Lo importante es lo que no se ve

Reflexiones

Desmontando al Egregor.

Dentro de las corrientes de información alternativas, es común encontrarse con términos y etiquetas que son extraídos “en teoría” de textos antiguos. Estos términos acuñados y adaptados al día de hoy, carecen de mucho sentido ya que las circunstancias y el modo de vida, ni se asemejan, por lo tanto adaptar ciertas creencias gnósticas, herméticas, esotéricas, ocultistas o de cualquier otro origen a nuestro día, puede hacernos divagar más de lo que deseáramos y puede que adoptemos formas de información inadecuadas, que finalmente se acaban trasformando en dogmas de fe, que son muy difíciles tirar abajo, algo parecido a lo que está ocurriendo con el termino Egregor.

Un Egregor es un ente creado por un colectivo de seres, los cuales forman a través de conceptos comunes una entidad que toma forma en el éter (o astral) y reclama desde allí su lugar en el mundo y su derecho a vivir, es una entidad inteligente creada por seres inteligentes y creadores, desde los cuales emanan las frecuencias y la energía no solo para crear, sino también para mantener con vida este Egregor, esto es a grandes rasgos y en teoría, lo que se supone que es un Egregor. Adelantar antes de que pierdas más tiempo leyendo esto, que  los egregores NO EXISTEN, pero parece que como somos seres creativos, creadores y constructores, también parece que somos inconscientes de nuestra creación y creamos parásitos allá en el éter, dispuestos a luchar por su supervivencia a costa de nuestra propia destrucción.

A poco que tienes un poco de interés y tratas de encontrarle un mínimo de sentido a todos estos conceptos que de repente inunda la red a través de unos predicadores del despertar a los cuales les importa un carajo tu conciencia y solo propagan ideas y conceptos que benefician al sistema y a los entes que lo sustentan. Estos conceptos que viajan a nuestro presente desde los más arcaicos y apolillados textos, y se hace una malísima adopción de los términos y se aceptan como verdad absoluta, caemos en el error de dar por sentado algo que ni es, ni será. Parece que el hecho de que el humano terrestre sea un ser con grandes capacidades en potencia, sirve para ese todo  vale, que propicia que se sirva en bandeja muchas falsas creencias.

Pero voy a ceñirme a lo que en general se ha aceptado como Egregor y voy a tratar de aplicarlo al día a día. Como un Egregor es una entidad viva creada por nosotros y nuestra inconsciencia creadora, una especie de defecto de fabricación creado en segundo plano viviendo en la nada, pero aun así, interactuando en el ahora de nuestra realidad. Bien, pues esta entidad que vive y esta íntimamente asociada con conceptos que por lo general unen a un colectivo de personas lo bastante amplio como para dar forma y vida a una entidad lo suficientemente poderosa como para crearnos el hábito de repetir ciertos rituales o costumbres, para mantener su supervivencia a través del drenaje energético que esa entidad sustrae de ese colectivo en ese instante.

Esto implica que la mente de aquel que acepta este vacuo concepto, acepta implícitamente una letra pequeña, de la que nadie le advierte y que posteriormente expondré. Si nos ceñimos exclusivamente a los conceptos a los cuales va asociado la creación inconsciente de un Egregor, nos daremos cuenta que prácticamente el éter esta superpoblado de estos entes y si todos ellos viven a costa de nuestra energía, creo que no me equivoco si digo que de ser cierto todo esto, no tendríamos energía ni para levantarnos de la cama.

Los conceptos por los cuales un Egregor es creado por un colectivo de personas son tan floridos como variopintos, expondré algunos para que podamos hacernos una idea. Creamos en teoría egregores desde el inconsciente en campos como el deporte, el arte o la música, tan dispares como los egregores familiares o ligados a nuestras relaciones amorosas, los asociados a un gremio u oficio, los egregores de clase social, los egregores de la Fe, o los egregores asociados a las ideologías. En realidad podríamos asociar un egregor a cada sustantivo que se nos ocurriera, ya que dentro de cada género hay subgeneros, por ejemplo dentro del deporte estaría el Egregor del fútbol, el del basket, el del ciclismo, el del runing o el de la petanca (este tiene devorada a toda la tercera edad).

Si tomamos como ejemplo a una persona normal y corriente, podemos enumerar la cantidad de egregores que crea o participa en su creación, y alimenta a lo largo de su vida podemos comprobar que esto toma unos carices ciertamente surrealistas y alejados de cualquier ley física existente en este universo.

Pongamos que Juan García, trabaja, está casado, tiene hijos y facturas que pagar, algo común con lo que cualquiera se puede identificar. Este personaje cada día crea y soporta a los siguientes egregores. El egregor del matrimonio, el egregor del sexo, el egregor del alcohol o el tabaco, el egregor del deporte y a su vez el del fútbol o el automovilismo (ej.), el egregor asociado a su oficio, el egregor del sindicato, el egregor ideológico y de clase, el egregor político, el egregor filosófico, el egregor perteneciente a su religión, el egregor del hobby que practique, el egregor del día de salir con los amigos, el egregor de las vacaciones, el egregor del odio a su suegra, el egregor del chisme y el cotilleo, el egregor del coche, el egregor de su hipoteca, el egregor de su placer por la comida, música, cine o teatro, el egregor del restaurante, el egregor de la TV, de los videojuegos, el egregor del smartphone, sumado a otros como el egregor de la guerra, el hambre en el 3er mundo, el cambio climático, el SIDA o la gripe. Todo esto llevando una vida corriente, sin implicar infidelidades, vicios, fobias, filias y demás.

No me quiero extender mucho más, pero si os fijáis todo esto carece de toda lógica, y supone que cada ser vivo está alimentando con su energía a como mínimo 100 egregores distintos (y me quedo corto), esto implica que cada persona tiene anclada desde el éter a un enjambre de parásitos co-creados por él mismo que lo devoran y lo consumen. Finalmente creo y creo no equivocarme, cuando se adoptó este concepto “Egregor” se tomaron referencias de las cuales se extraía un conocimiento que si bien, si es real, en el que entidades extraen sus sustratos vitales a través de extraernos energía a determinadas frecuencias emocionales, pero esto qué existe y es real, se ha pervertido deliberadamente para sembrar la responsabilidad de la generación del mal a nuestra costa, o sea, nosotros como creadores somos los responsables del mal que creamos y somos los culpables de darle vida y alimentarlo con nuestras bajas y vacías pasiones.

Por lo tanto el Egregor, el concepto, se ha adoptado y se ha expandido como un elemento para generar culpa, si aceptas que tú eres el que creas esta realidad, debes aceptar que eres el responsable de lo que cohabita dentro de ella, por lo tanto siempre vas a ser culpable de todo lo que te sucede y de lo que le sucede a los demás. Esto es una estrategia bien urdida por aquellos que viven a costa de la ignorancia de aquellos incautos que no logran ver lo sutil y sibilino que es esta aceptación de la culpa que no les pertenece.

Como siempre esto se filtra a un medio como Internet y acaba calando en el inconsciente con el cual aquellos que de verdad operan en la sombra de nuestros limitados sentidos y se alimentan de nosotros, tienen en sus acólitos el altavoz perfecto para generar y potenciar esa creencia, para finalmente aceptar inconscientemente que somos culpables de todo el mal que asola el mundo, que somos responsables de ello y aceptamos la culpabilidad con total y absoluta deportividad.

La realidad es bien distinta, por un lado allí donde un colectivo se concentra se genera una emanación energética de tipo emocional, esta emanación puede llegarse a condensar y crearse un remanente que quede ahí, formando una frecuencia determinada, que si no hay ninguna entidad que aproveche o consuma esa energía, esta queda atrapada y puede incluso ir creciendo a medida que se genera más y si finalmente ni se consume, ni se transforma, formando un clima denso, en una zona o espacio concreto. Este remanente puede llegar a sentirse y puede llegar a contagiarnos, logrando que nuestra frecuencia se aclimate a ese remanente. Esto evidentemente no sucede en cada estadio o lugar donde se congreguen cientos o miles de personas, para que las emanaciones queden encapsuladas, requiere que no haya nadie que consuma o utilice esa energía y eso es muy, muy poco habitual, de ahí, a que esto cobre vida y sea inteligente, tanto como para ordeñarnos desde el astral, va un trecho importante.

Existen lugares en los que la energía queda atrapada y solo se tiene acceso a ella en determinados momentos, e incluso se cree el efecto de repetición de hecho que genero esa energía, pero jamás será inteligente ni merodeara buscando o generando la situación propicia para alimentarse de nosotros. Por lo tanto lo correcto sería aparcar el concepto Egregor tal y como se usa actualmente para generar culpa y olvidarnos de él, para siempre. Sobra decir que aquellos que defienden este concepto como real, no tienen ni la más mínima prueba de que nada parecido a un Egregor exista y tenga alguna experiencia sobre ello.

No hay documentación, ni relatos que lo apoyen, no hay experiencias con egregores, nadie ha visto uno jamás y nadie ha reportado ni siquiera bajo hipnosis una historia en el que un egregor haya interactuado con el inconsciente de nadie. Como decía, el que este concepto se propague solo interesa a aquellos que necesitan imperiosamente que aceptemos la culpa para crear seguidores, acólitos o vasallos a la orden de unas doctrinas o creencias basadas en el miedo y la culpa como medida de control sobre los conscientes.

Invito a que rechacéis a aquellos que os quieren vender este u otros conceptos como este para haceros sentiros culpables de algo que solo es responsabilidad de otros, ni el odio, ni la guerra, ni el hambre, ni la injusticia, son creaciones nuestras, esas son imposiciones de un sistema gobernado por seres viles, entes sin conciencia, ni luz.

Nosotros no ensuciamos las aguas en las que nos sumergimos, llegamos aquí completamente inocentes y partimos de aquí de igual modo, puesto que no somos libres ni tenemos la oportunidad de ejercer nuestra libertad, no podemos generar libremente frecuencias que no son naturales o afines a nuestra propia esencia.

No aceptes la culpa que no te pertenece, no aceptes conceptos que la incoan y no aceptes aquellos que tratan de hacerte sentir culpable, no lo eres, jamás lo fuiste…

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/11/desmontando-al-egregor.html


LA VERDAD CADA DÍA ESTÁ MÁS CERCA. Ra Station Club. 25 de marzo, 2016.

 

La Tierra y Marte y Venus son laboratorios de vida, que durante millones de años según el tiempo en la Tierra, están siendo utilizadas como laboratorios de experimentación.

Cultivado, cosechado y destruido como hacemos con los campos de cultivo los humanos: sembramos, cuidamos, recogemos y quemamos los restos como abono y regeneración de la materia, hasta volver a cultivar.

Han habido diferentes ciclos de vida humana, animal y vegetal en Venus, Tierra, Marte y el antiguo planeta cercano a Marte que fue destruido y que sus restos son el cinturón de asteroides. La raza que dirige los designios del Sistema Solar son los mismos que habitan las Ave Fénix…… .

La Tierra va hacia el precipicio de la extinción, como cochino a su matanza. No es alertar, es resumir la cruda realidad en la que vivimos en este sistema orgánico, pero no debemos olvidar que nuestra existencia no es solo la orgánica, nuestro trabajo real aquí es la trascendencia que mas tiene que ver con el mundo real que no vemos, y no con este sistema pestilente al que nos trajeron y del que pronto nos iremos, triste es ver cuantas cosas maravillosas hay en este sistema y sea destruido reiteradamente como juego o experimento de laboratorio.   Amen

http://sohowww.nascom.nasa.gov//data/REPROCESSING/Completed/2016/c2/20160322/20160322_0012_c2_1024.jpg

http://sohowww.nascom.nasa.gov//data/REPROCESSING/Completed/2016/c2/20160322/20160322_0000_c2_1024.jpg

RA   STATION   CLUB

Fuente: http://www.rastationclub.blogspot.com.es/2016/03/la-verdad-cada-dia-esta-mas-cerca-ra.html


La Agenda del Perdón.

Parece que vienen tiempos de cambio, esto es algo que nadie puede negar. Algo se esta cocinando, pero poco podemos prever, si acaso especular, sobre el como y el cuando. Estos cambios serán decisivos, pero cómo siempre, los mismos de siempre, trataran de desvirtuar y confundir, este proceso que esta sujeto a un orden natural, para arrimar el ascua a su sardina, y llevarse su tajada. Para que no caigamos en sus redes, tendremos que estar atentos a todos sus movimientos. Despacio, poco a poco vamos averiguando quiénes están de parte de ese sistema, en el que se dedican a fabricar creencias o nuevos paradigmas, como les gustan a algunos, para confundir a las masas con sus falsas apariencias de despiertos, divulgadores, conscientes u holisticos, detrás de todo ese escaparate, solo hay un adoctrinado, instalando un programa.

Uno de los factores a tener en cuenta es el modo en que funcionan sus agendas. Este poder oculto y cobarde que desea zancadillearnos nuevamente de forma indirecta, no tienen un plan A y un plan B, como únicas opciones. Para que los resultados que persiguen se materialicen, en realidad lo que tienen es una gran multitarea, donde una gran cantidad de agendas se solapan e incluso se combaten. Tenemos que tener en cuenta, que desde sus posiciones se liberan todas las corrientes mayoritarias que existen, para lograr salirse con la suya, ellos ocupan ambos lados de la dualidad. Son los malos y los buenos, pero ademas son los disidentes de estas posturas. También controlan la insurgencia, y de ellos nacen esos múltiples planes de liberación y redención. Todo esta monopolizado, para que cualquier intención que nazca de nosotros, sea ya patrimonio de ellos y no haya otra opción posible. Procuran estar de vuelta antes de que logremos dar siquiera el primer paso.

Los planes se estructuran en varios estratos, para que todos estén tan compartimentados, que nadie estorbe a nadie, y todas las opciones posibles den como resultado lo que dicta su voluntad. Así ha sido siempre, antes era mas sencillo, con la religión y los feudos, solo debían crear un mal necesario, y un bien al que aferrarse, así mantuvieron la voluntad humana entre rejas durante milenios. Ahora que estamos traspasando esta frontera que nos limitaba, tenemos mas conocimiento y somos mas conscientes, sus propósitos se complican y sus objetivos se ralentizan. Son tantas las operativas que mantienen activas que la gestión de todo esto, provoca que su mastodontica agenda vaya muy despacio, pero con paso firme.

Una de las cosas que nos resta poder, es nuestra inmadurez consciente, ya que solemos ir hacia las informaciones que mas se viralizan, que mas resuenan o que mas popularidad recibe, sin percatarnos que esa información sobrevive en el sistema básicamente, porque lo genera el propio sistema y esta diseñado por y para la programación de los conscientes.

Uno de los planes mas ambiciosos que tienen en marcha, es la agenda del perdón. Se ha iniciado desde hace relativamente poco, y se ha inyectado en los medios masivos, los popes de la fe, ya lo están lanzando desde hace un tiempo de forma casi cansina y repetitiva, la música y el cine, también están incidiendo en la necesidad de perdonar. El perdón, y la necesidad de perdonar a nuestros semejantes, se esta empezando a gestionar de forma acelerada, quizás aun no seas consciente de este hecho, pero inconscientemente ya estas programado en la forzosa necesidad de perdonar. Un perdón unilateral sin cuestión, ni proceso, algo inmediato y premeditado, sin opción a juicio.

¿Qué hay detrás de todo esto?

Una cosa has de tener clara desde el principio, vamos a empezar a manejar información muy incomoda, vamos a comenzar a saber cosas muy desagradables, va a quedar expuesto todo y todo lo que salga va a clamar venganza. De momento, solo unos pocos están logrando desentrañar y gestionar una gran cantidad de información áspera y dañina, todo esto al final vera la luz del día y todos han de tener la responsabilidad de gestionar esta gran cantidad de información. La ansiada verdad empezara a dejarse ver y sus primeros rayos iluminaran toda la miseria que estuvo oculta a nuestros ojos.

Todos estos elementos que estuvieron al servicio del mal puro, oscuro y lleno de perversión, querrán irse de rositas, apelar a nuestro “espíritu de luz y amor” para irse de este mundo por la puerta de atrás sin saldar sus cuentas, por eso se esta implementando una agenda de perdón universal. Nuestro primer impulso va a ser el de resarcir el dolor y el sufrimiento, que hemos sufrido durante tanto tiempo, muchos van a querer venganza, la mayoría ni siquiera va a querer un juicio, ya que nunca existió la justicia en este sistema. Nos tocara un papel decisivo e individual, ya que cada uno deberá someter a juicio toda esta información y deberá elegir, porque una vez se vaya sabiendo toda la verdad, nos tocara aceptar la responsabilidad de dar un paso hacia la justicia o hacia el perdón.

Como veis, de nuevo un entorno dual en el que ambas decisiones quizás no sean las correctas, por eso, en esos precisos instantes, son los que nuestro pensamiento, nuestras emociones y nuestras acciones, deben estar bien dirigidas para no caer en lo que ellos tienen ya agendado. Ellos ya cuentan con la opción sangrienta, con la opción del odio, la venganza y la sangre. Esta opción les beneficia, porque supondría que no estamos listos, no somos conscientes y no podemos asumir la responsabilidad y la libertad que exigimos, seria perfecto para señalarnos como seres inconscientes e inmaduros, y seria como pedir a gritos la necesidad de continuar tutelados y sin libre albedrío, regidos por la voluntad de otros y en un nuevo ciclo de cuarentena.

¿Qué tiene de malo el perdón?

El perdón podría ser tomado como la única opción correcta, seria una forma de drenar toda la mala energía que se fue acumulando (ojo nada de karma) todo ese sufrimiento, dolor e ira, que generamos durante siglos y que se fue enquistando en nuestra conciencia colectiva, pero es algo, que debería ser tomado como una opción, en el que se tomara conciencia, de quien, como y cuando se genero todo ese sufrimiento, las consecuencias que acarreo y como nos afecto directa o indirectamente, y cada uno en libertad y responsabilidad, decidir si perdonar o reclamar justicia, o incluso ambas opciones, pero si desde el sistema se pretende adelantar posiciones y programar las mentes para que perdonemos porque si, sin ahondar en la causa, sin trascender el dolor y la ira, sin aportar la información que permita que la verdad llegue a nosotros sin filtros. Esto es, que no tienen intención de confiarnos el poder de decidir en libertad y responsabilidad, no nos quieren libres, maduros espiritualmente y conscientes a la verdadera realidad.

Pretenden monopolizar nuevamente las opciones que se nos puedan plantear, dándonos unos lideres, unos salvadores o unos gestores del bien y la fe, que de entrada están manipulados por el sistema y forman parte de la maquinaria del sistema, con lo que si decidiéramos aceptar esta opción maniquea, se nos castraría de nuevo y se nos amputaría el libre albedrío justo cuando se nos ponía a tiro estrenarlo.

El perdón no tiene sentido y no sirve de nada, si el que lo pide, no muestra un mínimo signo de arrepentimiento, si el que clama a nuestro espíritu, esa luz hacedora de bien eterno, no tiene intención de emendar el daño causado, no se debería ejercer el perdón y se debería reclamar justicia y ejecutar esa misma justicia. Siempre se debe dar la opción del arrepentimiento, la compasión no esta reñida con la justicia y tampoco impide llevar a cabo el perdón, pero debe quedar expuesta su voluntad de enmendar todo el mal y realizar dicha acción ante los ojos de todos, para poder apelar a la compasión humana.

No hay perdón sin haber justicia para todos.

Es probable que todo esto aun suene a chino, aun es pronto para que nos hagamos a la idea, de momento es muy poca la verdad truculenta que esta saliendo a flote y la mayoría prefiere obviarla, a fin y al  cabo, aun no son conscientes de lo mucho que aman a este sistema. Los próximos movimientos agendados son la creación de mas caos, contrariedad, desazón y confusión. La primera opción siempre será el mantenernos bajos, en estados de perpetua indignación, odio, rabia e ira, crear miedo y sufrimiento, y con ello eludir y tapar cualquier fuga de información. Hay cosas que no pueden controlar, la ley natural acaba por cumplirse, el río vuelve a su cauce, y ellos solo son meros observadores. Al final sea en unos meses o en unos años, esto acabara por tomar forma, y no podrán hacer absolutamente nada, porque ni tienen el poder, ni tienen la capacidad para evitarlo. Solo pueden usar estos vericuetos para que el palo no rompa sus costillas, programarnos para facilitar su huida, nada mas, pero al final depende de nosotros que los dejemos o no, hacer.

Solo os pido que estéis atentos, y veréis como la palabra que mas vais a oír estos próximos meses o incluso años, va a ser Perdón. El sistema ha lanzado este programa, para esquivar la que se le viene encima, nos van a exigir el perdón antes de que lleguemos a descubrir a fondo toda la verdad, antes de ser plenamente conscientes de todas sus obras, antes incluso de que podamos hacernos una idea del alcance que va a tomar todo.

Ellos conocen los plazos, saben cuales son sus limites, saben desde hace mucho, mucho tiempo, como y cuando van a tener que soltar las riendas, por eso, ya están en marcha las agendas para generar caos, para recolectar creyentes y súbditos al sistema, para programarnos para el perdón, y para regalarnos paradigmas de todas las formas y colores, para que nos quedemos perdidos y enganchados a esos estúpidos argumentos, sin fondo, ni forma.

Al final cada uno deberá decidir si quiere seguir siendo un vasallo o un ser libre y soberano, esa es la primera decisión que deberá tomar, si seguir el orden natural o continuar en este estado vicioso y corrupto. No va a ser un juego de estados, no habrá bandos, simplemente cada uno ejercerá su derecho desde su propia memoria, de ejercer libre y responsablemente Ser, y juzgar en consecuencia. Ese sera el verdadero juicio final, en el que una especie tome su libertad y juzgue libremente desde el odio o desde el amor, si escoge la segunda opción, se permitirá elegir entre arrepentimiento o condena a todos aquellos que generaron y vivieron para el odio. Si por contra nos permitimos el lujo de seguir guiados, el sistema nos tragara y nos defecara si miramiento, podemos ser carne de cañon o Ser verdaderamente lo que interiormente intuimos que somos, no podemos sentarnos en una esterilla poner la mente en blanco y esperar que todo cambie sin tener que mover un musculo. Se acabo el tiempo para la inmadurez y la ingenuidad, no se cambia  el orden de las coas si crear una acción desde nuestra propia parcela de realidad.
Tu decides, siempre eres tú el que eliges, llevas toda una vida siendo un conformista, tus mejillas están curtidas de tanto presentarla al sistema y dejar que te siga abofeteando candorosa y sibilinamente. Justicia, esta  debe ser la palabra que se instale en nuestra mente y una  vez tengamos justicia, sera el momento de apelar a nuestra clemencia y posterior perdón, dado de forma responsable y meditada a quien lo merezca.

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/10/la-agenda-del-perdon.html


“LA GRAN MANIPULACIÓN CÓSMICA” DE JUAN GARCÍA ATIENZA

60

La Gran Manipulación Cósmica de Juan García Atienza. El autor publicó en 1981, esta obra en la que nos muestra una hipótesis por la cual el mundo que conocemos y nuestras vidas forman parte de un oscuro plan de unas “entidades” que nos utilizan como un rebaño.

En sus casi 300 páginas, el autor desarrolla teorías que han barajado autores como Icke, Freixedo, Zecharias, Charroux o Granger entre otros, pero con la particularidad de que Atienza se antepone a muchas tesis actuales y añade importantes detalles adicionales que nos permiten ampliar la idea que la “Hermandad” mantiene un control social, político, económico, legislativo… sobre nosotros para utilizarnos como “una forma de alimento”.

En la solapa del libro, podemos leer: ¿Somos marionetas cósmicas? ¿Es la humanidad entera un rebaño conducido por entidades que controlan cada acto que realizamos y dirigen cada paso que intentamos dar?

Juan G. Atienza da un paso más en la línea de su pensamiento fundamentalmente heterodoxo. Ya no se trata únicamente de descubrir los lugares mágicos ni de la búsqueda insaciable de los ocultistas a lo largo de la historia, sino de escarbar con lucidez, en las razones que provocaron esa búsqueda y en las causas profundas del comportamiento humano, desde que la humanidad comenzó a serlo.

El hombre, que se cree libre, es en realidad una marioneta que se mueve siguiendo el deseo y el capricho de entidades “extrahumanas” que han pretendido fijar los limites de nuestra evolución. Para esas potencias, la humanidad ha sido solo algo útil y aprovechable, del mismo modo que al ser humano le son útiles los animales de una granja.

LEA TAMBIÉN: Documentos desclasificados FBI: La Tierra ha sido visitada por entidades extradimensionales

Es el único animal que obedece a aquello que desconoce radicalmente y el único que teme enfrentarse a lo desconocido. Parece como si, a todos los niveles vitales, el ser humano hubiera perdido definitivamente el sentido de su propia libertad, plegándose a todas las fuerzas que le arrastran irremisiblemente a la dependencia.

¿Puede el hombre aspirar realmente a su libertad? ¿Podrán permitírsela algún día esas fuerzas que le manipulan en su propio y exclusivo beneficio? ¿O tendrá que rebelarse definitiva­mente contra los dioses y hacer uso de su ineludible derecho a elegir libremente su destino?

Al final del Libro, Atienza, nos desvela lo que el denomina “la liberación” o el método de liberarse de estas entidades y ser libre y nos muestra ejemplos de ciertos individuos que consiguieron la ansiada meta.

Fuente: http://larevolucionpacifica.com/2015/10/03/la-gran-manipulacion-cosmica-de-juan-garcia-atienza/#more-2052


El Sistema Invertido.

Existe un orden natural, una forma de crear conforme a unos patrones que  se pueden comprobar de forma sencilla, cómo se origina y se destruye la creación, como estos patrones, se repiten y se repiten en el planeta, y más allá de sus fronteras. Esos patrones basados en geometría y matemáticas, forman parte de ese orden natural al que toda la creación está sujeta. Se puede especular sobre si esto es originario de una inteligencia o es una forma de simulación, este campo tan vanguardista está sembrado para que vayamos un poco más allá de lo que la lógica racional nos permite. Por el contrario el sistema en el que vivimos no es natural y su forma de expresión y supervivencia, nos merma y nos enferma, pero ¿qué es el sistema?

Socialmente se conoce al sistema, como el orden por el cual nuestra civilización se rige, este orden comprende un estado social, ideológico, económico, político y teológico, cinco puntas de una estrella en la que todas esos vértices nacen de un cetro un tanto difuso y difícil de identificar, pero qué ejerce a través de sus ramificaciones un férreo control sobre los individuos. Este sistema no solo nos controla físicamente, psicológica y moralmente, para su supervivencia requiere ejercer un control desde otras capas de la realidad las cuales escapan a nuestros sentidos. Todo lo que vive en este sistema, pertenece al sistema. El sistema no solo son los bancos, los políticos o los estamentos religiosos, también pertenecen a él, esos entes o inteligencias que no está reconocida su existencia ni siquiera por el propio sistema, esa es su mejor baza, ya que guardan unos intereses y unas motivaciones alejadas de lo que el sistema puede ofrecer a cualquier mortal. De cara a la galería, si no existe no puede ser desmontado y expuesto por eso su intención esta siempre oculta a nuestra restringida y programada mente.

Cuando abrimos nuestras miras e intentamos englobar todo aquello que desde distintos puntos fluctúa para centrar todas sus opciones en nosotros, opciones en las que ya no hay metas de dinero y poder, sino que son más sibilinas y siseantes. Tenemos que vernos obligados sin más remedio, a formar unas señas que nos permitan identificar sus patrones aunque solo sea por supervivencia. El sistema en el que buceamos tiene una formula viciosa, un patrón que repite constantemente y que nos permite estar alerta e identificar si es algo que proviene de sus intestinos o si por el contrario es algo natural de acuerdo al orden creado en origen.

Los creadores de nuestro sistema, nuestro modo de vida, nuestra forma de ver, pensar, razonar y comunicar, perdieron la capacidad creativa, por tanto al tratar de crear un sistema al margen del sistema, lo único que lograron a través de ese importante conocimiento universal que atesoran, fue fabricar una burda copia. Un creador puede formar desde cero, ellos partieron de una forma ya creada y trataron de formar una nueva forma de existencia al margen de las leyes naturales, pero solo lograron arrancar un proceso de inversión, creando patrones invertidos con los que finalmente formaron un patrón más propio de un virus, que de un ser creativo. Este patrón inverso en realidad formo una respuesta universal más propia de un lupus, células atacando al organismo que las crea y las dio vida, en este caso nuestro papel dentro de esta situación seria como la de simples células reaccionando a una situación autoinmune, ese clásico sentido de llamada ante una acumulación de organismos víricos infectando y atacando al cuerpo que las sostiene. Plaquetas y glóbulos blancos tratando de defender su sistema, llegando en primer orden a la causa del origen de la enfermedad. Nosotros legamos aquí de este modo y quedamos aquí atrapados, tratando de sanar una situación, que una vez dentro, ni entendemos, ni recordamos.

Si tratamos de formar un patrón identificatorio, nos daremos cuenta que el sistema trata de imitar la creación, pero su patrón de imitación, está orientado de forma inversa, alejándose del orden, y entrando en el caos, pasando de lo natural a lo antinatural y de lo con-verso a lo in-verso. Todo es invertido en este sistema, y poco a poco vemos como todo lo natural es transformado y girado de forma siniestra invirtiendo su orden para generar un alejamiento de la naturaleza, de nuestro origen, de nuestra esencia. El sistema lucha contra natura invirtiendo la creación como si de un calcetín se tratara, tratando de alejar toda forma de vida conectada al universo, para pervertirlo, dominarlo y sacar todo tipo de sentimientos, para sustituirlos por odio y miedo.

El orden del caos es uno de los principios
en los que se fundamenta la élite del sistema.

Hoy, mires donde mires, todo ha sido invertido, los símbolos, los modos y las formas, el pensamiento y el desarrollo de las ideas, todas invertidas. Las relaciones humanas, los géneros, el sexo, todo invertido. Las creencias, la fe y la religión también fueron invertidos, alejándonos de lo que en realidad significaron una vez. La política también es invertida, beneficiando a unos pocos en lugar de a todos. En la economía curiosamente invertir supone generar riqueza, cuando la verdadera riqueza esta en donar, ya que es el don el que nos hace naturalmente ricos, pero al invertir este proceso, nos enseñan que la avaricia y el egoísmo, o sea la inversión del orden natural, es la forma adecuada de gestionar la riqueza. En un planeta plenamente abundante, vivimos en la escasez, eso lo invirtieron y olvidamos que es la abundancia, ni siquiera podemos imaginarla. Nuestra salud y el modo de alimentarnos también fue invertido, convirtiendo lo artificial, lo químico y lo procesado en lo común al progreso, alejado de lo natural, alejado de lo adecuado y lo equilibrado, lo sano y lo respetable con nuestro entorno y nuestro cuerpo.

Los roles sociales también fueron invertidos, y adoptamos como lógico y normal, abandonar a nuestra descendencia, y vivir por y para el sistema, creemos que ser esclavos es lo mejor para nosotros, y solo perseguimos como meta una jaula más grande, con amplias zonas comunes y zonas ajardinadas, en lugar de romper esos barrotes y combatir nuestra propia esclavitud. Todo girado, todo invertido, virando en la dirección contraria a lo humano, despegándonos del sentimiento y la empatía, abrazando el pragmatismo, la lógica cuadriculada y la frialdad psicopática. Acomodados en la amnesia anestésica, avanzamos en dirección contraria con toda nuestra energía, volamos hacia el abismo más negro y oscuro, persiguiendo un resplandor que nos hará besar el suelo y rebotar en la estupidez.

El sistema, ese archienemigo que nos persigue, nos vigila y nos maltrata, ese gran hermano oculto en las sombras que intriga y conspira para aplastar cualquier síntoma de secesión. Ese cruel enemigo al que todos reconocemos y que impotentemente soportamos, es en muchas ocasiones nuestro mejor amigo y aliado, ya que como buen camaleón, se vestirá con las ropas que precise, para evitar que encuentres la verdad, o al menos parte de ella. Es por eso que te proporciona ese dulce Soma que aletarga tus sentidos y permite que continúes rebelde, pero dócil al mismo tiempo.

El sistema te conoce mejor que tú y sabe lo que necesitas incluso cuando ni siquiera tú lo sabes, sabe cómo proporcionártelo, sabe cómo mitigar tu inquietud, sabe cómo mojar tus labios resecos, y calmar tu ansia y tu sed, sabe y tú solo crees que sabes. Ese es el génesis de todo, creer ayuda a tu control, mientras crees, el sistema te mantiene creyente y te proporcionara creencias, sean estas cuales sean, todo es cuestión de gustos. Seas religioso, seas despierto, feroz investigador, adoctrinado, pragmático, escéptico, libre pensante, anarquista, ideólogo, filósofo o científico, al final, eres creyente y te dará tu dosis, cual salario. Tu hambre de conocimiento jamás es saciada, porque ese hambre es ilusoria, jamás tuviste hambre, jamás buscaste conocimiento, solo mutabas, eras un gusano adoctrinado, ahora que crees saber, no eres más que una perpetua crisálida, nada cambia, solo transformas tus creencias, mutas y el sistema se adapta a tu mutación proporcionándote eso que tu nuevo perfil mental necesita, el velo no se levanta solo cambia su textura, su color, su trama.

Llega un momento en que empiezas a desconfiar, y te abrazas a la duda, la aprietas tanto que eres incapaz de hacer nada sin ella, eres como el niño que no puede dormir sin su osito, la duda se convierte en ese comodín que te sirve para protegerte de todo, esa sabana que te protege de los monstruos, de la mentira y de la verdad, porque ambas son rechazadas, la duda como estandarte te hace tropezar igual, y ayuda al sistema a mantenerte inerte, quieto, creyente, la duda es un principio, pero en algún momento debes dar ese segundo paso comprometido. Con un poco de ejercicio de observación, acabas por ver y darte cuenta, que el sistema te sigue dando opciones, dudes o no de él, te sigue proporcionando múltiples posibilidades de hallar el error, te ofrece pruebas irrefutables que señalan aquello que crees es lo correcto, te empuja a ese abismo en el que todas las posibilidades posibles son puertas que no van a ninguna parte, errores cíclicos, esfuerzos inútiles, el sistema te convierte en el perrillo que se persigue el rabo, girando y girando sin llegar a concretar, ni descubrir nada que ponga en riesgo al propio sistema.

Por lo tanto con este sencillo razonamiento puedes llegar a conclusiones concretas y certeras, al menos sabrás que creencia es incorrecta, inútil e inservible, no necesitaras resonar con nada porque la mentira cantara por soleares.

Quédate con esto:

Si el sistema me ofrece algo es porque beneficia al sistema. Si el sistema persigue, oculta o ridiculiza algo, es porque me beneficia y me libera a mí”

Parece sencillo y básico, parece incluso de parvulario este planteamiento, pero muy pocos lo aplican o ni siquiera ponen un mínimo filtro ante lo que reciben de él. La mayoría defiende al sistema con uñas y dientes, creyendo que poseen la verdad, pero solo poseen una ponzoñosa versión de esa tramposa verdad, si se mirasen verían como de sus bocas llenas de argumentos cuelga el sedal. Para el sistema, atraparnos es como pescar en un cubo, sabe que tarde o temprano picaras y mostraras orgulloso el anzuelo de tu boca. Es curioso como alguien que vive en el infierno pide más leña, justo cuanto más se queja de las llamas que lo consumen. Aun no acabo de entender como aquellos que rechazan la mentira y la estafa, vuelven a picar ingenuamente a la primera que le ofrecen algo parecido a lo que acababan de rechazar.

Los síntomas de vivir invertidos, es que nos incapacita para identificar al sistema, perdemos la perspectiva de lo correcto, naufragamos en una polaridad que está pensada para relativizar y no ver más que matices en lo absoluto, el blanco y el negro son cada vez más grises, más relativos, argumentos y razones no nos faltan, para no llamar a las cosas por su nombre, siempre preferiremos la preciosidad y la fatuidad dorada de la mentira, a la rasposa e incómoda verdad. Vives cabeza abajo, piensas que el mal porta cruces y pentagramas invertidos, pero en realidad no es tan sencillo, es mucho más complejo que ese cliché simplón, todo está invertido incluso tu y yo, por eso nos cuesta tanto encontrar el orden dentro de este caos.

“El sistema no solo es el Satán, también son las dulces natas, las cuales saboreamos sin percibir lo venenoso en su sabor, robas ese elixir de los labios del otro, cuando no son sus labios sino suorto.”

Esta inversión, habla por sí sola, In-Veritas-Sion, contraída de tal forma que cuando tomas el fruto de tu esfuerzo y haces tú inversión, estas donando a la causa equivocada ese fruto de tu trabajo, de tu sudor y sacrificio. Sin querer estas realizando un ritual a su dios, a su causa, un sacrificio de sangre, pura energía. Piensa detenidamente, medítalo tranquilo, para, e identifica los patrones, todo esta sujeto a un modo, a un ritual, esa forma inequívoca de hacer las cosas y perpetuarlo durante generaciones. Romper esos rituales, es el modo de sanar este sistema, que nunca fue de ellos, sino nuestro.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/10/el-sistema-invertido.html


Lo que oculta el anuncio de "Agua en Marte"

LO QUE OCULTA EL ANUNCIO DE “AGUA EN MARTE”

Es la noticia del día. Extrañamente, un tema “científico” está ocupando la primera plana en los periódicos y los horarios de “prime time” noticiosos. El descubrimiento –anunciado oficialmente por la NASA- de agua en estado líquido sobre la superficie marciana parece haber abierto las puertas de un reverdecido entusiasmo global por la exploración del planeta rojo y su eventual, futura colonización. Así, de pronto nos enteramos que es un argentino el ganador de un concurso generado desde la agencia espacial norteamericana para diseñar los módulos habitacionales que ocupará esa futura colonia, y ya son más de ochenta mil los terráqueos dispuestos a ser los pioneros de ese ¿nuevo mundo?.

La algarabía por el descubrimiento (que no, no se trata que las cámaras de la sonda MRO hayan captado un prístino mar oceánico y ni siquiera una turbia laguna; sino estrías que cambian de coloración en algunos cráteres del hemisferio sur atribuibles a “agua que aflora en períodos estivales”) ha llevado incluso a que comenzara a especularse seriamente respecto de la fecha de la primera misión tripulada a nuestro vecino planetario: programada originalmente para el año 2030, ya se habla firmemente de adelantarla al 2025 y, quizás, al 2022. Y, hasta aquí, no estamos diciendo nada que el lector avisado no haya leído ya en portales de Internet o en el diario matutino con el que acompaña su café.

De modo que en lo que quiero detenerme es en lo que parece estar escapándosele a unos cuantos. Y es que la noticia del descubrimiento del líquido elemento en Marte no es la noticia. La noticia es que sea noticia la noticia. Y preguntarnos si esto es casual.

Todos sabemos –pero, por la misma razón que explicaré, parecemos olvidar prontamente- que nada hay más frágil, más lábil, más fugaz que la memoria popular. Si así no fuera, no podrían (tanto desde el ámbito científico como social, político, etc.) volver a presentarnos cada tanto las mismas “novedades” como si fuera la primera vez que se anuncia. ¿Quieren un inevitable ejemplo bien “argento”?: el pretendido “primer satélite argentino”, el ARSAT 1, lanzado con bombos y platillos en 2014: como los periodistas –primeros que nadie en tener el deber de informarse correctamente deberían haber hecho antes de, simplemente, repetir lo que leen por ahí- deberían haber sabido, el primer satélite argentino fue el Lusat I, en tiempos tan tempranos como 1990, un proyecto de radioaficionados. Después de 20 años en órbita, con la batería ya agotada, continuó funcionando.

En 1996 siguieron los satélites profesionales, en agosto el MU-SAT, conocido también como «Víctor I» y en noviembre la comisión estatal CONAE inició, con el SAC B (Satélites de Aplicaciones Científicas), su serie de satélites científicos como parte de un Plan Espacial Nacional, Argentina en el Espacio, implementado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE). También existe un satélite, el Pehuensat-1, diseñado y elaborado por la Universidad Nacional del Comahue y lanzado en enero de 2007, desde la India.

Esto –que tal vez sirva de lección, cuando menos, a los colegas que lean este artículo- sirve para ratificar el concepto arriba expresado. Algo es noticia hoy; en unos meses es apenas un vago recuerdo. Y en unos pocos años, podemos “relanzarla” nuevamente con la casi certeza que todos creerán que es una novedad.

Y con Marte pasa exactamente eso. Ya se había anunciado el descubrimiento de agua, al menos,siete veces. En 1971, la sonda Mariner 9 fotografió evidencia de la misma en cauces secos de ríos y restos de deltas. Las Viking, de 1976, detectaron agua congelada en el polo norte marciano. En 2002 la NASA anunció que la Mars Odissey había encontrado agua en forma de hielo en el subsuelo marciano, en volumen como “para llenar dos veces el lago Michigan, y eso es posiblemente sólo la punta del iceberg”. Lo mismo hizo el Opportunity en 2004.

El New York Times publica en 2006 que la Mars Global Surveyor había encontrado más evidencias de agua subterránea, bajo el título de “Pruebas sólidas de existencia de vida fuera de la Tierra”. En 2008, el mismo periódico anuncia que la sonda Phoenix ratificaba las pruebas del 2006. Y en 2013 la“Curiosity” demostraba cómo ciertos compuestos químicos reaccionaban en esa superficie como ante la presencia de agua. Siete veces. Pero ayer la NASA anuncia su “descubrimiento” y todos repiten como pericos.

¿Qué oculta esta maniobra?

Si descubrimientos “oficiales” de esta magnitud se olvidan con tanta facilidad, qué no pasará con descubrimientos “extraoficiales”, esto es, hallazgos sobre la superficie marciana (o en sus cercanbías) que se filtran al rígido control de la NASA. Hagamos un recuento:

– La “cara marciana” fotografiada por las Viking: gigantesco rostro vuelto hacia el cielo en la planicie de Cydonia.

– Las “ruinas mayas” (por su aspecto) fotografiadas por las sondas rusas Phobos 1 y 2.

– La “sombra” con aspecto de habano que se proyectaba sobre la regiòn de Arsia Mons, proveniente al aparecer de algún gigantesco objeto volador, en 1990.

Las extrañas luces sobre el asteroide “Ceres”, cercano a Marte.

– El “haz luminoso” ciertos atardeceres el ya mencionado Curiosity ha fotografiado, elevándose al cielo

Y sin duda podríamos enlistar muchos más.

Aquí es donde comienza a aparecer otro “fenómeno social” interesante: los “trolls”. El término, en el mundo cibernáutico, se aplica a individuos que por simple aburrimiento o intereses creados se dedican a crear perfiles y cuentas falsas en redes sociales e internet para “embarrar la cancha”., atacando con insultos o, más sutilmente, divulgando “fakes” o “mercadería podrida”.

Algunos se han tomado el tiempo de revisar los archivos de fotos que la NASA pone disponible al público (centenares de miles; hay que tener tiempo libre, realmente…) para revisarlas una por una y ver cuál, acentuando sus contornos, aumentando su tamaño o pixelándola puede difundirse en la Web para descalificar a quienes buscan evidencia de vida inteligente marciana: así aparece imágenes que serían jocosas de no esconder aviesos intereses un ataúd, un casco militar nazi, un celular…

Así que para cuando un investigador, en búsqueda paciente, pone en exposición alguna foto que merecería un estudio más profundo, los “trolls” comienzan a subir fotos ridículas –supuestamente de la misma fuente- con lo que el enigmas planteado por el primero cae en el descrédito público.

Pero regresemos al tan cacareado “descubrimiento”. Si no es la primera vez que fehacientemente se descubre agua en Marte, ¿porqué la NASA –o las fuerzas políticas, militares, sociales de las que es tributaria- montan todo este “show”?.

Primera posibilidad: se nos está preparando para un anuncio aún más trascendente. Que en Marte hay, o ha habido, vida avanzada. Y que quizás hay –o ha habido- una verdadera civilización. Ya desaparecida. O no. De acuerdo a esta teoría, anunciarlo de manera imprevista sería traumática en términos culturales y sociales, por lo que hay que ir realizando un “condicionamiento” durante años de manera que el ideario colectivo digiera de mejor manera semejante noticia.

Pero hay una segunda posibilidad, si se quiere, más inquietante: que dentro de pocas semanas aparezcan los científicos de la NASA desmintiendo esta información, informando que se ha confundido un fenómeno natural con otro cualquiera. ¿Y esto, para qué?.

Para provocar lo que en Psicología Conductista se llama un “refuerzo de Skinner” inverso: un aviso, la negación del aviso, otro aviso, la nueva negación del mismo, crea en la mentalidad –individual y colectiva- un hastío, indiferencia y hasta escepticismo defensivo.

Así,. Si ocurriera “algo” imprevisto –actividad inteligente no humana sobre la superficie marciana, por caso- y se filtrara por ámbitos no oficiales resultaría muy sencillo “debunkearla” acudiendo al recuerdo residual de las pasadas “negaciones”.

Ahora bien, el lector puede preguntarse: “Pero…¿porqué tanto esfuerzo en ocultar, entonces, la realidad de la vida inteligente extraterrestre?”. En lo personal no puedo menos que sonreír con cierta ternura cuando gente pretendidamente inteligente me miran con cierto grado de azoramiento al plantear cómo ciertas agencias gubernamentales o para gubernamentales están tan interesadas en ocultar la realidad extraterrestre. Porque, desde su percepción de la realidad, el saber a ciencia cierta que no estamos solos en el universo –y que, más aún, posiblemente nos visitan o han visitado- es algo que pasa “allá afuera y lejos” y en nada puede afectar la mundana y cotidiana vida nuestra sobre la Tierra.

¿Qué no?.

Déjenme citar algunas situaciones:

– La certeza de la presencia extraterrestre visitando nuestro planeta desnudaría la ineficiencia e inutilidad de nuestros aparatos militares, de defensa espacial y aérea, en la misión de controlar una hipotética incursión belicosa de otra raza. Estoy seguro que eso no ocurrirá (de haberlo deseado, ya lo habrían hecho): pero vayan a convencer a millones de personas que, descubierta así nuestra indefensión como especie, liberarían los aspectos más brutales, perversos o psicóticos de sus propios miedos.

– Al mismo tiempo, las enormes cantidades de energía necesarias para las visitas cósmicas implican tecnologías que –si llegaran a estar a disposición de la especie humana- implicarían el quiebre inmediato de las multinacionales del petróleo y otras formas de energías no renovables. Las verdaderas “dueñas del mundo”, después de todo.

– Pero tras la caída de tantas empresas poderosas, habría una avalancha de desastres políticos y financieros: multimillonarios jeques que sin poder económico deberían acudir a alimentar los tribalismos más exacerbados para no perder posición, millones de medianas y pequeñas empresas que dependen directa o indirectamente de esas grandes multinacionales (imaginen sólo el caos y el tiempo que llevaría convertir a todos los vehículos –o ser reemplazados- en el mundo para aprovechar estas nuevas energías) y significaría, instantáneamente, decenas de millones de desocupados que ningún sistema de inclusión o seguro social podría corresponder.

– Finalmente, las grandes religiones, basadas en un antropocentrismo que considera al Hombre pináculo de la creación, hijo dilecto de la misma y centro del Universo pondrían en entredicho sus aseveraciones milenarias sobre las cuales, se supone, construyeron sus fortalezas. ¿Cómo explicar, por ejemplo, a un Mesías que se supone nació una única vez como mortal?. ¿Los pueblos de otros planetas no habrían conocido la “salvación”? (con lo cual nos pondríamos en situación similar a la del clero de la Conquista americana dispuestos a llevar la salvación a los aborígenes…. Y ya sabemos lo que significó). ¿O ese Mesías ya habría encarnado en infinitos planetas, y entonces el Dogma no es tal?.

Incidentalmente, quiero señalar que hay otro campo de noticias mundiales que es tratado con el mismo “refuerzo de Skinner inverso” que la “vida en Marte”: el fenómeno OVNI. Efectivamente, periódica, cíclicamente, las agencias de noticias difunden los mismos “comunicados oficiales” donde se anuncia la creación de “comisiones de investigación de ovnis”. Periódica, cíclicamente también, se anuncia que las “conclusiones” de esas investigaciones ponen de manifiesto, o bien que “los ovnis no existen” o que “no entrañan riesgo alguno para nuestros pueblos”. Siempre, todas y cada vez, anunciado como “la primera vez”…

Sea cuales fueren las respuestas correctas, no puedo dejar de detenerme en la fascinación que Marte arroja sobre el espíritu humano. Desde siempre se mira su rojo fulgor en el cielo nocturno con una mezcla de aprensión y melancolía. Antes, mucho antes, siglos antes de “La Guerra de los Mundos”, de Wells, se suponía a Marte habitado por civilizaciones avanzadas. Ni Venus, pese a su papel protagónico en tantas cosmogonías, incitó para las mentes calenturientas mucho más que el eco de un nebuloso Parque Jurásico extraterrestre.

Ya, en el 400 A.C, Petrodoro de Quíos suponía en él la existencia de un pueblo de filósofos. Claro, el filósofo era a esos tiempos lo que el experto en informática a los de hoy: el paradigma de la actualización científica. Y me pregunto si esas especulaciones y esa fascinación no responderá a cierta memoria genética, ancestral, en la que recordamos que ya fuimos visitados de allí. O, quién sabe, si no es nuestra cuna original.

https://institutoplanificador.wordpress.com/2015/09/29/lo-que-oculta-el-anuncio-de-agua-en-marte/

Fuente: http://despiertaalfuturo.blogspot.com.ar/2015/10/lo-que-oculta-el-anuncio-de-agua-en.html


¿Donde esta la Luz?

La luz es un símbolo que ha definido una de la polaridades dentro de nuestra dualidad. La luz unida a un ser consciente nos ha hecho que lo identifiquemos automáticamente con ese lado positivo o del bien, en el cual creemos que todos los seres que emiten esa luz automáticamente pertenecen a esa polaridad. Por el contrario la ausencia de luz u oscuridad se ha definido por sistema a el polo negativo o al mal. Por esta regla basada en la apariencia, nosotros mismo que no emitimos luz, podríamos ser considerados como seres oscuros o negativos, pero sin embargo nadie (salvo ridículas excepciones) se identificaría jamás, como un ser oscuro o puramente negativo.

Si tomamos esta lógica, el lado del bien o de la Luz, tampoco puede ser juzgado con este rasero tan simple, porque hay muchas formas de simular esa luz y aparentar lo que no se es. Se que muchos repudian términos como Falsa Luz, porque no se ajusta a sus creencias metafísicas, y creen infantilmente que la luz va ligada a la sabiduría, a una consciencia elevada y a una intención respetuosa o de bien. Evidentemente no es así, y como siempre sucede, creer en algo te impide comprender y tener la referencia y la perspectiva adecuada.

Si no sujetamos a las leyes físicas, es sencillo entender como un ser puede ser de Luz real y no tener una intención positiva ¿Como? Sencillo, nuestra estructura mental, nuestra programación y nuestras creencias, nos impiden ver el bosque y solo vemos arboles. Las leyes naturales y el principio de frecuencia y vibración, nos da la respuesta de forma básica y elemental. Los rangos de frecuencias distintos a los que un ser humano corriente suele portar o tener, definen el punto cero o neutro, en el que no hay luz física, ni oscuridad. Por lo tanto los seres de oscuridad, partirán de una frecuencia inferior a la nuestra, por lo tanto, nosotros estaríamos en un rango superior al suyo y los veríamos oscuros, pero ese ser oscuro, jamás se vería así mismo como un ser de oscuridad, simplemente seria un nivel de percepción distinto y no podría llegar a entender porque nosotros lo definimos como oscura, si el así mismo no se percibe de igual forma.

De igual manera pasa con la Luz, todo lo que este por encima de nuestro rango normal de frecuencia, será Luz, pero a pesar de que a nosotros nos parezca un ser luminoso, esa Luz simplemente nos esta causando engaño, ya que ese ser de “Luz” no se ve a si mismo como un ser luminoso y su percepción de ello, le llega por culpa nuestra, al rendirnos ante su luz, cuando en realidad solo esta mínimamente por encima de nuestro rango. Nuestra mentalidad sujeta a patrones jerárquicos automáticamente lo asimila como alguien superior, pero en realidad sus intenciones siguen siendo igual de egoístas que las de cualquiera. Evidentemente todas las frecuencias, que estén por encima de su escala, él los vera como seres de Luz, y así sucesivamente.

Que estén en escalas de frecuencias superiores o inferiores no quiere decir que sean seres superiores o seres inferiores, esto sucede por nuestra programación, y nuestra estructura mental, también son defectos de lenguaje, ya que hablar de superiores o inferiores nos hacen caer en ese programa de “arriba o abajo / bueno o malo”. Una forma sencilla de entenderlo seria usar la escala musical, donde las siete notas musicales partirían de una situación neutra, una escala básica de frecuencia desde la cual, se subirían o bajarían octavas o subtonos, La nota seria la misma ni superior ni inferior, solo que al subir su frecuencia se vuelve mas aguda y al bajarla se vuelve mas grave. Misma nota distinta frecuencia distinto resultado, pero mismo tono.

Por lo tanto es defecto de percepción el que al estar ante un ser con una frecuencia mínimamente superior (ojo, su frecuencia no su intención) lo percibamos con luz, por eso caemos en ciertos engaños y automáticamente los colocamos en roles positivos, si siquiera conocer sus verdaderas intenciones. Por eso en movimientos como la nueva era o distintas disciplinas espirituales o metafísicas, han caído repetidamente en este error y se han dejado guiar por seres de luz, con intenciones muy egoístas y negativas, seres que han tomado la voluntad de unos adeptos y los han manipulado como arcilla húmeda.

Seres negativos toman tú energía para subir su frecuencia.


Lo que conocemos como Falsa Luz, no es otra cosa que un principio de transferencia. Un ser que no tiene luz o que tiene una frecuencia inferior, puede subir su frecuencia artificialmente y parecer un ser de luz, cuando en realidad es un ser de frecuencia muy baja, muy oscura. ¿Como lo hacen? Sencillo, te roban tu energía y logran elevar su frecuencia y emitir esa luz, pero cómo esa frecuencia no ha sido elevada de forma natural, a partir de una toma de conciencia, o a través de una expansión consciente, sino que ha creado lazos con seres vivo que le reportan una constante transferencia de energía, elevándole su frecuencia lo suficiente como para aparentar ser luminoso. Esto es la Falsa Luz, falsa porque no ha logrado su luz a través de la concienciación, la comprensión o la expansión de su conciencia, sino a través de vulnerar el libre albedrío de seres vivos a través del engaño, transfiriéndole su energía voluntariamente, ayudándole a mostrarse como lo que no son, básicamente gracias a nuestra propia Luz, ciertamente es ingenioso el engaño, esa luz que muestra es la Luz que te roba en tus narices. Es como darle limosna a un ladrón.

No debemos pensar que únicamente nos quitan la energía para alimentarse, aunque así sea, no tienen tanta necesidad de alimento como nosotros, pero si necesitan mucha energía, cuanto mas nos roban, mas energía logran concentrar y mas suben su frecuencia, pudiendo así crear mas lazos con mas seres vivos y aumentar su poder. Como podrás imaginar entre ellos si existe una jerarquía, cuanto mas incautos engañen, mas energía acumulan, mas alta es su frecuencia y por supuesto mas Luz emiten, con lo cual podrán engañar a mas y mas. Pero no creáis que al elevar sus frecuencias artificialmente pueden llegar a ciertos planos donde la conciencia si es elevada, su limite físico, lo impone su conciencia, egoísta, mezquina y predadora.

Es una forma artificiosa de intentar lograr una ascensión, esta es la estúpida ascensión que persiguen muchos, en la que es necesario mostrar una faz, positivista y de aparente amor, forzados a negar lo negativo y creyéndose dioses o adoptando roles mesiánicos o angelicales, para empezar a crear lazos (contratos) con seres vivos a los cuales quedar ligados energéticamente e incluso implantados etericamente, para comenzar a robarles energías y elevar su posición jerárquica, dentro de esta progenie oscura.

Por supuesto todo esto tiene un limite, aunque consigan crear lazos con millones de humanos a través de cultos o religiones, existe un tope de frecuencia, que esta marcado por leyes físicas en los que ese ser no podrá cambiar su densidad a pasar de estar absorbiendo gran cantidad de energía, por que el estado de su conciencia debe ir paralelo a su estado físico, por lo tanto por mucha luz que emita, por mucha energía que robe, su conciencia no estará acorde y no variara de densidad, por lo tanto su ascensión es ilusoria, solo asciende dentro de una jerarquía muy limitada y cerrada, una jerarquía que no existe en un entorno natural.

Ni que decir que estos seres de luz necesitan estar constantemente atando contratos con seres vivos, ya que les va su posición en ello. Por eso están constantemente filtrando credos y terapias energéticas, tomad en cuenta que todo lo que nos ofrecen son manzanas envenenadas, formas de que quedemos atados a ellos, es mas algunos trataran de crear lazos tan férreos que trataran de impedir que tu, les des tu energía a otros, con lo cual ya no serás dueño de tu voluntad, esto pasa mucho con los guías, los guías ejercen un control tan férreo, creando una dependencia tal, que lograran que esa persona, no pueda ir a mear sin consultarle antes a su guía.

Existen distintos tipos de lazos a los que atarse a estos seres de aparente luz, unos crean muchos lazos con millones de personas a través de credos como las religiones, pero son lazos mas débiles, que otros que los crean con guías o seres ascendidos que contraen una relación mas cercana y mas absorbente, mas difícil de diluir, sin una toma de conciencia de por medio. Puedes abandonar un credo y romper ese lazo que te ata a ciertos seres o deidades, como santos, vírgenes o dioses como Jehova, por ejemplo (pon el que quieras da igual). En realidad esos roles son tomados para amoldarlos a nuestras creencias, es muy difícil saber si son quien dicen que son, no se puede confiar en ninguno de ello, son todos mentirosos compulsivos y si pensabas que un santo o una virgen te protegía, en realidad hacia todo lo contrario.

La clásicas peticiones, las promesas, las intercesiones y todas estos ritos clásicos de petición de ayuda, no son mas que lazos que atamos y contratamos con estos entes, no solo nos enlazamos con un ente en concreto, podemos tener múltiples exprimiendonos a la vez, cuanto mas creyente y fervoroso seas en cualquier credo, mas atrapado y parasitado estarás.

La moraleja es la misma de siempre, no creer a nadie, ni poner a nadie fuera de nosotros en ningún pedestal. Desde nuestra estructura social y mental actual no podemos saber si son lo que dicen que son así que es mejor omitir. Muchos aun tienen en figuras como Jesús o Buda, a unas muletas en las que creer, o en las que confiar “algo seguro” para mi no son una opción a tener en cuenta. Son roles que están muy contaminados y es mas prudente omitirlos que abrazarlos, pero tengo en cuenta que en según que ambientes o lugares, esto es casi imposible. Solo tener en cuenta que es muy sencillo crear un lazo (acuerdo, contrato, implante) que no necesitamos estar conscientes de ello, que nuestro libre albedrío esta constantemente violado, que un pensamiento o un momento de bajón moral les basta para agarrase a nosotros y que esas figuras que pensabas que estaban ahí para auxiliarte, en realidad hacen todo lo contrario.

¿Es qué no hay buenos?

Debemos tener claro que si los hay, pero mas clara debemos tener como es su forma de actuar. Hay que tener presente siempre que ellos no intervienen por acción directa, eso quiere decir que jamás interactúan con nosotros, ni nos dan información, ni nos guían, ni interceden, por lo tanto siempre que hay uno de estos procesos en los que un humano interactúa con un ser de luz o un ente en teoría positivo, hemos tener claro que no son lo que dicen que son. Muchos podréis argumentar que ante un ataque habéis invocado o llamado a un ser superior, ya sea un ángel, Jesús, Jehova, Dios… el que sea, y ese ataque ceso, la intervención paro o el ente huyo, efectivamente esto ocurre, pero no te engañes, no fue quien crees que fue e intervino en tú ayuda. Recapitulemos, ningún Ser positivo y de Luz real, no intervendrá JAMAS, por lo tanto no era quien tu crees que era.

¿entonces qué sucedió, quien fue? Cuando sufrimos un ataque por parte de algún ente, casi siempre son entes menores, con poco peso jerárquico. Tenemos que tener presente que ellos se rigen por un sistema muy jerarquizado por lo tanto si invocamos o pedimos ayuda a un ente de rango superior, el ente que estaba atacándonos huiría ante una presencia de rango superior. Tanto entes oscuros como de luz (falsa luz) tienen un rango de frecuencia, este rango de frecuencia será el que dicte su rango en la jerarquía, todos pertenecen al mismo bando, jugando distintos papeles, tanto oscuros, como luminosos, son seres egoístas que solo operan bajo su propio interés. Tenemos que tener presente que todos los nombres que conocemos pertenecen a entes negativos sean o no de luz, si pedimos ayuda a Dios, Jesús, o cualquier otro de forma externa (a través de pensamiento, mediante rezo, petición…) el ente que intercederá será aquel que se hace pasar por el. Si venimos de una educación religiosa ya tendremos lazos creados con entes denominados como todas esas figuras icónicas que conoces, por lo tanto, son entes que tienen lazos con millones de personas, su rango es muy alto y al ser llamados estos acudirán, su rango de frecuencia, hará que el ente jerárquicamente inferior ceda y opte por recular o huir, ante un ente con millones de lazos y una frecuencia superior, pero esto no quiere decir que sea quién nosotros creemos, en realidad ese ente de frecuencia superior no acude en tu ayuda, sino que esta obligado a acudir por el lazo que te une a él.

¿Esto les hace buenos? Evidentemente no, ellos solo defienden su terreno, eres su “propiedad”, se están beneficiando de la energía que te roban, por lo tanto es como el león que impide que las hienas se coman su presa, eso es todo. Su jerarquía es similar a la militar, un sargento tiene menor rango que un capitán, un coronel o un general, según subes en la escala, encontraras menor numero de entes, por eso los qué están arriba del todo, se hacen llamar "dioses" (eso se creen ellos) esos dioses existen, son entes con una capacidad de rango inferior a cualquier humano, pero ellos roban tanta energía de tantos millones de personas a través de un gran numero de religiones, cultos y creencias, que se acomodan en ese estatus ante sus iguales, con rangos inferiores (llámalos demonios o como quieras). Cuanta mas energía roban, mas rango tienen, mas poder jerárquico y mas “luz” proyectan, pero no es su luz, sino la tuya, tenlo presente siempre, esa luz que proyectan es TU luz, no la suya, es importante que quede esto claro, si es falsa luz es por que no se la han ganado, con trabajo como cualquiera de nosotros, sino que la han robado.

Como reflexión final decir que no estamos solos, que si hay seres de Luz real con buenas intenciones y con conciencia de lo que sucede, pero también tenemos que tener en cuenta, que no intervienen y que si respetan el libre albedrío de todos los seres, por lo tanto eres tu el que tiene que volverse consciente de lo que hay y combatirlo, ese es el camino, no hay salvadores, tu eres tu propio salvador, tu eres el maestro al que seguir y tu eres el ser de Luz que ha de guiar tus propios pasos. Es jodido, pero es la verdad, se acabo el buscar bajo las faldas de un “Ser superior” para que él nos saque las castañas del fuego, hay que empezar a responsabilizarse, mientras estemos persiguiendo una figura mesiánica, nos la estarán colando una y otra vez, una vez tomes tú responsabilidad adquirirás la madurez espiritual necesaria para no necesitar de nadie, esto no es Solipsismo, no confundamos un charco con un océano, perteneces a una gran conciencia, un universo de seres conectados entre si, a una inteligencia fractal superior. Ninguno somos Dios, pero todos formamos parte de "él, ella, ello", somos un todo y ese todo estará incompleto mientras nos neguemos a formar parte de él como esta sucediendo hasta ahora, prestando atención a falsos predicadores, listos que todo lo saben, panaceas teosóficas, filosóficas, lingüísticas o energéticas, chorradas que solo marean la perdiz y prorrogan el momento en el que cada uno debe empezar a ocupar su sitio para que ese todo sea realmente todo.

¿Donde esta la Luz?

La Luz esta en nosotros, somos los que iluminamos este universo, como antes iluminamos y creamos el resto de ellos. Somos pequeñas chispas de un inmenso foco, materia fotonica, luz y sonido, unidos emocionalmente, tejidos inteligentemente, formando ese todo ideal. Son los descreídos, los pragmáticos, los necios creyentes los que quieren tocar la barba de Dios con sus manos, los que acaban perdidos en verdades de cartón y mucha luz de gas*.

(*) El escritor Javier Marías resume así en que consiste hacer luz de gas:

"Persuadir a una persona de que su percepción de la realidad, de los hechos y de las relaciones personales está equivocada y es engañosa para ella misma.

Negarle que lo ocurrido y presenciado haya ocurrido; convencerla de que en cambio hizo o dijo lo que no hizo ni dijo; acusarla de haber olvidado lo efectivamente acaecido; de inventarse problemas y sucumbir a sus suspicacias; de ser involuntariamentre tergiversadora, de interpretar con error siempre, de deformar las palabras y las intenciones, de no llevar razón nunca, de imaginar enemigos y fantasmas inexistentes, de mentir-sin querer pobre-constantemente. 
Para quién sabe persuadir a alguien de todo esto, se trata de un eficacísimo método para manipular a antojo y anular voluntades, para hacerse dueño de la víctima y convertirla en su esclava."



Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/09/donde-esta-la-luz.html