Lo importante es lo que no se ve

Nuevo Orden Mundial

¿Los Extraterrestres Asesoran a la Casa Blanca?

paul_hellyer

Dos extraterrestres cooperan con la Casa Blanca para desarrollar la política norteamericana, esto que a primera vista parece ser una afirmación muy dura ha sido formulado en declaraciones por el exministro de Defensa de Canadá.

Evidentemente, un exministro de defensa maneja mucha información reservada y teniendo en cuenta que Canadá es vecino de USA, suponemos que esa afirmación no se basa en rumores.

Al parecer, el Sr. Paul Hellyer, que así se llama este exministro mantuvo una serie de conversaciones con el piloto militar Norteamericano Charles Hall que lo puso en antecedentes sobre la cooperación de dos “extraterrestres blancos” y “muy altos” colaboran con defensa en asesorarles sobre los movimientos a seguir.

Asimismo el Sr. Hellyer afirma que son varias razas las que regularmente visitan la Tierra desde hace mucho tiempo y que dichas razas no cooperan entre ellas hasta donde sabemos, teniendo distintos intereses con nosotros.

nordico_y_gov

Lamentablemente y pese al perfil ministerial de Hellyer, los medios de comunicación de masas han tomado la afirmación sin darle mayor credibilidad que la de mera anécdota, evidentemente, los mismos medios que afirman que Siria tiene armas de destrucción Masiva y apoyan la intervención militar de Obama (a este curiosamente si le dan credibilidad).

Pero vamos a centrarnos en los puntos que Hellyer afirma:

  • Existen cuatro especies extranjeras que llevan miles de años visitando la Tierra
  • Tiene datos sobre los sistemas a los que pertenecen
  • Tienen agendas distintas cada una de estas razas
  • Actualmente mantienen bases en la Tierra
  • Dos equipos de Expertos trabajan con el gobierno de EE.UU.
  • Los seres que colaboran con EE.UU. son de aspecto nórdico y altos, estos seres viven en el campo de Artillería de Indian Springs (Nevada)
  • El cosmos es un vergel de vida
  • Al parecer, Helley afirma que el CFR (Consejo de Relaciones Exteriores), la Trilateral y el Club Bilderberg, La Banca internacional, El Cartel del Petróleo, ciertas organizaciones de inteligencia así como algunos militares de alto rango forman una columna gubernamental que aparentemente son el llamado “gobierno en la sombra”.
  • El mas importante miembro del Staff gubernamental en la sombra es David Rockefeller

Lo cierto de todo esto es que el Sr. Hellyer se ha jugado su reputación sin sacar nada a cambio…

Como siempre digo, que cada cual saque sus propias conclusiones, ni os lo creáis, ni lo tiréis a la basura, yo os recomiendo que estos datos se queden en “Stand By”.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/los-extraterrestres-asesoran-a-la-casa-blanca.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las emociones como instrumento de dominación

Históricamente la dominación y, en definitiva, el gobierno de unos seres humanos sobre otros se ha llevado a cabo por medio de diferentes mecanismos. En este sentido Maquiavelo hizo una gran aportación a la hora de definir las dos grandes formas de dominación de las que dispone un gobernante: la fuerza y la astucia.

Maquiavelo explicó ambos conceptos aplicados al terreno político mediante la analogía del zorro y del león, pero al mismo tiempo puso de relieve la importancia de la astucia para obtener el consentimiento de los dominados para que, cuando esta no fuera suficiente, recurrir al uso de la fuerza para hacer valer la autoridad del gobernante.[1] Por tanto, para Maquiavelo la cuestión del poder se reduce en último término a una relación de fuerzas entre el gobernante y los gobernados, de manera que la disposición de unos medios de coerción propios son los que, en caso de crisis, garantizarán la conservación del poder.

Considerar la astucia como herramienta de control y dominación requiere una aproximación a su verdadero significado político en relación a los dominados. La astucia como tal tiene un valor estratégico en el ejercicio del poder al valerse de la manipulación de los individuos para crear en ellos una disposición que facilite la consecución de determinados fines. La naturaleza psicológica de esta herramienta queda patente al crear en el sujeto un estado de ánimo que permite al poder el logro de sus objetivos. Esta manipulación puede llevarse a cabo de diferentes maneras al utilizar mecanismos que Maquiavelo identificó con el amor y el miedo, pero a los que habría que añadir un tercero que es el odio. Aunque Maquiavelo se manifestó más partidario de utilizar el miedo antes que el amor,[2] el odio desempeña igualmente un papel relevante.

Tal y como afirmó Hans Morgenthau, “el poder político es una relación psicológica entre los que lo ejercen y aquellos sobre los cuales se ejerce. Da a los primeros el control sobre ciertos actos de los últimos, mediante la influencia que el primero ejerce sobre las mentes de los últimos. Esa influencia puede ser ejercida a través de órdenes, amenazas, persuasión o una mezcla de todas ellas”.[3] Pero esta relación psicológica es más patente cuando el poder busca el consentimiento social que hace aceptables sus decisiones. En la medida en que el ejercicio del poder implica la imposición de ciertos límites resulta necesario justificarlos para disponer de alguna legitimidad.

Así, la legitimidad no sólo consigue la aceptación de los límites impuestos, sino que presenta como justas las intervenciones del poder incluso cuando estas conllevan el uso de la violencia. Por esta razón cualquier régimen más o menos autoritario requiere el consentimiento de aquellos sectores de la población que le son imprescindibles para mantener su dominio sobre el conjunto de la sociedad. Debido a esto el poder ha tenido que utilizar históricamente diferentes instrumentos para justificar sus intervenciones y asegurar el asentimiento de sus gobernados. En este sentido Gaetano Mosca afirmó que “|…| la clase política no justifica exclusivamente su poder únicamente con la posesión de hecho, sino que busca darle una base moral y legal, haciéndolo emanar como consecuencia necesaria de doctrinas y creencias generalmente reconocidas y aceptadas en la sociedad que esa clase política dirige”.[4] Para el poder es fundamental que sus decisiones concuerden con los valores y creencias dominantes en la sociedad, pues de esta manera tienen mayor legitimidad y cuentan con más probabilidades de ser aceptadas.[5] Aunque existen diferentes fuentes de legitimidad como las planteadas por Max Weber[6] y Norberto Bobbio[7] respectivamente, la modernidad, con todos sus avances tecnológicos, ha creado los medios materiales precisos, y por tanto las estructuras de propaganda y adoctrinamiento, para cambiar las ideas y valores prevalecientes en la sociedad con el propósito de adaptarlos a los intereses del poder establecido y disponer del correspondiente consentimiento social.

Históricamente el poder ha recurrido a la magia, la religión, etc., para justificar sus actuaciones. Paradójicamente al mismo tiempo que la voluntad divina ha servido como base justificadora del poder también ha contribuido a limitarlo, pues su naturaleza fija establecía las rutinas y creencias de la sociedad que constituían al mismo tiempo un freno para su crecimiento ilimitado. La secularización del poder supuso el fin de estas restricciones y su expansión en una escala nunca antes conocida.

El desarraigo, la pérdida de valores, la destrucción de cualquier referente ético y moral forman parte del proceso de secularización impulsado por la modernidad, lo que ha contribuido a una mayor degradación del sujeto al sumirlo en un estado de permanente confusión que lo hace más manipulable. Esto es lo que ha servido no sólo para destruir sociedades profundamente colectivistas basadas en redes de apoyo mutuo y solidaridad para, así, adecuarlas a los intereses estratégicos del Estado, sino que también ha servido como pretexto para justificar una mayor intervención y regulación de la sociedad por el ente estatal.

Con esta pérdida de referentes han hecho su aparición toda clase de teorías justificadoras del poder que únicamente han contribuido a aumentarlo y que, en definitiva, han establecido una estrecha relación entre la obediencia y el crédito en tanto en cuanto el poder está sostenido no sólo por la fuerza, sino también por la opinión que se tiene de su fuerza así como por la creencia en su derecho a mandar.[8] De este modo la formación de las estructuras de adoctrinamiento y propaganda tales como la prensa escrita, la radio, la televisión, el cine, Internet, pero también el sistema educativo por medio de las escuelas, institutos y universidades, han desempeñado un papel fundamental para manipular al sujeto de cara a crear en él un estado de ánimo que facilite su aceptación del poder establecido.

Así es como hizo su aparición la sociedad de masas en la que se ha impuesto como tendencia general una creciente homogenización de las opiniones, lo que ha servido para estandarizar una determinada percepción de la realidad entre los individuos y a sincronizar sus respectivas emociones conforme a los intereses del poder.[9]

El poder ha logrado dotarse de los correspondientes instrumentos en el plano comunicativo y formativo para adoctrinar y manipular, y en definitiva para crear unas condiciones subjetivas en la sociedad que generen la aceptación de sus actuaciones. Por medio de la propaganda el poder transforma la sociedad al crear las ideas, creencias, valores, opiniones, costumbres y tipo de relaciones que mejor se adaptan a sus necesidades e intereses, de manera que manipula a la sociedad para amoldarla a sus decisiones y garantizar su conformidad. A través de estos instrumentos el poder crea su propia legitimidad al insertar en la sociedad aquellas ideas y creencias que le favorecen, de forma que el sujeto es moldeado desde el exterior por las corrientes de opinión, las modas, las ideologías, etc., propias de una sociedad dirigida.

El poder requiere de aquella legitimidad que le provea del más amplio consentimiento social para evitar que su supervivencia recaiga única y exclusivamente en el uso de la fuerza. Por esta razón las estructuras de dominación cultural e ideológica, potenciadas y desarrolladas en grado superlativo por los avances tecnológicos que han originado la sociedad de masas, han permitido el desarrollo de la propaganda como forma de manipulación que tiene en las emociones sus principales instrumentos de sometimiento. Estas emociones primarias son, como ya se ha dicho, el amor, el odio y el miedo, las cuales operan en este orden como mecanismos previos de los que dispone el poder antes de recurrir a la violencia física cuando el consentimiento social ha desaparecido.

La naturaleza del poder es esencialmente egoísta al ser el mando su propio fin. Pero esto exige crear una disposición general a la obediencia que es el fundamento último del poder. El carácter parasitario del poder requiere ser contrarrestado por medio de una relación de cierta simbiosis con los dominados, de forma que no sólo se limita a explotarlos sino que también presta servicios y satisface las necesidades de la colectividad.

Con ello el mantenimiento del poder queda vinculado a una conducta que beneficia a la mayoría de sus dominados para granjearse su afecto y, en última instancia, su obediencia. El poder se socializa al favorecer los intereses colectivos y al perseguir ciertos fines sociales, de forma que logra presentarse como un ente benévolo que cuida del bien común del que al mismo tiempo es su realizador. Aparece, entonces, como un gran protector de los dominados a los que garantiza seguridad y la satisfacción de sus necesidades.

Esta tendencia se agudiza a medida que asume una cantidad creciente de prerrogativas y funciones, de manera que termina prestando una infinidad de servicios que lo hacen más necesario al incrementar la dependencia de sus súbditos. Así es como el poder se gana el amor de sus sometidos al prestarles inmensos e indispensables servicios, al presentarse como un gran servidor que atiende todas y cada una de las necesidades colectivas e individuales. De este modo el amor permite al poder no sólo granjearse la obediencia de sus súbditos sino también su disposición a sacrificarse voluntariamente. En lo que a esto respecta el amor no sólo crea el correspondiente consentimiento social al orden establecido, sino que también constituye un vínculo de obligación que facilita al poder conseguir que sus súbditos hagan lo que este desea.

Pero cuando el amor falla el poder se vale del odio para cohesionar a la sociedad contra un enemigo común. No sólo sirve para desviar la atención y reconducir cualquier posible malestar social en un sentido favorable para el poder, sino que desempeña un papel de gran importancia al establecer la distinción entre amigo y enemigo que es, a su vez, la distinción política específica a la que pueden reconducirse todas las acciones y motivos políticos.[10] El odio permite identificar a un enemigo contra el cual se concentra la aversión colectiva, pues representa lo existencialmente extraño y distinto en un sentido intensivo al ser percibido como la negación de la identidad y existencia propias. De esta forma el odio adopta un carácter político al agrupar a los hombres y mujeres en amigos y enemigos, y es instrumentalizado por el poder para orientar y dirigir la conflictividad social según su propio interés. Asimismo, el odio es utilizado para una finalidad distinta a la de cohesionar a la sociedad como puede ser dividirla para mantenerla en un estado de permanente enfrentamiento dentro de los márgenes de una conflictividad controlada. Esta situación es la que impera en las sociedades del capitalismo avanzado donde las relaciones sociales se han deteriorado de forma alarmante, y donde esta desestructuración y debilidad social impiden oponer cualquier tipo de resistencia al poder.

Cuando el amor y el odio son insuficientes para manipular a la población y crear el correspondiente consentimiento social, el último recurso que queda antes de utilizar la violencia es el miedo. Existen dos tipos de miedo. Por un lado se encuentra el miedo al estigma social que puede generar un determinado tipo de opinión, comportamiento, opción política, religiosa, cultural, etc., que entra en contradicción con las prácticas y conductas imperantes que el poder constituido se encarga de mantener. Se trata de un miedo al rechazo y a la exclusión que significa dejar de ser, pensar y sentir como lo hacen los demás, y por tanto tomar una elección que significa escapar al dominio inconspicuo que ejercen los Otros que son quienes determinan el comportamiento y las posibilidades individuales del sujeto.

Aquí es donde juegan un papel fundamental los discursos imperantes que, a través de la propaganda en los diferentes medios de comunicación y del sistema adoctrinador, sirven para transformar la sociedad al moldear sus costumbres, códigos de conducta, relaciones e ideas que articulan la visión del mundo que tiene el sujeto y que, en definitiva, dan forma al contexto en el que se mueve y que sirve de referencia para su desenvolvimiento. Este miedo a enfrentarse al Yo social, a los Otros, es lo que impide el desafío al orden establecido y mantiene al sujeto de forma indiferenciada en el contexto social al que pertenece.

Cuando el miedo al rechazo social no es suficiente para mantener el orden establecido existe la intimidación que supone el miedo al uso de la fuerza. Es el último recurso del que se vale el poder antes de utilizar la violencia. El aumento y presencia de los cuerpos represivos policiales y del ejército, junto al ensalzamiento del militarismo y la exhibición de las capacidades coercitivas del poder son utilizados para disuadir cualquier desafío al orden vigente. Además de esto la represión abierta hacia cualquier tipo de disidencia, unido a la propagación de los servicios secretos y sus confidentes, tienden a crear una atmósfera agobiante en la que la desconfianza y la paranoia incitan a la autorrepresión del propio sujeto por temor a padecer la violencia estatal.

Este tipo de miedo entraña un grado de sufrimiento mayor que el daño físico debido al estrés y angustia permanente que provoca. El daño psicológico tiende a hacerse permanente al estar siempre latente la amenaza de padecer la violencia del Estado. Todo esto se ve agravado por crecientes medidas de control social que restringen la autonomía individual, de forma que todos o la mayor parte de los movimientos que realiza el sujeto son sometidos a una supervisión tanto secreta como abiertamente pública.

Esto violenta el mundo interior del sujeto al obligarlo no sólo a cumplir con las prescripciones del poder sino sobre todo a guardar unas apariencias que eviten la más mínima sospecha, lo que finalmente le aboca a un exilio interior permanente. Se trata del dominio por medio del terror, lo que se inscribe dentro de una estrategia general de guerra psicológica contra la población con el fin de asegurar su obediencia. A través del terror se persigue anular todos los mecanismos de resistencia sociales, quebrar la voluntad colectiva y dinamitar la moral de la sociedad. Todo esto va unido a la desorientación e incertidumbre que el terror genera entre la población, lo que al mismo tiempo impide saber cuál sería la respuesta más adecuada para cambiar la situación a su favor. Estas circunstancias provocan un estado de ánimo de resignación que facilita la aceptación del orden establecido.

Si el miedo no es capaz de asegurar la obediencia el poder no duda en utilizar la violencia para forzar la voluntad de sus dominados. En estas circunstancias todo se reduce a una relación de fuerzas que sólo puede resolverse en un sentido o en otro a través de la vía armada. En este punto es cuando se establece una clara relación de amigo-enemigo entre dominados y dominadores. Esta relación marcada por el antagonismo sólo puede zanjarse por métodos violentos. De esta forma comprobamos que cuando las emociones dejan de ser funcionales para ser utilizadas contra la propia sociedad con el propósito de conseguir su consentimiento, la violencia es empleada de forma implacable para restaurar la obediencia perdida. Todo esto no deja de manifestar el carácter exclusivo y esencialmente egoísta del poder cuya única razón es la búsqueda y conservación del mando, por lo que cualquier oposición y resistencia no admite otra respuesta que el uso de métodos expeditivos para aplacarla.

Esteban Vidal
[1] Maquiavelo, Nicolás, El Príncipe, Madrid, Espasa, 2003, pp. 119-120
[2] Ibídem, p. 116
[3] Morgenthau, Hans J., “Poder politico” en Hoffmann, Stanley, Teorías contemporáneas sobre las Relaciones Internacionales, Madrid, Tecnos, 1972, p. 97
[4] Bobbio, Norberto, Estado, gobierno y sociedad. Por una teoría general de la política, México, Fondo de Cultura Económica, 2003, p. 120
[5] Vallès, Josep M., Ciencia Política. Una introducción, Barcelona, Ariel, 2004, pp. 40-41
[6] Para Weber existen cuatro fuentes de legitimidad del poder que son la tradición, la racionalidad, el carisma y el rendimiento. Weber, Max, El político y el científico, Madrid, Alianza, 1985
[7] Por su parte Bobbio hace referencia a tres fuentes de legitimidad que son la voluntad, la naturaleza y la historia que a su vez están compuestas de parejas antitéticas. Bobbio, Norberto, Op. Cit., N. 4, pp. 120-124
[8] Jouvenel, Bertrand de, Sobre el poder. Historia natural de su crecimiento, Madrid, Unión Editorial, 2011, pp. 72-73
[9] Virilio, Paul, Lo que viene, Madrid, Arena, 2005
[10] Schmitt, Carl, El concepto de lo político, Madrid, Alianza, 2005

http://www.portaloaca.com/opinion/7875-las-emociones-como-instrumento-de-dominacion.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Cerebro Formateado por Medios

foto055

El elemento primordial del control social es la estrategia de la distracción que consiste en desviar la atención del público de los problemas importantes y de los cambios decididos por las elites políticas y económicas, mediante la técnica del diluvio o inundación de continuas distracciones y de informaciones insignificantes.

La estrategia de la distracción es igualmente indispensable para impedir al público interesarse por los conocimientos esenciales, en el área de la ciencia, la economía, la psicología, la neurobiología y la cibernética.

“Mantener la Atención del público distraída, lejos de los verdaderos problemas sociales, cautivada por temas sin importancia real. Mantener al público ocupado, ocupado, ocupado, sin ningún tiempo para pensar; de vuelta a la granja como los otros animales (cita del texto ‘Armas silenciosas para guerras tranquilas)”.

Fuente: http://maestroviejo.wordpress.com/2013/08/19/cerebro-formateado-por-medios/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Edward Snowden: Cataclismo en forma de llamarada solar provocará una gran matanza a escala global en septiembre de 2013

MOSCÚ, Rusia – Edward Snowden,  hacker fugitivo y ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), reveló el martes que es probable que una serie de erupciones solares se produzcan en septiembre, matando a cientos de millones de personas.

Documentos proporcionados por Snowden demuestran que, desde hace 14 años, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) usaba espectadores remotos y sabía que este caso era inevitable. Desde entonces, los gobiernos del mundo han estado tratando de prepararse en silencio para la hambruna mundial que podría desencadenar el evento.

Hablando desde su habitación desde el Aeropuerto Sheremetyevo, Snowden reveló que los preparativos del gobierno para las erupciones solares catastróficas de septiembre han estado  ”disponibles sólo disponible limitada.” Los resultados de los estudios, dijo, se conocen casualmente en toda la comunidad de inteligencia global como “killshot” o “tiro de matanza”.

Los espectadores a distancia empleados por la CIA en el Proyecto Stargate utilizaron su capacidad de percibir geográfica y cronológicamente acontecimientos lejanos para proteger a EE.UU. Desde 1999 se ha sabido del evento en forma de llamarada solar, pero los propios agentes han sido amenazados para que guardasen silencio por ejecutivos en nómina del gobierno secreto.

Como parte de la contratación de Snowden como contratista, la NSA le concedió a los  30 años de edad, el acceso a todas las comunicaciones en la tierra. Ahora ha proporcionado documentos de alto secreto sobre Internet a The Chronicle, procedentes de la Federal Emergency Management Agency (FEMA), que exponen lo terrible que serán las consecuencias de las erupciones solares.

En apenas dos meses, “el killshot” tendrá la intensidad necesaria para desactivar todos los sistemas de distribución electrónicos, de agua y de alimentos del planeta.

Desde finales del siglo 20, cientos de millones de personas han empezado a confiar en la automatización tecnológica para permitirla introducirse en sus propias vidas. Las llamaradas solares liberan pulsos electromagnéticos, peligrosos para los circuitos electrónicos.

Los circuitos electrónicos más pequeños, como aquellos presentes en unidades de procesamiento central de los ordenadores, serán los más vulnerables.

Snowden dijo que el FEMA y el Centro Nacional para la Reducción de Desastres de China han estado tomando medidas durante 14 años a la luz de las conclusiones del Proyecto Stargate.

Los propios documentos del FEMA, proporcionados por Snowden, trazan cómo la organización tiene previsto reunir a decenas de millones de estadounidenses más pobres en viviendas situadas en lugares seguros “para facilitar una mejor alimentación y el suministro de bienes de consumo.”

Snowden, desde hace años es un contratista de la CIA, y ha difundido los testimonios  reunidos por cientos de espectadores remotos. Muchos de los espectadores remotos todavía están en nómina de los gobiernos de Estados Unidos y la Federación Rusa. Esos testimonios, aunque escritos de forma independiente por los analistas, se componen de 4.472 páginas, cada uno de ellos, y lo que cuenta Snowden es evidentemente alarmante.

“El pulso electromagnético masivo de las erupciones solares, o “killshot”, dará como resultado el colapso de la mayor parte de los sistemas eléctricos del mundo, dijo Snowden. “Los estadounidenses cuyas vidas están en mayor riesgo son los ancianos y los minusválidos, los que dependen de la tecnología para permitir recibir cuidados en el hogar o los tratamientos médicos necesarios para mantenerse con vida.”

A lo largo de las décadas de 1970 y 1990, Rusia y los Estados Unidos estaban desesperados por seguir y controlar la construcción y el mantenimiento de los silos nucleares del país enemigo. Los gobiernos de ambas naciones admitieron abiertamente de haber invertido miles de millones de dólares en la formación de los equipos de élite de visión remota.

Con sus poderes, los visionarios remotos pudieron impedir lanzamientos nucleares y, en última instancia, poner fin a la Guerra Fría. A mediados de los años 90, la CIA simplemente pretendía cerrar su programa de visión remota, para que pudiera funcionar de manera más eficaz.

Snowden dijo que espera que su huida hacia adelante permitirá a los participantes del Proyecto Stargate poder llevar una vida normal y ser libres de nuevo, “en lugar de vivir encerrados como los animales de circo o como monstruos.” Y añadió:  “Otras personas importantes de los empleados del proyecto Stargate tienen que obtener permisos de clase Q, sólo para cohabitar y sin ni siquiera llegar a casarse, con sus seres queridos. Eso es equivalente a la esclavitud “.

La humanidad está a punto de pagar el precio más calamitoso de su dependencia tecnológica. Ese precio, dijo Snowden, resultó ser un factor importante en su decisión de presentarlo a la prensa y hablar tanto sobre el holocausto global que puede producirse, como del poder de los analistas de la  NSA, que bajo el más mínimo capricho, escuchan las llamadas telefónicas de cualquier persona en la tierra.

Snowden, dijo, en relación con la CIA y los videntes remotos: “He visto a muchos denunciantes valientes que se convierten en sujetos de desprestigio y ridiculización por usar sus talentos para exponer la verdad.”

Snowden añadió luego amargamente, “Bien, nosotros veremos quien es en realidad el Sr. Chuckles cuando ‘el killshot’ se produzca.” (1)

Abogados de WikiLeaks, y Anatoly Kucherena, del propio consejo de Snowden, produjeron juntos un vídeo llamando a la calma y a la preparación global. El lunes, Snowden envió a continuación el vídeo al Servicio Federal de Inmigración de Rusia como parte de su solicitud de asilo.

Notas al margen por skiper

(1) El “Sr. Chuckles” es en realidad William Clay Ford, nacido el 14 de marzo 1925, hijo menor de Edsel Bryant Ford y el último nieto superviviente de Henry Ford.

https://i2.wp.com/specials-images.forbes.com/imageserve/05cS5qL7xl1IC/620x434.jpg

Él es el actual propietario y presidente de Los Leones de Detroit, que juegan en la Liga Nacional de Fútbol Norteamericana. Es además director ejecutivo (CEO) y el mayor accionista de la Ford Motor Company.

Además es uno de los hombres más ricos de Norteamérica con un patrimonio neto de 1.25 billones de dólares en 2013.

Fuente: http://www.chronicle.su/news/edward-snowden-solar-flare-killshot-cataclysm-imminent/

Traducción y corrección de traducción: Skiper

http://apocalipticus.over-blog.es/article-edward-snowden-cataclismo-en-forma-de-llamarada-solar-provocara-una-gran-matanza-a-escala-global-en-119417999.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


DESPIERTA – El Mejor Discurso Anti-programación

Fuente: http://www.mundoconmisojos.es/despierta-el-mejor-discurso-antiprogramacion/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La Guerra Que No Se Ve… . Doblado a Castellano,

Fuente: http://maestroviejo.wordpress.com/2013/08/10/la-guerra-que-no-se-ve-doblado-a-castellano/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La Gran Mentira del Deshielo

presunto_deshielo_del_glaciar_helheim

Os contaré una curiosa historia.

En Marzo de 2012, una sorprendente noticia salto a los medios de comunicación, en ella se alertaba del enorme deshielo de Groenlandia (que quiere decir curiosamente la Tierra Verde), este anuncio vino dado por un científico del GFZ (centro de investigación alemán de Geociencias), los datos habían sido corroborados por los satélites gemelos Tom y Jerry (no os estoy tomando el pelo, los satélites se llaman así).

Aparentemente, la alta precisión de los datos así como el apoyo en el proyecto de la NASA y del Centro Alemán de Navegación Aérea y Espacial habían sido tan irrefutables que no dejaba lugar a dudas sobre el “calentamiento global”.

Los científicos afirmaron que Groenlandia perdía 240.000.000.000 Toneladas de Hielo…

Pero, aquí es cuando aparece el misterio.

Resulta que el 7 de Agosto de este año, han salido a la luz una serie de dos fotografías efectuadas por una webcam instalada en la zona, y correspondientes al fiordo Helheim en el que se aprecia QUE NO SE HA DESHELADO NI UN GRAMO ENTRE 2009 Y AGOSTO DE 2013. este punto era donde presuntamente mas fuerte se había localizado dicho deshielo.

glaciar_helheim-aug-07-17-28

busca las diferencias…

glaciar_helheim-aug-07-17-27

La webcam se instaló para hacer un seguimiento del avanza del deshielo… pero NO HAY DESHIELO

Nos mienten?, la respuesta es SI, Alguien Nos miente, y desde luego tiene importantes intereses en hacerlo.

A estas alturas, ya no busco la mentira y la ofuscación, a estas alturas busco la verdad, que escasea como la frescura de las cristalinas aguas en el Sahara.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/la-gran-mentira-del-deshielo.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.549 seguidores