Lo importante es lo que no se ve

La Sombra y el rédito de la culpa.

La sombra ese recurso manido y obsoleto con el que aun muchos gurus del conocimiento y la metafísica continúan programando con guante de seda en nuestras mentes. Sombra que arrastramos y proyectamos en nuestra realidad, sombra que se materializa y se palpa en nuestro entorno miserable y desnaturalizado. Sombras al servicio de un sistema que trata de convencernos que la culpa de todo la tienes tú, y solo tú. Evidentemente todo esto es muy útil, gracias a la culpa este sistema se mantiene y existe, y es gracias a este vehículo oscuro que portas como equipaje, que este sistema vive y se eterniza a tu costa.

Puedes culpar al poder, al dinero, a la guerra, al hambre, al egoísmo o la desigualdad, puedes culpar al sufrimiento, a la enfermedad, a la confusión. Puedes culpar a otro, puedes imaginar incluso culpables, pero al final de todo, siempre sera culpa tuya, porque como co-creador eres tú quien obtusamente te empeñas en crear una birria de realidad y es por culpa de tu lado oscuro que al ser negado, subyace inconsciente operando desde esa sombra que tal hábilmente te han hecho creer que tienes.

Es tu oscuro pasajero el que sin que tú lo sepas desea que todo el mal que existe y te hace sufrir, exista. Ese mal que te hace sufrir, enfermar y al final te mata, no es mas que tu mismo con una especie de lupus metafísico, que te boicotea y te hace tropezar constantemente en el error, en la ira y en el ego mas ignorante y agresivo. ¿Esto es así o crees que es así? Cuanto tiempo llevas responsabilizándote de algo que no es tu culpa, cuantas veces trataste de identificarte con una sombra que no proyectas, ¿por qué crees que no solucionas nada? Sencillo porque ni es tu sombra, ni proyectas nada negativo, al final todo esto es un cuento absurdo que si te lo cuentan bien y te lo repiten hasta la nausea, al final te crees.

Es lo que ocurre con todo lo razonado, con todo lo bien expuesto y bien matizado, que por mucho que al principio pueda parecer una memez, al final te convencen y compras, pero eso no quiere decir que eso sea verdad, solo es una buena operación de marketing y como todo lo bien publicitado, al final vende y se vende de maravilla. Solo tienes que molestarte en ver como todos aquellos que desde las plataformas que a su disposición les pone este sistema, predican sobre la culpa, la sombra o el ego, viven mejor que bien, viven mejor que tu y que yo, y cuanto mas tiempo llevan predicando la culpa, mas oro lucen (y acumulan).

Seguramente tu eres uno de muchos que malvive y mal trabaja, por una miseria, pero cómo tienes conciencia tratas de sacar de lo mas profundo de ti, a esa sombra culpable que proyecta en tu entorno toda una serie de complejas estructuras sociales llenas de situaciones toxicas y gente mas toxica aun, que crees que son tu reflejo, que por resonancia los atraes, que son proyecciones de tu inconsciente o nosecuantos argumentos absurdos mas, que puedan llegar a venderte desde esas voces autorizadas para el predicamento del conocimiento y la verdad. La única verdad que conoce esta gente es la que esta impresa en papel moneda de curso legal, y el único conocimiento sagrado que custodian es el numero PIN de su Visa.

No necesitas estar en primera fila para percatarte del mercadeo que hay detrás del recurso de la sombra, la culpa y el ego, porque en cuanto te quitas esa estúpida culpa de encima, te das cuenta que estos predicadores conscientes y sabedores del conocimiento hermético, no son mas que un tonto a las tres, eso si, forrados hasta las cachas. Da igual que busques en una iglesia, en un local o en una web, da igual cuantas conferencias escuches, cuantos cursos recibas, cuantas técnicas aprendas, cuantos diplomas acumules, la esencia de todo, es que tú tienes la culpa y punto.

¿Pero porque tanta insistencia y porque da tanto rédito este argumento? Bueno no es muy complicado de responder a estas cuestiones, si te dijeran quien o que tiene la culpa y lo señalaran, tratarías de arreglarlo de algún modo, sea por las buenas o por las malas, pero es evidente que esto tiene un finito y no genera beneficio, el sistema caería y la paz y la libertad comenzaría a llegar a tu vida. En cambio, si te dicen que la culpa la tienes tu, estarás dando vueltas  y vueltas sin lograr cambiar el mundo, iras a terapia, a gurus, harás retiros espirituales, cursos, o como mínimo, malvivirás con tu trauma y lavaras tu mala conciencia con una ONG o en el diezmo de la iglesia.

Solo tienes que encender la tele y ver como constantemente te están diciendo que tú tienes la culpa de todo, al fin y al cabo tú votas y tú eliges con ello al memo que te representa, y la caga en cada decisión que toma, por lo tanto, como votaste, tú eres el responsable de que decida ir a la guerra o decida excluir a los pobres, recortar presupuestos, te cosa a impuestos o diluya toda la corrupción que se crea tras él. Tú lo elegiste directa o indirectamente, fuiste a votar y decidiste participar en el juego, eres culpable de elegir lo peor para ti y los tuyos, por lo tanto no te quejes y asume tu sombra.

También te muestran a esos eternos niños, con hambre eterna e insaciable, de los cuales eres responsable de todas sus carencias, esos niños pasan hambre porque TÚ vives muy bien, pero curiosamente no necesitan comida, tampoco necesitan un comercio justo o que vivan de sus propios recursos, no necesitan que sus gobiernos dejen de robarles o que se les permita tener semillas y acuíferos, no, lo que necesitan imperiosamente son vacunas y tú se las tienes que pagar que para eso tienes la culpa y vives como dios a su costa. Pero claro, vives de pena y apenas llegas a lo poco que el sistema te ofrece, ahí es donde entra la comparación, tú comes, ellos no. En realidad la diferencia es mínima, ambos sobrevivís en el lado del sistema que os ha tocado, pero la culpa no es tuya, la culpa es de quien sirve a este sistema, de aquellos que te hacen creer que tú tienes la culpa, mientras nadan en la abundancia.

Es curioso como “El Secreto” ha potenciado aun mas esa culpa, si eres pobre es por que tienes mentalidad de pobre, vives en la escasez porque proyectas escasez en todo lo que realizas, no llega a ti la abundancia porque la evitas con tu actitud negativa y mediocre, luego te sueltan que los ricos son ricos porque tienen una mentalidad emprendedora donde no entra la escasez, ni la pobreza dentro de sus margenes, lo que no te cuentan jamas es que si un rico quiebra y lo pierde todo, se recupera porque pertenece a un linaje, tiene un apellido y unos contactos que le hacen auparse de nuevo al estatus, al que por cama y cuna le pertenecen, así que no compres milongas.

Si aun crees que todo esto no es mas que demagogia y que naciste con un negro equipaje en tu interior, denso, oscuro, perverso y mal intencionado, si de verdad crees que en tu interior vive un oscuro pasajero, que tienes en ti a tu peor enemigo, al final creerás que enseñaste a montar y ensillaste los caballos de los cuatro jinetes del apocalipsis. Recuerda que la culpa no tienes limites y una vez la aceptas, esa sombra se adueñara de ti y devorara tu alma, acabaras celebrando el holocausto humano y creerás que fuiste tu quien toco la tocata y fuga del final de los tiempos.

Ninguno de nosotros tenemos sombra, vinimos incautos e inocentes, quizás engañados, quizás por voluntad, pero no traimos aquí penuria y sufrimiento, sino todo lo contrario. Solo somos responsables de aquello que hacemos en conciencia, mientras esa conciencia este manipulada e intervenida, no se nos puede reclamar ninguna causa o efecto, ya que por lo general solo se nos permite elegir entre susto o muerte, solo tienes sombra si albergas una mala intención, si la psicopatía es tu autentico “leitmotiv” entonces quizás lo que no tengas sea luz y solo seas pura y absoluta negrura.

Que vivas en una dualidad no quiere decir que tú seas dual en origen, ninguno de nosotros es dual (con nosotros me refiero a gente con conciencia), solo aprendemos la dualidad a base de hostias y al final nos acostumbramos tanto a ella que acabamos por ejercerla con mas pena que gloria, si realmente fueras dual y albergaras en tu interior una sombra, no vivirías como vives, en la total y absoluta esclavitud.

Si te preocupa la guerra, el hambre, sufrimiento ajeno, la pobreza, el clima o el planeta, es que en ti hay humanidad, hay luz, hay conciencia, pero si todo esto te da igual y solo importas tu y tus circunstancias, entonces no es que cargues con una sombra, es que eres solo una sombra.

Busca en ti y haber si encuentras sobra o luz, pero veo difícil que puedas albergar ambas y no acabar paranoico. Este sistema trata de hacernos bipolares, trata de controlar nuestra mente, y nuestra alma. No caigas en mas trampas, no creas, no aceptes, no seas uno mas.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/12/la-sombra-y-el-redito-de-la-culpa.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s