Lo importante es lo que no se ve

Misterios de Egipto y sus Pirámides

PRUEBA CONCLUYENTE DE LA AUTENTICIDAD DE LAS PIRAMIDES DE BOSNIA

INFORMES CIENTIFICOS CONCLUYEN LA EVIDENCIA DE QUE LAS PIRAMIDES DE BOSNIA FUERON CONSTRUIDAS UTILIZANDO UN CEMENTO GEOPOLIMERO – UN MATERIAL ARTIFICIAL.

Houston TX (PRWEB) “The New EraTimes”   informa que el análisis independiente de cinco institutos separados de materiales, confirman que las pirámides bosnias contienen material de construcción artificial, hormigón de alta calidad, eliminando así todos los reclamos escépticos sobre la autenticidad de las pirámides de Bosnia.

Desde que fue descubierto en 2005 por el Dr. Sam Semir Osmanagich pH.d., director del centro de Antroplogía y Arqueología en la Universidad Americana en Bosnia y Herzegovina, el complejo de la pirámide de Bosnia ha sido ignorado por los arqueólogos hasta que la evidencia científica reciente ha hecho imposible negar la autenticidad de este descubrimiento que puede cambiar la historia de la humanidad.

El controvertido espacio de la Pirámide del Sol de Bosnia, cuenta con un equipo de más de 200 científicos interdisciplinarios de todo el mundo haciendo análisis científicos, no sólo sobre la naturaleza y la edad de los materiales de construcción, sino también determinar cómo la energía de la pirámide fue utilizada por los antiguos científicos para usos beneficiosos para la humanidad, que van desde el transporte geotérmico, climatología y los avances en la fisiología humana y de la salud.

Los resultados emitidos por la Universidad de Turín, Italia de la Politécnica de análisis de laboratorio de química y difractometría, hechos a través muestras de bloques de piedra de arenisca y del conglomerado tomados al pie de la pirámide del Sol de Bosnia, demuestra que son de un material inerte con un enlace, similar al que se encuentra en los ”cementos” romanos.

Estos resultados fueron confirmados por análisis de las muestras en la Universidad de Zenica, Bosnia y Herzegovina.

En una prueba independiente separada, profesor Joseph Davidovits, científico francés de renombre, miembro de la Asociación Internacional de egiptólogos, realiza esta afirmación. “Realicé un análisis de microscopio electrónico de la muestra y propongo la química de geopolymer que se usaba para hacer este hormigón antiguo,” escribió Prof Davidovits.

http://www.davidovits.info/34/the-pyramids-in-Bosnia-Europe-perhaps-in-Roman-Concrete

Además añade, que la muestra está compuesta por “una base de calcio/potasio geopolymer cemento y aunque él no da una  fecha concreta a la muestra, puede discernir que no es un hormigón moderno, sino más bien como la técnica utilizada por los egipcios hace 3.500 años.” En su libro, las pirámides: Un Enigma Resuelto”, Davidovits presenta el conocimiento actual de la construcción de la pirámide y que es apoyada por estudios científicos, históricos y lingüísticos que prueban que las pirámides egipcias se construyeron usando un aglomerado de piedra (piedra caliza formada en bloques de este hormigón).

Durante la investigación de la tecnología de la pirámide, se ha ido sospechando durante mucho tiempo que la energía pirramidal implica una ciencia y maquinarias más avanzadas de lo que actualmente tenemos hoy en día.

Christopher Dunn, autor de “The Giza Power Plant”, publicado en 1996, explica que las pirámides eran antiguas máquinas de energía, actualmente una teoría popular entre los investigadores. Las pirámides de Bosnia tienen los mismos elementos descritos que en las pirámides de Giza, que definen la estructura de un sistema de generador de antiguos poderes.

Chris Dunn declaró después de visitar Bosnia en 2011, “mientras estaba en Visoko, expertos de diversas disciplinas se emocionaron  al ver el resultado de sus estudios en la colina pirámide. Que oportunamente, estos son claros signos de la antigüedad y finalmente se acabará por descubrir esta  ingeniería de precisión.

“Ahora en 2013, el Parque  Arqueológico de Bosnia, se está excavando más y nuevas pruebas científicas y ha seguido demostrando la ingeniería de precisión antigua y que de hecho es la que fue utilizada para construir las pirámides de Bosnia.

Una evidencia adicional es la del hormigón que se utilizó en la construcción de las pirámides y que se muestra por el trabajo del profesor Michel Barsoum, profesor distinguido en el “Departamento de Ciencia de Materiales e Ingeniería” en la Universidad de Drexel y el profesor Gilles Hug, de la “Agencia de investigaciones Nacional Aeroespacial Francesa” que han encontrado evidencias científicas de que partes de las grandes pirámides de Giza se construyeron usando una forma temprana del hormigón. Esto echa por tierra un viejo mito, de que las pirámides fueron construidas usando sólo corta bloques de piedra caliza y demuestra la teoría que esta clase de hormigón y la nanotecnología ya fue utilizada por los antiguos.

Desde que fue descubierto en 2005 por el Dr. Sam Semir Osmanagich pH.d., director del Centro de Antropología y Arqueología en la Universidad Americana en Bosnia y Herzegovina, el complejo de la pirámide de Bosnia ha sido bloqueado por los arqueólogos y científicos, hasta este reciente hallazgo,  evidencia científica que hace imposible negar la autenticidad de este de descubrimiento que está  cambiando la historia.

” Un equipo de científicos interdisciplinarios, ha estado realizando estudios sobre el enigma de la energía cósmica en el sitio arqueológico de Bosnia, y en una búsqueda incesante para descubrir la sabiduría de la antigua cultura que dejó todo esto atrás,” dice el Dr. SamOsmanagich. “Hay hechos sobre el fenómeno físico que puede verificarse científicamente, pero quedan muchas preguntas inexplicables por contestar, usando nuestra historia actual”.

Estos son hechos que han sido verificados por pruebas científicas de la analítica:

La pirámide del sol se encuentra a más de 722 pies (220 m) de altura, un tercio más alto que la gran pirámide de Giza.

Datación por radio carbono demuestra que la pirámide tiene por lo menos 24.800 años.

Análisis de materiales demuestra, que la estructura es de hormigón creado por el hombre

Hay un bloque de cerámica de 8.000 kg dentro del laberinto subterráneo cerca de la pirámide.

Un rayo de energía de naturaleza electromagnética y con un radio de 4,5 metros y una frecuencia de 28 kHz, se ha detectado saliendo desde la parte superior de la Pirámide del Sol.

Un rayo de ultrasonidos con un radio de 10 metros y la frecuencia de 28-33 kHz se ha detectado y medido en la parte superior de la pirámide del Sol.

Las pirámides están alineadas con los puntos cardinales de la tierra y orientadas al norte estelar.

“Aunque se han descubierto decenas de miles de pirámides en todo el planeta, ninguna tiene la calidad de construcción y la antigüedad como la de Bosnia,” dice Osmanagich. “Las pirámide de Bosnia es la pirámide original, la más antigua y más grande jamás construida.

Tiene una orientación norte exacta de cero grados y es potencialmente la clave para liberar información sobre la tecnología antigua, que puede liberar al mundo de su dependencia de combustibles fósiles y que ofrece la posibilidad de encontrar asombrosos avances médicos en la comunidad científica”.

En el efecto se han comenzado a hacer exámenes médicos sobre el aura humana en las pirámides de Bosnia y las primeras pruebas muestran que la fisiología humana y estados emocionales son muy elevados en la pirámide.

Esto es debido a la reducción de iones negativos que se encuentran en nuestra atmósfera.

Para obtener más información sobre el sitio arqueológico de la pirámide de Bosnia, visite la web:

http://www.piramidasunca.ba/eng/Home-en.html?View=Featured

Debbie West  (en inglés y en otros idiomas)

westdeb7@gmail.com

774-278-0091

Información de correo electrónico

www.piramidesdebosnia.com (en español)

piramidesdebosnia@gmail.com

Fuente: http://maestroviejo.wordpress.com/2013/05/13/prueba-concluyente-de-la-autenticidad-de-las-piramides-de-bosnia/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


LOUIS CAPARAT……

En 1987 el egiptólogo francés Louis Caparat comenzó las negociaciones con el gobierno egipcio con la intención de llevar a cabo una serie de excavaciones en la Gran Pirámide de Keops.

La razón era un tanto pedante:

Caparat afirmaba que todavía no se habían descubierto las habitaciones más importantes de la pirámide. Solo él y sus tres ayudantes podrían excavar allí y acceder a los tesoros ocultos.

El ministro de educación y el canciller francés de aquel entonces exigieron algún tipo de prueba.

Caparat llevó al estrado una serie de planos y manuscritos en donde se afirmaba -de cierto modo- que entre los sitios descubiertos desde principios de siglo hasta la década del 80 existían ciertas zonas en gris. Estos lugares no pudieron ser accesibles por los anteriores arqueólogos.

Así mismo, Caparat presentó una carta de una empresa norteamericana que ponía a disponibilidad una moderna máquina excavadora, lo cual ayudaría de sobremanera en el trabajo. El ministro pidió una semana de receso en las conversaciones.

En el invierno del 88, Caparat y sus asistentes excavaban ya en Keops. Se le concedió el plazo de cuatro meses con posibilidad de extender el tiempo si se llegaba a encontrar algún indicio. El trabajo fue preciso y llegó a agotar al arqueólogo. No obstante, la tajante persistencia fue su mejor consejero. Día a día avanzaban con rapidez.

La excavadora americana funcionaba con increíble acierto. Llegó a trabarse en algunos tramos.

Al poco tiempo, uno de los ayudantes de Caparat – Ernest – comenzó a tener cierto malestar en el pecho. No podía ingerir alimento alguno. Vomitaba de forma extraña, no lograba conciliar el sueño y se quejaba cuando le tocaban. Una sugerente marca roja le rodeaba el cuello.

El arqueólogo le acompañó hasta el hospital más cercano. Para su mala suerte debieron internarle. Los médicos le examinaron. Al parecer sufría de un virus no identificado que atrofiaba los conductos internos de los pulmones.

Las fosas nasales emanaban gran cantidad de flemas de un color rojizo.

Como precaución, el médico le pidió a Caparat que detuviese las excavaciones.

Podría ser algún tipo de trampa creada y desarrollada por los egipcios antiguos. El arqueólogo afrontó una seria decisión. O abandonar definitivamente la excavación, o continuar por su cuenta. Los otros ayudantes se negaron a prestarle servicios.

Temían contagiarse.

EL DESCUBRIMIENTO

En la plenitud de la investigación, Caparat atravesó largos túneles y sobrevivió a cualquier inconveniencia tanto climática como física.

Era común que la presión atmosférica fuese baja, lo cual le impedía respirar correctamente. Por esta razón trabajaba desde las 6 de la mañana hasta las 3 de la tarde. A posteriori se dedicaba a analizar los resultados y anotarlos en sus registros.

Una semana antes de que se venciese el lapso programado por el gobierno egipcio, Caparat halló lo que aparentaba ser el principio de una entrada. Marcó el borde superior con su instrumental, una pequeña escoba de mano le ayudó a limpiar el terreno. La tierra era espesa. No se dejaba manejar fácilmente. Caparat descubrió tres jeroglíficos entrelazados por lo que parecía ser un ramo de olivo. Tardó aproximadamente una hora en decodificarlos.

Los signos hacían referencia al faraón Keops y a sus condescendientes.

El arqueólogo -emocionado- se comunicó con el canciller francés. La excavación recibió apoyo directo del gobierno egipcio. El que antes era un simple soñador, era reconocido como un talentoso investigador.

Aunque todavía quedaba mucho por descubrir, Keops asombraría nuevamente al mundo.

LA TUMBA DE CRISTAL

Una centena de hombres y 61 días fueron suficientes para librar de obstáculos la preciada entrada.

La puerta yacía en buen estado. Mostraba una cantidad interesante de figuras, representadas en bajorrelieves de fino corte. Con la ayuda de un remolque externo se logró derribar las trabas que impedían abrirla. Los científicos cubrieron sus rostros con máscaras. Examinaron, con precaución, el lugar. Estaba completamente oscuro.

Caparat fue el primero en avanzar en tierra desconocida. Para su sorpresa, la recámara contaba con dos círculos de unos 20 centímetros (aproximadamente) ubicados en ambos extremos del sitio por los cuales ventilaba aire. La sorpresa no se hizo faltar.

Caparat se topó con una gigantesca tumba de cristal macizo. Llamó a sus asistentes -que habían regresado a sus tareas luego de la buena nueva- y les pidió que alumbrasen el objeto a la brevedad.

Para el horror de muchos, un cadáver yacía dentro de la tumba. Y no parecía ser humano.

El cuerpo fue depositado en una ambulancia especial y fue llevado a un centro de investigaciones donde se practicarían diversos exámenes.

La tensión creció cuando Caparat halló entre las piernas del ser un papiro antiquísimo. Abandonó el lugar y se retiró a sus aposentos en un hotel. El ministro egipcio de relaciones exteriores se hizo presente en la excavación junto con la fuerza policial.

Cercó la zona y prohibió el acceso.

EL PACTO DE KEOPS

Transcribió la traducción con severo cuidado a su cuaderno personal. Caparat se asombraba con cada nueva decodificación.

Los jeroglíficos no poseían la construcción fonética normal. El estilo variaba por signo. Al parecer, el faraón Keops había firmado un tratado con un alienígena proveniente de un sistema estelar lejano. El ser le brindaba completa protección durante su vida a cambio de refugio.

Así mismo, le explicó el devenir de la historia del hombre. La posibilidad de viajes interplanetarios, de intercambiar personas de mundo a mundo. El faraón, maravillado, aceptó la oferta. Firmaron un pacto en donde se explicitaba que el alienígena podría residir en Egipto el tiempo que desease. La criatura vivió en paz el resto de su longeva vida. La tumba se construyó con un diseño que dibujó antes de morir.

Caparat recibió la visita de la policía en el hotel. Le quitaron el papiro y sus cuadernos.

Se le obligó a regresar a Francia.

UNA PROEZA INADVERTIDA

Personalmente, es un tanto difícil de creer que la historia que relata Louis Caparat no esté llevada a la exageración.

Me he comunicado con el investigador, quien precisó que ningún hecho descrito fue tergiversado. Volvió a afirmar cada uno de sus postulados. Una cosa es cierta; el ayudante enfermo de Caparat pereció. Consta el registro en el hospital. También es real la excavación.

Lamentablemente el actual ministro de relaciones exteriores egipcio no ha querido contestar mis e-mails ni mis cartas. El asunto de la Tumba de Cristal de Keops parece fastidiar a algunos mandatarios.

¿Por qué les molesta hablar sobre algo que nunca existió?

by Joseph Trainor
UFO ROUNDUP

Fuente: http://veritas-boss.blogspot.com.es/2013/05/louis-caparat.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Casualidad….?

https://lastinieblasdelamente.files.wordpress.com/2013/05/93af8-alineacion-orion-teotihuacan-gizeh.jpg

Fuente: http://veritas-boss.blogspot.com.es/2013/05/casualidad.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


ARQUEOLOGIA PROHIBIDA …

Algunas de las anomalías, son:

– La fortaleza inca de Sacsayhuaman, de edad indeterminada y construida por gente que no disponía de metales duros o cemento y que no conocían la polea, la rueda o la grúa. Con unas enormes piedras encajadas todas a la perfección a pesar de que ninguna tiene forma cuadrada o rectangular, llegando en algunos casos a haber bloques de piedra de 11 ángulos, por ejemplo.

– La antigua ciudad de Tiahuanaco, en Bolivia, que hace 100 años se concluyó que fue un observatorio estelar alineado con el sol y las estrellas y se calculó que tendría 17.000 años, afirmación que fue ridiculizada en su momento por el stablishment arqueológico. Ahora se le datan 12.000 años de antigüedad, siendo igualmente de este modo la ciudad más antigua que se conoce en la Tierra (o sea, de la que quedan restos).

Piedras perfectamente ensambladas, tanto que ni una aguja entra en las junturas. Cuando los conquistadores españoles preguntaron a los incas si la habían construido ellos dijeron que no, que había sido construida miles de años antes de que ellos vivieran.

Los bloques de piedra en Tiahuanaco no están unidas con cemento, sino con varas de metal colocadas en huecos hechos específicamente para ellas, como una especie de tornillos, lo cual implica que debían tener alguna especie de planta de fundición móvil para licuar el metal.

El arqueólogo Arthur Posnansky observó que en el primer día de primavera el sol salía exactamente por el centro del templo y a partir de este hecho descubrió que se trataba de un observatorio, un gran reloj para medir la progresión del sol. Dicho alineamiento astronómico fue usado para datar el lugar determinando que fue construida hace 17.000 años, en un tiempo en que la inclinación del eje de la tierra era ligeramente distinta a como es hoy en día.

El señor de la antigua Tiahuanaco, el dios que adoraban los habitantes de dicha ciudad, era alto, con barba y descrito como blanco. Se trata de Viracocha, que según las leyendas llegó en tiempos de caos y destrucción atravesando los mares para traer a la raza humana una especie de renovación.

En el documental se asocia Viracocha al Quetzlcóatl de México, que también llegó, con otros, desde el este después de tremendos cataclismos para traer los frutos del conocimiento y cuyo símbolo, la serpiente emplumada, que es lo que quiere decir su nombre, está por todo Teotihuacan,

– Egipto, donde a los pies de las pirámides de Gizeh se han encontrado ensamblajes similares a los vistos en Tiahuanaco y donde desde luego se practicaba la momificación del mismo modo que lo practicaran siglos después los incas al otro lado del océano.

Robert Bauval y Graham Hancock, en su libro El Guardián del Génesis, enumeran muchas hazañas inexplicables de Egipto, como por ej. el sarcófago que se encuentra, sin tapa alguna, en la cámara del rey de la Gran Pirámide: ¿cómo hicieron para que la superficie interior encajase con la superficie del sarcófago al milímetro? Para ello son necesarios conocimientos avanzados de física y para perforar el sarcófago hoy se tendría que hacer con una velocidad de 6/10 mm. por revolución de taladro en el granito, algo que ellos hicieron más rápido de lo que nosotros podríamos.Lo mismo sucede con la perfección en el acabado de las supuestas tumbas para bueyes sagrados o los vasos hechos de alabastro, basalto o diorita, que es de las piedras más duras que hay.

También se explica el alineamiento de las pirámides de Gizeh con los puntos cardinales, con una exactitud no igualada por los modernos constructores. La Gran Pirámide parece ser un modelo matemático del hemisferio norte que incorpora el numero Pi., las veces que cabe el diámetro de un círculo en su circunferencia.

Como afirma Bauval en referencia a la inclinación de La Gran Pirámide: “Los antiguos constructores tenían que usar un eclímetro de 52º, cualquier otro no valdría.”

Todo ello hace pensar que tenían un avanzado conocimiento de las matemáticas y de la técnica.

Según muchos científicos los egipcios no tenían un gran conocimiento de la astronomía, algo que cae por su propio peso al ver el zodíaco del templo de Dendera (o templo de Hathor), en el que aparece hasta la constelación de Orión; los antiguos egipcios veían en esta constelación a Osiris, el dios del inframundo, el señor de los muertos.

En la Gran Pirámide hay pequeños canales de ventilación orientados hacia arriba. Para el antiguo Egipto esto fue Rosetau, la antigua entrada al reino subterráneo de Osiris u Orión, ya que los canales apuntan a Orión, Osiris, y a Sirio, que era Isis, la hermana esposa de Osiris.

Bauval descubrió en libros antiguos que habrían servido para ceremonias secretas para la resurrección de los faraones muertos que creían renacer como estrellas en la constelación de Orión. Descubrió también que las 3 pirámides están alineadas con las 3 estrellas que componen el cinturón de Orión, pero además se vio que los egipcios habían dado nombre de estrellas a otras 2 pirámides próximas a la meseta, descubriéndose finalmente que la constelación de Osiris, Orión, estaba en el cielo y en la tierra (como es arriba, es abajo; Hermes dixit).

Seguimos en Egipto, donde el investigador John Anthony West descubrió que la esfinge no había sido afectada por el clima del mismo modo que el resto de construcciones de su entorno, erosionadas por la arena y los vientos del desierto; en vez de un desgaste horizontal, la esfinge tiene marcas de erosión redondeadas y onduladas, algo que sólo el agua cayendo copiosamente –en este caso sobre la esfinge- podría haber producido.Para encontrar agua en el desierto del Sahara hay que retroceder hasta el final de la era glaciar, unos 10.500 años antes de Cristo, miles de años antes de que existiesen los faraones. ¿Pero por qué entonces la cabeza de la esfinge es una cabeza de faraón?

La cabeza es, además, desproporcionadamente pequeña, lo cual indica que ha sido tallada más de una vez, es decir, que la cabeza se rehizo en algún momento de la historia. Se cree que en su origen era un enorme león que se habría modelado en la roca antes del 10.500 a.C., se comenzó a erosionar cuando el final de la era glaciar alteró el clima y causó lluvias que cayeron durante años y años. Miles de años después un faraón habría tallado la cabeza con su propia imagen.

La teoría del alineamiento de Bauval coincide con esto ya que dicho alineamiento se produjo en el 10.500 a.C., cuando la Esfinge miraba hacia la constelación de Leo, su propia imagen en los cielos. Además, la puesta de Orión en esa fecha se correspondía exactamente con las 3 mini-pirámides que acompañan a la pirámide de Micerinos (las pirámides de las reinas).

El 10.500 a.C. fue un periodo de inundaciones que en Egipto acabó con el valle del Nilo y con el delta en general. Los mitos egipcios dicen que el dios Osiris y sus asistentes ascendieron del caos para traer los primeros frutos de la civilización, algo que como se ve sucede en otras civilizaciones distantes.

La Dra. Irina Balabanova descubrió que muchas momias de Egipto contenían cocaína y nicotina, ambas plantas naturales de Sudamérica. Cuenta en el documental que al dar a conocer la noticia recibió un alud de cartas insultantes por haber dicho algo que no tenia sentido, donde se le decía que fantaseaba ya que era bien sabido que antes de Colón esas plantas sólo existían en otra parte del mundo, pero su investigación con cientos de momias no dejaba lugar a dudas de que ahí se encontraban, en Egipto y desde muchísimo antes de que naciera el colonizador.

– El valor de Pi, que se ha mencionado antes, también se encuentra al otro lado del planeta, en las pirámides de Teotihuacan, México, el lugar que los indios llamaban Ciudad de los Dioses y cuyo propósito era el de convertir a los hombres en seres celestiales. En su época esta ciudad fue más grande que la Roma imperial. Había estanques que se llenaban de agua, reflejando el cielo y cuyas hondas podrían servir como anuncio de terremotos.

Fuente: http://veritas-boss.blogspot.com.es/2013/05/arqueologia-prohibida-1.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Tecnologías perdidas del Antiguo Egipto

Durante 35 años, Dunn ha estudiando los monumentos egipcios, desde las pirámides hasta los templos de Karnak y Denderah, pasando por las gigantescas esculturas de Ramsés.

Fotos de esas superficies, revisadas bajo microscopios electrónicos, e innumerables experimentos hechos con las herramientas supuestamente usadas por los constructores, han demostrado que ninguno de esos instrumentos de cobre y madera, pudo haber dejado esas marcas de precisión mecánica sobre las superficies perfectamente pulidas, redondeadas o anguladas con regularidades de centésimas de milímetros. El hecho de que solo se hayan recuperado unas pobres herramientas de cobre y madera en las cercanías de los monumentos, no quiere decir que no haya otras en espera de ser descubiertas.

Dunn muestra fotos y esquemas donde se aprecia que han debido existir equipos de alta precisión para lograr, por ejemplo, que todos los detalles del rostro en las estatuas de Ramsés contengan una correlación bilateral milimétrica. De hecho, hoy solo es posible conseguir semejante acabado utilizando el barrido por puntos de una computadora. Por supuesto, Dunn no infiere que los egipcios poseyeran computadoras, sino que la cultura que construyó tales monumentos tuvo acceso a una tecnología hoy perdida que quizás esté bajo las narices de los arqueólogos, quienes no se dan cuenta de su existencia porque no cuentan con el bagaje necesario para ello.

Usando lo que hoy se llama “reversal engineering” (ingeniería a la inversa o al revés), en la que a partir de un objeto los especialistas identifican cómo y con qué tipo de herramientas fue construido, Dunn propone la posibilidad de que se hayan usado mega-sierras o tornos verticales gigantes para cortar muchas de esas piedras monumentales. Existen varias hondonadas o trincheras que los arqueólogos llaman boat pits (pozos de barcos) debido a su forma. Los egiptólogos piensan que son símbolos del transporte que conducía a los faraones a la otra vida, debido a que en uno de ellos apareció un barco que hoy se encuentra en un museo. Pero Dunn ha hecho notar que otras trincheras, como la de Abu Roash, son demasiado estrechas y profundas, y que ni siquiera tienen forma de barco.

Dunn no descarta que una civilización terrestre, anterior a la egipcia, pudiera haber sido la responsable de muchos de los grandes monumentos que hoy se atribuyen a los súbditos de Keops. Y cita, por ejemplo, las conclusiones del geólogo Robert Schoch, de la Universidad de Boston, quien ha calculado que la erosión de la Esfinge (atribuida al agua) tuvo que ocurrir entre los años 5.000 y 7.000 a.C. Los arqueólogos han puesto el grito en el cielo porque, según ellos, en esa época, sólo había tribus de cazadores y recolectores sin recursos para tamaña obra de ingeniería. Sin embargo, la ciencia de los sedimentos y de la erosión ―que son la especialidad de un geólogo― parece decir otra cosa.

El libro de Dunn demuestra que existen muchos enigmas que los arqueólogos no lograrán desentrañar solos. Es necesaria la colaboración de ingenieros, arquitectos, geólogos y otros especialistas que los ayuden a evaluar mejor esos “imposibles” sobre los que prefieren guardar un molesto silencio, porque su existencia contradice la historia oficial.

Fuente: http://veritas-boss.blogspot.com.es/2013/04/tecnologias-perdidas-del-antiguo-egipto.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


la pirámide de Keops estaba coronada por una esfera de más de 2 metros.

Las investigaciones del arquitecto catalán Miquel Pérez Sánchez durante más de diez años han permitido reconstruir por ordenador con gran exactitud la pirámide de Keops y determinar que estaba coronada por una esfera de más de 2 metros.

Pérez Sánchez, que hizo de esta investigación su tesis doctoral, explicó hoy en la presentación del estudio que “del análisis de la pirámide se deduce que era una especie de enciclopedia del saber de su tiempo”.

Fue la primera de las 7 Maravillas del Mundo Antiguo y la única que ha permanecido en pie, y en la actualidad se encuentra desprovista de su recubrimiento original de bloques de piedra caliza blanca y su cima ha perdido 9 metros de altura, por lo que hasta ahora no se conocía su forma exacta, asegura Pérez Sánchez.

La esfera que coronaba la pirámide, según la hipótesis de Pérez Sánchez, simbolizaba el Ojo de Horus y tenía un diámetro de 2,718 codos reales (2,7 metros), la medida del número e. Añade que esta esfera de coronación estaba, a la vez, proporcionada con el Sol y con Sirio, la estrella más brillante del cielo, asociada a Isis.

Las investigaciones del arquitecto, que contó con el apoyo de un equipo multidisciplinario, han permitido dibujar el monumento por ordenador con una exactitud de 4 decimales, lo que es “100 veces superior a la precisión habitual en arquitectura”. El dibujo tridimensional de la Gran Pirámide ha permitido descubrir sus medidas originales, analizarla y entender el significado histórico del monumento.

Pérez Sánchez explicó que, además de la esfera de coronación, hoy desaparecida, esta reconstrucción ha posibilitado conocer “el ángulo de inclinación, de 51,84º; la plataforma de apoyo de la esfera, de perímetro pi codos reales; y la altura del vértice piramidal, de 277.778 codos reales, igual al cociente de dividir 1.000.000 por 3.600?.

A su juicio, el descubrimiento de la forma y medidas originales de la Gran Pirámide, y su reconstrucción y análisis, ha revelado “una arquitectura hecha de pura filigrana matemática y geométrica, geodésica y astronómica”.

Los egipcios que idearon la Gran Pirámide tenían “conocimientos científicos insospechados, entre los que cabe destacar el uso del Teorema de Pitágoras dos milenios antes del sabio de Samos, una precisión en la definición del número pi con 6 decimales que se adelantó en 3 milenios, así como el conocimiento del número e y de las medidas de la Tierra, el Sol y Sirio que se anticiparon en más de 4 milenios”.

La dependencia geodésica de la Pirámide de Keops ha sido confirmada por relaciones de escala basadas en el sistema sexagesimal: el meridiano terrestre puede obtenerse como 43.200 veces el perímetro del zócalo en contacto con la tierra; el radio polar, como 43.200 veces la altura total del monumento, y el perímetro medio de la Tierra, como 21.600 veces el perímetro total del zócalo”.

Pero, a pesar que la historia oficial se la atribuye al faraón Khufu, varios estudios realizados por científicos y autores de diferentes partes del mundo, apuntan a que el complejo entero de Guiza, incluyendo la Gran Esfinge, fueron construidos mucho antes por una civilización perdida más avanzada, coincidiendo con los cielos nocturnos de épocas que se remontarían hasta el 10.800 a.C. Esto explicaría la falta de momias e inscripciones en las tres pirámides, como así también el anacronismo tecnológico que implican unos monumentos de semejante envergadura cuya perfección aún no puede ser siquiera igualada hoy en día.

Fuente: http://veritas-boss.blogspot.com.es/2013/04/la-piramide-de-keops-estaba-coronada.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


EGIPTO – El Enigmático Poder de las Pirámides – Misterios del Pasado

 

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.589 seguidores