Lo importante es lo que no se ve

Reflexiones

Cuando el camino se pone difícil

Imagina que estás de viaje. Te dijeron que tu destino es maravilloso: una tierra exuberante y fértil, con ríos que fluyen, la tierra de la leche y la miel. Suena como el paraíso pero nunca has visto una foto del sitio y pensaste que el viaje hacia allá sólo sería de 11 días, el tour en el que te inscribiste toma una ruta, y el viaje termina durando 40 años. En el camino, tú y tus compañeros de viaje experimentan muchas pruebas y apuros, incluyendo un incidente en el que la tierra se traga un gran grupo de tus amigos…¿suena como las vacaciones de tus sueños?

¿Cómo responderías ante esta situación? ¿Cómo respondería la mayoría de las personas que conoces?

Cuando el camino se pone difícil, es fácil lamentar la situación, culpar a otros, y hundirse en la negatividad.  Los obstáculos nunca están en nuestro camino por casualidad; están ahí para que los enfrentemos y podamos continuar siendo un poco más sabios para el desgaste que tendremos. Karen Berg explica: “Cualquier reto que te encuentres en tu vida es parte de un diseño que tiene la intención de ayudarte a crecer y cambiar. Mientras más grande sea la dificultad, mayor es la oportunidad que te ofrece para mejorar la forma en la que te comportas y conectarte con la Luz. Esto es verdad incluso en la peor de las situaciones”.”

“El camino  es un asiento eyectable de la zona de confort. Si la señal en la vía dice INCOMODIDAD, sabemos que estamos en el camino correcto. Cuando vamos en contra de nuestra naturaleza humana, estamos en el camino correcto. Cuando alguien hiere nuestro ego y en vez de caminar indignados como es habitual, nos quedamos y estudiamos el dolor, aceptamos la herida y nos sentimos agradecidos con quien nos insultó, con quien nos dio la oportunidad de traer más Luz y menos comodidad a nuestras vidas, entonces estamos en el camino correcto”.

Aquí están tres puntos para ayudar a que el camino sea menos tortuoso.

Restricción

No podemos controlar los eventos que ocurren a nuestro alrededor. Lo que sí podemos controlar son nuestras respuestas a esos eventos y cómo reaccionamos con la gente involucrada. Tomar las cosas con calma promueve la paz en las relaciones y dentro de ti mismo. Cuando las cosas no ocurren como las planeamos, date tiempo para tomar una pausa y pensar antes de actuar. El psicólogo, Russel Grieger, Ph.D., dice: “Si aprendemos a aceptar con gracia las vicisitudes como parte de nuestra experiencia colectiva, sin protestar o hacer de todo una catástrofe, podemos actuar de forma proactiva creando felicidad, a pesar de las dificultades que enfrentamos en este mundo”. El poder para hacer la transición a través de tiempos turbulentos está en nuestras manos. Podemos plantar nuestros pies y quejarnos del camino, o podemos tomar una respiración profunda y como el proverbio dice, detenernos a oler las rosas.

Acepta la lección

Saber que hay una lección escondida en cada encuentro negativo puede ser la llave para cambiar la perspectiva. Piensa en el camino que tienes delante como el plan de estudios

Mantén la perspectiva

Cada camino llega eventualmente a un fin. La autora, mentora, Rabinesa Jennifer Krause, toca este punto, “los tiempos difíciles puede que parezcan maratones, pero lo importante es recordar que sí llegan a un final… Levántate de la cama y de tu zona de confort, construye un nuevo sueño, ten un llanto corto y ríete mucho con un amigo”.

Los retos tienen el mayor potencial para el crecimiento y el descubrimiento. La historia no se trata de qué te ha pasado a ti, se trata de cómo has enfrentado los eventos en tu vida y has salido más fuerte al final. Todos hemos sido llamados a un viaje sin igual, depende de nosotros cómo lo vivamos.

Funte:Centro Kabbalah.

http://comunidadconsciencia.ning.com/profiles/blog/show?id=6536266%3ABlogPost%3A522330&xgs=1&xg_source=msg_share_post

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


ESTO SE ACABA

30–11-2029.

Hace frío. Mucho frío. Tengo 76 años y me acaban de dar “la salvadora”, una píldora que esta noche me llevará al otro lado a cambio de un subsidio familiar para mis hijos y nietos. Estas son mis últimas palabras antes de que me venza el sueño y me incineren. La experiencia es rápida e indolora. No se permiten los duelos.

No se permite sufrir. Todo empezó con la “década de los bobos”, la de esos dos presidentes… ¿Cómo se llamaban? Sí, hombre, sí… El de las cejas… El de la barba… Ya ni me acuerdo… Todo comenzó cuando la falsa crisis, cuando la estafa global se cebó con los países cuyos gobernantes se la creyeron… Cuyos gobernantes fueron obedientes con los estafadores… Eso que después conocimos con más indignación de la que padecimos durante el engaño… Es lo que tiene la verdad: o te llena de cólera o te sume en la paz más profunda.

Pero no hubo paz, nuestras mentes y nuestros corazones habían olvidado durante aquellos años el asidero de la serenidad… Ahora, en cambio, todo es suave y sutil. Hasta la muerte. Los nuevos derechos humanos nos eximen del dolor. La ciencia, la farmacopea, es la garante de la normalidad. En algo hemos avanzado. ¿O no? No lo sé. Ya sé muy pocas cosas… Y no quiero dormirme sin dejar testimonio. Recuerdo que todo estaba en manos de los bancos. Hasta nuestras vidas. Los partidos políticos se quedaban sin créditos, que después se condonaban, si iban contra la banca. Las televisiones y radios, la prensa en general, lo mismo.

La banca y las grandes fortunas vivían de la gente corriente, los que pagaban por existir y se empobrecían por existir… Muy pocos protestaron. Y se les criminalizó… Hubo una oportunidad para torcer el rumbo de esta infamia. ¿Cómo fue aquello? Cuando nos quisieron convertir en máquinas… Las máquinas eran mas rentables porque ni pensaban ni se quejaban. Las máquinas eran el trabajador perfecto.

El neoliberalismo lo quiso… Teníamos los derechos de las máquinas. Función y reparación… ¿Quiénes lo decidieron? Aquella nueva sangre azul… Azul, como la de los ofidios… Corría por las monedas. Sus corazones bombeaban réditos… Sus mentes no distinguían entre la hectárea de maíz, la oveja, el barril de petróleo o el equipo de obreros… Tengo sueño, mucho sueño… La teología de las finanzas tenía su catecismo… ¿Qué estoy diciendo? Su catecismo… Esto se acaba… Se acaba dulce y lento… Hubo una oportunidad…

Autor: Ricardo García Nieto.

Fuente: http://lacomunidad.elpais.com/ricardogarcianieto/2013/11/30/esto-se-acaba

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Reflexiones . RSC . 24 Noviembre 2013 .

Observamos como el presente se convierte rápidamente en pasado  , vivimos como montados en un automóvil a 300 km por hora , dentro del vehículo no percibimos la velocidad , pero cuando uno sale a observar desde fuera , el vehículo pasa velozmente . Adaptarse es ser realista , la vida está repleta de cambios  pero la velocidad de los hechos que se avecinan  no indican nada bueno , la adaptación es una obligación  , pero no de la manera que estamos transitando por esta realidad . Nuevos descubrimientos sobre la realidad física y no tan física , nuevas formas de energía , la realidad cuántica , la nanotecnología y la robótica cambiarán  nuestros hábitos y organizaciones sociales drásticamente .

Nos llama la atención como está cambiando la realidad de la consciencia colectiva , la sensibilidad frente a nuevos factores , la telepatía , las revelaciones transpersonales , la comunicación con nuestra consciencia .

En nuestro caso , estos días han sido reveladores , intentamos adaptarnos a nuevos parámetros que sentimos como propios , …. reveladores , sentimos que nutren nuestra consciencia y nos permite comunicarnos con nosotros mismos con mayor claridad . Estamos seguros que no somos los únicos  .

Sentimos que debemos advertir sobre estás realidades  .  Los malos pensamientos , las malas aptitudes deben desaparecer , debemos saber que los Humanos cada día les resulta más sencillo percibir lo que el otro siente y piensa , por mágico que parezca .

Debemos comprender el poder de la energía y la comunión que debemos respetar con esta fuente , la energía la recibimos del aire  , lo recibimos de la Luz ,  lo recibimos del alimento  , el tránsito del sueño , …………… estamos obligados a amar y entregarnos con humildad , no es un cuento de monjes  , es una obligación , el sistema vida nos permitirá estar si aportamos a nuestro entorno . La voluntad es imprescindible y nace en nosotros  .

No somos quien para enseñar a nadie pero si para compartir , deseamos todos los que visitan esta página sean participes de realidades que difícilmente se escriben sino es bajo un dogma o unas pautas preestablecidas .

Si sonreír produce serotonina , sonriamos . Si respirar relaja , respiremos . Si amar alimenta , amemos .  Las cosas sencillas son las verdaderamente importantes .

RSC

Fuente: http://www.rastationclub.blogspot.com.ar/2013/11/reflexiones-rsc-24-noviembre-2013.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El decálogo liberal de Bertrand Russell (1951)

Bertrand Russell

Los 10 Mandamientos que, para Russell, pueden ayudar a una persona a ser más crítica, objetiva y no dependiente de las supersticiones y el fanatismo.

Este decálogo liberal apareció por primera vez al final del artículo “La mejor respuesta al fanatismo: el liberalismo“, escrito por el propio Russell para la revista New York Times Magazine (16 de Diciembre de 1951) y que más tarde se incluyó en La autobiografía de Bertrand Russell 1944-1967 (vol. 3, pag. 60).

Tal vez la esencia de la perspectiva liberal se podría resumir en un nuevo decálogo, que no está destinado a reemplazar al anterior sino solamente a completarlo.

Los Diez Mandamientos que, como profesor, yo desearía que se promulgarán, podrían ser establecidos de la siguiente manera :

1. No te sientas absolutamente seguro de nada.

2. No creas que vale la pena seguir ocultando pruebas, pues la evidencia acaba saliendo a la luz.

3. Nunca te desanimes pensando que no tendrás éxito.

4. Cuando se reúna con la oposición, aunque sea proveniente de tu familia (de tu marido o tus hijos) tratar de superarlo con argumentos y no por la autoridad, pues la victoria que depende de la autoridad es irreal e ilusoria.

5. No tienen respeto por la autoridad de otros, pues siempre se encuentra autoridades contrarias.

6. No uses el poder para reprimir opiniones que piensas son perniciosas, pues si lo haces las opiniones te suprimirán.

7. No temas ser excéntrico en tus opiniones, pues cada opinión ahora aceptada una vez fue excéntrica.

8. Encuentra más placer en el disenso inteligente que en la aceptación pasiva, pues si valoras la inteligencia como se debe, el primero implica un acuerdo más profundo que el segundo.

9. Sé escrupulosamente veraz, aunque la verdad sea inconveniente, ya que es más inconveniente tratar de ocultarla.

10. No sientas envidia por la felicidad de los que viven en un paraíso de tontos, pues sólo un tonto pensará que eso es la felicidad.

http://www.ateoyagnostico.com/2013/02/02/el-declogo-liberal-de-bertrand-russell-1951/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¿Somos una Granja de Entidades Superiores?

humano

Es acaso el ser humano un producto para entidades que están por encima de nosotros en la escala evolutiva, si nos fijamos en los modelos inferiores, podemos apreciar como los seres menos evolucionados son “pasto” de los seres mas evolucionados, de manera cruel el cervatillo es asesinado por el león pero la función de buenos y malos en el drama de la cadena alimenticia es muy ambigua.

Igual que nosotros tenemos granjas donde cruelmente en ocasiones tratamos a los animales o tierras donde cruelmente cultivamos ciertas plantas para mejorar sus rendimientos, quizás otros seres por encima de nosotros operan del mismo modo y nosotros no somos capaces de percibir sus actos como el trigo no percibe a la guadaña.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/somos-una-granja-de-entidades-superiores.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


La instauración de la debilidad en la especie humana.

Para poder analizar este defecto con sus desastrosas consecuencias, no hay más remedio que hacer una autopsia social muy desagradable, sacando a relucir toda la podredumbre sobre la que se sustenta. Por tanto, voy a hacer la misma advertencia que hacen en la tele las pocas  veces que sacan alguna realidad sin haber pasado previamente por el filtro edulcorante y de maquillaje: este post puede herir la sensiblería (que no sensibilidad) de las personas débiles, pusilánimes y la de los bebés amamantados con el “pensamiento políticamente correcto” que todavía no hayan sido destetados.

La debilidad no es un defecto atávico como los demás. Ni los hombres ni las mujeres, ni siquiera los niños de la edad de piedra, eran débiles de espíritu, pues se hubieran extinguido. En cambio, nuestros ancestros ya compartían con nosotros la mayoría de los defectos humanos de hoy en día: miedo, egoísmo, orgullo, avaricia, superstición, etc. Por tanto, la debilidad en la etapa adulta de los seres humanos ha sido implantada artificialmente.

La debilidad y la fragilidad son cualidades que poseen casi todas las criaturas en sus primeros días de vida y están diseñadas como reclamo del instinto maternal para ser protegidas y sobrevivir al arriesgado periodo de la infancia. A medida que las crías van creciendo, sus progenitores van recortando progresivamente su ayuda, hasta el momento en que alcanzan las aptitudes para buscarse la vida. A partir de ese momento, los padres cortan los vínculos y los vástagos tienen que buscarse  el sustento por sí mismos. No hacerlo así y dar una sobreprotección supondría cercenar las posibilidades de supervivencia de la especie con graves consecuencias a largo plazo.

Todavía me acuerdo de cuando era un niño, cuando la mayoría de padres educaban a sus hijos. Hoy en día el verbo educar ha sido canjeado por el de abastecer. La verdadera educación sólo puede estar basada en la transmisión de una escala de valores y prioridades, y, mientras el niño no tiene la facultad de razonar con lógica y la experiencia para aplicar ese razonamiento, la única solución es prohibirle las cosas que inmediatamente o en el futuro le van a hacer daño y arruinarán su vida.

Unos padres que de verdad quieren a sus hijos les conceden pocos caprichos, pues les importa más que su hijo sea feliz el resto de su vida, que el que reciba una satisfacción efímera con la consecución de  unos caprichos, mientras arruina su salud y su vida posterior.

La instauración de la debilidad en la especie humana

He dicho varias veces que los amos del mundo no son muy listos, pero sería una temeridad pensar que son tontos. Sus padres les dejaron escrito lo que tienen que hacer en una libreta de anillas, y como dominar a unos seres repletos de defectos es tan fácil, lo van logrando sin mucho esfuerzo.
No tengo ni idea del número de amos que hay en el mundo, pero creo que los dueños de nuestras vidas y haciendas cabrían todos en un autobús. Si comparamos esa cifra contra unos 6.000 millones  de súbditos que disponen de manos para apedrearlos a ellos y a sus sicarios, está claro que están en una clara desventaja. Para equilibrar la balanza necesitan nuestra debilidad, sobre todo, la moral y la anímica. No es de extrañar que se hayan dedicado a imbuir la debilidad física y mental a la especie humana para evitar la rebelión en la granja.

La meta más importante a conseguir cuando se implanta la debilidad en el pueblo es la pérdida de su dignidad como seres humanos. Una persona con dignidad y que se respeta a sí misma soporta mal que se burlen en su cara mientras le roban sus bienes y destrozan su vida y la de su familia.

Fabricar una humanidad débil, dependiente, enfermiza, sin criterio ni voluntad, que practique la genuflexión con rapidez y que venda a su madre por dinero, es fácil, sólo hay que azuzar al resto de defectos quelleva de serie desde que nace: la pereza, la ambición desmedida y sin saber para qué, el ansia de pequeñas parcelas de poder, la soberbia, la envidia y el resto de venenos que intoxican la mente humana.

Hace menos de 100 años, a los jóvenes se les hablaba de sus obligaciones; los escasos derechos tenían que ganarlos o merecerlos. Con el nuevo plan de convertirlos en peleles, todo el mundo les recita sus derechos. Las obligaciones no se mencionan, pues se considera de mal gusto abordar un tema tan escabroso. Pintarles un mundo de color de rosa en el que conseguirán todos sus deseos a cambio de nada está bien para los cuentos infantiles con final feliz. Estos cuentos son adecuados hasta los cuatro años, para que los niños no se traumaticen al tropezar con la realidad que se les viene encima,  pero contar esas historias a chavales a los que ya les ha salido vello en los genitales es la manera más segura de destrozar su vida y llevarlos directos al degolladero.

Ningún área de la actividad humana se ha librado de que le hayan socavado sus cimientos. Repasaremos algunas de las muchas maneras con las que se ha inoculado este virus debilitante en la especie humana. Después de estos brotes primarios tan bien planificados, la transmisión posterior ha corrido a cargo del potentísimo “pensamiento políticamente correcto”. La debilidad de los mismos padres ha sido contagiada a sus hijos cuyas vidas han sido sacrificadas en este bárbaro ritual.

Primer paso: debilitar la salud del cuerpo físico

La manera más segura de conseguir un pelele es procurar que no se responsabilice de nada respecto de su vida: salud, dinero, educación de sus hijos, organización social, etc. La mayor diferencia entre un niño de dos años y un adulto es que el niño no es responsable de nada. Los jóvenes educados con cuentos de hadas sienten un impulso muy fuerte de quedarse siendo niños para siempre y no tener que asumir responsabilidades. Es muy agradable permanecer en el confortable útero materno para siempre y esperar que los demás tomen decisiones y le provean de todas tus necesidades.

Los políticos que saben lo que la gente quiere oír prometen el paraíso a cambio de nada si delegan en ellos, y, a pesar de que todos saben que nunca cumplen las promesas, los votan de todas formas, no porque crean que esta vez cumplirán lo que han dicho, sino porque les han brindado una excusa perfecta para no responsabilizarse por nada. Éste es el mantra que repiten los votantes: el gobierno ya hará lo que tenga que hacer para que yo viva como un rey sin trabajar, que para eso tengo mis derechos y le he votado. Como es natural, los políticos hacen lo que deben hacer para vivir ellos como reyes, hipotecando el futuro del país hasta que reviente.

Pasteur: la primera jugada maestra

Aconsejo leer el libro que os dejo en este link:El sueño y la mentira de Pasteur

Para conseguir que la gente no se responsabilizara de su salud, se utilizó una marioneta llamada Pasteur. El poder establecido de su época le ayudó a plagiar y tergiversar a sus contemporáneos. Luego, el poder miró hacia otro lado, mientras Pasteur hacia trampas en sus solitarios para demostrar sus absurdas teorías. No había más remedio que seguir por el camino de achacar las enfermedades a los agentes externos, era el único camino para que la gente pudiera enfermar sin sentirse responsable en ningún momento de su enfermedad (todavía hoy en día, cuando la gente enferma dice: me ha tocado a mí. Él no se siente responsable, ha sido cuestión de mala suerte). De esa manera nació la guerra contra los microbios, en la que el paciente no tiene ni idea de la verdadera causa de su enfermedad, y, por lo tanto, nunca podrá tomar las riendas de su salud. Queda a merced de los expertos, y esa dependencia lo hace débil y vulnerable. De eso se trata.

En su lecho de muerte Pasteur admitió su gran error con estas palabras: “el microbio no es nada, el terreno lo es todo”. Pero la máquina de fabricar enclenques dependientes ya estaba en marcha y nadie la podía parar.  La industria se ocupó de que la única verdad que dijo Pasteur en toda su vida no tuviera difusión y se abrió la puerta a los Jinetes del Apocalipsis. He comprobado personalmente que esta frase es verdadera, pues en los últimos 40 años nunca me he resfriado, no he pasado ninguna gripe ni se me ha infectado ninguna herida, pues “el terreno” del que habló Pasteur, que son mis fluidos internos, tienen un pH alcalino, y ese no es el terreno adecuado para la proliferación de virus y bacterias. Apenas tocan ese pH, quedan desactivados. En el agua de mar tampoco es posible una proliferación bacteriana patógena, precisamente porque tiene un pH de 8.2

Cuando sale este tema de conversación siempre me gusta contar la siguiente anécdota:
Un día estaba Lord Lister dirigiéndose a un grupo de graduados del King’s College Hospital y, sosteniendo un tubo de ensayo, declaró que éste contenía suficiente fiebre tifoidea para matar a todo Londres. Ante lo cual, un viejo médico rural vestido en tweed se abalanzó hacia el pasillo, tomó el tubo de ensayo y se bebió el contenido; luego murmuró “qué estupidez” y regresó a su asiento. Al día siguiente el hombre bajó a desayunar y disfrutó de la comida…  y vivió muchos años.

Si la teoría del germen estuviera fundada en hechos reales, no habría ningún ser vivo para leer este escrito

Debilitar a los niños desde la concepción

Durante siglos los hombres han abusado de todos los vicios que destrozan la salud: tabaco, alcohol, drogas, etc., pero la mayoría de las mujeres quedaban al margen de estos desmanes. Posiblemente sus instintos les hacían rechazar esas cosas antinaturales para preservar su cuerpo, que estaba destinado a albergar a sus hijos y transmitir una buena constitución genética. Los amos aprovecharon los defectos de las mujeres para terminar con esa reserva genética sana y conseguir que los niños fueran intoxicados por drogas y productos químicos desde la placenta. En estos vídeos nos lo explica bien el catedrático Nicolás Olea Serrano.

La propuesta era sencilla: las mujeres tenían que ser iguales a los hombres, pero no copiando las escasas virtudes de los varones, sino imitando y superándolos en sus múltiples defectos. Por si esto no fuera suficiente, las vacunas se encargarían de destrozar y volver loco el sistema inmunitario de los recién nacidos. No había que dejar cabos sueltos. Que la mayoría de los lectores piensen que lo que acaban de leer sobre las vacunas está rayando en el delito demuestra lo bien implantados que están los recursos de acoso y derribo de los seres humanos sanos, fuertes y con dignidad.

Cómo se convenció a las mujeres para que fumaran

Hasta 1929 una mujer fumando en público estaba mal visto, los cigarrillos representaban un símbolo del poder masculino.

Lucky Strike aprovechó esta situación y lanzó la campaña “antorchas de la libertad” estrenada el 1 de abril de 1929. Propuso a la masa femenina un desafío al poder masculino. Con una lista de debutantes facilitada por el editor de la revista “Vogue”, lanzó la idea de que encender cigarrillos y tabaco en algunos lugares públicos como la Quinta Avenida podría contribuir a la expansión de los derechos de la mujer. Por supuesto, la prensa fue advertida de antemano y no pudo resistirse a la historia. El “Desfile de Antorchas de la Libertad” fue cubierto no sólo por los periódicos locales, sino también por los periódicos nacionales e internacionales. Por supuesto, las mujeres no fueron más libres por la mera acción de fumar, pero el hecho de haber vinculado los cigarrillos con los derechos femeninos fomentó un sentimiento de independencia (con su consecuente resultado millonario para la American Tobacco Company). Según los publicistas, fue la primera campaña de la historia en la que en vez de vender un producto, se vendió un concepto o eslogan, en este caso la liberación de la mujer.

Personalmente siempre he dicho que nadie se ha liberado jamás de nada cargándose de cadenas, y cualquier droga es una cadena. Todas las drogas al principio funcionan como un trampolín, pero ineludiblemente se convierten en una trampa.

Ventajas (para los amos) de la debilidad en los participantes de los mercados

Les interesa que la gente no se responsabilice de su dinero, que asista impasible a los bailes de precios del AIAF, y que incluso crea que debe estar todo correcto, pues de otra forma intervendría la CNMV,que por cierto no ha contestado ninguna de nuestras cartas.

La gente es conveniente que sea perezosa, que no se encuentre con ánimo para hacer valer sus derechos, y que siga votando a los de siempre con la esperanza de que el siguiente lo arreglará. Debe creer a pies juntillas que la MIFID le protege de los indeseables y que los casos de corrupción son casos aislados que no se repetirán.

Los inversores siempre deben sentirse inferiores a los expertos a los que deben delegar la gestión de su dinero. El súbdito perfecto es el que delega todas sus responsabilidades en las autoridades que los amos han dispuesto al efecto para cada tema. Los expertos ya lo mantendrán débil y desinformado.

Los cuentos de hadas también causan estragos en los participantes en los mercados. Los damnificados por los cuentos empiezan a operar creyendo que dicha actividad siempre tiene un final feliz y no se molestan en planificar una estrategia que les otorgue alguna posibilidad de éxito. Su debilidad los convierte en víctimas perfectas para dar contrapartida a los amos en el momento menos oportuno.

Alguien pusilánime acepta sin pestañear cualquier dogma de fe, y no sólo eso sino que lo defiende con todas sus fuerzas, aunque nunca lo haya comprobado. Como no se respeta a sí mismo, necesita una autoridad a la que aferrarse para sentirse seguro. No hay nada más peligroso que un ignorante fanático bienintencionado.

Conclusión: Alguien que no se siente capaz de ser autosuficiente nunca atacará una estructura de poder que piensa que va a necesitar en el futuro. La mayor ventaja de la debilidad (para los amos) es que genera dependencia, y alguien que depende no se puede rebelar.

Fuente: Blog de Francisco Linares

http://nostromoatierra.wordpress.com/2013/10/28/la-instauracion-de-la-debilidad-en-la-especie-humana/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El viaje al interior de ti mismo

Mario Alonso Puig es Médico Especialista en Cirugía General y del Aparato Digestivo. Ha ejercido durante 26 años y además se ha formado en el campo de la Inteligencia Humana en la Facultad Superior de Educación de la Universidad de Harvard. El pasado viernes  8 de noviembre se subía al escenario del Teatro Circo Price para participar en el IV Congreso de Mentes Brillantes de El Ser Creativo.

“Estoy aquí para que juntos reflexionemos sobre un mundo muy sutil”, comenzaba diciendo Mario.

En este sentido, puso dos metáforas que pueden ayudarnos a ser más felices.

“No corras, ve despacio, que adonde tienes que ir es a ti solo”

Las personas tenemos tres capas que debemos explorar si queremos alcanzar la felicidad. Es importante ser conscientes de su existencia para viajar a través de ellas.

La apariencia

Ésta es la primera capa. Con ella ocultamos miedos, desconfianzas, torpezas. Pero “se cuela la sombra”, entendiendo por sombra todo aquello que el ser humano no quiere mostrar de sí mismo.

Para controlar esa sombra hay que entrar poco a poco en la meditación profunda y el silencio. Alejarnos del diálogo incesante que tenemos. Así llegaremos a la siguiente capa: el núcleo.

El núcleo

En esta capa está la sombra: aquello que tememos que salga a la luz “porque creemos que no seremos aceptados si lo mostramos”.

La primera experiencia con la meditación profunda es contactar con esa sombra. Una vez que la controlemos, podremos llegar a lo más profundo de nuestro ser, que es la tercera capa.

El Ser

Vivimos tan en contacto con la sombra que no nos damos cuenta de que si encendemos nuestra propia antorcha interior tenemos un tesoro de incalculable valor en nuestro ser.

El camino para llegar al ser no es corto ni rápido. Lo importante es recordar la frase de Juan Ramón Jiménez: “No corras, ve despacio, que adonde tienes que ir es a ti solo”.

Somos parte de un mismo mar

Tenemos que querer a las personas no por el agradecimiento, sino porque nos importante realmente.

Las olas del mar se reconocen entre sí, saben que están hechas de la misma agua. En el ser humano, aunque debería ser así, no ocurre lo mismo, porque entra en juego el ego: la creencia en la separación. Si los seres humanos reconocieran que son una unidad podrían dejar a un lado su ego y alcanzar la felicidad de una manera plena.

El inconveniente, según Mario, es que el ego se origina desde muy niños: “al sentirnos aislados o indefensos, guardamos el recuerdo de ese sentimiento en nuestro cerebro. Concretamente en los núcleos amigdalinos. Cualquier experiencia que vivamos de adultos que incremente esas sensaciones avivará el recuerdo y disparará un mecanismo de autodefensa que no podremos controlar.

Así saltan las alarmas y sale la bestia que habita en nosotros. Incluso aparece la violencia. Y lo peor de todo es que cuando se activan estos mecanismos en el cerebro, se desconectan los de la inteligencia. Es decir, nos volvemos un poco más tontos.

Superar esto no es fácil.

En este sentido, Mario Alonso Puig sugiere seguir siete pasos budistas para encaminar nuestra vida hacia el respeto a los demás.

Wayne Dyer los explica muy bien en El poder de la intención:

1. NO TE SIENTAS OFENDIDO

Lo que te ofende sólo contribuye a debilitarte.

Si buscas ocasiones para sentirte ofendido, las encontrarás cada dos por tres.

Sentirse ofendido crea la misma energía destructiva que te ofendió y que lleva al ataque, al contraataque y a la guerra.

2. LIBÉRATE DE LA NECESIDAD DE GANAR

Al ego le encanta dividirnos entre ganadores y perdedores. Es imposible ganar todo el tiempo. Siempre habrá alguien más rápido, más joven, más fuerte, más listo y con más suerte que tú. Tú no eres tus victorias.

3. LIBÉRATE DE LA NECESIDAD DE TENER RAZÓN

Olvidarse de esto es como decirle a tu ego: “No soy tu esclavo”.

Pregúntate: “¿Quiero ser feliz o tener la razón?”.

4. LIBÉRATE DE LA NECESIDAD DE SER SUPERIOR

La verdadera nobleza no tiene nada que ver con ser mejor que los demás. Se trata de ser mejor de lo que eras antes. Céntrate en tu crecimiento.

5. LIBÉRATE DE LA NECESIDAD DE TENER MÁS

Por mucho que logres y adquieras, tu ego insistirá en que no es suficiente.

Como dijo San Francisco de Asís: “…es en dar cuando recibimos”.

6. LIBÉRATE DE LA NECESIDAD DE IDENTIFICARTE CON TUS LOGROS

Cuando te apegas a esos logros y crees que lo estás consiguiendo tú solo, es cuando abandonas la paz.

7. LIBÉRATE DE TU FAMA

La fama que tienes no está localizada en ti, sino en la mente de los demás, por consiguiente, no ejerces ningún control sobre ella.

Si te preocupas demasiado por cómo te van a percibir las personas te habrás desconectado de la verdadera intención.

http://meditacion2000.blogspot.com.es/2013/11/el-viaje-al-inteior-de-ti-mismo.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.370 seguidores