Lo importante es lo que no se ve

Nuevo Orden Mundial

Marte es Como la Tierra, La Prueba Definitiva

meclt

En el siguiente vídeo, os mostramos la prueba definitiva de la manipulación, ofuscación y engaño de los datos presentados por parte de la NASA (y otras agencias espaciales), una contundente prueba que demuestra que muy posiblemente, Marte sea como la Tierra, con vastas extensiones de agua, grandes bosques, cielos azules y enormes praderas verdes que se pierden en el horizonte.

Sinceramente, estoy convencido de que en Marte hay vida animal de pequeño tamaño e incluso me atrevería a afirmar que existe una colonia humana en Marte, y con todas estas informaciones manipuladas, podemos pensar incluso que existe un programa A para todo el público y un Programa espacial B en el que utilizan tecnología que ni sospechamos.

Esperamos que el siguiente videoprograma os guste.

Gracias.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/marte-es-como-la-tierra-la-prueba-definitiva.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


YHVH S.A.

Unos de los misterios que se esconde detrás de Yahvé es quien fue o es realmente este “dios”. Muchos son los que lo han perseguido tratando de dibujar su rostro,  encontrar su nombre o crear un perfil psicológico de su figura. Tratar de identificar la efigie que se esconde detrás de ese nombre es tarea titánica ya que por más que queramos conjeturar quien es Yahvé, acabaremos errando estrepitosamente. Si nos guiamos por los textos bíblicos no encontraremos con un Yahvé, que encierra en sí mismo una personalidad compleja y extremada, demasiado para ser una sola, la personalidad que se esconde tras él. Yahvé, es paranoico, obsesivo compulsivo, celoso, esquizoide, bipolar, psicópata, clasista, endogámico… Acabaríamos por sacar un perfil psicológico, ciñéndonos exclusivamente a los textos, ciertamente terrorífico alguien oscuro y sin una mínima chispa de luz, que invite a pensar que ese ser es siquiera un dios “creador” como los textos nos quieren hacer creer.

Yahvé se erige como creador del ser humano, padre nuestro que está en el cielo y sembrador de vida en nuestro planeta, hechos a su imagen y semejanza (semejante no es igual a él) pero, ¿cómo alguien que es capaz de crear a todas las criaturas, mostrando cierta capacidad de amor en su obra, se transforma en un ser colérico y genocida? Básicamente partimos de una idea limitada y coartada que nos dice que Yahvé es “uno” y eso es lo que nos induce al error.

Es conocida y popular últimamente, la historia sumeria de los dioses, Anu, Enki y Enlil, una historia fratricida en la que estos dioses tienen una encarnizada disputa por la propiedad terráquea. Se la reparten, se erigen como amos, y cada cual hace con su trozo lo que quiere, hasta que empiezan a quererlo todo y  comienzan a matarse entre ellos (véase la mitología egipcia) Historia que según ha ido avanzando el tiempo quedo reflejada en distintos mitos, repartida por esos distintos pueblos, con distintos nombres y distintos entornos, pero con un germen común que une todos esos mitos en una historia planetaria. Junto con esos dioses, convivían distintos dioses afines (¿familia quizás?), que a ratos robaban protagonismo a estos principales actores, entran y salen a escena, de distintas formas, con distintos nombres, encarnando distintos roles, que acaban formando un drama Shakesperiano unas veces y Quijotesco otras.

Yahvé no es Dios, solo es una entidad igual a lo que seria tu banco o tu franquicia favorita.

Con esta amalgama de mitos, leyendas, escrituras y revelaciones, encajar una historia lógica, empuja casi a la fuerza estos roles, con la etiqueta que forma las siglas YHVH, que acabo formando el famoso Yahvé o Jehová. Me atrevería a afirmar que Yahvé, no es un ser, un dios o nada que se le parezca, es inútil buscar un malo o un bueno, y encajarlo tras la etiqueta Yahvé. Debemos partir de la base que YHVH no es un nombre, ningún dios antiguo, de ninguna civilización antigua, permitió que su nombre figurara en ninguna parte. Esos “nombres” por los cuales fueron conocidos no eran más que adjetivos teñidos de títulos nobiliarios, los cuales fueron adaptados a la lengua de cada pueblo. Enki, por ejemplo es el dios del agua y Enlil el dios del viento (y no sé cuántas cosas más), no son sus nombres reales, sus nombres jamás trascendieron, ni quedaron grabados o escritos, ya que poseer el nombre de alguien implica tener un control sobre él (según algunas creencias). Jamás  hubieran trascendido sus planes de haber llegado al ser humano el nombre de estos seres, ya que la voluntad del Ser humano conectado a la fuente, verdadera energía de creación, hubiera socavado la voluntad de estos pretendidos dioses.

Los nombres reales de estos dioses han sido custodiados y conocidos solamente por unos pocos, estos seres, depositaron este conocimiento en los linajes que partieron de su propia sangre. Esos nombres pueden ser invocados por su real descendencia y llamados en un ritual preciso para lograr el apoyo y la voluntad de ese ser (pacto). Muchos de sus descendientes han encarnado distintos títulos que directamente los conectaba con dios, ya sean reyes o mesías, sus linajes se han conservado dentro de una enfermiza endogamia, que hemos visto, como a estas alturas esas prácticas, han llevado a tener familias regias con perfil mental ciertamente mongoloide.

Detrás de Yahvé, Jehová, Allah, están las mismas entidades, porque esas etiquetas, esos nombres incompletos de dios, no son más que un logotipo, una etiqueta que muestran tras la cual se halla una especie consejo o familias, de seres inteligentes. Los ángeles como Gabriel que interfirieron y compartieron con el hombre, en nombre de Yahvé, solo seguían los designios y la agenda de un consejo, una corporación o un clan. Las luchas fratricidas dentro de ese consejo, acabaron con distintos genocidios en la Tierra, luchas entre facciones dentro de esa entidad llamada Yahvé. Se puede concluir que uno u otro se dirigió directamente a sus acólitos y sacerdotes, interpretando los textos, por los distintos tipos de Yahvé que hay, a mi modo de ver, encajar a Yahvé, en la figura de Enlil o Anu, por ejemplo, es un error, ya  que ellos tomaban arbitrariamente esta etiqueta según les parecía.

Muchos trataron de buscarle un sentido a esa entidad, pero el error partía desde el mismo inicio, en que se planteó que Yahvé era un ser, con personalidad compleja, pero únicamente uno, y no es así, si es tan complejo encerrar en un solo ser a ese dios, es porque no era uno, sino varios.

Es recurrente encontrarse con ciertas cifras que parecen puestas ahí, de forma casual, pero qué todo lo que acaba formando un patrón, deja de ser instantáneamente casual. Aun ves esta corporación como a un dios, pero solo tienes que echar un vistazo a cómo se comportan las empresas para darte cuenta que sus discípulos adoran a un dios societario, dictador y mercantil, que se apodera de los recursos y predica hambre y miseria. Yahvé, la corporación que forma doctrina religiosa en sus adeptos y convierte en esclavos a sus seguidores, Yahvé se comporta como Monsanto, un banco o cualquier multinacional farmacéutica, no hay diferencia en sus políticas, en sus mandamientos, en sus dogmas, corporativismo y consumo, que consume a quien las sigue. La fe de ayer es el corporativismo de hoy, globalización a golpe de talonario, dinero sacrosanto al  que elevar nuestras plegarias, una forma de convertir en religión una empresa.

Estos son los nombres de los Yahvé de hoy, con el dinero como único evangelio.

Podríamos concluir que Yahvé es una sociedad anónima, anónima tanto en cuanto, no sabemos quienes están realmente detrás de ese logotipo, un adjetivo proclamado dios, que deposito sus ojos en nuestro planeta y fundo aquí su sede. Una empresa que manipulo y traumatizo al ser humano y lo fue guiando hacia su propia condena. Queda patente que detrás de la organización que hay detrás de Yahvé, acabo venciendo la facción más psicópata y enfermiza, un creador que masturba y desquicia su propia creación, desligándola de sí misma y formando un ser miedoso y acomplejado, del que es fácil extraer un producto, con el cual mercadear. Construir un entorno donde otras corporaciones (Federaciones) pueden exiliar a su disidencia y mantenerla bajo control férreo, contribuyendo a su vez a la producción de cosecha corporativa, la cual se está anunciando en los mejores hogares de la galaxia. Eres producto, eres fruto y desglose quántico de energía vital destilada y embotellada, eres la taurina que inmortaliza la vida de unos pocos federados en este selecto club de campo.

Muchos de nosotros, revolucionarios de salón, sin memoria, pero con un sentimiento interno que intuye su propia condena, fuimos disidentes en nuestro origen y acabamos engrosando las filas de esta cuarentena quántica carcelaria, la cual los amables textos sagrados llaman paraíso. Es más sencillo comprar el concepto que dice que esto es una guardería espiritual, que un centro penitenciario. Creadores creativos encerrados en una creación totalmente descreída de todo lo que hay en la creación. Aun muchos ven en Yahvé a un dios, muchos toman la facción enkineana como lo correcto, como los verdaderos creadores, pero no es más que otro engaño.

Por más que queramos buscar culpable, por más que queramos encontrar buenos y malos, todos los que forman parte, o formaron parte del grueso que habita detrás de la corporación Yahvé, son culpables y deberán ser juzgados por un pueblo soberano (con autoridad) y consciente. Debemos obviar y dejar de tratar de encajar a ese “dios” tras las barbas de un solo ente, aparcar un poquito a Enlil y a Enki ya que está claro que ambos forman parte de esa entidad bipolar, junto con los otros miembros que forman la constelación tras este malparido Yahvé.

Millones de personas muriendo bajo las directrices de una empresa que se cree Dios, hay que ser mentecato para seguir etiquetando como sagrado todas las diarreas que esa empresa nos legó, como vehículo, al que dedicar nuestra vida, nuestra fe y nuestro poder a su servicio.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/07/yhvh-sa.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


LA PEOR DE LAS DICTADURAS

 

He pasado por dictaduras y dictadores, he sufrido las consecuencias de gobiernos totalitarios y represores, he visto desaparecer organismos y personas, pero nunca he visto que las dictaduras se oculten en supuestos gobiernos democráticos hasta hoy. Este artículo está dirigido a un pueblo vencido, que en algún momento fue orgullo de mis raíces, un pueblo que le quitaron lo más valioso de nuestra humanidad, le quitaron la libertad.

Hoy ha entrado en vigencia la llamada popularmente “Ley mordaza”, aunque debiera llamarse por su verdadero nombre “represión democrática”, una represión que ningún español, si se considera verdaderamente humano, tendría que permitir, pues luego de esto el siguiente paso son los grilletes del miedo y la inacción. Nosotros somos los que permitimos que estas cosas sucedan, que un grupo de oscuros esbirros dirigentes tomen las decisiones por nosotros. Un grupo de demonios desde el rey Felipe VI hasta Mariano Rajoy, demonios que someten a su pueblo cortándoles todo derecho de expresión, derecho que forma parte de la Humanidad de todo habitante de esta maltratada tierra, pues es el derecho a Ser, a expresar el descontento, a opinar diferente, a luchar por la dignidad, a pelear desde su Ser defendiendo su propia y única existencia en esta tierra.

Espero de corazón que el pueblo español despierte, que no se dejen someter por estos verdaderos monstruos, que levanten su voz, que salgan a la calle y no permitan que terminen de ejecutarlos con un tiro en la cabeza. ¿Qué diferencia hay entre estas medidas y las de cualquier estado dictatorial? Pues que a estas la avala una seudodemocracia de un reinado de basuras con corona de lata y poderes ilimitados. Mi completo repudio a esta dictadura española que resulta ser peor que la de Francisco Franco o cualquier otro supuesto dictador conocido.

Su majestad Felipe VI, Señor presidente Mariano Rajoy, Señores senadores y diputados, si por mi fuera los juzgaría a todos por traición a la patria, pero sobre todo, por traición a su propio pueblo y violación a los derechos humanos de sus hermanos, pues todos somos iguales bajo la ducha, despojado de toda falsa investidura egoica con las que adornan su patética deshumanidad. Realmente espero que el pueblo español se levante, salga “pacíficamente” a la calle y los saquen a patadas del poder, pues su presencia es perjudicial para la salud de España y de toda la Humanidad. Si el pueblo español calla por miedo e inacción, yo gritaré por Humanidad y dignidad.

Nota Anárquica:
Aliento e incito a todos los miembros de L@ Red y los lectores de DDLA que así lo quieran y sientan, que escriban y compartan su propio post con titulo general: "LA PEOR DE LAS DICTADURAS" sobre la ley Mordaza española. Actuemos unidos y sincronizados, quizás tengamos más poder del que imaginamos. Gracias.

"Vencer, es no rendirse aún vencidos" Morféo de Gea

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2015/07/la-peor-de-las-dictaduras.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las manchas brillantes de Plutón. RSC. 2 de julio, 2015.

NASA publicó ayer las imágenes más cercanas de Plutón. Observan desde la agencia manchas blancas cerca de los polos, están de moda las manchas blancas.
Nuevamente imágenes en blanco y negro, ya tienen misterio; Manchas blancas en Plutón , Ceres, y son blancas porque si no tenemos imágenes a color como corresponde a la tecnología 2015, o 2006 que fue cuando se lanzo la "New Horizon", no podremos observar con propiedad las mencionadas "manchas blancas".
Nuevamente especulan, esconden y crean una linea informativa impropia de estamentos serios. Pareciese como si los sistemas de especulación económica se hayan traspasado a cualquier forma de comunicación gubernamental, osea: la mentira, especulación, ignorancia son traspasadas al sistema científico como modelo rentable para sus intereses parece ser.

Plutón nos mostrará posiblemente evidencias imposibles para sus verdades que siempre nos han afirmado existir en el Sistema Solar. Desde Mercurio a Plutón las agencias espaciales ocultan o no hacen publicas evidencias de peso que ayudaría a comprender las realidades de nuestro entorno.

De cualquiera de las formas, las colonizaciones del Sistema Solar por parte de las élites, es una realidad y sus repartos. Si, ahora mismo, hoy mismo se está negociando el reparto del Sistema Solar a espaldas de los legítimos y universales propietarios, la humanidad.

Nunca sabremos ciertamente lo que ocurre pero, algo nos imaginamos.  Ra Station Club

Fuente: http://www.rastationclub.blogspot.com.ar/2015/07/las-manchas-brillantes-de-pluton-rsc-2.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El Referéndum de Grecia y los Usureros Internacionales

refgrec

Grecia ha sido expulsada de las negociaciones del Eurogrupo, la línea de créditos depredadores va a ser cortada y los griegos han entrado en pánico sacando todo el dinero de los bancos, ¿Por qué? Sencillamente, porque el gobierno griego ha solicitado una prorroga y un referéndum frente a las inaceptables y esclavistas condiciones impuestas por el BCE, FMI y el llamado Eurogrupo.

En el siguiente vídeo, hablamos sobre el futuro de Grecia y lo que pretenden los usureros y prestamistas internacionales, asimismo, intentamos resumir de manera comprensible que es lo que realmente está ocurriendo.

Somos esclavos inconscientes en un espejismo mediático…

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/el-referendum-de-grecia-y-los-usureros-internacionales.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Elimina tus etiquetas.

Las etiquetas forman una parte fundamental dentro de la programación mental a la que hemos sido sometidos durante toda nuestra vida. Las etiquetas al igual que los símbolos forman parte del apoyo pedagógico por el cual se nos somete como individuos y como ciudadanos. Fue a través de estas herramientas como nos guían y nos canalizan hacia el destino que desean ir materializando en el ideario colectivo. Las etiquetas son un modo por el cual se hace una toma de contacto real con la asociación y la disociación. Como individuos nacemos asociados y disociados a distintos elementos que son integrados a través de la familia, la cultura y la tradición, para legar a formar parte del colectivo y diferenciarse con respecto a otros, en una forma dual de asociar y disociar, que a través de etiquetas, nos propone identificar a ciertos elementos como afines, sin tener que recurrir a otras formas más emocionales de afinidad.

La programación mental que crea esto, provoca que directamente identifiquemos a otros seres que interactúan directa o indirectamente con nosotros, según la imagen que proyecte y las etiquetas que lo definan. Sin llegar siquiera a cruzar una palabra, podemos (o creemos) saber cómo es y si es o no afín a nuestro estatus social. Las etiquetas están constantemente en nuestro presente, y es una forma injusta de compartimentar a las personas y las relaciones que tenemos con ellos, según las etiquetas que porte o les hayamos adjudicado. Nuestro criterio a la hora de etiquetar a los otros dependerá en gran medida de la educación y la programación a la que hayamos sido sometidos (o logrado acceder voluntariamente), ya que según sea de rígida esta, nos impedirá estrechar vínculos con otros seres que sean de un estrato social distinto al nuestro.

Las etiquetas van más allá del mero clasismo, entre ricos y pobres o la ilusoria clase media, ya que la programación ha logrado crear distinciones incluso entre miembros de un mismo clan o familia, creando por defecto un estado discriminatorio constante hacía con el otro. Ya sea por ética o por estética, esta clase de ingeniería social, ha creado una nube mental llena de etiquetas y clasificación automática de individuos, que esta tan arraigada que nos es prácticamente imposible deshacernos de ella. Forma parte de nosotros y automáticamente y por defecto etiquetamos al otro antes de poder crearnos una opinión sobre él. Dentro de las etiquetas hay varios niveles en los cuales encerramos a nuestros afines y a nuestros enemigos potenciales, según lo clasifiquemos ira a formar parte de uno o de otro, simplemente por apariencia. El superficial estado estético nos dice quién y quien no se puede integrar en nuestro circulo, solo por mera apariencia estaremos en primera instancia, juzgando y sentenciando a alguien, seguramente para siempre, eliminando en algunos casos la posibilidad siquiera de equivocarnos, en nuestro propio juicio, ni que decir que tras este tipo de prejuicios no hay recurso posible.

Además de etiquetar al prójimo, también nos esforzamos en auto etiquetarnos y mostrar orgullosos esas etiquetas, para que el otro juzgue según el nivel que proponemos debe ser iniciado el criterio con el cual él, nos debe juzgar, del éxito en esta labor dependerá el nivel de reputación que lleguemos a poseer como individuos y definirnos dentro de la escala social, según los cánones que sean valorados o más apreciados, dentro de su círculo de interacción social. Estas etiquetas van cobrando relevancia según vamos creciendo y adquiriendo destreza en el ámbito social, la proyección que existe de nosotros, muy pocas veces coincide con los paradigmas con los cuales la mayoría suele partir a la hora de juzgar y etiquetarnos, aquí es donde todos los principios que dicen que somos lo que proyectamos se equivocan rotundamente, ya que nuestra proyección personal, por lo general, difieren del reflejo que el resto de la sociedad capta.

Solo con las tribus urbanas ya tienes etiquetas para entretenerte…

Este principio solo debe ser tomado en cuenta, en un entorno donde los individuos no han estado sometidos a una constante programación mental, y se forma la imagen de la persona según su proyección emocional, sin más filtros que la interacción del uno con el otro. Pero las relaciones personales y sentimentales, están viciadas al estar más valorados conceptos circunstanciales o de clase, por encima de la interacción emocional, que es donde una persona toma una versión más aproximada y real del otro. No hay redención posible y una vez hemos prejuzgado al contrario, será muy difícil sacarnos de esa celda mental en la cual todo acaba siendo, o bueno o malo, según nuestro paradigma.

Las etiquetas físicas (alto, bajo, gordo, calvo, feo…) dan paso a las etiquetas estéticas (hortera, ridículo, a la moda o pasado de moda, tribal…) con ellas nos formamos una imagen aproximada de su estatus y clase social (rico, pobre, vagabundo, asocial, integro, respetable, inmundo…) y con estas nos formamos un concepto de personalidad (respetable, delincuente, normal, friki…) y tras este mínimo proceso pondremos nuestros instintos primarios en alerta o por el contrario los relajamos y bajamos la guardia. Es un mecanismo muy básico y muy fácil de burlar, ya que asociamos lo bueno a los patrones, estético y simétrico, en detrimento del resto, que pasan a ser directamente una posible amenaza. Evidentemente el margen de error que tiene este mecanismo es altísimo, pero socialmente es el único aceptado, ya que el nivel de lo políticamente correcto, estipula que debemos juzgar antes de que nos juzguen y debemos ganar antes de que nos ganen, pisar o ser pisado, por lo que constantemente estamos predispuestos a errar y dejarnos llevar por una primera impresión errónea de todo aquello que nos rodea.

Nuestro modo de etiquetar, no se queda en meros adjetivos estéticos, ya que si prolongamos el contacto iremos sumando etiquetas según los gustos, ideas, creencias, procedencia, sexualidad, raza, educación, cultura, dialéctica, expresión corporal, actitud, carácter, títulos o posición laboral, y una más que larguísima lista de conceptos que podríamos seguir añadiendo, para ir haciéndonos una idea de cómo, sin percatarnos, estamos incluyendo o excluyendo a unos y otros, en nuestros círculos, sin valorar otras razones por la cuales se crearían vínculos distintos. Con esta vara de medir, es hasta lógico que caigamos constantemente en relaciones toxicas, ya que valoramos más lo que aparenta ser, que lo que es el otro en realidad, y esto crea a su vez que nos esforcemos en aparentar lo que no somos, que lo que somos, con lo cual estamos cayendo en una doble trampa, que provocara que entremos en relaciones que se basan en intereses egoístas, materiales o de control, antes que entablar relaciones basadas en la pura atracción emocional en la que dos afines son atraídos por pura física elemental. Si aún te preguntas porque no encuentras esa hipotética alma gemela (o al menos alguien afín), es porque tus valores y la forma en la que etiquetas y juzgas, pesa más que lo que sientes.

Deberíamos empezar a atrevernos a entablar relaciones que se basen en una afinidad emocional, por encima de valores ilusorios como son los estéticos o de clase, donde solo prima un egoísmo y una necesidad de alimentar una proyección de nosotros que no se corresponde con la real. Con lo que sabemos y con lo que conocemos de estos mecanismos de ingeniería de masas, tenemos las herramientas, para distinguir entre nuestras relaciones quien aporta, y posee una afinidad emocional con nosotros, y quien solo está en nuestra órbita por puro interés. Tratar de desvincularnos de todas esas cosas que se supone que somos, es un primer paso hacia nuestra propia libertad, es un difícil, pero esencial movimiento, para deshacernos de nuestro papel dentro del sistema, no podremos encontrarnos a nosotros mismos si aún guardamos en lo más profundo de nuestra identidad, todas esas etiquetas que otros nos pusieron y que no forman parte de nosotros.

Estas por encima de cualquier juicio o categoría que quiera encajonar tu ser dentro de un sistema que te odia y lucha por eliminarte, no puedes identificarte ni definirte con esos conceptos que no te definen, ni forman parte de ti, conceptos que no elegiste o que te empujaron a elegir, conceptos con los que etiquetas y clasificas a otros y que tampoco los define e identifica. Tu Ser está por encima de todo eso, sencillamente porque no lo eres, y por mucho que la tradición, la cultura, tu pueblo o tu familia te empujen a ellos, tenemos que tener el suficiente sentido común para rechazarlas y no volver a usarlas jamás.

No etiquetes y no permitas que te etiqueten, no eres un objeto que pueda ser clasificado y archivado dentro de un estrato concreto, dentro de un ambiente, una sociedad o una clase social. Los seres vivos estamos por encima de todos los conceptos e idearios que la ingeniería que nos trata de programar, trata de asignarnos para tenernos claramente identificados, divididos y dominados, para ser empujados hacia los ríos de tendencias y los ritmos que deseen implantar, según su agenda. Nos están acostumbrando a usar esos “Tags” casi constantemente, etiquetamos lo que pensamos, como nos sentimos y lo que hacemos, nuestro criterio, nuestros amigos, pareja e hijos, todo etiquetado, clasificado y archivado, es un paso hacia la robotización mental que tanto precisan, un robot biológico etiquetado y sin alma.

Despierto, dormido o borrego, tampoco han de ser etiquetas que portes o hagas que porten otros, ya que se supone que estás cambiando de nivel de conciencia, pero tu programación es tan férrea que seguirás siendo la misma persona, con los mismos prejuicios y los mismos programas, solo si te percatas de esto, habrás avanzado lo suficiente como para poder empezar a desprogramarte y ser un Ser vivo consciente y con conciencia.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/06/elimina-tus-etiquetas.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¿Dónde están los polos de Ceres?

 

ceres4

En las tomas topográficas del sistema solar, efectuadas por las distintas sondas, es curioso que siempre nos faltan los polos de todos los planetas, y cuando aparecen, se muestran difusos e incoherentes, si usted pretende ver con Google Earth los polos al detalle y decide acercarse, verá que es una labor decepcionante, ya que están literalmente censurados, en el caso de la Antártida, la censura es colosal, borrando millones de Km cuadrados, tan colosal es que incluso la ONU ha censurado el territorio de la Antártida de su propia bandera.

onu

 

 

A las Naciones Unidas, se les olvido incluir la Antártida en su bonito mapa… eso si, supieron poner 33 cuadrantes en la Tierra inteligentemente camuflados con meridianos y paralelos, un número de sectores muy sospechoso y del que hablamos hace tiempo

 

 

 

Pero como no podía ser de otra manera, vemos que el mapeado del mini planeta CERES efectuado por la sonda New Dawn, también tiene un “pequeño parche” en sus polos Norte y sur…

Para comprobarlo, utilizamos un software gratuito de diseño 3d (el fantástico BLENDER) e incorporamos el mapa entregado por NASA a una esfera a la que hemos creado proporcionalidad de mapas en su superficie y… que nos sale… pues estas imágenes que podéis ver aquí.

Son tantas las anomalías encontradas en Ceres, que hemos decidido hacer un videoprograma donde podréis ver nítidamente las muchas incoherencias y falta de información que se nos ofrece.

ceres1aHermosa panorámica en color de Ceres donde el Polo norte brilla por su ausencia.

El polo Sur de Ceres ha corrido la misma suerteEl polo Sur de Ceres ha corrido la misma suerte.

ceres4Se puede apreciar la enorme superficie de la que no hay datos

¿Censura?, ¿descuido?, ¿casualidad?… yo personalmente, tengo claro a qué se debe todo esto.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/donde-estan-los-polos-de-ceres.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.606 seguidores