Lo importante es lo que no se ve

Esoterismo Clasico y Parapsicología

El Huevo Luminoso, el cuerpo astral.

COMPRESOR BASICO C

Compresor Psicobiogenerador b

MEN AND AURA D

Antecedentes de como se forman las partículas básicas que se indican:

http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/08/14/como-opera-el-chakra-mulhadara-01-07/

http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/08/14/el-chakra-manipura-el-chakra-de-la-discordia-02-07/

Oroborus A.

JAPM.

Fuente: http://oroborusanaphaxeton.wordpress.com/2014/08/15/el-huevo-luminoso-el-cuerpo-astral/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Las 11 Leyes del Karma

mini

El Karma es la respuesta a nuestros actos, como un furtivo en la noche, el karma nos devolverá el fruto de la semilla que plantamos, aquellos que bien obraron, recibirán la dulce fruta pero los que hicieron mal conscientemente, recibirán el amargo fruto.

Existen 11 leyes que rigen tu karma, cada una de ellas define el comportamiento de tus actos y sus consecuencias, en este videoprograma, vamos a hablar de esas leyes a las que todos estamos sometidos.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/las-11-leyes-del-karma.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Los Seres que Habitan la Noche

images (2)

El Mundo de los Sueños, sigue siendo un misterio incluso hoy en día.

La ciencia no ha dado correcta respuesta a los que sucede en los sueños, pero en esta ocasión, no vamos a hablar sobre las teorías científicas o las explicaciones psiquiátricas que a los sueños se les ha dado, en esta ocasión, vamos a hablar sobre los seres que habitan dentro de nuestros sueños.

En algunos casos seres benéficos y en otros maléficos según las más viejas tradiciones repartidas por todo el Mundo.

fuente: http://www.mundodesconocido.es/los-seres-que-habitan-la-noche.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


LA REENCARNACIÓN

La mañana de un domingo de mayo de 1957 hacía un día radiante de sol en la pequeña localidad marinera de Whithley-Bay al norte de Inglaterra, frente al mar del Norte. Las calles estaban transitadas por multitud de gente que iba de camino de la iglesia para asistir como cada domingo, al oficio religioso. Entre ellas se concentraban las hermanas Pollock, Joanna de 11 años y Jacqueline de seis, que se adelantaron a sus padres para coger sitio en el banco de la iglesia.

Desgraciadamente, al dar la vuelta a una esquina las dos niñas fueron arrolladas por un carruaje que las descuartizó. Las hermanas Pollock murieron en el acto destrozadas por las patas de los caballos y las ruedas del carruaje. La tragedia conmocionó al pueblo y hundió en la desesperación al matrimonio formado por Jhon Pollock, lechero de la localidad y su mujer Florence. Sin embargo, su arraigada fe católica les ayudó a sobreponerse y a tener nuevos hijos que hicieron menos dura y más llevadera la perdida de sus dos hijas.

Transcurridos diecisiete meses desde el fatídico accidente, el matrimonio Pollock tuvo dos nuevas hijas, dos preciosas gemelas, Gilliam y Jannifer, Sin embargo las dos pequeñas no eran nuevas en el lugar, pues desde el principio demostraron que ya conocían la vivienda y sabían perfectamente dónde estaban todas las cosas. Además, conocían a la familia y a la gente del pueblo. Cuando tuvieron cinco años relataron con todo tipo de detalles las circunstancias trágicas del accidente que costo la vida a sus hermanas. En realidad eran ellas mismas, habían vivido antes.

En cuanto al comportamiento de Gillian era el vivo retrato de su hermana Joanna, tenía su mismo aire al andar, su idéntica forma de expresión, su vocabulario especial, su extrema manera de coger las cosas, su forma, su forma de guiar a su hermana de la mano, etc. Por su parte Jannifer escribía igual que Jacqueline, con los mismos giros gramaticales, reflejado incluso en su postura, una singular e idéntica manera de sostener el lápiz e impulsarlo con el puño. Multitud de detalles de todo tipo reflejaban la existencia del espíritu de las hermanas muertas colocado en los cuerpos de las gemelas vivas.

Este es un caso más entre los miles que se han dado en el mundo y centra la cuestión de la reencarnación. Los investigadores psíquicos ante casos asombrosos como este no pueden por menos que preguntarse seriamente: ¿han vivido estas niñas antes?

LA REENCARNACIÓN

La filosofía de la reencarnación ha sido propagada por las mas antiguas religiones del mundo, mucho antes del cristianismo, Incluso las creencias judeocristianas fueron reencarnacioncitas hasta el año 553 de nuestra era, cuando en la celebración del segundo concilio de Constantinopla la reencarnación fu considerada anatema, y se impuso el dogma de la resurrección.

Sin embargo el hinduismo, religión que data del siglo VI antes de nuestra era, le otorga una importancia fundamental en el proceso evolutivo del hombre. A ella hemos de remitirnos y en sus conocimientos basarnos para estudiar este proceso energético espiritual del alma que se manifiesta en un ciclo de continuadas existencias manifestadas en la vida terrenal y al que llamamos reencarnación.

Indudablemente la ideología reencarnacionista surgió del continente asiático. Etnólogos y antropólogos están de acuerdo en que se difundió por los nuevos continentes a través de los tlingit que atravesando el estrecho de Bering, fueron a parar a Alaska. De ahí que los primeros pobladores Americanos, los indios, tuvieran la misma creencia en la reencarnación. Dicha idea llegó a la Europa antigua de la mano de los contactos que los griegos tenían con los comerciantes de las tribus de Oriente.

El propio Pitágoras estaba firmemente convencido de que algunos animales eran seres reencarnados que habían retrocedido en el proceso de progresión reencarnacionista en busca de la perfección del alma. Platón defendía que el grado humano más elemental era el que correspondía a un tirano y el más elevado era el de filósofo o artista, y aseguraba “Quienes viven honestamente mejoran y quienes lo hacen de forma inocua empeoran su suerte, incluso pueden descender de grado y pasar a ser un animal o un animal nuevamente volver a ser hombre“.

LEY DEL KARMA

El hinduismo sostiene el hecho de la reencarnación apoyándose en el proceso energético de la ley kármica causa efecto. esta es una ley cósmica equivalente al hecho de que cualquier acto positivo o negativo genera una respuesta kármica recompensativa o castigadora. Este mecanismo va reproduciéndose mediante sucesivas vidas en la Tierra, las cuales tienen por única misión purificar el alma del ser hasta alcanzar la perfección total.

A lo largo de las distintas reencarnaciones vamos progresando en el nivel de conciencia asta llegar a alcanzar la perfección total, que es la consecución del hombre perfecto. El proceso kármico reencarnacionista se basa en las leyes inmutables del nacimiento y de la muerte, aunque una ver encarnado dentro del cuerpo físico el ser tiene la posibilidad de moverse libremente según los impulsos que su libre albedrío le dictamine.

A pesar de la prefiguración de la existencia el ser humano posee la facultad de la libertad individual, que le permite elegir voluntariamente el desarrollo de su vida, llenándola de experiencias positivas y negativas. El comportamiento del hombre puede eliminar su viejo karma y crear uno nuevo de valor mas elevado en la escala de nuestra purificación espiritual.

Cuando se comprende el objetivo de la reencarnación se toma conciencia de que el proceso evolutivo tiene como objetivo igualar la existencia de todas las criaturas. Se comprende que nada hay al azar en la vida y que todo tiene su mecanismo compensatorio; ello proporciona calma de espíritu. Así se hace comprensible por que unos seres están bien formados y otros no, por qué unos están sanos y otros enfermos, y por que unos son ricos y otros pobres espiritual y materialmente.

MANIFESTACIÓN DE LA REENCARNACIÓN

La existencia filosófica de la reencarnación esta ampliamente aceptada por la sociedad, sin embargo la manifestación física de que ésta existe ya es una cuestión más compleja. Para asegurar tal hecho es necesario demostrarlo con pruebas físicas e intelectuales del hombre moderno, que han de ser analizados con métodos científicos.

En el mundo se han dado muchos casos de reencarnaciones, sin duda uno de los mas conocidos ocurrió en la India. Fue Santi devi, una niña que nació en 1926 en Delhi. A la edad de tres años explicó a sus padres que había tenido otra vida, que había nacido en la localidad de Mutra, y que había sido esposa de Kendarnath. Describió su casa y su ambiente familiar. Su muerte se produjo en un embarazo difícil.

Durante cuatro años la niña estuvo aportando numerosos datos a su familia actual, hasta que intervino la “All-India Newspaper Association”, dirigida por Desh Bandu Gupta, quien traslado a la familia de Devi a la localidad de Mutra donde contactaron con Kendarnath, el anterior marido de la niña. Al llegar a Mutra la misma niña guió al grupo asta su anterior casa, reconoció a su marido, a sus hijos y a sus amigos. Además de todo ello, Kendarnath realmente había perdido a su mujer diez meses antes de nacer la niña Santi devi. ¿se trataba del mismo ser?

Miles de historias como esta se han remitido a los especialistas y centros de investigación psíquica en diversos países del mundo. La mayoría de casos no aportan pruebas concluyentes que puedan constatar tales hachos, ya que muchos de ellos podrían tratarse de memorias emnémicas registradas en el poso de la mente profunda o información del subconsciente colectivo.

Para contemplar la cuestión de la reencarnación desde la perspectiva del conocimiento científico, hemos de remitirnos necesariamente al Dr. Ian Stevenson, director de la división de parapsicología del departamento de psiquiatría de la Universidad de virginia, que es el mayor especialista del mundo científico en este tipo de investigación.

Uno de los puntos claves de posible reencarnación lo constituye el hecho de poseer idénticas marcas físicas en el cuerpo que anteriormente tenía la persona fallecida, aunque este hecho no sea concluyente por si mismo.

Entre la muerte física de una vida y el nacimiento de la siguiente trascurre un espacio de tiempo en el que se produce un “borrado vivencial” de todo lo ocurrido durante la última vida. Cuando nuevamente se produce el renacimiento físico en otro individuo se hace convertido en un ser diferente, que por lo general no recuerda nada de sus anteriores existencias en este mundo.

El hecho de no recordar las vidas anteriores tiene una razón de ser: la ausencia de condicionamientos previos en la vida actual. Cada vida debe vivirse libremente sin elementos condicionantes de ningún tipo, de lo contrario el ser no evolucionará. Si tuviéramos recuerdos de nuestras vidas anteriores actuaríamos según lo que ya conocemos e iríamos en busca de las mismas personas que nos ayudaron, estaríamos en los mismos lugares, tendríamos las mismas experiencias y en suma actuaríamos de forma predeterminada, por lo tanto el proceso evolutivo será nulo.

Reencarnación

Reencarnación

INVESTIGACIÓN POR HIPNOSIS

El Dr. Stevenson utiliza la hipnosis como herramienta de trabajo en sus investigaciones científicas, ya que mediante la técnica de regresión logra información complementaria. Sin embargo reconoce el hecho de que puede tratarse de un fenómeno criptomnésico en el que se tiene acceso paranormal a las profundidades del subconsciente para rescatar conocimientos latentes en el sustrato de la mente. En realidad los datos suministrados por la hipnosis son tan reveladores que inducen a pensar en verdaderas conexiones entre individuos que han vivido en épocas diferentes, y que en definitiva son todos la misma persona.

De entre los miles de casos estudiados solo se han seleccionado veinte que han sido considerados auténticos, siete ocurrieron en la India, otros siete tuvieron lugar en Alaska, tres sucedieron en Ceilán, dos en Brasil y uno en el Líbano.

El estudio determinó que entre la muerte de una vida y el nacimiento de otra nueva reencarnada en otro ser, se produce un periodo de “espera latente” que varia entre nueve meses y cuarenta y ocho meses. Sin embargo no hay porcentajes significativos en el cambio de sexo en el curso de la reencarnación entre una vida y la siguiente.

NIÑOS PRODIGIO

En todas la investigaciones ha surgido el hecho evidente de la existencia de los niños prodigio, que poseen conocimientos extraordinarios sobre temáticas absolutamente imposibles de conocer para aquellos y de difícil comprensión para su corta edad, conocimientos que además requieren toda una vida de aprendizaje y práctica. Son niños capaces de crear a los 11 años nuevos sistemas geométricos como hizo Blaise Pascal. O niños que conocen todos los secretos de la música y componen obras maestras a los 4 años de edad, como Mozart. ¿De dónde proceden pues su conocimientos? Indudablemente “alguien”, anteriormente a su existencia, les tiene que haber transmitido su información.

http://oculto.eu/la-reencarnacion/

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El libro de Maat

Solo los sabios lo comprenderán. La verdad y la justicia es la luz.
Solo las almas puras se regocijarán. La verdad otorga libertad.
Solo los buscadores se alegrarán. La justicia equilibra el Cosmos.
Solo los despiertos sabrán ver y escuchar. La luz disipa toda tiniebla del alma.
MAAT es vibración. El verbo es vibración.
MAAT es mensaje y vibración en UNO.
Si el contenido y la contundencia de su lenguaje se modifica. Pierde su vibración y deja de ser MAAT

El libro de MAAT El Legado de Hermes Trimegisto

Maat y Logos

¿Qué es Maat? Maat es el concepto que integra todas las nociones claves del pensamiento egipcio que se han tratado con anterioridad. A él se subsumen y él les da sentido a la oposición de contrarios, al nombre y la esencia, a los elementos del ser humano y al proceso cíclico de la naturaleza. Maat se traduce como Orden Cósmico, Verdad y Justicia, y en ese sentido es lo contrario al Caos, su oposición, cargada de valores positivos frente a un desorden cargado de valores negativos. Maat es aquello que lo regula todo, el primer principio, comparable a las tablillas “Me” de Mesopotamia, al Tao chino o –más interesante para nosotros- al Logos griego.

Como idea deificada Maat es una diosa hija de Ra, que surge con el inicio del mundo ordenado en todas las cosmogonías (en el caso de la menfita, por ejemplo, sería el montículo que surge de las aguas primordiales), siendo ella misma la que confiere ese orden al mundo y se opone al caos (de ahí su importancia y que sea hija de Ra, el creador). Se la representa como una diosa con una pluma de avestruz en la cabeza, o bien simplemente como la pluma. Se ha especulado mucho sobre el porqué de la representación, existiendo diversas teorías como la rectitud de la pluma que significa justicia y orden, o la teoría de Horapolo que defiende la igualdad del color de las plumas del avestruz como símbolo del orden y de la justicia.

Maat es la reguladora de toda la existencia, y los egipcios viven atemorizados por que ésta se rompa y el sol deje de aparecer en la clara mañana. Las fuerzas del caos, que personifican las fuerzas del mal, intentan destruir Maat continuamente, ya sea en el plano físico o en el espiritual durante el viaje de Ra a través de la Duat (especial mención a la serpiente Apofis, que ataca todas las noches la barca solar con el fin de destruirla).

Así pues Maat es un símbolo mitológico egipcio antiquísimo y probablemente el más importante del pensamiento racional del país del Nilo, representando la armonía y el equilibrio inherentes al orden así como el motor de tal, a la manera del Logos de los filósofos griegos.

Maat como Orden Cósmico

Maat es el conjunto de fuerzas que hacen del mundo algo ordenado, frente al mundo en desorden anterior al surgimiento del primer dios, el Cosmos frente al Caos. Maat regula los cambios cíclicos de la naturaleza y da sentido a la oposición de contrarios. Cuando Ptah pronunció los nombres de las cosas dándoles con ese acto la existencia (pues recordemos que el nombre encierra la esencia y existencia de las cosas), lo que hizo fue integrarlos dentro de Maat, dentro del equilibrio y la armonía cósmica.

La comparación con el Logos griego es inevitable. El Logos también se puede traducir de distintas maneras. En este caso nos interesa su significado de armonía y equilibrio cósmico, que se expresa además a través de la palabra (otro de sus significados). El Logos es la unidad de lo real, el equilibrio de un mundo en continuo cambio, el garante del cosmos y el agente de todos los cambios que se producen. En la teoría de Heráclito, defensor del cambio, el Logos es la inteligencia superior (no confundir con el ser divino) que ordena la lucha de contrarios –y por tanto los cambios naturales- y los produce en su justa medida, introduciéndolos en un clima de armonía. Como se puede observar, en ese significado Logos y Maat son conceptos muy parecidos, si no es que iguales.

Maat como Verdad

Otro de los significados de Maat es el de Verdad. No conocemos demasiado sobre gnoseología egipcia, pero lo cierto es que si Maat, que es el orden cósmico, es traducido como Verdad, quiere decir que la verdad es aquello en tanto que está sometido a Maat, ergo en tanto que existe. Y si la verdad es el objeto del conocimiento, el conocimiento debe estudiar la Maat y aprender de ella. De esta manera se podría afirmar que Maat es la unidad de lo existente –a la manera del Logos griego-, ya que aquello que no existe no es verdad. Nos encontramos de nuevo con concomitancias en la teoría griega de Heráclito. El filósofo de Éfeso, quien afirma el devenir de lo natural –frente a otros filósofos que lo habían negado-, defiende que el conocimiento ha de ceñirse, no a las cosas que cambian –pues es imposible obtener verdad de aquello que es mutable-, sino al motor de esos cambios, es decir al Logos. El Logos es también verdad, y de ahí su traducción como “razón”, ya que el mundo es algo racional, y la razón humana ha de adaptarse al Logos para obtener conocimiento y verdad.

Se podría decir entonces que en el pensamiento egipcio el mundo es racional y la razón humana ha de ceñirse a Maat para alcanzar la verdad.

Maat como Justicia

El orden cósmico no gobierna solo en el plano físico, sino que armoniza todos los aspectos de la vida, incluidas las acciones humanas, dominando por tanto el campo de la ética. Maat como orden está marcada por valores muy positivos, y en el ámbito moral significa también equilibrio, lo que se traduce por justicia. Maat es la garante de que todos los actos reciban su merecido de manera igualitaria. Quienes aseguran Maat entre el orden divino son los propios dioses, y quien lo asegura entre los humanos es el faraón, cuya voz es justicia, que debe actuar siempre de manera justa.

Para el pensamiento egipcio el bien se identifica con Maat, y por ello el bien es aquello que es justo, en tanto que está en armonía. En Maat se encuentran las directrices morales justas, y una acción será buena cuando sea justa y se adapte a Maat, y será mala si no se ajusta a ella.

Esta forma de concebir la moral, como algo inherente a la naturaleza, se encuentra también en la filosofía griega. Por algunas frases de Heráclito se puede suponer que el Logos tiene también su función moral, pero la concepción que mejor refleja esto es la socrática. Los sofistas argumentaban que toda ley era un acuerdo entre particulares, una especie de “contrato social” -si se me permite el anacronismo filosófico-, en un mundo en el que no existían principios morales objetivos. Sócrates se opone a esto y establece que la ley debe responder a la physis, es decir, a la naturaleza. Esto encierra el hecho de que existen elementos éticos objetivos que forman parte de la totalidad de la realidad –la naturaleza- y que pueden ser descubiertos y aplicados. La idea de Sócrates concuerda perfectamente con la concepción egipcia, la diferencia tal vez estriba en que su alumno Platón se preguntará por la esencia de esos principios mientras que los egipcios se conforman –como se verá a continuación- con sus leyes y costumbres consuetudinarias.

En el plano político la voz del faraón es Maat, siendo ilegal contradecirla. ¿Y qué sucede en el campo de la moralidad personal? Al contrario que los griegos, los egipcios no reflexionaron sobre cuáles eran los principios morales que conformaban Maat o cuál es la esencia de la justicia –o al menos no nos quedan textos sobre ello-, así pues esos principios morales responden a costumbres propiamente egipcias y a la concepción que tenían sobre ciertas acciones personales –considerándolas malas o buenas-, formando una especie de ley consuetudinaria. Si alguien se pregunta si podemos conocer cuáles eran esos principios éticos y qué cosas tomaban por negativas y positivas los egipcios la respuesta es que sí. Paradigmático es el capítulo 125 del Libro de los Muertos, en el que el difunto se declara inocente de múltiples acciones ante el tribunal de los dioses. Robo, codicia, asesinato, adulterio, soberbia, ignorancia, depravación, son tan solo unas de las tantas acciones desdeñadas por los antiguos habitantes del Nilo. Un estudio más detallado sobre este capítulo del Libro de los Muertos podría poner en claro más cuestiones sobre el comportamiento egipcio.

Como ha sido aclarado, la conducta humana había de ceñirse a Maat para ser buena, porque de esa manera se ceñía a las fuerzas del orden universal, mientras que de lo contrario obedecería a las fuerzas del caos que pretenden destruir Maat. Tanto es así que a la muerte de la persona, su corazón (sede de la voluntad para el pensamiento egipcio) era pesado en una balanza junto a una pluma que representaba Maat, en estricta presencia de Osiris y Anubis (el dios psicopompo). Si el corazón se encontraba en equilibrio con Maat quería decir que el muerto había actuado en vida acorde a ella y era digno de seguir su camino hacia los prósperos y fértiles Campos de Ialu, donde podría continuar con la vida que tenía antes de morir. En cambio, si el corazón pesaba más que Maat era obvio que el difunto había actuado de manera caótica y negativamente y debía ser expulsado del mundo ordenado. Para esto aparecía Ammyt, la diosa con cabeza de cocodrilo, cuerpo de león y parte trasera de hipopótamo, quien devoraba el corazón y condenaba al fallecido a la inexistencia.

El Fin de Maat

En tan alta estima tenían los egipcios a la justa Maat que las representaciones que se hacían de un posible fin de los tiempos no tenían que ver con la destrucción provocada por los dioses –con algunas excepciones, como cuando Ra quiere destruir a la humanidad-, sino con el fin de Maat y la instauración del caos en el mundo. Los egipcios no temían una destrucción, sino la ruptura del orden tradicional, tanto físico como moral. Existen muchos textos apocalípticos con tal estructura. Uno histórico son “Las lamentaciones de Ipuer”, un texto del Segundo Período Intermedio aunque referido al Primer Período Intermedio, en el que ante la inestabilidad política que afecta al país se tiende a retratarlo todo de manera caótica, como si Maat hubiera sido derrotada. En ese texto la ruptura del orden cósmico afecta a todos los niveles, al material: “el Nilo golpea y no se labra”, “el desierto se abate sobre el país”, “las mujeres son estériles, ya no se concibe”; y al ético: “los pobres se han apoderado de las riquezas y quien no tenía ni sandalias ahora es dueño de inmensas fortunas”, “la cámara de la pirámide ha sido saqueada”, “el rey ha sido derrocado por el populacho”.
Ante la ruptura de Maat, la actitud del egipcio puede ser muy variada. Existen opciones suicidas (“El diálogo del desesperado con su Ba”), opciones hedonistas (“La canción del arpista”) y opiniones sobre la restauración del orden y de Maat, que por supuesto ha de estar en mano del faraón (“Instrucciones a Merikara”).

Esta necesidad de Maat para que el mundo funcione correctamente está también presente en la filosofía griega, tanto en el estudio de la physis, ya que Heráclito hace del Logos algo necesario para que exista el conocimiento de tal y para que todo se transforme en su justa medida; como en el estudio de la moral, dada la concepción clásica griega de que el hombre es un zoon politikon que solo puede realizarse y ser feliz dentro de un orden social y político, cuya ausencia o imperfección da también lugar a posturas hedonistas y de indiferencia (Epicureismo y Estoicismo así como otras doctrinas del período helenístico).

Conclusión

La racionalidad egipcia, expresada en el mito así como también en otro tipo de textos, concibe un mundo dualista, dinámico y cíclico regulado por un orden cósmico universal que integra mediante el nombre de la esencia a todos los elementos y sus contrarios y les confiere su justo equilibrio, siendo por ello fuente del conocimiento y de la moral.

http://sibilabruja.blogspot.com.es/2012/04/el-libro-de-maat.html

http://www.alotroladodelespejo.com/bloc/alotroladodelespejo/files/ellibrodemaatl-h-t1.pdf

Clic en el enlace de arriba para leer el libro.

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


El Enigma de los Doppelgangers

doble

caso de los Doppelgangers, palabra alemana que significa “El doble que camina a tu lado”.

Son muchísimos los relatos que hablan de dobles que se han presentado o aparecido a sus “originales”, algunos de ellos como sacados fuera del tiempo, otros presagiando desastres e incluso algunos más extraños dictando obras literarias a sus gemelos reales.

Personas que advierten de haberte visto en un sitio donde tú no estabas, o incluso haber hablado contigo de eventos que no recuerdas como si un “doble” tuyo operase por tu cuenta.

En el siguiente vídeo vamos a hablar de esa extraña y demasiado frecuente figura del Doppelganger.

Fuente: http://www.mundodesconocido.es/el-enigma-de-los-doppelgangers.html

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Dormir bien

Dormir es morir.

Si dormir es morir, es muy importante dormir bien para que estemos ‘bien muertos’, pues al estar bien muertos mientras dormidos, accederemos a los planos espirituales donde nos encontramos con los guías espirituales y también con nuestros seres queridos. Ahí en esos planos espirituales realizamos (prácticamente a diario) una visita ‘real’ a nuestro verdadero hogar. Y es que nuestro verdadero hogar no está lejos, está cera, muy cerca; ese hogar es ‘un lugar’ completamente familiar y amoroso que tenemos siempre ‘a mano’.

Es verdad que para la mayoría de las personas estos contactos que tienen lugar durante el sueño de la noche no se recuerdan, pero que no se recuerden no quiere decir que no existan.

Dormir no es lo que parece.

Morir no es lo que pensamos.

Las ‘informaciones’ que recibimos durante el sueño son informaciones que nos llegan en cierta medida “codificadas”; estas informaciones codificadas las vamos luego ‘decodificando’ poco a poco (cuando lentamente caemos en la cuenta de cosas), o podemos decodificarlas de golpe (aquella premonición que tuvimos en un sueño y que la vemos ‘cumplida’ delante de nuestros ojos en tan sólo un segundo, por ejemplo en una situación azarosa, en un accidente, en un encuentro fortuito…)

Por todo eso es muy importante dormir bien. Es importante porque si no dormimos bien es mucho más difícil el ‘contacto’ con ese mundo espiritual que tiene lugar durante la noche. Una buena noche nos predispone para un buen día. Una mala noche nos condiciona todo lo que luego vamos a hacer durante la jornada. La noche debería ser un tiempo para recobrar aliento y no para perder energía. Cuanto más desarrollo espiritual tiene una persona, más valora el espacio de la noche. La noche y su misterio, que no es otra cosa que todo eso sagrado que resuena dentro de nosotros y que durante el sueño lo escuchamos amplificado.

Para dormir bien recomiendo algo que suele funcionar: caminar antes de irnos a la cama. Con quince o veinte minutos es suficiente. Sé que muchos estaréis pensando lo difícil que es hacerlo, pero os recomiendo intentarlo tan sólo durante unos días, veréis el efecto que tiene. Recomiendo que se haga a paso lento e intentando tener muy pocos pensamientos en la cabeza ( o ninguno). Después de hacer esto, y antes de meteros en la cama, no miréis ninguna pantalla electrónica (ordenador, televisión o teléfono móvil) pues la ‘impresión’ de la pantalla nos la llevamos a la cama. La última media hora antes de acostarnos, nada de aparatos.

Un amigo con el que paseé en el pasado durante bastantes noches decía que en los paseos que damos antes de irnos a la cama hay que dejar que el Cielo caiga sobre nosotros. Pues eso, dejemos que el cielo caiga. Que el Cielo venga.

Para complementar este apunte que tiene una duración de poco más de treinta minutos. Sin duda estamos a las puertas de grandes descubrimientos que nos van a permitir salir del ‘sueño’ en el que vivimos. Este vídeo es el ‘aperitivo’ para comenzar a cambiar nuestra visión de las experiencias cercanas a la muerte, también de eso que llamamos experiencias místicas, ‘contactos alien’ y un montón de cosas más. Trata el vídeo sobre una cosa llamada “la fase”, algo que ha estado silenciado durante mucho tiempo, algo que también han intentado ocultarnos.

http://masdeciencaballossueltos.blogspot.com/2013/11/dormir-bien.html

http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=3qzstR5URG8

PINCHA EN LA SIGUIENTE IMAGEN SI QUIERES COLABORAR

Formulario


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.334 seguidores