Lo importante es lo que no se ve

Reflexiones

La Doctrina Positiva.

Puede llegar a ser confuso mezclar algo puramente negativo y programador como es la doctrina, con un elemento como “positivo” al lado, pero esa es precisamente su cualidad, para no ser detectada. Al ser una doctrina con un carácter “positivo” es mas fácilmente asumible y consumible. Estamos acostumbrados a distintos tipos de doctrina, desde que tenemos uso de razón somos adoctrinados y canalizados hacia unas tendencias, modos y costumbres considerados razonables y comunes, tanto con las leyes del hombre, tanto con las leyes de dios. Un Ser que vive programado bajo estas doctrinas morales y sociales es etiquetado por el resto como “Normal”, no portar este titulo nos supone la exclusión y el destierro, pensar y ver la realidad con ojos no normales, supone disgregarte de la manada y por lo tanto ser un antisistema. Un sistema que invita a que no pienses por ti mismo, no dudes y no crees, mas que en lo que esta permitido, esa es la norma, la ley, esa es la doctrina común, su doctrina.

Pero como sucede en todo sistema, siempre existe una disidencia, personas “normales” que un buen día dejan de serlo, y comienzan hacerse preguntas, comienzan a dudar de las buenas intenciones del adoctrinamiento que recibieron y hacen de esa búsqueda un modo de vida y una manera nueva de vivir y ver, que se sale de la norma. Cuando identificas estos programas que fueron insertados en tu mente, estos dejan de operar y el sistema reconoce perfectamente esas luces que se apagan, esas luces ya no operan para el sistema, ya no trabajan para esa dualidad del “bueno-malo” “feo-bonito” comienzan a saber, comienzan a aflorar internamente, y tras unos primeros impases de confusión, se percatan de que nada cuadra y nada tiene sentido, ya no son ganado bovino, dejan de emitir energía a una frecuencia definida, porque su mente encontró el error y lo subsano desde el corazón. Estos disidentes son una amenaza y todo sistema que ve peligrar su existencia, tratara de corregir y enmendar el error.

La religión adoctrina desde la culpa y el sufrimiento, e impone el concepto de deuda impagada, para generar en nosotros la falsa percepción de que debemos y tenemos que pagar nuestra propia salvación. Hasta que te percatas que el sufrimiento solo sirve para que otros se alimenten de el, no te ayuda y no te hace mejor, así que dejas de sufrir. Ídem con la culpa, no tienes libertad de elección, por lo tanto no tienes culpa de nada, de aquello que creas que hayas hecho, aquello que señalan que es tu responsabilidad, es solo una treta para evitar que te percates del engaño, tu inconsciencia inducida evita que elijas de forma consciente y responsable, pero no hay que ser muy listo para darse cuenta que nada de lo que te rodea lo elegiste conscientemente. Como no tienes memoria, no puedes asegurar de forma rotunda que de verdad tu estas aquí por que tu sabias lo que había y eso es lo que elegiste, pues mira no, tu elijes que ropa te pones, que comes, que lees o con quien te acuestas, poco mas, el resto de tus decisiones, las importantes y las que acarrean un verdadero peso, son eludidas, desviadas y tergiversadas, tomadas bajo una fuerte coacción.

La doctrina de un sistema puramente negativo, es reconocible, sus leyes inhumanas, su falta de conciencia, la psicopatía de su trato, y las machas de sangre que tienen todos sus corruptos engranajes, llega un momento en que cantan y hacen evidentes todas sus maniobras. Una mente desprogramada es difícil que vuelva a caer en los mismos programas, ante la reinstalación, surge el rechazo y se hace imposible insertar aquellos troyanos en nuestro sistema de creencias. Pero este sistema no permite que escapes tan fácilmente, y modifica su conducta, crea patrones de códigos alternativos, solo para usuarios avanzados, el sistema no es tonto y cuenta con la disidencia, sabe que con el tiempo unos pocos acabaran por encontrar la salida y pondrá los medios para evitarlo.

Aquí es donde entra la doctrina positiva, una doctrina que denuncia al sistema y hace ver que lucha contra el, que te presenta elementos disidentes con discurso y datos elaborados, fuentes, argumentos y mucha información. Esta doctrina es muy severa y difícil de reconocer, ya que se cuida de guardar las formas para no ser detectado, para cuando quieras darte cuenta, estarás inmerso en un sistema sectario paralelo al que dejaste atrás. Al final nunca huiste, solo cambiaste de departamento.

Un ejemplo claro de como funciona y opera la doctrina positiva seria la New Age, aquellos primeros que empezaron a sentir que no cuadraba nada en las religiones abrahámicas, que la fe era mal interpretada y que esas creencias no aportaban nada a su búsqueda interior. Ellos salían del sistema en oleadas, pero el sistema modifico su conducta y le ofreció una doctrina positiva y muchos tragaron y volvieron al redil. Los canales son otro modo de doctrina positiva, ya que a través de palabras como amor, hermandad, luz, evolución, transición y dimensión, crean una doctrina amable, que impide que dejes de creer, se parece mucho a lo que anhelas, por eso lo tomas a través de esos engañosos “resonares” en realidad te dicen lo que quieres oír y te canalizan a donde creen que debes estar, que es en realidad otro rebaño.

Otra doctrina positiva que ha surgido, ha venido desde lo mas rancio de la religión, desde lo mas vetusto y asqueante. La Kabbalah, desde una supuesta apertura del conocimiento sagrado y oculto, se rompen los sellos para que toda gente de bien acceda al estudio de este conocimiento sagrado y ancestral, donde se encuentran los 72 nombres de “dios” con los cuales llenar de abundancia tu vida. Esa abundancia y bien, que venden a través de la programación positiva, es velada, ya que la gente que llega a ellos es gente necesitada de recursos, sin dinero, desengañada y maltratada por el sistema. Bajo la etiqueta de “abundancia” crean el espejismo mental de un futuro, plagado de dinero. Los incautos se ven nadando en mares de billetes gracias a la recitación de esos “nombres” que no son mas que invocaciones, con los que estaremos vendiendo nuestra esencia, ejem alma…

Aquí se engaña el que quiere, podrás argumentar sabia y concienzudamente mi error al señalar todo esto, pero solo estarás argumentando tu necesidad de creer. Si el hecho de que un sector cerrado del sistema "se abra" y de sus claves “sagradas”… de verdad, ¿No te dice que algo le ocurre a este sistema, que necesita mas de ti que tu de él? Si esto no te da alguna clave, es que estas muy, pero que muy ciego o sencillamente no lo quieres ver. Que no te engañen los gestos aperturistas o disidentes, ya que sus intenciones son otras, adoctrinarte y agruparte de nuevo en primera linea, carne de cañón espiritual. Esta claro que el sistema esta enfermo terminal y trata de alargar su agonía, creando disidencia controlada y doctrinas de corte positivo, para evitar morir de inanición.

Muchos son los que apenas aportan ya recursos a su mantenimiento, pero aun no son suficientes, esos pocos saben y no permitirán que su esfuerzo sea inútil, no permitirán que unos pocos que están en “contacto” tiren abajo, lo que otros pocos honestos, han realizado con su esfuerzo, sacando desde lo mas profundo de su alma, las claves del engaño que sufre el Ser humano. Los que trabajan para la luz o la oscuridad, en realidad son siervos de otros, no quieren tu bien, tu evolución o tu libertad, ellos tienen sus propios intereses, su propia agenda, seria útil tomar conciencia de esto, ya que aun hay muchos que viven en el engaño, buscando salvadores, angelitos, guías o pleyadianos. Se trata de dejar de ser vasallos de ningún concepto, idea, doctrina, fe, grupo o hermandad, que pretenda atarte a una creencia.

Es esencial que cada uno empiece a discernir y haga sus propios ejercicios, sus propios procesos y sus propias transiciones. Ya esta bien de buscar sombras y tratar de identificarlas, la luz interior no proyecta sombra alguna, solo la luz exterior, la que no mana de nosotros, es la que crea egos, error y confusión. No hay mas pecado que ser un ignorante, y hoy día el que lo es, es por decisión propia. Mientras vivas en la necesidad de creer, de resonar y contactar con lo que sea que creas divino, seguirás siendo programado, una nanoconciencia con nanocerebro, saltando de doctrina en doctrina, como una mosca vuela de una mierda a otra.

Todas esas doctrinas viven fuera de ti, viven porque tu se lo permites, viven, y viven porque tu quieres que vivan, debes empezar a creer en ti, como principio y final de todo, tú eres tú, y volverás a ti, en algún instante de esta vida o de otra. No hay sendero, ni camino que no hayas andado ya, en el fondo lo sabes, pero sigues buscando fuera, buscas a través de las ventanas de tus ojos aquello que reposa en el calor de tu hogar. Esas doctrinas bonitas, de amor y luz, de abundancia, de evolución dimensional, de ascensión jerárquica, de emerger a una nueva era, de alianza internacional, de patrón-oro, de perdón jubilar… No se si te diste cuenta, pero te están programando, lo sabes y lo permites. Mas tarde cuando todo eso no sea mas que tu pesadilla, no olvides que te avisaron…

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/05/la-doctrina-positiva.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


LA GRAN BATALLA ENTRE EL BIEN Y EL MAL

¿Y si la guerra interminable que existe entre el bien y el mal no fuera más que un juego

¿Y si la guerra interminable que existe entre el bien y el mal no fuera más que un juego

Hoy me apetece dejar volar a la imaginación e intentar entender nuestro mundo como sistema. Para ello, vamos a imaginar nuestra existencia como una simulación dentro de un ordenador cuántico gigante, una posibilidad que ciertos científicos han enunciado con fundamento en varias ocasiones. Al fin y al cabo, que el universo sea digital, el número phi o el áureo, el principio holográfico, la multitud de dimensiones o de universos paralelos, el experimento de la doble ranura y muchos indicios más otorgan a esta posibilidad cierto grado de credibilidad.

Suponiendo que esto es así y que vivimos en una simulación, vamos a fijarnos ahora en el concepto de dualismo bien/mal. Muchas culturas y civilizaciones han personificado tanto el mal como el bien del mundo en alguien. Dios, Buda, Satán, la serpiente, los djinns… Pues bien, sigamos imaginando. Pensemos ahora en dos entes, dioses o seres más evolucionados que nosotros delante de una pantalla de un mega-ordenador cuántico.

Han creado un juego. El escenario virtual: la Tierra. Los bosques, las montañas y los mares, creados a base de fractales. El crecimiento de las plantas y el movimiento de los animales basados en el número áureo (al igual que la disposición de las galaxias) y cierta geometría basada en el número phi. Para que sea posible, el universo se va creando cuando un observador está interactuando con él, para ahorrar espacio, como en el juego de Los Sims.

El tablero está listo. Lo primero que toca es poner la población base. La que no pertenece a ninguno de los dos jugadores, la neutral. Serían X individuos iniciales, pongamos mil; los llamaremos la generación alpha. Estos no serían más que entes virtuales sujetos a una serie de algoritmos, en los que basarían su aprendizaje. Seres con unas funciones básicas programadas como alimentarse o reproducirse, con unas funciones vitales mecánicas y con una capacidad cognitiva que puede funcionar dentro de los parámetros observables, totalmente incapaz de actuar fuera de lo que no haya visto o aprendido. Un tablero repleto de individuos autómatas incapaces de crear nada nuevo hasta que reciban datos que asimilar que vienen desde fuera. Con capacidad de aprender pero de momento sin nadie que les enseñe. Sin nadie que aporte datos nuevos sobre los que desarrollar la limitada cognición. Este sería el escenario inicial. Una vez activado el juego, el ecosistema empezaría a “vivir” y todo empezaría a funcionar de manera ordenada. Es decir: un coñazo de juego. No pasaría nada. El mundo se iría llenando de estos seres insípidos poco a poco. Pero estos seres supra-dimensionales que habrían creado el tinglado sabrían cómo hacerlo interesante.

Dentro de la población alpha, cada jugador elegiría al 1% de los individuos. Es decir, a diez de ellos, y los modificaría a su gusto, sin sobrepasarse en sus cualidades con un par de condiciones. La totalidad de los individuos del jugador A deberían tener estas características: no tener empatía, tener envidia, ego, querer siempre más y ser capaces de crear pensamientos de la nada, pero siempre orientados a su propio bien. En resumen, serían psicópatas. Los individuos del jugador B deberían tener estas otras: podrían crear ideas y pensamientos de la nada, sentir empatía, pena, amor y tristeza, pero sobre todo NO serían manipulables.

Por supuesto cada individuo que nazca tendrá un 98% de probabilidades de ser del grupo neutro, un 1% de ser un ser libre-despierto y otro 1% de ser un psicópata.

Pensemos en esta situación: El 98% son individuos que aprenden de lo visto y son manipulables. El 1% son psicópatas capaces de cualquier cosa y el 1% restante son personas buenas de nacimiento que no pueden callarse ante las injusticias (¿os suena?).

¡Comienza la simulación! Imagínense qué sucedería. Tras muchas generaciones el ser humano se habría reproducido por todo el mundo. Los psicópatas habrían influido sobre un porcentaje muy alto de la población manipulable, habrían incluso conseguido una forma de llegar a ese 98% nada más nacer (con las escuelas), o incluso crearían métodos para que todo estuviera orientado a la asimilación de ideas psicópatas. Mientras los otros, los empáticos, influirían a su manera en el 98%, lucharían contra el mal del mundo, buscarían soluciones, ayudarían… Y la población neutral ya no lo sería tanto; muchos habrían adoptado ideas psicópatas y otros habrían asimilado ideas buenas.

Y así, los amigos interdimensionales pasarían un buen rato observando en su pantalla cómo nos matamos unos a otros y jugamos su maldita partida hasta que se aburran y apaguen todo de una maldita vez.

Por Enkidu nuevoordenmundial

Fuente: http://www.conspiracionesocultas.es/?p=7642

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Obviando la razón Pura.

Somos mente, ante todo y sobre todo. Somos seres pensantes y como tal, todo lo mental es manipulable, la mente humana es plastilina en las manos de unos pocos, que juegan con ella, solo por puro egoísmo y llevan a la masa al culmen del despropósito. Hasta ahora los defensores del pensamiento y la razón pura obviaron el hecho de que todo lo que parte de nuestra mente es digno de ser obviado por pura lógica cartesiana, ya que todo lo razonable está sujeto a la inducción de la programación. Asumimos como propios, los dogmas de otros, creemos lo que vemos y creemos lo que oímos, por encima de cualquier otro sentido, si nuestra percepción es inducida al error, nuestra mente vive en el constante y perpetuo error. Es por ello que divagamos y diatribamos inconclusamente, debatimos y aseveramos energéticamente, departimos y repartimos a diestro y siniestro, de la forma más razonable posible, siempre que la lógica apostólica de la razón, nos encamine a instruirnos en la posibilidad del acierto fortuito.

El dogma del pensamiento es maquillado vistiéndose de lógica y razón, nuestra crítica es sumisa cuando se muestra un puzzle incompleto, pero razonablemente acabado y no nos fijamos en los fragmentos que faltan en la imagen, porque el sentido común dice que está razonablemente acabado. La intuición es matemáticamente inexacta ya que se mide a través de nuestro sentimiento, una forma inmedible e incalculable por lo tanto irrazonable. Es por esto que la lógica te arrastra al fango de la incredulidad y buscaras casi instintivamente el cálculo matemático que te de la solución a algo puramente sentimental, lo que da como resultado una ecuación fantasiosa y elucubrativa.

La razón pura es un pasillo estrecho y sin ventanas en el que la única luz que posee, brilla por su ausencia. Por mucho que quieran etiquetar los planteamientos mágicos del razonamiento puro, no son más que la estrechez de miras de un ignorante insensible que reparte argumentos huecos paridos a destiempo y repartidos a boleo, sobrecargados de información inútil y vacía como sus mentes. Aquellos que apelan a la filosofía, sin sentir la filosofía, manteniendo una férrea raíz cuadrada al sentir del pensamiento filosófico, extraído de la observación y la comprensión del entorno. Abducen a estos viejos maestros y los exponen como títeres sin apenas haber bebido de su conocimiento dejando patente que apenas son meros recopiladores de datos.

La razón pura vive en la inconsciencia, es el hemisferio oscuro del cerebro el que pretende iluminar la verdad, y se topa con un cálculo que solo puede ser sentido. El inconsciente se atreve a describir el amor, a calcular la felicidad, a contar la verdad como un bien material, palpable por algo sin tacto y sin sentimientos.

Bajo el caparazón del miedo al ridículo viven estos insensibles inconscientes que solo esgrimen sus mentes como sables de plástico, atacando desde el error que aportan los argumentos razonados y calculados. Blanden sus blandos razonamientos mentales sujetos a enclenques andamios que sujetan su pobre falta de conciencia. Mentes pobres pobladas de argumentos razonables, cerebros cortados con un patrón a la orden del sistema, que espera lo mejor de aquel que memorizo razonablemente el argumento de su propia involución.

Ríen idiotamente desde el pedestal de sus mentes, señalan a aquellos que quedaron abajo acomodados en el colchón del corazón, los seres sintientes no buscan revoluciones, no persiguen gigantes, no luchan contra dragones. La mente crea monstruos que solo viven en la mente de aquellos que no sienten su corazón, les late la caja torácica a ritmo que le marcan sus amos, aquellos que tienen los zapatos brillantes gracias a los lametones, que sus mascotas les propinan lógica y razonablemente.

Nuestra risa es de felicidad no de superioridad, nosotros obviamos la razón pura por que no necesitamos perseguir la verdad, la verdad se siente y se toca desde el alma. Prefiero ser razonablemente estúpido que sentimentalmente impedido.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/05/obviando-la-razon-pura.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El desconocido fenómeno de ver números repetidos

El desconocido fenómeno de ver números repetidos

¿Alguna vez has sentido como los números te persiguen? Donde quiera que mires ves los mismos números una y otra vez: en los relojes digitales, ordenadores, placas de matrícula e incluso recibos de compras, incluso en tus sueños. Si bien esto puede haber sido considerado extraño en el pasado, cada vez son más las personas que aseguran ser “victimas” del fenómeno de ver números repetidos. ¿Las personas están encontrando significados ocultos en el fenómeno de los números que se repiten? ¿O es la conciencia mundial la que está haciendo que cada vez más personas vean significados en los números?

¿Señales cósmicas o un cambio espiritual?

Es un hecho que los números están en todo nuestro alrededor. Cada hora, minuto o segundo del día estamos en contacto con ellos. Pero cada vez más personas aseguran que ven los números repetidos con más frecuencia de lo habitual. En la mayoría de los casos estos patrones de repetición ocurren cuando miran su reloj, placas de matrículas, anuncios, carteles, en la televisión, o en cualquier otro lugar.

Es por este motivo que cada vez hay más seguidores del llamado “cambio espiritual” o“conciencia espiritual” relacionada con la numerología. Incluso algunos científicos relacionan el fenómeno de ver los números repetidos con un proceso de conciencia global. Además este fenómeno está haciendo que muchas personas se cuestionen los paradigmas establecidos, por lo que buscan respuestas que tengan sentido para ellos. Los expertos en el tema, aseguran que este misterios fenómeno junto con una conciencia global más elevada, está creando nuevas percepciones, haciendo que muchas personas evolucionen en términos espirituales.

Señales del futuro

El fenómeno de ver los números repetidos también es considerado como señales. Por ejemplo, una persona puede tener un número de la suerte o favorito. De repente este número lo comienza a ver en todas partes, convirtiéndose en más que una coincidencia. En el momento en que te das cuenta de que tienes la capacidad de percibir otras realidades, estás recibiendo algún tipo de mensaje.

En muchos casos, es para indicarte que te detengas, o si conduces un vehículo que disminuyas la velocidad y prestes atención a todo lo que te rodea. Una vez que la persona es capaz de entender el“mensaje”, entonces aparecerán más detalles. Y mientras que tú te has dado cuenta de los números que se te repiten desde hace algún tiempo, muchos otros están empezando a despertar y darse cuenta de su presencia.

Parece ser que cada vez son más las personas conscientes de este fenómeno, ¿pero porque? Al parecer, esto es debido a que el “mensaje” no tiene un propósito individual, sino colectivo. El origen lo encontramos en fechas importantes como el 11/11/11 y el 12/12/12, las cuales eran consideradas portales energéticos para nuevas energías y el avance espiritual del ser humano.

Desconocido fenómeno ver números repetidos

Números comunes y sus significados

Mientras que algunas personas ven repeticiones numéricas de eventos personales importantes, hay algunos números y patrones numéricos que parecen “perseguir” a algunas personas. Los más comunes son el 11 o 11:11, 22 y 33. Según expertos en numerología y esoterismo como Elise Defer, aseguran que todos estos números son “números maestros”, con una importancia y significado especial.

El número 11 representa un nuevo comienzo o más exactamente los nuevos dobles comienzos. Esto puede ser considerado como un mensaje a la humanidad para enfocarse en el avance y el amor espiritual más que en el mundo material. El número 11 también puede significar la dualidad. Aprender a aceptar las energías o la lógica y la razón masculino y femenino, son sólo algunos de los retos que nos presenta este número. También puede significar la sabiduría y la intuición. El 11 puede ser una señal de que las personas están preparadas para abrazar plenamente su conocimiento interno.

El número 22 representa las transiciones, una ayuda para convertir los sueños en realidad. En ocasiones llamado el “Maestro Constructor”, el 22 recoge la espiritualidad del número 11 y hace que sea práctico en nuestras vidas. En cierto modo, es como traer el cielo a la tierra. Cuando una persona ve el numero 22 puede sugerir que está listo para traducir sus ideas en forma física. Además, proporcionará la disciplina y determinación para llegar hasta la meta.

El número 33 representa la curación a través del amor. Es el verdadero don de la compasión  y el altruismo. Al ver el numero 33 podría indicar que la persona tiene dones y habilidades que está dispuesto a compartir con todo el mundo. Contiene las energías del humanitarismo, el entendimiento y la fraternidad universal.

Ver números repetidos

La teoría de los más escépticos

Las teorías que rodean el fenómeno de los numero repetitivos no están aceptadas ni por la comunidad científica ni tampoco por las más escépticos. Por lo general, señalan que es normal ver los números repetidos cuando los esperamos ver, influenciados por el estado de la conciencia superior (Sistema de activación reticular) con respecto a un hecho específico.

Este hecho podría influir en los patrones emergentes de nuestro cerebro utilizados de forma natural, y esto es un fenómeno psicológico conocido. Es causado generalmente por la forma natural de nuestras funciones cerebrales, tratando de identificar patrones y relaciones, como una manera de procesar la gran cantidad de información que necesita el procesamiento.

Conclusión

Por muchas teorías que haya sobre el fenómeno de ver los números repetidos, son muchos los que señalan que todos estos números forman parte de algún tipo de estructura que define y gobierna el universo entero. Este misterioso fenómeno que afecta a miles de personas en todo el mundo podría proceder de un estado de conciencia específico, lo que podría ser influenciado por una unión colectiva de las personas.

Incluso sin tener en cuenta el hecho de que este fenómeno podría ser de origen espiritual, podría ser otra señal de la gente es cada vez más intuitiva. Así que la próxima vez que veas como los números se repiten, detente un momento y pregúntate lo que te están intentando decirte, es probable que sea algo muy importante.

Fuente: http://www.mundoesotericoparanormal.com/desconocido-fenomeno-ver-numeros-repetidos/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Líneas de realidad.

Tenemos un concepto del tiempo lineal, pasado, presente y futuro. La física quántica expone que los tiempos pretéritos coexisten con el tiempo presente, por lo tanto la linealidad no existiría y el tiempo tal y como lo entendemos tampoco. En realidad el tiempo es leído por nosotros como una aguja lee los surcos de un disco de vinilo. Nosotros seriamos la aguja y el tiempo existiría solo cuando nosotros camináramos por ese surco creando a su vez el contenido que leemos en él.

Nosotros en realidad seriamos todo, la aguja y el disco, pero para no complicarlo demasiado, seguiremos con este ejemplo. Según avanzamos en la lectura de esa línea (surco) de tiempo, constantemente se nos están mostrando alternativas para elegir entre seguir por el surco o línea actual o saltar a otra línea paralela. Con cada decisión hacemos pequeños saltos en nuestra línea de tiempo, esto lo hacemos a diario y esas pequeñas elecciones acaban sumándose a las elecciones de cada uno de nosotros, en un cómputo global.

Estas pequeñas decisiones intranscendentes quizás, acaban desembocando en elecciones mayores que surcan líneas de tiempo generales que afectan a todos los que habitamos el planeta. Elecciones como la de guerra o paz, por ejemplo, hace que saltemos entre una línea de tiempo u otra, eligiendo un futuro u otro. Nosotros somos los que manipulamos el tiempo y lo que acontezca será consecuencia irremediable de nuestra elección, cada pequeña decisión va sumando para que el rumbo del planeta salte entre una línea u otra. Las posibilidades son extensas, pero según vamos avanzando y eligiendo, las líneas de tiempo se crean o se destruyen, ninguna es alterada, simplemente existe o no, según nuestra elección. Creamos la posibilidad y una vez materializada es cuando esta realidad existe, hasta que el observador  (creador) no ve su obra esta no acontece, solo está en suspenso, en esa nube de posibilidad.

La aguja va saltando sobre el disco de vinilo, salta entre distintos surcos y lee distintos presentes, según sus elecciones pasadas, los hechos y las acciones se van desarrollando de un modo que al final todos somos afectados en una decisión en conciencia, aunque la conciencia de la decisión no este integrada en nosotros. Una elección desemboca en otra y así sucesivamente. Siempre podemos elegir, pero nuestra tendencia a ser manejados inconscientemente hará que elijamos según tendencia y no según conciencia, lo que provoca que la elección jamás se adecue a lo mejor para nosotros, sino que sustenta el ideal de otros.

Básicamente y para que este tema sea sencillo de entender, todo lo que hagamos será decisivo para el futuro de todos. Todos estamos unidos y las decisiones inconscientes dan como fruto, futuros erróneos y fallidos. La catástrofe viaja con nosotros agarrada a nuestra mano mientras continuemos viviendo inconscientemente. El seguir esperando a que sean otros los que nos arreglen el futuro implica que la línea de tiempo que escojamos será la que otros elijan por ti y es casi seguro que será la peor decisión que tomes.

Con una acción pasiva o egoísta en mente, nuestra actuación será inevitablemente la peor. Si solo pensamos en lo mejor para nosotros o en lo mejor para el sistema, la línea de tiempo que elijamos será aquella que desemboque en un resultado negativo. No se trata de salir y quemar el congreso, tampoco de votar al candidato idóneo, sino de sacar de nuestra mente todo aquello que crees que te hace distinto o superior a otros. Tu clase, tu estatus, tus títulos, tu dinero, tu color de piel, tus posesiones. Todo eso es circunstancial y no define el ser que eres, somos más que lo que aparentamos que somos, el envoltorio es distinto, pero en el interior fluye la misma energía.

Crear un mundo mejor pasa por creer que podemos crearlo, creer en nosotros, participar activamente en nuestra propia creencia, y conservarla como única creencia valida. Las líneas de tiempo se transformaran y saltaremos a aquella más adecuada para nosotros, sin inducción externa, ni provocación mediática, sin miedo. Líneas de realidad en elección constante, tiempos de cambio en líneas de cambio, pensamiento propio creación propia, ahora y a partir de ahora…

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/04/lineas-de-realidad.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


NASA publica los verdaderos mapas completos de la Luna. Ra Station Club

Desde Ra Station Club les preguntamos, ¿qué nos dicen sobre; la profundidad de los impactos, es evidente que sean del diámetro que sean todos tienen la misma profundidad, que tipo de capa protectora mantiene la Luna que no es atravesada a partir de cierta profundidad, estimada en 3km de profundidad?. Ra Station Club. 26 de abril, 2015.

Cuando sepamos la verdadera naturaleza de la Luna sabremos el verdadero origen de la humanidad.    .Olmo.  RSC

Fuente: http://www.rastationclub.blogspot.com.ar/2015/04/nasa-publica-los-verdaderos-mapas.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¡Viva la Re-Evolución!

 

Estamos en un pequeño himpas transitorio en el que el Ser humano tiene una oportunidad histórica sin precedentes. Sé que hay mucha literatura sobre nuestro próximo paso evolutivo y que la incredulidad se acentúa según pasa el tiempo y los acontecimientos esperados no acontecen. Quizás ese sea el problema, una actitud pasiva, en el que esperar supone que otro haga tu trabajo, ya sea el universo que traiga olas cósmicas, abra portales o se aproxime al sol galáctico, o simplemente esperas que alguien saque el conejo de la chistera y nos de una técnica milagrosa para abrir los chakras, despertar la Kundalini o proyectarnos astralmente. No soy amigo de los milagros, ni de las prisas, nadie te va a dar nada, porque todo es trabajo personal, si esperas que una federación galáctica te saque las castañas del fuego estas aviado amigo.

La revolución pasa por la evolución personal, un paso silencioso y progresivo en el que nuestros programas mentales, nuestra educación, nuestras emociones encastradas, nuestras creencias y nuestra historia, son expurgadas una a una, en un proceso lento y doloroso a veces, en el que nos costara reconocer nuestros errores y nos costara deshacernos del legado y la tradición que heredamos de nuestras familias. Tendremos que ser nosotros los que empecemos a derribar todo eso y nadie puede arrimar el hombro, porque es algo tan íntimo y aferrado a nosotros, que solo nosotros podemos cortar de raíz con eso que nos conecta al sistema, que nos mantiene enchufados a la matriz que nos controla, tendremos que cortar ese cordón umbilical que nos unía a ella para siempre.

Al margen, de que se den unos eventos que propicien que ese proceso sea menos traumático, al margen de que el universo realmente nos de un empujoncito, al final todos y cada uno de nosotros tendrá que apechugar y sacarse aquello que lo mantiene conectado e impide su libertad. Nuestra evolución natural fue cortada y manipulada, los eventos que le siguieron a este hecho están llenos de historias confusas, dioses, mitos y leyendas. Toda la historia humana ancestral es una alegoría llena de símbolos difíciles de desentrañar, un laberinto lleno de interpretaciones que provoca que vayamos de la confusión a la desorientación, alimentando en nosotros el escepticismo y la desconfianza. Nos educaron para creer y nos cuesta afrontar el ejercicio crítico que aporta el conocimiento. Nos dejamos llevar por resonancias, que no aportan certeza, sino que lo que resuena en nosotros, son los fragmentos dispersos de memoria que son tocados brevemente por ciertas partes de la información, pero esta al ser exógena, jamás llega a ligar con la esencia que vive aletargada en nosotros, tan personal e individual, que nada de lo que resuene tendrá el tono exacto de nuestra afinación.

La información llega cuando estamos preparados para recibirla, pero solo resuena aquellos fragmentos que tu inconsciente reconoce como auténticos, pero nuestra mente toma el total como verdad y ahí es cuando caemos en el error. Todo texto para que sea creíble tiene que tener un porcentaje de verdad, por mínimo que sea, para que tu memoria dormida vibre en consonancia con lo que recibe, esta vibración nos da la sensación de estar ante una porción de conocimiento veraz, pero en verdad puede existir un alto porcentaje de falsedad y no ser descubierta.

Esta técnica la uso la religión, la filosofía y posteriormente la nueva era y toda esa progenie de canalizadores y gurús. Da igual que sean cristianos, luciferinos, budistas, hiperboreos… todos te van a dar fragmentos de verdad, simples migajas, trozos insignificantes, para lograr tu control y evitar el libre pensamiento y el acto de libre elección. Dándote fragmentos de verdad camuflaban los códigos de control mental que ya llevas impresos en tu psique a consecuencia de la alta exposición a la que diariamente te sometes a través de las tecnología de frecuencias que llenan nuestros hogares y nuestros bolsillos.

Por fortuna vamos identificando todos los códigos y las tecnologías que nos dañan, ahora la exposición a ellos es pasiva, algo que no puedes evitar, pero que sabes reconocer. Ya no compramos más verdades a según quien nos la quiera vender, ahora sabemos que existen alternativas, sabemos por qué enfermamos y sabemos que el sufrimiento y el dolor no sirven para nada, sabemos que la muerte no es el final, sabemos cómo manipulan nuestra voluntad, poco a poco vamos recordando, dando pequeños pasos, quitando conexiones, desenchufándonos del sistema, despertando de la ilusión. Ya no nos conformamos con las migas y queremos la verdad en hogazas completas.

Nos quitaron la posibilidad de errar, de elegir, de evolucionar. Nos apresaron y nos manufacturaron, alimentamos los egos de otros a través de los nuestros, transformamos nuestra capacidad de amar en mera fuentes energéticas pasivas, dejamos de ser luz, para ser surtidores. Nuestra creación intervenida y sembrada de odio, diferencia y mentira. Nos creímos la ficción que nos contaron, pero esta opereta ya nos aburre y estamos deseando salir a respirar aire limpio. Estos parásitos usaron nuestra capacidad de perdón, nuestra compasión, nuestro amor, en nuestra contra, nos convencieron y nos hicieron firmar un pacto diabólico con la esperanza de despedir al director de la obra, pero caímos en la amnesia y nos creímos protagonistas de esta obra barata.

La evolución será una re-evolución ya que tendremos que reactivar nuestro plan evolutivo que quedo aparcado indefinidamente. Una evolución que no será, ni se parecerá a ese “chas” instantáneo que nos vendieron en 2012. No va a ser por arte de magia y seguramente necesite de un proceso incubatorio, es decir, que generación tras generación se irán dando los pasos para que el nuevo ser humano desprogramado, libre y completo, este totalmente operativo físicamente. Un proceso que arranque hoy y que vea la luz en un futuro, en el que el sufrimiento y el dolor no serán ya una parte importante de la experiencia que elegimos al encarnar.

No debemos caer nuevamente en trampas, ni atajos que nos cree la falsa percepción de que el camino fácil o rápido es el idóneo. La re-evolución será un camino corto pero lento, las cosas bien hechas requieren de un tiempo de cocción necesario para que el resultado final sea el esperado. Como he dicho más de una vez, no hay métodos, no hay técnicas, y cualquiera que trate de venderte una, te estará estafando. Esto es un proceso de decapage, que solo puedes hacer tu mismo. Una vez estemos listos internamente, con nuestra voluntad retomada y nuestro libre albedrío operando en consonancia a nuestra intención, podremos empezar a estrechar lazos galácticos en igualdad de condiciones, mientras no tengamos soberanía, cualquier intervención es una zancadilla a nuestro plan evolutivo.

Por lo tanto, dejemos de mirar al cielo esperando que una nave nos salve, esto debe quedar al margen de nuestra intención como raza soberana en este planeta. Debemos retomar nuestro plan original, y llevarlo a cabo, no es otro que desplegar nuestras capacidades y nuestra luz en este sector oscuro de la galaxia, alejado y remoto. Desarrollarnos a través de la experiencia física y emocional real, sin coartadas ni contratos, sin karmas artificiosos y reencarnaciones obligatorias. Luz expresada a través de nuestro amor incondicional a todo ser vivo, creado a través de la energía emanada de la fuente a la que pertenecemos y somos parte. Nosotros somos los creadores del universo y nuestro plan es manifestar nuestro amor en la creación. Es hora de evolucionar como Dios manda…

¡Viva la Re-Evolución!

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/04/viva-la-re-evolucion.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.695 seguidores