cual en bula papal, es por ello que el rito del bautismo con agua como símbolo, no es más que la aceptación de este arrendamiento), pero no es sobre formas conceptuales sobre las que quiero apoyarme, sino como se ha etiquetado insistentemente e intencionadamente a una parte de ti mismo con términos despectivos.

Tenemos asumido que un vehículo es algo que tomamos como una herramienta, para cumplir una función específica y después ser desechado cuando se avería o deja de funcionar, un utilitario. Si asociamos y permitimos asociar estos conceptos, nuestro cuerpo no será más que algo que se toma y se deja, es una posesión material más y carece de relevancia. Algo que aquellos que aún creen en la reencarnación como forma natural de evolucionar, agarran como clavo ardiendo para justificar lo injustificable.

Por otra parte tenemos a los que prefieren definir al cuerpo como un simple contenedor, esto es más común oírlo y leerlo en canalizaciones. El cuerpo es un simple contenedor, algo desechable. Tenemos asociado el concepto contenedor como el lugar donde solemos echar desperdicios, escombros o desechos de toda índole. Si aceptamos esta etiqueta, estamos aceptando que nuestro cuerpo es solo un lugar donde habita la inmundicia y la bazofia. Una forma amable y espiritualmente evolucionada y ascendida, de llamarte basura a la cara y continuar con una sonrisa iluminadora y forzada en el rictus.

Tanto si aceptamos y asumimos vehículo o contenedor, como términos útiles y lógicos para definir a tu cuerpo, has de saber que inconscientemente te estas infravalorando, estas pisando tu autoestima y estas abriendo un nuevo frente de lucha contra el Yo, que no es otro que tú mismo.

En el supuesto de que aceptes estas doctrinas espirituales y luches en tu mente contra tu Ego, y definas tu cuerpo como un simple contenedor, estarás no solo perdiendo esta batalla, sino que acabaras completamente disociado de tu Ser, abriendo de par en par la puerta, a que tome tu cuerpo, y el control de tu mente cualquier entidad.

Evidentemente todo esto no es casualidad, y forma parte de algo muy bien orquestado, esta lucha interna contra tu ego y tu cuerpo, alejándolo totalmente de su espíritu, alejándote totalmente de lo natural, de lo ordenado y sano. No es ilógico encontrar tras la aceptación de estas creencias, personas deprimidas y en distintos procesos de disociación, no es ilógico ver una sociedad en la que nadie esta conforme con su cuerpo, nadie se acepta tal cual son, y nadie parece comprender que todo esto tiene un sentido y una intención, muy alejada de lo ético y lo moral.

Ya no se trata de dividir a una masa, para enfrentarla y controlarla, se trata de dividir y fragmentar tu Ser a través de la programación del auto-trauma, que a ellos les hace la vida mucho más fácil y que asegura un control de prácticamente el 100% de la población.

Conectar con tu Ser, pasa obligatoriamente por desprogramar todo esto, por unir todos esos fragmentos rotos que dejo la falsa espiritualidad en ti, entender que todos esos que contactaron con lo “sutil” solo trabajaban para una agenda que solo quería destruir todo indicio de un despertar real y una toma de conciencia totalmente empática e intuitiva.

Es curioso que todas estas entidades que etiquetan como contenedor a ese mal llamado cuerpo 3D, estén ansiosos por tomar tu cuerpo a toda costa y tú por creer y confiar, les permitas la entrada de par en par a tu palacio interior, hasta tal punto, que te echen a patadas de él.

Es la razón de la sinrazón manifestada, y puesta en práctica a tu servicio, ahora decide que haces al respecto.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/12/espiritualidad-manufacturada-consumida.html


El Plan Toxico Cósmico.

Siempre que he visto desorden y caos entre personas de un mismo núcleo familiar, me he preguntado… ¿A quien beneficia esto? Me niego a creer que el mal es inherente al Ser humano, y es sin duda algo mas que una simple provocación de un hermano hacia otro. Hay varias sumas de factores las cuales nos llevan a este resultado tan infructuoso, pero todos esos factores hoy, no son mas que la prueba, de un largo periodo de incubación, en fases de prueba y error.

Para demostrar esto habría que remontarse a nuestra historia, pero los renglones que la reflejan solo son fruto del egoísmo de aquellos que quisieron inculcar sus ideas o sus razones sobre el resto, una sarta de mentiras y dobles intenciones. Nuestra memoria tampoco es un referente, apenas calan en nosotros las experiencias de nuestros mas recientes antecesores, como para tratar de buscar ahí referencias, por lo tanto, parecemos condenados a tropezar una y otra vez con la misma piedra, aquella que alguien coloco, y nos hizo recorrer un camino circular, para tropezar siempre en el mismo lugar.

La Biblia dice que dios expulsó a Adán y Eva por comer del árbol del conocimiento, pero yo lo que veo e interpreto hoy, es que ese "dios" puso una última prueba a sus portales orgánicos, y al haberla superado, ese mago negro con infulas de deidad, se percató que sus creaciones podrían no solo pasar desapercibidas, mezclados entre seres humanos sin ser detectados, sino que cumplirían al dedillo su misión.

Distorsionar, Confundir, Dividir e Intoxicar.

Una vez sueltos e intercalados, siguieron en observación, siendo sus descendientes puestos a prueba, la cual fue superada con creces cuando Caín saco su vena psicópata y mató a su hermano.

El resto es la historia de la humanidad, guerras y más guerras fratricidas, la mayoría en nombre de ese dios.

Familias Tóxicas en el que los descendientes de ese bíblico Caín, como exponente de psicópata de andar por casa, que pasa desapercibido y que hace la vida imposible a quienes más cerca tiene. Personas huecas sin el más mínimo sentimiento, simulando emociones y una vida de apariencia.

Hijos, amigos, parejas, padres y abuelos, van cumpliendo estos ciclos, y a su paso no crece la hierba. Dejando un reguero de traumas allá por donde interfieren.

Aún así nuestra natural inocencia nos empuja a seguir amándolos, preocupándonos por su bienestar, por su seguridad y estabilidad.

El dolor que imprimen en nuestro Ser, que trauma y rompe nuestra esencia, no está tipificado como delito, estos comportamientos en el que se inflige dolor por sistema incluso a pesar de haber sido criados en el respeto y el cariño, se podría decir que son ley de dios. Un dios psicópata y egoísta al cual se le adora y se le llama "padre".

Desde luego, y sobra decir, que no lo considero un dios y mucho menos un padre. En todo caso es el dios y el padre de toda una progenie diseñada y creada para la guerra. Una guerra silenciosa, de la cual no habla nadie y sus heridos y muertos no son honrados, ni recordados, no hay salvas, ni banderas en su honor, no hay película y no hay hemeroteca que los haga justicia.

Se acabó de seguir tratando como familia a alguien que solo desea nuestro mal, que no tiene el más mínimo sentimiento, que no alberga nada en su interior.

¿Por qué seguir sufriendo por alguien que ni entiende, ni tiene la capacidad de entender el dolor?

Sólo hay que asumir que esas "personas" no necesitan nada de nosotros, cuando es nada lo que recibimos de ellos. Así que llegado el momento es mejor no luchar por ellos, soltar y dejarlos ir.

Vinieron de la nada, vivieron en la nada y tras su paso, nada dejan.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/11/el-plan-toxico-cosmico.html


Como defendernos de la poca ética y moral de fuentes contactadas y canalizadas, y el protocolo a seguir para detectar esta contaminación.

Cuando accedemos a ciertas fuentes de información convencionales, exigimos un mínimo de rigor, y nos pedimos a nosotros mismos un mínimo de sentido común, cuando acedemos a esos mismos medios de comunicación.

No creemos a nadie “porque si” exigimos pruebas, datos, que estos estén contrastados, y que haya un mínimo de rigor a la hora de aportar pruebas que refuten cualquier cosa que se exponga o se refute. Esto nos escuda ante posibles engaños, nos tranquiliza y habitualmente estamos acostumbrados a que sean “expertos” o profesionales muy bien cualificados, los que den veracidad a sus argumentos, para encender nuestro piloto mental en modo “ON” y comenzar a creer dichos argumentos, solo por la base curricular de aquel que expone cualquier argumento, sopesado en una presunción de experiencia, sobre nuestro sentido común.

Por lo general la gente está educada y predispuesta a creer de forma automática, y cada vez son menos, por desgracia, los que dudan aunque sea, como un método propio de auto defensa ante cualquier charlatán.

Curiosamente el testimonio de un igual es el que se lleva las peores críticas, y debe pasar los mayores filtros. Se escruta y se analiza cada una de sus afirmaciones, se coteja y se disecciona cada una de sus frases, buscando a un posible infiltrado, a un falso disidente o a un desinformador, pero a cualquiera que presente un currículo medianamente completo, tiene por lo general, veda abierta para afirmar cualquier cosa que se le ocurra, que por lo general y sin que sirva de precedente, siempre va a encontrar poca resistencia.

¿No se debería exigir con el mismo rigor a todo aquel que nos dé información y exigirle un mínimo de ética y moral? ¿Solo porque se nos aporte una etiqueta que describa a esa persona o entidad como “Superior” ya sea por currículo, titulación, apellido, estatus o jerarquía es suficiente para darle todo nuestro crédito y creer de forma ciega?

Parece ser que Sí.

Este es el estado en el que estamos y vivimos si solo somos creyentes.

Siempre me llamo la atención que siempre que alguien va exponer una información se lo presenta primero con su currículo, se lo expone de forma fidedigna, condicionando acertadamente tu pensamiento y tu sentido crítico, desactivando asi tu auto defensa, con lo cual te predispone a creer de forma ciega e irracional. Esto mismo sucede con otras informaciones que nos llegan por vías “alternativas” y de las cuales la ética y la moral brillan por su ausencia.

Si nos adentramos en el maravilloso mundo de la “espiritualidad” lo primero que nos llama la atención es la ingente cantidad de material canalizado. Millones de páginas con reveladora información llegada de “nosedonde”, donada a la humanidad por “nosequien” que quiere ayudar a la humanidad e insisten indiscriminadamente en decirnos lo que debemos hacer, sin aportar el mas mínimo dato que nos haga intuir sus intenciones.

Es curioso como estos, llamados a sí mismos “trabajadores de la luz” también carecen del mas mínimo sentido común, y jamás dudan de la veracidad de la información que les llega, y por sistema y por ego, retroalimentan la difusión de esta “información” subidos al pedestal de “elegidos” por esa entidad divina, que se preocupa por el nivel evolutivo de una raza de simios llamados humanos.

La etiqueta de “contactado” los separa del rebaño, los eleva a un estatus especial, son elegidos y diferentes, sobre todo diferentes. Esa falsa humildad que muestran, esa pose de no haber roto nunca un plato, y esa falsa luz que irradian, no les exime de la responsabilidad que han elegido tomar al divulgar y propagar un material que como mínimo va a suponer un lastre para la espiritualidad y una importante merma en el libre albedrio de todo aquel que lo consuma.

Este es un dato esencial que tanto contactados como aquellos que consumen estas informaciones ignoran por completo, al creer y dejarse tutelar por esas entidades supuestamente superiores, están cediendo su libre elección, con lo cual ya es una importante y esencial perdida de voluntad y soberanía.

Porque es eso de lo que se trata, de consumir y entregar nuestro poder a otros. Somos consumidores en potencia, nos diseñaron y nos programaron para consumir y compartir. Consumimos y damos al botón de “compartir” para que esta especie de virus se propague e infecte cuantas más mentes mejor. Y esta  es la matemática “divina” que emplean, cuantos más piquen, más voluntad y energía acumulan, por lo tanto esos trabajadores de la luz o contactados, solo cumplen la función de cosechadores de almas para sus amos, esa entidad que los eligió y los aparto del rebaño, para entregar a sus congéneres a una picadora de carne espiritual.

Nadie exige responsabilidad sobre estas prácticas poco éticas y moralmente poco recomendables para tu “poco evolucionada” espiritualidad. Si de verdad esta información es tan “vital” para el proceso evolutivo espiritual del Ser humano…

Desde este espacio siempre he querido dejar claro que estas informaciones eran fuentes contaminadas y diseñe esta sencilla imagen libre que incluso otras webs colocaron,
como una forma de advertencia ética y moral sobre el contenido del mismo.

¿Porque se elige este medio tan poco convencional?

Si la información es tan relevante y existencialmente importante para todos, como mínimo deberían poder acceder a ella todos indiscriminadamente, y no solo eso, también deberían poder entenderla. Por lo tanto desde un niño a  un anciano debería entender algo que es tan de vital importancia, y como mínimo, desde un analfabeto a un doctorado, deberían tener también a posibilidad de no solo acceder y comprender, sino de escrutar y refutar por sus propios medios esta “vital información”.

Pero como siempre toda estas canalizaciones, esta información aportada por estos contactados queda en un limbo y, o bien se cree a pies juntillas o se desecha y se espera al siguiente reporte, pero nadie jamás les exigirá, ni a esas entidades, ni a esos supuestos “trabajadores de la luz” o contactados, cuentas de ninguna incorreción, desfase, mentira o falsedad alevosa y malintencionada.

Nadie en su sano juicio se pondría en manos de un profesional poco cualificado, exigimos códigos deontológicos, en la medicina, la abogacía, la psicología o cualquier rama profesional que requiera un mínimo de formación y cualificación. A estos trabajadores de a luz quien los forma y quien los cualifica, que métodos siguen y quien los regula, donde exigir si se nos engaña o se nos desinforma.

Nadie sabe nada, nadie dice nada, y es curioso porque esta gente vive muy bien por lo general. Publican libros, dan conferencias, hacen cursos y talleres, y pasean palmito por allí por donde van, muchos incluso firman autógrafos. Con un estatus al que llegan porque se les presupone “elegidos” no se sabe por quién, porque no aportan ninguna prueba más allá de una vaga e inútil descripción, que a otros si se les exige, pero lo más curioso de todo, y es lo que más me asusta sin duda, es que a nadie se le ocurre pedírselas.

Después de haber engañado a millones de personas durante siglos, es como mínimo lógico y sano, tener una herramienta para defendernos de estas malas informaciones y estos falsos profetas que contaminan la mente y el espíritu de buenas personas llenándoles el corazón de falsas esperanzas y creencias fatuas.

Si tomáramos todo el material canalizado y todas las “revelaciones” de contactados de la historia, nos daríamos cuenta de que, no solo no nos ha beneficiado esa supuesta tutela desde esas esferas, planos o densidades superiores, sino que han sido un lastre, que han tenido un costo demasiado elevado en millones de vidas humanas segadas y cosechadas por culpa de unas creencias, que solo consiguieron enfrentar y dividir a personas, que de lo único que eran culpables, es de desear una vida en paz y tranquilidad.

Es por esto que deberíamos tener un protocolo a la hora de acceder a estos materiales para poder defendernos ante un más que probable fraude. Debido a que a pesar de los siglos que se nos han canalizado material que con el tiempo se ha convertido en “sagrado” o incluso profético, debido además, a que aún ninguno de estos materiales han sido certeros, y solo han sido compendios de mentiras, falsas esperanzas y medias verdades, que han condicionado mental y espiritualmente y nos han empujado al abismo de la creencia ciega fanática.

Propongo este pequeño protocolo de actuación ante este tipo de material, el cual te evitara males mayores si exiges que estas cuestiones se cumplan antes de decidirte a consumir y creer en él.

Es dificil saber quien esta detrás del contacto y que intereses tienen
realmente en nosotros, la falta de honestidad es una constante en este tipo de informes

Las cuestiones serían las siguientes:

  • · ¿Quién contacta o envía por vía de un canal humano esta información?

Es importante saber quién es, para poder hacernos una idea de cómo contacta y quién es el interlocutor. Por lo general esto nunca se cumple y se suele ofrecer una identidad genérica como, Ser de Luz, Ángel, Conciencia grupal X, Yo Soy, Maestro, Guia o un nombre casi siempre acabado en EL o con SH, o simples definiciones locales Pleyadiano, Andromedano…

  • · ¿Desde dónde emites, o contactas?

Otra de las generalidades que se suelen usar es el de no ofrecer una identidad clara de la procedencia, dejándolo a nuestra limitada comprensión. Densidades superiores, frecuencias elevadas, otros planos de nuestra realidad, o algo tan poco definido como una constelación (Las pléyades que es una de las más populares tiene literalmente millones de planetas, acaso nos toman por tontos cuando se hacen llamar “Pleyadianos” evidentemente SI)

  • · ¿Por qué eliges este medio?

Es importante tener en cuenta que las canalizaciones están destinadas a un grupo muy concreto de población, si se trata de algo tan vital y tienen tecnología, ¿por qué no usar un medio masivo? Es evidente y palpable que la gran masa de gente no accede a estos materiales, por lo tanto esto hace sospechar que va destinado a crear grupos sectarios que siguen a un “elegido” y que ese grupo que sigue a ese contactado automáticamente se excluirá de la masa y se enfocara única y exclusivamente a los edictos de ese elegido y de la entidad o entidades que le dictan.

  • · ¿Cuál es tu intención?

Esta es una cuestión vital porque hasta ahora no encontrado una sola canalización, o argumento, y/o declaración de un contactado, que muestre abiertamente las intenciones de esas entidades las cuales le hacen trabajar para la “Luz”. Cuestiones como ¿Por qué te interesa tanto mi proceso evolutivo? ¿Porque es tan vital que cambie mi densidad o cambien de dimensión? ¿Qué ganas tú con todo esto?…

  • · ¿Por qué no respetan mi libre albedrío?

Con esta cuestión nuevamente queda patente lo opaco de todo este asunto. Respetan mi libre albedrio solo cuando les conviene, no lo respetan al intervenir y tomar un canal humano para divulgar una información vital para nuestra civilización, empujando a personas a creer de forma ciega y llenarles de falsas esperanzas, pero sí parece que lo respetan cuando no pueden intervenir para mitigar el dolor, el hambre o la patente y antinatural injusticia que viven sus “hermanos” cósmicos aquí en la Tierra. Cuando para ellos paliar esto sería algo de lo más sencillo en teoría, ya que tienen los medios y las herramientas tecnológicas para liberarnos según ellos ya que no hay que olvidar que ellos ya evolucionaron, pero no esto no, porque sería irresponsable liberar al humano de su yugo, dando siempre escusas de lo más pueriles, “forma parte del proceso evolutivo” “tenéis que reconocer vuestra sombra” “el mal es solo relativo” “atraéis aquello que es vuestro reflejo”…Desde ahora y sin que sirva de precedente les comunico de forma unilateral a todas esas entidades superiores, divinas y angelicales, váyanse a la mier…

Estas cinco simples cuestiones sirven para darnos cuenta que ninguna de ellas es respuesta nunca, a pesar de lo largas que son sus exposiciones, de lo afanados que son a la hora de aportarnos herramientas y técnicas que nos enseñaran a evolucionar, pasando como no por caja. Que nos pintan un panorama bonito, precioso y divino, que nos llenan de pajaritos la cabeza y luego siempre pasa algo y nunca pasa nada. Que todos estos esfuerzos de estas entidades, sus meditaciones y sus eventos, solo nos llevan al letargo absoluto y eterno, que la inacción y la esperanza, solo alargan más y más nuestra propia agonía.

Es por ello que llamo a la acción consciente de cada uno de nosotros, que tengamos la ética y la moral, de las cuales carecen estos contactados, que desinforman, mienten y estafan a personas de buena fe, con problemas y con ansias de un poco de calma y paz en su vida, en su cuerpo, en su mente y en su Ser. Para que en nuestro papel de consumidores nos neguemos a acceder, consumir y compartir material o información que venga de este tipo de entidades que no responden estás cinco sencillas cuestiones como mínimo.

También seria ético y moral, boicotear esas webs o canales que propagan y divulgan este tipo de información. Negarnos a acceder a webs que propaguen canalizaciones ayudaría a que esas entidades tan preocupadas por nuestra evolución, buscasen un medio más próspero para nosotros si de verdad son reales sus “buenas” intenciones. Sería igualmente ético el denunciar y exponer, no solo a los medios que propagan estos materiales reprobables, sino denunciar y exponer a esas personas que se lucran y se benefician de ese estatus de “elegido” o “trabajador de la Luz”.

El proceso y el despertar de las personas a una realidad espiritual, no debería ser fruto de mercadeo, ni de prácticas poco éticas, no contrastadas y sin ningún código deontológico que garantice mínimamente que esa persona no está siendo engañada, y/o coartada su libertad de pensamiento y credo.

Y por último y no menos importante, negarnos rotundamente ante cualquier mínima insinuación que coarte nuestro libre albedrío, venga de donde venga, nos la de quien nos la de, por muy evolucionado o alta sea su frecuencia, tu voluntad, tu libertad y tu soberanía, es mucho más importante que cualquier argumento o etiqueta que porten esas entidades con ínfulas de ser superiores a ti.

Si como mínimo todo lo anterior se cumple, no vas a tener ninguna clase de problema, pero es importante que sepas que no hay relativismo posible, son cuestiones que se deben cumplir a rajatabla y sin que quede la menor duda por tu parte, si estas cuestiones no son respondidas es que esa entidad o ese contactado, no son trigo limpio y sus intenciones serán mucho más oscuras de lo que aparentan.

Estamos todos subidos al mismo barco y carece de sentido que
sean personas como nosotros las que nos pongan las peores zancadillas.

Si eres un contactado o un canalizador, elegido o trabajador de la luz, y has leído esto, solo te pido que si de verdad amas al Ser humano y crees estar proactivo en un servicio benévolo y orientado a los demás, te reformules estas cuestiones y medites de forma sincera en la conveniencia de seguir propagando esta información, que como habrás podido comprobar, no nos ha ayudado a ser mejores y no ha hecho que el mundo cambie lo mas mínimo, a pesar de la cantidad de horas de trabajo y energía que has empleado. Lo único que has logrado es que ciertas personas abandonasen sus creencias institucionalizadas y se abrazasen en la necesidad de creer en aquellas que tú y tu contacto les ofrecéis. Esto no es una evolución sino un cambio de rebaño.

Doy las gracias desde ya a todas las personas que tomen esta sugerencia y sean proactivos con una causa, que es su causa, ya que nos implica a cada uno de nosotros y no podemos obviar por más tiempo. Está en nuestro propio proceso y está en el de personas que aún no llegaron a este punto y que no  tienen la necesidad obligatoria de ir tropezando en información contaminada, y de ambiguas intenciones. No hay necesidad de hacer que más personas sigan cayendo en las mismas trampas que en su momento nos encontramos nosotros y que logramos salvar con mayor o menor éxito.

Desde luego, para todos sería un avance acabar con esta lacra, sin ética, ni moral.

Este texto es solo una recomendación, es la forma en que yo mismo he logrado defenderme de estas informaciones, si te parece útil ponlo en práctica, si crees que tu proceso pasa por este tipo de informes canalizados, recuerda al menos que siempre puedes elegir.

—Gracias.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/11/como-defendernos-de-la-poca-etica-y.html


¿Que es realmente eso que llamamos Familia?

Consideramos familia a esas personas que llevan nuestra misma sangre, es ese parentesco el que nos enlaza a ellos y nos hace vincularnos de por vida. Vinculo de sangre con grado, y con una capacidad para modelar nuestra conciencia, inculcando en nuestra mente “valores” útiles para desenvolvernos en el mundo real, en nuestra querida sociedad.

Ese parentesco nos agrupa y nos supera tras a muerte, es ese arraigo lo que nos perpetua y nos liga a esta tierra. Nos llevamos con nosotros ese deber no escrito de criar y salvaguardar a nuestra descendencia, no criamos y educamos a personas independientes y seguras de si mismas, sino todo lo contrario. El sistema y el miedo y la cultura de la escasez, se encarga de que inculquemos generación tras generación, esa estúpida necesidad de proteger a nuestros hijos como a infantes durante toda su vida.

Desde que nace entramos en un constante estado de preocupación y alarma que no desaparece ni siquiera con la muerte. Preocupados y temerosos, de que no enfermen, que coman, que se relacionen y se integren, que no tengan conflictos, que no se desvíen, que amistades tienen, que parejas tienen, que trabajos tienen, gana suficiente, pueden valerse por sí mismos…

En la naturaleza, todas las especies cuidan y crían a sus cachorros y sus polluelos, pero cuando están listos, sueltan y les dejan volar, unos vivirán más y otros vivirán menos, pero el trabajo del progenitor ya está hecho, y son las decisiones de ese cachorro ya crecido, las que le llevaran a seguir el ciclo o caer en las fauces de cualquier depredador. Sería injusto responsabilizar a sus padres de caer devorado o de morir sin cumplir con el programa, sin embargo con los humanos pasa todo lo contrario, a pesar de tener más inteligencia, no hemos sido capaces de comprender ese ciclo vital, y el sentimiento posesivo nos lleva a controlar cada una de las etapas que van quemando nuestra descendencia.

A pesar de ser una especie inteligente, somos tremendamente inseguros y temerosos y no permitimos que nadie tome decisiones que los acabe responsabilizando de sus actos, esto quizás, es consecuencia directa del papel que ha jugado la religión, donde un dios padre, severo y observador, nos castigaba a cada error (pecado) con lo cual quien no hierra no aprende, y como consecuencia vivimos y morimos en una constante necesidad de un tutor, que nos guíe y nos salve. El juego de controlarlo todo y a la vez tener alguien superior que nos controle y nos guíe, un juego estúpido en el que aún no hemos sido capaces de superar el primer nivel.

Como especie y como sociedad, vista desde fuera, parecemos un bebe llorón con el pañal perpetuamente sucio. Un bebe constantemente irritado, que no sabe y no quiere saber nada. Una sociedad inmadura e irresponsable, cría y educa, personas inmaduras e irresponsables. Sus creencias y sus ideologías lo serán igual, orientadas a que alguien superior nos diga cómo comportarnos, como ser, como vivir. Este sistema nos da la pauta, para vivir mamando de su pecho de por vida, sin riesgo y sin conciencia. Ese pecho nos mantiene cómodos, y en un perpetuo sopor, no nos alimenta, pero tampoco sentimos la necesidad de despegarnos de ahí.

Con un dios (padre) su hijo (hermano mayor) y ese hipotético espíritu, que ni entendemos ni concebimos, tenemos bastante. No tenemos libre albedrio, pero ¿para que lo queremos? se nos dice que lo tenemos y eso es real, es verdad, lo tenemos y siempre está ahí esperando a que lo agarremos, pero  ¿para qué? No lo necesitamos, el modo en el que nos educan y educamos, lo demuestra. No tomaremos decisiones más allá, de elegir un color, una pareja, un medio de transporte y el ataúd, poco más. Tus estudios están condicionados, primero, a las necesidades que quiera cubrir el sistema y segundo, las que quiera cubrir tus tutores y su orgullo de estirpe. El trabajo tampoco lo elijes, ya que es la empresa la que te contrata, y para todo lo demás, siempre hay clausulas y letra pequeña. Así que esa inmadurez nos deja de tal modo, que a la hora de criar a unos hijos, lo hagamos como niños con un juguete nuevo, son míos, y solo míos…

Solo cuando te sales de la pauta y tú conciencia te hace ver la realidad, se acaba esa necesidad de tutor y pierdes interés por cualquier teta que el sistema te dé a mamar. Esto te hace replantearte incluso ese ciclo sagrado que da la sangre y te das cuenta que un pariente nos es necesariamente familia y que hay familia por ahí fuera que ni siquiera conocemos aun.

Nuestra escasez de referencias, es la que nos hace agarrarnos a un clavo ardiendo, se llame familia o se llame orgullo. Es esa amnesia la que nos hace perder toda referencia en memoria de los seres con los cuales si tenemos un vínculo real y duradero.

Tu vista, tu mente y tu educación engañan a tu conciencia, pero ese sentimiento que te liga a alguien que el sistema o la sangre te dicen, que no te une a ellos ningún parentesco, pero sin embargo hay algo que chilla dentro de ti y te dice que ese Ser tiene más que ver contigo que toda tu familia junta, y como con él, hay muchos más que a los largo del camino vas encontrando y que sin saber cómo se cruzan en tu vida y dejan un rastro que si eres consciente es difícil de obviar.

Es tu familia real, son esos seres a los que te une un vínculo que traspasa todas las fronteras físicas y espirituales, y de los cuales os separan océanos en el peor de los casos, pero que dejaron una profunda huella en ti en un pasado remoto, que hace que aflore todo cuando estamos con ellos. Es difícil de explicar, pero seguro que a muchos de vosotros os ha pasado que tenéis algo tan fuerte con alguien que supera esa trillada etiqueta llamada “amistad”, o la más manoseada aun, y típica tópica relación de pareja. Nadie os da pruebas, pero sentís y percibís que hay algo más, ni vuestros sentidos, ni vuestra memoria, os permiten encajar y relacionar adecuadamente ese vínculo. Cualquier gurú te metería en el patetismo de las almas gemelas, pero no se trata de algo romántico y no es una simple amistad, ni siquiera podrían ser considerados familia, porque ese vínculo trasciende toda etiqueta y todo programa.

Nos han movido como a peones en un grandísimo tablero, nos han colocado de tal forma que es difícil reconocernos ni siquiera a nosotros mismos, peleamos en el bando en el que aterrizamos sin tener siquiera unas mínimas nociones. Nos dan una identidad, una nacionalidad, nos dan cuerda y a correr, como pequeños soldaditos de plomo, en una maqueta en el que la muerte y la sangre derramada son reales.

¿Quién puede llamar familia a otra persona, sin ese lazo genético? En realidad aquí, nadie conoce a nadie, nadie sabe nada de nadie, y nos ofuscamos por salvar una identidad y una vida que ni siquiera es nuestra. La realidad es que estamos aquí de alquiler, y vida tras vida nos renuevan este precario arrendamiento.

A falta de más referencias, mi familia es aquella que me acepta, me apoya, me comprende y me ama, aquella que abre los brazos de par en par cuando les regalo todo mi Ser, cuando mi energía y mi esfuerzo les motiva y les ayuda a dar su siguiente paso, y cuando sus sacrificios no son en vano, y me ayudan a levantarme cuando me caigo. Sin más guía que su ánimo y su aliento, para seguir levantando la vista y tener el valor de avanzar en este sin sentido.

Algún día todo este caos será reordenado y recuperaremos esas referencias, que nos hagan saber con quién tratamos y que vinculo nos unen a ellos, encontraremos a nuestra verdadera familia y recuperaremos ese amor que no necesita pasaporte, ni conoce las distancias. Reconectar esos hilos, supondrá reconectar más aun nuestro Ser, supondrá recuperar nuestro estado natural y sobretodo supondrá, reescribir la definición que tenemos de Familia.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/10/que-es-realmente-eso-que-llamamos.html