Lo importante es lo que no se ve

Más reciente

LAS TRAMPAS DEL “MÁS ALLÁ”

Echo_21

La mayoría de conceptos religiosos nacieron con el objetivo de darle un sentido trascendente a nuestras vidas.

Al menos esa es la función que, en teoría, deberían tener.

Hablamos de ideas como la reencarnación, la justicia divina o la ley del karma, por poner algunos ejemplos; conceptos que actúan como un bálsamo ante la angustiosa presencia de la muerte, las injusticias de la vida y el dolor.

Pero si los analizamos detenidamente, veremos que muchas de estas concepciones desempeñan una función paralela en nuestra psique.

Y no precisamente liberadora y positiva.

El Sistema ha conseguido subvertir su supuesto sentido original y convertir todas estas creencias en mecanismos sutiles que nos susurran, incesantemente al oído, un mensaje hipnótico con el que minimizan nuestro poder individual y reducen a la mínima expresión el inmenso valor de nuestra existencia.

Una vez instaladas en nuestra mente, se convierten en una continua dosis de anestesia…

reincarnation

LA REENCARNACIÓN Y EL MÁS ALLÁ

Un ejemplo claro de ello son los conceptos de reencarnación o de vida tras la muerte, que han acabado resultando absolutamente perniciosos y perjudiciales para nuestra libertad individual.

Ciertamente, creer que habrá otros niveles de existencia o un “más allá” nos permite aligerar la carga de la propia vida y la angustia existencial.

Eso es innegable.

Pero también nos lleva a relativizar el valor incalculable que tiene “una única vida” y reduce a mera anécdota el “milagro” de vivir en una roca que flota en el vacío del universo.

Earth-the-universe-stars-435

Estas creencias le restan valor al hecho extraordinario de tener una existencia efímera y sobretodo le restan valor a nuestro tiempo de vida, nuestro más preciado tesoro.

Y quitarle valor a la única vida de la que tenemos constancia, convirtiéndola en “una estación más en el camino” o “en una vida más entre muchas otras”, conlleva también restarle trascendencia a todos y cada uno de nuestros actos y libres decisiones.

Y es que cada decisión que tomas afecta decisivamente al devenir de tu existencia y muchas veces influye en la vida de las personas que te rodean.

Si crees que solo disfrutamos de una sola e irrepetible existencia, cada decisión que tomas adquiere una enorme relevancia, tanto para ti como de cara a los demás.

Sin embargo, si estas convencido de que tras esta vida nos esperan otros niveles de existencia, inconscientemente, tendirás a relativizar la trascendencia de tus decisiones. En tales casos, en lo más hondo de tu fuero interno, siempre concibes la posibilidad de “un mañana” y de una posible redención por tus errores, por terribles que éstos sean.

reincarnation1-346x400

Así pues, el concepto de reencarnación o de “vida tras la muerte”, a lo que ataca principalmente es a la asunción de responsabilidad sobre los propios actos y decisiones, mediante la relativización de la trascendencia que tienen dichos actos.

Y no olvidemos que asumir la responsabilidad de las propias decisiones y de las consecuencias que éstas provocan, es, de hecho, asumir el propio poder que tenemos como individuos.

Por lo tanto y resumiendo, creer en la reencarnación acaba derivando, en última instancia, en un mecanismo mental que reduce nuestra conciencia de poder individual.

Y ese, sospechosamente, es el objetivo principal que tiene el Sistema: minimizar nuestro poder como individuos.

No deja de ser sorprendente como los mecanismos psicológicos del Sistema siempre consiguen retorcer cualquier concepto hasta convertirlo en una herramienta al servicio de sus fines.

Stauffer

Anestesia contra la rebeldía

Pero ante todo, lo que consigue el concepto de reencarnación o de “existencia tras la muerte”, es reducir el nivel de rebeldía del individuo frente a cualquier tipo de abuso.

Reduce nuestra rebeldía porque, a nivel inconsciente, convierte la opresión o el dolor que sufrimos en la “vida actual” en algo circunstancial, bajo el pretexto de que quizás “más adelante” seremos premiados o recompensados por Dios, por el karma o por la idea “trascendente de turno” que nos hayan inculcado.

Incentivan pues, una suerte de conformismo existencial, una sumisión dócil ante la injusticia y el abuso de los más poderosos.

alone-with-thoughts-john-entrekin

Sin embargo, todos estos conceptos no fueron creados con este objetivo.

De hecho, no tienen nada que ver con la opresión de la individualidad.

Si nos fijamos bien, veremos que actúan como un factor multiplicador en nuestra mente, que podría manifestarse en dirección totalmente opuesta.

En la psique de una persona sumisa e inconsciente de la propia soberanía individual, el concepto de reencarnación solo multiplica dichos sentimientos, derivando en conformismo existencial.

Pero en manos de un individuo con plena conciencia de sí mismo, de su poder y del inmenso valor de su libertad individual y de su dignidad, estas creencias se convierten en conceptos liberadores, fácilmente asociables a la lucha, a la revolución, a perder el miedo, a pelear incansablemente por la propia libertad y la de los demás, con independencia de las consecuencias que pueda comportar.

En la mente de un individuo libre, el concepto de reencarnación no dejaría lugar para el miedo a la muerte, sino que abriría un espacio para el sacrificio en pos de los ideales más elevados de libertad.

Es curioso ver como un mismo concepto puede ser utilizado para multiplicar actitudes tan opuestas entre sí.

320

JUSTICIA DIVINA

El concepto de justicia divina es un exponente claro de la cantidad de absurdas contradicciones que nos inculcan las creencias religiosas.

Supongamos que creemos en la existencia de una justicia divina que castigue a los “malvados”.

Eso implica que sabemos quienes son los “malvados”, pues los hemos juzgado como tales.

Y también significa que creemos que Dios pensará lo mismo que nosotros sobre ellos y sus actos, pues los habrá juzgado igual y por ello aplicará su “justicia”.

Angry-God-1266884192_xlarge

Y que por lo tanto, nosotros tenemos “la razón” y somos “justos”, pues nuestra opinión es coincidente con la de Dios.

Y llegados aquí, debemos preguntarnos, ¿porqué no aplicamos la justicia nosotros mismos sin tener que esperar a que sea “Dios” quien aplique el castigo?

Al fin y al cabo, hemos juzgado a los malvados bajo los mismos parámetros que Dios y por lo tanto, siendo fruto directo de su creación, habiendo sido forjados a su imagen y semejanza y siendo partícipes directos de sus mismos criterios, no debería representar ningún problema ni conflicto, ¿no?

Sin embargo, cuando alguien razona de tal manera, es cuando se encienden todas las alarmas y desde los púlpitos, los líderes y representantes religiosos, nos gritan airados: “¡No podéis hacerlo!”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y es que las mismas instituciones que nos hacen creer en un Dios que imparte justicia y castigos a diestro y siniestro, nos han inculcado de forma insistente que solo “él” puede juzgar y castigar de forma justa y que nosotros solo tenemos derecho a acatar la “sentencia” sin rechistar.

Quizás tengan razón, quién sabe…

O quizás solo sea una burda estratagema creada por las religiones para negarle el poder de juzgar y actuar al individuo según su propio criterio, derivando dicho poder, muchas veces, en las propias instituciones que, sin ninguna vergüenza, se presentan como “representantes de Dios en la tierra”.

Porque al fin y al cabo, un individuo que juzga y actúa como Dios ¿para que necesitaría entonces a las instituciones religiosas?

Y lo que es más grave…entonces, ¿para qué necesitaría al propio Dios?

karma lotus oriental

EL KARMA

Con el paso del tiempo, en occidente, este concepto de “justicia divina” se ha visto complementado o incluso sustituido por una reconfortante y anestesiante idea de origen indo-oriental: el concepto de Karma, del “tal harás, tal recibirás”, de la causa y efecto de nuestros actos.

Puede parecer una idea que ayude a la convivencia, un mecanismo de programación mental que, bajo amenaza, limite los abusos que podamos cometer contra nuestros semejantes.

Pero desgraciadamente, la gente a la que calificamos como “malvada” tiene una extraña tendencia a no creer en nada que no sea el ejercicio de la fuerza o el sometimiento inmediato de los demás a su conveniencia, con independencia de la posible aparición posterior de “la ley del karma”.

Es evidente que no temen ningún tipo de castigo. Su único temor es no poder cumplir con sus deseos e impulsos más egoístas. Cuando vemos a gente de este tipo, a la mayoría de nosotros solo nos queda esperar “que algún día reciban lo que se merecen”.

Pero, ¿para qué esperar para castigar a los “malvados” si podemos hacerlo aquí y ahora nosotros mismos?

karma EndlessKnot03d

¿Para qué esperar que los enrevesados, invisibles e indetectables mecanismos del karma equilibren las deudas contraídas?

Si alguien comete un abuso o una injusticia contigo y tienes la posibilidad de actuar inmediatamente, ¿no es altamente educativo y reformador hacerle notar tu “descontento” de la forma que creas conveniente?

¿No le ayudará a reflexionar sobre su actitud hacia los demás?

puño

¿O quizás es mejor permitir que “fuerzas etéreas” apliquen la “justicia” en hipotéticas existencias futuras y permitir que los “malvados” se salgan con la suya aquí y ahora y multipliquen sus actividades hacia otras personas inocentes dada la escasa respuesta que obtienen por parte de las víctimas?

Como vemos, el concepto de karma, cuando está mal comprendido, también alberga en su interior el germen de la pasividad, la conformidad y la aceptación del abuso.

a-lil-rusty-rachel-hames

Es cierto que los conceptos de más allá, de reencarnación, de justicia divina o de karma resultan ideas reconfortantes o incluso positivas, pues pueden ayudarnos a soportar la angustia vital.

Pero fácilmente se convierten en trampas psíquicas sutiles que nos arrebatan el poder y lo sitúan “más allá” de nuestro alcance.

Pero algún día, incluso los más fervientes creyentes, deberían afrontar la dolorosa pregunta:
¿No será que todas estas ideas nos las hemos inventado nosotros mismos para reducir nuestra angustia existencial y nuestra sensación de vacío?

anxiety-art

Que quede claro que no decimos que todos los conceptos religiosos sean falsos.

Cada uno es libre de creer en lo que quiera.

Pero precisamente, este es el punto clave: ser libre

Alguien adoctrinado en una creencia no es libre. Simplemente está programado.
Aunque eufemísticamente a esa programación la llame “fe”.

Religion confusion

Esa “fe” no tiene ningún valor. No es nada. Es solo un burdo engaño. Una estafa generalizada.

La auténtica creencia trascendente solo puede surgir del pleno ejercicio de la libertad individual.

Y para hallarla, antes debemos afrontar las preguntas existenciales más angustiosas, a nivel personal, escuchando únicamente nuestra propia voz y enfrentándonos a nuestros temores más profundos.

Aceptar su descarnada realidad con plena conciencia, sin doctrinas ni ideas pre-programadas, por más que estén escritas en antiquísimos libros repletos de supuesta sabiduría ancestral.

ws_Holy_Book_2560x1600

Debemos bañarnos en las oscuras y gélidas aguas de ese terror primordial que habita en lo más profundo de nuestra psique y sentir plenamente y sin ambages el insoportable sinsentido de nuestra existencia.

Y una vez aceptada esa realidad, una vez afrontado ese miedo en toda su magnitud, dejando que cale hasta nuestros huesos, cualquier creencia que acabemos adoptando tendrá un auténtico valor, pues surgirá de nosotros mismos, de nuestra conciencia más profunda y no del adoctrinamiento externo del Sistema.

¿Quieres ver “la luz”?

Antes tendrás que arrojarte al abismo…y enfrentarte, de verdad, al mayor de los terrores.

abyss

GAZZETTA DEL APOCALIPSIS

Fuente: http://gazzettadelapocalipsis.com/2014/09/17/las-trampas-del-mas-alla/#more-2033

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

La Alucinante Teoría de la Tierra en Expansión

exp

La geología universal ha asentado su idea sobre la inmutabilidad del planeta Tierra, ¿Qué pasaría si la tierra y todos los planetas del universo se estuvieran expandiendo?, importantes geólogos silenciados por la academia internacional de geología, afirman que la tierra está creciendo de diámetro y los continentes se separan no por el llamado movimiento de las placas tectónicas, sino por la expansión planetaria que posiblemente estemos viviendo.

De esta fantástica y muy posiblemente real teoría debatimos José Luis y Vicente Fuentes, donde mostrarán las pruebas que demuestran que el planeta se está expandiendo.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/la-alucinante-teoria-de-la-tierra-en-expansion.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Proyecciones dimensionales y la ascensión

rabit

Una sombra (de segunda dimensión) es proyectada por un conejo ( de tercera dimensión) que lo impacta una Luz ( de cuarta dimensión) manifestada por un concepto (de quinta dimensión) de origen causal (de sexta dimensión, a la que los hindúes le llamaban el Manas).

Tanto tiempo en forma humana, acostumbrados y rodeados de “cosas u objetos” que pensamos son de ésta 3a dimensión, todo lo que “ves” son y somos proyecciones regidas por la línea de manifestación o creación desde los planos superiores, si estuvieses en una cuarta o quinta dimensión te verías rodeado de todo lo que conoces porque ellos proyectan hacia abajo sucesivamente hasta llegar a la 3D y 2D, excepto que notarías colores más intensos, claros y nítidos y agregar lo que está en ellas y agregar tus propias proyecciones, el origen de tu personalidad inherente se encuentra en 6D, y solo hace falta darte cuenta que tienes más cuerpos en cada dimensión para acceder a todos y cada uno de sus recursos y a tu cuerpo correspondiente, a eso se le denomina expandir la consciencia.

Digamos que la 6ta Dimensión decidió “moverse” a un cuerpo de 3D, vamos a llamarle “personalidad inherente”, sin ego., se piensa que el ego es parte de la personalidad, sin embargo no lo es, el ego es completamente ajeno a la personalidad pues fue creado mucho después.  El ego es de la parte baja de la 5D y la “personalidad inherente” esta en la parte alta de la 6D, donde esa personalidad es la que decide encarnar, descender o bajar a un cuerpo físico.

En el ejemplo del conejo anterior hay que preguntarse: “Si nuestra mano de 3D proyecta una sombra de 2D, quien o que proyecta nuestro cuerpo de 3D” ?

Respuesta: Nuestro cuerpo de 4D = sistema de Chakras = Huevo luminoso.

http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/08/15/el-huevo-luminoso-el-cuerpo-astral/

De la misma forma las esferas mentales de 5D proyectan al Huevo Luminoso:

http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/07/27/nuestra-mente-no-es-una-sola-son-seis-mentes-la-esfera-mental-1/

Así, nuestra mónada proyecta desde 6D a las esferas mentales:

http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/03/06/la-fecundacion-en-matrix/

Oroborus A.

https://www.facebook.com/josealfredo.escarabajo

Fuente: http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/09/04/proyecciones-dimensionales-y-la-ascension/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Transmutación : Como influye tu energía en la materia.

La transmutación es una gran desconocida a pesar de lo mucho que es usada en nuestro día a día. No somos conscientes de la capacidad que albergamos y como podemos sacar provecho de ella. Todo es energía, ese principio básico que generalmente pasamos por alto. Nos centramos en la materia, la tocamos, la acumulamos y la poseemos como un bien preciado, pero no lo consideramos como lo que realmente es, energía. Somos energía, este otro principio que va ligado y solapado al anterior, describe de una forma básica y muy concreta lo que somos, energía simple y llanamente. Caemos en el error por creernos seres pensantes e inteligentes, que somos algo más que una simple aleación química, animada por impulsos electromagnéticos. El cuerpo físico no es mas que esto, de esta ecuación por supuesto, no descartaremos la conciencia o alma que es también energía, y que es la que habita en ese vehículo para desenvolverse por nuestro entorno o densidad.

Toda esta energía esta polarizada, esto quiere decir, que en esa energía conviven dos polos, positivo y negativo. Como entes energéticos que somos, utilizamos la energía a nuestro alcance para alimentarnos, ya sea a través de luz, aire, agua (líquidos) y alimentos. Todas estas formas de energía intervienen en el proceso químico, que activa el proceso regenerativo. La maquina física, es sometida a un desgaste y un consumo energético, y esa misma maquina, esta preparada para auto regenerarse y auto abastecerse a través de distintas formas de energía, todas ellas en conjunto o de forma individual. Todo es energía, y todo es susceptible de ser consumido según nuestro patrón energético lo requiera.

La energía que nos rodea da igual la forma y la densidad que tenga, no es estática, esta constantemente emitiendo y recibiendo energía y mantiene un constante fluir. Esta energía fluye a distintos ritmos o frecuencias, según su densidad física, por lo tanto no fluirá a la misma velocidad un mineral que el vapor de agua, por ejemplo. Esta energía, esta en constante movimiento y en constantes ciclos de polarización, pero esta polaridad puede ser variada a nuestro antojo, es lo que se llama el principio de transmutación. Esta capacidad de cambiar la polaridad energética de la materia que nos rodea, esta innata en todos nosotros y operativa al ciento por ciento. Imprimimos en todo aquello que hacemos nuestra energía, emitimos una frecuencia energética altamente polarizada, y esta polarización la controlamos a través de las emociones.

Con nuestros sentimientos cambiamos la polaridad del flujo energético que emitimos y dejamos esa impronta en aquello que nos rodea y por ende en aquello que consumimos. La tradición ha dejado impresa, el modo de transmutación que hemos adquirido y aprendido, como meras costumbres con el paso del tiempo, restándole importancia a este hecho. El rito de bendecir la mesa, por ejemplo, es un modo de purificación y de transmutación energética de los alimentos, que están por consumir, emitiendo un sentimiento positivo como es la gratitud en el alimento (energía) que vamos a consumir, evitamos que cualquier energía negativa que este lleve, sea consumida y así evitar que esta nos enferme o nos perjudique de algún modo. Este rito que se ha apropiado la religión y que hemos desechado por creerlo supersticioso o ridículo, tiene una importancia vital a la hora de practicar un proceso tan importante como es el de la alimentación, provocando que el alimento, sea de la procedencia que sea, lleve impresa nuestra energía y entre en consonancia con nuestro ritmo frecuencial y no sometamos al cuerpo a un sobre esfuerzo a la hora de metabolizar esa energía.

La transmutación esta continuamente usándose en cada una de las cosas que hacemos, cuando actuemos, estaremos imprimiendo nuestra energía en todo aquello que tocamos, si nuestra actitud en negativa, estaremos emitiendo ese tipo de energía e imprimiéndola en todo aquello que hagamos, transmutando automáticamente la energía que nos rodea y que fluye a nuestro alrededor, lo que tocamos, lo que comemos, lo que bebemos, todo cambiara para adaptarse a la frecuencia energética que recibe. Si por el contrario emitimos energía positiva, todo nos será propicio y se transmutará automáticamente según nos acerquemos e imprimamos nuestra energía en ello.

La iglesia es la que mas utiliza la transmutación en su liturgia, el agua bendita por ejemplo, es un liquido salado (antiguamente agua de mar) transmutado con una liturgia que imprime en ese liquido un sentimiento positivo y purificador. Nosotros podemos bendecir nuestra agua antes de consumirla, imprimiéndole un sentimiento altamente positivo, lo que purificara y eliminara toda negatividad que esta albergue (ojo no la potabiliza, ni elimina el flúor o el cloro, los químicos requieren un proceso mas complejo, si el químico no es compatible con la estructura química del cuerpo, irremediablemente este te enfermara). Otro derivado de la transmutación usado por la iglesia es la transustanciación, esto transmuta la sustancia energética de la materia con un origen a otro distinto, como por ejemplo en la liturgia en la que se transustancia el pan y el vino en carne y sangre, tras esta operación, aunque tu tomes esas energías como pan y vino (a veces agua), en realidad estarás consumiendo carne y sangre, elementos que son mas propios de misas negras o rituales de magia ocultista.

Es muy popular el experimento de cocer el arroz y etiquetarlo en recipientes separados con palabras como amor y odio, el recipiente con la palabra amor se conserva mas tiempo, que el que porta la palabra odio, que se corrompe mucho antes. Esto es un ejemplo muy básico de cómo funciona la transmutación, en ambas etiquetas imprimimos sentimientos altamente polarizados que afectan al elemento energético de su interior, apropiándose y contaminándose de la energía emitida e impresa en esas etiquetas. Este experimento se puede llevar a cabo con todo tipo de elementos o aplicarlo en nuestro día a día a la hora de almacenar nuestros alimentos, etiquetándolos con impresiones positivas nuestras.

Otra de las formas mas usadas de transmutar la energía es cuando en un ejercicio compasivo y de amor, meditamos, oramos o pedimos, por un bien global o humanitario, por una causa altruista y de paz. La emisión de estos sentimientos positivos lanzados al cosmos con la intención de contaminar con esta energía, no solo nuestro entorno, si no la conciencia global, y la energía que fluye a través del planeta, pero no siempre estas energías terminan donde proyectamos y por regla general y sobre todo en fechas claves donde existen rituales de carácter negativo (11.11.11, 7.7.7, 12.12.12, etc…) esas energías positivas de amor y buena voluntad, son trasmutadas y polarizadas en negativas y usadas para crear caos, confusión y terror. Es mejor evitar las meditaciones masivas o los centros en los que las energías fluyen libres y son susceptibles de ser recogidas y transmutadas (Reiki o Yoga) esto también ocurre en grandes centros de peregrinación, como el Vaticano o La Meca, donde no solo nuestras energías son usadas como sustento, si no como motor para lograr sus objetivos, provocando que las entidades de carácter positivo que están trabajando para evitar esos conflictos, fracasen.

Los símbolos son también formas de energía que son susceptibles de ser transmutadas. Estamos acostumbrados a que las elites y el poder en general utilicen multitud de símbolos y los utilicen allí donde lo requieran, en banderas, escudos, anagramas… símbolos en los que imprimen una energía y se utilizan con un uso muy concreto y preciso. Nosotros no solo podemos, si no que debemos utilizar nuestra capacidad de trasmutar la energía para transformar esos símbolos negativos o contrarios a nuestros intereses, e imprimirles nuestra propia energía, hay símbolos para los que no tenemos desarrollada totalmente nuestra capacidad y es mejor evitar, también nuestros programas a nivel subconsciente nos impiden trasmutar totalmente un símbolo cuando nos topamos con el. Los símbolos más difíciles de transmutar habitualmente son los invertidos, nuestra programación inconsciente, nos dicta que invertido es negativo y por lo tanto malo, por lo cual, nuestro subconsciente jugara en nuestra contra y evitara que la transmutación sea correcta y eficiente.

Números, letras y geometrías, están a nuestro servicio para crear nuestros propios símbolos, ya sean en solitario, combinados o en series, si creamos y utilizamos nuestros propios símbolos, imprimiéndoles la energía y la capacidad que deseemos, estos funcionaran y cumplirán su cometido. Ya sea como amuletos protectores, como canalizadores de energía positiva o como medio para atraer lo que deseemos, estos símbolos serán una herramienta que no solo esta al servicio de las élites, si no también a nuestro servicio. Podemos para empezar, tomar una forma geométrica, circulo, triangulo, la que queráis (evitar los cuadrados y los cubos ya que atraen la negatividad), elegir un numero maestro (los números maestros son del 1 al 9) o añadir una letra. Se puede dar una energía a cada símbolo por separado y posteriormente combinarlo todo, por ejemplo, protección y atracción. Una vez diseñado el símbolo y transmutar su energía, se coloca o se imprime allí donde queremos que sea efectivo, como protector, atrayente de positividad, luz o como repelente de negatividad. No debemos nunca diseñar un símbolo para perjudicar a terceros ya que esto tiene consecuencias. Debemos tener en cuenta que la energía fluye y no permanece impresa en nuestro símbolo por siempre, si queremos que este siga siendo efectivo, deberemos mantener ese sentimiento impreso en el.

Tenemos que empezar hacernos conscientes que somos un manantial de energía, que no solo recibe, si no que también emite y que esa energía que emitimos deja su impronta en aquello que trabajamos o que consumimos. Una de las cosas que provocaron la desconexión de la energía alimento de nosotros, fue a partir de la utilización de herramientas metálicas (cubiertos) para alimentarnos. Al eliminar el contacto con las manos evitaron que transmutáramos por contacto, los alimentos que consumíamos. Con la utilización de cubiertos metálicos o de plástico, no solo se evita el contacto con el alimento, si no que se evita que imprimamos con nuestra energía y trasmutemos ese alimento con nuestra impronta adecuándolo a nosotros y propiciando una mejor asimilación. En oriente por el contrario, se usan herramientas de madera (palillos) que propician que fluya nuestra energía a través de ellos y mejorar el estado energético de ese alimento adecuándose automáticamente a nuestra polaridad. Algo que elimina cualquier tipo de escepticismo, es que los niños no precisan aprender a comer si lo hacen con las manos, ellos instintivamente usaran sus manos para llevarse el alimento a la boca y les costara adaptarse a la costumbre de usar herramientas para comer, algún demagogo tabernario dirá que ese instinto nos viene de cuando éramos monos… los que fueran monos, claro.

El caso, es que introducimos energías en nuestro organismo, sin haberlas transmutado y adaptado a nuestra frecuencia previamente, ya sea a través del alimento, los líquidos o el aire, estamos siendo acosados constantemente por formas de energía incompatibles con nuestra frecuencia vibracional, lo que nos agota y nos termina enfermando. Estas energías densas y negativas no nos perjudicarían tanto si aprendiéramos a transmutarlas y adaptarlas a nuestra frecuencia vibracional. Nuestras emociones, son emitidas y recogidas por formas de energía material y transformadas por contacto por nuestra frecuencia energética, no quiero decir que comamos con las manos, esto socialmente no esta aceptado y acabaría por causarnos algún que otro problema, pero podemos etiquetar la comida o el recipiente donde tengamos el agua, podemos aplicar un sentimiento positivo antes de su consumo o cubrir ligeramente el plato con nuestras manos e inyectar nuestra energía en el. Tu intuición te dirá cual es la forma correcta y el modo por el cual operar a la hora de consumir energía.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/09/transmutacion-como-influye-tu-energia.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Los Infranqueables Cinturones de Van Allen

van

¿Llegó en hombre a la Luna? O… ¿todo fue una puesta en escena?, en el siguiente vídeo hablamos de la imposibilidad de atravesar los peligrosos cinturones de Van Allen que rodean la Tierra y que generan una temible radiación mortal para cualquier ser vivo.

Mostramos con pruebas y datos como esos cinturones literalmente fríen a cualquier forma de vida que no los atraviese con una coraza mínima de 143 Cm de plomo, algo imposible para cualquier misión tripulada debido a la ineficaz, fina y liviana protección con aluminio de las naves Apolo.

Sin más, os dejamos con este revelador vídeo.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/los-infranqueables-cinturones-de-van-allen.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

FORMATIERRAS

Si bien este tema no está dentro del cronograma original del blog, es un tema que últimamente ha cobrado cierta relevancia e interés debido a los acontecimientos de los Mundos Superiores (MS) narrados en los últimos informes. Me parece justo ampliar y explicar de qué estamos hablando cuando hacemos mención a los Jardineros o FormaTierras, para evitar cualquier mala interpretación y fantasía sobre este importante actor que ahora ha tomado un papel activo. También aprovecharé este artículo para dar a conocer una información nunca antes expuesta, o por lo menos nunca vista de esta manera, información confirmada por los mismos actores que estamos tratando y que me corrobora una sospecha que hace tiempo tenía en mente.

Comencemos con un poco de historia de la creación. Les recomiendo antes de empezar, la lectura de los artículos cosmogénesis (I), cosmogénesis (II) ycosmogénesis (III) para comprender mejor los conceptos e ideas expuestas. Luego de la creación del universo conocido por proyección Holocuántica del DO, la vida consciente tiene que ser reflejada en la materia para comenzar el proceso de expansión de la información consciente de la Fuente. En ese momento espacial hace eones, se reflejaron en la materia los primeros avatares de esa vida consciente por “inseminación lumínica”, sobre un planetoide de las cercanías del centro de una de las primeras galaxias formadas. Esta inseminación se llevó a cabo como todas las demás por un dispositivo llamado “Tubo de Mauri” (TDM) o tubo de inseminación de vida, este dispositivo lleva en su interior los campos mórficos necesarios para la formación de vida y todas las moléculas y aminoácidos de ADN específicos e indispensables para ello. No entraré en detalles del proceso, pero una vez inseminado un astro con el TDM, se inicia con la información consciente que contiene, un proceso automatizado donde se comienza a “fabricar” la biósfera del planeta hasta completar la forma íntegra de su “envoltura viva”, que dará lugar al inconsciente del planeta o morfología psíquica planetaria.

Luego de un tiempo espacial prudencial y diferente para cada astro, se elige la especie con mayor probabilidad evolutiva de la diversidad de especies del planeta, para ser usada como avatares (receptáculos) de vida consciente. Mediante un choque consciente que no explicaré por su complejidad, se infunde la primera luz de la consciencia, logrando que la especie se reconozca a sí misma como individualidad del colectivo, y en ese preciso momento, “el perro deja de ser perro” y comienza a ser consciente de su existencia e individualidad. Los primeros avatares del Universo conocido fueron los llamados por muchas culturas y autores, los JARDINEROS, aunque éste no es su verdadero nombre, que en su comienzo fueron la única especie consciente del sistema. Por su antigüedad, su evolución es casi tan grande como la misma creación, así que tienen los medios suficientes para construir un sistema completo desde su diseño hasta su ejecución, mecánica y funcionalidad, y aunque no son Logos, se consideran como tales por su jerarquía. Estos Seres tienen el trabajo de mantener los ciclos de las octavas lentas largas, o sea que se encargan de supervisar los procesos evolutivos naturales en los puntos de inflexión de la octava, para que estos se cumplan y se implementen los cambios de plantillas de la forma menos traumática para todo el sistema implicado, sobre todo para aquellos entornos más rezagados o menos preparados para afrontarlo, y también son los encargados de supervisar la construcción y expansión del universo conocido.

Si bien los FormaTierras son Jardineros, podemos considerar a estos como un equipo especializado en una actividad concreta para una determinada función, en este caso en particular, especialistas en inseminación de biósferas y particularmente las biósferas similares a la Tierra. Toda manifestación en un espacio matricial cualquiera, como en este EM 4×4, debe tener su respectivo Avatar 4×4, y los Jardineros no son la excepción, su Avatar está compuesto por un ADN de 33 pares de cromosomas, como el del Ser, y su capacidad mental es para nosotros ilimitada. Se desplazan en naves del tamaño de planetas, es más, utilizan planetas como naves, ya que disponen de la tecnología necesaria para llevarlo a cabo.  Los FT están desde que comenzó el período de cambio de Matrix tiempo antes del 2012 estacionados en las inmediaciones del Sol, observando y controlando el proceso, esperando el momento de intervenir cuando se tenga que “afinar” los detalles más delicados, como pasó con la reubicación y reconfiguración de la Luna en estos últimos tiempos. Su trabajo es exclusivamente de diseño y construcción de sistemas complejos, pero no intervienen directamente con las formas de vida de sus creaciones ni toman contacto con ellas. Luego de finalizar su tarea los Jardineros se retiran a otros sectores del universo en donde son requeridos, bien por una nueva tarea creativa, o bien para asistir, como ahora lo están haciendo, en los puntos de inflexión de los ritmos naturales de las octavas largas lentas de la creación que reajustan sistemas planetarios completos.

Para terminar, comentaré algo que primeramente estaba destinado para la actualización de los últimos informes, pero por su relevancia e importancia, preferí comunicar en este artículo. Durante años, quizás más de los que pensamos, nos hicieron creer cosas que no eran, paradigmas y arquetipos fabricados manipularon nuestra existencia llevándonos como corderos tras el cascabel de un engañoso pastor. En el caso del origen del mal y de esta manipulación, también utilizaron la misma estrategia oscura y perversa, desviando el verdadero origen del dominio mundial del Lhumanu. Hace tiempo que tenía una sospecha, algo que no encajaba en el puzzle que durante toda mi existencia fui armando, y era el papel de ciertos actores externos como el origen de nuestra dominación. Por ese motivo en mis escritos nunca hablé de razas dominantes sino de sectores o facciones que apoyaban extremos del péndulo, donde Wotan y Baphomet son los platos del eterno balancín de la dualidad de la existencia. Hoy puedo decir que esas sospechas fueron confirmadas y que ni los grises de Zeta Reticulis, ni los Reptilianos de Alpha Draconis son los responsables de nuestra dominación, y aunque sectores de los mismos apoyaron a uno de los extremos, no fue la totalidad de su raza la responsable de nuestro actual estado, sino sectores rebeldes e interesados en nosotros y el planeta con fines específicos y particulares los que pactaron con unos y otros para lograr sus objetivos. Los únicos responsables y amos desde hace 2000 años, son los depositarios del pacto, que se hicieron con el poder luego que Baphomet y su gente abandonó la Tierra, cuando Jesús/Christos el Logos, completó su misión de forma exitosa.  Desde entonces los únicos responsables de nuestro actual estado de sometimiento, oscuridad y opresión fuimos nosotros al permitir que ellos y los Deimons que los cosecharon al perder sus espíritus, nos manipularan y dominaran hasta nuestro actual estado de completa sumisión. Ahora cierra todo, porque no nos colonizaron y porque hasta hoy necesitan representantes, porqué los grises se alinearon con las fuerzas del Dragón, porqué los de Alpha Draconis no intervinieron de forma directa, por qué la segunda guerra fue una disputa de dioses ejecutada por hombres, porqué la New Age los demonizan, y muchos porqués más que ahora tienen respuesta. Hay detalles de todo esto que en su momento serán expuestos, por ahora sabiendo quienes son los verdaderos actores y responsables de este engaño, podemos comprender mejor el juego final que estamos protagonizando.

Como siempre, no me crean, no crean nada de lo que digo, investiguen y créanse a ustedes mismos. Este es mi universo, mi particular realidad, y quizás si encuentran la suya podamos compartir un mundo donde todo sea posible mientras no se demuestre lo contrario.

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2014/09/formatierras.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.371 seguidores