Lo importante es lo que no se ve

Tú eres tu propio Maestro.

Vivimos tiempos convulsos, tiempos raros, extremos, donde podemos ver a diario gestos de amor incondicional y odio visceral solapados. Vivimos pensado que los cambios se producen por grandes gestas, grandes manifestaciones colectivas y obras mayúsculas, tendemos a creer que el bien y el mal están en constante lucha, un enfrentamiento visceral y sin tregua que no hace prisioneros y no descansa hasta eliminar por completo al otro. Creemos a su vez erróneamente, que el mal es una esencia intrínseca al ser humano y que el egoísmo reinara en su corazón por siempre, que el trono del alma lo tomaron las bajas pasiones y los comportamientos instintivos y rudimentarios de la mente. El cerebro reptil, estrangula la poca humanidad que nos queda cuando mas falta hace y finalmente nos rendimos ante la evidencia de que somos animales irracionales incapaces de sentir y asimilar el dolor ajeno.

Esto no solo es falso, si no que es la gran mentira que nos han hecho creer durante siglos. Se empeñaron en hacernos creer que somos incapaces de ser completamente civilizados, que llamarnos animales seria ofensivo para el reino animal, que somos incapaces de aprender y de enseñar, que necesitamos un patrón bien marcado y definido, un camino de baldosas amarillas por donde caminar, para no perdernos, seguir las migas de pan que otro dejo en el camino, para que aprendamos de forma básica y rudimentaria como llegar de A a B, sin extraviarnos, pero esto se acabo y debemos empezar a reestructurar nuestros conceptos y empezar a elevar nuestra mirada, tomar las riendas de nuestra civilización y desembocarla allí donde queremos, como humanidad en conjunto y no como un rebaño, una manada de cerebros huecos sin alma, desconectados del mundo y su naturaleza.

Vivimos tiempos en los que no hay, ni habrá Mesías que guíe nuestros pasos, y que nos de las pautas, que nos diga cuando poner la otra mejilla, como amar a nuestro enemigo y que nos recuerde que somos hermanos, esta lección ya debía haber estado aprendida hace tiempo, no podemos seguir mirando al cielo esperando un milagro, llevamos dos mil años mirando atrás y es hora de empezar a mirar hacia delante, comenzar de una vez a experimentar, a vivir y aprender sin necesidad de repasar, dos mil años repitiendo curso son demasiados, hasta cuando vamos a omitir nuestra responsabilidad y vamos a evitar tener que empezar a caminar solos.

Tampoco podemos esperar un líder, alguien con ideas claras y un bastón de mando que haga de guía y nos señale el camino hacia la luz, que llene nuestras mentes de ideas, de conceptos, de normas y leyes, que nos de la hoja de ruta ideológica para no desviarnos de la senda. No podemos seguir con las pautas erróneas del pasado, hoy ya es el tiempo del humano, sin reyes, sin caudillos, sin lideres, sin políticos, sin estadistas del pensamiento, ni manipuladores de las conductas, todo esto ha muerto y no vendrá nadie a marcarnos el rumbo, no existirá un líder claro, una idea clara, un concepto rotundo, todo esto ha muerto y para siempre. No podemos seguir esperando a que alguien desde un estrado nos haga ver la luz y empezar a comportarnos como polillas en la oscuridad. Somos nosotros de manera individual y a la vez global, los que tenemos que tomar nuestra propia ruta, esto no significa caos, sino orden social, un orden en el que el “todos a una” marcará la pauta.

Son tiempos sin maestros, porque se supone que debimos haber aprendido esta lección hace tiempo, de hecho lo sabemos y solo debemos recordarlo, debemos dejar de mamar de la teta del sistema y empezar a pensar por nosotros mismos, ser nuestros propios maestros, ser personas, no animales. Empezar a ser racionales y a la vez emotivos, el pensamiento y la intuición deben ir de la mano, omitir los instintos territoriales, los conflictos ideológicos, teológicos y culturales. Tú debes ser tu propio maestro, sin permitir nunca que el aprendiz desaparezca, ser capaces de impartir lección en nuestros actos y tener la capacidad de asumir la lección de otros cuando se nos presente. Llego el tiempo de compartir ideas, soluciones y emociones, de entregar a cambio de nada y recibir a cuenta de todo, de entender la meta propia como la meta de todos, de unir el Yo y el Nos, en un mismo tiempo verbal.

Se acabo el recibir lecciones de señores académicos de bata blanca, un titulo en una cartulina firmada y sellada por la autoridad no da el conocimiento, ni la potestad para sentar cátedra, se acabo el tiempo de la titulitis que tanto daño a hecho al intelecto humano, no debemos desechar la sabiduría solo por que el maestro no tiene un doctorado, acaso a Jesús o a Buda alguien les reclamo su titulación, los títulos que otorga el sistema no son garantía para aquel que desea salirse del sistema, de hecho, el conocimiento que aporta el sistema canalizado a través de esos académicos, es información castrada, pervertida y tergiversarte, una garantía de que tú seguirás siendo un producto y no una persona. Debemos evitar a esta progenie que solo nos miente sobre nuestro origen, nuestra historia y nuestro futuro, que son caldo de cultivo de ignorancia y embrutecimiento, que incentivan la competencia y no la creatividad, un sistema académico que premia al mediocre, no tiene potestad para impartir lecciones.

Estos son tiempos en los que si quieres conocimiento, tienes que salir a buscarlo. Ya no se premia la experiencia, ya no se ofrece sabiduría, ya no sirve la inteligencia, el modelo que triunfa es el del mediocre que no se esfuerza, que no lee, que no busca, que no duda y que no tiene criterio, el triunfador de hoy es el tonto de ayer, para que acabemos copiando al tonto y ser una sociedad idiotizada, plagada de mediocres y de ignorantes, gente obtusa que no hará preguntas, que claudicara a la primera, que bajara el mentón y doblara el espinazo ante su amo.

No debes permitir que la idiotez que reina se apodere de tu mente, que el modelo del triunfador mediocre sea tu meta o la de tus hijos, que el futuro de la raza no dependa de un sistema que conspira en nuestra contra. Debemos empezar a tomar la responsabilidad de impartir conocimiento, de mostrar sabiduría, de dar ejemplo. Tenemos que dejar de alimentarnos con el mana televisivo, de dar crédito a esos académicos apoltronados y recibir el conocimiento de aquellos que atesoran experiencia independientemente de si tienen o no titulo, de si tienen o no bata, o si tienen o no cátedra.

Cualquiera puede ser tu maestro, cualquiera puede darte una lección esencial en tu vida, cualquiera puede despertar en ti el recuerdo de quien eres, cualquiera, incluso tu mismo. Se acabaron los tiempos de profetas, se acabaron los tiempos agoreros, de futuros inciertos y catástrofes venideras, es tiempo de tomar las riendas de nuestro propio destino y asirnos a el con todas nuestras fuerzas, tomar lo que es nuestro por derecho y no permitir que jamás nadie nos arrebate el puesto que debemos ocupar en nuestro destino como civilización.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/10/tu-eres-tu-propio-maestro.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Anuncios

2 comentarios

  1. Excelente Artículo. Gracias por habermelo permitido leer, enviandomelo por correo. Felicito al autor, Ruben Torres. Muy buen blog el de la fuente donde fue extraido, Comento desde aqui porque no se comentar desde otrra cuenta.
    Muchisimas Gracias por alentar e inspirar a pensar por nosotros mismos y comenzar a escuchar la sabiduria de nuestro maestro interno para llevar a la accion nuestros ideales.
    Gracias Ruben por expresar tan claramente lo que nos pasa a los que hemos despertado de esta farza, de esta puesta en escena con mascaras y mentiras que cercenan nuestras alas de soberania y libertad. Los mediocres nos reglan nuestras vidas, las condicionan y nos hacen pisar y a veces traspasar el umbral de las situaciones limites al borde de nuestra propia locura.

    Hoy es un dia demasiado movilizador internamente, llega a mi este articulo cuando tal vez mas lo necesitaba ¡Gracias!

    3 octubre, 2014 en 3:43

  2. MAESTRO RUBEN TORRES….. Ex celente discurso muy excelente…

    8 octubre, 2014 en 21:34

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s