Lo importante es lo que no se ve

Reflexiones

Mensajes del Agua – Documental del Dr.Masaru Emoto

Mensajes del Agua

Documental completo (34.47 min) del naturalista e investigador japonés Dr. Masaru Emoto. “El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua y ésta cambia a mejor absolutamente. Si el agua lo hace, nosotros que somos 70-80% agua deberíamos comportarnos igual. Debería Vd. aplicar mi teoría a su vida para mejorarla”.

La prueba que aporta el Dr Masaru Emoto, para convencer a las personas, es la superior belleza de los cristales de hielo extraidos del agua “tratada” frente a la baja belleza de los de agua “no tratada” en sus experimentos.

Fuente: http://www.mundomisterioso.net/2014/10/mensajes-del-agua-masaru-emoto.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Falsas deidades se alimentan de tu Devoción.

Miles de años y cientos de civilizaciones adorando a falsos dioses. Politeísmo y posteriormente el monoteísmo se han ido encargando de monopolizar y redireccionar convenientemente nuestras energías a través de la fe. La religión es un tema sensible que toca las creencias más profundas y arraigadas del ser humano, todo su miedo, su fragilidad existencial, su enfrentamiento con la muerte, fue convenientemente programado y canalizado, generación tras generación para mantener al rebaño encerrado en esa prisión mental. Sacerdotes (pastores) han cuidado y alimentado al rebaño con ese mana, lleno de culpa y de juicio, reclamando primero la sangre de inocentes y posteriormente su devoción. Se cuentan por millones los centros de devoción, en los que estos incautos e inocentes sujetos se dirigen piadosamente a descargar su dosis energética, para alimentar en esos ritos o misales, a unos dioses que de Dios tienen muy poco.

Todas las religiones erigen mastodónticos templos, los forra de imágenes o símbolos, crea una atmósfera propicia y utiliza programación mental a través de rezos mantricos, con los que condicionar la mente, e iniciar así el festín. Los pasos a seguir, sea la religión o el culto que sea, son muy parecidos cambian las formas, pero el resultado es el mismo. Las religiones modernas no manchan sus altares con sangre, este elemento ha sido transmutado por elementos simbólicos en los que se emplea un ritual de transustanciación, para que no desaparezca del todo ese rojo elemento, una vez se ha completado el misal y el cordero a sido sacrificado, el rebaño vuelve al redil con su conciencia tranquila y su cuerpo energético parcialmente sustraído. No existe una sola religión, culto o creencia sobre la tierra que no este manipulada y orientada a la alimentación de entes que desde hace milenios adoptan roles divinos para saciar su apetito.

No voy a emplear términos como demonios o diablos, aunque su comportamiento y apariencia sea parecida. Hacerse pasar por “seres” del tipo angelical, vírgenes, mesías, santos o dioses, es su modus operandi, en el que la confusión y la manipulación, lleva al crédulo a depositar toda su fe en unas entidades de falsa luz y falso amor. El común de los mortales no esta familiarizado con el mundo espiritual o extraterrenal, y cualquier ente que adopte la forma de un pretendido ser de luz, un dios o una virgen, caerá sin remedio en ese embrujo. No es menos cierto, que escogen cuidadosamente ante quien y como presentarse, nuestras mentes están abiertas para ser cotejadas y ver hasta donde estamos sumergidos en nuestras creencias y nuestra ignorancia. Un ser desinformado, crédulo, miedoso e ignorante es la victima perfecta, para desplegar su red de influencia y apoderarse de ese incauto que recabara para esa entidad, cientos de iguales, que proveerán de alimento primero, y culto después, a esas divinidades de baja estopa. Puede que se sienta recelo ante estas afirmaciones, pero ¿a cuantos catedráticos se le ha aparecido la virgen? Seguramente te cueste encontrar alguno, ya que si posees algo de sentido critico e inteligencia, te costara caer en estas pantomimas.

El culto mariano es uno de los mas evidentes, y de los que es mas fácil exponer y desmontar. Los chiringuitos camperos, que estas entidades montan en lugares escogidos, donde la concentración de esa energía humana emanada, es amplificada por vórtices energéticos que son a su vez, emanados desde la tierra, creando un destilado digno de dioses, un elixir con el que poner a estas entidades en verdadero éxtasis. Toda esa devoción concentrada, transmutada y amplificada da como resultado esa gracia que tanto gusta a los dioses. No solo el culto mariano es sospechoso de esto, como decía todas las religiones a pesar de ser monoteístas, crean una pléyade de imaginería, con el fin de que estos entes adopten esos roles y focalizar incluso la devoción personalizada, a través de santos, vírgenes y cristos locales. Nadie con férreas creencias escapa a estas pretendidas deidades, nuestros limitados sentidos omiten su exposición, si un ser humano devoto y creyente pudiese ver el verdadero aspecto de estas entidades caería irremediablemente en un cuadro depresivo. La mentira y el engaño que existe en los cultos de fe, es tan mayúscula que la mayoría no están preparados para asimilar esta gran y oculta verdad.

La madre María es uno de las clásicos roles que adoptan para atrapar al incauto.

Solo en los cultos africanos y caribeños estas entidades no han omitido totalmente su verdadera forma, en estos cultos aun se exige sangre por los favores prestados, en el Islam son los djinns los que acaparan estas formas de apelar a la bajeza humana, estos entes son menos sutiles y aun exigen sangre, pero la devoción es su verdadero objetivo. La pasión y la necesidad de creer, nos separan de nuestra verdadera naturaleza, nuestra real divinidad y nuestra alma. Nos aleja de Dios y nos hace tomar un camino oscuro lleno de obstáculos y programación mental. Cuesta alejarse de las creencias, asumir que los roles que creemos divinos, no son mas, que falsos iconos llenos de oscuridad y negatividad, entes que enferman nuestro cuerpo energético y se apoderan de nuestra luz. Solo debemos tener una cosa en cuenta, un ser divino y celestial real, jamás te exigirá nada, no te pedirá que creas y no se mostrara como alguien superior a ti, ni mas evolucionado si quiera, por que eres un igual, no existe una superioridad solo existe la igualdad, porque todos somos hijos de la misma fuente, todos somos una misma cosa y todos formamos parte de lo mismo, sin necesidad de culto, ni rituales, ni devoción.

En los cultos modernos en los que las deidades han sido suplidas por hermanos o “seres de luz” estas entidades se adaptan a la toma de conciencia del individuo y los parasitan creando esos gurús espirituales que tan de moda se pusieron. Estas entidades canalizan a sus acólitos con mensajes positivistas, los contaminan con realidades venideras, eventos marcados con fechas concretas, seudo lenguaje espiritual y planetario, donde plasmar un idílico crisol de posibilidades mas allá de lo demostrable espacialmente, planetas, constelaciones y estrellas son incluidos en su menú toxico, confusión dimensional y encuentros programados con seres estelares. Es un paso adelante en la evolución y el refinamiento en las costumbres culinarias de estos entes, que en pleno siglo XXI, deconstruyen cuales chefs vanguardistas con estrella neumática, sus menús plagados de nuevas técnicas para el ordeñe del rebaño.

Pléyades, Orión, Arturo… Constelaciones fácilmente identificables, con cientos, quizás miles de planetas, en los que ubicar su supuesta localización. Es mas creíble y romántico para el contactado, señalarle esos lugares remotos de procedencia, que decir que llevan miles de años en La Tierra timando a tontos como el. Tras las consiguientes canalizaciones, con mensajes “buenrollistas” sobre la trascendencia y la evolución a “dimensiones” superiores, seguido de eventos catastróficos futuros que remediar a través de meditaciones grupales e incluso masivas, y apertura de portales con fines poco claros. Evidentemente toda información canalizada ha de ser puesta en cuarentena y tomada poco en serio, porque por norma general los verdaderos seres evolucionados, los hermanos que trascendieron antes que nosotros, se cuidan mucho de intervenir de algún modo, que pueda desviar nuestra propia evolución, nuestras decisiones son respetadas, por supuesto, si deseamos atarnos a supuestos salvadores o pretendidos maestros, y tratar de eludir nuestra responsabilidad como SER, adelante, porque esto forma parte de nuestro proceso evolutivo y nuestra toma de conciencia, que nunca es eludida, solo pospuesta. Cualquier intervención es tomada como un lógico paso atrás en ese camino, ya que seria operar de igual modo (incorrecto) que esos supuestos hermanos de las estrellas.

Se presentan como seres iluminados para engañar al rebaño.

La mal llamada escritura automática, no es más que un medio en el que ceder momentáneamente nuestro control mental y físico a esos entes, esto no es mas que una posesión voluntaria, en la que el canal, permite que un ente extraño, tome el control de su cuerpo mental y a través de este vehiculo, tome también el control de su cuerpo físico. Esta escritura, en la que se nos delega un mensaje (cebo) en pro, del bien humano y su próxima eclosión, deja un regustillo extraño ya que por críptico, este mensaje tan vital, da pie a distintas y arbitrarias interpretaciones, si este mensaje es tan vital para la humanidad, debería poder entenderlo desde un anciano a un niño.

Cuando el ente en cuestión dice pertenecer a otra dimensión superior mas elevada y evolucionada, también esta omitiendo su verdadero origen y sus verdaderas intenciones. Estos seres “dimensionales” mienten, debido a que no viajan entre dimensiones si no entre densidades, no es tan sencillo como se no ha hecho creer, pasar de una dimensión (mundo o realidad paralela) a otra como si tal cosa, cuando en realidad la comunicación es entre densidades, cuerpos menos densos (ellos) contactando a seres mas densos (nosotros) lo que seria una comunicación dentro del mismo plano físico, desde distintas densidades (de arriba abajo) y no desde distintas dimensiones ( de izquierda a derecha o inversa). Las dimensiones no se mezclan, son como agua y aceite, estas dimensiones o realidades paralelas, son ecos de una realidad primigenia y original, como ondas de radio que emiten de forma paralela pero a distinta frecuencia y densidad, mientras que las densidades conviven dentro de un mismo plano (realidad) solapadas unas encima de otras compartiendo el mismo espacio en distinto grado de frecuencia y densidad. Este solapamiento es el que propicia que nosotros seres de tercera densidad, contactemos con seres de cuarta o quinta densidad, que conviven y comparten el mismo espacio físico en distintos rangos de frecuencia sensorial, es por ello que los de cuarta o quinta intervienen en los rangos de tercera.

Estos demiurgos son seres negativos de densidades superiores.

Las entidades de cuarta y quinta densidad, en su forma evolutiva mas negativa, por lo tanto mas densa, precisan una interactividad, mas intensiva con los seres mas densos, que formamos parte de este rebaño, para mantener un constante y perenne ordeño energético prácticamente imperceptible para la mayoría de seres humanos mas pendientes de su entorno que de lo que le demandan sus sentidos. Los humanos densos derrochan cantidades ingentes de energía para mantener sus cuerpos físicos. Parte de esa emanación energética es sustraída por distintos entes parasitarios. Los sistemas de creencias, el sistema social y el sistema económico, mantiene al humano confinado dentro de una celda sin barrotes, estos sistemas al trabajar conjuntamente forman un sofisticado y complejo sistema de ordeñe automático de nuestras energías, de las que se benefician multitud de entes parasitarios que ocupan los estratos mas densos en sus respectivos rangos de frecuencia y densidad. Desde los que se alimentan del miedo y la ira a los que se alimentan de la devoción en sus más amplios modos y formas.

¿Pero… Yo he visto a un ser de luz? Seguramente el contactado, que quizá posee un espectro de percepción sensorial mas amplio, ha logrado ver y sentir a esa entidad, que se mostró ante él como un ser de luz radiante y lleno de amor, es muy posible que lo viera, pero es mas posible que lo que viera no fuera real, pero aun así esa luz… no es luz blanca o dorada como la que irradian los verdaderos seres de luz, esta es una luz amarillenta que muchos han relacionado acertadamente con el tercer chakra o con la energía del rayo amarillo. Esta luz amarilla es la irradiación de una entidad que ha evolucionado a través del egoísmo y el amor propio, porque ese es el amor que irradian, es solo amor hacia si mismos, que es extrañamente confundido, con el amor real y el sentimiento de unidad que se despierta al abrirse el resto de chakras. Estas entidades desconocen por completo y por propia elección, el amor desinteresado hacia el resto de seres. Ambas opciones son licitas, pero no deben ser confundidas y gracias a esa confusión, gracias a esa trampa, normalmente se salen con la suya.

Clásica representación del falso dios y su falsa luz.

Ya sean lo que digan que sean, en el caso de ser contactados por estos entes debemos tener claro su verdadero propósito, tanto si se presentan como ángeles, la virgen María, ser de luz o hermano cósmico, el 99,9% de las veces no serán quien dicen ser y es mas probable que su intervención nos provoque secuelas graves tanto físicas como psíquicas y energéticas, una exposición a este tipo de seres altamente negativos, nos suponga un desvío en nuestro propio proceso. Debemos empezar a deshacernos de las creencias, estamos ansiosos por ese contacto con la divinidad, con la otra realidad, con la trascendencia física y espiritual y las prisas no son buenas, y acarrea consecuencias. Tomar atajos de este tipo es volver al final de la fila, todo lleva su proceso y mientras debemos continuar viviendo esta realidad y este presente. Hay que ser cautos y desconfiar de esos hermanos que en realidad no sienten realmente el mensaje que dan. Tratar de llenar nuestras vidas vacías con hechos extraordinarios que no nos aportan las lecciones adecuadas en nuestro proceso.

Finalmente el tiempo pone a cada uno en su lugar correspondiente, y solo debemos tirar de hemeroteca virtual para darnos cuenta que esos gurús que hace dos o tres años nos bombardearon con sus patrañas hoy están escondidos tratando de reciclarse y ganarse un prestigio que lograron engañando a sus hermanos. Los comandantes estelares, las vírgenes, los arcángeles, Jehová o Yahvé, parásitos de la fe y la esperanza, contenedores de envidia, sedientos de sangre. Llego el momento de purgarnos de estos bichos y echarlos para siempre de nuestras mentes.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/10/falsas-deidades-se-alimentan-de-tu.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¿ÉSTE ES EL FUTURO QUE ESPERABAS?

futuro imaginar_00000

Hagamos un pequeño ejercicio de imaginación.

Si tienes edad suficiente, podrás realizarlo sin ningún problema, pues solo tendrás que recordar un poco.

Volvamos 35 años atrás, a principios de los 80.

A aquellos tiempos en los que la mayoría de teléfonos aún tenían dial de rueda.

telefono

En los que la buena música se escuchaba en discos de vinilo que debías cuidar como oro en paño para que no se rayaran o en cassettes que podías rebobinar con un bolígrafo.

Eran tiempos en los que para verle la cara a un amigo debías ir a su casa y en los que las ventanillas de los coches se bajaban con una manivela.

Tiempos en los que las películas de estreno se tenían que ir a ver al cine por obligación y en los que solo había dos cadenas de TV, que en muchas casas aún se veían en blanco y negro.

Tiempos en los que el videojuego más avanzado consistía en 2 palitos blancos verticales y un punto que se desplazaba de un lado al otro de la pantalla.

pong1

Tiempos en los que tener un reloj digital con calculadora te hacía sentir como si fueras un astronauta que llevaba un artefacto atómico en la muñeca.

Una época en la que la palabra “computadora” remitía a artefactos rudimentarios como el Spectrum o el Commodore 64, en los que escribir un simple texto se convertía en una interminable aventura.

Si has llegado a vivirlo seguro que no lo has podido olvidar.

Bien, pues visualiza que vuelves a estar ahí.

Y ahora imagina que se te acerca alguien que, con aspecto enajenado, afirma venir del año 2014 y que ha viajado en el tiempo para advertirte del futuro alucinante que le espera al mundo.

Alguien que te suelta una sarta de disparates increíbles.

Por ejemplo, sostiene que dentro en pocas décadas todos los ciudadanos estarán conectados a una inmensa red de computadoras que controlarán todos los aspectos de sus vidas sin que ellos se den cuenta, ni puedan evitarlo.

Te dice que los vientres de esos cerebros cibernéticos albergarán los datos y mecanismos de los cuales dependerán el funcionamiento de prácticamente todas las cosas del mundo y que sin estar conectado a esas máquinas, apenas podrás vivir en sociedad.

Data-Center

¿Te imaginas que alguien te hubiera dicho algo así cuando lo más parecido a una computadora que tu habías visto, era un cacharro que leía trabajosamente cuatro míseros datos de una cinta de cassette?

Seguro que habrías pensado:

“¿Qué dice este loco? ¿Un futuro en el que los commodore-64 lo harán funcionar todo y controlarán nuestra vida? ¡Menuda tontería! Nunca llegaremos a ese nivel de dependencia. Además, ¿qué pasaría si se fuera la luz? Y en todo caso, nunca llegaríamos a ser tan dependientes de las computadoras, porque seguro que las podríamos desenchufar cuando quisiéramos”

Pero el paranoico no se detiene ahí y continúa con su discurso enloquecido.

Te dice que las computadoras sustituirán al propio ser humano a la hora de ganar dinero, tomando decisiones por ellas mismas. Que todos esos brokers triunfadores, encorbatados y engominados que llenan la bolsa de Wall Street seran irrelevantes y que las computadoras comprarán y venderán millones de acciones en tan solo fracciones de segundo, sin que ninguno de ellos pueda ni tan solo rechistar.

wall-street

“¿Dejar que sean las máquinas las que hagan los negocios? ¿Con lo que les gusta jugar a comprar y vender a esa gente? ¡Anda ya!”-habrías pensado- “Además, ¿quien ha puesto ahí esas máquinas para que acaben haciendo su trabajo?”

“Pues ellos mismos”- te responde el chalado

Aquí es cuando te habrías reído en su cara: “Jajaja, pero hombre, ¿como se puede soltar semejante disparate?”

Pero el discurso apocalíptico de ese majadero que afirma conocer el futuro, parece no terminar nunca.

Afirma que un par de décadas todas las llamadas telefónicas del mundo serán escuchadas, grabadas y analizadas instantáneamente por esos cerebros computerizados, hasta el punto de que serán capaces de interpretar todo lo que se diga por teléfono, en todos los idiomas y sin supervisión directa de ningún ser humano, con el objetivo de vigilar a todos y cada uno de los habitantes del planeta.

germany-nsa-surveillance-leak

¿Te imaginas la cara que habrías puesto? Seguro que habrías pensado:

“¿Y para qué querría alguien dedicar tanto dinero y esfuerzo en saber lo que digo por teléfono? ¿O para escuchar las tonterías que dice mi tía, que siempre está cotilleando sobre el vecindario? Este tío está chiflado…¿Qué sentido tiene pensar en un futuro así?”

Pero los arrebatos futuristas de ese loco continúan.

Tembloroso te advierte de que dentro de 30 años no podrás caminar por la ciudad ni diez metros sin pasar bajo el ojo escrutador de una cámara de vigilancia conectada a alguna de esas computadoras.

big-ben-clock-tower-london

Te dice alarmado que en ciudades como Londres habrá medio millón de cámaras vigilando el centro de la ciudad, controlando los movimientos de todos los ciudadanos.

Si te hubieran dicho eso, la respuesta habría sido automática:

“Vaya, hombre, como Hal-9000, en la película 2001, que te mira con ese ojo rojo, jajaja…pero hombre ¿Para qué querrán vigilarnos por la calle? ¿Tiene algún sentido que pongan cámaras para ver como gente normal como yo vamos de aquí para allá? ¿Para ver como mi madre va a comprar al mercado o como mi hermana sale del cole con la abuela? ¡Qué tontería! Con el dinero que cuesta una cámara ¿tú crees que lo gastarán para hacer cosas como esas?”

Pero ese tipo enajenado continúa con sus disloques.

Ahora te espeta que esas cámaras, con tan solo verte pasar, serán capaces de reconocer tu cara, saber quién eres, cómo te llamas y dónde vives, sin la intervención de ninguna persona. Y que además analizarán tus expresiones faciales, tus movimientos y tu temperatura corporal, de manera que si tienes una actitud sospechosa, la policía podrá retenerte e interrogarte sin que hayas hecho nada.

EPFL-Facial-Recognition-Software

Ante tales afirmaciones disparatadas, tu respuesta habría sido visceral:

“¡Deja de leer novelas de ciencia ficción, loco! ¿Cómo va a permitir la gente del futuro que la detengan sólo por la cara que hacen? ¡Nadie permitirá algo así jamás! ¡Toda la gente saldría a manifestarse y montaría un pollo monumental!¡Si alguien llegara a proponer algo así, las calles quemarían por los cuatro costados!”

Entonces, es cuando el chalado, con los ojos fuera de las órbitas, te habla de los robots asesinos.

Aviones-robot que son enviados sin piloto al otro lado del mundo a bombardear aldeas donde solo vive gente pobre.

predator-firing-missile4

Robots aéreos capaces de escrutar el terreno con sus ojos infrarrojos, buscar un vehículo en concreto, leer su matrícula y destruirlo con un misil sin que el conductor pueda ni tan solo detectar su presencia.

Te habla de enjambres de esos aviones que están siendo creados para patrullar solos y elegir sus propios objetivos.

Te habla de minúsculos insectos robot que vigilan con cámaras y que son capaces de picarte e inyectarte un veneno mortal.

insectspydrone

Te dice que los mejores ingenieros y científicos del mundo trabajan en el desarrollo de todas esas tecnologías centradas en la destrucción y en el control masivo de la población y entonces es cuando se le saltan las lágrimas y tú crees, definitivamente, que está como una cabra…

“¡Anda ya, hombre! ¿A eso se dedicarán los científicos en el futuro? ¡Pero qué disparate! Si las revistas dicen que para el año 2014 la ciencia ya habrá avanzado tanto que se habrá terminado con el cáncer y con casi todas las enfermedades y que gracias a los avances científicos y tecnológicos ya habrá colonias establecidas en la Luna y en Marte!”

“Pues no” -te dice ese peligroso lunático- “La ciencia y los gobiernos están dedicando sus mayores esfuerzos a todo lo que te he dicho: robots asesinos, computadoras que lo controlan todo, vigilancia masiva, armas de microondas…el cáncer continúa campando a sus anchas, en la Luna no hemos vuelto a poner los pies y a Marte solo enviamos carricoches que envían fotos precarias y confusas. A medida que vamos curando enfermedades, aparecen males nuevos…no solo no hemos erradicado las bacterias nocivas, sino que cada vez son más fuertes. Nadie ha acabado con la Malaria, que sigue matando a 2 millones de pobres al año y a pesar de todas las luchas sociales, en el mundo los ricos son cada vez más ricos y los pobres, cada vez más pobres. Pero tranquilo, en el año 2014 dicen que pronto legalizarán el consumo de cannabis para que nos tranquilicemos todos. Ese es el futuro que te espera”

lab_military_gazette

Sé sincero contigo mismo ¿Te imaginas que alguien te hubiera advertido de algo así hace 35 años?

Le habrías llamado loco y paranoico. Le habrías dicho que ve demasiadas películas y que es un trastornado que cree en enloquecidas teorías de la conspiración.

Bien, pues ahora hagamos la segunda parte del ejercicio: vuelve al presente y imagina que viene alguien del futuro y te habla de cómo será el mundo dentro de 35 años.

¿Te tiemblan ya las rodillas?

GAZZETTA DEL APOCALIPSIS

Fuente: http://gazzettadelapocalipsis.com/2014/10/06/este-es-el-futuro-que-esperabas/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Como crear tu propia realidad.

A menudo hemos oído o leído, en alguno de los medios alternativos a los que accedemos, que nosotros creamos nuestra realidad, que la capacidad humana para la creación es innata y la empleamos por defecto, normalmente de forma inconsciente. Esto así dicho queda muy bonito, pero nadie nos cuenta el mecanismo por el cual nosotros creamos y damos forma a esa realidad que nos acucia y nos llena de dramas. Porque en realidad, nadie en su sano juicio crearía toda esa cantidad de problemas que nos acosa y agobia día a día. Entonces… ¿Qué clase de realidad estoy creado? ¿Cómo puedo saber que lo que me llega lo he creado yo mismo? Debemos entender que la ley de creación y la de atracción van solapadas y donde termina la una, empieza la otra, por lo tanto de nada servirá crear una situación propicia si luego no sabemos atraerla.

La realidad que creamos es proyectada por nuestra mente previamente. Todos nuestros pensamientos se van formando en una realidad sutil. Esta realidad ilimitada en espacio y posibilidades, recoge toda nuestra creación mental y la hace tomar forma. Una vez nuestro pensamiento toma forma en esa proyección mental, esa forma física creada con nuestra mente, queda pendiente de nuestra orden, para ser atraída a nuestra realidad física cotidiana. Nuestras creaciones mentales no suelen ser cosas físicas, si no mas bien situaciones, encuentros o lo que se ha llamado como sincronicidades. Con nuestro pensamiento tejemos una realidad que para que tome forma debemos alimentarla energéticamente y mentalmente, cuanto mas presente tengamos esta proyección mental en nuestro consciente mas posibilidades tendremos, que esa realidad se haga real.

Tenemos herramientas a nuestro favor, para ayudarnos a crear ese tejido, una de ellas es programar nuestro subconsciente para que trabaje en segundo plano en esa realidad que deseamos crear, también tenemos nuestra voz, el sonido es la herramienta mas potente a la hora de ayudar a tomar forma las proyecciones mentales que diseñemos, haciendo que decretemos esa realidad y la atraigamos hacia nosotros con una mayor rapidez. Nuestro subconsciente habitualmente esta acostumbrado a proyectar realidades negativas, la peor versión de nosotros, nos han enseñado a hacerlo así y es muy difícil desprogramarnos, pero no imposible. Debemos empezar a confiar en nosotros mismos y empezar a pensar, que nosotros somos capaces de  cualquier cosa que nos propongamos y además de ser capaces, somos exitosos, y ese proyecto mental que prevemos en un futuro, va a concluirse con éxito. Esta forma de pensamiento positivo básico, es el modo con el que nosotros mismos podemos programar nuestro subconsciente y provocar que trabaje en segundo plano en lo que realmente deseamos.

Ejercicio practico.

Crearemos una situación de realidad sencilla para entender como funciona el mecanismo por el cual, nuestra mente crea nuestra realidad. Vamos a crear un encuentro con una persona conocida a la que hace un tiempo que no vemos y con el cual no es fácil coincidir, por ejemplo. Una vez tenemos claro que queremos y deseamos ese encuentro con esa persona, creamos mentalmente la situación en el que se efectúa ese encuentro, trabajaremos en esa proyección mental, varias veces durante el día y decretaremos mediante nuestra voz esa proyección mental que hemos dado forma, de la siguiente forma “Voy a encontrarme con…” lo repetiremos varias veces y siempre posteriormente a nuestro trabajo mental.

Una vez ese pensamiento ha sido creado y alimentado energéticamente, hasta darle forma y es decretado, solo debemos atraerlo y esto se producirá, no sabrás como ni cuando, pero lo que es seguro es que esa situación que creamos mentalmente, se producirá y se hará realidad en nuestra realidad física. Una vez entendamos el mecanismo por el cual nuestra realidad es el resultado de nuestra proyección mental, la cual damos forma física y la atraemos a nuestra realidad, tendremos la herramienta para afrontar nuestros encuentros y nuestras situaciones dramáticas, con un resultado distinto al que quizás previamente pudieras pensar. Quizás aun estés en un plano escéptico, lógico y racional, pero cuantas veces te has enfrentado a situaciones en las que ibas condicionado previamente y se han hecho realidad. “No me van a contratar” “No se va a fijar en mi…” “Fijo que me despiden…” y al final el resultado es ese que tu creías que por lógica se iba a propiciar, pero en realidad, TU lo creaste así y lo decretaste de ese modo.

Nos proyectamos negativamente por defecto y el resultante suele ser negativo, si nuestros pensamientos son positivos y enfocados a un resultado exitoso las probabilidades de que el resultado lo sea, son enormes. Como decía, nuestros pensamientos proyectados mentalmente no son eternos y debemos alimentarlos para propiciar su materialización, si por un tiempo abandonamos esa creación se desmaterializara la posibilidad de que en un futuro podamos atraerla a nosotros, por eso es importante saber programarnos, para que nuestra mente trabaje constantemente e inconscientemente en fabricar la realidad que a nosotros nos resulte mas propicia. Piensa que todo lo creado es solo una proyección mental de alguien superior y que tú como ser superior que eres en este plano físico, tienes la capacidad de materializar la realidad que se adecue a la experiencia que deseas crear para ti en este mundo.

Ponerte manos a la obra es relativamente sencillo y no requiere de un gran esfuerzo, estas acostumbrado a crear a diario, aunque no eres totalmente consciente de tus creaciones,  desde ahora comienza a crear a tu gusto la realidad que deseas, el resultado que necesitas, la situación que te sea propicia, toma el poder de la realidad en la que vives, aíslate de los dramas ajenos, las negatividades que desde el sistema nos dan con barra libre y empieza a forjar aquello que sabes que puedes lograr por que tu sabes de lo que eres capaz. Comienza a ver el vaso medio lleno dentro de tu cotidianidad mas próxima y veras como cuando comiences a acostumbrarte a crear de forma positiva, tu vida da un vuelco y sales de ese bucle que creías no acabaría nunca.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/10/como-crear-tu-propia-realidad.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Tú eres tu propio Maestro.

Vivimos tiempos convulsos, tiempos raros, extremos, donde podemos ver a diario gestos de amor incondicional y odio visceral solapados. Vivimos pensado que los cambios se producen por grandes gestas, grandes manifestaciones colectivas y obras mayúsculas, tendemos a creer que el bien y el mal están en constante lucha, un enfrentamiento visceral y sin tregua que no hace prisioneros y no descansa hasta eliminar por completo al otro. Creemos a su vez erróneamente, que el mal es una esencia intrínseca al ser humano y que el egoísmo reinara en su corazón por siempre, que el trono del alma lo tomaron las bajas pasiones y los comportamientos instintivos y rudimentarios de la mente. El cerebro reptil, estrangula la poca humanidad que nos queda cuando mas falta hace y finalmente nos rendimos ante la evidencia de que somos animales irracionales incapaces de sentir y asimilar el dolor ajeno.

Esto no solo es falso, si no que es la gran mentira que nos han hecho creer durante siglos. Se empeñaron en hacernos creer que somos incapaces de ser completamente civilizados, que llamarnos animales seria ofensivo para el reino animal, que somos incapaces de aprender y de enseñar, que necesitamos un patrón bien marcado y definido, un camino de baldosas amarillas por donde caminar, para no perdernos, seguir las migas de pan que otro dejo en el camino, para que aprendamos de forma básica y rudimentaria como llegar de A a B, sin extraviarnos, pero esto se acabo y debemos empezar a reestructurar nuestros conceptos y empezar a elevar nuestra mirada, tomar las riendas de nuestra civilización y desembocarla allí donde queremos, como humanidad en conjunto y no como un rebaño, una manada de cerebros huecos sin alma, desconectados del mundo y su naturaleza.

Vivimos tiempos en los que no hay, ni habrá Mesías que guíe nuestros pasos, y que nos de las pautas, que nos diga cuando poner la otra mejilla, como amar a nuestro enemigo y que nos recuerde que somos hermanos, esta lección ya debía haber estado aprendida hace tiempo, no podemos seguir mirando al cielo esperando un milagro, llevamos dos mil años mirando atrás y es hora de empezar a mirar hacia delante, comenzar de una vez a experimentar, a vivir y aprender sin necesidad de repasar, dos mil años repitiendo curso son demasiados, hasta cuando vamos a omitir nuestra responsabilidad y vamos a evitar tener que empezar a caminar solos.

Tampoco podemos esperar un líder, alguien con ideas claras y un bastón de mando que haga de guía y nos señale el camino hacia la luz, que llene nuestras mentes de ideas, de conceptos, de normas y leyes, que nos de la hoja de ruta ideológica para no desviarnos de la senda. No podemos seguir con las pautas erróneas del pasado, hoy ya es el tiempo del humano, sin reyes, sin caudillos, sin lideres, sin políticos, sin estadistas del pensamiento, ni manipuladores de las conductas, todo esto ha muerto y no vendrá nadie a marcarnos el rumbo, no existirá un líder claro, una idea clara, un concepto rotundo, todo esto ha muerto y para siempre. No podemos seguir esperando a que alguien desde un estrado nos haga ver la luz y empezar a comportarnos como polillas en la oscuridad. Somos nosotros de manera individual y a la vez global, los que tenemos que tomar nuestra propia ruta, esto no significa caos, sino orden social, un orden en el que el “todos a una” marcará la pauta.

Son tiempos sin maestros, porque se supone que debimos haber aprendido esta lección hace tiempo, de hecho lo sabemos y solo debemos recordarlo, debemos dejar de mamar de la teta del sistema y empezar a pensar por nosotros mismos, ser nuestros propios maestros, ser personas, no animales. Empezar a ser racionales y a la vez emotivos, el pensamiento y la intuición deben ir de la mano, omitir los instintos territoriales, los conflictos ideológicos, teológicos y culturales. Tú debes ser tu propio maestro, sin permitir nunca que el aprendiz desaparezca, ser capaces de impartir lección en nuestros actos y tener la capacidad de asumir la lección de otros cuando se nos presente. Llego el tiempo de compartir ideas, soluciones y emociones, de entregar a cambio de nada y recibir a cuenta de todo, de entender la meta propia como la meta de todos, de unir el Yo y el Nos, en un mismo tiempo verbal.

Se acabo el recibir lecciones de señores académicos de bata blanca, un titulo en una cartulina firmada y sellada por la autoridad no da el conocimiento, ni la potestad para sentar cátedra, se acabo el tiempo de la titulitis que tanto daño a hecho al intelecto humano, no debemos desechar la sabiduría solo por que el maestro no tiene un doctorado, acaso a Jesús o a Buda alguien les reclamo su titulación, los títulos que otorga el sistema no son garantía para aquel que desea salirse del sistema, de hecho, el conocimiento que aporta el sistema canalizado a través de esos académicos, es información castrada, pervertida y tergiversarte, una garantía de que tú seguirás siendo un producto y no una persona. Debemos evitar a esta progenie que solo nos miente sobre nuestro origen, nuestra historia y nuestro futuro, que son caldo de cultivo de ignorancia y embrutecimiento, que incentivan la competencia y no la creatividad, un sistema académico que premia al mediocre, no tiene potestad para impartir lecciones.

Estos son tiempos en los que si quieres conocimiento, tienes que salir a buscarlo. Ya no se premia la experiencia, ya no se ofrece sabiduría, ya no sirve la inteligencia, el modelo que triunfa es el del mediocre que no se esfuerza, que no lee, que no busca, que no duda y que no tiene criterio, el triunfador de hoy es el tonto de ayer, para que acabemos copiando al tonto y ser una sociedad idiotizada, plagada de mediocres y de ignorantes, gente obtusa que no hará preguntas, que claudicara a la primera, que bajara el mentón y doblara el espinazo ante su amo.

No debes permitir que la idiotez que reina se apodere de tu mente, que el modelo del triunfador mediocre sea tu meta o la de tus hijos, que el futuro de la raza no dependa de un sistema que conspira en nuestra contra. Debemos empezar a tomar la responsabilidad de impartir conocimiento, de mostrar sabiduría, de dar ejemplo. Tenemos que dejar de alimentarnos con el mana televisivo, de dar crédito a esos académicos apoltronados y recibir el conocimiento de aquellos que atesoran experiencia independientemente de si tienen o no titulo, de si tienen o no bata, o si tienen o no cátedra.

Cualquiera puede ser tu maestro, cualquiera puede darte una lección esencial en tu vida, cualquiera puede despertar en ti el recuerdo de quien eres, cualquiera, incluso tu mismo. Se acabaron los tiempos de profetas, se acabaron los tiempos agoreros, de futuros inciertos y catástrofes venideras, es tiempo de tomar las riendas de nuestro propio destino y asirnos a el con todas nuestras fuerzas, tomar lo que es nuestro por derecho y no permitir que jamás nadie nos arrebate el puesto que debemos ocupar en nuestro destino como civilización.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/10/tu-eres-tu-propio-maestro.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Comienza a utilizar tu intuición.

Hasta ahora hemos desarrollado nuestro lado masculino, ese lado izquierdo del cerebro que es útil en un mundo físico y material, pero que nos merma y nos ciega a la hora de desarrollarnos en un entorno donde el instinto ya no tiene la importancia que antaño tuvo. La sociedad intenta por todos lo medios que mantengamos nuestro estado de alerta, nuestro instinto de supervivencia, en un sistema competitivo y primario, donde los sentimientos son vistos como signo de debilidad, una tara en lugar de una virtud. El mundo físico en el que vivimos, solo centra nuestra atención en los cinco sentidos mas primarios cegando todos nuestros sentidos orientados a la introspección sensorial. Nos enseñan que aquello que nuestros sentidos no detectan sencillamente no existe. Nuestra vista, nuestro olfato, nuestro oído, nuestro gusto y nuestro tacto se rigen por unos rangos concretos de los que es fácil escapar y no ser detectado por ellos.

Poco a poco se ha admitido un sexto sentido como algo extraordinario, que muy pocos logran desarrollar, pero eso no es así, de hecho es falso. En realidad nuestros cinco sentidos tienen un segundo sentido paralelo en nuestro hemisferio derecho, cinco formas más de sentir que aun están por descubrir. Si para nosotros es difícil hacernos a la idea de vivir solo con la mitad de nuestros miembros ¿Por qué nos limitamos a vivir con la mitad de nuestros sentidos?

Podemos ir comenzando por despertar nuestro hemisferio cerebral derecho e ir dando importancia a esos sentidos, escucharlos cuando nos hablen y fiarnos de ellos como nos fiamos de nuestra vista o nuestro tacto. Como pequeño comienzo desarrollaremos nuestra intuición, de modo, que podamos ir abriendo nuestro campo sensorial. Muchas veces hemos oído o leído, que debemos utilizar nuestro hemisferio derecho, pero ¿Cómo? Por norma general, solemos dar peso en nuestras decisiones diarias, a la lógica y a la razón, y omitimos aquello que intuimos, por ser menos tangible y cuadriculado. Dejarnos llevar y comenzar a intuir es comenzar a sentir, dejarnos llevar por esos sentimientos, por lo que nos dicen, escucharles detenidamente, sentir ese impulso y hacerles caso, dejarnos llevar por ellos. Comprobar cuantas veces nos equivocamos tras utilizar la razón y la lógica, y cuantas al guiarnos por la intuición y nuestro sentir.
Discernir cuando conocemos a alguien y dejar que nuestros sentidos nos hablen, cuando las vibraciones y el conjunto de sensaciones que percibimos de esa persona nos diga, que clase de individuo puede ser, si es negativo o positivo para nosotros. Las palabras y las actitudes filtradas por la lógica y la razón nos llevan a estrellarnos una y otra vez contra el mismo muro a la hora de afrontar una relación nueva. La intuición y los sentimientos no son engañados fácilmente y ellos te dirán aquello que seguramente no lograrías averiguar a través de tus limitados sentidos. La vista y los estereotipos que nos han sido programados, juegan en tu contra a la hora de conocer a un nuevo ser, si nos guiamos por lo que sentimos el margen de error es escaso.

Cuantas veces nos engañamos con un “no puede ser” cuando nos llega de forma clara esa intuición con respecto a una persona. Cuantas veces caemos en la trampa de la lógica y nos vemos atrapados en relaciones toxicas, es fácil engañar a tu lógica, pero no engañar al corazón, al final, solo nos engañamos nosotros mismos, cegándonos ante lo evidente. Los cánones que nos implantan a través del sistema, cánones de belleza, de éxito y de realización, nublan nuestra lógica a la hora de escoger nuestras relaciones sociales, cuantas veces hemos acabado con la persona incorrecta, por guiarnos por causas superficiales, en lugar de escoger a la persona idónea, que quizá no cumplía los requisitos que marca la sociedad, pero en cambio, nuestro corazón nos decía lo contrario, desechamos lo que nos dice nuestra intuición y abrazamos lo que nos dice la razón.

Una vez aprendes a dejarte llevar por lo que tu interior te dice, el miedo al error desaparece, equivocarnos es solo una opción entre un amplio abanico de opciones. Errar es aprender desde ese mismo instante y comienzas a reconocer las señales que tus sentidos ocultos te dicen, te afinas, te perfeccionas y te sincronizas, ahora tendrás una respuesta lógica y una sensorial, hablándote en paralelo, compenetradas, dándote el matiz que necesitas a la hora de elegir. En un mundo y en una sociedad, fabricada para que constantemente tengas que elegir, se hace necesario el que utilices todas las herramientas a tu alcance, para acabar con éxito tu partida en este juego.

Deja de limitarte y no consientas que nadie te limite, saca todo lo que atesoras dentro de ti y empieza a utilizarlo, empieza a sentir y a sentirte uno con todo, deja que tu interior hable, para y escucha. Bájate del tren del estrés, la inmediatez y los nervios, y permite que tu exterior se sincronice con tu interior, que todo gire como tu deseas, que todo se desenvuelva al ritmo que tu elijas, no permitas que las prisas te hagan tropezar de nuevo, no permitas que lo lógico y estereotipado te hagan errar otra vez, tomate tu tiempo, siente, deja que tu interior te diga, escúchalo y elige sin miedo, ya no existe el error, porque eres uno con el universo y este trabaja para que tengas la experiencia que viniste a buscar, simplemente relájate y disfruta del viaje.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/09/comienza-utilizar-tu-intuicion.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


LAS TRAMPAS DEL “MÁS ALLÁ”

Echo_21

La mayoría de conceptos religiosos nacieron con el objetivo de darle un sentido trascendente a nuestras vidas.

Al menos esa es la función que, en teoría, deberían tener.

Hablamos de ideas como la reencarnación, la justicia divina o la ley del karma, por poner algunos ejemplos; conceptos que actúan como un bálsamo ante la angustiosa presencia de la muerte, las injusticias de la vida y el dolor.

Pero si los analizamos detenidamente, veremos que muchas de estas concepciones desempeñan una función paralela en nuestra psique.

Y no precisamente liberadora y positiva.

El Sistema ha conseguido subvertir su supuesto sentido original y convertir todas estas creencias en mecanismos sutiles que nos susurran, incesantemente al oído, un mensaje hipnótico con el que minimizan nuestro poder individual y reducen a la mínima expresión el inmenso valor de nuestra existencia.

Una vez instaladas en nuestra mente, se convierten en una continua dosis de anestesia…

reincarnation

LA REENCARNACIÓN Y EL MÁS ALLÁ

Un ejemplo claro de ello son los conceptos de reencarnación o de vida tras la muerte, que han acabado resultando absolutamente perniciosos y perjudiciales para nuestra libertad individual.

Ciertamente, creer que habrá otros niveles de existencia o un “más allá” nos permite aligerar la carga de la propia vida y la angustia existencial.

Eso es innegable.

Pero también nos lleva a relativizar el valor incalculable que tiene “una única vida” y reduce a mera anécdota el “milagro” de vivir en una roca que flota en el vacío del universo.

Earth-the-universe-stars-435

Estas creencias le restan valor al hecho extraordinario de tener una existencia efímera y sobretodo le restan valor a nuestro tiempo de vida, nuestro más preciado tesoro.

Y quitarle valor a la única vida de la que tenemos constancia, convirtiéndola en “una estación más en el camino” o “en una vida más entre muchas otras”, conlleva también restarle trascendencia a todos y cada uno de nuestros actos y libres decisiones.

Y es que cada decisión que tomas afecta decisivamente al devenir de tu existencia y muchas veces influye en la vida de las personas que te rodean.

Si crees que solo disfrutamos de una sola e irrepetible existencia, cada decisión que tomas adquiere una enorme relevancia, tanto para ti como de cara a los demás.

Sin embargo, si estas convencido de que tras esta vida nos esperan otros niveles de existencia, inconscientemente, tendirás a relativizar la trascendencia de tus decisiones. En tales casos, en lo más hondo de tu fuero interno, siempre concibes la posibilidad de “un mañana” y de una posible redención por tus errores, por terribles que éstos sean.

reincarnation1-346x400

Así pues, el concepto de reencarnación o de “vida tras la muerte”, a lo que ataca principalmente es a la asunción de responsabilidad sobre los propios actos y decisiones, mediante la relativización de la trascendencia que tienen dichos actos.

Y no olvidemos que asumir la responsabilidad de las propias decisiones y de las consecuencias que éstas provocan, es, de hecho, asumir el propio poder que tenemos como individuos.

Por lo tanto y resumiendo, creer en la reencarnación acaba derivando, en última instancia, en un mecanismo mental que reduce nuestra conciencia de poder individual.

Y ese, sospechosamente, es el objetivo principal que tiene el Sistema: minimizar nuestro poder como individuos.

No deja de ser sorprendente como los mecanismos psicológicos del Sistema siempre consiguen retorcer cualquier concepto hasta convertirlo en una herramienta al servicio de sus fines.

Stauffer

Anestesia contra la rebeldía

Pero ante todo, lo que consigue el concepto de reencarnación o de “existencia tras la muerte”, es reducir el nivel de rebeldía del individuo frente a cualquier tipo de abuso.

Reduce nuestra rebeldía porque, a nivel inconsciente, convierte la opresión o el dolor que sufrimos en la “vida actual” en algo circunstancial, bajo el pretexto de que quizás “más adelante” seremos premiados o recompensados por Dios, por el karma o por la idea “trascendente de turno” que nos hayan inculcado.

Incentivan pues, una suerte de conformismo existencial, una sumisión dócil ante la injusticia y el abuso de los más poderosos.

alone-with-thoughts-john-entrekin

Sin embargo, todos estos conceptos no fueron creados con este objetivo.

De hecho, no tienen nada que ver con la opresión de la individualidad.

Si nos fijamos bien, veremos que actúan como un factor multiplicador en nuestra mente, que podría manifestarse en dirección totalmente opuesta.

En la psique de una persona sumisa e inconsciente de la propia soberanía individual, el concepto de reencarnación solo multiplica dichos sentimientos, derivando en conformismo existencial.

Pero en manos de un individuo con plena conciencia de sí mismo, de su poder y del inmenso valor de su libertad individual y de su dignidad, estas creencias se convierten en conceptos liberadores, fácilmente asociables a la lucha, a la revolución, a perder el miedo, a pelear incansablemente por la propia libertad y la de los demás, con independencia de las consecuencias que pueda comportar.

En la mente de un individuo libre, el concepto de reencarnación no dejaría lugar para el miedo a la muerte, sino que abriría un espacio para el sacrificio en pos de los ideales más elevados de libertad.

Es curioso ver como un mismo concepto puede ser utilizado para multiplicar actitudes tan opuestas entre sí.

320

JUSTICIA DIVINA

El concepto de justicia divina es un exponente claro de la cantidad de absurdas contradicciones que nos inculcan las creencias religiosas.

Supongamos que creemos en la existencia de una justicia divina que castigue a los “malvados”.

Eso implica que sabemos quienes son los “malvados”, pues los hemos juzgado como tales.

Y también significa que creemos que Dios pensará lo mismo que nosotros sobre ellos y sus actos, pues los habrá juzgado igual y por ello aplicará su “justicia”.

Angry-God-1266884192_xlarge

Y que por lo tanto, nosotros tenemos “la razón” y somos “justos”, pues nuestra opinión es coincidente con la de Dios.

Y llegados aquí, debemos preguntarnos, ¿porqué no aplicamos la justicia nosotros mismos sin tener que esperar a que sea “Dios” quien aplique el castigo?

Al fin y al cabo, hemos juzgado a los malvados bajo los mismos parámetros que Dios y por lo tanto, siendo fruto directo de su creación, habiendo sido forjados a su imagen y semejanza y siendo partícipes directos de sus mismos criterios, no debería representar ningún problema ni conflicto, ¿no?

Sin embargo, cuando alguien razona de tal manera, es cuando se encienden todas las alarmas y desde los púlpitos, los líderes y representantes religiosos, nos gritan airados: “¡No podéis hacerlo!”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y es que las mismas instituciones que nos hacen creer en un Dios que imparte justicia y castigos a diestro y siniestro, nos han inculcado de forma insistente que solo “él” puede juzgar y castigar de forma justa y que nosotros solo tenemos derecho a acatar la “sentencia” sin rechistar.

Quizás tengan razón, quién sabe…

O quizás solo sea una burda estratagema creada por las religiones para negarle el poder de juzgar y actuar al individuo según su propio criterio, derivando dicho poder, muchas veces, en las propias instituciones que, sin ninguna vergüenza, se presentan como “representantes de Dios en la tierra”.

Porque al fin y al cabo, un individuo que juzga y actúa como Dios ¿para que necesitaría entonces a las instituciones religiosas?

Y lo que es más grave…entonces, ¿para qué necesitaría al propio Dios?

karma lotus oriental

EL KARMA

Con el paso del tiempo, en occidente, este concepto de “justicia divina” se ha visto complementado o incluso sustituido por una reconfortante y anestesiante idea de origen indo-oriental: el concepto de Karma, del “tal harás, tal recibirás”, de la causa y efecto de nuestros actos.

Puede parecer una idea que ayude a la convivencia, un mecanismo de programación mental que, bajo amenaza, limite los abusos que podamos cometer contra nuestros semejantes.

Pero desgraciadamente, la gente a la que calificamos como “malvada” tiene una extraña tendencia a no creer en nada que no sea el ejercicio de la fuerza o el sometimiento inmediato de los demás a su conveniencia, con independencia de la posible aparición posterior de “la ley del karma”.

Es evidente que no temen ningún tipo de castigo. Su único temor es no poder cumplir con sus deseos e impulsos más egoístas. Cuando vemos a gente de este tipo, a la mayoría de nosotros solo nos queda esperar “que algún día reciban lo que se merecen”.

Pero, ¿para qué esperar para castigar a los “malvados” si podemos hacerlo aquí y ahora nosotros mismos?

karma EndlessKnot03d

¿Para qué esperar que los enrevesados, invisibles e indetectables mecanismos del karma equilibren las deudas contraídas?

Si alguien comete un abuso o una injusticia contigo y tienes la posibilidad de actuar inmediatamente, ¿no es altamente educativo y reformador hacerle notar tu “descontento” de la forma que creas conveniente?

¿No le ayudará a reflexionar sobre su actitud hacia los demás?

puño

¿O quizás es mejor permitir que “fuerzas etéreas” apliquen la “justicia” en hipotéticas existencias futuras y permitir que los “malvados” se salgan con la suya aquí y ahora y multipliquen sus actividades hacia otras personas inocentes dada la escasa respuesta que obtienen por parte de las víctimas?

Como vemos, el concepto de karma, cuando está mal comprendido, también alberga en su interior el germen de la pasividad, la conformidad y la aceptación del abuso.

a-lil-rusty-rachel-hames

Es cierto que los conceptos de más allá, de reencarnación, de justicia divina o de karma resultan ideas reconfortantes o incluso positivas, pues pueden ayudarnos a soportar la angustia vital.

Pero fácilmente se convierten en trampas psíquicas sutiles que nos arrebatan el poder y lo sitúan “más allá” de nuestro alcance.

Pero algún día, incluso los más fervientes creyentes, deberían afrontar la dolorosa pregunta:
¿No será que todas estas ideas nos las hemos inventado nosotros mismos para reducir nuestra angustia existencial y nuestra sensación de vacío?

anxiety-art

Que quede claro que no decimos que todos los conceptos religiosos sean falsos.

Cada uno es libre de creer en lo que quiera.

Pero precisamente, este es el punto clave: ser libre

Alguien adoctrinado en una creencia no es libre. Simplemente está programado.
Aunque eufemísticamente a esa programación la llame “fe”.

Religion confusion

Esa “fe” no tiene ningún valor. No es nada. Es solo un burdo engaño. Una estafa generalizada.

La auténtica creencia trascendente solo puede surgir del pleno ejercicio de la libertad individual.

Y para hallarla, antes debemos afrontar las preguntas existenciales más angustiosas, a nivel personal, escuchando únicamente nuestra propia voz y enfrentándonos a nuestros temores más profundos.

Aceptar su descarnada realidad con plena conciencia, sin doctrinas ni ideas pre-programadas, por más que estén escritas en antiquísimos libros repletos de supuesta sabiduría ancestral.

ws_Holy_Book_2560x1600

Debemos bañarnos en las oscuras y gélidas aguas de ese terror primordial que habita en lo más profundo de nuestra psique y sentir plenamente y sin ambages el insoportable sinsentido de nuestra existencia.

Y una vez aceptada esa realidad, una vez afrontado ese miedo en toda su magnitud, dejando que cale hasta nuestros huesos, cualquier creencia que acabemos adoptando tendrá un auténtico valor, pues surgirá de nosotros mismos, de nuestra conciencia más profunda y no del adoctrinamiento externo del Sistema.

¿Quieres ver “la luz”?

Antes tendrás que arrojarte al abismo…y enfrentarte, de verdad, al mayor de los terrores.

abyss

GAZZETTA DEL APOCALIPSIS

Fuente: http://gazzettadelapocalipsis.com/2014/09/17/las-trampas-del-mas-alla/#more-2033

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.528 seguidores