Lo importante es lo que no se ve

Las Tinieblas de la Mente

Oscuros parásitos se alimentan de tus emociones.

La naturaleza nos muestra múltiples formas en las que los seres vivos se alimentan unos de otros. En multitud de ocasiones hemos visto como el fuerte se come al débil, el grande al pequeño y así en multitud de formas y entornos, pero la forma de vida que mas se extiende en la naturaleza es la parasitaria. Desde una insignificante bacteria, al humano mas inteligente, algunos seres buscan en la parasitación su modus vivendi, conseguir lo que necesitan sin esfuerzo y en la mayoría de las veces, sin que la victima sea consciente de que esta siendo parasitado. Es de todas las formas de vida, la mas injusta y la que mas odio y desprecio despierta, ya que utilizan la debilidad y la inocencia ajena como medio de conseguir lo que se proponen.

Son muchas las especies las que utilizan el parasitismo como medio de vida, ya sea para incubar huevos de otra ave o para inocular larvas que devoren lentamente a su victima, sin que esta se percate. Los humanos no somos menos, y aquello de “arrimarse al sol que mas calienta” a sido el modo en que muchos han parasitado a aquel que tenia éxito en su entorno. El pelota, es solo un mediocre que trata de evitar que el resto se percate de su condición, y parasita a todo aquel que pueda sustentarle en ese entorno, ya sea laboral o social. Cuando es nuestra energía, el recurso que el resto parásita, el modo cambia y es mas difícil de detectar, muchos son los “humanos” que parasitan a un igual y extraen de él todo su potencial. Es difícil que seamos conscientes de esta forma parasitaria y nos obcequemos al buscar otras causas, para ese repentino bajón energético, estrés, anemia, tensión baja… pero nunca pensamos que alguien nos pueda parasitar o nos vampirice cada día en el trabajo o la reunión con los amigos.

Las larvas astrales son un tipo de parásito que pasa totalmente desapercibidos
provocando toda una vorágine emocional con la que alimentarse.

Ahora bien, cuando el parásito es tangible e identificable, solo con eliminar nuestra presencia a su exposición, rápidamente la mejoría se nota y solo tendremos que limitarnos a evitar ese contacto dañino, pero existen parásitos que escapan a nuestro rango sensitivo y que sacian sus necesidades básicas a nuestra costa. Para entender porque nos parasitan hay que entender que somos y que tenemos para ser parasitados. Primeramente entender que somos unas entidades muy complejas, mas de lo que pensamos, al margen de nuestro cuerpo, ese conjunto de material, piel y huesos, hay mucho mas. Somos un cuerpo, una mente, un espíritu y un alma. Todo ello en conjunto son una forma de energía que fluye ilimitada, que vive y tiene conciencia de si mismo. Nuestros limitados sentidos no perciben la constante emanación energética que nuestro cuerpo emite y como esta influye en todo el entorno, ni como esa energía es modulada y transformada por nuestros sentimientos y nuestras emociones, como esas sensaciones físicas, provocan que la frecuencia se eleve o se deprima y como algunos de esos estados son ideales para ser parasitados.

Existen varios tipos de parásitos y estos viven en lo que se ha denominado el astral, o lo que seria una densidad vibratoria mas sutil a la que conocemos y tocamos, muchos lo llaman bajo astral, otros prefieren llamarlo dimensión. Estos seres parasitarios tienen la capacidad de interactuar con nuestro entorno y pasar desapercibidos a nuestros limitados sentidos, esto no quiere decir que no puedan ser sentidos o incluso vistos, para ello solo se requiere un cambio de conciencia. Es algo, que no podrás sentir, si no eres consciente de su existencia, a partir de ahí, estarás abierto a interactuar con estos parásitos. Los hay de varias clases y la gran mayoría son fáciles de evitar o incluso repeler. Todos y cada uno de los parásitos que voy a comentar se alimentan básicamente de lo mismo, energía negativa. La energía negativa al ser impura, requiere de un consumo mas intensivo, para que esta, sacie y satisfaga las necesidades energéticas del parásito, por lo tanto una actitud positiva debería bastar para repelerlos y una negativa por lógica acarrearía el efecto contrario, los atrae.

Nuestros cuerpos energéticos mas sutiles son una
fuente potencial de alimento de estos entes negativos.

Los del primer tipo y más básicos son los del tipo larvario, estas larvas se pegaran a tu cuerpo energético y sacaran de el su sustrato, se alimentan de todas las energías negativas que generamos, miedo, ira, rabia… Dependiendo del tipo de larva potenciara mas un tipo de sentimiento, estaremos mas irascibles, mas melancólicos, mas depresivos, mas ansiosos, mas coléricos o exaltados. Seguramente comenzaremos a frecuentar ambientes donde ese estado anímico concreto se multiplique, los conflictos, la exaltación o la rabia sea mas propicia, o al contrario, donde la melancolía y la tristeza sea casi palpable. Se han dado casos de parasitados que han comenzado a frecuentar tanatorios o cementerios sin razón aparente, por ejemplo. Como decía hay parásitos que gustan mas de un tipo de energía y lo potencian, en estos casos es el entorno, familia o amigos los que se percatan del cambio de conducta y su querencia a lugares que antes no solía frecuentar la victima, cambios de conducta y tendencias a asimilar, modas de corte depresivo o melancólico, como los góticos y los emos. Es común que no solo seamos parasitados por una única larva y según la cebemos a la vez provoquemos que más se nos peguen y potenciemos así ese estado que tanto les gusta.

Deshacerse de este tipo de parásitos es bastante sencillo, basta con cambiar nuestra actitud y evitar seguir alimentando al parásito, equilibrar nuestra mente y nuestro estado anímico, cambiar de hábitos y de ambientes, es suficiente para liberarse de la mayor parte de ellos, también es practico y rápido un baño en agua salada (la sal a de ser marina) o si se tiene el mar cerca, pues eso un bañito, practico y barato, eso si, sin el conveniente cambio en nuestro estado emocional, estas se volverán a pegar a ti. En la cultura árabe es común practicar este tipo de baños purificadores de los cuerpos energéticos, y se suelen tomar algunas pequeñas precauciones para evitar a estos parásitos. Estos bichos son como sanguijuelas, con la diferencia de que nunca se sacian y no abandonan a su victima fácilmente, así que es necesario cambiar nuestra actitud y evitar caer en el drama, no solo para eliminar esa posible contaminación, si no también para repeler y evitar su contagio.

Entes demoníacos trataran de someternos a través de nuestro miedo.

El siguiente tipo son los que algunos chamanes llaman "niños", son seres bajitos que emanan cierta luz o son blanquecinos, pero esto es solo un señuelo ya que no son seres iluminados ni nada parecido. Estos parásitos buscan a huésped con una baja autoestima. Se instalan en su mente y se dedican a alimentar ese estado, inyectando en nuestro pensamiento ideas que deriven en sentimientos de baja vibración. El parasitado se convierte en el típico quejica, que piensa que no vale nada, que no hace nada bien, que no merece vivir, que no encuentra sentido, ni significado a su vida. El parásito alimentara esas sensaciones llevando al individuo a un perenne estado depresivo. Protegerse de estos parásitos es relativamente sencillo ya que no seremos un buen huésped si tenemos la autoestima alta, pero al contrario que los anteriores un cambio de actitud no es suficiente ya que esperaran y atacaran de nuevo en cuanto la victima baje la guardia, para volver a alimentar esos estados anímicos bajos.

Debido a que este parásito se esconde en nuestro subconsciente es necesario sacarlo de ahí accediendo a ese rincón de nuestra mente mediante hipnosis, donde nuestro subconsciente es capaz de identificar al parásito y expulsarlo, otra de las formas de echarlo es mediante estados de meditación, relajación profunda o incluso auto hipnosis, donde en estado de frecuencia mental theta, se pueda acceder a él y echarle de nuestra mente.

Los últimos y más populares son los que comúnmente se conoce como demonios, aunque según a avanzado la cultura ese arquetipo ha variado y ya se le llama de múltiples formas, alienígena, ente dimensional… Estos seres se alimentan del miedo y provocaran estados de pánico y terror para aumentar su energía. Todos somos susceptibles de ser visitados por ellos, buscaran un carácter débil o una mente inmadura para comenzar alimentar ese miedo. Si es un niño la victima potencial, al principio tratara ser su amigo y jugara con él, hasta que consiga la fuerza suficiente para comenzar a manifestarse. Si es un adulto, iniciara pequeños estados de miedo, moviendo objetos, dando golpes, rompiendo pequeños enseres, una vez hayamos centrado nuestra atención en esas manifestaciones y comencemos a emanar miedo, este ente se alimentara y aumentara su capacidad energética, dando pie a que sus maniobras sean cada vez mas complejas y necesite formas cada vez mas rebuscadas de alimentar tu miedo, emitiendo ruidos guturales, chillidos o llantos. Una vez tenga suficiente energía, comenzara a ser visible. Empezara a mostrarse como sombras y esas sombras que al principio son esquivas, pronto se tornaran desafiantes y se mostraran sin pudor alguno. Sombras sin rostro, cada vez más opacas y con distintos rasgos, garras, cuernos, etc… que tanto se ha relacionado con el arquetipo de demonio. Una vez este parásito se sienta con fuerzas y energías suficientes, tanteara para comprobar su poder y sienta la influencia que ejerce sobre la o las victimas, iniciara el control mental de aquel que sepa mas débil, hasta tomar el control total sobre el cuerpo, de esa victima escogida, lo que comúnmente se llama posesión. Evidentemente hay que parar los pies a este parásito, antes de que sea lo suficientemente fuerte para que logre su objetivo y sea cada vez más complicado echarlo.

Llegados a este punto, decir que este parásito no es más difícil de echar que los anteriores, solamente se trata de Fe, y con Fe, no me refiero a religión, la religión esta al servicio de estos parásitos, se diseñaron y se crearon por y para ellos, para no hacernos conscientes de nuestro poder y nuestra capacidad. Para deshacernos de ellos solo debemos dejar claro a esa entidad quienes somos y el poder que tenemos, somos entidades con alma y esa alma tiene la capacidad de invocar la energía de Dios y directamente echarles por orden divina, podemos pedir ayuda a nuestros guías, cualquier alma con decisión puede repeler a estas entidades, da lo mismo que canalicemos nuestra energía y nuestra fuerza a través de una cruz, una biblia o un osito de peluche, ya que no es el objeto el que echa al parásito, si no la energía, la voluntad y la Fe en nuestra capacidad, que canalizamos a través de ese objeto . Si no albergamos ninguna Fe en una entidad superior, solo con la Fe en nosotros mismos y la fracción divina que albergamos basta para repeler a estos parásitos. Si creemos que estamos ante un ser superior, de gran poder y tememos su presencia, le estaremos dando permiso para quedarse para siempre y que haga con nosotros lo que quiera.

Los fallecidos pueden quedarse apegados y finalmente parasitarnos.

El ultimo ente que expondré, no puede ser denominado parásito como los anteriores, porque cuando roban energía, normalmente no lo hacen a conciencia como los anteriores, son los fallecidos. Los seres que fallecen apegados a su realidad y se niegan a despegarse de ella, crean entornos mentales que les evitan salir de ese sueño eterno, por norma general, estos fallecidos conviven con nosotros si percatarse muchas veces, de nuestra presencia. Ellos son inconscientes dentro de su estado y “los vivos” pasan desapercibidos en su realidad. Esto es lo normal, pero hay veces que estos fallecidos comienzan a ser conscientes de nuestra presencia y tratan de interactuar con nosotros inútilmente, ya que nuestra percepción no suele estar preparada para ello, por lo tanto, en ese esfuerzo por hacerse ver y hacerse notar, consumirán gran cantidad de energía, que recuperan por contacto con esos seres vivos. Estos fallecidos que se percatan de ese traspaso de energía, dentro de su inconsciencia, pueden llegar a crear tendencias parasitarias y apegarse a un ser vivo de tal forma, que ese ser absorba y somatice toda la influencia que ejerce el ser fallecido en él, como enfermedades o estados de animo bajos. Si somos conscientes de esto solo debemos prestar nuestra ayuda y tratar que ese ser fallecido continúe su proceso donde le corresponde, llamando a sus guías o pidiendo la luz que precise para que halle el camino de vuelta a casa.

La mejor manera de evitar ser parasitados es tratar de no caer en estados de ánimo bajos, sentirnos inferiores, alimentar nuestros dramas, vivir en un estado constante de irascibilidad, miedo o depresión, pueden ser los detonantes para atraer estos parásitos. En muchas ocasiones y ante situaciones de comportamiento extremas, es el sujeto el que en frío, tome conciencia de su actuación y se diga “ese no era yo” o “como pude hacer algo tan inhumano” pues básicamente porque no estaba totalmente consciente o estaba bajo una parasitaria y sibilina influencia, fueron susurrados y actuaron bajo su tentadora influencia, que cegó a su victima y provoco una situación de la que solo salieron beneficiados los parásitos.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/10/oscuros-parasitos-se-alimentan-de-tus.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


ACCIONAR

Una de las cosas más difíciles para los humanos, es poder accionar. Todos piensan que accionan y la mayoría no hace absolutamente nada, pues su consciencia artificial inventa un escenario para hacerle creer a la personalidad virtual que está accionando, cuando verdaderamente no está haciendo más que pensar que acciona. Hoy intentaremos dilucidar los entre telones de las energías del accionar y su reflejo, que arma el escenario perfecto para engañar a nuestra mente y satisfacer los deseos del ego.

Comencemos como siempre con lo más simple, la definición de accionar de la RAE.

Accionar.(De acción).
1. tr. Poner en funcionamiento un mecanismo o parte de él, dar movimiento.
2. intr. Hacer movimientos y gestos para dar a entender algo, o acompañar con ellos la palabra hablada o el canto, para hacer más viva la expresión de los pensamientos, deseos o afectos.

Veamos entonces acción

Acción.(Del lat. actĭo, -ōnis).
1. f. Ejercicio de la posibilidad de hacer.
2. f. Resultado de hacer.
3. f. Efecto que causa un agente sobre algo. La acción de la erosión sobre las piedras
4. f. En el orador, el cantante y el actor, conjunto de actitudes, movimientos y gestos que acompañan la elocución o el canto.
5. f. En las obras narrativas, dramáticas y cinematográficas, sucesión de acontecimientos y peripecias que constituyen su argumento.
6. f. combate (‖ acción bélica o pelea).
7. f. Der. En sentido procesal, derecho a acudir a un juez o tribunal recabando de él la tutela de un derecho o de un interés.
8. f. Der. Facultad derivada de un derecho subjetivo para hacer valer en juicio el contenido de aquel. Acción reivindicatoria, de nulidad
9. f. Der. Cada una de las partes alícuotas en que se divide el capital de una sociedad anónima.
10. f. Der. Título o anotación contable que acredita y representa el valor de cada una de aquellas partes.
11. f. Fís. Magnitud que se define como producto de la energía absorbida durante un proceso por su duración.
12. f. Pint. Actitud o postura del modelo natural para dibujarlo o pintarlo.
13. f. ant. acta.
~ de condena.
1. f. Der. La que se ejercita ante un juez o un tribunal pretendiendo que se imponga al demandado una obligación de hacer o de no hacer.
~ de gracias.
1. f. Expresión o manifestación pública de agradecimiento normalmente dirigida a la divinidad.
~ de guerra.
1. f. En una guerra, intervención de alguna importancia.
~ de presencia.
1. f. Quím. p. us. catálisis.
~ directa.
1. f. Empleo de la fuerza, en forma de atentados, huelgas, sabotajes, etc., con que un grupo social intenta obtener las ventajas que desea.
~ pauliana.
1. f. Der. La que la ley confiere al acreedor para impugnar los actos que el deudor realice en fraude de su derecho.
~ popular, o ~ pública.
1. f. Der. Posibilidad que tiene cualquier persona para promover un proceso aunque no tenga una relación personal con el objeto del mismo. Es característica de algunos procesos contencioso-administrativos.
buena ~.1. f. Obra que se hace en beneficio del prójimo.
mala ~.1. f. Obra que se hace en perjuicio del prójimo.
acción.
1. interj. U., en la filmación de películas, para advertir a actores y técnicos que en aquel momento comienza una toma.
ganar a alguien la ~.
1. loc. verb. Anticiparse a sus intentos, impidiéndole realizarlos.
de ~.
1. loc. adj. Dicho especialmente de una película o de otra obra de ficción: Que cuenta con un argumento abundante en acontecimientos, normalmente violentos, que se suceden con gran rapidez.

Como pueden ver la RAE se ocupa de ocultar más que de aclarar, pues es tan amplio el uso de la palabra acción, que pierde todo real significado y su energía se diluye en un sinfín de arquetipos que las runas de los patrones básicos guardan en su interior, logrando de esta manera que no tengamos nunca presente su verdadero significado y energía.

A estas alturas de nuestra expansión de la esfera de consciencia ya sabemos que nuestra programación de paradigmas y arquetipos tiene su base en las runas de los patrones básicos, y que estos son los encargados de dirigir el inconsciente para que éste maneje al consciente mediante los dictámenes del subconsciente. Una runa es un espacio de grabación comparable a un pits. En un disco compacto la información se graba en la superficie del mismo en forma de minúsculas elevaciones o pits, cuyas dimensiones son las siguientes: 0.5 micras de ancho, 0.11 micras de alto y un largo de entre 0.83 y 3.5 micras, estos valores disminuyen notoriamente según el medio digital que se utilice sea de mayor capacidad. Las runas graban la información arquetípica en triadas y digamos que el tamaño de los pits de las runas es infinitamente menor que los de un CD. Tengan en cuenta que estoy llevando a la materia, algo que pertenece a la energía, y que esta analogía es por lo tanto inexacta e incompleta. La runa correspondiente a la acción está compuesta por tres pits que son: responsabilidad, coherencia y determinación. Cada uno de estos tres pits que componen la runa, a su vez está compuestos por otra triada de pits, y estas por otra y así hasta llegar al origen primogénito de la runa en cuestión, en este caso la correspondiente a la acción. El origen primogénito es la energía primaria que grabó dicha runa por primera vez en los patrones básicos.

Si seguimos la cadena de triadas de pits de la acción hasta su origen, que no desarrollaré ahora por su complejidad, llegamos a que su energía primaria es, aunque parezca contradictorio, la inseguridad. El supraconsciente graba estando aún en el útero materno, la runa de la acción con la energía de inseguridad de su madre, producto de los temores con los que día a día nos bombardean. De esta manera el accionar es interpretado por la runa como inseguridad y el inconsciente frena la acción y la remplaza con algo seguro que la consciencia artificial interprete como acción, en este caso puede ser la reacción del ego o la ejecución de la personalidad virtual, haciéndonos creer que accionamos cuando realmente no estamos haciendo nada más que reaccionar o ejecutar algo ya programado.  Como ejemplo de esto último tenemos al Dragón, que vino a ejecutar una acción ya efectuada, por eso es imposible que negocie su accionar, pues ya fue desarrollada con anterioridad la acción que ahora ejecuta. Nosotros, creamos las condiciones, escenificamos un teatro de operaciones seguro y propicio para reaccionar o ejecutar, pero no podemos accionar mientras nuestro ego sea dirigido por la consciencia artificial y no por la consciencia del Ser o nuestro espíritu que la representa. Cuando ejecutamos sin antes haber accionado, sólo estamos reflejando una reacción.  Si no tenemos “responsabilidad” de nuestros actos, “coherencia” entre pensamiento palabra y obra, y “determinación” de nuestro espíritu para llevarlo a cabo, la acción siempre estará disfrazada de reacción que es la energía de la seguridad del ego.

En estos tiempos que estamos transitando, donde los acontecimientos se aceleran a pasos agigantados, donde la cuenta regresiva ya comenzó, es preciso y me arriesgo a decir que imprescindible accionar, salir de la escenificación del ego y posicionarse en el terreno de la acción consciente de nuestro Ser, y accionar no es criticar, opinar, hablar, discutir, protestar, y todo lo que comúnmente se hace y se entiende por accionar, accionar es ejecutar con inteligencia un mandato interior de nuestro Ser, es fijarse un norte y mantenerlo, es no doblegarse ante el primer obstáculo que se nos cruza o presión que se nos imponga, es manifestar la pertenencia, proyectar el espíritu, manifestar la anarquía del Ser pero siempre desde la consciencia y la consideración. Nos negaron el accionar, nos regrabaron runas para mantener la inacción de la inseguridad original, nos arrebataron el alma con miles de artilugios para que sólo unos pocos accionen y nos mantengan oprimidos, dormidos, idiotizados a más no poder. Yo he decidido accionar y por ello pago un costo, aquel que nos cobra el sistema por atrevernos a accionar, pero el norte está fijado, la pertenencia grabada, la seguridad y certeza firmada con el fuego del Dragón, así que nada hay que temer, pues vamos por el camino correcto, el camino del que sabe que la acción ejecutada es la correcta para regresar a casa.

Fuente: http://detrasdeloaparente.blogspot.com.es/2014/10/accionar.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


¿Existen los ángeles?

¿Existen los ángeles?

En Mundo Esotérico y Paranormal hemos dedicado varios artículos a la figura de los demonios, desde la demonología hasta el punto más paranormal, como seres malignos y sobrenaturales que invaden nuestros hogares controlando nuestras pesadillas. Pero muchas personas creen que los demonios tienen que lidiar con seres angélicos que velan por todos nosotros, evitando así que la oscuridad acabe reinando en nuestra realidad. Entonces, ¿existen los ángeles? ¿Los ángeles están entre nosotros? ¿Son realmente seres benévolos?

La verdad sobre los ángeles

Es un hecho que estamos rodeados de seres angélicos, como en las pinturas, en figuras, en camisetas, e incluso en el cine. Casi todas las religiones incluyen algún tipo de creencia en forma de mensajero celestial, pero cada religión los representa desde diferentes ideas, tratando de mantener una imagen visual de ellos. Según los expertos, las primeras versiones de los ángeles eran la de seres andrógenos, aunque los posteriores ángeles cristianos eran representados como hombres altos y esbeltos con rasgos suaves, en ocasiones vestidos con túnicas especialmente diseñadas en torno a sus grandes alas blancas.

Por desgracia, la mayoría de personas asocian a los seres angélicos con los ángeles cristianos, que se originaron a partir del Nuevo Testamento. La Iglesia Católica ha dedicado considerables esfuerzos a describir y desarrollar una extensa jerarquía de ángeles, donde hay nueve tipos diferentes de ángeles en tres grupos o coros: serafines, querubines, tronos, dominios, virtudes, potestades, principados, arcángeles y ángeles, con un censo oficial de 496 mil ángeles.

En el cristianismo y el Islam, la función de los ángeles es principalmente como mensajeros de Dios (generalmente anunciando nacimientos y muertes), pero en los tiempos modernos han pasado a ser tutores. De hecho, la palabra “ángel” es utilizada para describir a cualquier héroe o benefactor. Se cree que los ángeles se aparecen a la gente en momentos de necesidad, aunque otras veces son sentidos como presencias reconfortantes, pero no se ven.

Pero dejando aparte las representaciones religiosas, la gran cantidad de testigos que han afirmado haberse encontrado cara a cara con seres angélicos no es algo que deba tomarse a la ligera. Según muchos testimonios a lo largo de la historia, los ángeles pueden tomar diferentes formas, por lo general con apariencia humana o con una luz brillante en forma de aura. En ocasiones, especialmente en tragedias o catástrofes, los ángeles no son vistos físicamente pero sí que son reconocidos por sus acciones, en forma de sorprendentes acciones inexplicables, que generalmente se asocian a la intervención angélica.

Ángeles Reales

angeles ¿Existen los ángeles?

Supuesto ángel que avistó Colleen Banton

A pesar de siglos de especulación teológica acerca de los ángeles, no se sabe a ciencia cierta si existen más allá de las historias y leyendas. Pero la realidad es que muchas personas creen en su existencia, recientes encuestas sugieren que casi el 70 por ciento de la humanidad está convencida de que los ángeles existen.

Esto se debe a los innumerables encuentros con seres angélicos como el ocurrido en 2008, donde una mujer llamada Colleen Banton, de Carolina del Norte, afirmó que un ángel sanó milagrosamente a su hija. Según publicaron diversos medios de comunicación, mientras Collen se encontraba en la sala de espera de un hospital, observó claramente como desde la habitación de su hija aparecía una especie de inusual brillo. Su hija, que sufría de una grave enfermedad, se recuperó milagrosamente poco después, dejando a los propios médicos sin explicación de cómo se había recuperado.

Otro caso sorprendente tuvo lugar durante los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001. Lillie Leonardi, ex agente del FBI, afirmó ver a legiones de ángeles en el mismo lugar donde se estrelló el vuelo 93 de United Airlines. Leonardi dijo que cuando llego a lugar del siniestro vio un cráter humeante lleno de escombros demasiado pequeño para asociarlo al avión de pasajeros. Fue entonces cuando comenzó a ver unas luces relucientes y una especie de niebla. En ese momento se le aparecieron delante de ella unos “seres angelicales”. Leonardi estaba convencida que una legión de ángeles intervino en la catástrofe aérea.

Incluso el senador de Illinois Mark Kirk, después de sufrir un derrame cerebral en 2012, afirmó haber tenido un encuentro con ángeles. El senador republicano se estaba recuperando de un derrame cerebral en el lado derecho de su cerebro en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Northwestern Memorial en Chicago cuando dijo que tres ángeles lo visitaron. Según el propio Kirk, los ángeles le preguntaron:“¿Quieres venir con nosotros?”, a lo que Kirk respondió con una negativa diciendo: “Quiero continuar aquí”.

“Lobos con piel de cordero”

angeles caidos ¿Existen los ángeles?Aunque los testimonios de muchas personas que han tenido encuentros con seres angélicos sugieren que se tratan de seres benevolentes, no todo el mundo está de acuerdo con esta idea. Según algunos creyentes, el ángel más famoso es Satanás, que según dicen los escritos, se rebeló contra Dios y fue expulsado del cielo. Pero aparte de este detalle, los ángeles bíblicos libran guerras, destruyen ciudades, y matan a gente. Un ejemplo lo encontramos en el Arcángel Miguel, que generalmente es representado como el líder del Ejército de Dios, con la capacidad de destruir ejércitos enteros con sus terribles poderes y espada llameante.

Estos ángeles vengadores parecen haber desaparecido en los tiempos modernos, dando paso a los seres angelicales que todos conocemos. Pero algunas personas creen que detrás de todas esas imágenes benévolas se encuentran seres interesados por sus propios objetivos, utilizando al ser humano a su conveniencia. Esta idea hace que los ángeles puedan llegar a ser peores que los propios seres demoníacos.

Ya sean reales o ficticios, seres benevolentes o negativos, la realidad es que los ángeles han estado con el hombre desde hace milenios. Y aunque las religiones de todo el mundo han adaptado a su conveniencia las representaciones de estos seres angelicales, su mitología evolucionará y su presencia seguirá entre todos nosotros.

Fuente: http://www.mundoesotericoparanormal.com/existen-los-angeles/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Un Ser Gris : El equilibrio como forma de vida.

Ser equilibrado, ser gris, ni muy oscuro, ni muy claro. En el equilibrio esta la esencia de toda tu experiencia, lograr ese punto medio, en un mundo en donde los extremos esta la única opción disponible. Saber lidiar con todo y aun así, mantenerte en esa complicada y delgada línea que separa lo bueno de lo malo es un reto. Vivir como auténticos funambulistas acosados por el ego y los sentimientos engañosos, las falsas sonrisas del entorno y las influencias falsamente comprometidas, los vínculos y las alianzas, la tribu y la tierra. Habitualmente nos encontramos con personas que nos ofrecen su mano, ocultando un puñal en la otra, nos regalan sentimientos de cartón piedra, nos confunden con cantos de sirena y nos petrifican con miradas de gorgona. Tiburones de pecera, que nadan en círculos esperando que empiece a gotear la sangre de tu fracaso, piratas de la promoción y el ascenso, a la cúspide de la pirámide escalonada del abismo, el éxito en la alfombra roja de la inhumanidad.

Pisar fuerte y no dejarnos arrastrar por esa corriente, se convierte en un esfuerzo sobre humano, que día a día, nos mina y desgasta nuestras fuerzas. Nos dijeron… compite, se el primero, es mejor pisar que ser pisado, mata o te mataran y finalmente, competimos, únicamente para no perder, sin propósito y sin meta, sin victoria, porque nunca ganas cuando compites, esa es la trampa, y tarde o temprano, te das cuenta. No encontramos recompensa en el esfuerzo y no sacamos beneficio de la humillación, no nos sentimos parte de ese modo de afrontar la vida y nuestra actitud mediana nos señala y nos expulsa del sistema. No somos mas que sombras en una oscuridad existencial, dentro de una oscura sociedad. Encontramos la luz en el rechazo sistemático de aquellos que atesoran la verdad y la razón, una verdad de purpurina y una razón de papel couche. Tópicos típicos del ignorante, que no sabe que lo es y del sabio que no sabe. Conocimiento inconsciente que señala instintivamente al loco y aplaude al necio botarate.

Lograr el equilibrio supone renunciar a lo normal, a lo políticamente correcto, y entrar en la locura, pero… ¿Quien quiere eso?. Vivir pensando en lo que piensan los demás, creer lo que creen, porque es lo que cree la mayoría, renunciar a ti mismo, porque una norma no escrita lo exige, seguir la tradición por que la tradición así lo dicta, renunciar a la cultura por que es lo que impone tu cultura. Navegar en la razón de la sin razón, el sin sentido consentido, la ablación de la inteligencia impuesta por los estamentos sanguíneos, políticos y de la fe verdadera. Renunciar a todo sin renunciar a nada, porque en el todo vive abrazado el extremista, el normal material, y en la nada, nosotros, porque no somos nada y nada nos define, nada nos atrae y nada nos repele. Ese es el justo equilibrio, es vivir abrazado al tronco entre la raíz y la copa, múltiples posibilidades te empujan y múltiples te aguardan, y entre todas ellas eliges la mas mediada.

Un Ser gris en un mundo de blancos y negros, un ser desprogramado y descreído, concienzudo y concienciado. Un ser gris, en un sistema de colores desteñidos, de falsa realidad y de falsa moral. Un drama bipolar que exige aceptar la luz sin olvidarse de la sombra. Ser el bien y el mal integro, lo medio, no es fácil, pero es mejor que ser un títere, un Pinocho mentiroso que no ve mas allá de su nariz, un Pepito grillo ignorante. Ser la Bella-Bestia, Cenicienta en calabaza todoterreno, preparados para sortear lo que venga. Asumir lo bueno y lo malo y salir triunfantes, eso es ser gris.

Lo Seres grises no destacamos, no competimos, no vencemos, no triunfamos, porque nuestra lucha es otra, nuestra motivación es distinta, nuestra energía mueve otra maquina, una maquina engrasada con sentimientos y no con sangre ajena. No nos mueve la codicia, no sabemos que es la envidia, no conocemos el fracaso, porque el fracaso forma parte de nuestro triunfo, somos perseverantes, optimistas y respetamos el entorno, pero no nos zambullimos en el, convivimos con el drama, pero no nos sentimos participes de esa comedia. Las risas y los llantos son estados transitorios, no formas de vida. Nos repelen las victimas y los verdugos, somos secundarios en nuestra propia película, porque el protagonismo no nos sale natural. Nuestra luz ilumina sin alardes, no pide titulares y no busca la memoria, es el faro al servicio del naufrago.

Equilibrarse y tomar solo aquello que necesitamos, sin agarrarnos a ese clavo ardiendo que constantemente nos ofrecen, como solución a nuestras diatribas. Vivimos con, pero sin formar parte de… Somos la tierra de nadie, nuestros pies no dejan huella a nuestro paso, porque la historia no la escribe el que sobrevive sin derramar sangre, somos héroes anónimos, caballeros de pequeñas batallas, gladiadores del día a día. Camuflados, mezclados, barajados entre la masa, desapercibidos, pero esenciales, somos lo medio y lo medido, equilibrados, centrados, concisos. Somos la suma de tantos colores, de tantos matices, de tantos tonos, que al final solo somos eso… Un Ser gris.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/10/un-ser-gris-el-equilibrio-como-forma-de.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Nuestra Mente Puede Viajar en el Tiempo

rel

Una serie de experimentos llevados a cabo por todo el mundo y en diversas épocas, han demostrado que nuestra mente y cuerpo se anticipa a los eventos que sucederán en el futuro, en el siguiente vídeo hablamos de esos interesantes experimentos, sus repercusiones y algunos datos adicionales.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/nuestra-mente-puede-viajar-en-el-tiempo.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Mensajes del Agua – Documental del Dr.Masaru Emoto

Mensajes del Agua

Documental completo (34.47 min) del naturalista e investigador japonés Dr. Masaru Emoto. “El pensamiento humano, las palabras, la música, las etiquetas en los envases, influyen sobre el agua y ésta cambia a mejor absolutamente. Si el agua lo hace, nosotros que somos 70-80% agua deberíamos comportarnos igual. Debería Vd. aplicar mi teoría a su vida para mejorarla”.

La prueba que aporta el Dr Masaru Emoto, para convencer a las personas, es la superior belleza de los cristales de hielo extraidos del agua “tratada” frente a la baja belleza de los de agua “no tratada” en sus experimentos.

Fuente: http://www.mundomisterioso.net/2014/10/mensajes-del-agua-masaru-emoto.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Un físico explica por qué puede existir el alma

Es imperativo para mantener la moral humana considerar a la gente como algo más que solo máquinas de carne y hueso. 

El universo está lleno de misterios que desafían nuestro actual conocimiento. En "Más allá de la ciencia" La Gran Época recopila historias sobre estos extraños fenómenos para estimular la imaginación y abrir posibilidades nunca antes soñadas. ¿Serán ciertas? Decídalo usted. 

Henry P. Stapp es un físico teórico en la Universidad de California-Berkley quien trabajó con algunos de los padres fundadores de la mecánica cuántica, él no busca probar que el alma exista, pero dice que su existencia encaja en las leyes de la física.

No es correcto decir que creer en el alma no es científico, de acuerdo con Stapp. Aquí la palabra "alma" se refiere a una personalidad independiente del cerebro o del resto del cuerpo humano que puede sobrevivir más allá de la muerte. En su artículo, "Compatibilidad de la teoría de la física moderna con supervivencia de la personalidad", escribió: "Las fuertes dudas sobre la sobrevivencia de la personalidad basadas únicamente en la creencia de que la supervivencia después de la muerte es incompatible con las leyes de la física son infundadas".

Él trabaja con la interpretación de Copenhagen de la física cuántica – más o menos la interpretación utilizada por los fundadores de la mecánica cuántica, Niels Bohr y Werner Heisenberg. Incluso Bohr y Heisenberg tenían algunos desacuerdos sobre cómo funciona la física cuántica y desde entonces los entendimientos sobre la teoría han sido diversos. El artículo de Stapp sobre la interpretación Copenhagen ha sido de gran influencia. Fue escrito en la década de los 70 y Heisenberg escribió un apéndice para éste.

Stapp señaló acerca de sus propios conceptos: "No ha habido ningún indicio de mis descripciones (o concepciones) anteriores de esta mecánica cuántica ortodoxa sobre cualquier noción de supervivencia de la personalidad".

Por qué la Teoría cuántica podría dar indicios de vida después de la muerte

Stapp explica que los fundadores de la teoría cuántica solicitaron a los científicos que cortaran fundamentalmente al mundo en dos partes. Sobre el corte, las matemáticas clásicas podrían describir el proceso físico experimentado empíricamente. Debajo, las matemáticas cuánticas describen un reino "que no implica determinismo físico completo".

De este reino bajo el corte, Stapp escribió: "Uno generalmente encuentra que el estado evolucionado del sistema, no puede ser igualado con ninguna descripción clásica de las propiedades visibles para los observadores".

Entonces, ¿cómo observan los científicos lo invisible? Usan propiedades particulares del sistema cuántico e instalan aparatos para ver sus efectos en el proceso físico "sobre el corte".

La clave está en la elección de quien lo experimenta. Cuando trabajas con el sistema cuántico, la elección del observador se muestra para impactar físicamente lo que se manifiesta y que puede ser observado sobre el corte".

Stepp citó la analogía de Bohr sobre esta interacción entre el científico y los resultados de su experimento: "es como un hombre ciego con un bastón: cuando el bastón se lleva suelto, el borde entre la persona y el mundo exterior se divide entre la mano y el bastón; pero cuando es sostenido firmemente se vuelve parte del yo exploratorio: la persona siente que él mismo se extiende hasta la punta del bastón".

Lo físico y lo mental están conectados de forma dinámica. En términos de la relación entre mente y cerebro, parece que el observador puede sostener una actividad cerebral determinada que de otro modo sería breve. Ésta es una elección similar a la que hace un científico cuando decide qué propiedades del sistema cuántico estudiar.

La explicación cuántica sobre cómo la mente y el cerebro pueden separarse o diferenciarse, aún conectadas por las leyes de la física "es una revelación agradable", escribió Stapp. "Esto resuelve el problema que ha plagado ambas, ciencia y filosofía por siglos, la necesidad del mandato científico ya sea para equiparar a la mente con el cerebro, o para hacer al cerebro dinámicamente independiente de la mente".

Stapp dijo no es contrario a las leyes de la física que la personalidad de una persona muerta pueda adherirse a alguien vivo como en el caso de la llamada posesión espiritual. No requeriría ningún cambio básico en la teoría ortodoxa, aunque "requeriría flexibilidad en la idea de que eventos físicos y mentales ocurren sólo cuando ambos se juntan".

La teoría física clásica solo puede evadir el problema, y los físicos clásicos solo pueden trabajar para desacreditar la intuición definiéndola como un producto de la confusión humana, dijo Stapp. En lugar de eso, la ciencia debería, reconocer "los efectos físicos de la conciencia como un problema físico que necesita ser respondido en términos dinámicos".

Cómo este entendimiento afecta el tejido moral de la sociedad

Por otra parte, es imperativo para mantener la moral humana considerar a la gente como algo más que solo máquinas de carne y hueso.

En otro artículo, titulado "Atención, intención y voluntad en la física cuántica", Stapp escribió: "Ahora se volvió ampliamente apreciada la asimilación del público en general de esta visión "científica", de acuerdo con la cual cada ser humano es básicamente un robot mecánico, la cual parece tener un impacto significativo y corrosivo en el tejido moral de la sociedad".

Escribió sobre "la creciente tendencia de la gente a exonerarse a sí misma argumentando que no soy "yo" quien está equivocado, sino algún proceso mecánico interno: "mis genes, me hicieron hacerlo"; o "mi alta glucosa en la sangre me hizo hacerlo". Evoca la famosa defensa por demencia que sacó a Dan White después de cinco años de haber asesinado al alcalde de San Francisco George Moscone y al supervisor Harvey Milk".

Comentario: El dogma de la ciencia materialista de que la consciencia o la mente es un subproducto de la actividad cerebral, ha sido promovido desde hace muchos años, esto se debe en parte a que la ciencia moderna ha sido corrompida desde sus raíces por psicópatas que llegan a altos niveles de influencia en los círculos científicos, ya que la mente del psicópata – por naturaleza – no puede concebir nada más allá del mundo material, es algo demasiado abstracto para su raciocino superficial, casi animal.

Fuente: http://www.anunnakis.es/2014/10/un-fisico-explica-por-que-puede-existir.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.376 seguidores