Lo importante es lo que no se ve

Tres naves extraterrestres se acercan a la Tierra (o cómo se genera desinformación en la red)

La información que circula en medios masivos de (des)información, como Publímetro, sobre tres naves extraterrestres gigantes que se acercan a la Tierra, supuestamente confirmada por WikiLeaks, es un buen ejemplo de como se viraliza en Internet la manipulación informativa, acaso con una agenda oculta para hacer creer al mundo que podríamos ser invadidos por aliens

Desde hace unos meses ha estado circulando el internet información sobre tres supuestas naves extraterrestres gigantes que se acercan a la Tierra ominosamente. Esta información ayer se viralizó de forma masiva cuando diferentes sitios de habla hispana recogieron la nota mezlcando a WikiLeaks y a la NASA en el asunto de forma irresponsable, como si fueran parte de la campaña de desinformación masiva en la que se ha convertido la teoría de la conspiración, la mítica fecha del 2012, el planeta Nibiru y los extraterrestres.  Sin aseverar que algo no esté sucediendo en el cosmos y en la Tierra relacionado con un momento culmen, o que existen inteligencias extraterrestres (y tal vez estén aquí) o que existe un misterioso planeta cuya órbita se acerca  –todo lo cual es una posibilidad, pero que supera nuestra capacidad de afirmar categóricamente en cualquier sentido– es evidente que la mayoría de la información que circula en la Red  sobre estos temas es escandalosamente falsa –inmensamente entretenida si se es aficionado a la ciencia ficción y a la travesuras digitales, pero un poco peligrosa si se adoptan creencias fácilmente en torno a estos fenómenos meméticos.

Ahora bien las fuentes originales de esta información que ha sido remediatizada por el Publímetro de Colombia o  el sitio Periodista Digital de Argentina (dos diarios que, más allá de ser tabloides o no, tienen cierta influencia al ser de circulación masiva), son las más turbias que tiene el Internet -del otro lado del espectro de medios como Fox News o News of the World se encuentran sitios como EuTimes, Before its News y  Weeekly World News, este último la fuente de esta reciente información y de mucho otros sonados hoaxes.

EuTimes desde diciembre del año pasado dio a conocer información sobre supuestos cables de WikiLeaks tomados de los omnipresentes informantes o científicos rusos (la fuente favorita de los conspiracionistas hoaxsters) en los que se avisaba a Dimitri Medvedev sobre una supuesta guerra entre los extraterrestres y Estados Unidos en el sur del Pacífico. Por supuesto estos cables jamás aparecieron; otro rumor surgió también en diciembre del 2010 sobre un cable de WikiLeaks que confirmarían el uso de HAARP como una arma militar, la fuente esta vez era la gran ilusionista de la web conspiracionista, Sorcha Faal, una  supuesta agente rusa tránsfuga. La información de esta persona que tendría que ser un confidente de Putin y de Medvedev consta de relatos fantásticos de la nueva era y de los Iluminati y demás,  y pesa a que reiterativamente produce información falsa, sitios como los de Rafapal.com o Starviewer.com siguen cayendo –sospechosamente– en sus garras.

Como publicamos en Pijama Surf la mención que hizo Assange sobre los OVNIs fue bastante períferica, desestimando su importancia, por lo cual no habría que esperar ninguna información en este sentido de WikiLeaks –y quizás ninguna información de ningún tema que comprometa verdaderamente a la élite o atente contra la realidad establecida.

Citemos ahora un párrafo publicado por el diario Publímetro de la red de medios Metro, con una audiencia de millones personas en el mundo, de una nota cuyo encabezado dice que WikiLeaks tiene pruebas de que “la invasión alienígena ya ha comenzado”:

“Tres naves espaciales gigantes se dirigen hacia la Tierra. La más grande de ellas es de 200 millas de ancho. Las otras dos son ligeramente más pequeñas. En la actualidad, los objetos se desplaza únicamente por Júpiter. A juzgar por su velocidad, deben estar en la Tierra a principios de 2012 “, dijo John Malley, el experto en extraterrestres del SETI.

Las naves espaciales se han detectado por el sistema de búsqueda HAARP. El sistema, con base en Alaska, fue diseñado para estudiar el fenómeno de la aurora boreal. Según los investigadores del SETI, los objetos son naves extraterrestres. Serán visibles en los telescopios ópticos tan pronto como lleguen a la órbita de Marte – en algún momento en marzo de 2012. El gobierno de EE.UU. ha sido informado sobre el evento.

Esta es la nota más vista de este diario el día de ayer y no soprende que así lo sea –y en la voracidad de los page views numerosas otras páginas la han replicado. No se necesita ser muy perspicaz para descubrir que hay muchas cosas totalmente incoherentes en esta información. Por una parte si este científico John Malley, quien ha sido citado como la fuente oficial que legitima la existencia de estas naves gigantes desde hace casi un año, en realidad habría dicho esto y fuera parte del Instituto Seti es lógico que este Instituto no habría perdido sus fondos como sucedió este año (hasta que fue rescatado por donaciones, entre ellas de Jodie Foster).

Resulta incluso bastante pobre del sitio Weekly World News decir que es un científico de SETI el que ha descubierto esta inminente invasión, cuando se sabe que este instituto es totalmente mainstream y utiliza el Telescopio Allen y no “el sistema de búsqueda HAARP”, lo cual ya parace una especie de burla gigantesca o mindfuck masivo, puesto que si a HAARP se le ha culpado de todo (y sí tiene la capacidad de alterar el clima) difícilmente se pueden pensar que sus antenas logren disparar ondas al espacio sideral para recibir información de unas naves gigantes extrasolares.

Cualquiera que busque a este mítico profesor Malley (¿un juego de palabras con Halley?) en el internet sólo se encontrará con la misma información iterada en cientos de blogs de conspiración en diferentes idiomas. Lo cual probablemente significa que esta persona simplemente no existe (Malley también fue citado por Weekly World News para decir, en el caso del OVNI sobre Jerusalén, que era una señal inequívoca de la invasión alien, esta vez como un experto del “panel para estudio extraterrestre de la ONU”).

Ahora bien lo interesante del fenómeno es que existe en Internet una red de desinformación masiva que se replica a sí misma, especialmente difundiendo este tema de una invasión alienígena, ya sea a través de un planeta o de una flota de naves, en un punto cercano al 2012. La mayoría seguramente son sólo bloggers ilusos que reproducen lo que leen sin investigar quizás porque se conforma sus propias creencias y lo que quieren que pase –este deseo de la revelación apocalíptica, de que este decadente sistema de alguna forma cambie radicalmente. Es entendible. Pero por otra parte no es del todo disparatado sospechar que existe una agenda oculta para distribuir esta información e influir en la mente planetaria.

Si existe una conspiración masiva, y podría ser incluso más increíble que tres naves extraterrestres gigantes que se acercan a la Tierra, la mejor forma de ocultarla y de hacerla “increíble” es con otras conspiraciones de este tipo, haciendo que lo que impere sea la desinformación, que ante tal (y tanta) falacia estrambótica sea difícil creer en nada que no se ajuste al consenso general de lo que es “real”. Y si esto esta oucrriendo, han hecho una buena labor, puesto que hoy en día quién en verdad sabe lo que está pasando en el mundo. Quien podría afirmar con certidumbre que el planeta está o no está controlado por una raza de reptiles del espacio, que el planeta se encuentra en un proceso de asención espiritual “para tomar su lugar entre la federación galáctica de luz”, que el 2012 es una gigantesca manipulación para hacer creer al mundo en el fin del mundo o que en realidad es una fecha de sincronización cósmica donde la conciencia tendrá la capacidad de crear y encontrar su propia divinidad, en su alineación con el centro de la galaxia.

Tal vez alguien que tenga facultades espirituales sumamente despiertas, con un entendimiento lúcido que sea capaz de trascender las pantallas de información y acceder directamente a la luz de la conciencia cósmica (o algo así) pueda saber sin lugar a dudas lo que está pasando. Pero la mayoría del mundo no tiene forma de hacerlo, y aunque algunos hacen bien en guiarse por su intuición, son muchos los que se guían por lo que escuchan y ven en los (nuevos) medios.

Que las agencias de inteligencia –como la CIA– han estado ligadas a la diseminación de la creencia en los extraterrestres ha sido documentado por Lynn Picknet y Clive Prince, quienes en su libro “The Stargate Conspiracy”, muestran una clara relación entre los programas secretos de la CIA y las supuestas canalizaciones de los extraterrestres conocidos como el Grupo de los Nueve. Lo que sugiere que la CIA, al menos una de sus facciones, ha estado involucrada en esparcir la creencia en la existencia de seres extraterrestres desde hace décadas.

Existe también la conspiración que se ha llamado “Blue Beam”, un supuesto proyecto secreto de tecnología holográfica que simularía la llegada o invasión de extraterrestres de forma masiva para influir en la psique planetaria y poder implementar un nuevo orden mundial –ya sea bajo el liderazgo de estos “dioses” extraterrestres o en contra de ellos agrupando al mundo in extremis. No existe evidencia de este proyecto, pero ciertamente es una teoría interesante que ahonda en esta práctica común de “eventos falsa bandera” (como aparentemente fue el ataque del 11 de septimenbre del 2001).

Probablemente este artículo no ha aclarado mucho las cosas sobre lo que sucede en el panorama planetario ¿quién podría hacerlo?, pero quizás sirva para tener un ojo crítico en torno a este tipo de temas.  Es posible que creer en lo que sucede en el tablero mundial de la TV y en los medios mainstream sea aún más fantástico que creer en naves extraterrestres que se acercan al planeta, pero lo importante es que, creas lo que creas, sepas como llegaste a esa creencia y que sea algo que resuene con tu propia conciencia –aunque para hacer eso quizás tengas que depurar muchas capas mentales.

Mientras tanto quizás no sea impráctico acercarte a este tipo de información como se acerca uno a una novela de ciencia (meta)ficción, fascinado por sus paisajes fantásticos que hacen volar la imaginación y que además nos hacen cuestionarnos nuestra propia realidad. Sabiendo que lo que imaginamos, lo que alguien más imaginó, puede dirigir su rayo en el espejo y materializarse en tu realidad. Después de todo, como dijera Buckminister Fuller, la tierra es una nave espacial y esto es un viaje.

Fuente: http://pijamasurf.com/2011/08/las-tres-naves-extratererrestres-que-se-acercan-a-la-tierra-o-como-se-construye-la-desinformacion-en-la-web/

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.325 seguidores