Lo importante es lo que no se ve

Archivo para marzo, 2017

Como defendernos de la poca ética y moral de fuentes contactadas y canalizadas, y el protocolo a seguir para detectar esta contaminación.

Cuando accedemos a ciertas fuentes de información convencionales, exigimos un mínimo de rigor, y nos pedimos a nosotros mismos un mínimo de sentido común, cuando acedemos a esos mismos medios de comunicación.

No creemos a nadie “porque si” exigimos pruebas, datos, que estos estén contrastados, y que haya un mínimo de rigor a la hora de aportar pruebas que refuten cualquier cosa que se exponga o se refute. Esto nos escuda ante posibles engaños, nos tranquiliza y habitualmente estamos acostumbrados a que sean “expertos” o profesionales muy bien cualificados, los que den veracidad a sus argumentos, para encender nuestro piloto mental en modo “ON” y comenzar a creer dichos argumentos, solo por la base curricular de aquel que expone cualquier argumento, sopesado en una presunción de experiencia, sobre nuestro sentido común.

Por lo general la gente está educada y predispuesta a creer de forma automática, y cada vez son menos, por desgracia, los que dudan aunque sea, como un método propio de auto defensa ante cualquier charlatán.

Curiosamente el testimonio de un igual es el que se lleva las peores críticas, y debe pasar los mayores filtros. Se escruta y se analiza cada una de sus afirmaciones, se coteja y se disecciona cada una de sus frases, buscando a un posible infiltrado, a un falso disidente o a un desinformador, pero a cualquiera que presente un currículo medianamente completo, tiene por lo general, veda abierta para afirmar cualquier cosa que se le ocurra, que por lo general y sin que sirva de precedente, siempre va a encontrar poca resistencia.

¿No se debería exigir con el mismo rigor a todo aquel que nos dé información y exigirle un mínimo de ética y moral? ¿Solo porque se nos aporte una etiqueta que describa a esa persona o entidad como “Superior” ya sea por currículo, titulación, apellido, estatus o jerarquía es suficiente para darle todo nuestro crédito y creer de forma ciega?

Parece ser que Sí.

Este es el estado en el que estamos y vivimos si solo somos creyentes.

Siempre me llamo la atención que siempre que alguien va exponer una información se lo presenta primero con su currículo, se lo expone de forma fidedigna, condicionando acertadamente tu pensamiento y tu sentido crítico, desactivando asi tu auto defensa, con lo cual te predispone a creer de forma ciega e irracional. Esto mismo sucede con otras informaciones que nos llegan por vías “alternativas” y de las cuales la ética y la moral brillan por su ausencia.

Si nos adentramos en el maravilloso mundo de la “espiritualidad” lo primero que nos llama la atención es la ingente cantidad de material canalizado. Millones de páginas con reveladora información llegada de “nosedonde”, donada a la humanidad por “nosequien” que quiere ayudar a la humanidad e insisten indiscriminadamente en decirnos lo que debemos hacer, sin aportar el mas mínimo dato que nos haga intuir sus intenciones.

Es curioso como estos, llamados a sí mismos “trabajadores de la luz” también carecen del mas mínimo sentido común, y jamás dudan de la veracidad de la información que les llega, y por sistema y por ego, retroalimentan la difusión de esta “información” subidos al pedestal de “elegidos” por esa entidad divina, que se preocupa por el nivel evolutivo de una raza de simios llamados humanos.

La etiqueta de “contactado” los separa del rebaño, los eleva a un estatus especial, son elegidos y diferentes, sobre todo diferentes. Esa falsa humildad que muestran, esa pose de no haber roto nunca un plato, y esa falsa luz que irradian, no les exime de la responsabilidad que han elegido tomar al divulgar y propagar un material que como mínimo va a suponer un lastre para la espiritualidad y una importante merma en el libre albedrio de todo aquel que lo consuma.

Este es un dato esencial que tanto contactados como aquellos que consumen estas informaciones ignoran por completo, al creer y dejarse tutelar por esas entidades supuestamente superiores, están cediendo su libre elección, con lo cual ya es una importante y esencial perdida de voluntad y soberanía.

Porque es eso de lo que se trata, de consumir y entregar nuestro poder a otros. Somos consumidores en potencia, nos diseñaron y nos programaron para consumir y compartir. Consumimos y damos al botón de “compartir” para que esta especie de virus se propague e infecte cuantas más mentes mejor. Y esta  es la matemática “divina” que emplean, cuantos más piquen, más voluntad y energía acumulan, por lo tanto esos trabajadores de la luz o contactados, solo cumplen la función de cosechadores de almas para sus amos, esa entidad que los eligió y los aparto del rebaño, para entregar a sus congéneres a una picadora de carne espiritual.

Nadie exige responsabilidad sobre estas prácticas poco éticas y moralmente poco recomendables para tu “poco evolucionada” espiritualidad. Si de verdad esta información es tan “vital” para el proceso evolutivo espiritual del Ser humano…

Desde este espacio siempre he querido dejar claro que estas informaciones eran fuentes contaminadas y diseñe esta sencilla imagen libre que incluso otras webs colocaron,
como una forma de advertencia ética y moral sobre el contenido del mismo.

¿Porque se elige este medio tan poco convencional?

Si la información es tan relevante y existencialmente importante para todos, como mínimo deberían poder acceder a ella todos indiscriminadamente, y no solo eso, también deberían poder entenderla. Por lo tanto desde un niño a  un anciano debería entender algo que es tan de vital importancia, y como mínimo, desde un analfabeto a un doctorado, deberían tener también a posibilidad de no solo acceder y comprender, sino de escrutar y refutar por sus propios medios esta “vital información”.

Pero como siempre toda estas canalizaciones, esta información aportada por estos contactados queda en un limbo y, o bien se cree a pies juntillas o se desecha y se espera al siguiente reporte, pero nadie jamás les exigirá, ni a esas entidades, ni a esos supuestos “trabajadores de la luz” o contactados, cuentas de ninguna incorreción, desfase, mentira o falsedad alevosa y malintencionada.

Nadie en su sano juicio se pondría en manos de un profesional poco cualificado, exigimos códigos deontológicos, en la medicina, la abogacía, la psicología o cualquier rama profesional que requiera un mínimo de formación y cualificación. A estos trabajadores de a luz quien los forma y quien los cualifica, que métodos siguen y quien los regula, donde exigir si se nos engaña o se nos desinforma.

Nadie sabe nada, nadie dice nada, y es curioso porque esta gente vive muy bien por lo general. Publican libros, dan conferencias, hacen cursos y talleres, y pasean palmito por allí por donde van, muchos incluso firman autógrafos. Con un estatus al que llegan porque se les presupone “elegidos” no se sabe por quién, porque no aportan ninguna prueba más allá de una vaga e inútil descripción, que a otros si se les exige, pero lo más curioso de todo, y es lo que más me asusta sin duda, es que a nadie se le ocurre pedírselas.

Después de haber engañado a millones de personas durante siglos, es como mínimo lógico y sano, tener una herramienta para defendernos de estas malas informaciones y estos falsos profetas que contaminan la mente y el espíritu de buenas personas llenándoles el corazón de falsas esperanzas y creencias fatuas.

Si tomáramos todo el material canalizado y todas las “revelaciones” de contactados de la historia, nos daríamos cuenta de que, no solo no nos ha beneficiado esa supuesta tutela desde esas esferas, planos o densidades superiores, sino que han sido un lastre, que han tenido un costo demasiado elevado en millones de vidas humanas segadas y cosechadas por culpa de unas creencias, que solo consiguieron enfrentar y dividir a personas, que de lo único que eran culpables, es de desear una vida en paz y tranquilidad.

Es por esto que deberíamos tener un protocolo a la hora de acceder a estos materiales para poder defendernos ante un más que probable fraude. Debido a que a pesar de los siglos que se nos han canalizado material que con el tiempo se ha convertido en “sagrado” o incluso profético, debido además, a que aún ninguno de estos materiales han sido certeros, y solo han sido compendios de mentiras, falsas esperanzas y medias verdades, que han condicionado mental y espiritualmente y nos han empujado al abismo de la creencia ciega fanática.

Propongo este pequeño protocolo de actuación ante este tipo de material, el cual te evitara males mayores si exiges que estas cuestiones se cumplan antes de decidirte a consumir y creer en él.

Es dificil saber quien esta detrás del contacto y que intereses tienen
realmente en nosotros, la falta de honestidad es una constante en este tipo de informes

Las cuestiones serían las siguientes:

  • · ¿Quién contacta o envía por vía de un canal humano esta información?

Es importante saber quién es, para poder hacernos una idea de cómo contacta y quién es el interlocutor. Por lo general esto nunca se cumple y se suele ofrecer una identidad genérica como, Ser de Luz, Ángel, Conciencia grupal X, Yo Soy, Maestro, Guia o un nombre casi siempre acabado en EL o con SH, o simples definiciones locales Pleyadiano, Andromedano…

  • · ¿Desde dónde emites, o contactas?

Otra de las generalidades que se suelen usar es el de no ofrecer una identidad clara de la procedencia, dejándolo a nuestra limitada comprensión. Densidades superiores, frecuencias elevadas, otros planos de nuestra realidad, o algo tan poco definido como una constelación (Las pléyades que es una de las más populares tiene literalmente millones de planetas, acaso nos toman por tontos cuando se hacen llamar “Pleyadianos” evidentemente SI)

  • · ¿Por qué eliges este medio?

Es importante tener en cuenta que las canalizaciones están destinadas a un grupo muy concreto de población, si se trata de algo tan vital y tienen tecnología, ¿por qué no usar un medio masivo? Es evidente y palpable que la gran masa de gente no accede a estos materiales, por lo tanto esto hace sospechar que va destinado a crear grupos sectarios que siguen a un “elegido” y que ese grupo que sigue a ese contactado automáticamente se excluirá de la masa y se enfocara única y exclusivamente a los edictos de ese elegido y de la entidad o entidades que le dictan.

  • · ¿Cuál es tu intención?

Esta es una cuestión vital porque hasta ahora no encontrado una sola canalización, o argumento, y/o declaración de un contactado, que muestre abiertamente las intenciones de esas entidades las cuales le hacen trabajar para la “Luz”. Cuestiones como ¿Por qué te interesa tanto mi proceso evolutivo? ¿Porque es tan vital que cambie mi densidad o cambien de dimensión? ¿Qué ganas tú con todo esto?…

  • · ¿Por qué no respetan mi libre albedrío?

Con esta cuestión nuevamente queda patente lo opaco de todo este asunto. Respetan mi libre albedrio solo cuando les conviene, no lo respetan al intervenir y tomar un canal humano para divulgar una información vital para nuestra civilización, empujando a personas a creer de forma ciega y llenarles de falsas esperanzas, pero sí parece que lo respetan cuando no pueden intervenir para mitigar el dolor, el hambre o la patente y antinatural injusticia que viven sus “hermanos” cósmicos aquí en la Tierra. Cuando para ellos paliar esto sería algo de lo más sencillo en teoría, ya que tienen los medios y las herramientas tecnológicas para liberarnos según ellos ya que no hay que olvidar que ellos ya evolucionaron, pero no esto no, porque sería irresponsable liberar al humano de su yugo, dando siempre escusas de lo más pueriles, “forma parte del proceso evolutivo” “tenéis que reconocer vuestra sombra” “el mal es solo relativo” “atraéis aquello que es vuestro reflejo”…Desde ahora y sin que sirva de precedente les comunico de forma unilateral a todas esas entidades superiores, divinas y angelicales, váyanse a la mier…

Estas cinco simples cuestiones sirven para darnos cuenta que ninguna de ellas es respuesta nunca, a pesar de lo largas que son sus exposiciones, de lo afanados que son a la hora de aportarnos herramientas y técnicas que nos enseñaran a evolucionar, pasando como no por caja. Que nos pintan un panorama bonito, precioso y divino, que nos llenan de pajaritos la cabeza y luego siempre pasa algo y nunca pasa nada. Que todos estos esfuerzos de estas entidades, sus meditaciones y sus eventos, solo nos llevan al letargo absoluto y eterno, que la inacción y la esperanza, solo alargan más y más nuestra propia agonía.

Es por ello que llamo a la acción consciente de cada uno de nosotros, que tengamos la ética y la moral, de las cuales carecen estos contactados, que desinforman, mienten y estafan a personas de buena fe, con problemas y con ansias de un poco de calma y paz en su vida, en su cuerpo, en su mente y en su Ser. Para que en nuestro papel de consumidores nos neguemos a acceder, consumir y compartir material o información que venga de este tipo de entidades que no responden estás cinco sencillas cuestiones como mínimo.

También seria ético y moral, boicotear esas webs o canales que propagan y divulgan este tipo de información. Negarnos a acceder a webs que propaguen canalizaciones ayudaría a que esas entidades tan preocupadas por nuestra evolución, buscasen un medio más próspero para nosotros si de verdad son reales sus “buenas” intenciones. Sería igualmente ético el denunciar y exponer, no solo a los medios que propagan estos materiales reprobables, sino denunciar y exponer a esas personas que se lucran y se benefician de ese estatus de “elegido” o “trabajador de la Luz”.

El proceso y el despertar de las personas a una realidad espiritual, no debería ser fruto de mercadeo, ni de prácticas poco éticas, no contrastadas y sin ningún código deontológico que garantice mínimamente que esa persona no está siendo engañada, y/o coartada su libertad de pensamiento y credo.

Y por último y no menos importante, negarnos rotundamente ante cualquier mínima insinuación que coarte nuestro libre albedrío, venga de donde venga, nos la de quien nos la de, por muy evolucionado o alta sea su frecuencia, tu voluntad, tu libertad y tu soberanía, es mucho más importante que cualquier argumento o etiqueta que porten esas entidades con ínfulas de ser superiores a ti.

Si como mínimo todo lo anterior se cumple, no vas a tener ninguna clase de problema, pero es importante que sepas que no hay relativismo posible, son cuestiones que se deben cumplir a rajatabla y sin que quede la menor duda por tu parte, si estas cuestiones no son respondidas es que esa entidad o ese contactado, no son trigo limpio y sus intenciones serán mucho más oscuras de lo que aparentan.

Estamos todos subidos al mismo barco y carece de sentido que
sean personas como nosotros las que nos pongan las peores zancadillas.

Si eres un contactado o un canalizador, elegido o trabajador de la luz, y has leído esto, solo te pido que si de verdad amas al Ser humano y crees estar proactivo en un servicio benévolo y orientado a los demás, te reformules estas cuestiones y medites de forma sincera en la conveniencia de seguir propagando esta información, que como habrás podido comprobar, no nos ha ayudado a ser mejores y no ha hecho que el mundo cambie lo mas mínimo, a pesar de la cantidad de horas de trabajo y energía que has empleado. Lo único que has logrado es que ciertas personas abandonasen sus creencias institucionalizadas y se abrazasen en la necesidad de creer en aquellas que tú y tu contacto les ofrecéis. Esto no es una evolución sino un cambio de rebaño.

Doy las gracias desde ya a todas las personas que tomen esta sugerencia y sean proactivos con una causa, que es su causa, ya que nos implica a cada uno de nosotros y no podemos obviar por más tiempo. Está en nuestro propio proceso y está en el de personas que aún no llegaron a este punto y que no  tienen la necesidad obligatoria de ir tropezando en información contaminada, y de ambiguas intenciones. No hay necesidad de hacer que más personas sigan cayendo en las mismas trampas que en su momento nos encontramos nosotros y que logramos salvar con mayor o menor éxito.

Desde luego, para todos sería un avance acabar con esta lacra, sin ética, ni moral.

Este texto es solo una recomendación, es la forma en que yo mismo he logrado defenderme de estas informaciones, si te parece útil ponlo en práctica, si crees que tu proceso pasa por este tipo de informes canalizados, recuerda al menos que siempre puedes elegir.

—Gracias.

Publicado por Rubén Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2016/11/como-defendernos-de-la-poca-etica-y.html