Lo importante es lo que no se ve

La Doctrina Positiva.

Puede llegar a ser confuso mezclar algo puramente negativo y programador como es la doctrina, con un elemento como “positivo” al lado, pero esa es precisamente su cualidad, para no ser detectada. Al ser una doctrina con un carácter “positivo” es mas fácilmente asumible y consumible. Estamos acostumbrados a distintos tipos de doctrina, desde que tenemos uso de razón somos adoctrinados y canalizados hacia unas tendencias, modos y costumbres considerados razonables y comunes, tanto con las leyes del hombre, tanto con las leyes de dios. Un Ser que vive programado bajo estas doctrinas morales y sociales es etiquetado por el resto como “Normal”, no portar este titulo nos supone la exclusión y el destierro, pensar y ver la realidad con ojos no normales, supone disgregarte de la manada y por lo tanto ser un antisistema. Un sistema que invita a que no pienses por ti mismo, no dudes y no crees, mas que en lo que esta permitido, esa es la norma, la ley, esa es la doctrina común, su doctrina.

Pero como sucede en todo sistema, siempre existe una disidencia, personas “normales” que un buen día dejan de serlo, y comienzan hacerse preguntas, comienzan a dudar de las buenas intenciones del adoctrinamiento que recibieron y hacen de esa búsqueda un modo de vida y una manera nueva de vivir y ver, que se sale de la norma. Cuando identificas estos programas que fueron insertados en tu mente, estos dejan de operar y el sistema reconoce perfectamente esas luces que se apagan, esas luces ya no operan para el sistema, ya no trabajan para esa dualidad del “bueno-malo” “feo-bonito” comienzan a saber, comienzan a aflorar internamente, y tras unos primeros impases de confusión, se percatan de que nada cuadra y nada tiene sentido, ya no son ganado bovino, dejan de emitir energía a una frecuencia definida, porque su mente encontró el error y lo subsano desde el corazón. Estos disidentes son una amenaza y todo sistema que ve peligrar su existencia, tratara de corregir y enmendar el error.

La religión adoctrina desde la culpa y el sufrimiento, e impone el concepto de deuda impagada, para generar en nosotros la falsa percepción de que debemos y tenemos que pagar nuestra propia salvación. Hasta que te percatas que el sufrimiento solo sirve para que otros se alimenten de el, no te ayuda y no te hace mejor, así que dejas de sufrir. Ídem con la culpa, no tienes libertad de elección, por lo tanto no tienes culpa de nada, de aquello que creas que hayas hecho, aquello que señalan que es tu responsabilidad, es solo una treta para evitar que te percates del engaño, tu inconsciencia inducida evita que elijas de forma consciente y responsable, pero no hay que ser muy listo para darse cuenta que nada de lo que te rodea lo elegiste conscientemente. Como no tienes memoria, no puedes asegurar de forma rotunda que de verdad tu estas aquí por que tu sabias lo que había y eso es lo que elegiste, pues mira no, tu elijes que ropa te pones, que comes, que lees o con quien te acuestas, poco mas, el resto de tus decisiones, las importantes y las que acarrean un verdadero peso, son eludidas, desviadas y tergiversadas, tomadas bajo una fuerte coacción.

La doctrina de un sistema puramente negativo, es reconocible, sus leyes inhumanas, su falta de conciencia, la psicopatía de su trato, y las machas de sangre que tienen todos sus corruptos engranajes, llega un momento en que cantan y hacen evidentes todas sus maniobras. Una mente desprogramada es difícil que vuelva a caer en los mismos programas, ante la reinstalación, surge el rechazo y se hace imposible insertar aquellos troyanos en nuestro sistema de creencias. Pero este sistema no permite que escapes tan fácilmente, y modifica su conducta, crea patrones de códigos alternativos, solo para usuarios avanzados, el sistema no es tonto y cuenta con la disidencia, sabe que con el tiempo unos pocos acabaran por encontrar la salida y pondrá los medios para evitarlo.

Aquí es donde entra la doctrina positiva, una doctrina que denuncia al sistema y hace ver que lucha contra el, que te presenta elementos disidentes con discurso y datos elaborados, fuentes, argumentos y mucha información. Esta doctrina es muy severa y difícil de reconocer, ya que se cuida de guardar las formas para no ser detectado, para cuando quieras darte cuenta, estarás inmerso en un sistema sectario paralelo al que dejaste atrás. Al final nunca huiste, solo cambiaste de departamento.

Un ejemplo claro de como funciona y opera la doctrina positiva seria la New Age, aquellos primeros que empezaron a sentir que no cuadraba nada en las religiones abrahámicas, que la fe era mal interpretada y que esas creencias no aportaban nada a su búsqueda interior. Ellos salían del sistema en oleadas, pero el sistema modifico su conducta y le ofreció una doctrina positiva y muchos tragaron y volvieron al redil. Los canales son otro modo de doctrina positiva, ya que a través de palabras como amor, hermandad, luz, evolución, transición y dimensión, crean una doctrina amable, que impide que dejes de creer, se parece mucho a lo que anhelas, por eso lo tomas a través de esos engañosos “resonares” en realidad te dicen lo que quieres oír y te canalizan a donde creen que debes estar, que es en realidad otro rebaño.

Otra doctrina positiva que ha surgido, ha venido desde lo mas rancio de la religión, desde lo mas vetusto y asqueante. La Kabbalah, desde una supuesta apertura del conocimiento sagrado y oculto, se rompen los sellos para que toda gente de bien acceda al estudio de este conocimiento sagrado y ancestral, donde se encuentran los 72 nombres de “dios” con los cuales llenar de abundancia tu vida. Esa abundancia y bien, que venden a través de la programación positiva, es velada, ya que la gente que llega a ellos es gente necesitada de recursos, sin dinero, desengañada y maltratada por el sistema. Bajo la etiqueta de “abundancia” crean el espejismo mental de un futuro, plagado de dinero. Los incautos se ven nadando en mares de billetes gracias a la recitación de esos “nombres” que no son mas que invocaciones, con los que estaremos vendiendo nuestra esencia, ejem alma…

Aquí se engaña el que quiere, podrás argumentar sabia y concienzudamente mi error al señalar todo esto, pero solo estarás argumentando tu necesidad de creer. Si el hecho de que un sector cerrado del sistema "se abra" y de sus claves “sagradas”… de verdad, ¿No te dice que algo le ocurre a este sistema, que necesita mas de ti que tu de él? Si esto no te da alguna clave, es que estas muy, pero que muy ciego o sencillamente no lo quieres ver. Que no te engañen los gestos aperturistas o disidentes, ya que sus intenciones son otras, adoctrinarte y agruparte de nuevo en primera linea, carne de cañón espiritual. Esta claro que el sistema esta enfermo terminal y trata de alargar su agonía, creando disidencia controlada y doctrinas de corte positivo, para evitar morir de inanición.

Muchos son los que apenas aportan ya recursos a su mantenimiento, pero aun no son suficientes, esos pocos saben y no permitirán que su esfuerzo sea inútil, no permitirán que unos pocos que están en “contacto” tiren abajo, lo que otros pocos honestos, han realizado con su esfuerzo, sacando desde lo mas profundo de su alma, las claves del engaño que sufre el Ser humano. Los que trabajan para la luz o la oscuridad, en realidad son siervos de otros, no quieren tu bien, tu evolución o tu libertad, ellos tienen sus propios intereses, su propia agenda, seria útil tomar conciencia de esto, ya que aun hay muchos que viven en el engaño, buscando salvadores, angelitos, guías o pleyadianos. Se trata de dejar de ser vasallos de ningún concepto, idea, doctrina, fe, grupo o hermandad, que pretenda atarte a una creencia.

Es esencial que cada uno empiece a discernir y haga sus propios ejercicios, sus propios procesos y sus propias transiciones. Ya esta bien de buscar sombras y tratar de identificarlas, la luz interior no proyecta sombra alguna, solo la luz exterior, la que no mana de nosotros, es la que crea egos, error y confusión. No hay mas pecado que ser un ignorante, y hoy día el que lo es, es por decisión propia. Mientras vivas en la necesidad de creer, de resonar y contactar con lo que sea que creas divino, seguirás siendo programado, una nanoconciencia con nanocerebro, saltando de doctrina en doctrina, como una mosca vuela de una mierda a otra.

Todas esas doctrinas viven fuera de ti, viven porque tu se lo permites, viven, y viven porque tu quieres que vivan, debes empezar a creer en ti, como principio y final de todo, tú eres tú, y volverás a ti, en algún instante de esta vida o de otra. No hay sendero, ni camino que no hayas andado ya, en el fondo lo sabes, pero sigues buscando fuera, buscas a través de las ventanas de tus ojos aquello que reposa en el calor de tu hogar. Esas doctrinas bonitas, de amor y luz, de abundancia, de evolución dimensional, de ascensión jerárquica, de emerger a una nueva era, de alianza internacional, de patrón-oro, de perdón jubilar… No se si te diste cuenta, pero te están programando, lo sabes y lo permites. Mas tarde cuando todo eso no sea mas que tu pesadilla, no olvides que te avisaron…

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2015/05/la-doctrina-positiva.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Anuncios

Una respuesta

  1. Cristobal diez Diezcrisdiez

    muy importante este tema nos ayuda a liberarnos del engano que hemos vivido a traves de la historia

    17 mayo, 2015 en 5:39

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s