Lo importante es lo que no se ve

Reflexiones

YHVH S.A.

Unos de los misterios que se esconde detrás de Yahvé es quien fue o es realmente este “dios”. Muchos son los que lo han perseguido tratando de dibujar su rostro,  encontrar su nombre o crear un perfil psicológico de su figura. Tratar de identificar la efigie que se esconde detrás de ese nombre es tarea titánica ya que por más que queramos conjeturar quien es Yahvé, acabaremos errando estrepitosamente. Si nos guiamos por los textos bíblicos no encontraremos con un Yahvé, que encierra en sí mismo una personalidad compleja y extremada, demasiado para ser una sola, la personalidad que se esconde tras él. Yahvé, es paranoico, obsesivo compulsivo, celoso, esquizoide, bipolar, psicópata, clasista, endogámico… Acabaríamos por sacar un perfil psicológico, ciñéndonos exclusivamente a los textos, ciertamente terrorífico alguien oscuro y sin una mínima chispa de luz, que invite a pensar que ese ser es siquiera un dios “creador” como los textos nos quieren hacer creer.

Yahvé se erige como creador del ser humano, padre nuestro que está en el cielo y sembrador de vida en nuestro planeta, hechos a su imagen y semejanza (semejante no es igual a él) pero, ¿cómo alguien que es capaz de crear a todas las criaturas, mostrando cierta capacidad de amor en su obra, se transforma en un ser colérico y genocida? Básicamente partimos de una idea limitada y coartada que nos dice que Yahvé es “uno” y eso es lo que nos induce al error.

Es conocida y popular últimamente, la historia sumeria de los dioses, Anu, Enki y Enlil, una historia fratricida en la que estos dioses tienen una encarnizada disputa por la propiedad terráquea. Se la reparten, se erigen como amos, y cada cual hace con su trozo lo que quiere, hasta que empiezan a quererlo todo y  comienzan a matarse entre ellos (véase la mitología egipcia) Historia que según ha ido avanzando el tiempo quedo reflejada en distintos mitos, repartida por esos distintos pueblos, con distintos nombres y distintos entornos, pero con un germen común que une todos esos mitos en una historia planetaria. Junto con esos dioses, convivían distintos dioses afines (¿familia quizás?), que a ratos robaban protagonismo a estos principales actores, entran y salen a escena, de distintas formas, con distintos nombres, encarnando distintos roles, que acaban formando un drama Shakesperiano unas veces y Quijotesco otras.

Yahvé no es Dios, solo es una entidad igual a lo que seria tu banco o tu franquicia favorita.

Con esta amalgama de mitos, leyendas, escrituras y revelaciones, encajar una historia lógica, empuja casi a la fuerza estos roles, con la etiqueta que forma las siglas YHVH, que acabo formando el famoso Yahvé o Jehová. Me atrevería a afirmar que Yahvé, no es un ser, un dios o nada que se le parezca, es inútil buscar un malo o un bueno, y encajarlo tras la etiqueta Yahvé. Debemos partir de la base que YHVH no es un nombre, ningún dios antiguo, de ninguna civilización antigua, permitió que su nombre figurara en ninguna parte. Esos “nombres” por los cuales fueron conocidos no eran más que adjetivos teñidos de títulos nobiliarios, los cuales fueron adaptados a la lengua de cada pueblo. Enki, por ejemplo es el dios del agua y Enlil el dios del viento (y no sé cuántas cosas más), no son sus nombres reales, sus nombres jamás trascendieron, ni quedaron grabados o escritos, ya que poseer el nombre de alguien implica tener un control sobre él (según algunas creencias). Jamás  hubieran trascendido sus planes de haber llegado al ser humano el nombre de estos seres, ya que la voluntad del Ser humano conectado a la fuente, verdadera energía de creación, hubiera socavado la voluntad de estos pretendidos dioses.

Los nombres reales de estos dioses han sido custodiados y conocidos solamente por unos pocos, estos seres, depositaron este conocimiento en los linajes que partieron de su propia sangre. Esos nombres pueden ser invocados por su real descendencia y llamados en un ritual preciso para lograr el apoyo y la voluntad de ese ser (pacto). Muchos de sus descendientes han encarnado distintos títulos que directamente los conectaba con dios, ya sean reyes o mesías, sus linajes se han conservado dentro de una enfermiza endogamia, que hemos visto, como a estas alturas esas prácticas, han llevado a tener familias regias con perfil mental ciertamente mongoloide.

Detrás de Yahvé, Jehová, Allah, están las mismas entidades, porque esas etiquetas, esos nombres incompletos de dios, no son más que un logotipo, una etiqueta que muestran tras la cual se halla una especie consejo o familias, de seres inteligentes. Los ángeles como Gabriel que interfirieron y compartieron con el hombre, en nombre de Yahvé, solo seguían los designios y la agenda de un consejo, una corporación o un clan. Las luchas fratricidas dentro de ese consejo, acabaron con distintos genocidios en la Tierra, luchas entre facciones dentro de esa entidad llamada Yahvé. Se puede concluir que uno u otro se dirigió directamente a sus acólitos y sacerdotes, interpretando los textos, por los distintos tipos de Yahvé que hay, a mi modo de ver, encajar a Yahvé, en la figura de Enlil o Anu, por ejemplo, es un error, ya  que ellos tomaban arbitrariamente esta etiqueta según les parecía.

Muchos trataron de buscarle un sentido a esa entidad, pero el error partía desde el mismo inicio, en que se planteó que Yahvé era un ser, con personalidad compleja, pero únicamente uno, y no es así, si es tan complejo encerrar en un solo ser a ese dios, es porque no era uno, sino varios.

Es recurrente encontrarse con ciertas cifras que parecen puestas ahí, de forma casual, pero qué todo lo que acaba formando un patrón, deja de ser instantáneamente casual. Aun ves esta corporación como a un dios, pero solo tienes que echar un vistazo a cómo se comportan las empresas para darte cuenta que sus discípulos adoran a un dios societario, dictador y mercantil, que se apodera de los recursos y predica hambre y miseria. Yahvé, la corporación que forma doctrina religiosa en sus adeptos y convierte en esclavos a sus seguidores, Yahvé se comporta como Monsanto, un banco o cualquier multinacional farmacéutica, no hay diferencia en sus políticas, en sus mandamientos, en sus dogmas, corporativismo y consumo, que consume a quien las sigue. La fe de ayer es el corporativismo de hoy, globalización a golpe de talonario, dinero sacrosanto al  que elevar nuestras plegarias, una forma de convertir en religión una empresa.

Estos son los nombres de los Yahvé de hoy, con el dinero como único evangelio.

Podríamos concluir que Yahvé es una sociedad anónima, anónima tanto en cuanto, no sabemos quienes están realmente detrás de ese logotipo, un adjetivo proclamado dios, que deposito sus ojos en nuestro planeta y fundo aquí su sede. Una empresa que manipulo y traumatizo al ser humano y lo fue guiando hacia su propia condena. Queda patente que detrás de la organización que hay detrás de Yahvé, acabo venciendo la facción más psicópata y enfermiza, un creador que masturba y desquicia su propia creación, desligándola de sí misma y formando un ser miedoso y acomplejado, del que es fácil extraer un producto, con el cual mercadear. Construir un entorno donde otras corporaciones (Federaciones) pueden exiliar a su disidencia y mantenerla bajo control férreo, contribuyendo a su vez a la producción de cosecha corporativa, la cual se está anunciando en los mejores hogares de la galaxia. Eres producto, eres fruto y desglose quántico de energía vital destilada y embotellada, eres la taurina que inmortaliza la vida de unos pocos federados en este selecto club de campo.

Muchos de nosotros, revolucionarios de salón, sin memoria, pero con un sentimiento interno que intuye su propia condena, fuimos disidentes en nuestro origen y acabamos engrosando las filas de esta cuarentena quántica carcelaria, la cual los amables textos sagrados llaman paraíso. Es más sencillo comprar el concepto que dice que esto es una guardería espiritual, que un centro penitenciario. Creadores creativos encerrados en una creación totalmente descreída de todo lo que hay en la creación. Aun muchos ven en Yahvé a un dios, muchos toman la facción enkineana como lo correcto, como los verdaderos creadores, pero no es más que otro engaño.

Por más que queramos buscar culpable, por más que queramos encontrar buenos y malos, todos los que forman parte, o formaron parte del grueso que habita detrás de la corporación Yahvé, son culpables y deberán ser juzgados por un pueblo soberano (con autoridad) y consciente. Debemos obviar y dejar de tratar de encajar a ese “dios” tras las barbas de un solo ente, aparcar un poquito a Enlil y a Enki ya que está claro que ambos forman parte de esa entidad bipolar, junto con los otros miembros que forman la constelación tras este malparido Yahvé.

Millones de personas muriendo bajo las directrices de una empresa que se cree Dios, hay que ser mentecato para seguir etiquetando como sagrado todas las diarreas que esa empresa nos legó, como vehículo, al que dedicar nuestra vida, nuestra fe y nuestro poder a su servicio.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/07/yhvh-sa.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


LA PEOR DE LAS DICTADURAS

 

He pasado por dictaduras y dictadores, he sufrido las consecuencias de gobiernos totalitarios y represores, he visto desaparecer organismos y personas, pero nunca he visto que las dictaduras se oculten en supuestos gobiernos democráticos hasta hoy. Este artículo está dirigido a un pueblo vencido, que en algún momento fue orgullo de mis raíces, un pueblo que le quitaron lo más valioso de nuestra humanidad, le quitaron la libertad.

Hoy ha entrado en vigencia la llamada popularmente “Ley mordaza”, aunque debiera llamarse por su verdadero nombre “represión democrática”, una represión que ningún español, si se considera verdaderamente humano, tendría que permitir, pues luego de esto el siguiente paso son los grilletes del miedo y la inacción. Nosotros somos los que permitimos que estas cosas sucedan, que un grupo de oscuros esbirros dirigentes tomen las decisiones por nosotros. Un grupo de demonios desde el rey Felipe VI hasta Mariano Rajoy, demonios que someten a su pueblo cortándoles todo derecho de expresión, derecho que forma parte de la Humanidad de todo habitante de esta maltratada tierra, pues es el derecho a Ser, a expresar el descontento, a opinar diferente, a luchar por la dignidad, a pelear desde su Ser defendiendo su propia y única existencia en esta tierra.

Espero de corazón que el pueblo español despierte, que no se dejen someter por estos verdaderos monstruos, que levanten su voz, que salgan a la calle y no permitan que terminen de ejecutarlos con un tiro en la cabeza. ¿Qué diferencia hay entre estas medidas y las de cualquier estado dictatorial? Pues que a estas la avala una seudodemocracia de un reinado de basuras con corona de lata y poderes ilimitados. Mi completo repudio a esta dictadura española que resulta ser peor que la de Francisco Franco o cualquier otro supuesto dictador conocido.

Su majestad Felipe VI, Señor presidente Mariano Rajoy, Señores senadores y diputados, si por mi fuera los juzgaría a todos por traición a la patria, pero sobre todo, por traición a su propio pueblo y violación a los derechos humanos de sus hermanos, pues todos somos iguales bajo la ducha, despojado de toda falsa investidura egoica con las que adornan su patética deshumanidad. Realmente espero que el pueblo español se levante, salga “pacíficamente” a la calle y los saquen a patadas del poder, pues su presencia es perjudicial para la salud de España y de toda la Humanidad. Si el pueblo español calla por miedo e inacción, yo gritaré por Humanidad y dignidad.

Nota Anárquica:
Aliento e incito a todos los miembros de L@ Red y los lectores de DDLA que así lo quieran y sientan, que escriban y compartan su propio post con titulo general: "LA PEOR DE LAS DICTADURAS" sobre la ley Mordaza española. Actuemos unidos y sincronizados, quizás tengamos más poder del que imaginamos. Gracias.

"Vencer, es no rendirse aún vencidos" Morféo de Gea

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2015/07/la-peor-de-las-dictaduras.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las manchas brillantes de Plutón. RSC. 2 de julio, 2015.

NASA publicó ayer las imágenes más cercanas de Plutón. Observan desde la agencia manchas blancas cerca de los polos, están de moda las manchas blancas.
Nuevamente imágenes en blanco y negro, ya tienen misterio; Manchas blancas en Plutón , Ceres, y son blancas porque si no tenemos imágenes a color como corresponde a la tecnología 2015, o 2006 que fue cuando se lanzo la "New Horizon", no podremos observar con propiedad las mencionadas "manchas blancas".
Nuevamente especulan, esconden y crean una linea informativa impropia de estamentos serios. Pareciese como si los sistemas de especulación económica se hayan traspasado a cualquier forma de comunicación gubernamental, osea: la mentira, especulación, ignorancia son traspasadas al sistema científico como modelo rentable para sus intereses parece ser.

Plutón nos mostrará posiblemente evidencias imposibles para sus verdades que siempre nos han afirmado existir en el Sistema Solar. Desde Mercurio a Plutón las agencias espaciales ocultan o no hacen publicas evidencias de peso que ayudaría a comprender las realidades de nuestro entorno.

De cualquiera de las formas, las colonizaciones del Sistema Solar por parte de las élites, es una realidad y sus repartos. Si, ahora mismo, hoy mismo se está negociando el reparto del Sistema Solar a espaldas de los legítimos y universales propietarios, la humanidad.

Nunca sabremos ciertamente lo que ocurre pero, algo nos imaginamos.  Ra Station Club

Fuente: http://www.rastationclub.blogspot.com.ar/2015/07/las-manchas-brillantes-de-pluton-rsc-2.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Objetos de proporciones considerables se observan alrededor del Sol. Ra Station Club. 29 de junio 2015.

Nuevamente observamos objetos no identificados que poco tienen que ver con impactos de partículas en las lestes de los satélites NASA que observan el Sol. Soho y Stereo.
Desde el año 1997 observamos estas incidencias y si, son tantas y tan diversas que no cabe la menor duda que alrededor del Sol existe movimiento organizado cuanto menos.
Podemos deducir que sabemos poco, nos cuentan menos pero tenemos sed de realidades y esas realidades pasan por abrir la mente, ser coherentes y dejar pasar casi 20 años para confirmar que; En el Sistema Solar no solo habita el humano y las preciadas criaturas animales, microbianas y ecosistemas de flora micro y macro del planeta Tierra. 
Ahora la pregunta es; ¿Es posible estás realidades organizadas estén dirigiendo e interactuando con las cúpulas de poder de la Tierra?.
Quien no ve es porque no mira.  Ra Station Club

Los tres vídeos son muy interesantes. Disfruten del paseo y las conclusiones.

Fuente: http://www.rastationclub.blogspot.com.ar/2015/06/objetos-de-proporciones-considerables.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Siembra, Crianza y Cosecha.

Muchos estáis empezando a integrar términos relacionados con la nueva jerga del despertar uno de los que va a ir cobrando protagonismo es la cosecha espiritual, término que para alguno ya es como algo asumido, esta aparece como algo normal dentro del plan evolutivo del Ser, y parece qué hasta Hollywood se ha hecho eco de este proceso, pero esto no es lo relevante, lo curioso e interesante dentro de este fenómeno, es que se asuma como un hecho más, dentro de los pasos hacia los que una posible civilización pueda encaminarse. Si echamos la vista atrás, hace solo un par de décadas, todos aspirábamos a una sociedad futura, donde la tecnología nos hacia la vida más fácil y el trabajo era poco más que un hobby, una sociedad del bienestar donde no existe la enfermedad, nadie muere y hay riqueza y abundancia para todos, quizás es que éramos demasiado ingenuos, o quizás es que las utopías requieren de demasiado esfuerzo y somos demasiado pasivos.

Da lo mismo, porque la cuestión es que ya no pensamos en un futuro con coches voladores o cabinas de teletransporte, ahora miramos al futuro pensando en cuerpos de luz, viviendo en dimensiones no físicas. Esto nos está preparando para que aceptemos ir al matadero con la mejor de las sonrisas, porque parece que se nos olvida que en toda cosecha hay que cortar y recolectar. Soy consciente de que se está empezando a popularizar la cosecha, pero solo se cuenta lo bonito que va a ser vivir en la cuarta densidad (otros dicen quinta depende del cuento que compres) felices, sin maldad, ni enfermedad, ni hambre… Puedes pensar, que es igual de utópico, pero hay un pequeño e importante matiz, antes el futuro utópico de coches que vuelan y cabinas de teletransporte, lo construíamos nosotros a base de ir logrando un avance lógico dentro de nuestra propia tecnología, pero la cosecha no depende de nosotros, sino que serán otros, con su propio criterio y sus propios intereses lo que decidan quién y quien no, adonde y como.

Todos tenemos un plan, el planeta tiene su plan, el sol el suyo, la galaxia el suyo propio y el universo también tiene su agenda. Todo estos planes se han ido forjando desde el inicio de la creación, nosotros como almas, partimos de un inicio con una intención, esa intención sigue inalterada, guardada en lo más profundo de nosotros, pero todos estos planes se solapan y se complementan por lo que ninguno contraviene el interés o el plan de otros. Esto es en esencia el comienzo de todo, que perfectamente puede ser vivir la experiencia física, algo que es muy breve y no precisa mucho más, por eso se le añade el vivir el amplio catálogo de experiencias emocionales, pero claro, esto con una docena de vidas recolectas todas las emociones, alegrías, miedos y desengaños posibles ¿qué más puede motivar a un alma, para seguir experimentando? Esta pregunta no tiene respuesta, al menos aún, ya que aunque tenemos conciencia de sí, no tenemos memoria para saber si es bastante o no, con lo que llevamos a cuestas.

Como todos traemos un plan de origen (en realidad es una intención) una vez aquí, cada uno lidia con la suya, pero al tener todos una intención parecida, el juego se acaba pronto y es bastante aburrido, por eso añadimos todos este catálogo de sufrimientos y caos, adoptar esto a partir de este punto es bastante infantil y es solo valido para una mente mediocre y conformista, porque puede que todo partiera de una intención basada en la experiencia, pero ahí se acaba el cuento, ese es quizás el origen de todo, pero ya está, no podemos seguir estirando este chicle. Ahora existen distintos planes unos con más relevancia que otros, unos con más peso que otros… Si revisamos los que nos dicen distintos autores o contactados, no damos cuenta que dentro de nuestra historia llena de lagunas, hay un instante en el que alguien interviene, por lo general, un pretendido dios (o dioses), que nos manipula, dentro de esta manipulación, él se encarga de hacernos saber que es una creación, pero en realidad nadie crea nada, ya que nosotros ya estábamos creados, acuérdate de tu plan, ese plan existía cuando alguien decidió modificar el suyo y manipular el nuestro, o sea, que metió mano, para sacar un provecho para sí, y mientras hacernos creer, que nuestro plan sigue inalterado y encima, hacernos creer que él es nuestro creador, lo que nos hace inmediatamente de su propiedad.

Claro, como somos creación de otro, esto automáticamente nos deja sin voluntad, esta voluntad era lo único que podíamos poner como defensa de nuestro plan original, pero ahora esa voluntad es débil y maniquea. Hasta aquí,  hay cierta unanimidad, pero según a quien escuches o investigues, empiezas a notar que en este pastel, no ha metido la mano solo uno y todos sin excepción se proclaman autores (padres nuestros) de la intervención, pasamos de ser la mezcla de un homínido y una supuesta raza reptil, a encontrar hasta 40 grupos distintos que dicen haber insertado su genética en nuestro ADN, con lo cual explicaríamos la cantidad de taras que ha reportado este mejunje, pero esto es lo de menos, la chapuza ya está hecha.

Entonces, tenemos unos seres con un plan de existencia sencillo, y a otros seres que intervienen y desvían este plan, convirtiendo nuestra intención en su intención, nuestro plan en su plan, pero ¿cuál es su plan?

Pues estos pueblos que se autodenominan, creadores, padres, hermanos, maestros o guías, nos dan varias versiones, pero si las ponemos todas en conjunto y tomamos cierta perspectiva, detrás de todo ese pesado lenguaje, llenos de términos confusos y empalagosos, llenos de hermandad y luz, se entrevé una intención que en nada corresponde a una raza evolucionada y elevada, como nos pretenden hacer creer.

Ellos se auto denominan sembradores de vida, creadores de razas, pero claro no te dicen nunca para que tanta molestia, en realidad todo se debe a un proceso de manufacturación, si si, no hay nada espiritual o elevado detrás de todas esas razas de ETs “benévolos” a mi modo de ver, ninguno lo son, pero no nos adelantemos. Estos supuestos sembradores de vida o creadores, lo que hacen es tomar planetas, crear una raza que se adapte a ese entorno, para ello tiene un amplio abanico de códigos genéticos con los que crear una plantilla tipo, y empezar a sembrar “vida”. Estos sembradores tienen varios propósitos a la hora de realizar la siembra de un planeta, el primero proviene de una ley natural, la cual un universo despoblado no tiene una finalidad existencial, pero ahí se acaba el altruismo, ya que después se aplican intereses propios relacionados con la cría, cosecha y posterior recolecta.

Si bien es cierto que una vez el universo físico parte de la mente universal y se crea, esta creación debe albergar distintas formas de expresión física (vida) para que eso creado por una mente, sea soportado por las mentes de los seres vivos que habiten esa creación, lo que conocemos como crear realidad, todo lo creado carece de sentido si la mente colectiva no lo habita y sostiene, esto genera un equilibrio y propicia la expansión de la creación, ese sería el fin y la energía, que activaría la intención (o necesidad) primordial de experimentar “lo físico”. Tras esto, algunas razas se han apoderado de ese soporte natural haciendo una siembra artificial, provocando una aceleración en el proceso natural de siembra y como consecuencia una aceleración en el proceso de creación de esa mente, también conocida como arquitecto, fuente o Dios, de la que parte toda esta ilusión, que llamamos realidad.

La siembra tiene un código estricto, sea cual sea la raza que deseen sembrar sobre un planeta, debe esta llevar al menos una hebra de código genético original. Esto quiere decir, que tiene que tener en sus genes parte de una raza madre, original creada por Dios, para que la conciencia del planeta que va a ser sembrado reconozca esta vida, como parte de la creación original o lo que es lo mismo, parte del plan original de la mente universal. Esta es una condición que debe quedar inalterable, ya que aunque esos genes se manipulen y se mezclen, aún debe quedar intacta la esencia del plan original, la hebra genética que garantice la viabilidad de la empresa.

Una vez hecha la siembra, el planeta se abandona y se le permite su evolución natural, a partir de una raza creada artificialmente con la mezcla de varias existentes o a partir de una de origen local. Los primeros pasos de estos seres son regularmente iguales a todos, pero en algunos casos el proceso se va contaminando con intereses de terceros. Los sembradores hacen su trabajo y se marchan, llega el proceso de crianza, en muy pocas ocasiones un planeta sembrado es dejado a su voluntad y acaba por desarrollarse solo, no sé si existe algún caso, pero no creo.

La crianza, está estructurada y rara vez se modifica dicho patrón, a la civilización que recién arranca, se le va proporcionando herramientas con las cuales ir acelerando su proceso evolutivo. El punto de partida en el que la raza sembrada comienza a organizarse, se crean los primeros clanes tribales, se les va proporcionando dichas herramientas y se espera. Una vez que ese pueblo se organiza y se va haciendo más compleja su estructura social, se le van añadiendo elementos como son la religión, por las cuales se les va guiando a través de una fe, hacia el camino deseado. Posteriormente esos primeros conatos religiosos, son guiados a través de formas de gestión feudal, en los cuales estos pueblos son guiados a través de un rey o líder, que aunara en un principio el ámbito político y el ámbito religioso a través suyo.

No pensemos que desde el periodo de crianza al periodo de cosecha pasan muchos miles de años, en realidad el proceso es mucho más corto de lo que pensamos. Lo difícil es crear un ambiente sostenible donde la raza recién sembrada pueda dar sus primeros pasos por sí mismo, una vez superada esta etapa, se analiza si es correcto continuar con su proceso evolutivo o no. Los criterios no se basan en su inteligencia, actitud, espiritualidad o respuesta emocional, ya que el fin de este punto crítico dependerá en mayor parte del producto que se desee cosechar.

Una vez es definida la raza que va a ser procesada, se le van induciendo distintos tipos de cultos, se les marca con unos dioses y se les va encaminado hacia el avance tecnológico, hasta que o bien la raza supera todos los obstáculos y conquista su soberanía por méritos propios, con lo cual se le permite la expansión y la filiación a la estructura en la cual se participa de la cosecha (o sea, potenciales consumidores del producto) si la civilización en ciernes no supera la prueba y se aproxima al colapso, este pueblo es cosechado y se reinicia el proceso de crianza, esta vez omitiendo los primeros pasos de civilización tribal, introduciendo desde el inicio el culto y el régimen de tipo feudal o regio. Según sea la crianza del producto, despertara más o menos interés, esto quiere decir, que habrá planetas en los que la raza que se esté criando para lograr un futuro producto, solo interese a un grupo concreto y otros como el nuestro, que tenga a toda la galaxia pendiente.

No nos engañemos pensando en que hay unos malos y unos buenos, como he dicho en alguna ocasión, esto no es cosa de buenos o malos, y caer en esa programación hará que nunca lleguemos al fondo de la cuestión, para ellos es interesante que tu creas que hay unos malos de la raza X y unos buenos de la raza Y, ya que esta forma de pensar hará que huyamos de unos para caer en los brazos “amorosos” de otros y el resultado para ellos sea igualmente el esperado. No seamos ingenuos, el resultado final es más relevante e importante que tu proceso evolutivo, a ellos les importa poco si evolucionas o no, si elevas tu conciencia o no, la única diferencia de producirse esto será el producto final.

Para participar o sacar producto de la cosecha, la especie a cosechar ha de portar en su ADN una mínima parte de la genética de la especie, raza o civilización que pretende cosechar (condición indispensable para participar en la cosecha) si la raza o la especie a cosechar admite esta hibridación, esta podrá adquirir el producto resultante por derecho natural de raza, esta es una de las razones por las cuales se ha hibridado tantas veces al humano de la Tierra. Olvida esos cuentos de especies con genética deprimida por constantes clonaciones, o eso de que vienen del futuro y allí hubo un cataclismo y deben recuperar la estructura genética original, estos argumentos y otros más ridículos, son habituales tras la justificación de las constantes abducciones, escusas baratas, hacia unos seres a los que deben considerar estúpidos. Todo gira en torno a la cosecha, tanto “buenos” como “malos” solo piensan y ansían recolectar.

Las nociones que tenemos de otras cosechas son escasas, pero las lagunas de nuestra historia cobran sentido si añadimos el proceso de cosecha a la ecuación. Babilonia aparece de la nada y resurge como una civilización con amplios conocimientos, un lenguaje, una escritura y una comprensión de los ciclos astrológicos así como un buen panteón de dioses, posteriormente desaparecen sin dejar rastro, dejando tras de sí, unas pocas ruinas, piedras y un legado escrito, a buen recaudo. Tras ellos los egipcios, los mayas, los griegos, etc… Puedes añadir el pueblo que quieras de los cuales tenemos conocimiento de su existencia por las evidencias ya sean ruinas, piedras, monumentos o escritas de algún modo, siempre que tengamos fe, en que lo que nos cuentan sobre estos restos sea lo cierto. Estarás pensando donde me dejo a los atlantes o los lemurianos, todos ellos y otros pueblos anteriores a ellos, fueron igualmente cosechados, con el tiempo los encargados de la crianza, estiman que deben eliminar los rastros de ciertas cosechas, para que no ates cabos o te sea imposible realizar un ejercicio de lógica, parecido a este.

Se acerca el momento de cosecha y no creo que lo pospongan mucho más, un sector que está constantemente induciendo miedo al pueblo, desea nuestro colapso para justificar nuestra cosecha, otros desean un cambio y que alberguemos esperanzas, solo son matices que añaden bouquet al producto. Al final, pasaremos por un breve proceso donde se nos aliviara de la pesada carga de la ignorancia, dándonos esperanzas, caídas de velos, futuros maravillosos, una caída estrepitosa del lado oscuro y se nos presionara para que emitamos un perdón universal que alivien las cargas karmicas de los actores que ejecutan el plan de crianza y cosecha, algo así como una causa sin efecto. Una vez todo esto se haya desarrollado y estemos en un éxtasis existencial generalizado, un éxtasis global que emane una energía poderosísima, ese será el momento de la cosecha.

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y en las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas. Los hombres quedarán sin aliento por el temor y la expectación de las cosas que sobrevendrán en la tierra, porque las potencias de los cielos serán conmovidas.” (Lucas 21:25-26)

Esta vendrá de múltiples formas, lo habitual es usar el recurso de la tormenta solar, una radiación cósmica o cualquier otro truco que se saquen de la manga, para entonces las ratas ya habrán  abandonado el barco y la cosecha estará lista para ser iniciada. Esta es realmente especial, en esta cosecha de más de siete mil millones de personas que estarán llenas de júbilo, en un éxtasis de felicidad inaudito, algo que el ser humano de la tierra no recuerda, un momento en el que todo parecerá perfecto, se nos dará esa ilusión de un futuro prometedor y esperanzador, una especie tranquilizante para que lo que venga a continuación nos pille tan desprevenidos que no haya escapatoria posible. Seguramente pensabas que se alimentan de miedo, esto solo es un grupo de ellos, podríamos etiquetarlos como los curritos, son los que mantienen al pueblo en un estado constante de represión, ellos se alimentan y nosotros evitamos ver la realidad de lo que somos.

Seguramente ha llegado a vosotros esa versión light de este proceso en la que dicen que nuestro ADN se activara y pasaremos de una densidad a otra como si tal cosa, o que hay dos tierras una en 3D para los que aun están en proceso evolutivo y otra 5D para los ascendidos, da mucha pena todo esto porque juegan con las creencias y las esperanzas de buenas personas, creer en algo así es casi infantil. No hay ascensión y menos para nosotros, todos los argumentos que apoyan esto son una falacia, así como la Ley del Uno (no confundir con el Ser Uno, que es peor aún) que dictamina que la cosecha forma parte de la evolución, cosa falsa de todas, todas. Existe un sector que deposita en este material (Ley del Uno / Material de Ra) todo su argumento y refutan insistentemente que es la única canalización realmente positiva y divulgativa que existe. Ni que decir tiene que todo lo que allí se expone apoya la versión de los criadores, con lo cual te predispone y te hace esperar este hecho (la cosecha) con fervor casi religioso.

Parece que omiten que en la cosecha vamos a morir todos sin excepción, ya que esto es requerido para recoger todo el sustrato energético que necesitan, no es cuestión de que necesiten una gran ola de miedo denso, si no que ni siquiera creo que nos dé tiempo a sentir esto, nos pillara desprevenidos en plena fiesta, en plena algarabía por haber eliminado el mal del planeta, justo cuando arranquen todos nuestros planes de futuro, justo cuando nos creamos libres, ese será el momento.

Debéis empezar a pensar que todo lo que sabéis es mentira, y que estáis persiguiendo una zanahoria, todas las conspiraciones y planes Illuminati son una opereta barata y sin fundamento, la tercera guerra mundial, las pandemias zombis, todo en realidad son un entretenimiento, preocupación gratis, temor a la nada, porque nada de esto ocurrirá. Lo que ahora se está cociendo es el remate final, todo ha comenzado a cocinarse y estamos tan confundidos que muchos no lo van a ver venir.

Todos los argumentos del pasado fueron dejados ahí a propósito, solo heredamos los restos inexplicables de unos pueblos que fueron exterminados de un plumazo. Sabemos lo que debemos saber, todo forma parte de un patrón definido y tantas veces repetido, que es ya una rutina para ellos, planes que abarcan millones de años. Los dioses que conocemos solo son gestores, operarios, ejecutivos, directivos quizás, en su nombre hemos hipotecado nuestra existencia, toda esa experiencia que mantuvo entretenido a tu espíritu y su plan original, hace que tu desmemoria y tu pereza hagan que aceptes el cadalso como un cristo salvador, sacrificado por nada y para nada, ese es el estado crístico que esperan de ti, él y tu criador, por que dejemos lo claro, el Ser humano de la Tierra nunca adoro al creador, sino al Criador.

Unos pocos de vosotros intuís que vivís en una granja, quizá una prisión, pero no, de las prisiones con el tiempo te escapas, pero de las granja no, porque vives feliz dentro de la ilusión hasta que llega tu San Martín.

Puede que me equivoque, puede que todo esto no sean más que chifladuras y en unos años la cosecha sea una anécdota, ojala, pero me da que no y todo lo que veo apunta a esto, pensad que al condenado a muerte siempre se le ofrece un festín la última noche, pues ve haciéndote a la idea, nuestro festín está en el cocinándose, pero nosotros seremos la cena.

Antes de emitir un  juicio prematuro hazte estas poca preguntas ¿Por qué de repente toda la galaxia quiere que evolucionemos? ¿Por qué tanto interés, que beneficio sacan ellos de nuestra evolución? ¿Si es verdad que ellos somos nosotros en el futuro, que prisas tienen por qué evolucionemos si se supone que al final lo logramos? Está claro que mienten porque no dan argumentos que eludan estas preguntas, por otra parte llenas de toda lógica y sentido común. Después de miles de años esclavizados, ahora se acuerdan de que hemos de liberarnos, evolucionar, ascender, cambiar de densidad, de dimensión, cambiar líneas de tiempo… ¿Qué es lo que no cuentan? ¿Por qué tanto interés y tanta prisa?

Solo eludiríamos este proceso si lográramos liberarnos de todas esas cosas que nos enfrentan, si solucionáramos nuestras diferencias, lograríamos conquistar nuestra soberanía y estaríamos tomando el rumbo en el que estos  criadores deberían abrirnos las puertas de la granja por derecho.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/06/siembra-crianza-y-cosecha.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Elimina tus etiquetas.

Las etiquetas forman una parte fundamental dentro de la programación mental a la que hemos sido sometidos durante toda nuestra vida. Las etiquetas al igual que los símbolos forman parte del apoyo pedagógico por el cual se nos somete como individuos y como ciudadanos. Fue a través de estas herramientas como nos guían y nos canalizan hacia el destino que desean ir materializando en el ideario colectivo. Las etiquetas son un modo por el cual se hace una toma de contacto real con la asociación y la disociación. Como individuos nacemos asociados y disociados a distintos elementos que son integrados a través de la familia, la cultura y la tradición, para legar a formar parte del colectivo y diferenciarse con respecto a otros, en una forma dual de asociar y disociar, que a través de etiquetas, nos propone identificar a ciertos elementos como afines, sin tener que recurrir a otras formas más emocionales de afinidad.

La programación mental que crea esto, provoca que directamente identifiquemos a otros seres que interactúan directa o indirectamente con nosotros, según la imagen que proyecte y las etiquetas que lo definan. Sin llegar siquiera a cruzar una palabra, podemos (o creemos) saber cómo es y si es o no afín a nuestro estatus social. Las etiquetas están constantemente en nuestro presente, y es una forma injusta de compartimentar a las personas y las relaciones que tenemos con ellos, según las etiquetas que porte o les hayamos adjudicado. Nuestro criterio a la hora de etiquetar a los otros dependerá en gran medida de la educación y la programación a la que hayamos sido sometidos (o logrado acceder voluntariamente), ya que según sea de rígida esta, nos impedirá estrechar vínculos con otros seres que sean de un estrato social distinto al nuestro.

Las etiquetas van más allá del mero clasismo, entre ricos y pobres o la ilusoria clase media, ya que la programación ha logrado crear distinciones incluso entre miembros de un mismo clan o familia, creando por defecto un estado discriminatorio constante hacía con el otro. Ya sea por ética o por estética, esta clase de ingeniería social, ha creado una nube mental llena de etiquetas y clasificación automática de individuos, que esta tan arraigada que nos es prácticamente imposible deshacernos de ella. Forma parte de nosotros y automáticamente y por defecto etiquetamos al otro antes de poder crearnos una opinión sobre él. Dentro de las etiquetas hay varios niveles en los cuales encerramos a nuestros afines y a nuestros enemigos potenciales, según lo clasifiquemos ira a formar parte de uno o de otro, simplemente por apariencia. El superficial estado estético nos dice quién y quien no se puede integrar en nuestro circulo, solo por mera apariencia estaremos en primera instancia, juzgando y sentenciando a alguien, seguramente para siempre, eliminando en algunos casos la posibilidad siquiera de equivocarnos, en nuestro propio juicio, ni que decir que tras este tipo de prejuicios no hay recurso posible.

Además de etiquetar al prójimo, también nos esforzamos en auto etiquetarnos y mostrar orgullosos esas etiquetas, para que el otro juzgue según el nivel que proponemos debe ser iniciado el criterio con el cual él, nos debe juzgar, del éxito en esta labor dependerá el nivel de reputación que lleguemos a poseer como individuos y definirnos dentro de la escala social, según los cánones que sean valorados o más apreciados, dentro de su círculo de interacción social. Estas etiquetas van cobrando relevancia según vamos creciendo y adquiriendo destreza en el ámbito social, la proyección que existe de nosotros, muy pocas veces coincide con los paradigmas con los cuales la mayoría suele partir a la hora de juzgar y etiquetarnos, aquí es donde todos los principios que dicen que somos lo que proyectamos se equivocan rotundamente, ya que nuestra proyección personal, por lo general, difieren del reflejo que el resto de la sociedad capta.

Solo con las tribus urbanas ya tienes etiquetas para entretenerte…

Este principio solo debe ser tomado en cuenta, en un entorno donde los individuos no han estado sometidos a una constante programación mental, y se forma la imagen de la persona según su proyección emocional, sin más filtros que la interacción del uno con el otro. Pero las relaciones personales y sentimentales, están viciadas al estar más valorados conceptos circunstanciales o de clase, por encima de la interacción emocional, que es donde una persona toma una versión más aproximada y real del otro. No hay redención posible y una vez hemos prejuzgado al contrario, será muy difícil sacarnos de esa celda mental en la cual todo acaba siendo, o bueno o malo, según nuestro paradigma.

Las etiquetas físicas (alto, bajo, gordo, calvo, feo…) dan paso a las etiquetas estéticas (hortera, ridículo, a la moda o pasado de moda, tribal…) con ellas nos formamos una imagen aproximada de su estatus y clase social (rico, pobre, vagabundo, asocial, integro, respetable, inmundo…) y con estas nos formamos un concepto de personalidad (respetable, delincuente, normal, friki…) y tras este mínimo proceso pondremos nuestros instintos primarios en alerta o por el contrario los relajamos y bajamos la guardia. Es un mecanismo muy básico y muy fácil de burlar, ya que asociamos lo bueno a los patrones, estético y simétrico, en detrimento del resto, que pasan a ser directamente una posible amenaza. Evidentemente el margen de error que tiene este mecanismo es altísimo, pero socialmente es el único aceptado, ya que el nivel de lo políticamente correcto, estipula que debemos juzgar antes de que nos juzguen y debemos ganar antes de que nos ganen, pisar o ser pisado, por lo que constantemente estamos predispuestos a errar y dejarnos llevar por una primera impresión errónea de todo aquello que nos rodea.

Nuestro modo de etiquetar, no se queda en meros adjetivos estéticos, ya que si prolongamos el contacto iremos sumando etiquetas según los gustos, ideas, creencias, procedencia, sexualidad, raza, educación, cultura, dialéctica, expresión corporal, actitud, carácter, títulos o posición laboral, y una más que larguísima lista de conceptos que podríamos seguir añadiendo, para ir haciéndonos una idea de cómo, sin percatarnos, estamos incluyendo o excluyendo a unos y otros, en nuestros círculos, sin valorar otras razones por la cuales se crearían vínculos distintos. Con esta vara de medir, es hasta lógico que caigamos constantemente en relaciones toxicas, ya que valoramos más lo que aparenta ser, que lo que es el otro en realidad, y esto crea a su vez que nos esforcemos en aparentar lo que no somos, que lo que somos, con lo cual estamos cayendo en una doble trampa, que provocara que entremos en relaciones que se basan en intereses egoístas, materiales o de control, antes que entablar relaciones basadas en la pura atracción emocional en la que dos afines son atraídos por pura física elemental. Si aún te preguntas porque no encuentras esa hipotética alma gemela (o al menos alguien afín), es porque tus valores y la forma en la que etiquetas y juzgas, pesa más que lo que sientes.

Deberíamos empezar a atrevernos a entablar relaciones que se basen en una afinidad emocional, por encima de valores ilusorios como son los estéticos o de clase, donde solo prima un egoísmo y una necesidad de alimentar una proyección de nosotros que no se corresponde con la real. Con lo que sabemos y con lo que conocemos de estos mecanismos de ingeniería de masas, tenemos las herramientas, para distinguir entre nuestras relaciones quien aporta, y posee una afinidad emocional con nosotros, y quien solo está en nuestra órbita por puro interés. Tratar de desvincularnos de todas esas cosas que se supone que somos, es un primer paso hacia nuestra propia libertad, es un difícil, pero esencial movimiento, para deshacernos de nuestro papel dentro del sistema, no podremos encontrarnos a nosotros mismos si aún guardamos en lo más profundo de nuestra identidad, todas esas etiquetas que otros nos pusieron y que no forman parte de nosotros.

Estas por encima de cualquier juicio o categoría que quiera encajonar tu ser dentro de un sistema que te odia y lucha por eliminarte, no puedes identificarte ni definirte con esos conceptos que no te definen, ni forman parte de ti, conceptos que no elegiste o que te empujaron a elegir, conceptos con los que etiquetas y clasificas a otros y que tampoco los define e identifica. Tu Ser está por encima de todo eso, sencillamente porque no lo eres, y por mucho que la tradición, la cultura, tu pueblo o tu familia te empujen a ellos, tenemos que tener el suficiente sentido común para rechazarlas y no volver a usarlas jamás.

No etiquetes y no permitas que te etiqueten, no eres un objeto que pueda ser clasificado y archivado dentro de un estrato concreto, dentro de un ambiente, una sociedad o una clase social. Los seres vivos estamos por encima de todos los conceptos e idearios que la ingeniería que nos trata de programar, trata de asignarnos para tenernos claramente identificados, divididos y dominados, para ser empujados hacia los ríos de tendencias y los ritmos que deseen implantar, según su agenda. Nos están acostumbrando a usar esos “Tags” casi constantemente, etiquetamos lo que pensamos, como nos sentimos y lo que hacemos, nuestro criterio, nuestros amigos, pareja e hijos, todo etiquetado, clasificado y archivado, es un paso hacia la robotización mental que tanto precisan, un robot biológico etiquetado y sin alma.

Despierto, dormido o borrego, tampoco han de ser etiquetas que portes o hagas que porten otros, ya que se supone que estás cambiando de nivel de conciencia, pero tu programación es tan férrea que seguirás siendo la misma persona, con los mismos prejuicios y los mismos programas, solo si te percatas de esto, habrás avanzado lo suficiente como para poder empezar a desprogramarte y ser un Ser vivo consciente y con conciencia.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/06/elimina-tus-etiquetas.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¿Dónde están los polos de Ceres?

 

ceres4

En las tomas topográficas del sistema solar, efectuadas por las distintas sondas, es curioso que siempre nos faltan los polos de todos los planetas, y cuando aparecen, se muestran difusos e incoherentes, si usted pretende ver con Google Earth los polos al detalle y decide acercarse, verá que es una labor decepcionante, ya que están literalmente censurados, en el caso de la Antártida, la censura es colosal, borrando millones de Km cuadrados, tan colosal es que incluso la ONU ha censurado el territorio de la Antártida de su propia bandera.

onu

 

 

A las Naciones Unidas, se les olvido incluir la Antártida en su bonito mapa… eso si, supieron poner 33 cuadrantes en la Tierra inteligentemente camuflados con meridianos y paralelos, un número de sectores muy sospechoso y del que hablamos hace tiempo

 

 

 

Pero como no podía ser de otra manera, vemos que el mapeado del mini planeta CERES efectuado por la sonda New Dawn, también tiene un “pequeño parche” en sus polos Norte y sur…

Para comprobarlo, utilizamos un software gratuito de diseño 3d (el fantástico BLENDER) e incorporamos el mapa entregado por NASA a una esfera a la que hemos creado proporcionalidad de mapas en su superficie y… que nos sale… pues estas imágenes que podéis ver aquí.

Son tantas las anomalías encontradas en Ceres, que hemos decidido hacer un videoprograma donde podréis ver nítidamente las muchas incoherencias y falta de información que se nos ofrece.

ceres1aHermosa panorámica en color de Ceres donde el Polo norte brilla por su ausencia.

El polo Sur de Ceres ha corrido la misma suerteEl polo Sur de Ceres ha corrido la misma suerte.

ceres4Se puede apreciar la enorme superficie de la que no hay datos

¿Censura?, ¿descuido?, ¿casualidad?… yo personalmente, tengo claro a qué se debe todo esto.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/donde-estan-los-polos-de-ceres.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario