Lo importante es lo que no se ve

Las Tinieblas de la Mente

A SOLAS CON…

Era el atardecer de un día como cualquier otro, terminaba de escribir un artículo que publicaría en el blog. Salí para despejarme, estirar las piernas y relajar el cuerpo de horas sentado frente a la pantalla del ordenador, algo me impulsó a mirar el cielo, creo que fue lo de siempre, la añoranza de mi hogar. Algunas nubes paseaban distendidas por el celeste cielo que se iba oscureciendo a medida que el sol caía, mientras la primera estrella comenzaba a divisarse tenuemente a mi derecha, de pronto algo llamó mi atención, en la perpendicular a mi posición el cielo parecía fluctuar, como si una bruma espiralada se interpusiera entre mi visión y la bóveda celeste sobre mi cabeza, presté más atención, y de pronto, como si de un sueño se tratara el cielo se abrió y dejo ver del otro lado otro cielo cubierto de estrellas y extraños y desconocidos astros. Nunca imaginé lo que pasaría a continuación.

Asombrado por lo que estaba sucediendo no pude apartar la mirada de ese evento, y de pronto una pequeña luz, como una estrella traspasó ese umbral y se dirigió hacia donde me encontraba. A medida que se acercaba la luz crecía y tomaba forma, hasta que se convirtió en un reluciente orbe plateado, una esfera de tres metros de diámetro completamente pulida y resplandeciente. Quedó suspendida a escasos dos metros de donde me encontraba y una voz en perfecto castellano me dijo: “entra”, mientras descendía hasta posarse en el suelo y su estructura se hacía de un negro profundo, tan profundo que me absorbía. Casi hipnotizado por su negrura y sin ningún temor, me dirigí hacia ella traspasando su rígida y oscura estructura, como si penetrara el mismo infinito. Dentro sólo había unos extraños asientos que más parecían habitáculos anatómicamente diseñados para que mi cuerpo todo calzara como si de un guante se tratara. Una voz volvió a hablarme:

_Ahora partiremos a los confines del universo a encontrarnos con el Dragón. Siéntate y no toques mi cuerpo (paredes) mientras dure el viaje.

Ahí comprendí que estaba a bordo de un TMV, y era él quien me hablaba. La esfera era, a mi perspectiva, completamente traslucida, y no aprecié movimiento alguno, era como presenciar una película en 3D donde se desplazaba el escenario en la pantalla. Todo mi entorno se movía mientras el orbe parecía permanecer estático. En un tiempo sin tiempo traspasamos el portal por donde ingresó y en el mismo tiempo sin tiempo nos encontrábamos en un lugar indescriptible, donde el cosmos era de una hermosura nunca antes imaginada y parecía que cada elemento en él, era consciente de sí mismo. Una música que no era música, sino algo muy superior, se escuchaba como una dulce y suave melodía cantada por el mismo universo, de pronto y no sé cómo, en frente mío apareció un Ser de belleza indescriptible que me miraba como nadie me había mirado jamás. Es imposible poder detallar su grandeza, porque al menor intento de hacerlo, su imagen se esfuma como un sueño de mi mente.

Asombrado y extasiado por lo que estaba viviendo no encontré palabras, sólo sentimientos de profundo AMOR y respeto por ese SER que tenia frente a mi. Sin más me habló con una voz igual de indescriptible que su misma presencia, y dijo:

_Soy tú y tú eres yo, somos el Dragón, la Humanidad de tu futuro y de mí presente. Te hemos traído para mostrarte y decirte que han triunfado, hemos triunfado, y esto es lo que les espera cuando finalmente lleguen como nosotros llegamos en su momento, regresando de nuestro presente a tu presente a ejecutar lo ya ejecutado, para que ustedes lleguen a nosotros y la Humanidad toda trascienda las fronteras de su propia mente.

Tontamente intenté hablarle, pero sólo logré balbucear casi sin voz: _ ¿Cuándo ocurrirá eso?, y su rostro se iluminó con una suave sonrisa mientras me decía: _Pronto, muy pronto, cuando ustedes accionen y liberen su Ser del encierro de su mente. En ese momento el gran evento se manifestará y todo transcurrirá en unos pocos años.

Pregunté qué generación vería esta grandeza, y con la misma calmada sonrisa en su rostro me contestó: _La generación que accione. La generación que se atreva finalmente a ser Humana. Ahora debes regresar, es la hora cero, la hora de terminar lo iniciado para que podamos volver a nuestro presente.

Sin tener noción del tiempo ni como sucedió, me encontré mirando el cielo en el mismo lugar donde se inició todo. Las mismas nubes paseaban distendidas, y la misma estrella comenzaba a brillar mientras el sol se ocultaba tras el horizonte. ¿Fue real o sólo una alucinación de mi inquieta mente?, no tengo respuesta, pero en mi universo así sucedió, y estuve a solas con… el Dragón. 

Bonus track

 

Segunda Llamada

Los acontecimientos más recientes relatados en los informes MS de inicio de año, nos indican que la batalla está por terminar. El barco, finalmente, llegará al puerto. Pero antes de la calma vendrá la tormenta final, la más violenta.

Nos encontramos en ese punto en el que el enemigo, consciente de su inminente derrota, también ha decidido subir la apuesta. Saben lo que van a perder, y por ello están luchando con todo lo que tienen, pues tan preciado tesoro no es algo que se abandone así nada más. Ellos conocen el valor de lo que está en juego, y no van a dar tregua alguna.

Pero, ¿Qué hay de nosotros? ¿Conocemos el valor de lo que estamos ganando? ¿Somos realmente conscientes de lo que está en juego?

Porque no estamos hablando del premio mayor de un sorteo, ni de un auto nuevo o un televisor gigante. ¡Estamos hablando de nuestra LIBERTAD! Esa libertad que nos fue arrebatada cuando el primer Lhulu fue creado hace tanto tiempo. Esa libertad que como humanidad no conocemos, pues nos ha sido negada, pero no por los amos, sino por nosotros mismos, por nuestra apatía, nuestra comodidad, nuestra falta de VOLUNTAD y nuestro exceso de PRETEXTOS y JUSTIFICACIONES.

Como raza, somos comodinos, ventajosos, unos verdaderos limosneros con garrote. El Lhumanu no quiere ser libre, quiere que lo hagan libre. No busca la libertad, quiere que ella venga y lo encuentre. Quiere ganar la guerra, pero que la ganen otros. Incluso nosotros en DDLA hablamos de Resistencia Consciente Activa (RCA), pero no de Acción Consciente Activa (ACA).

Esta es una guerra que se lucha en dos frentes: En el Interior y en el Exterior. El primero es donde luchamos contra nuestras luces y sombras, contra nuestros demiurgos, contra nuestro ego. El segundo es donde luchamos con y por el prójimo, hombro a hombro con nuestros Hermanos, nuestra Familia. 5 años de herramientas e información provista por Morféo nos han preparado para luchar en el frente Interior y obtener una victoria casi segura. Pero ahora, ha llegado el momento de ir al frente Exterior y ver de qué estamos hechos, si de plomo o de oro. La alquimia se ha llevado a cabo, el espíritu se ha cristalizado y nuestro Ser ha comenzado a manifestarse, iluminándonos con su Luz.

Esa Luz que sólo brilla en el corazón de un Humano y Virya, porque éste ha aprendido que la mejor forma de transmitir y compartir su conocimiento y sabiduría no es con sus palabras, sino con sus actos, con su energía, predicando siempre con el ejemplo. Él no habla de AMOR, él ama. Él no pide, él da. Él no entiende la CEHP, él la siente.

En DDLA ya existen mucho Humanos y Viryas, sólo que aún no se dan cuenta de que lo son. Crean en ustedes, en la sabiduría de su Ser y conviértanse en los Morféos que guíen a sus familias, a sus seres queridos, a su prójimo. Muéstrenles que es posible ser Humanos con Humanidad, que las utopías dejan de serlo una vez que decidimos hacernos responsables de nuestras vidas. Enséñenles a amar amándolos, a ser justos siendo justos con ellos, a ser considerados poniéndose en sus zapatos.

Hagamos que esa Luz pura y cristalina que ahora brilla en nuestro interior sirva para alumbrar a nuestros Hermanos que se encuentran perdidos y confundidos entre tanta oscuridad. Seamos sus guías, sus protectores, sus humildes maestros, pues ese es el papel que nos toca jugar por simple jerarquía. Pero no lo hagamos por un sentimiento de superioridad, sino por el AMOR y la Consideración que sentimos hacia ellos. Ellos son nosotros y nosotros somos ellos. Su esclavitud es nuestra esclavitud y su inconsciencia es nuestra inconsciencia, pero nuestra libertad es su libertad, y nuestra consciencia es su consciencia.

Hoy, somos verdaderamente capaces de compartir nuestro conocimiento con cualquiera, pues hemos comprendido que todos somos Seres, Hermanos, Familia. Hoy, el ego ya no tiene más poder sobre nosotros, por lo que el temor a la burla, al rechazo y al desprestigio han desaparecido junto con él, dando paso al AMOR, a la CEHP y al EGO.

Esta es la Segunda Llamada para Accionar, para dejar de ser espectadores y convertirnos en partícipes y protagonistas. Ha llegado el momento de hacernos responsables de nuestros pensamientos, palabras y actos. Es hora de salir y ganarnos la tan ansiada LIBERTAD. Es hora de apoyar a nuestros Hermanos que día tras día hacen lo propio desde su trinchera y dentro de sus posibilidades. Es, simplemente, hora de SER.

“Seamos por una vez en nuestras vidas protagonistas de la creación, de la historia, sigamos nuestras convicciones como lo hicieron una vez nuestros padres y abuelos, nuestros ancestros, nuestros aborígenes, sabios y valientes ante ellos y los demás, recorramos la cinta de Moebius no sólo como espectadores, sino como actores, cumplamos nuestro propósito particular, para cumplir luego nuestro propósito general, seamos lobos y no corderos, no nos quedemos en los pensamientos y las palabras, pasemos a los hechos, comencemos a iluminar esta oscuridad, a iluminar a nuestro prójimo, a ser faros para otros, a abrir camino para que otros nos sigan, a defender al débil, a guiar al perdido, a hidratar al sediento, a alimentar al hambriento, a curar al enfermo de cuerpo y alma. Comencemos a demostrarle a quien corresponda, y a nosotros mismos, que podemos, que tenemos un propósito, que servimos en el gran algoritmo de la creación. Vuestro Ser se manifestará en cuanto sienta el llamado, y él será el que los guíe, el que los impulse, el que les quite el miedo, el que los ilumine, el que les regocije el espíritu por cada paso dado hacia su propósito, el que lo despierte de su letargo, el que le de la vida.” LA LLAMADA

Que sus corazones, Hermanos míos, tengan la sabiduría para escuchar a sus voces del silencio, y con ellas, La Llamada del Do.

Javier

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/03/a-solas-con.html


La Ascensión del Mediocre.

No hay que ser muy observador para darse cuenta como los mediocres conquistan el éxito y logran los puestos más codiciados que este injusto sistema ofrece. Solo hay que salir a la calle, encender la TV o sintonizar cualquier emisora de radio, para darnos cuenta que los que copan esos puestos son simples mediocres, gente que está lejos de lograr un mínimo de brillo en su trabajo, y solo se limitan a ser loros de repetición bien amaestrados. El sistema educativo es el primer mecanismo en donde se calificara con mejor nota al más mediocre. Matrícula de honor a aquel que mejor memorizo la doctrina ignorante que le pusieron bajo la napia, posteriormente en la universidad se doctorara “cum laude” al mediocre más laureado de todos, ese que las empresas se rifaran, por ser un adoctrinado perfecto, una cacatúa que repita hasta la náusea, los preceptos que el sistema académico le obligo explícitamente a asumir como la verdad absoluta.

Al sistema no le sirve para nada alguien creativo, alguien con pensamiento propio y visión vanguardista, estos polluelos son expurgados en cuanto son reconocidos por el sistema. Una pastillita y ese pollito vuelve mansamente a servir para engrasar la máquina. Algunos pasan desapercibidos, se adaptan y pasan por todas las etapas académicas, superándolas y depositando su fe en que podrán cambiar el mundo, hasta que se topan con la burocracia impuesta para acomodo del mediocre.

Un mediocre que administra, cataloga, etiqueta, clasifica, legisla y gestiona, todo un amplio catálogo de anexos, cláusulas y normas, de lo más inútil, para complicar la vida al ser humano pensante e inteligente. Si aún pensáis que estoy en un error, solo debéis intentar presentaros a una oposición a la administración pública, donde solo accederá finalmente (tras el enchufado) el más mediocre de todos, aquel que su único mérito fue, memorizar tres o cuatro tomos de leyes y burrocracia de todo tipo, una prueba diseñada para que el ser inteligente, creativo y capaz, jamás tenga acceso a un puesto en la función pública, debido a que para ejercer esos puestos es necesario que un mediocre con la capacidad de memorizar y ejercer la doctrina cuadriculada del sistema, sin que albergue pretensión alguna de una atención digna al ciudadano, y por supuesto jamás se cuestione el procedimiento. Como en todo hay excepciones, pero se pueden contar con los dedos.

Gestores, abogados, ejecutivos, banqueros, burócratas, políticos… mediocres todos ellos, ya sea con leyes, códigos, doctrinas empresariales o normas internas, solo se persigue el alzamiento del mediocre, sin un mínimo de deontología. Aquel que solo es capaz de memorizar, aquel que tiene su capacidad creativa apagada, aquel que usa su mente como un simple banco de datos, que no aporta y no influye, es el que cumple con el canon del prototipo de mediocre que aspira a tener el sistema a su servicio. Una maquina insensible, que se le distingue por sus ínfulas por encima de una media, y un salario cada vez más bajo, gracias a los mediocres que trabajan sin criterio y sin amor propio. Ellos se saben inútiles, por eso pujan a la baja. Cuando se trata de orgullo, son conformistas y en sus venas corre una sangre disipada, sin fuerza ni color.

En los medios solo tienen éxito los mediocres, orgullosos ignorantes que fomentan la incultura,  la banalidad, y la inmoralidad. Fenómenos que primero hacen reír por lo bizarro, pero que a base de repetición acaba convirtiéndose en modelo a seguir. Por desgracia el esperpento se apodero de la razón, y hoy nadie quiere ser el listo de la clase, sino el tonto del pueblo. Es la sociedad que crea estos modelos y nosotros los consumimos, y como los consumimos los fomentan, o quizás, esta ingeniería social crea tontos que ascienden rápido y ganan dinero, para fomentar la ignorancia como medio para escalar a lo más alto.

Está demostrado que la titulación universitaria programada para la profesionalización y titulación del mediocre, ya no es el modo estándar de trepar en el escalafón. Hoy día llaman tonto al licenciado porque acaba trabajando en una cadena de comida rápida, después de entregar su voluntad y su mente durante cinco largos años de “estudio”. Cuando cualquier tonto gana en seis meses lo que tú en toda tu vida laboral, sin haber abierto un libro.

Este es un síntoma preocupante, nadie lee, y lo poco que leen, no lo entienden o lo malinterpretan. Nadie se toma la molestia profundizar en un texto y analizarlo mínimamente, para al menos sacar una mínima conclusión. La inmediatez imperante, y el leer solo el titular para estar completamente informado, es otro síntoma del mediocre. El mediocre sabe de todo, de todo entiende, todo lo conoce y de todo opina, pero jamás leyó nada.

Como siempre el negocio está en fomentar creencias, programar creyentes y esparcir ignorantes. Una progenie desvalida, vacía y zombi, que deambula ridiculizando a discreción a todo aquel que sabe, lee o se preocupa en informarse. Heces de dorado lustre las cuales al ser creídas proporcionan al mediocre, la posibilidad de erigirse a sí mismo como elegido, modelo a seguir o “#trendingtopic” de lo garrulo y lo esperpéntico, que encarnan en sí mismos, sintiéndose orgullosos de ser uno más.

Es esencial identificar a aquellos que trabajan para el sistema, programando mentes, defendiendo y justificando el Mal. Aquellos que nos señalan a nosotros como responsables de este sin-Dios, que nos dibujan una sombría culpa, e inventan recursos mediocres para disfrazarla.

Es difícil controlar la náusea, es complicado no rechazar, es imposible no alejarse, pero no podemos ser como ellos, no podemos etiquetar, señalar y ridiculizar. No creo que comportándonos como nos programó el sistema, ayude a los que aún no supieron siquiera identificar lo que nace del sistema. No podemos seguir definiéndonos como “despiertos” si nos subimos a un pedestal y señalamos al resto como “borregos” ¿Quién te dijo que estabas despierto y te otorgo este título? ¿Quién te dio autoridad para juzgar y sentenciar? ¿Qué te hace mejor o superior al resto?

Las personas que tropiezan y caen en distintos programas y son víctimas de ingenierías sociales, o burdos ejercicios de control mental a través de PNL para enriquecer al iluminado de moda, no son culpables, sus comportamientos llenos de fanatismo no son voluntarios, solo son un instrumento en manos de unos desaprensivos sin conciencia y bolsillos llenos.

Comportamientos mediocres son los que hacen a la gente mediocre, sin valores, sin humanidad y sin alma. Seguirás programado mientras no saques de tu Ser todas esas formas de etiquetar, juzgar y dirigirte tus propios hermanos como si de un enemigo se tratase. Esto no es una competición, no te van a dar un premio por entrar en el redil de los “despiertos”. Si no eres capaz de ver más allá de lo que te dicta tu programación y tus únicos recursos en PRO del Ser humano, sea solo etiquetar, es lógico que aún no palpemos cambio alguno.

No soy más que tú, no se mas que tú, ni lo pretendo. Debemos dejar de enfrentarnos entre nosotros y empezar a unir conciencia, pero no lo lograremos si le seguimos el juego a los mismos, creyendo a los mismos y alabando a los mismos. Creyéndonos los listos, los mejores, poseedores de la verdad absoluta, con razón o sin  ella, mientras señalemos con el dedo al otro, seguiremos nuestra propia ascensión a ser un mediocre más.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/03/la-ascension-del-mediocre.html


SECCIONANDO ENERGÍAS

Se llama seccionar a hacer un corte en un cuerpo geométrico para obtener un plano (secciono una manzana). En matemática existe un método o algoritmo para buscar raíces llamado “bisección” que trabaja dividiendo el intervalo a la mitad y seleccionando el subintervalo que tiene la raíz (secciono una función). Aunque son palabras diferentes tienen algo en común, que tanto una como otra se utilizan para observar y encontrar algo que no se encuentra a simple vista, en uno, un cuerpo geométrico (la manzana) y en otro, una función matemática (el algoritmo de la manzana), cuanto más fino es el corte, mayor es la precisión de lo encontrado. Hoy haremos algo similar pero con la energía, intentaremos descubrir que esconde en su composición y naturaleza. Recomiendo la lectura de los artículos sobre energías antes de continuar.

Primeramente decir que toda energía sea la que sea, es resultado de la misma y única energía primordial, que es el “Verbo”. Repasemos primero porque el verbo es la energía primogénita por excelencia.

“…En “los creadores” dije: “La primera voluntad del “Do” fue la luz, porque sin ella no habría creación, no se podría propagar la octava. Esta octava descendente (Do-si-la-sol-fa-mi-re-do) fue el primer sonido emitido por el “Do” en la materia, el verbo, la voz de Dios, a partir de ahí todo aconteció por plan divino, como una figura de piezas de dominó, por la cual al caer la primera, todas las demás caen en forma sucesiva hasta terminar la figura.

Antes que la luz, y la voluntad del Do, estaba el verbo, el sonido, la palabra, pero no como léxico, idioma o vibración, sino como energía primordial. La característica de la energía primordial, es que es como una célula madre, puede convertirse en cualquier otra energía necesaria para el “cuerpo del Do”. El verbo está compuesto por tres partes o elementos fundamentales, que son conocidas en la religión católica como la trinidad, padre, hijo y espíritu santo. El triángulo es su símbolo y representa, en este caso desde la visión del hombre, el padre DO, el hijo UdC y el espíritu santo SER. Estos tres vértices del triángulo que representan la trinidad son intercambiables según el espacio matricial, realidad o universo en que se encuentre, o sea que los “cargos jerárquicos” del padre, hijo y espíritu santo no son fijos, justamente por ser un modelo jerárquico. Por ejemplo, desde el universo o visión del SER, el padre es el DO, el hijo el SER y el espíritu santo la UdC, y desde la visión del espíritu cristalizado (unificación de yoes), el padre es el SER, el hijo la UdC y el espíritu santo el DO. Lo importante es lo que cada uno representa y las energías que moviliza en la realidad donde se encuentra. Aquí llegamos al concepto del AMOR como energía y de amar como producto de dicha energía. Si el verbo es la energía primordial, y ésta está compuesta por tres partes que son DO, SER y Unidad de Carbono, entonces, por ejemplo, cada vez que yo pienso, hablo (escribo) o actúo desde el SER, movilizo las energías correspondientes a una parte de la trinidad, que en este caso en especial, el del SER, son el fuego del dragón, la frialdad y templanza del acero, y la dureza del diamante. Como todo proceso de manejo de energías conlleva a una alquimia, indefectiblemente se movilizan también, en menor o mayor medida, las energías del DO y de la unidad de carbono, entonces el secreto está en saber desde que visión movilizar las energías para llegar a un fin determinado, desde el DO, el SER o la Unidad de Carbono.  Si el AMOR lo genero desde el SER, el producto (amar) será la consideración externa hacia el prójimo CEHP. Si el AMOR es generado desde la unidad de carbono, su producto serán las pasiones, y si es generado desde el DO su producto será el libre albedrío en el sentido más amplio, que es el que permite la elección de lo mejor de lo mejor, y lo peor de lo peor. Desde la visión del Lhumanu, que el DO permita el sufrimiento y la maldad a su máxima expresión, no es un acto de amor, pero desde la visión del DO eso es completamente diferente, y aquí entra en escena la esfera de consciencia y su ubicación espacial, pero eso será en otro capítulo de esta cuarta fase…” MANEJANDO ENERGÍAS

Visto esto comencemos con la bisección de la energía primordial tomando al Verbo como la manzana y al AMOR (Amplitud Modulada de Onda de Resonancia) como la función o el algoritmo de la manzana, y dividámoslo en tres partes: (AM), (MO) y (OR), tenemos entonces una Amplitud Modulada, una Modulación de Onda y unaOnda Resonante. En esta triada  de términos tenemos dos factores que se repiten, el primero es la “M” (Modulación) que está presente en el primer y segundo término, y el segundo la “O” (Onda), que está presente en el segundo y tercer término, por consiguiente podríamos tomar a estos dos factores o elementos, la Modulación y la Onda, como las raíces de la función AMOR donde el sistema se encuentra en equilibrio. Variando la modulación de la onda, el AMOR se transforma en toda energía existente y conocida desde la A hasta la Z.

Apatía, compasión, consideración, envidia, fascinación, gratitud, miedo, odio, pasión, tristeza, etc, son productos de la misma energía primordial modificada en modulación y onda. Ahora pongamos un ejemplo para comprender el proceso, tomemos la energía del deseo, esta fue la primera manipulación conocida del AMOR, pues por ella se revirtió la esfera de consciencia, ahora variemos la modulación de su onda mediante la energía de la ambición, esta modifica la ecuación del deseo convirtiendo a este en competencia, y al perder ante otro que consigue lo ambicionado por uno, la ambición se transmuta en envidia. Ahora la pregunta lógica a este ejemplo es ¿Qué es lo que modifica la modulación de onda en este proceso energético? La respuesta es mucho más simple de lo que parece, lo que modifica la modulación de onda en este o cualquier otro proceso energético, es el centro de gravedad. Según su centro de gravedad se desplace modulará la onda del AMOR convirtiéndolo en la energía necesaria para que la ecuación se balancee.

Un centro de gravedad fuera de lugar produce la transformación del AMOR en todas las energías existentes en esta creación en general y en su universo en particular. Por eso es tan importante la coherencia entre pensamiento, palabra y obra, para mantener una tendencia hacia la impecabilidad y mantener el centro de gravedad balanceado en su lugar, pues de esta manera el AMOR será verbo, y el verbo será creación dejando las exo y el endo energías de sus subproductos fuera de nuestra particular ecuación de superlatividad. Si quiere mantener a raya sus emociones, mantenga su centro de gravedad en su lugar, así será impecable en sus obras y sereno en sus energías, y tenga por seguro, que su SER se lo agradecerá.

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/03/seccionando-energias.html


Los Arcontes

 

Los arcontes, son entidades no orgánicas interdimensionales que aparecen mencionadas por primera vez en los llamados textos de Nag Hammadi escritos en el siglo IV y posiblemente, referenciados en documentos mas antiguos situados en el siglo I.

Esas entidades de las que hablan los textos, son dueñas del ser humano y mas antiguas que el propio sistema solar, en el siguiente vídeo hablamos de ellas, entregando muchos de los datos existentes sobre estos DEPREDADORES de HUMANOS.
Esperamos que os guste.

 

Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=VwjYwALe960


EL DESAFÍO DE LOGRAR ESTADOS ELEVADOS DE CONCIENCIA SIN DROGAS PSICODÉLICAS: ¿CREES PODER HACERLO?

PSICONÁUTICA

POR: ALEJANDRO MARTINEZ GALLARDO – 10/04/2016

UNA INVITACIÓN AL VIAJE SIN LA NECESIDAD DE RECURRIR A AGENTES EXTERNOS PARA PROBAR EL NÉCTAR DE LAS MÁS ALTAS FRECUENCIAS DE LA CONCIENCIA

Hace un par de años el doctor Thomas Roberts planteaba que alterar la propia conciencia es un derecho humano inalienable, incluyendo así el uso de psicodélicos como un proyecto de legislación humanista. De la misma forma que utilizamos aplicaciones, tecnología, medios y todo tipo de aparatos y alteramos los ambientes en los que nos movemos y que podemos hacerlo libremente, es parte esencial de nuestra libertad subir en nuestra "biocomputadora" aplicaciones mentales, programas, ideas, códigos, sustancias, etc. Después de todo, esto pasa de cualquier forma, por ejemplo, un programa de TV, naturalmente, en mayor o menor medida, programa nuestra mente. La comida, el aire que respiramos, los libros que leemos, de alguna manera también alteran nuestra mente. Así que, ¿por qué no tomar cartas en el asunto y actuar proactiva y discriminatoriamente, controlando y decidiendo lo que consumimos en todos los aspectos, sutiles y burdos?

Si bien estoy de acuerdo a grandes rasgos con la propuesta de Roberts, especialmente en cuanto a su argumento de tomar conciencia de que las drogas psicoactivas son "psicotecnologías" pero que también la información en sí misma es una droga, me parece que mucho hemos glorificado los estados alterados de las drogas (me incluyo en esta tendencia) y que si bien tienen un importante potencial de autoconfigurar la mente y liberarnos de ciertas estructuras programativas de la cultura colectiva –el sistema operativo consensual– tienen mayores riesgos y existen herramientas más seguras, quizás menos deslumbrantes y que requieren más de nuestro esfuerzo, pero que por eso mismo también brindan mayores recompensas. 

Como apunta Terence McKenna en su libro Food of the Gods, el hombre tiene una especie de instinto de exploración natural ligado a su deseo de conocer, de conocerse a sí mismo y de conocer el mundo –de la misma manera que parecería aberrante prohibir la exploración de nuevos continentes y nuevos planetas, prohibir la exploración de nuevas dimensiones y reinos mentales va en contra de nuestra naturaleza. El barco, la nave, el cohete a la luna de la psique, a veces es un hongo. Nuestra relación con las plantas psicoactivas es entrañable y duradera y no tiene por qué concluir, puesto que como toda relación biológica entre la inteligencia humana y los diferentes seres vivos tiene una cualidad de simbiosis que se desdobla como unidad evolutiva (la conciencia de ser una sola conciencia que encarna y se mueve hacia adelante: un destino futuro que se parece al origen, a la fuente). Dicho eso, y sin negar la puerta verde de la inteligencia vegetal, la cual según William Blake estaba conectada a la inteligencia divina, a manera de cultivar también el propio jardín de la mente de forma autosustentable y poner a prueba nuestra naturaleza psiconáutica, quiero abrir aquí un abanico, a manera de invitación (la seducción de una Alicia de la Mente, hacia el Otro Lado) en el que se muestren las diferentes técnicas que pueden llevar sin asistencia externa, sin el consumo de agentes que socialmente hemos llamado drogas –aun cuando sean mejor entendidos como aliados, plantas de poder, enteógenos, etc.– y que contienen un estigma y una serie de predicamentos asociados.

Después de haber experimentado con sustancias psicodélicas y probar las mieles que hicieron que los sabios de los Vedas consideraran a una planta –el soma– como una divinidad y aquello mismo que diviniza (porque conduce  a través de una ebriedad a conocer los estados de conciencia, los cuales son equivalentes al estado de divinidad) es casi seguro que uno buscará repetir o regresar ardientemente a ese estado que aquí hemos llamado de elevación de la conciencia. Muchas veces con las drogas estos estados son evanescentes y no podemos recordar bien lo que vivimos o vimos, aunque tengamos la sensación de que por momentos nuestra percepción fue más clara y honda y nuestra sensación fue una de conexión, integración y armonía con las leyes y patrones de la naturaleza. Sin embargo, cuando llegamos a estos estados utilizando otras técnicas nos es más fácil constatar los cambios, las mejoras, los resultados: tenemos más tranquilidad para autoobservarnos y ponernos a prueba en situaciones ordinarias, las cuales debemos resolver con mayor soltura. Es más fácil regresar a esa tierra mágica cuando hemos llegado sin magia. Esto también nos otorga un benchmark, una tierra firma para seguir creciendo y cultivando con mayor constancia y seguridad; a fin de cuentas no se trata de una carrera o de la búsqueda de una única visión redentora, de un relámpago, de un genial hack que nos otorgue la iluminación –esto, aprendemos poco a poco, es cuestión de toda la vida, un viaje enorme (toda la vida un único viaje, un contínuum mente-tiempo-espacio). De otra forma uno puede convertirse en un experto psiconauta de DMT o ayahuasca y seguir atravesando umbrales en dimensiones sutiles, e ir accediendo a planos más altos, pero, siendo sinceros, ¿cuánta continuidad, cuánta confiabilidad tenemos de que estamos trabajando siempre sobre la misma base, y plantando semillas que darán frutos que podemos utilizar, o que el viaje nos otorgará las mismas condiciones de trabajo siempre? Y, ¿cómo comprobar, en esa maravillosa cascada visionaria, que estamos ante lo que Terence McKenna llamaba "alucinaciones verdaderas"?

Me gusta la siguiente imagen para comparar las técnicas internas de observación y expansión de la conciencia a diferencia de las tecnologías del éxtasis que requieren el consumo de un agente que realiza una operación en nosotros. Los dos nos llevan a la cima de una hermosa montaña, un majestuoso pico diamantino en un cielo puro y resplandeciente desde el cual podemos ver el mundo con una visión privilegiada, lo que se llamaba el ojo arquímideo, por un momento, más allá de las nubes de la mente, en ese salto de la conciencia hay una suerte de omnividencia y omnisciencia, las propiedades sublimes de la mente purificada. Esta visión puede pasar su luz sobre nuestra vida, sobre nuestros recuerdos, nuestros traumas y complejos, posar una clara y comprensiva mirada que cura, al tener esta perspectiva de inmensidad ante la cual nuestros problemas se reducen a su dimensión real (generalmente insignificante ante la enormidad cósmica que nos recibe), son opacados por la belleza del gran proceso universal en marcha perpetua: somos gota en el mar (y no hay mucho de que preocuparnos: nos abraza la mar, la madre infinita). La diferencia estriba en que los psicodélicos generalmente –más allá de que tengamos que pasar una tribulación condensada, toda una muerte simbólica, un descenso al inframundo de nuestra mente subconsciente– nos llevan a esta cima con una especie de elevador o helicóptero o un artefacto veloz y que por momentos parece mágico, el cual nos deposita en esta cumbre. Arriba quizás sea lo mismo, la misma posibilidad de conocer esta realidad que brilla con mayor intensidad, como si fuera más real. Pero con una técnica como la meditación, por ejemplo, uno tiene que aprende a escalar y a subir cada parte de esta montaña, con sus diferentes obstáculos; a perseverar, a seguramente no subir de golpe, a caerse, a detenerse cuando es mejor, a ir poco a poco, a cultivar la virtud y obtener el mérito sin el cual la cumbre no permite ser conquistada, etc. El resultado al final es que uno aprende a subir por sus propios medios y descubre que la montaña está dentro, siempre ahí, un pico flamante. Subir la montaña entonces se convierte en un ensayo de liberación.

El lector puede consultar la segunda parte en la que se enlistan diez técnicas o temas que creo pueden detonar un estado de conciencia similar a aquellos producidos por los psicodélicos –es decir, que manifiestan el alma o la mente y de alguna manera liberan un torrente de percepciones que, si somos lo suficientemente atentos, podrán ampliar nuestro autoconocimiento y proveernos de herramientas para transformar nuestra conciencia e incluso reflejar esta transformación en nuestros actos, en la vida cotidiana, bajar del viaje con las joyas de la cima de la montaña. Podemos tomar esta serie de artículos como un desafío para psiconautas que se precian de llamarse así, que tienen el sincero amor del surf interno, esa marca del sabio, el santo, el vidente y el mago del caos, el deseo puro (tal vez el único puro de los deseos) de conocerse a sí mismo, como fue escrito en Delfos y que repetimos aquí al ver nacer una ola de pensamiento en la mente que nos llama a deslizarnos.

LEE 10 FORMAS DE ELEVAR LA CONCIENCIA SIN TENER QUE UTILIZAR DROGAS PSICODÉLICAS

Twitter del autor: @alepholo

Fuente: http://pijamasurf.com/2016/04/el-desafio-de-lograr-estados-elevados-de-conciencia-sin-drogas-psicodelicas-crees-poder-hacerlo/#.Vw57_Nyotso.wordpress


DESMONTANDO LA MENTIRA

No soy partidario de hablar de aquello que no comparto a no ser que aquello esté poniendo en riesgo parte del propósito, y creo que cierta información fuertemente arraigada en arquetipos erróneos, está confundiendo al buscador y está siendo utilizada como un arma y herramienta para apartar del camino a aquellos que encontraron finalmente su senda. Hoy desmontaré la gran mentira hiperbórea de Luis Felipe Moyano y Miguel Serrano.

Primero quiero aclarar que no es personal, que no tengo nada contra ellos o su particular visión gnóstica hiperbórea, pero si tengo mucho contra los idiotas seguidores de su falsa y armada sabiduría, que al día de hoy pululan como moscas por aquí y por allá desvirtuando completamente el arquetipo Hiperbóreo ancestral. Moyano y Serrano no fueron hiperbóreos, tampoco gnósticos, sino que fueron o intentaron ser líderes de movimientos políticos de sus respectivos países, que utilizaron el gnosticismo y la sabiduría hiperbórea para conseguir sus objetivos, que no eran liberar al espíritu de la materia, sino crear un arquetipo nacionalsocialista esotérico suficientemente arraigado como para tener un ejército de milicianos dispuestos a defender una creencia creada por Moyano y Serrano para tal fin. No relataré los sucesos ni la historia que conozco de primera mano y que en más de una ocasión ya relaté, tampoco refutaré sus ideas y discursos, sólo explicaré en detalle qué es, verdaderamente, la sabiduría hiperbórea y que es el gnosticismo católico, para que sepan discernir entre verdad y fantasía.

Comencemos con el gnosticismo, pues es la base que utilizaron tanto Moyano como Serrano para fabricar sus discursos. Si bien pueden encontrar su historia en la red, también pueden encontrar su historama (falsa historia) así que haré un breve resumen para evitar erróneas interpretaciones y conjeturas emocionales subjetivas. El gnosticismo viene de la palabra griega gnosis que significa “conocer”. Los gnósticos dicen poseer un conocimiento más elevado que el conocido, adquirido en algún plano místico superior de la existencia. Los gnósticos adoptan un dualismo en cuanto al espíritu y la materia, el bien y el mal, el creador versus el demiurgo. Los gnósticos aseguran que la materia es abominablemente mala y el espíritu es sublimemente bueno, por consiguiente son promotores de la dualidad de los opuestos de un universo imperfecto y dual. Si bien el gnosticismo es mucho más antiguo que el cristianismo, este conjunto de corrientes sincréticas filosófico-religiosas llegaron a mimetizarse con el cristianismo en los tres primeros siglos de nuestra era. El gnosticismo está ligado a la Nueva Era, pues está basado en un abordaje místico, intuitivo, subjetivo, interno y emocional, que intenta llegar a la verdad mediante un conocimiento oculto y una mística secreta de la salvación. Muy resumidamente y fuera de toda historia del mismo, esta es una visión general de lo que es el gnosticismo y el agnosticismo católico en la filosofía y las creencias.

Pasemos ahora a ver que es la sabiduría hiperbórea. Erróneamente a lo creído, ésta no tiene que ver sólo con la mitología nórdica, con sus dioses y vírgenes como la falsa virgen de la vega (catolicismo) o el sangriento dios Odín o Wotan (mitología nórdica), sino con la sabiduría más ancestral de la tierra, aquella sabiduría primigenia más cerca del origen que de la civilización. Cuando Adolf Hitler y el nacionalsocialismo alemán (Nazismo) buscaron la sabiduría hiperbórea rescatando sus creencias, rituales y costumbres más ancestrales, la buscaron en sus orígenes, la buscaron en los aborígenes del norte de Europa que fueron sus raíces como civilización. Es lógico entonces que la sabiduría hiperbórea sea la de esas creencias para Alemania, pero no es lógico que sea la misma para por ejemplo, América o Asia, pues sus raíces son otras, y sus creencias y costumbres también. Ser hiperbóreo es respetar las raíces, es conocer las costumbres, creencias y filosofía de sus aborígenes, es ser verdadero, libre y justo, es ser respetuoso de la tierra, los animales, la naturaleza y el prójimo, en definitiva es vivir en armonía con la vida y la creación. Un vikingo era hiperbóreo, un tibetano es hiperbóreo, un aborigen americano es hiperbóreo, uno sudamericano es hiperbóreo, uno australiano es hiperbóreo, o sea que todo lo hiperbóreo es aquello que nos acerca a lo natural, a lo instintivo e intuitivo, a lo más humano del Humano. Entonces la pregunta lógica es ¿Por qué lo hiperbóreo está asociado a lo que está asociado? Pues la respuesta es simple, por el arquetipo creado por Moyano y Serrano, antes de ellos, la sabiduría hiperbórea era lo que debía ser, la sabiduría de nuestros ancestros, aquellos que la transmitieron de generación en generación desde las civilizaciones anteriores a las glaciaciones hasta nuestros días, de ahí su nombre hiperbóreo, “más allá de lo boreal”, “más allá del norte”, “más allá de las glaciaciones”.

El gnosticismo y la sabiduría hiperbórea no van de la mano, pues son antagónicas, una fragmenta con la dualidad y la otra unifica con la trialidad, pues un verdadero hiperbóreo ama la materia y ama el espíritu, pues comprende y sabe que los dos forman parte de un mismo elemento y son un conjunto inseparable motivo de la creación de la vida consciente del universo, el SER. Un verdadero hiperbóreo es materia, espíritu y Ser, la trialidad en equilibrio. Todo lo demás creado por Moyano y Serrano, es una mezcla peligrosa, falsa y errónea, pues nunca se puede mezclar el gnosticismo con lo hiperbóreo, porque es intentar mezclar agua y aceite, mientras están agitados se entremezclan, pero en cuanto se serenan se separan, por tal motivo estos neohiperboreos, neonazis o veganistas deben estar en continuo estado de excitación (lucha inconsciente), pues sería completamente imposible mantener la homogeneidad del sistema gnóstico/hiperbóreo, si éste frenara la mente y la consciencia primara en el corazón. 

Desmontado el arquetipo de Moyano y Serrano, espero que dejen de usarse con la intención y propósito que son usados, la intencion y propósito de atacar y destruir la verdadera Sabiduría Hiperbórea Ancestral de nuestros orígenes como Humanidad. Pueden creer lo que quieran, pues cada uno vive en el universo que quiere vivir y existe en el que puede soportar, pero háganlo desde la consciencia y dejen de engañarse con ilusiones y fantasías de la enferma mente del ego, queriendo ser lo que no son y creyendo en lo que no es, para que su patética e inconsciente existencia tenga sentido.

BONUS TRACK
Separando Sujeto y Objeto, esto es ser Hiperbóreo, esto es ser Humano, esto es ser SER, lo demás es ilusión y fantasía del ego, la consciencia artificial y la personalidad virtual.

Muy pocos saben que Luis Felipe Moyano profesaba la religión judía. Comparto un material de archivo de DDLA donde podrán apreciar sus libros religiosos y judíos en hebreo, idioma que dominaba por sus creencias. El video es mas largo pero está editado para el caso. Como podrán ver, nada es lo que parece.

https://drive.google.com/file/d/0B6RgTTqJps7NVTlQYnBHZld2WTA/preview?pref=2&pli=1

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2016/03/desmontando-la-mentira.html


Concepto deuda en la reencarnación.

Si estas familiarizado con el concepto deuda y lo que esto ha implicado en nuestro proceso de esclavización, entenderás rápidamente como ese mismo concepto ha sido usado por las religiones usando suplicas en sus rezos (perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores) y como no, también ha sido empleado por la metafísica, las teosofías, y los movimientos nueva era, en donde retorcían la ley natural de causa y efecto (toda acción tiene una reacción o Karma como también se le conoce) para crear toda una creencia en torno a la administración de esa deuda karmatica la cual debía ser pagada mediante la reencarnación.

La ley natural no contempla la acumulación de reacciones por acciones cometidas. El proceso natural suele ser casi instantáneo cuando son causas físicas, y en el caso de situaciones en el que hay implicaciones emocionales o traumas, la reacción va condicionada con el estado de conciencia de ambos, por lo tanto, está contemplado el arrepentimiento y el perdón, pero jamás se acumula, o se permite ir pagando “a plazos” como si de una entidad a crédito se tratara.

Esto da que pensar que los mismos que regulan y administran nuestro transito entrevidas, también regulan nuestra economía, nuestra salud y nuestra vida laboral. Somos claramente su inversión, y es evidente que pagamos un alto precio por vivir aquí. Encarnar en su “reino” genera unos compromisos regulados por contrato en el que las clausulas, son hipotecarias y las deudas por usufructo de su patrimonio, nos sobreviven a nosotros mismos. En realidad no somos ni siquiera propietarios del cuerpo que usamos, es por ello, que de forma velada nos instruyen en la necesidad de pagar desde que nacemos.

Si unimos el concepto deuda que nos lleva asfixiando desde hace milenios, y el concepto karma, nos damos cuenta que no solo vivimos debiendo hasta que morimos, sino que tras la muerte nos quieren hacer seguir pagando más deuda. No es menos curioso que muchos de nosotros tras llevar decenas, quizás cientos de reencarnaciones, aun admitamos esa deuda como algo lógico y necesario para nuestra propia evolución. Para que nos entendamos, es como si tu banco te hiciese firmar una hipoteca por tu casa a 50 o 100 vidas, que durante ese periodo ellos pudiesen (con tu consentimiento) explotarte y hacerte producir de distintas formas para saldar esa deuda, y que encima el banco eligiera por ti la casa, los muebles y además te cobrase impuestos por uso y disfrute, por consumo y por los residuos que generes.

Seguro que te suena a cachondeo, pues es casi tal cual lo que has acabado teniendo aquí, piensa que por ejemplo hay grupos religiosos que esperan un mesías que les entregue 2.500 esclavos a cada uno de sus fieles. Crees que el mesías vendrá a salvarte, o a saldar esa deuda con sus fieles, los cuales llevan miles de años de fiel adoración esperando un paraíso terrenal donde millones viven esclavos a su servicio ¿Verdad que se parece a lo que vives ahora? pareciera que les entro las prisas, y no quisieron esperar a su mesías para recoger su premio.

Religiones que generan deuda, para que unos fieles paguen con su culpa, su gran culpa y un buen pellizquito del diezmo. No es posible escapar, sino tomamos conciencia del engaño, si no somos capaces de liberarnos de una hipoteca y un trato abusivo con un banco por una casa que jamás será tuya, y solo está en usufructo. Imagínate lo que son capaces por capturar retener tu alma. Acaso crees que las clausulas son menos abusivas o que no serían capaces de hacer todo lo posible por que aceptaras cualquier cosa mientras tengas que seguir pagando eternamente, durante miles de años incluso.

Deuda que pagar, deuda que saldar, karma que acumulas, karma que pagas, deuda y más deuda, mismos barrotes de la misma prisión, en esta vida y en las que vengan. Si empiezas atar cabos veras que todo se reduce a unas simples formas de patrón, si aun creías en esos cuentos de paraísos tras la muerte, es que no sabes lo ingeniosos que pueden llegar a ser nuestros avaros gestores.

Puedes esperar que la avaricia les rompa el saco o rajarles tú el saco directamente y escapar de sus garras. Estos avaros que anotan tus deudas y te  pasan la factura cuando aún tu cuerpo está caliente, solo dependen de que tu sigas creyendo que les debes algo a ellos, o a alguien, en cuanto tomes conciencia de que no debes nada a nadie y que lo que te reclaman es solo el resultado de su manipulación y su engaño, nada debería impedir que se acatara tu voluntad sea cual fuere, y nada debería impedirte ir donde quieras cuando quieras, sea vivo o muerto.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/03/concepto-deuda-en-la-reencarnacion.html


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.694 seguidores