Lo importante es lo que no se ve

Meditación

Obviando la razón Pura.

Somos mente, ante todo y sobre todo. Somos seres pensantes y como tal, todo lo mental es manipulable, la mente humana es plastilina en las manos de unos pocos, que juegan con ella, solo por puro egoísmo y llevan a la masa al culmen del despropósito. Hasta ahora los defensores del pensamiento y la razón pura obviaron el hecho de que todo lo que parte de nuestra mente es digno de ser obviado por pura lógica cartesiana, ya que todo lo razonable está sujeto a la inducción de la programación. Asumimos como propios, los dogmas de otros, creemos lo que vemos y creemos lo que oímos, por encima de cualquier otro sentido, si nuestra percepción es inducida al error, nuestra mente vive en el constante y perpetuo error. Es por ello que divagamos y diatribamos inconclusamente, debatimos y aseveramos energéticamente, departimos y repartimos a diestro y siniestro, de la forma más razonable posible, siempre que la lógica apostólica de la razón, nos encamine a instruirnos en la posibilidad del acierto fortuito.

El dogma del pensamiento es maquillado vistiéndose de lógica y razón, nuestra crítica es sumisa cuando se muestra un puzzle incompleto, pero razonablemente acabado y no nos fijamos en los fragmentos que faltan en la imagen, porque el sentido común dice que está razonablemente acabado. La intuición es matemáticamente inexacta ya que se mide a través de nuestro sentimiento, una forma inmedible e incalculable por lo tanto irrazonable. Es por esto que la lógica te arrastra al fango de la incredulidad y buscaras casi instintivamente el cálculo matemático que te de la solución a algo puramente sentimental, lo que da como resultado una ecuación fantasiosa y elucubrativa.

La razón pura es un pasillo estrecho y sin ventanas en el que la única luz que posee, brilla por su ausencia. Por mucho que quieran etiquetar los planteamientos mágicos del razonamiento puro, no son más que la estrechez de miras de un ignorante insensible que reparte argumentos huecos paridos a destiempo y repartidos a boleo, sobrecargados de información inútil y vacía como sus mentes. Aquellos que apelan a la filosofía, sin sentir la filosofía, manteniendo una férrea raíz cuadrada al sentir del pensamiento filosófico, extraído de la observación y la comprensión del entorno. Abducen a estos viejos maestros y los exponen como títeres sin apenas haber bebido de su conocimiento dejando patente que apenas son meros recopiladores de datos.

La razón pura vive en la inconsciencia, es el hemisferio oscuro del cerebro el que pretende iluminar la verdad, y se topa con un cálculo que solo puede ser sentido. El inconsciente se atreve a describir el amor, a calcular la felicidad, a contar la verdad como un bien material, palpable por algo sin tacto y sin sentimientos.

Bajo el caparazón del miedo al ridículo viven estos insensibles inconscientes que solo esgrimen sus mentes como sables de plástico, atacando desde el error que aportan los argumentos razonados y calculados. Blanden sus blandos razonamientos mentales sujetos a enclenques andamios que sujetan su pobre falta de conciencia. Mentes pobres pobladas de argumentos razonables, cerebros cortados con un patrón a la orden del sistema, que espera lo mejor de aquel que memorizo razonablemente el argumento de su propia involución.

Ríen idiotamente desde el pedestal de sus mentes, señalan a aquellos que quedaron abajo acomodados en el colchón del corazón, los seres sintientes no buscan revoluciones, no persiguen gigantes, no luchan contra dragones. La mente crea monstruos que solo viven en la mente de aquellos que no sienten su corazón, les late la caja torácica a ritmo que le marcan sus amos, aquellos que tienen los zapatos brillantes gracias a los lametones, que sus mascotas les propinan lógica y razonablemente.

Nuestra risa es de felicidad no de superioridad, nosotros obviamos la razón pura por que no necesitamos perseguir la verdad, la verdad se siente y se toca desde el alma. Prefiero ser razonablemente estúpido que sentimentalmente impedido.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/05/obviando-la-razon-pura.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


CIENTÍFICOS DICEN QUE SE PUEDE “CHUPAR” ENERGÍA A PERSONAS

ENERGÍA

Un equipo de investigación biológica de la Universidad de Bielefeld, en Alemania, hizo un descubrimiento revolucionario que muestra que las plantas pueden extraer una fuente alternativa de energía de otras plantas. (Parece que con la fotosíntesis no alcanza). Así lo reveló Nature Communications.

El tema es que este hallazgo también podría tener un impacto importante en el futuro de la bioenergía: la evidencia de que la gente también saca energía de otras personas.

El equipo de investigación biológica del Dr. Olaf Kruse pudo confirmar, por primera vez, que una planta (el alga verde Chlamydomonas reinhartii), no solo usa la fotosíntesis, sino que usa una fuente alternativa de energía: la puede sustraer de otras plantas. Las flores necesitan agua y luz para crecer. Con las personas pasa lo mismo. Nuestros cuerpos son como esponjas, absorbiendo el ambiente.

“Cuando los estudios energéticos se vuelvan más avanzados en los próximos años, vamos a ver que esto se traducirá a los seres humanos también”, dijeron los especialistas.

“El organismo humano es muy parecido a una planta. Toma la energía necesaria para alimentar los estados emocionales y esta esencia puede energizar las células”.

“El campo de la bioenergía está en constante evolución. Los estudios sobre el mundo vegetal y animal pronto podrán traducirse y mostrar lo que los metafísicos de energía han sabido todo el tiempo”, explica la psicología y curadora energética, la Dra. Olivia Bader-Lee, que concluye: “Los humanos pueden curarse entre sí simplemente a través de la transferencia de energía al igual que las plantas“.

“Los humanos podemos absorber y sanar a través de otros seres humanos, los animales y cualquier parte de la naturaleza. Por esa razón, estar cerca de la naturaleza a menudo es estimulante y energizante para tanta gente y también es por eso que ciertas personas se pueden sentir incómodas en grupos específicos donde hay una mezcla particular de energía y emociones”, concluyó la especialista y dio CINCO HERRAMIENTAS de energía para limpiar el espacio personal y prevenir el drenaje, al estar en contacto con otros:

  1. Mantenerse centrado. Si uno está centrado espiritualmente (y no ensimismado en su ego) se puede sentir cuando algo se movió en nuestro espacio de energía. Si uno está conectado a la tierra, se pueden liberar fácilmente la energía y las emociones de otras personas intencionalmente.
  2. Estar en un estado de no-resistencia. Lo que se resiste, queda. Si uno se siente incómodo en torno a una determinada persona o un grupo, no hay que entrar en resistencia como una forma de protegerse a sí mismo. Hay que moverse a un estado de no-resistencia: imaginar que el cuerpo es claro y transparente como el cristal o el agua. De esta manera, la mala energía pasará a través de uno.
  3. Ser dueño del espacio del aura personal. Cada uno tiene un aura energética que rodea nuestro cuerpo. Si no somos dueños de este espacio personal, somos vulnerables a la energía ajena. Tomar conciencia de los límites del aura propia (alrededor de un brazo de distancia de su cuerpo todo el camino alrededor, arriba y abajo) es una manera de ser dueño del espacio personal.
  4. Darse una limpieza energética. El color dorado tiene una alta vibración que es útil para despejar la energía ajena. Hay que imaginarse una ducha, con la flor dorada, en el límite superior del aura (un poco más arriba que la cabeza) y prenderla, para dejar que la energía limpia y dorada recorra el aura y el cuerpo hasta la tierra.
  5. Volver a llamar a la energía propia. Cuando tenemos nuestra energía en nuestro propio espacio, hay menos espacio para la energía de otros. Pero a medida que nos centramos en otras personas y proyectos, a veces esparcimos nuestra energía alrededor. Hay que crear una imagen de un claro sol de oro a varios metros por encima de la cabeza y que sea un imán, para atraer toda la energía y purificarla en la energía de oro. Después bajarlo a través de la parte superior del aura y liberar esa energía de nuevo en el espacio personal.

Comentario: No estamos muy seguros de la veracidad científica de estas cinco herramientas. Consideramos que la mejor forma para mantenerse centrado y conservar nuestra energía es una buena técnica de respiración y relajación. Desde SOTT, sin duda, recomendamos los ejercicios de Éiriú Eolas. (ver al final del artículo)

Es algo muy común. A menudo las personas usan a otras personas para “vampirizar” esa energía que les falta. ¿Por qué? Por la sencilla razón de que les cuesta tanto “enchufarse” a la fuente, al amor puro e incondicional, a esa “energía divina” por llamarla de alguna manera que están constantemente buscando esa energía, venga de donde venga. La historia de como el concepto de “energía de curación” pasó de la fase inicial de sospecha y ridículo a la respetabilidad, es una de las más fascinantes y significantes que se pueden contar. Igual que en muchos otros campos de la investigación, lo que era absolutamente cierto hace 20 años, ha cambiado drásticamente. Por ejemplo, en el transcurso de unas décadas, los científicos pasaron de la convicción de que no hubiera algo que se pudiera llamar un campo energético alrededor del cuerpo humano, a la convicción de que este campo existe. Además, comprendemos cada vez más el papel de estos campos energéticos en cuanto a la salud y a la enfermedad. La mayoría de la gente no es consciente todavía de estas investigaciones y persisten en su actitud de que no hay una base lógica para la curación energética….

Fuente: http://www.conspiracionesocultas.es/?p=7094#more-7094

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Sencilla Técnica para Salir fuera del Cuerpo

vlcsnap-00039

Muchos me habéis preguntado, ¿existe una técnica sencilla para abandonar el cuerpo?, ¿Cómo podemos viajar al plano astral?; abandonar la Matrix y adentrarse en Brahman o el llamado mundo real, es un proceso que en ocasiones se produce involuntariamente, pero también es cierto que se puede inducir a la visión del plano astral, existen para ellos numerosas técnicas que requieren más o menos entrenamiento.

La técnica que os proponemos en el siguiente vídeo es sencilla y se obtienen resultados a los pocos días de entrenamiento.

Esperamos que os guste y que nos contéis vuestras experiencias.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/sencilla-tecnica-para-salir-fuera-del-cuerpo.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Tu sagrada voluntad.

Dentro del proceso personal, del despertar de la conciencia, buscamos incansablemente, no solo la exposición de la verdad, sino también la solución al drama que acaba saliendo a la luz, tras esta revelación. Por mucho que persigamos el ideal de la verdad universal, esta se acaba transformando en leves destellos de múltiples hipótesis. No es tanto, dar con la verdad, como tomar nuestra conciencia recién despierta y hacerla participe y responsable, esto quiere decir, que nuestra conciencia toma la soberanía que le corresponde y hace de su voluntad un acto sagrado, un acto que ningún ente es capaz de doblegar, un acto consciente y responsable, divino. Se ha perseguido el concepto de la matrix y se ha buscado las causas de su mantenimiento, así como el método ideal para crear un plan de fuga, pero ninguno lo ha logrado, ya que si usamos toda la metodología que se ha ido filtrando a través de revelaciones, no conseguiremos más que mudarnos de celda, pero salir, nunca saldremos.

Tenemos que partir de la base, que esta pretendida matriz que nos mantiene presos a esta realidad, la construimos nosotros a través de distintos tipos de control mental, no se trata de desmontar el holograma, ya que ese holograma forma parte del universo, se trata de reducir los efectos hipnóticos que ejercen sobre nuestra mente estos elementos de control. Evitarlo pasa necesariamente por alejar la exposición. Alguien que tenga unos mínimos conocimientos de cómo funciona la hipnosis, sabrá reconocer como son las programaciones repetitivas a las que estamos expuestos, desde los distintos tipos de bajas frecuencias que recibimos y los medios audiovisuales, hasta las ondas de radio frecuencia y emisiones electro magnéticas. Un conjunto de tecnologías aplicadas a las ondas mentales que provocan que inconscientemente operemos según se espera de nosotros, indignados, coléricos, temerosos, expectantes, acomplejados y lo que es peor, esperanzados. Mientras hay esperanza, hay inacción, y nuestra voluntad se encuentra esperando el milagro, nos autoreprimimos y esperamos que mañana se produzca el cambio, pero evidentemente el cambio nunca llega. Es inútil poner fechas, por que significaría que seguiríamos inactivos, expectantes, esperando a la consecución de ese evento. Un claro ejemplo es la decepción acaecida en 2012, todos esperaban un cambio, pero esa esperanza no hace que se produzca ninguna acción que provoque ese cambio, es la voluntad de cambiar la que lo propicia, por tanto, para salir de la matriz de control mental y espiritual debemos apelar a nuestra voluntad, sin ella no hay acción, ni intención, por lo tanto seguiremos presos por propia convicción. 

Quizás veas tu voluntad como algo abstracto e inconcreto, algo que no puedes manipular y que no sabes como accionar adecuadamente para orientarla allí donde deseas. La voluntad trabaja junto con la intención, según sea manipulada tu intencionalidad, conseguirá que sea dirigida tu voluntad. La voluntad es la decisión que tomas de forma comprometida y concienciada, es como comúnmente se conoce como “dar la palabra”. Cuando das la palabra, te comprometes a realizar una acción por propia voluntad, y llevarla a cabo exponiendo nuestro honor en ello, ese compromiso nos da fe y fiabilidad, es un contrato contigo mismo. La voluntad opera de forma parecida ya que es un compromiso de llevar a cabo una acción y asumirla con todas las consecuencias, de forma responsable. Si adquieres el compromiso de salir de este sistema, deberás responsabilizarte, comprometerte contigo mismo y llevar esta acción por propia voluntad hasta su consecución. Si llegado el momento se te ofrecen distintas alternativas para retrasar ese compromiso, ya sea por apegos, por engaños, por manipulaciones, o por propia cobardía. Al final estas aquí por alguna de esas razones, adquiriste compromisos, aceptaste condiciones, asumiste culpas y volviste a purgar una falsa condena. Ahora sabes que eres preso, sabes que puedes escapar, pero no sabes como. Lo único que debes saber es, que si tomaste conciencia de tu estado, es difícil que repitas los mismos errores, es difícil que vuelvas a firmar por otra vida hipotecada en el sufrimiento, tu voluntad brillara y estará ahí para recordarte el compromiso que has asumido contigo mismo. Ahora ya sabes que para salir, solo hay que querer salir, negarte a cualquier tentación, a cualquier compromiso y no escuchar a ningún ente, que te trate de convencer de lo contrario, tenga la apariencia que tenga.

No hay reencarnación, no hay karma, no hay culpa, no hay purga y no hay necesidad de volver a repetir ningún ciclo, no tiene sentido y es contra natura. Se encarna por voluntad, con un fin y una intención. La intención necesariamente (yo diría, obligatoriamente) debe ser a través de un gesto de amor desinteresado (así llegaste aquí), no se encarna empujado por la culpa, o la necesidad de resarcir o purgar un acto “incorrecto” ya que al no ser dueños de nuestra propia voluntad, nuestro libre albedrío no esta operativo. El libre albedrío no seria mas que la acción (voluntad) consciente (con intención) y elección pre-meditada (responsable). Hasta ahora actuamos de forma hipnótica, autómata y sincrónica con la intención y la voluntad de terceros, por lo tanto tu libre albedrío se encuentra en un estado perpetuo de simulación (engaño) en el que tu voluntad y tu intención son guiadas a través de un recorrido prefijado y convenientemente canalizado (revelado), por lo tanto, eres un ser inconsciente e inocente, no tienes culpa, ni arrastras karma, ni hay necesidad de purgar nada, ya que fuiste inducido y no fuiste nunca consciente de esa inducción.

No viviste ni operaste bajo tu propia voluntad y cualquier explicación espiritual basada en la experiencia a través del sufrimiento no es mas que la justificación de la tortura innecesaria, un genocidio cíclico inútil, un holocausto gratuito. Este no es un juego avanzado en el que el alma se expresa a través del desconocimiento de si misma, esto es otra treta arcontica para continuar doblegando tu voluntad. Una voluntad que es capaz de fulminar (literalmente) a cualquier ente que ose burlarla o desviarla, por eso siempre somos “convencidos” y arrastrados a la necesidad. Esa necesidad que solo conoce lo material y que opera en lo mas primario de nuestra mente, es la necesidad la que es invocada para que nosotros veamos como algo lucido y lógico, el volver a caer en el ciclo reencarnatorio.

Ya no es cuestión, si se puede o no salir, la cuestión es si se quiere o no salir, porque el que quiere puede y no hay nadie que se lo impida, así de fácil, no hay mas método ni mas cuestión que querer realizar ese acto consciente, premeditado, con intención y con voluntad, obviar lo que te dicte la razón, y tomar lo que dicte tu interior, lo que sientes que es verdad, que es cierto, que es puro y real. No hay más código que ese, sin ritual, sin ceremonias, sin comeduras de coco, ni lenguaje críptico y complejo. La naturaleza es sencilla, la creación forma patrones armónicos, se muestra tal cual es, lo más sencillo y lo más natural, siempre es lo más adecuado. Somos libres, esa es nuestra naturaleza, somos como la lluvia, no importa si caemos en un pozo o en un prado, lo hacemos por amor, da igual el entorno, ni como sea este de corrupto, al final seguiremos siendo lo que somos y al igual que nadie juzga al agua cuando se evapora, tampoco debemos juzgarnos cuando tropezamos y caemos. Nadie te debe obligar a repetir, nadie por muy superior que se crea puede hacer que vuelvas, si no lo deseas, así que ahora estas ante el umbral que te muestra la salida de este entorno de control, ahora te toca a ti decidir si lo cruzas o no.

Lo positivo de todo esto es que es un simple ejercicio en el que podemos apelar a nuestra propia autoridad para abandonar una situación que ya no nos compromete, no nos identifica y no nos relaciona. Lo negativo (para alguno) es que desde ese preciso instante eres soberano y responsable de tus actos, por lo tanto tienes un libre albedrío real y deberás asumir las consecuencias de tus decisiones, esto a priori puede dar miedo, ya que hasta ahora hemos estado viviendo una simulación, siempre había alguien que nos decía que hacer, siempre nos guiaron y nos dieron a elegir, por lo tanto las consecuencias eran inducidas, después de retomar tu papel en esta historia, las decisiones y las consecuencias serán reales, aunque claro después de lo que has vivido y sufrido aquí, se me antoja complicado ir a peor.

Una vez que ejerzas tu voluntad, se respete tu soberanía y recobres tu memoria, entonces es cuando podrás decir que estas despierto, mientras, continuaras buscando dentro de un entorno de control, una pecera mental repleta de pirañas hambrientas. No es esencial conocer según que datos, según que informes, según que tretas, lo que si es esencial es tomar conciencia del estado en el que te encuentras, para llegado el momento, tener el poder de decidir sobre tu propio designio, tener el control de tu sagrada voluntad y poder elegir conscientemente tu próxima parada.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/03/tu-sagrada-voluntad.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Una vida con Consciencia simulada.

Un Ser consciente es aquel que pone todos sus sentidos en una acción. Cuando acometemos acciones de forma automática y programada, actuamos con inconsciencia. Tener todos los sentidos puestos en nuestra acción es muy raro, eventualmente entramos y salimos de la consciencia a la hora de ejecutar ciertas acciones. Normalmente operamos de forma automática y rutinaria, realizamos acciones mecánicas y repetitivas, y nuestro nivel de consciencia habitualmente esta relajado, por lo que es nuestro inconsciente el que realiza la mayor parte de nuestras repetitivas y aburridas tareas. Somos seres altamente creativos, los cuales, somos capaces de crear a través de nuestra mente y manipular la materia hasta hacerla formar un modelo a escala de lo que partió de nuestro pensamiento. Nuestra creatividad es infinita y plastificamos a la perfección todo lo que realizamos conscientemente.

Es relativamente sencillo analizarnos y encontrar en nuestras rutinas momentos en los que operamos de forma robótica, tanto es así, que si hacemos memoria seremos incapaces de recordar que hicimos hace días o incluso apenas unas horas. Todos los momentos inconscientes son eliminados de nuestra memoria consciente, y para retomarlos hay que recurrir a nuestro inconsciente. Nuestra mente opera desde la base de la inconsciencia, allí se almacenan las rutinas y las tareas mecánicas, todo lo que es repetitivo y no requiere de una alta atención o de una concentración elevada. Cuando aprendemos algo nuevo, ponemos todos nuestros sentidos, toda nuestra atención, lo hacemos conscientemente, grabando en nuestra mente, todas y cada una de nuestras acciones, provocando que estas, queden grabadas a fuego. Posteriormente en nuestro periodo de sueño, estas nuevas tareas aprendidas, son repetidas cientos de veces en nuestro inconsciente, grabando de forma perpetua estas acciones. Posteriormente y tras un periodo de asimilación, podrás realizar esta nueva rutina prácticamente con los ojos cerrados sin llegar a equivocarte.

Cuando trabajamos, cuando conducimos, cuando cocinamos, cuando nos vestimos o nos lavamos, cuando realizamos las múltiples tareas, las hacemos de forma automática, casi robótica. Extrañamente tenemos asumido que nuestro estado de inconsciencia es nuestro estado natural de consciencia, es por eso, que somos incapaces de distinguir ambos estados. A su vez es muy difícil para un ser que opera casi en la totalidad de su día en la inconsciencia, reconocer la diferencia, y tratar de vivir conscientemente con todos sus sentidos enfocados, aunque se esforzara en ello, las rutinas repetitivas y poco creativas hacen que la consciencia se desconecte automáticamente. Le damos tanto valor a esas rutinas, le damos tanta importancia a la seguridad de conocer el futuro a corto plazo, tanto, que nuestra próxima acción esta medida, calculada y programada, así que nos es agotador realizar cualquier mínima acción de forma plena y consciente. Operar así, nos deja agotados y virtualmente enfermos, por eso nos traumamos cuando cualquier rutina se rompe, por eso tenemos miedo al cambio, por eso no crecemos y no evolucionamos. Nos negamos la necesidad de exploración y evitamos salir al terreno inhóspito y consciente, en entornos que nos obliguen ser creativos, despertar todos nuestros sentidos y trabajar con lo que percibimos e identificamos a través de ellos.

Estamos despiertos, vemos, oímos y percibimos a través del tacto, sentimos frío o calor, percibimos el dolor y la presión, todos nuestros sentidos están trabajando y mandando señales a nuestro cerebro, pero este los identifica con un patrón rutinario y no necesita desconectar el piloto automático. Operamos empujados por la costumbre, nacemos, crecemos y vivimos finalmente de este modo, solo nos dejamos llevar por la corriente y esperamos no encontrar ningún obstáculo en nuestro fluir mecánico, pero es una ilusión ya que nos movemos por las alcantarillas del sistema, realizando labores robóticas que nos impiden fugarnos de esos subterráneos. Mientras nuestro cuerpo vive inmerso en lo repetitivo de lo cotidiano, nuestra mente divaga entre el pasado y el futuro, lo que fuiste y lo que podrías ser, mezclado con las rutinas programadas en el ayer y el mañana. Tu inconsciente trabaja en lo mecánico dejando a tu consciente realizar las tareas complejas, pero este, se haya perdido en lo posible y lo capaz, dejando el ahora ausente, vacío.

Estas tan emborrachado de rutina y de programas, de costumbre y tradición que salir de ese pozo, te embriaga de pereza y prefieres continuar buceando entre cañerías, que buscar un desagüe y liberarte. Continúas por que sabes que el resto también continua, casi por tendencia, y la imposibilidad de salida es la que te creas para amortiguar tu conciencia y seguir en tu propio engaño. Al final tu vida no es muy diferente de la de un pez en una pecera, nadando en círculos, sin posibilidad de salir, sin posibilidad de eludir ese entorno artificial, negándose la libertad que esta tras el cristal. Esa falsa zona de confort, esa falsa sensación de seguridad, en realidad es una jaula y no saldrás de ella hasta que no se construya en ti un ser consciente. Evidentemente, no se puede abandonar la inconsciencia mecánica en una sociedad que exige una inmersión robótica de nuestra rutina, diseñada para la producción masiva de recursos ilusorios, metas, estatus, clase y razón social, es francamente imposible huir sin arrastrarte a la exclusión, así que en tus leves momentos de consciencia, acabas abrazando desesperadamente la esperanza de un cambio milagroso que no llega por pura inacción.

Invito a que vayamos metiendo esas rutinas diarias en una burbuja y empecemos a poner en nuestro día, un breve periodo de consciencia, un pequeño espacio de libertad en el que fabricar lo imposible, una acción creativa que combata el sistema desde el lugar donde no hay élite, ni engranaje que opere en segundo plano, un lugar consciente donde nuestra conciencia trabaje de forma revulsiva, resistente y revolucionaria, una rutina consciente para combatir la inconsciencia de la rutina, de la pasividad, de la robótica inhumana. Un minuto consciente tiene más poder que toda una vida de inoperatividad, no cejar en el empeño, y no esperar cambios a corto plazo, para elevar la consciencia, es necesario sacarla de ese armario mental en el que está guardando polvo y  empezar a usarla, de lo contrario lo único que elevaras será tu condena.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/03/una-vida-con-consciencia-simulada.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Percibir, el punto de encaje.

ENCAJE

Para percibir hay que aprender a desaprender.

Nuestra percepción es como una esfera de unos 10-13 cm de diámetro, luminoso, con filamentos de energía que salen de su centro a 360 grados, miles de ellos, la percepción “vista” es tan solo uno de esos filamentos., cada filamento es una percepción diferente y nos las perdemos porque recargamos nuestra conciencia en una sola percepción.

https://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/07/23/el-punto-de-encaje-nuestra-antena-wireless/

Para percibir lo que nos rodea debemos aprender a dejar de recargar toda nuestra conciencia en la “vista” e iniciaremos a percibir con los miles de filamentos extras.

El primer paso es empezar a ubicar nuestra percepción o punto de encaje e intentar percibir a través de él, en lo personal “imagino” que mi sentido de la vista se encuentra ahí e intento “ver” desde ese punto experimentando sutiles corrientes energéticas que recorren tus sentidos percibiendo., su ubicación a 60 cm de tu omóplato derecho “flotando” hacia atrás.

El creer que “vemos” con el sentido de la vista nos limita percibir.

Oroborus A.

Fuente: https://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2015/02/06/percibir-el-punto-de-encaje/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La meditación

La meditación es un proceso mediante el cual conectamos con nuestro Yo más elevado, el Todo. Para ello debemos relajar el cuerpo y desacelerar la actividad mental, todo ello mediante una respiración profunda y lenta.

En la meditación el objetivo es dominar la mente para que cese su actividad, llegando a desvincularnos de todo pensamiento, sintiéndonos libres sin las ataduras del mundo físico, y abstrayéndonos de la dimensión temporal.

Se trataría simplemente de Ser, de existir, limitándonos a ser simplemente lo que somos en esencia: consciencia.

Practicar ejercicios de meditación a menudo resulta muy beneficioso para cualquier persona, Proporciona una sensación de paz mental y corporal que se prolonga cada vez más, llegando a ser, con el tiempo, un aspecto de nuestra personalidad.

Vivir con una mente tranquila nos habilita para ver las situaciones con mayor claridad y así poder tomar las decisiones correctas en la vida.

Las primeras practicas pueden resultar desconcertantes, porque acallar la mente es un trabajo complicado. Al principio la mente mostrara imágenes continuamente, cantará canciones, mostrará recuerdos, imaginará situaciones,… No hay que enfadarse con uno mismo por no conseguir el objetivo, eso sólo empeora la situación. Hay que limitarse a ser consciente de como se resiste la mente, y eso nos servirá para entender cómo funciona.

La resistencia de la mente a relajarse nace del hábito. El estructura mental creada por el ego y almacenada en el subconsciente, nos permite realizar cualquier actividad en un segundo plano. Es como cuando estamos pensando a nivel consciente en alguna situación y seguimos realizando una actividad como si hubiésemos accionado el piloto automático.

Una buena forma de dominar nuestra mente es intentar ser conscientes en todo momento de nuestros pensamientos y acciones. Trabajar desde la consciencia nos da poder sobre el ego, dejando de actuar y reaccionar por asociaciones llevadas al subconsciente carentes de un previo análisis a nivel consciente. Si nos dejamos llevar le otorgamos poder al ego, y vivimos según su realidad, formada por una información sin evaluar. Sin embargo, si empezamos a tomar consciencia de todo aquello que hacemos y pensamos, empezamos a coger las riendas en nuestras vidas y guiarlas hacia donde queremos.

La meditación será una gran herramienta para conseguir ese control sobre nuestra mente, pero para ello deberemos aplicar en nuestro intento una de las mayores de las virtudes, la paciencia. Sera importante perseverar, ya que para cada cual es distinto el tiempo que le puede llevar el control sobre su mente.

Pero merece la pena el esfuerzo. Les invito a practicar la meditación. Con el tiempo les cambiara la forma de vivir, verán todo lo que les rodea desde una perspectiva diferente.

Y recuerden que la meditación es un medio para sentirse parte del Todo del que formamos parte, del todo que somos, todos y cada uno de nosotros.

Fuente: http://masalladelaconsciencia.blogspot.com.es/2015/01/la-meditacion.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario