Lo importante es lo que no se ve

Espiritualidad

Libérate y deshazte de todo el lastre que impide tu crecimiento.

A menudo nos acostumbramos a vivir sin asumir ningún riesgo, nos construimos una burbuja y nos esforzamos por que esta, nunca explote. Vivimos acomodados en las programaciones que nos instalaron de pequeños y nos cuesta asumir la responsabilidad de desprendernos de ellas. Las asumimos, las reconocemos, sabemos que están ahí y cuanto nos limitan, pero tememos arrancarlas totalmente de nuestras vidas, por temor a lo desconocido, el miedo irracional al no tener nada al que asirnos, cuando las zancadillas que nos de la vida nos hagan caer. Vivir con la necesidad permanente de esas muletas ideológicas es una forma mas de esclavitud, no nos podemos definir como seres humanos libres y responsables, si no nos desprendemos de todo aquello que nos dijeron que era cierto y que nosotros en nuestro camino hemos averiguado que no.

Debemos aprender a vivir sin creer, sin dar algo por sentado, sin inseguridad y sin miedo. Debemos asumir que para ser seres conscientes y responsables tenemos que formarnos también mentalmente, crearnos un carácter y una personalidad propia, olvidarnos de los modelos del pasado y atrevernos a crear el nuestro, perder el temor al error, perder el pudor y la vergüenza, mostrarnos tal cual somos y no arrepentirnos jamás de nuestras decisiones, solo así, empezaras a forjar una personalidad con una identidad y unas ideas propias basadas en su experiencia y sin copias de modelos caducos e inexactos. Dejar de asumir como propias, ideas, conductas y conceptos ajenos, limpiar nuestra mente y empezar a construir nuestra propia estructura, desescombrar lo viejo e inútil y construir lo nuevo y propio.

No podemos pretender ser seres despiertos y concienciados, y seguir con creencias e ideales que está demostrado que no sirvieron. No basta con afirmar nuestra condición, debemos practicarla también y ser consecuentes. Al humano se le ha separado, etiquetado y clasificado como un animal de granja, se le ha acotado en un entorno (frontera) y se le ha soltado para que produzca, en un sistema que esta construido para penalizar a aquel que piensa por si mismo y que ve la competencia como un reto al que no aspira en modo alguno. Si de verdad no nos consideramos animales, debemos dejar de pensar como tales, debemos tirar esos pilares que nos sujetan a una realidad que no nos identifica y no nos sostiene, que el apoyo y el suelo firme que creemos pisar no es mas que una ilusión, que esas muletas que nos ayudan a levantarnos en realidad son anclas que nos mantienen amarrados y sujetos a una estructura que nos encapsula y nos limita.

La verdadera celda esta en nuestra mente y debemos ir quitando uno a uno esos barrotes que nos impiden salir y ser libres, esos barrotes que son los que crees que forman parte de ti, tu identidad, tu cultura, tu fe, tu ideología, tu clase, tu raza, son los que debes ir tirando abajo. Para poder avanzar, no necesitas agarrarte a nada porque desde ese instante nada te hará caer, caminaras con paso firme y seguro por la vida, sin pensar en que piensen el resto, su opinión o su critica, ya no te afectan por que eres libre y la libertad, te aporta esa seguridad, la ausencia de temor al rechazo y al abandono, te forjara una personalidad férrea. Perderás el miedo a ser señalado, veras cualquier intento de sabotear tu libertad como un acto infantil e inútil, una rabieta de aquel que se sabe preso pero no es lo suficientemente valiente para desprenderse de toda esas cadenas que lo amarran e impiden su libertad de pensamiento y obra, sin condicionamientos, ni remordimientos inútiles.

Toca trabajar, y perder la idea de clase, ese concepto que te dice que eres mas que otro, solo por tu condición económica o sanguínea, una trampa para que no veas al prójimo como lo que es, un igual. La sangre o la materia que poseas no te da categoría, mas bien te resta. Desprenderte de este concepto pasa por palpar otras realidades distintas a la que vives, restar valor a la materia y darle valor a los sentimientos. Las personas son algo mas que esas cosas que consiguen acumular, son mas que esos trapos que tapan sus vergüenzas, son mas que esos patrones que lo clasifican, en definitiva, son mas que las circunstancias que arrastran.

Sobre la corteza terrestre solo existe una raza, la humana. El racismo es otro programa que nos instalan para evitar que descubramos nuestra verdadera identidad. Nos inculcan que el tono de piel es lo que nos hace diferentes y no nos fijamos en que la diferencia realmente no existe. Nadie nace siendo racista, ningún niño que no haya sido previamente adoctrinado lo es, solo conocemos una raza y es la humana, lo único que nos diferencia es la ignorancia y eso ha llegado el momento de erradicarlo. La ignorancia es un agujero negro que devora nuestra inteligencia y nuestra capacidad de discernir correctamente, la ignorancia es un vacío que solo se llena con experiencia y conocimiento, solo debes perderle el respeto a saber mas y todo concepto racista se desmonta por si solo.

Tu ideología por regla general es heredada de tus progenitores, salvo breves periodos de rebeldía adolescente, finalmente terminamos acogiendo la opción mas cómoda que es aquella que de pequeños nos inculcaron, ser de izquierdas o de derechas, no es mas que un componente diferenciador que no necesitas. Esas ideologías se diseñaron para crear enfrentamiento, detrás de una ideología no existe el debate civilizado de ideas, si no el combate de las mismas. El enfrentamiento, la disputa, la diferencia y la fracción, dando como resultado una mentalidad obtusa y confusa, por muy claro que parezca tener sus conceptos, un ideólogo no es más que un adoctrinado, un ser programado para programar y sembrar en sus semejantes esa semilla de odio. Una diferencia mas, donde no existen diferencias, la política no es mas que un instrumento del sistema para poner orden en la granja. El borrego necesita poner siglas y colores a las ideas para poder asumirlas como propias, esos conceptos confusos y llenos de trampas, son resumidas en un bando, con un color y unas letras, y así no identificar al lobo que se esconde tras sus arengas, que no son mas que cantos de sirena.

Tu identidad y tu cultura vienen unidas, por la zona en la que aterrizaste en este mundo, te dan una bandera de colores y te dicen que eso eres tú y cualquier ofensa a ese trapo es una ofensa a tu persona. Nos limitan y nos encajonan con esos conceptos, nos hacen poseedores y herederos de un trozo de tierra cuando en realidad somos dueños de un planeta. Ese concepto limitante es el que ha logrado que durante miles de años el ser humano mate a su propio hermano con saña y sin arrepentimiento. Nos han negado la idea de sentirnos dueños de La Tierra y nos conformamos con las migas, nos dan una identidad y una cultura, potencian esas diferencias, con una lengua, una escritura y una idiosincrasia distinta, un modo distinto de llamar a las cosas y un modo distinto de entenderlas. Nos negamos a creer que todo es de todos y que en esos trapos de colores solo están las manchas de sangre de nuestros hermanos, a los cuales nos obligaron a matar por hacernos creer en algo que no nos pertenecía, no nos identificaba y no nos definía como seres humanos y como personas civilizadas. Nos programaron para la diferencia, en lugar de la igualdad, nos inculcaron dogmas que no nos identificaban ni como personas, ni como raza. Con esas líneas divisorias en esos mapas, no solo delimitaron el terreno, si no que acotaron nuestra inteligencia.

No se puede vivir sin fe, pero la verdadera fe que debemos empezar a profesar, es la fe en nosotros mismos. No basta con sacar la religión de nuestras vidas, no basta con saber que toda esa mentira divina, nos contamina y nos limita, debemos desechar definitivamente todo lo que ello engloba y no dejar absolutamente nada. Muchos de los que se definen despiertos van asimilando el concepto real de Dios, entendiéndolo como un todo desde donde mana todo lo que es y existe, esto esta muy bien, eliminar los viejos conceptos de divinidad que las religiones nos inculcaron poco a poco empieza a ser una realidad, pero no debemos convertirlo en una muleta, debemos fortalecer la confianza en nosotros mismos y no pasarnos el día lloriqueándole a Dios. También debemos deshacernos de esos mesías. Jesús fue un maestro que aporto sus enseñanzas y dejo un legado para el que quiera tomarlo, pero no podemos seguir repitiendo curso constantemente, los maestros están para enseñarnos y una vez hemos aprendido, comenzar nuestro camino e iniciar nuestra maestría, el fin de todo maestro es que el alumno aprenda y ande por si solo. Buda, Jesús, Zoroastro, el que queráis, dieron unas pautas para que fueran tomadas, no para que fueran adoradas y convertidas en ley. Ahora después de unos pocos miles de años, debemos empezar a darnos cuenta que la lección esta aprendida y empezar a ser nosotros los que demos clase. Hoy nosotros somos los maestros y debemos empezar a dejar de mirar atrás y enfocar nuestra mirada en el presente, en lo que hemos aprendido y lo que podemos enseñar. No podemos seguir con Jesús dijo esto o Jesús hizo aquello, debemos soltar esa última muleta y empezar a caminar libres enseñando al mundo nuestra propia lección, siendo unos maestros por pleno derecho. Muchos esconden tras estos avatares su miedo y su inseguridad, su falsa creencia en que están solos y que en esos tropiezos que a diario tienen, necesitan implorar ayuda a esas "divinidades", temen que al desprenderse de esos dogmas queden a la deriva en un mar espiritual, sin mapa y sin brújula. Esto no es así, nunca estamos solos, nunca estaremos perdidos, nunca vendrá nadie a levantarnos cuando caigamos, porque todo eso lo debemos aprender nosotros mismos por nuestros medios, son nuestras lecciones y somos nuestros propios maestros. Lo que otros maestros te puedan aportar solo es un enriquecimiento, esa pizca de sal que te puede aportar una chispa mas de luz a tu temario, pero no debe ser la columna vertebral de tu enseñanza.

Se que muchos ahora estarán tocados u ofendidos, por que he tocado alguna de sus vacas sagradas, la identidad nacional y la Fe, son las dos cosas mas inútiles y estúpidas, que mas sangre ha hecho derramar y mas muertes injustas han causado. Si estas cosas que crees intocables provocan en ti la diferencia o el odio, es momento de que las revises seriamente y las deseches para siempre. Una raza humana unida y hermanada debe caminar de la mano sin estos conceptos que la diferencia y la separa. Si una idea enciende el odio y provoca que se derrame una sola gota de sangre, no merece nuestra consideración y debería ser erradicada ipso facto. La humanidad no necesita mas muertes en nombre de Dios, Jesús o Allah, no necesita mas muertes en nombre de una nación o una bandera, nuestra nación es La Tierra y nuestra bandera la humanidad, no hay mas fe que en la que depositemos en nosotros mismos como raza y como civilización, hay que comenzar a desechar lo que nos diferencia y nos separa y quedarnos con lo que nos une. Ninguna idea es buena si precisa ser impuesta y ninguna fe es verdadera si derrama sangre.

Es momento de abandonar esa zona de confort, y empezar a vivir libre de programas y libre de convencionalismos que te limiten como persona, todos esos conceptos que instalo en tu mente la educación, deberás irlos formateando poco a poco, para paso a paso formar una nueva identidad, una nueva persona, segura de si misma y confiada en sus posibilidades, sin miedo al fracaso, porque ese fracaso es solo un ensayo y sin miedo al juicio porque tu eres el juez.

Publicado por Ruben Torres

Fuente: http://lacosechadealmas.blogspot.com.es/2014/08/liberate-y-deshazte-de-todo-el-lastre.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


CONTACTAR Con Tu “SER INTERIOR”

0aYoSuperior

Cada uno de nosotros está conectado con lo Divino.

El Ser Superior que está dentro de nosotros trasciende por mucho la comprensión de nuestras mentes conscientes. Este es el poder al que han accedido todos los grandes genios y maestros. También es el espacio de la magia y los milagros en nuestras vidas. Aquí están los pasos para hacer contacto:

1. Creencia y Expectación

¡El primer paso es CREER que tienes un Ser Superior con quién establecer comunicación! Entonces ten la EXPECTATIVA de que esta comunicación mejorará cada día, conforme te enfocas diligentemente en el crecimiento interno. Sin estos dos prerrequisitos esenciales, es difícil lograr cualquier cosa en la vida, incluso en el nivel físico. Estas dos cualidades son esenciales para el crecimiento interno. Así que establece una META para lograr contactar con el Ser Superior, revisa esa meta diariamente y mantén tu propósito con determinación hasta que el éxito sea tuyo.

2. Transforma Tu Visión del Mundo

Somos educados con una visión principalmente materialista del mundo, que niega el papel del Espíritu. Para establecer un contacto cercando con los reinos espirituales, necesitamos que todo nuestro ser – consciente y subconsciente – sea congruente con nuestra meta. En cualquier actividad o meta principal, tienes que establecer las reglas del juego y la forma como se juega. Contactar con tu Ser Superior es lo mismo. Por lo tanto, busca escritos o maestros que expandan tu comprensión del universo, fundamentalmente como un reino de Conciencia y Mente.

3. Soledad

Busca regularmente tiempo para ti, en el cual puedas estar totalmente solo. Es preferible un lugar tranquilo. Simplemente siéntate en silencio sin expectativas. No hagas NADA. Esto puede parecer muy incómodo y extraño al principio. Persiste. Le estás dando tiempo y espacio a la voz interna para que se haga escuchar. Lo hará ya sea durante ese tiempo tranquilo, o durante los eventos del día. Ocurrirá un evento sincrónico, alguien te dirá exactamente lo que necesitas escuchar, vas a obtener un destello de intuición. Todos los grandes genios de la historia se han dado un tiempo regular de soledad y silencio para sí mismos. Tu también deberías.

4. Meditación

En la meditación, trabajas para disciplinar a tu mente y para silenciar la charla interna que siempre la llena. Creas un recipiente puro para que lo llene el Ser Superior. Seguir tu respiración es una disciplina de meditación excelente, como lo es concentrarse en una flama. O visualizar una esfera dorada de luz en tu Plexo Solar que llena todo tu cuerpo con energía y curación. Hay muchas prácticas que puedes estudiar y usar.

5. Diario

Registra tus sentimientos, emociones, sueños e intuiciones todos los días en un diario. Esto te ayudará a entrar en un contacto más estrecho con tus profundidades intuitivas. Puedes hacerle preguntas a tu Ser Superior aquí, y después registrar cualquier respuesta o intuición que recibas. Si haces esto regularmente con fe y expectativa, RECIBIRÁS las respuestas que necesitas.

6. Diálogo Interno

Conduce un diálogo interno regular con tu Ser Superior. Durante los próximos 40 días, decide mantenerte en contacto todo el día. Dile a tu Ser Superior “Yo sé que estás allí y quiero conocerte y ponerte atención. Por favor comienza a guiar mi vida.” No te preocupes si este diálogo es enteramente en un solo sentido al principio. Recuerda que has estado fuera de contacto durante décadas. ¡Toma tiempo limpiar las telarañas! Persiste con este diálogo interno como si hablaras con un amigo, platicando, haciéndole preguntas, compartiendo tus esperanzas – y comienza a escuchar las respuestas. Llegarán.

7. Lecciones de la Vida

Ve la vida como una Escuela de Misterio. Cree que todos los eventos de tu vida, las situaciones y las personas, han sido estructurados PRECISAMENTE con el fin de enseñarte exactamente lo que necesitas saber ahora. ¡Toma la vida como si toda la creación estuviera conspirando para tu beneficio! Cuando algo suceda en tu vida, para bien o para mal, pregúntate cuál es la lección para ti. Incluso situaciones o personas desagradables han sido colocadas deliberadamente allí como un reto que te ayude a crecer. Al comenzar a ver tu vida como una obra en la que tu estás jugando el papel principal, el Ser Superior se volverá mucho más evidente en tu vida. Registra tus descubrimientos en tu diario.

8. Sueños

Espera que tu Ser Superior te hable en sueños. Antes de dormir has algunos estiramientos y relaja tu cuerpo completamente. Pregúntale algo a tu Ser Superior y espera la respuesta. Cuando te levantes, recuerda lo que puedas de tus sueños y escríbelos en tu diario. Si no estás acostumbrado a recordar tus sueños, esto te tomará tiempo y persistencia. Sin embargo, con paciencia, comenzarás a recordar tus sueños y recibirás respuestas de tu Ser Superior.

9. Conciencia

Enfócate en vivir más y más en el presente, en el AHORA. Cuando estés comiendo, sé consciente de que estás comiendo. Cuando camines, sabe que estás caminando. El único momento real es el ahora – el pasado se ha ido para siempre y el futuro todavía no ha pasado. Por lo tanto, trabaja en limpiar tu mente de preocupaciones, ilusiones y extrapolaciones. Limpia el desorden de la mente y crea un espacio para que lo llene el Ser Superior.

10. ¡Paciencia!

Recuerda, puedes haber pasado toda tu vida sin contactar con la Fuente. Por lo tanto, toma tiempo aprender como restablecer contacto. Todo lo que vale la pena toma tiempo y práctica. Permanece vigilante y practica estos pasos cada día, y vas a recibir las respuestas que necesitas.

Recuerda:

El Ser Superior QUIERE estar en contacto. De hecho, el simple hecho de hablar de él como alguien separado de ti es contradictorio. ¡El Ser Superior eres tú! Tu verdadero ser. ¡Así que ponte en contacto CONTIGO!

Fuente: Maestro Viejo

Fuente: http://despiertacordoba.wordpress.com/2014/08/14/asoka-selvarajah-diez-pasos-para-contactar-con-tu-ser-interior/#more-4327

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las 11 Leyes del Karma

mini

El Karma es la respuesta a nuestros actos, como un furtivo en la noche, el karma nos devolverá el fruto de la semilla que plantamos, aquellos que bien obraron, recibirán la dulce fruta pero los que hicieron mal conscientemente, recibirán el amargo fruto.

Existen 11 leyes que rigen tu karma, cada una de ellas define el comportamiento de tus actos y sus consecuencias, en este videoprograma, vamos a hablar de esas leyes a las que todos estamos sometidos.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/las-11-leyes-del-karma.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Condiciones para el Satori

Según el zen, la conciencia sicológica del hombre funciona de acuerdo con 5 modos de pensamiento diferentes que se desarrollan en una serie. Estos son el dormir profundo, sin sueños; el dormir con sueños; la vigilia con ensueños; la vigilia con pensamiento, teniendo en cuenta el entorno y la vigilia con pensamiento intelectual puro. Veremos a continuación qué características tienen los 5 modos de pensamiento y cuáles son las condiciones para alcanzar el satori.

Los 5 modos de pensamiento del hombre: Condiciones del satori

  • Dormir profundo sin sueños. En este modo la mente no encierra ninguna visión o imagen y el modo de funcionamiento es el no-funcionamiento.
  • Dormir con sueños.
  • Vigilia con ensueños
  • Vigilia con pensamiento concreto teniendo en mente el exterior real
  • Vigilia con pensamiento intelectual puro

Exceptuando el primer modo de pensamiento, la mente encierra un film imaginativo pero que difiere en cada uno de los modos de pensamiento humano. Este film imaginativo está caracterizado por sus imágenes, que pueden ser concretas, particulares, reales o abstractas. Asimismo, el film imaginativo se caracteriza por el estilo de agrupar las imágenes y puede ser simbólico, realista o intelectual puro.

Se considera que el primer modo de pensamiento (dormir sin sueños) es la ausencia total del pensamiento.Lo opuesto sería la vigilia con pensamiento intelectual puro, que es el estado de meditación contemplativo. Entre estos dos modos de pensamiento se encuentran los demás estados, que son etapas por las que pasa el hombre en su camino hacia el satori.

El camino hacia el satori

Dice el zen que el animal no humano es incapaz de alcanzar el satori pues sólo posee los primeros cuatro modos de pensamiento y no puede alcanzar el quinto. El pensamiento meditativo (vigilia con pensamiento intelectual puro) es necesario para comprender la vanidad del trabajo del hombre realiza para satisfacer las aspiraciones de su naturaleza humana; sólo este modo de pensamiento es capaz de concebir nuevos métodos en pos de alcanzar esa satisfacción para luego darse cuenta que todo lo que ha hecho es inútil. Esta certidumbre es la condición primaria para alcanzar el satori.

 

 

Dice el zen, que las condiciones para alcanzar el satori se pueden comprender en base a una parábola. Un hombre está encerrado en una celda, cuya puerta se abre hacia el interior. Este hombre empuja para abrirla, pero cuanto más esfuerzo realiza, la puerta más se cierra. Si el hombre deja de empujar, la puerta se abre por sí sola. La percepción del hombre del esfuerzo que debe hacer para liberarse es mero artificio. El hombre debe aislar su centro intelectual para protegerlo de sus emociones. He aquí otra de las condiciones del satori.

Condiciones para alcanzar el satori

Dice el zen:

“El verdadero satori significa que se ha logrado una calma perfecta en la mente de un hombre que no se ha apartado de las circunstancias que conciernen a su Ego, sino que, por el contrario, las vive plenamente”

En la mente del hombre que ha alcanzado el satori hay algo que está en suspenso. No se trata de suspender el funcionamiento mental sino que la mente gira perfectamente, sin agitaciones.
Estas agitaciones, son las emociones del hombre.
Las emociones representan un obstáculo en la energía vital del hombre según el zen; este obstáculo, entre el centro instintivo y el centro intelectual y se produce en un tercer centro, llamado “centro emocional”.

El obstáculo al que se refiere el zen se produce cuando el centro intelectual no está aislado sino que está regido por las emociones. La imposibilidad de aislar el centro intelectual se debe a la pasividad de la mente humana ante el problema final de la condición del hombre. El hombre se afana en su necesidad de “ser distinto” sin tener consciencia de ello y vive atento a las formas de sus estados psicosomáticos, a sus variaciones cualitativas y no puede ver la variación cuantitativa de la sensación de su existencia.

Si en cualquier momento, el hombre desea percibir su sensación de existir, puede hacerlo, pero esto será una sensación momentánea, que desaparecerá tan pronto interactúe con otros hombres o realice cualquier actividad.

Durante esta sensación o percepción de existir la mente está activa ante esa condición real, en el instante de la existencia; de ese modo el centro intelectual está aislado y el hombre que desee alcanzar el satori debe aislar su centro intelectual para protegerlo de la agitación de las emociones.

Según el pensamiento zen, el hombre que desea alcanzar el satori debe prepararse aislando su centro intelectual para resguardarlo de las emociones. Para ello, debe tener siempre presente percibir su sensación de existir. Esto debe ser posible a cada instante, sin perjuicio de lo que el hombre realice o piense en cualquier momento; una de las condiciones del satori, aunque parezca paradójico, es percibir el fracaso de esos esfuerzos y llegar a la perfecta inamovilidad.

Condiciones del satori

Dice el zen que la explosión del satori se asemeja a un hombre que está separado de la luz por un muro. Cada vez que el hombre toca el muro, éste se vuelve más alto. Por fin llega el día en que se da cuenta que todos sus esfuerzos han sido inútiles y la altura que ha alcanzado el muro es inmensa, inconmensurable; el hombre se siente desfallecer y percibe la catástrofe reveladora que provoca una reacción en su mente, que lo ilumina.

El esfuerzo de tocar el muro para derribarlo es el que el que el hombre realiza en su esfuerzo por percibir la existencia y la iluminación que obtiene el hombre que avanza hacia el satori es todo lo contrario, es un esfuerzo que se orienta hacia la simplicidad perfecta de modo de escapar de las complejidades que introducimos de manera intelectual en el problema de la existencia.

Y ésta es una de las condiciones del satori:

Aprender a conseguir de la mente el gesto puro y simple que alcanza la inamovilidad.

Fuentes:

http://esotericos.org/condiciones-para-el-satori-primera-parte/
http://esotericos.org/condiciones-del-satori-segunda-parte/
http://esotericos.org/condiciones-del-satori-tercera-parte/

 

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El Dolor del Alma

El dolor que el alma siente, es tan profundo que hiere nuestro corazón, y ofusca nuestra mente, retrocede hacía el pasado, no quiere disfrutar el presente, y al futuro quiere llegar, antes de que el tiempo pase, va adentrándose en nuestro cuerpo, en nuestro cuerpo mortal, ya que, al ser ella inmortal, sabe que el dolor pasará, algún día ha de llegar que su dolor pase, de tal modo, que para ella es real el dolor que siente ahora, pero sabe que el cuerpo, el cuerpo que es su envoltura, siempre será mortal y que, cuándo sienta las heridas que le infligen las cosas de su alma, a otra esfera pasará, sin haber podido saber que el llanto que le regala, es para sí, por siempre jamás, porque siendo su envoltura, no descansará en paz, ya que el dolor que siente ahora, siempre le acompañará.

Si retrocede al pasado, contempla, para más daño, lo malo, se recrea en esta idea, y no quiere saber nada de lo bueno que hemos tenido, en nuestros tiempos de antaño, solo quiere lo que duele, lo que mata nuestro ánimo, no quiere ver alegrías en el pasado, ella no quiere fantasías, quiere llantos, no ilusiones, no quiere ver los dones que el cielo nos regaló en nuestra vida anterior, no quiere reconocer que lo pasado no vale, que la escuela que tuvimos, la que nos dio nuestros males, ya no es buena para nuestras necesidades, las pasadas, las presentes y las futuras, que el pasado ya ha pasado, que el presente es el ahora y, que el futuro, no ha llegado.

El presente no disfruta, no quiere reconocer, que el presente hay que vivirlo, el día a día ha de ser, nuestro lema para salir adelante, los problemas resolver, hacer frente a nuestras penas, a las que ella nos regala, no queremos el regalo que nuestra alma nos da, preferimos el minuto actual, en el que piensa nuestras mentes, quieren tener felicidad, ahora…, ya, no queremos regresar a sentir nuestros pesares, cuándo al pasado nos lleva, ni queremos adelantar un futuro que es incierto, lo que queremos es gozar del momento en el que estamos, y es real, y para en él tener felicidad, rechazamos el pasado y el futuro, y nos quedamos con nuestro tiempo de ahora, que no es un sueño ingrato, es el presente en nuestras vidas, el que manda, el que nos lleva por el sendero que en la felicidad culminará, y en buen puerto nos dejará.

El futuro, ¿por qué pensar en tal cosa?, el mañana no ha llegado, no sabes si llegará, si lo tendrás que esperar, ¿y si no tienes futuro?, ¿por qué llegar a otro tiempo tan incierto con la mente?, ésta nos engañará, cómplice del alma será, para que el dolor ingrato se recree en el presente, no quieren felicidad, nuestra alma y nuestra mente, no nos deja disfrutar de nuestro tiempo actual, de nuestro buenos momentos que la vida nos regala, el presente es un regalo, con el que la vida nos mima, no debemos rechazar lo que ahora tenemos, tenemos que dominar nuestros pensamientos, y llegar a la felicidad, venciendo nuestras mentiras, las mentiras que nos dan, ya que mienten, gozar de nuestros buenos momentos, con nuestros seres queridos, que nos llenan de alegría, de ganas de vivir, y, al fin y al cabo, son lo que, durante toda la vida nos acompañarán.

Y para finalizar, solamente destacar, que cuándo al pasado volvemos, hay momentos que podemos recordar con toda fidelidad ya sean buenos o malos, parece que los vivimos de nuevo, y si al pasado volvemos, es para que en nuestro presente, encontremos toda la felicidad que merecemos.

Fuente: http://despiertaalfuturo.blogspot.com.ar/

Fuente:  http://demofila.blogspot.com.es/2009/05/el-dolor-del-alma_10.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Controlar tu Mente. Eckhart Tolle

Foto: Como probablemente sabe, mientras duerme usted se mueve constantemente entre las fases del dormir sin sueños y el estado de soñar. De forma similar, en el estado de vigilia la mayoría de las personas sólo cambia entre inconsciencia ordinaria e inconsciencia profunda. Lo que yo llamo inconsciencia ordinaria significa estar identificado con sus procesos de pensamiento y con sus emociones, sus reacciones, deseos y aversiones. Es el estado normal de la mayoría de las personas. En ese estado usted está gobernado por la mente egotista, y es inconsciente del Ser. Es un estado no de dolor o infelicidad agudos, sino de un nivel bajo de incomodidad, descontento, aburrimiento o nerviosismo casi continuos, una especie de estática de fondo. Puede ser que usted no se dé cuenta de esto porque es parte frecuente de la vida "normal", del mismo modo que no se hace consciente de un ruido continuo de fondo bajo, como el zumbido de un aire acondicionado, hasta que se detiene. Cuando se detiene de repente, hay una sensación de alivio. Muchas personas usan el alcohol, las drogas, el sexo, la comida, el trabajo, la televisión o incluso el ir de compras como anestésicos, en un intento inconsciente por suprimir la incomodidad básica. Cuando esto ocurre, una actividad que podría ser muy agradable, si se usa con moderación, se convierte en una actividad compulsiva o adictiva, y todo lo que se logra a través de ella es un brevísimo alivio de síntomas. La incomodidad de la inconsciencia ordinaria se convierte en el dolor de la inconsciencia profunda -un estado de sufrimiento o infelicidad más agudo y más obvio cuando las cosas "van mal", cuando el ego está amenazado o en su situación vital hay un reto, una amenaza o una pérdida importante, reales o imaginarias; o cuando hay conflicto en una relación. Es una versión intensificada de la inconsciencia ordinaria, diferente de ella no en el tipo sino en el grado. En la inconsciencia ordinaria, la resistencia habitual o negación de lo que es crea la incomodidad y el descontento que la mayoría de las personas aceptan como la forma normal de vivir. Cuando esta resistencia se intensifica por algún reto o amenaza al ego, trae negatividad intensa en la forma de ira, miedo agudo, agresión, depresión, etcétera. La inconsciencia profunda a menudo significa que el cuerpo del dolor ha sido disparado y que usted se ha identificado con él. La violencia física sería imposible sin inconsciencia profunda. Puede ocurrir también cuando una multitud de personas o incluso toda una nación genera un campo colectivo de energía negativa. El mejor indicador de su nivel de conciencia es cómo maneja los retos de la vida cuando llegan. En esos retos, una persona ya inconsciente tiende a volverse más profundamente inconsciente y una persona consciente más intensamente consciente. Usted puede utilizar un reto para despertar, o puede permitir que lo empuje a un sueño aún más profundo. El sueño de la inconsciencia ordinaria se convierte entonces en una pesadilla. Si usted no puede estar presente ni siquiera en circunstancias normales, tales como cuando está sentado solo en una habitación, caminando por el bosque o escuchando a alguien, ciertamente no podrá permanecer consciente cuando algo "va mal" o se enfrenta con gente o situaciones difíciles, con la pérdida o la amenaza de pérdida. Usted será dominado por una reacción, que en última instancia es siempre una forma de miedo, y arrastrado a la inconsciencia profunda. Esos retos son sus pruebas. Sólo la forma en que usted los resuelva le mostrará a usted y a los demás en qué punto está en cuanto a su estado de conciencia, no el tiempo que puede permanecer sentado con los ojos cerrados o qué visiones tiene. Así que es esencial traer más conciencia a su vida en las situaciones ordinarias cuando todo transcurre con relativa facilidad. De esta forma, usted crece en poder de presencia. Eso genera un campo de energía en usted y alrededor de usted de una gran frecuencia de vibraciones. Ni la inconsciencia, ni la negatividad, ni la discordia o la violencia pueden penetrar en ese campo y sobrevivir, lo mismo que la oscuridad no puede sobrevivir en la presencia de la luz. Cuando usted aprenda a ser testigo de sus pensamientos y emociones, que es una parte esencial de estar presente, puede quedar sorprendido cuando se dé cuenta por primera vez de la "estática" de fondo de inconsciencia ordinaria que tiene y de qué pocas veces si acaso alguna, usted está verdaderamente a gusto consigo mismo. En el nivel de su pensamiento, usted encontrará mucha resistencia en forma de juicio, descontento y proyección mental lejos del Ahora. En el nivel emocional, habrá una corriente subterránea de incomodidad, tensión, aburrimiento o nerviosismo. Todos son aspectos de la mente en su modo de funcionamiento habitual de resistencia al presente.  Eckhart Tolle.

Como probablemente sabe, mientras duerme usted se mueve constantemente entre las fases del dormir sin sueños y el estado de soñar. De forma similar, en el estado de vigilia la mayoría de las personas sólo cambia entre inconsciencia ordinaria e inconsciencia profunda. Lo que yo llamo inconsciencia ordinaria significa estar identificado con sus procesos de pensamiento y con sus emociones, sus reacciones, deseos y aversiones. Es el estado normal de la mayoría de las personas.

En ese estado usted está gobernado por la mente egotista, y es inconsciente del Ser. Es un estado no de dolor o infelicidad agudos, sino de un nivel bajo de incomodidad, descontento, aburrimiento o nerviosismo casi continuos, una especie de estática de fondo. Puede ser que usted no se dé cuenta de esto porque es parte frecuente de la vida “normal”, del mismo modo que no se hace consciente de un ruido continuo de fondo bajo, como el zumbido de un aire acondicionado, hasta que se detiene. Cuando se detiene de repente, hay una sensación de alivio. Muchas personas usan el alcohol, las drogas, el sexo, la comida, el trabajo, la televisión o incluso el ir de compras como anestésicos, en un intento inconsciente por suprimir la incomodidad básica. Cuando esto ocurre, una actividad que podría ser muy agradable, si se usa con moderación, se convierte en una actividad compulsiva o adictiva, y todo lo que se logra a través de ella es un brevísimo alivio de síntomas.

La incomodidad de la inconsciencia ordinaria se convierte en el dolor de la inconsciencia profunda -un estado de sufrimiento o infelicidad más agudo y más obvio cuando las cosas “van mal”, cuando el ego está amenazado o en su situación vital hay un reto, una amenaza o una pérdida importante, reales o imaginarias; o cuando hay conflicto en una relación. Es una versión intensificada de la inconsciencia ordinaria, diferente de ella no en el tipo sino en el grado.

En la inconsciencia ordinaria, la resistencia habitual o negación de lo que es crea la incomodidad y el descontento que la mayoría de las personas aceptan como la forma normal de vivir. Cuando esta resistencia se intensifica por algún reto o amenaza al ego, trae negatividad intensa en la forma de ira, miedo agudo, agresión, depresión, etcétera.

La inconsciencia profunda a menudo significa que el cuerpo del dolor ha sido disparado y que usted se ha identificado con él. La violencia física sería imposible sin inconsciencia profunda. Puede ocurrir también cuando una multitud de personas o incluso toda una nación genera un campo colectivo de energía negativa.

El mejor indicador de su nivel de conciencia es cómo maneja los retos de la vida cuando llegan. En esos retos, una persona ya inconsciente tiende a volverse más profundamente inconsciente y una persona consciente más intensamente consciente.

Usted puede utilizar un reto para despertar, o puede permitir que lo empuje a un sueño aún más profundo. El sueño de la inconsciencia ordinaria se convierte entonces en una pesadilla.

Si usted no puede estar presente ni siquiera en circunstancias normales, tales como cuando está sentado solo en una habitación, caminando por el bosque o escuchando a alguien, ciertamente no podrá permanecer consciente cuando algo “va mal” o se enfrenta con gente o situaciones difíciles, con la pérdida o la amenaza de pérdida. Usted será dominado por una reacción, que en última instancia es siempre una forma de miedo, y arrastrado a la inconsciencia profunda. Esos retos son sus pruebas. Sólo la forma en que usted los resuelva le mostrará a usted y a los demás en qué punto está en cuanto a su estado de conciencia, no el tiempo que puede permanecer sentado con los ojos cerrados o qué visiones tiene.

Así que es esencial traer más conciencia a su vida en las situaciones ordinarias cuando todo transcurre con relativa facilidad. De esta forma, usted crece en poder de presencia.

Eso genera un campo de energía en usted y alrededor de usted de una gran frecuencia de vibraciones. Ni la inconsciencia, ni la negatividad, ni la discordia o la violencia pueden penetrar en ese campo y sobrevivir, lo mismo que la oscuridad no puede sobrevivir en la presencia de la luz.

Cuando usted aprenda a ser testigo de sus pensamientos y emociones, que es una parte esencial de estar presente, puede quedar sorprendido cuando se dé cuenta por primera vez de la “estática” de fondo de inconsciencia ordinaria que tiene y de qué pocas veces si acaso alguna, usted está verdaderamente a gusto consigo mismo. En el nivel de su pensamiento, usted encontrará mucha resistencia en forma de juicio, descontento y proyección mental lejos del Ahora. En el nivel emocional, habrá una corriente subterránea de incomodidad, tensión, aburrimiento o nerviosismo. Todos son aspectos de la mente en su modo de funcionamiento habitual de resistencia al presente.

Eckhart Tolle.

http://senderodelmago.blogspot.com/2014/03/controlar-tu-mente-eckhart-tolle.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las Etapas del Despertar. Todo Está en su Lugar

Cosas que nos suceden en los primeros estadios del despertar espiritual:

Al principio todo es maravilloso, todo parece tener sentido…es como el enamoramiento romántico.

Comienzan a invadirte multitud de preguntas de todo tipo, y las respuestas las quieres YA.

Empiezas a surfear por la red (y por las calles de tu ciudad, periódicos, revistas de espiritualidad, youtube, libros, etc.) buscando dichas respuestas.

• Te atiborras literalmente de información.

Pasado un tiempo, empiezas a desechar la información que no te resuena realmente, y comienzas a orientarte mas hacia lo que tú opinas al respecto, dejando mas de lado las respuestas de los demás. Es cuando el enamoramiento inicial con el mundo espiritual, da lugar poco a poco a un mejor “conocimiento” de lo que significa despertar, significa transformación y empoderamiento personal.

Comienzan las crisis… de todo tipo. Se te empiezan a derrumbar las estructuras, creencias, viejos patrones de conducta… ya no puedes seguir fingiendo que no sabes como funciona la vida en realidad.

Siguen las rupturas (no en todos los casos), esta vez de las personas de tu vida… algunas reaccionan ante tu cambio de forma positiva y otros simplemente desaparecen de tu existencia.

Aquí es cuando la cosa se pone interesante… comienzan las preguntas interesantes ¿Para qué? ¿Porqué el mundo es tan “oscuro”? ¿Como puedo ser feliz y seguir conectado estando el mundo como esta?…No me parece que el mundo sea un lugar justo…Y mucho tiran la toalla. O bien renuncian o bien se estacan en la vibración: “ESTE MUNDO NO ES JUSTO, TENGO QUE ARREGLARLO”.

Después de una temporada en el “limbo”, te vas dando cuenta de que el mundo no es justo pero, está en equilibrio, que son dos conceptos distintos.

Que el mundo refleja el interior de la humanidad… y, este es el descubrimiento mas transformador para los que han logrado llegar hasta aquí: ”NO TIENES QUE CAMBIAR EL MUNDO”… Tienes que transformarte tú.

Comprendes que el trabajo, siempre ha sido interior… nunca exterior, y que la única posición para transformar cualquier cosa… es la del AMOR SIN CONDICIONES. TE AMO TAL CUAL ERES A TI Y A TUS CIRCUNSTANCIAS. Y desde esa aceptación, sucede la magia.

Y aquí es cuando comienza el camino de verdad, desde la madurez, la responsabilidad, la coherencia, la alegría por la vida, y la plenitud, con tus días buenos y tus días malos…

La vida no necesariamente va a cambiar, pero vas a cambiar tú y tu diálogo con ella…

Eres el propietario de tu vida.

De: Elvira López Del Prado

Todo está en su lugar


“Una vez que te das cuenta que el camino es la meta y que siempre estás en el camino, no para alcanzar una meta, sino para gozar de su belleza y sabiduría, la vida deja de ser una tarea y se torna natural y simple, se convierte en éxtasis… “ Nisargadatta

http://www.preparemonosparaelcambio.com/2014/03/las-etapas-del-despertar-todo-esta-en.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.333 seguidores